Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Desde niña era muy caliente

Ella me rogó que lo hiciera por detrás, en su culo. La última y única vez que había hecho algo así no me gustó demasiado, pero Maria Fernanda era tan excitante y tan buena amiga que estuve dispuesto a intentarlo, y me alegro de haberlo hecho. Lubriqué su puerta trasera, mejor dicho, su entrada, con una vaselina que venía en un tubo. Ella se situó en medio de la cama a cuatro patas, cerca de la cabecera presentándome la redondez de sus nalgas y su ojete, invitándome a montarla como si fuera una yegua. El cuadro que se me presentaba era muy excitante. Sus dos agujeros a la vista, el morado capullo de su culo encima de los pelitos enroscados que rodeaban los labios rojos en forma de almeja de su coño. Su pequeño ojete parecía guiñarme, flexionando y presionando en anticipación ansiosa la invasión de mi erección. Le puse el glande de mi pene a la entrada de su cerrado círculo y lo introduje un poco, dejándolo ahí unos minutos. Podía sentir el latido de su excitación en la presión de su culo. Mientras me rogaba que la penetrara, sigue, segué!! Pipi no te pares ella me decía, la presioné suavemente por las nalgas con mis manos, para hacer más sensible la penetración para ella y para mí. Maria Fernanda pegó un largo y desgarrado grito lleno de placer y lujuria con una sensual sonrisa cuando le introduje mi pene erecto dentro de su lubricado culito. Yo sabía que tenía que ser muy cuidadoso, y me moví con gran precaución. Esto era lo correcto para ella y para mí. Maria comenzó a perder el control rápidamente, cuanto empecé a rozarle los nervios de su culo con mi polla, y la fricción de su esfinter contra toda la longitud de mi erección me estaba enviando a los cielos rápidamente. Maria se estremeció cuando comenzó el clímax. Su cuerpo entero tembló sin control durante todo el tiempo que le duró el orgasmo. Me mantuve bombeando cada vés mas fuerte y firme dentro de su culo, y ella siguió chillando. Luego sentí una corriente caliente que me erizaba el cuerpo haciéndome gozar. Con un gemido de satisfacción descargué mi semen dentro del culo de Maria y perdí mis sentidos en la tormenta de fuego que me producía el orgasmo. Al descargar mi esperma en su culo supe que estaba sintiendo la mejor experiencia de toda su vida. Después de hacer el amor con Maria Fernanda, empezó a mamarme la polla mientras yo le agarraba sus grandes y preciosas tetas ella me lo mamo y no paro hasta que mi verga se puso erecta nuevamente no aguantaba su boca y su lengua me estremezco cada ves que esa boca esta en mi verga, y ella lo sabe muy bien y no pensaba parar hasta hacerme acabar y lo logro sentí otro corrientazo e inunde su boca con mi tibio semen ella tomo un poco y lo demás lo roció como sí mi pene fuera una manguera en sus tetas no puedo olvidar su cara de felicidad manoseándose los pecho con mi semen fue todo un polvazo.

Este relato es parte de mi vida espero que las personas que lo han leído les guste y si quieren mandarme un comentario lo hagan a eliusbeloretohotmail.com yo les responderé.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*