Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Profe de penetración

Hola, aqui les cuento lo mas erotico y mas profundo que tuve. Pero este es una historia real. y no te doy mi nombre por que me podrian meter a la carcel. Resulta que como profesor de quimica y fisica, trabajo en un colegio para señoritas, justo vine a esta ciudad por el trabajo. Me habian escogido a mi por mi intachable moral, y mi conducta decente (decente?). Asi es.

Era los ultimos dias de clases y casi la mitad de mis alumnas que son bien movidas, no habian asistido a la mayoria de mis clases, asi que tuve que jalarlas en el examen final. Te conté la de la vez pasada. Esto es lo que sigue.

Resulta que Susan, una de mis alumnas de 15 años habia estado desaprobada a tal punto que si no aprobaria quimica tendria que repetir el año. Entonces la invité a mi casa a que hagamos un repaso general. del curso. Claro que le pedí un dividendo especial. Cuando llegó, 30 minutos antes, me encontré bañándome despues de todo lo que paso con Marcela en la tarde.
Sali -¿quién es?- pregunté.
Yo, profe..-Era Susan..-Pasa- le dije.
Yo estaba con mi toalla en mi cintura asi que procuré que se dirigiera al estudio sin que me vea.
-Ya regreso- le dije. – Me voy a cambiar.
Estaba en mi cuarto poniéndome mis trapos internos.. pero empezé a ponerme exitado recordando el tiempo espectacular que tuve con una de mis alumnas..

Bueno yo me vestia. Lo que no me voy a perdonar es haber dejado mis revistas eroticas en uno de los cajones del escritorio. Asi que dirigiéndome a mi estudio la encuentro a ella envelezada con las revistas. Nunca había visto una de ellas me pregunto. En eso esta chiquilla. Empieza a subirse su mini escoseza a cuadritos para sobarse un poco sus labios vaginales.Yo la veia de espaldas pero sabia bien que estaba haciendo. Ella empezó a gemir lentamente mientras se acariciaba
con cada vez mas energia su sexo. La vi a ella su truzita esta a la altura de sus rodillas pero su falda cubria sus nalgas.
En eso no me contuve. Me acerqué lentamente y en silencio a ella por detras. Mi verga estaba bien dura (nuevamente) -ujummm- murmuré. Ella se volteo asustada. y en ese momento no sabia como subirse nuevamente sus interiores.
Me acerque más a ella y tocándole los hombros le dije -ya estas lista – me referia yo a estudiar. -pero ella entendió otra cosa – SI – me dijo con un susurrante y gemido voz.

Su boca se aproximó a la mia, nos empezamos a besar y a tocar. Como ella era delgada y bajita. Tuve que inclinarme un poco. Fue cuando ella me tomó del cuello me abrazo yo me erguí y ella quedó con los pies colgándole. Acaricié sus nalagas bien formadas y las apretuje a mí. Ella automáticamente subió sus piernas. Fue cuando me aproximé hasta mi habitación. No podía ver donde está solo al contacto me dirigia a ese lugar. La acosté en la cama, le quité su blusita que aún estaba la insignia del colegio y acariciaba sus muslos morenos. Fue allí cuando yo me acosté y ella de puso encima mío. Me bajó el pantalon y me lo empezó a mamar. Ella sinceramente no sabía, pero era de las chicas que me gustaba.
¿esta bien?- me dijo..
-sigue no mas -proferí
Luego de ese momento la empuje a la cama besaba sus pechos duros, su ombligote oloroso. Lo chupaba con mis fuerzas. Para que se diera cuenta lo que le esperaba más abajo.

Le subí su mini, le bajé un poco sus pataletas y se lo empezé a chupar. Con gozo ella gritaba y gritaba sin cesar. Ella me estiraba el pelo, cosa que nome gustó. Yo tenia el dominio de todo lamiéndole el clitoris. Ella gemía.
Fue cuando tomando de sus caderas la volteo -no!- me dice.
¿que cosa, no?- le pregunté.
Por ahí no -me dijo.
Solo te voy a besar – le dije-
Entonces ella aceptó con sospechas-
La empezé a besar la espalda luego empezé a bajar poco a poco, fue genial.

