Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Tres días para recordar

Hoy el día fue muy hermoso, y me encuentro muy feliz por lo que me pasó, tanto que me he decidido a escribirlo. Pero la historia no comenzó hoy, sino que empezó en la tarde del sábado (hace 3 días). Mi nombre es Lidia, soy una chava que se preocupa mucho por su imagen personal, acabo de cumplir los 18 años el pasado viernes y he sido modelo para la televisora local. Estudio en la facultad de Licenciatura en Ciencias Políticas y me llama mucho la atención la política desde que era muy pequeña quizá por eso mismo no soy la típica niña insulsa de los fresitas como toda la gente con la que me llevo. He tenido varios novios a lo largo de mi vida, a varios los he llegado a amar pero todos ellos han roto el encanto cuando me doy cuenta de que lo único que desean es mi cuerpo y no a mi. No soy una chava que le gusta presumir por su figura, pero para ser modelo he tenido que ir creando mi figura con extenuantes horas en el gimnasio y con una dieta que sigo como reloj, mas que nada mi disciplina me ha hecho tener el cuerpo que tengo. Mi cabello es largo y negro, me llega hasta la cintura y como se cuidarlo bien pues se ve muy liso y suave. Mi piel es blanca totalmente, nunca me ha gustado estar bajo el sol así que no estoy bronceada y mi piel es color blanco lechoso. Mis ojos son color verde claro, mis ojitos son lo que mas me gusta de mi misma físicamente. Con respecto a mi cuerpo pues una descripción un poco personal pero ahí va. Soy de estatura normal para una chava (entre 1.65, 1.68) y soy delgada, mis medidas son 88, 59, 91. Mis senos están muy bien curveados y a pesar de ser algo pequeños son redondos y paraditos, mis pezoncitos están justo en el centro de mis senos. Son pequeños, rozaditos y es una de mis partes mas delicadas, en especial porque casi siempre tengo el problema de que se me paran de mas y se dejan ver aunque traiga el bra lo cual me llena de pena, pero me gusta la expresión en los rostros de los chavos cuando admiran lo que nunca podrán tener. Mis piernas son largas y atléticas, pero no solo con firmeza, es decir no soy la típica chava llena de músculos. Subiendo mas y mas arriba esta mi orgullo, mi traserito. Es lo que mas le gusta a la gente de mi, quizá porque soy de caderas anchas y lo tengo levantadito, aun así nunca a sido tocado por nadie. Mi parte mas intima y delicada es mi vaginita lugar que por mi suma limpieza siempre tengo bien depilado y como es mi lugar mas intimo siempre esta limpio, nunca he sido tocada por ningún hombre ahí así que es el santuario prohibido que nadie nunca a llegado a tocar. Todo esto me ha causado problemas con chavitos que han querido andar conmigo, pero digamos que nunca he sido tan tonta como para dar lo que me parece ser el regalo mas preciado para alguien que tiene la mente tan inmadura que ni siquiera intenta conocerme primero antes de intentar algo mas.

