Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

En la oficina tuve mi segundo encuentro

Hola como les va a todos los lectores, les quiero agradecer a todas las que me mandaron mail porque les había gustado el relato anterior de que le puedo enseñar yo?, bueno esta es la segunda parte o el segundo encuentro que tuve con ella, esta vez fue en la oficina del trabajo, como se acordaran trabajábamos en el mismo lugar y también somos vecinos, se dirán que es poco creible pero no porque son dptos. que financia el trabajo, ( yo creo que si ella lee esto se va a dar cuenta que soy yo, jajaja, pero no importa, se que le va a gustar).
Después del 1° encuentro que tuvimos, nos cruzamos un par de veces en el trabajo y en el ascensor y solo cruzabamos una que otra mirada complice, pero nada mas, la verdad para serle sinceros el encuentro que tuve con ella fue el mejor sexo que tuve en mi vida, pero no me volvía loco con volver a repetir, si se daba bienvenido sea, pero me sentía como que ya me había sacado las ganas, y no lo digo en una forma despectiva para nada, no quiero que se mal interprete saben lo que significan las mujeres para mi, pero como que había cumplido mi objetivo, retomando nuestro nuevo relato, pasaron unos meses yo seguía y sigo de novio, y mi vecina me enteré que empezó unas clases de TANGO, cuando me lo contó no saben la calentura que me agarro, de solo imaginármela, bailando, y haciendo esos movientos seductores que tiene el TANGO, con esas medias y esas polleras, no se imaginan como empezó a carburarme los ratones y con eso las pajas que le empecé a dedicar nuevamente, y entonces comencé a tratar de provocar que se dé otro encuentro con ella, por medio de mails, llamadas telefónicas, encuentros casuales en el ascensor, en la oficina etc, a todo esto ella siempre con una miradita y una sonrisita picara que me calentaba solo de verla, un día recibo un mail de ella que trabaja en el piso de arriba de donde estoy yo, donde me decía: “Hola como andas? Que es de tu vida? Tu novia? Etc”. Y así ese día fuimos cambiando mail, y subiendo un poco la temperatura hablando de nuestro encuentro y las ganas que teníamos los dos de tener otro encuentro, y fue como acordamos repetir nuestra experiencia pero esta vez en la oficina donde trabajo yo, y esa misma tarde…, no lo podía creer, a eso de las 17:00 hs. la mayoría sale para volver a sus casas, yo hago extras como hasta las 19:00 hs., y ella lo sabia, me dijo tipo 17:30hs. paso por tu oficina” preparate” me dijo en el ultimo mail que me había mandado, y así uno a uno mis compañeros se fueron marchando y yo ya estaba ansioso y excitado de tan solo pensar que se acercaba la hora de que llegue, comencé a preparar la oficina, les cuento que tenemos 3 oficinas una al lado de la otra y se comunican entre si con dos puertas hacia fuera, entonces salí, cerré una puerta con llave y la otra la deje abierta pensando en que lugar haríamos el amor en forma desenfrenada, y vi el escritorio del jefe con su sillón y dije listo ya se…..
Llegó la hora indicada y apareció ella, no se si era la calentura que tenía encima o la forma en que me había quemado la cabeza que la vi y me pareció hermosa, con una falda como hasta la cintura, una camisa blanca ajustada y el pelo recogido, le dije :
Pasa, ponéte cómoda, mientras la devoraba con la mirada.
Ella se sentó cruzó las hermosas piernas que tiene delante de mí, yo estaba en mi escritorio terminando de preparar unos trabajos, en cuanto se levanto y se poso detrás de mio y me comenzó a hacer masajes en la espalda y me susurraba al oído :”Porque no pones algunos de esos videos pornos que tenes?” y no dejaba de acariciarme y rozarme sus prominentes senos en mi espalda, puse unas películas que tenemos en el trabajo, mientras yo empezaba a acariciarle las piernas por detrás de la silla sin dejar de mirar el monitor y teniendo el escritorio de frente, apenas le puse la peli, comenzó a acariciarme en forma mas desenfrenada, a lo que le pregunte : “Linda estás muy calentita parece, hace cuanto que no te comen esa hermosa concha que tenés?”, a lo que me dijo:”La última vez fuiste vos, y solo me mantuve a pajas”
– Como que fui yo? Y tu novio? No volviste? A todo esto ya estaba agarrandome la pija que a este momento la tenía a 1000, pero siempre ella ubicada en mi espalda.
