Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Una orgía con veteranas

Hola, me llamo Edu, vivo en Cap Fed, le voy a contar una historia real, que fue con mi amante que es una mujer de 50, y sus amigas una de 46 y la otra de 49, ha yo tengo 35, y así comienza mi historia, a mi amante que la voy a llamar María la conocí en un boliche en la zona de Barrancas de Belgrano, la invité a bailar y entre charla y charla nos fuimos conociendo y en esa misma noche fuimos a un hotel a coger, y fue de diez, esa mujer cogía como los dioses, a pesar que no le gusta que le hicieran la colita, hasta ese momento porque ahora se lo hago yo con mis 16×6, es tan calentona que coge y coge sin parar, me dice que soy el mejor cogiéndola y pasamos noches enteras, tanto cogerla hizo que se me cumpla una de mis fantasías, que es estar un fin de semana con muchas mujeres.

En una noche que estabamos re calientes los dos cogiendo, me contó que les había contado a sus amigas sobre mi, que era un semental cogiéndola y que ella acababa muchas veces, y les contó a sus amigas que la cogía toda la noche pero ellas lo dudaban de mis dotes y que no era real, entonces le propuse que me las presente y así mostrarles de que era capaz, a ella le éxito la idea de estar en una orgía, les dijo si querían conocerme pero primero dudaron de la propuesta pero de tanto insistir María y contarles como cogíamos ellas aceptaron.

Así que buscamos un lugar tranquilo para estar todos cómodos, en mi departamento era imposible porque en mi edificio viven compañeros de trabajo y quería ser discreto, elegimos una quinta en la provincia en zona sur, María me pasó a buscar con su auto, ellas estaban allí, dos lindas mujeres Betty de 46, morocha delgada cabello negro, algo tímida y Norma 49, rubia teñida voluptuosa algo gordita pero con unas tetas hermosas y enormes, y con un buen escote, me presenté y fuimos charlando en el viaje de todo un poco, no hablamos nada sobre sexo, las chicas estaban un poco tímidas y nerviosas y yo quería ganar confianza sobre ellas, a llegar a la quinta era una casita vieja pero bien instalada, en una zona tranquila por ser invierno, y estar lloviendo un poco, eso favoreció a que no escucharan los gritos de Norma, una vez instalados los cuatro y café de por medio María no tardó mucho en calentar el ambiente.

María se acerco a mi y me dio un beso de lengua en forma salvaje, me empezó a acariciar el cuerpo acercándose al cierre de mi pantalón, abriéndolo y sacando mi pija que estaba dura, las amigas se sorprender de lo que hizo María, pero ella les dice “¿a que venimos?”, y les dice a ellas “¿quieren probar a este semental o se van a quedar mirando?”, yo me dejo hacer de todo y una vez desnudos María y yo, ella me monta y me coge yo les chupo las tetas, yo se que eso la excita mas su concha se humedece mas y mas, la beso y la sigo cogiendo, ella después baja para chupar mi pija que está mojada por sus fluidos y la chupa con ganas, después la pongo en cuatro y despacio primero me la cojo por el culo, ella gime de gusto mientras que con una mano se masturba y toca mis huevos, hasta ese momento la hice acabar como dos veces, y estando apunto de acabar le pongo mi pija en su boca así traga mi leche y ella lo hizo con gusto tragándose toda, no le importó si llevaba gustito a mierda, y sus amigas miraban asombradas.

Después me acercó a Norma, que se notaba que era la mas caliente, la beso, le agarro la mano y la llevo junto con María, la beso en el cuello, eso la excito mas, se dejó desnudar y allí vi su cuerpo con sus enormes tetas, María se le acerca y la besa en la boca suavemente, norma se asusta un poco pero se deja y se pone en una postura dócil, esperando que la complazcamos yo bajo hasta su vagina con mi lengua saboreo su clítoris eso la excita mientras María le chupa las tetas, después me acerco a su culito y con mi lengua se lo voy abriendo y ella se deja, después la penetro con mi pija y María se aleja de la acción dejándome la tarea de hacerla gozar a mi, y ella se encatga de Betty la llama para que se acerque a la cama con nosotros tres, mientras cogía a norma que gritaba de placer, María desnudaba a Betty, después empezó a masturbarla chupándole la concha, después de eso se le fue la timidez, Betty se acerca y me besa mientras me monta norma y María caliente de nuevo le pide a Betty que le chupe la concha así estuvimos un rato después de hacerla acabar a norma un par de veces, y con mi pija todavía dura me monto a Betty y me la cojo mientras norma y Maria me miran como me la cojo a Betty la beso con un beso de lengua le muerdo el cuello ella gime de placer me pide mas y mas, me dice que la trate como una perra que es mi puta, me suplica que la coja mas fuerte que quiere acabar porque el marido no cumple, me la cojo una vez mas y acaba dando un grito de desahogo, después de un ratito ellas me atacan todas juntas, me besa todo el cuerpo sin dejar un centímetro sin saborear de mi piel después norma quiere mas de mi pija y me monta después María se pone arriba de mi cara con la concha húmeda así la saborea, después Betty se para entre las dos y arriba mío para que María le chupe la concha y norma le chupe el culo así estuvimos toda la noche terminamos agotadísimos de tanto coger todo el fin de semana.

Ahora, me turno en coger a cada una de ellas o nos juntamos y organizamos esas orgías tan divertidas para los cuatro, pero siempre dándole a mi amante lo mejor , porque gracias a ella me acuesto con tres veteranas calientes, esto hace un año, y espero conocer mas veteranas, para organizar orgías., un saludo y espero que les guste este relato que fue real

mi correo es EduO17@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*