Era el sábado por la mañana mi amiga Blanca (mi mejor amiga) me invitó a una convención de comics aquí en Monterrey, porque su novio trabaja para una editorial que hace comics así que nos contrató a las dos como modelos para su el stand de su comic. Mi amiga Blanca también es estudiante igual que yo y tiene un cuerpazo quizá mejor que el mío. Ella es de piel morenita, pero no a tal grado que es indistinguible en una sombra. Su cabello es chino y originalmente cafecito oscuro, pero hoy por la ocasión se lo pinto de color rojizo y no se veía nada mal. Como vamos al mismo gimnasio me a tocado bañarme con ella en las duchas así que e visto bien su cuerpo (no con ningún propósito de atracción, sino que simplemente admiro el contorno de su figura). Sus piernas son atléticas y tiene un trasero bonito y bien definido. Pero lo que mas me impresiona es que sus senos son muy grandes, creo que debe de medir por lo menos 98 de senos. Lo mejor es que como ella también hace mucho ejercicio los tiene muy bien delineados y muy paraditos. Sus pezones son muy grandes y morenitos también, le he visto las marcas de las travesuras de su novio alrededor de ellos así que me imagino que es una chava que se divierte mucho con esto del sexo, pero como es mi mejor amiga ella su vida y yo con la mía. Ese día las dos llevamos un traje distinto vestidas como algún personaje del comic. El traje de ella era un spandex blanco con una línea que le pasa por todo el centro de su ropa. Era de mangas cortas y como era de una pieza le llegaba hasta como dos manos arriba de las rodillas. En pocas palabras todos los chavitos que andaban ahí hacían fila para comprar el comic mas que nada para poder ver el hermoso espectáculo de mi amiga. Yo iba vestida con un top rojo, unos shortsecitos azules pegaditos y unas botas rojas altas, de hecho me veía muy cute con ese atuendo aunque cínicamente estaba casi desnuda. A la mitad de la tarde me aburrí y nos dijeron que podíamos pasear por la convención si repartíamos volantes del comic, así que como staff salí a hacer mi trabajo. En cuanto salimos sentí las miradas de todos sobre mi, pero no era una sensación nueva, eran solo un montón de adolescentes comprando comics en stands y pues ninguno era algo que me interesara. De repente vi un área en el lugar que me llamo la atención porque se me hizo extraño ver algo así.

En esta área habían muchas personas sentadas en sillas alrededor de una mesa, con unas hojitas y tirando unos daditos medios curiosos mientras platicaban de algo. Me acerque para hacer como que repartía los volantes y enterarme de que se trataba todo esto cuando vi que habían una mesa con unos chavos vestidos de negro oyendo a uno hablar con ellos. Me intrigó todo esta especie de juego y me acerqué, además de que siempre me ha llamado la atención la subcultura gótica pero por el medio en el que yo me desarrollo el ser gótica es algo que mis papas nunca permitirán. Me acerqué y un tipo gordo se me acercó para intentar sacarme plática, pero lo usé para que me explicara de que trataba esto y después me presentó con los que estaban jugando, me trajeron una silla para que me sentara y viera el juego y si yo quería después entrara a jugar. Aparentemente dios escogió el lugar donde me tenia que sentar porque me senté justamente al lado del chavo que mas me había llamado la atención. Era un chavo que cuando lo vi pensé que tenia aproximadamente 18 años pero cuando lo oí hablar supe que debía de tener como 19 porque decía cosas que los demás no podían decir con tanta pasión igual que el. Tenia cabello largo y negro, le llegaba hasta los hombros y estaba un poco descuidado, pero la verdad eso me gustaba mas, porque si lo hubiera tenido sedoso como que un chavo no se preocupa tanto como una chava acerca de su cabello, así que de esa manera sabia que no era gay. Estaba todo vestido de negro con unas bandas de piel que le cubrían todo el brazo y se veían muy bonitas, como las del guitarrista del grupo Morbid (mi grupo favorito después de Rammstein).