– No tengo novio, la corte, y no quiero hablar del tema, en este instante solo quiero tenerte a vos adentro y mi cabeza en blanco para disfrutar nada más.
– Como quieras, le dije y me di vuelta y la empecé a acariciar.
Primero le acaricie la espalda, después la cola (siempre x encima de la pollera), después baje hasta las piernas, y luego empecé a subir lentamente pero esta vez ya por dejajo de su falda, a todo esto ella me acariciaba la cabeza y me besaba el cuello y las orejas, hasta que nuestras bocas se encontraron, como describir ese beso? Era una danza que tenían nuestras lenguas, era estar en la boca del otro hasta casi perder la respiración, nuestras bocas se encontraron y no se querían separar, mientras mis manos ya jugaban con el borde de una exquisita tanga, acariciando su cola ( no era espectacular, pero bien), ella se quería sentar en mi, y le dije: “ Espera, no seas ansiosa, tiempo es lo que nos sobra “ , y ella me contesto: “ Esta bien, lo que pasa es que te deseo ya¡¡¡¡¡”, se imaginaran mi calentura, le baje la bombachita y la deje con la falda puesta eso me calienta sobre manera y le empecé a acariciar su jugoso coño, que en este momento era ya una inundación, a todo esto yo permanecia sentado en mi silla de espaldas al escritorio, le subí muy lentamente la falda y besé primero sus piernas, luego sus pechos que la blusa había dejado al aire, siempre acariciando aquella concha con escaso bello que tenía, empecé a bajar con besos hasta llegar a la parte pubica, a lo que le pedí que se diera vuelta y se diera vuelta y se agachara para poder tener a mi alcance aquellos soberanos labios y hermoso agujero anal, de esta forma comencé a deleitarme con sus jugos recorriendo desde su culo hasta casi el final de sus muslos, arrancandole así el primer orgasmo que lo sentí con mi lengua introducida en sus paredes vaginales, era increíble la cantidad que había acabado aquella ardiente y exquisita mujer, que solamente la escuchaba gemir:
“Aaaaaggggg que hermoso la chupas, quiero que me cojas toda, pero primero yo te quiero sacar toda la leche con mi boca”, entonces se dio vuelta me comió la boca de un beso, probando sus propios jugos y deleitándose como si fuese el mejor de los manjares, luego me bajo el cierre del pantalón, saco mi verga que a esta altura explotaba y brillaba por lo excitado que me sentía y se arrodillo delante de mí mirándome fijamente a los ojos como solo las expertas saben hacer comenzó a pasarme una y otra vez la lengua a lo largo de mi pene, sin dejar de acariciar los huevos, luego se lo introducía todo y le pasaba su lengua por toda la cabeza, una y otra vez hizo esto hasta que le dije “Para Para que te voy a acabar la cara”, a lo que ella se sonrió y me dijo: “Eso es lo que quiero papito”y de esta forma me llevo al orgasmo mas largo que recuerde, tomándose toda mi leche y limpiando mi miembro de todo resto que hubiere, paso seguido nos levantamos y nos empezamos a besar y yo siempre tocándole su cola por debajo de la falda, ella logrando que mi pija vuelva tomar su esplendor, la tome de la mano y la dirigí a la oficina contigua (jefe) a lo que ella me miró sorprendida pero aceptando adonde nos dirigíamos, nos seguimos besando y acariciando por un rato hasta estar otra vez totalmente excitados ambos, se sentó sobre el escritorio y se subió la falda y me miro en forma picara diciéndome: “Quiero que me cojas como vos sabes hacerlo y después te dejo que me llenes de leche mi culo como la otra vez”, la muy turra sabia que no me iva a poder resistir a semejante propuesta, la abri de piernas, le acaricie la concha con mi pija varias veces ( me encantaba hacer aquello, la forma en que se deleitaba me excitaba un monton), la hice recostar sobre el escritorio le di un par de lenguetazos en su coño