Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi amiga Lily

En el principio, estaba solamente viéndola, como se movía de un lado al otro de la habitación, de pronto soltó un suspiro y me dijo, por favor solamente quiero que lo hagas de la forma que me lo has pedido desde hace tiempo, pues dentro de mi solamente imaginaba su cuerpo desnudo desde que una noche por error nos quedamos dormidos en el sofá de su casa, su nombre era lilian, era una virgen hermosa, con protuberantes seños cubiertos siempre por un sostén sensual y excitante, cada vez que tenia la oportunidad de estar con ella solamente pensaba en lo suaves que debían ser y en lo excitante que era verlos, bueno en fin esa noche mientras hablábamos, y veíamos televisión, pasamos un canal con películas un tanto provocadoras, sobre todo para un par de jóvenes un tanto atraídos sexualmente uno por el otro, ella solamente paso el canal y sin dudarlo viéndome de reojo, lo volvió a sintonizar, lentamente empezó a acariciar sus muslos, cubiertos con un pantalón de tela un tanto suave, empezó a excitarme el hecho que lo hiciera como si tuviera mucha experiencia y sobre todo como si yo no estuviese allí, en fin ella empezó a desabrochar su blusa, mirándome de reojo, me pregunto si me atraía y si quería saciar todos mis deseos en ella, a lo que ni siquiera respondí, solamente empecé a acariciar sus muslos, poco poco empecé a subir mis caricias por sus caderas y acariciando su vientre, empezó con sus manitas a desabotonarme la camisa, estaba con una sudoración leve en su frente, lo cual me hacia imaginar que su vulva estaría tan húmeda por las secreciones vaginales que emanaban de ella, mientras ella desabotonaba mi camisa, yo estaba ya quitando su blusa, casi transparente que permitía ver su sostén color piel, que se confundía con sus senos, pero que marcaban sus pezones, hinchados y duros detrás del mismo, lentamente empezó a acariciar mi pecho y solamente podía escuchar como susurraba a mi oído, hazme tulla una y otra vez, mientras desabotonaba mi pantalón, y me acariciaba el pene, haciéndome fantasear con penetrarla.

Me pregunto que pensaba, y le respondí un poco apenado, que solo deseaba penetrar en su vagina virgen, introducir mi miembro de forma tal que solamente deseara mas y mas, mientras decía esto, ella se levanto del sofá, se quito el pantalón, ella estaba dándome la espalda y crean si les digo que jamás había visto una tanga tan húmeda como la de lily, terminando de remover su pantalón procedió con el mío, al ver mi pene erecto detrás de mis interiores, empezó a acariciarlo de forma extraordinaria, me veía mientras sus deditos pe tocaban los testículos y subían lenta pero firmemente hasta llegar a la punta de mi glande, ella solamente me miro y me dijo con voz sensual “dame tu leche” a lo que inmediatamente me quito los interiores, tomo mi pene con una mano y empezó a lamer delicadamente todo mi miembro, empezando desde la base de mis testículos, parecía que estuviera comiéndose un helado, su forma de lamer y de morder con sus labios, me izo tener la erección mas grande de mi vida hasta ese entonces, lentamente empezó a acariciar con la mano que tenia libre la base de mi pene y con la otra, en un movimiento al unísono con sus labios a introducir y sacar mi glande de su boquita, sentía como se excitaba cada vez mas, hasta que en un movimiento que hizo con su lengua, me llevo a darle todos mis fluidos, ella no supo que hacer con mi semen que solamente siguió lamiendo mi glande y chupando hasta que termine de expulsar hasta la ultima gotita de semen dentro de su boca, ella lo trago no antes de jugarlo dentro de su boca, allí en esa posición solamente abrió su boca y al ver su interior blanco por mi eyaculación, se levanto y mientras se levantaba, lo tragaba con aparente satisfacción.

Esto sabe algo raro pero esta rico, nunca pensé que me lo fuera a tragar exclamo mientras se limpiaba los labios y me daba el beso mas apasionante de mi vida, lily nunca había estado con alguien antes que yo y siendo sincero, era también mi primera vez, es por eso que ese preámbulo me pareció tan exquisito.

Bueno sin hacerme esperar, la tome por detrás y la abrase, estaba ardiendo y sudando, ella olía a mi pero también emanaba un aroma mágico y muy particular, la habitación al no ser tan grande creo que adquirió un aroma muy concentrado y excitante, locuaz me inspiro a abrazarla y quitar lentamente el sostén que detenía a sus pechos, sus pezones estaban hinchados y duros, sus senos igualmente firmes, solamente me excitaban aun mas, lentamente empecé a tener otra erección, lentamente empecé a besar su cuello, so espalda, sus nalgas y sus muslos, mientras la volteaba para tenerla totalmente de frente, empecé a acariciar sus piernas y a subir tocándola suavemente, repase cada línea de su cuerpo, desde sus dedos hasta la hendidura mas profunda de su cuerpo, antes de tocar su vagina, solamente acaricie su ingle, a lo cual respondió con un suspiro y un escalofrió leve muy visible, acaricie su cuerpo y lo bese, lentamente, con mis labios empecé a remover su tanguita, con mis dientes quite esa prenda humedecida y aromática de su cuerpo, recuerdo que cuando mi nariz acaricio su vulva y su clítoris, aparentemente húmedo solamente se rió y note como segrego mas fluidos, era increíble como una mujer podía llegar a tener tanto para ofrecer, solamente lamí sus labios lentamente, en movimiento circular y es que yo sabia pues en un par de ocasiones había visto un par de películas muy educativas a ese respecto.

Empecé a acariciar su vagina y su clítoris, lentamente empecé a rozar mi pene erecto en su trasero y como si nada se tiro al sofá, con sus piernas totalmente abiertas y una vagina que segregaba un liquido excitante, sin mas le cogi las piernas y lentamente con su ayuda introduje mi pene en su agujerito, estaba tan excitada que después de gemir un rato, solamente empezó a respirar tan fuerte que un suspiro profundo la llevo a un orgasmo, nunca había sentido el palpitar de una vagina en pleno orgasmo ni la humedad de la misma, pues expulsaba liquido en fuente, por lo que eyacule por segunda vez, ella solamente me pidió que no dejara de tocarla de besarla y de penetrarla, solamente recuerdo quedar totalmente bañados en semen, sudor y fluidos vaginales.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*