Traía unos pantalones negros y ajustados y sobre ellos se dejaban ver una botas negras de motociclista. Su cara era limpia y cuando lo vi por primera vez note que sus ojos eran negros y profundos, muy descriptivos. Todos ellos aparentemente estaban jugando un juego de vampiros que es un juego narrativo, yo vi solamente un libro grande que decía Vampire y me empecé a sentir bien porque como lo decía soy una amante de la cultura gótica y pues e leído varias obras de Vampiros de diferentes autores. Ninguno de los chavos que estaban ahí me veía bien o se preocupaba por que yo estuviera ahí, así que no me sentía muy a gusto entre ellos y no quería estorbar. En eso este chavo volteo y me vio, lo cual conteste con mi típica sonrisa para que viera que era inofensiva. A diferencia de los demás este chavo no se fijo en algo mas antes de mirarme el rostro y eso me saco mucho de onda. Ese día fue curioso porque me arregle las uñas durante 1 hora para que se vieran bonitas con unas chispitas de colores plateados que había comprado, ni siquiera mi amiga Blanca me dijo algo acerca de eso y eso me había desanimado un poco. Pero recuerdo bien que lo primero que este chavo me dijo fue que mis uñas se veían muy padres y eso me hizo sentir muy bien y mas porque lo había dicho él. Comenzamos a platicar y como que él noto que yo no estaba entendiendo nada y como nadie me quiso explicar él mismo me empezó a hablar acerca del juego. Me dijo que era un juego de rol y que trataba de vampiros, cosa que ya me había imaginado, pero lo que me sorprendió era la fluidez con lo que me decía cada cosa acerca del juego porque citaba a mis autores favoritos como Stoker, Rice, Byron y nunca había conocido un chavo que le gustaran esas cosas y que compartiera tanto conmigo tan libremente sin estar buscando algo de ante mano. Le empecé a hacer preguntas y cuando no entendía yo algo movía los ojos como seña de que no captaba lo que me quería decir y el lo volvía a explicar solo por mi. Me hizo sentir muy especial porque fue el único que se me acerco a pesar de que tuvo que dejar de jugar. Cuando yo empecé a hablar con él ya bien, le empecé a hacer preguntas personales como el como se llamaba. Me dijo que se llamaba Luis y quizá como algo muy tonto me di cuenta que nuestros dos nombres empezaban con L y se lo dije, aunque se me hizo algo muy tonto decirlo en el momento el me sonrió y me dijo que yo era una buena person hizo saber que él no quería ser un cualquiera en el futuro porque esa carrera es la de mas prestigio en esa universidad. Me di cuenta que él era muy parecido a mi así que eso me gustaba mas, el único defecto que le halle es que no le gustaba Rammstein como a mi, pero le gustaba mucho Morbid y muchas otras bandas de Heavy Metal así que eso me llamaba mucho mas la atención.

Recuerdo bien que cuando ya nos íbamos él se puso debajo de la tarima que era parte del stand esperándome y pise mal al bajar los escalones y caí sobre él, solo que su cuerpo amortiguó el golpe porque se vio rápido y me tomó en sus brazos con fuerza antes de caer. Me mantuvo abrazada en ese pequeño momento y levante la vista para ver sus ojos y darle las gracias, cuando vi su rostro tenia una sonrisa dibujada y me gustó mucho la forma en la cual me preguntó que si yo estaba bien. A lo cual no supe como contestar así que tome su mano y le plante un beso en la mejilla derecha. En ese momento él me abrazo y me dijo que esa era la mejor recompensa que alguien le pudiera haber dado, lo cual me encanto como cumplido. Después de esto, me acompaño a mi casa y ahí le escribí en un papelito color rosa mi nombre, mi teléfono y mi cuenta de messenger.

Toda la noche me sentí muy caliente y me acordaba de sus ojos cada vez que cerraba los míos. Como tengo mi cuarto propio que esta alejado de los demás, esta vez cerré con candado y me vi en el espejo durante una hora hasta la medianoche, estaba totalmente desnuda. El calor pasaba por todo mi cuerpo hasta que no me pude controlar mas. Baje dos de mis dedos de mi mano derecha y empecé a tocarme la vagina con un movimiento circular sobre mi clit, mientras con la otra mano empecé a tocarme el pezón de mi seno derecho. El pensamiento de que Luis podía estar conmigo en ese momento haciéndome suya era lo que me llenaba de lujuria como nunca antes lo había sentido. Me toqué durante mucho tiempo hasta que el movimiento empezó a hacerse como un ritmo acelerado que me producía un gran placer. No se porque, pero no quise terminar ahí yo sola, así que me detuve de repente y me acosté a dormir.

Mi sueño fue la continuación de el final de esta noche porque soñé que yo estaba vestida de negro al lado de Luis y que el me proponía que nos casáramos y durante la noche de bodas tenia mi primer orgasmo. Fue un sueño tan hermoso que lo escribí en cuanto desperté a la mañana siguiente. Luis me daba su calor por todo mi cuerpo y me besaba por todos lados, fue lo mas romántico que pude haber sentido en un sueño, tanto que estaba dispuesta a que se hiciera realidad.

