Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Cuatro noches hacia el Tibet / Tercera parte

Esa noche dormi a intervalos, la experiencia vivida parecía por momentos solo un sueño, una fantasía, pero sabía que había sido realidad, una salvaje y dulce realidad, estaba extasiado pero también preocupado pues la noche siguiente prometia ser similar y yo con dos mujeres como Angelique y Luay no podía fallar, al otro día desperté muy tarde, eran mas de las 11, mire a mi alrededor, estaba solo, seguramente salieron para poder ver mejor el paisaje pense, así que entre al baño a ducharme y vestirme.

Las encontré en la cafetería,tomaban un te de Jazmín mientras a través de los grandes ventanales disfrutaban del paisaje el cual paulatina e inexorablemente se tornaba mas árido y seco pero ofrecía ahora colores y olores diferentes, anunciaron una ultima detención escuchaste? dijo Angelique, no, replique que pasa?…..

No es nada ,dijo ella, solo que pararemos como a las 7 de la tarde en Zhuan, dicen que será una detención de cuatro horas y Luay averiguo que hay un hotel con un restaurant muy típico y bonito que podemos visitar para romper la rutina.

Buena idea, aprobada la sugerencia, será una buena forma de iniciar nuestra ultima noche en el tren, yo invito, dije con gesto seguro, quieres que nos vistamos en forma especial? replico Angelique, por supuesto le dije y ella continuo, pero tu también debes ponerte algo diferente debajo no es cierto Luay? Luay solo sonrió asintiendo sensualmente, si eso quieren dije, así sera y recordé unos slips que Angelique me había comprado y que a veces no sin cierta vergüenza me atrevía a usar a su requerimiento.

A la hora prevista el tren se aproximaba a la estación y anunciaron que podríamos bajar en 20 minutos mas , arréglate tu primero! dijo Angelique, nosotras saldremos al pasillo para dejarte tranquilo y nos prepararemos después , asi lo hice, me bañe y perfume mi cuerpo al tiempo que me ponía una ropa interior camuflada verde que apenas me cubría delante y dejaba mis nalgas descubiertas.

Las divise en el pasillo, estoy listo, me miraron con gesto de aprobación y sin decir mas se dirigieron al camarote, adelantate tu dijo Angelique, nos encontramos a las 8 en el hotel, reserva una buena mesa, chao, nos vemos y cerro la puerta, no puedo negar que me dejaron descolocado, porque tanto apuro para que me fuera?…

El hotel se llamaba Great Dragon, era de 4 estrellas, mas que bueno para la zona en que estabamos y tenia un restaurant occidental y otro con comida oriental, como supondran elegi el occidental, ya habiamos comido mucha comida china, seleccione una mesa frente de una ventana que daba hacia un hermoso jardin con una gran fuente y caída de agua que adornaba el lugar, eran las 7.55, pedi un vodka tónica y espere.

A las 9.10 mi impaciencia me mataba, que pasaba que no llegaban! , a las 9.30 mi paciencia se agoto, me levanté molesto para irme, estaba pagando mi trago cuando escuche a Luay detras mio, Diego, perdonanos, nos demoramos mas de lo presupuestado, pero no te enojes, nos arreglabamos para ti, que te parece? Hizo un giro completo con su cuerpo y pude apreciar un peto blanco, cenido ,con un escote importante que llamaba a mirar sin disimulo y una mini azul brevisima con zapatillas blancas, estas preciosa atine a decir, al tiempo que miraba a la mesa y Angelique esperaba de pie, vistiendo un ajustado traje rojo elásticado, zapatos y medias rojas, increiblemente, lo digo porque no las usa , el traje era con una minifalda que escasamente cubria su trasero, -debia ser de Luay ,ella no tenia un traje como ese-, mire a mi alrededor y al igual que la noche anterior en el tren note que todos miraban, esta vez, a mi esposa ,tuve una sensación de celos por la forma de sus miradas las cuales la devoraban con la vista y al mismo tiempo de pasión al verla así, tan sensualmente vestida mostrando su cuerpo provocativamente como si nada.

Nos sentamos a la mesa, que les paso, estaba preocupado, como se demoraron tanto? teniamos que hacer dijo Angelique escuetamente, que nos ofrecerás de aperitivo?

El mozo trajo la carta de vinos y licores y ambas pidieron un Old fashion, yo, para no cambiar, pedí otro vodka tónica, para cenar pedimos un menú común, de entrada un carpaccio de salmón y de plato principal un filete mignon con ensaladas, acompanado por una exquisita botella de Cabernet Sauvignon, de postre helado con chocolate caliente para ellas, nada para mi, como siempre la conversación fluyo espontanea y natural, ambas se mostraban alegres y provocadoras, reian y se movian sintiéndose centros de la atracción del comedor, el tiempo paso rápido y no nos dimos cuenta cuando estabamos a 5 minutos de tener que abordar nuestro tren, vamonos, estamos atrasados, pague la cuenta, las tome de la mano y corrimos hacia la estación.