y cuando la note totalmente mojada la penetre en forma muy despacio pero sin pausa, sintiendo con mi pene la forma como se habría camino en aquella húmeda cueva, y empecé a menearme en forma lenta y en círculos sin dejar de estimular con mi dedos su botoncito de placer y aplicarle pequeños mordiscos a sus erectos y rosados pezones que me parecian mas grande que lo habitual, enseguida empecé a notar como ella se empezaba a agitar y a gemir lo que me anunciaba un inminente orgasmo a lo que me detenía subitamente cuando se le pasaba volvía a repetir esto una y otra vez enloqueciendo a esa mujer, que me pedía que no pare, que la deje acabar hasta que empezó a moverse ella de una forma increíble y yo me quede quieto, amigas no tardo ni tres minutos en acabar de una forma que aun ahora recuerdo, parecía que tenía espasmos y la forma en que gritaba, tuve que taparle la boca para que no nos descubran, la cantidad de liquido que salío de su hermosa vagina fue inmensa y la forma en que latían las paredes de aquella concha hermosa con mi verga adentro era algo jamás visto ni sentido por quien les cuenta esto. Así nos quedamos, yo adentro de ella y ella recuperando el aire un largo rato, cuando retire mi pija de ella me miró y me dijo: “Ahora yo te voy a sacar todo el semen que tengas con mi culo”, a tales palabras se imaginan que yo ya estaba al palo de nuevo, y me dispuse a disfrutar de aquel apretado y sabroso ano, ni lo pensé y me acomodé en la silla de mi jefe, ella se arrodillo me dio unos besos en la cabeza de mi polla, la ayude a lubricarse con mis dedos y con mi pija, resfregandosela de un lado hacia otro hasta lograr una inundación total de sus partes y con lo mismo mojar su hermoso ano, una vez que lo consiguió me hizo sentar muy comodamente y se dispuso de una forma que quedaba sentada arriba de mi dándome la espalda, de esta forma levanto sus caderas y se colocó la cabeza de mi pija en su exquisito agujerito, se sentó y comenzó a bajar muy lentamente yo creo que con palabras no se puede describir o no se si existirán las palabras exactas para hacerlo, porque el placer y el calor que sentía yo en ese momento eran lo máximo, una vez que logro introducir mi cabeza y mi miembro se hacia presa de un fuego increíble comenzó con un sube y baja de caderas que me llevaron al cielo mismo, y yo ni siquiera me movía todo lo hacia ella como maestra que era, en un momento al notar mi respiración mas agitada intensificó sus movimientos y dándose vuelta me dice: “ Te gusta papito? Quiero toda tu leche en mi cola, todo esto es para vos, por darme tanto placer, Dame todo, dame todo “ Uds. Se imaginan cuanto tiempo pude tardar en inundar ese hermoso orto a ese ritmo y con todas esas palabras, ni dos movimientos mas aguante y me vacié en ella, pegando un alarido de placer y satisfacción increíbles, luego se levantó tratando de no derramar ni una gota, se limpio, me limpio a mi, se puso la tanguita porque la falda nunca se la saco (esos detalles me encantan, al igual que correr la tanga no sacarla) nos dimos un gran beso nos agradecimos y nos felicitamos por el excelente sexo que habíamos tenido y se marcho, siempre y cuando antes nos prometimos hacer estos encuentros mas seguidos.
Acomode la oficina de mi jefe, encendí un cigarrillo, y me dispuse a trabajar el resto de la hora extra que me quedaba, pero yo creo que de esta manera se hace mucho mas llevadero el trabajo.
Me despido y esperando que les agrade y si les excita el relato mejor, me gustaría que me hagan comentarios del mismo sobre todo mujeres con ganas de cambiar historias y experiencias me escriban a locoamante28@yahoo.com.ar, que prometo contestarles a todas, les dejo un gran beso y hasta la proxima.

LOCOAMANTE

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*