Al día siguiente fui de nuevo a la convención, pero esta vez ya no fui por parte del trabajo, sino que fui por mi propia voluntad para buscar a Luis y estar con él un rato, además de que iba con la barra de estaba ahora nada mas acompañando a Blanca. Fui vestida esta vez totalmente de negro, con botas altas, un pantalón de cuero negro y un top negro con rayitas grises que me encontré entre toda mi ropa. Luis no llegaba y empezaba a perder las esperanzas de que llegara así que acompañe a Blanca a que se cambiara en los vestidores. El cuarto estaba vacío y Blanca entro a uno de los vestidores, la verdad me empecé a sentir muy caliente en cuanto me vi en el espejo así que ahí mismo voltee hacia todos lados a ver si no había nadie mas y me metí a un vestidor para continuar con mi fantasía de la noche de ayer.

Me baje los pantalones y empecé a darme placer de nuevo de la misma manera con los dedos, esta vez cada vez mas y mas rápido. Pensaba en la voz de Luis hablándome al oído y diciéndome que era la mujer mas especial de su vida, diciéndome que yo era la única para él y que quería cuidarme eternamente. Después de eso me empecé ya no a solo frotar el clit, sino que ahora empecé a introducirme los dedos, poco a poco y cada vez mas rápido. Se sentía muy rico así que continué y empecé a respirar mas aceleradamente hasta que llego el punto donde empecé a jadiar sin preocuparme por que me oyera alguien. Sonaba como una mujerzuela pero no me importaba porque estaba sintiendo lo mas rico que alguna vez pudiera sentir en mi vida. Y en ese momento cuando casi me iba a venir toda, Blanca abrió la puerta del vestidor viéndome agarrando toda mi intimidad. Me sentí muy avergonzada pero no sabia que hacer así que intente cubrir mi acto y me detuve, pero la mirada de Blanca se me hizo sospechosa porque cerro la puerta detrás de ella mientras me decía que tenia suerte que solo ellas dos estuvieran en los vestidores porque de haber sido alguien mas hubieran llamado a la policía por tal acto de exhibicionismo. Me hizo sentir peor eso que me dijo pero cuando me disponía a levantar los pantalones, vi que ella se empezó a quitar su trajecito amarillo de heroína de comics sacando sus enormes senos ante mi. Esto me frikio toda, yo no era lesbi, pero ella era mi mejor amiga y la verdad siempre había sentido admiración por su cuerpo que en secreto siempre quise tocarlo como si ella fuera un hombre. Blanca me dijo que no tuviera miedo porque todas las mujeres se masturbaban una vez en la vida pero que ella necesitaba enseñarme como debía de hacerlo bien para llegar en el momento de éxtasis. Vi como se desnudó completamente y empezó a masturbarse de una forma tan hermosa que me quede atónita, su cara era de placer total y esto me excitaba mucho porque era ver la cara de una persona en el momento antes de un orgasmo. Sus senos brincaban de una manera muy espectacular así que no se que fuerza me poseyó para hacerlo pero me le acerque y le empecé a besar toda la cara hasta llegar a sus labios. En ese momento mientras ella se masturbaba yo le empecé a agarrar sus hermosos senos con las manos, eran dos melones hermosos y ya muy maduros. Eran suaves y lindos tan lindos que tuve que saborearlos. Baje hasta chuparle cada centímetro de sus enormes tetas y al parecer esto la excitó tanto que empezó a gemir con fuerza hasta que ella se termino viniendo a la altura de mi estomago. Cuando volteé a verla vi que sus manos iba directamente hacia mi vagina, pero las quite antes de que llegaran. Ella se enfadó en ese momento y me preguntó porque si yo le ayude a ella, porque ella no me podía ayudar a mi. A esto yo le conteste que yo no quería que así fuera mi primera vez así que le dije que quizá después en otro momento. Blanca me conoce desde hace mucho así que no se enojo tanto y después de vestirnos nos fuimos de los vestidores.