Bajé hasta sus nalgas y las besaba sin cesar. Dejando de besar sus nalgas me levanté. Ella me dijo -¿ que sucede?- a la vez que ella se colocaba en cuatro.
wao!! – grité.
Pero tienes un hermoso anillo -le dije
ella me dijo – ¿y que es eso?-
Fue cuando ella de espaladas y con su lindo culito diciendome “por aqui”.La tomé. Mi vergasa estaba bien dura.y su culito no le había pasado nada de nada y tan pura. Puse mi glande en su culito.y con mucho esfuerzo y dolor entró solo la cabezita roja. Ella grito- y se quiso safar.
Yo le dije- quieta muñeca- se lo quité y acariciando sus vagina, obtuve un poco de su cremita y se la unté en su potito. Fue cuando mi clande entro con mayor facilidad. -Ahhhhyy!! -Gritó.
Para ella ya era tarde Bombeando y bombeando logré meter todo mi muñecón. Ella gritaba y gemía a ritmo de mis pujes.
Sufre sufre- le decia.
Fue cuando se me vino. No tuve tiempo para quitárselo, tampoco lo quería hacer, asi que la llené por detrás.
Ella me pregunta -¿por qué siento algo caliente?-
Yo solo empezé a chupárselos nuevamente. Y a clavarle por la normal.

Lo haciamos de pie y en la cama. Mis dos grandes manos cubría todas sus respectivas nalgas. fue genial. Habiendo acabado, ella se vestia, yo lo hacia, fue cuando me volvi a exitar y le dije -Susan, por un A+ – y le mostré mi verga.
Ella me lo mamó con mayor experiencia.
Aprendes rapido – le dije.
Mis dedos cruzaron por su culito redondo. y empezé a meterle el dedo mas largo por su trazero.
Lo sentia bien calientito esa zona.
Ya?- me dijo
E inmediatamente la volteo- ahora me toca- y se lo volví a penetrar por detras.

Asi fue que me fui con ella hasta la puerta ella mirando el piso y yo reventándole el culo. Casi en la puerta. Se escucha tocar a alguien.
¿quién es?- pregunté con cierto disimulo.
Soy la mami de Susan, ¿esta ahí? – respondió la voz.
Mi madre! – Gritó Susan.
¿Eres tu, hijita?- dijo su madre.
Si, señora esta aqui, ahora sale.- le dije
Ven- dije- vamos a segundo piso para que le digas que vas a salir pronto.
Fue cuando ella me dijo: -Pero primero saca tu pene de mi culo –
ah perdon – le dije.
Ella salió de prisa al patio y en el camino se le cae sus pantaletas. Yo la levanté del piso y estaba humeda, y con un olor exitante. Subiendo para decirle que se le habia caído esto la vi hablando con su madre
por la ventana que daba sobre mi cama.

La vi nuevamente en cuatro. Me puse detrás de ella y le levanté la faldita nuevamente.
Ella le decia a su mamá – ya salgo, ya aprendí mucho con el profe-
Fue cuando se lo penetré nuevamente por su culito.
Querida, ¿qué pasa?- decia desde abajo su madre. Te veo que tienes un poco de dolor – le dijo
Sss ss si ma – ma-ma -ma-mi.
A ritmo de mis pujes la follé nuevamente – ya voy a salir- le dijo.
Pero, ¿qué te pasa hijita, por qué te mueves así? – le preguntó nuevamente.
Para los que no saben era un movimiento de atraz hacia adelante.
-No pasa nada, mami – dijo ella con un gemido.
En eso ella cerró sus nalgas y me dijo -más, más, quiero mas –
Su madre, que la veía sólo medio cuerpo, le dijo:
-Hijita, cuidado no te vayas a caer…-
Y si supiera la vieja que su hijita estaba bien enganchada y no queria soltarse. Fue cuando me corrí de nuevo por su “troya”. Ella aflojó sus nalgas y pude sacárselo. Se colocó su truzita humeda en el camino y se fue corriendo al estudio a tomar sus utiles. Yo bajé acomodándome los pantalones y le dije –
Te veo mañana.
Ella se acercó nuevamente y me besó en la mejilla.
Gracias, profe- me dijo.
Se fue corriendo pero esta rengueando.
Ya estoy aqui, mami – dijo ella, en la calle.
Pero te pasa algo, por qué caminas asi,- y es que ella no podia abrir bien las piernas para caminar.
Es que el profesor me enseñó algunas flexiones -le dijo.
Yo casi me muero de la risa. Y, bueno, así fue como terminó todo ese desbarajuste de sexo, inocencia y deseo.
Espero que les haya gustado.
Son recien las 8:40… y acaba de llamarme otra de mis alumnas. Erika se llama. Tiene un trazero increible… Es porrista y creo que hoy le toca sus sesiones de práctica. Por favor que no me venga en minifalda de porrita. Eso
espero..

Hasta luego, no me vayas a denunciar. je je

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*