Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Teza

Yo tendría 16 años, y Teza unos 15, nunca supe por que ese apodo, era muy delgada, morocha, y de un cuerpo bonito que remataba en dos piernas largas y bien formadas, no la conocía hasta que un día caminando por una plaza del pueblo, me atropello con su bicicleta, entre enojado y preocupado la ayude a levantarse, espetándole un poco político – Pelotuda mira lo que haces -, se levanto y con mas enojo que el mió me aclaro que no era ninguna pelotuda, que en vez de bolas tenia otra cosa, a lo que respondí, no se para que carajo te sirve, en el colmo de su enojo trato de pegarme, la tome de los brazos, y para hacerla enojar mas le pegue un beso en la boca, se sorprendió, pero lo contesto, dejándome sin saber que hacer, sentí su lengua dentro de mi boca, y su cuerpo pegándose al mió, afloje sus manos y de inmediato recibí un rodillazo en la entrepierna que me dejo doblado en el suelo.
Así comenzó nuestra relación, lógicamente yo quede bastante caliente, ya que ese cuerpo me puso al palo, al igual que su forma de besar, trate de encontrarla en diferentes lados, pero no estaba nunca, hasta que se me ocurrió volver a la plaza del choque y allí estaba con su bicicleta, me fui derecho, y la invite al cine, en esa época en los pueblos daban matinée, o sea una función a la siesta, acepto y ya en el cine empecé a tratar de avanzar con una mano por sus senos, grande fue mi sorpresa cuando Teza agarro mi mano y me la apoyo en su entre pierna, explore con los dedos, aparte su bombacha y comencé con un dedo a acariciar su clítoris, la vi agitarse, y acomodarse en el asiento en tal forma que mis dedos alcanzaron a penetrar en su concha, estuvimos así yo masturbándola y ella descansando la cabeza en mi hombro besándome el cuello casi media hora, después se recostó en mi regazo, saco mi pija y comenzó a chuparla y ponerla en su boca, eso duro poco, ya que en unos cinco minutos me vacié, ella trago la leche, y enderezándose me dio un profundo beso de lengua.
En las semanas siguientes seguimos saliendo pero no avanzamos mas allá de ella mamarme y yo masturbarla, hasta que como mis padres viajaban al campo la invite a pasar la tarde en mi casa, entro y en el living comenzó a desnudarse, recién entonces pude ver su cuerpo desnudo totalmente, sus tetas pequeñas pero bien formadas, su vientre chato, y unos pocos pelos que comenzaban a asomar en su concha, su culo era como dos melones duros y parados, realmente, pese a su edad tenia el cuerpo de toda una mujer, nos acostamos en un sillón, me podio que le chupe los pezones, ya que la calentaba mucho, lo hice mientras ella frotaba mi pene contra su concha, de golpe sentí que en la humedad de ella mi pija se perdía en su interior, se sentó arriba mió me cabalgo, penetrada gritaba y gemía como si se encontrase en trance, la acoste, puse sus piernas en mis hombros y comencé una penetración profunda, clavo sus uñas en mi espalda, sentí que se arqueaba, y me vacié en su interior mientras sentía que su concha se contraía en un orgasmo. Quedamos uno sobre otro como dormidos, pero tomo la iniciativa y comenzó a chupar mi pija, correspondí y empecé a lamer su clítoris, le gustaba, y apretó sus caderas contra mi cara, yo puse mus manos contra su culo, y note que me las guiaba al medio de ellos, así sentí su pequeño ano, que comencé a explorar con un dedo, pude darme cuenta que gozaba de esa forma y mucho, seguimos así hasta que tubo un orgasmo muy fuerte, yo ya estaba loco, y la tendí de espaldas, levanto cu cadera y la penetre de esa forma mientras con la mano acariciaba su clítoris, se dio vuelta y me dijo, no queres ponérmela por atrás, quede mudo, nunca había penetrado a una mujer por el culo, es mas Teza era la segunda mujer que tenia en mi vida, la otra fue una prostituta con la que debute; le dije que si, que me diga como, me pidió que le bese un poco el culo, tratando de penetrarla con la lengua mientras con la mano la seguía pajeando, introduje mi lengua varias veces en su pequeño anillo, después me dijo que le colocase dos dedos así lo hice, los saque y apoye mi pija contra su culo, me pidió que quede quieto que ella aria el trabajo para no lastimarla, empezó a pujar, y sentí como la cabeza de mi piza hacia ceder su anillo, no aguante mas y de un empujón la penetre, grito, pero se aferro de mi, así que comencé a bombear despacio, me pedía que le apriete las tetas y le acaricie la concha, al cabo de un rato empezó a gritar y jadear, me di cuenta que se iba, y sin poder aguantar me descargue dentro de su culo.

Descansamos y le pregunte como sabia tanto, se enojo, y se puso a llorar después me explico, que de chica a los ocho trabajaba en la casa de de un matrimonio, que cuando la señora no estaba el patrón se acostaba con ella, que primero la obligaba a chuparle la pija, después le chupaba los nacientes pezones y la conchita, con el tiempo comenzó a penetrarla por el culo ya que tenia temor a embarazarla o lastimarla, que le ponía un dedo entero en la concha, que la primera vez que la penetro por el culo, comenzó a colocarle un dedo después fue a la heladera trajo manteca, y le introdujo un poco en el orificio, que coloco todo el dedo, y comenzó a forzarla con la punta de la pija, que como lloraba, por un tiempo le ponía solo la punta de la píja y desagotaba su verga dentro de ella, que un día que la señora no vendría, cuando estaban así colocándole la punta con manteca, de golpe le pego un empellón y se la puso toda, que grito, lloro y sentía que le sangraba, pero que igual la siguió cogiendo hasta irse en su interior, que cuando trato de levantarse no podía, que tenia las piernas duras del dolor, que la tubo que llevar alzada al baño donde expulso leche y sangre en cantidad, después entubo tres días en cama con hemorragias, pero no pudo decir nada, cuando se sintió mejor se escapo y nunca volvió, pero que le quedo gustando lo de coger y que de vez en cuando lo hacia con algún amigo siempre mayor que ella.

Mucho tiempo seguimos encontrándonos con Teza, y cada ves me fue enseñando mas cosas, hasta que un día me pidio que consiga un amigo para cojerla entre los dos, que así lo hice, y con Pablo comenzamos a cogerla cada uno en un orificio, yo en el culo y el en la concha, yo en la boca y el en la concha y así sucesivamente, no había medida ni forma de tenerla satisfecha. Nuestra relación murió por agotamiento, se fue del pueblo y nunca supe más de ella.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*