En cuanto salí me encontré con Luis, lo cual me hizo saber que tome la verdadera solución ya que no eche a perderlo todo con mi amiga en vez de con la persona que yo quería estar. Luis estaba vestido con una camisa de vestir abierta que me permitía ver que tenia vello en el pecho, de hecho los dos juntos hacíamos una muy bonita pareja vestidos de negro y se lo dije. Luis me dijo que para él era igual el color con el que yo estuviera vestida porque para él seguía yo siendo yo y eso me hizo sentir mejor aun porque me decía con eso que yo era alguien para él. Blanca me dijo que ya se iba a ir al concurso de disfraces de la convención, al cual yo ya me había rehusado a formar parte en este día, así que salí con Luis fuera de la convención para platicar y le conté lo que paso con Blanca, y a diferencia de cualquier otra persona el no se altero ni dijo nada y me pregunto que si me había hecho daño a lo cual le conteste que no. No quise decirle el porque de porque Blanca había entrado a mi vestidor a masturbarse, pero le tome la mano y le dije que era la mejor persona que yo había conocido en toda mi vida. Luis se saco de onda y me dijo que el no podía decirme aun nada porque quizá no duraría nuestra relación si el segundo día en el que anduviéramos juntos ya fuéramos novios. Eso me puso a pensar mucho y quede pensando en que quería que esto fuera una aventura y quedara como ello, y como no sabia que opinaría él, pues se lo conté francamente. Luis me dijo que estaba bien porque el también ya me había idealizado y no quería que algún día pensáramos en nuestra relación como algo que empezó muy estúpidamente así que los dos aceptamos el reto como una aventura. Platicamos un rato mas y descubrí que Luis tenia 17 años y no 19 como yo pensaba, eso me gustaba aun mas porque siempre me ha gustado andar con gente mas joven que yo. Y entonces después de platicar fuimos adentro a anunciar nuestro noviazgo a Blanca.

Fuimos al lugar donde estaba el concurso de disfraces pero había mucha gente. La gente empezó a correr a la salida por donde nosotros apenas íbamos entrando y Luis me abrazó haciéndome a un lado para que no me golpeara nadie en ese momento. Me apartó de toda la gente y mientras estábamos abrazados lo vi tan tierno intentando protegerme que no tuve otro remedio mas que dejarme llevar por mi instinto. Bese a Luis justamente en la boca, su beso me supo a miel destilando del panal. Era lo que los dos queríamos, y ya lo teníamos, sin miedo a que algo pasara. Duramos mas de 15 minutos besándonos en ese lugar cuando me empecé a dar cuenta que sentía algo enfrente de mi vagina. Era Luis, estaba realmente levantado dentro de sus pantalones que hasta yo lo podía sentir, fue la cosa mas excitante empezar a fantasear con el tamaño de su miembro y mas porque nunca había visto uno directamente. Me empecé a poner muy caliente y donde estábamos aproveche que la gente ya se había ido para bajar las manos de Luis hasta mi trasero. Luis se sacó de onda y yo le dije con una voz muy suave en su oído: “Bebe, nunca nadie las ha tocado, pero tu eres especial para mi así que quiero que sean tuyas hoy mismo”. Luis me beso y me empezó a tocar todo el trasero haciéndome calentar demasiado. Sentía que su pene quería despedazar sus pantalones y los míos hasta llegar a mi rayita. A Luis le valió madres en ese mismo momento y me metió una mano en mi pantalón ajustado de cuero y me empezó a dar con sus largos dedos con uñas pintadas con esmalte negro. Esto era lo que yo quería así que deje que me diera y deje que mis gemidos fueran opacados por nuestro prolongado beso. Y en ese momento, fue la primera vez que tuve un orgasmo, donde me corrí adentro de mis pantalones de cuero. Me sentía muy sucia así que metí a escondidas a Luis al baño de las mujeres y ahí me empezaría yo a limpiar.

