Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi relación con maduros / Parte 1

Saludos a todos los lectores de sexy-cuentos, algunos ya me conoceréis, me llamo Yolanda, tengo 17 años, rubia con mucho tipo y me gusta seducir a la gente.
Mando los relatos desde el ordenador de mi novio, que me deja usar su cuenta de correo.
Mi anterior relato fue lesbico, pues este es de maduros, ahí va:

Era el día 27-12-04, salia con mi chico de bares por la noche, de repente le sonó el móvil, era su madre que quería que fuera a casa porque se encontraba mal y estaba sola ya que su padre estaba de noche, me beso me pago la copa y se fue.

Me quede en el bar hablando con el de la barra, un hombre de unos 48 años de estatura normal y parecía bien cuidado.

Empezó el la conversación diciéndome que me veía sola, y que me invitaba a una copa. Yo al principio no le hice mucho caso,pero después me lance a la acción.
Le eché unas miraditas estudiadas, el vino a la silla mía y me trajo otra copa gratis.

Yo no quería la copa pero la acepte.

Mas tarde vi llegar a otro hombre que hablaba con el de la barra, parecían muy amigos, este hombre era mas mayor que el otro, tendría unos 55 años.

Les observe durante un ratito y luego me decidí a acercarme a ellos, en el bar había muy poca gente y los pocos que había estaban saliendo ya.

cuando llegué a ellos me senté en la silla mas próxima, deje que uno de mis exquisitos pechos rozara la espalda y el brazo de uno de ellos, el cual me miro de forma apasionada. El de la barra me presento a su amigo, era abogado y todos los días se pasaba por el bar a esas horas, charlamos un ratito, echando algún guiño o algún gesto provocativo por mi parte, hasta que no quedo nadie en el bar.

Le dije que tenia que ir al baño, era mentira, porque me encontraba mal, el abogado se ofreció a acompañarme.

Cuando entramos en los servicios me arrime un poco a el, sentía su paquete en mi tanga, me acompaño al inodoro hice gemidos como si potara y cuando salí me dirigí al lavabo, me dispuse a lavarme las manos y deje que se me viera el tanga al agacharme, movía el culo de forma sexual para seducirle. Al cabo de un ratito pico, se aproximo a mi y me tocaba las nalgas y la cintura de forma sensual, yo me di la vuelta y le empecé a besar el no se resistía, cuando termine el me había quitado la camiseta y me estaba desabrochando el pantalón, me dirigí a su poya, baje su pantalón y le quite el calzón, allí estaba una gran verga a mi disposición, en ese momento el llamo a el de la barra, yo mientras tanto le daba lengüetazos en su aparato y al final me decidí a comer, el hombre de la barra entro y se quedo perplejo; me cogió del pantalón y me lo quito, igual hizo con el tanga; me empezó a penetrar, yo mientras tragaba la leche del abogado emitía gemidos de placer, tuve u! n orgasmo que el de la barra lo aprovecho muy bien, tras un largo tiempo así, el abogado empezó comerme los pechos, yo empecé a hacer otra mamada a el de la barra; que me dio mas leche, después me apelle en la puerta y los dos se lanzaron hacía mi, el abogado se estaba haciendo una paja en mis tetas y en mi cara y el de la barra se corría en mi cuerpo, estaba bañada de semen que intente aprovecharlo, luego tuve unos momentos de máximo placer ya que me penetraban por el ano y por mi concha.

Pasaron unos minutos y mientras el de la barra me penetraba el abogado puso su rabo en mis pechos y con ellos le empecé a masturbar, trague lo que pude y el de la barra paro de penetrarme, y dijo que tenia que cerrar el local por cuestiones legales así que me deje vestir por ellos que alternábamos algún chupetón y yo el vestí a ellos también bañándoles con mi lengua, cuando ya estábamos vestidos nos dimos unos besos y salimos del local.

YOLANDA

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*