Antes de entrar al baño nos encontramos un letrero de Fuera de Servicio y lo pusimos en el baño para que nadie entrara. De esta forma me baje los pantalones de cuero para empezar a limpiarme mi conejito húmedo. Luis vio todo el espectáculo que le di y le encanto ver mis pantis de ositos rosas llenas de todo mi jugo, en ese momento me las quite y fui por un poco de papel para limpiármelo, pero justamente cuando me lo iba a limpiar, Luis se me acerco y me empezó a besar desde atrás y empezó a descender hasta llegar a mi vaginita. Luis me subió sobre el lavabo y me empezó a lamer toda la vagina excitándome mas y mas, me estaba poniendo bien caliente, sentir su lengua una y otra vez limpiándome la rayita era la cosa mas rica que yo podía sentir. En eso Luis se levanto y me empezó a besar de nuevo mientras me masturbaba con una mano y se quitaba los pantalones con la otra. Me hizo venir por una segunda vez entre una gran corriente de gritos y gemidos, que lo excitaban a el demasiado y hacían que mi vagina se lubricara mas y mas abriéndose a lo ancho. Las olas que salían de mi vagina saltaban por todos lados, haciéndome sentir como la mujer mas afortunada del mundo. En eso vi por primera vez un pene, debo de admitir que Luis era delgado, pero su verga era gruesa y larga. Yo quería que el sintiera lo mismo que yo así que me arrodille ante el y le dije : Bebe, voy a hacer que te calientes tanto hasta que ya no puedas mas. Metí su enorme miembro en mi boca como pude y con las dos manos empecé a jalarlo hacia delante y hacia atrás. Mi saliva lo cubrió todo de un momento a otro, mientras Luis me tomaba de mi cabeza con delicadeza y acariciaba mi cabello en ese momento. Luis se veía muy feliz mientras recorría su verga con toda mi lengüita y sentía que se paraba un poco mas mientras lo hacia mas rápido así que empecé a mamarlo mas y mas rápido, hasta que un liquidito salió primero cubriendo su cabecita, la verdad no me dio asco tragármelo porque a Luis no le había dado asco tragarse el mío. Entonces paso, cuando sentí dentro de mi boca un gran chorro de leche que se disparo dentro de mi boquita y me lo trague como pude siendo que no sabia muy rico que digamos. Luis se arrodillo hasta llegar a mi nivel y me intento besar y yo le dije : No bebe, deja me lavo la boquita primero porque me ensucie y me dijo que él no me tenia asco de ninguna forma de mi y apasionadamente me tomo y me beso por mucho tiempo. Luis se quito la camisa revelando un montón de cicatrices y note que una de ella decía Lidia y me explico que el día anterior el se había cortado mi nombre mientras se masturbaba y eso me hizo sentir muy excitada y quizá por la mamada que le di me excite a tal grado que me corrí por una tercera vez. Luis noto que se me notaban todos los pezones a través de la ropa así que me quito el top y tiernamente me abrió el bra y empezó a acariciar mis pezoncitos parados. Me empezó a besar el pecho durante mucho tiempo mientras me daba mordiditas y pellizquitos en los pezones y en todo mi pecho. Ya estábamos completamente desnudos cuando Luis se levantó y me ayudó a mi a levantarme y me puso de perrito con el pecho sobre el lavabo. Me empezó a lamer el agujerito de mi trasero y me dijo que estaba hermoso mi trasero. Luis me intento penetrar por ahí con su gran verga pero empecé a gritar de dolor porque su verga era demasiado grande, aun así me gustaba mucho ese dolor. Luis se detuvo y me preguntó si debía de contestar y yo le conteste : Bebe, no pares, nooo nooo no pares, porfaaavor, nooo, nooo no pares, síguele. Yo sentí que no me metió mas de la mitad de su verga pero esto me hacia sentir bien también así que deje que me llenara mi culito con su semen por esta vez. Después de que terminó, me dio la vuelta, me puso primero un beso en mi vaginita y después de eso me dijo : Esto es la muestra de que te amo Lidia. Le ayude metiéndome su verga en mi vagina, pero para nuestra sorpresa no cambia, mi agujerito era muy chiquito al parecer. Luis me tomo con su brazo por mi espalda y me dijo al oído : Hermosa, muérdeme el cuello y lo hice.

Hoy es Lunes, Luis esta dormido a mi lado en este momento, me hizo 7 orgasmos en mi primer día con esto del sexo y yo estoy agotadísima. Los dos tenemos una herida que recordaremos con mucho gusto y pues somos novios por ahora sin importar lo que pase mañana. Le comentare a Luis que si a la próxima se nos puede unir Blanca a nuestras travesuras, después de todo yo no tengo las tetas como ella y será divertido para mi hombre embestir a dos mujeres al mismo tiempo…

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*