Subimos casi cuando el tren se ponía en movimiento, linda forma de bajar la comida dije, al tiempo que ambas reían, así, nos fuimos a nuestro camarote, ahora era mi turno.

Pónganse cómodas, ya lo estamos dijo Angelique, que acaso no te gusta nuestra ropa? Ello mientras simulaba bajar un poco su mini que ya dejaba ver un diminuto Colaless si, asi estamos comodas reafirmo Luay, bueno ,ahora juguemos de nuevo dije con autoridad tomando el mazo de cartas que estaba en el velador central, escoge una carta le pedi a Luay, quien pasando su lengua por sus labios en un gesto lascivo, saco un 10 y lo dejo en la cama, ahora tu mi amor, Angelique se echo hacia adelante casi agachándose, sus pechos se abrieron ante mis ojos, sonrio y saco su carta, un As, acto seguido yo hice lo propio, era un 5. Ustedes ganan dije ahora yo, triunfal y rápidamente, para no permitir atisbos de reclamos, los cuales en todo caso no se produjeron, esta bien que haremos dijo Luay?…

Sin contestar apague las luces principales del camarote dejando solo una tenue luz de cabecera que en todo caso permitia ver nuestros cuerpos en un ambiente intimo y de complicidad, tome de la mano a Angelique y dandole un apasionado beso en la boca al tiempo que acariciaba sus decubiertas nalgas debajo de su breve vestido, la deposite en la cama, espérame le musite, gire hacia Luay y tomándola de la cintura la atraje hacia mi oprimiéndola prácticamente contra mi miembro el cual al sentirla empezó a endurecerse rapidamente, lenta y suavemente solte su peto y lo deje caer, su corpino era blanco y sus senos se agitaban en acelerada respiración, me beso en la boca ferozmente, mientras yo, impavido, seguia desnudandola, saqué su corpiño, luego su falda y acariciando su sexo a través de su tanga la deje en la misma cama pero al otro lado.

Me di vuelta otra vez hacia Angelique, me saque la camisa y roce mi cuerpo contra ella acariciándola suave y gentilmente, ella correspondía con pasion, delicadamente le saque su vestido, no llevaba sujetador, sus senos eran suficientemente grandes y hermosos, solo quedaba su Colaless con una mariposa roja que cubria su sexo el cual al tacto de mis dedos se sentía húmedo y lubricado, tomé sus manos ,las junte y la ate hacia arriba al tiempo que la reacomodaba con las plantas de los pies sobre la cama de modo que sus piernas abiertas quedaran parcialmente hacia mi y hacia Luay mostrando sus encantos normalmente ocultos.

Y tu te quedaras vestido? Dijo Luay, prohibido hablar exclame!, solté mi citurón y mis zapatos y deje caer mis pantalones al piso, la tenue luz del camarote resaltaba mi pene dentro de la pequeña prenda que lucia esa noche , sorprendiendo las miradas de ambas en mi bajo vientre, me acerque a Luay y procedi a atarla tal como lo hiciera con mi mujer, sus piernas quedaron de igual forma pero en diagonal hacia Angelique quien podía observarla en plenitud, mi temperatura había subido sobremanera al sentir que las tenia a ambas y verlas en esa atrevida posicion, luego, sucesivamente les quite a las dos sus calzones permitiendo que sus sexos se mostrasen en todo su lujurioso esplendor, la accion empezaba.

Me despoje lentamente de mi “slip” y mi pene, ya libre, emergió rutilante y desafiante como observando la tarea que debia cumplir, me acerqué a Luay y la acaricie por todo su cuerpo, el que se estremeció levemente al sentir mi pene duro en contacto con su piel. Mi lengua recorrió su boca, sus pechos, sus nalgas y lentamente se posicionó en su vagina, comencé a besar su sexo, este era Rosado y exquisito, se había depilado dejando solo un triángulo mínimo de vello en la parte de arriba lo cual me permitía actuar cómodamente introduciendo mi lengua al máximo y retirándola para pasarla luego por su parte exterior, sentí que su clítoris se hinchaba de placer y cuando note que empezaba a mover su pelvis como muestra de su gozo tome el pene vibrador, le solté una mano y lo deje junto a sus piernas girando hacia Angelique.

Tome mi pene con las manos y me acerque a ella en un proceso masturbatorio, sus ojos no perdían de vista mis movimientos, mientras hacia esto frente a su rostro con mi otra mano acariciaba su vagina la cual ya derechamente mojada permitia explorarla sin problemas, baje hacia ella y sin miramientos se lo introduje, Angelique dio un pequeño salto mezcla de sorpresa y excitación y empezó a moverse hacia adelante y atrás haciendo que mi pene entrara completamente en su exquisito orificio, sus movimientos se hicieron intensos y cálidos, al tiempo que mis manos apretaban sus nalgas y mis dedos la hurgaban por detrás haciéndola vibrar de pasión, pero esto no podía terminar muy rápido asi que quedamente me retire y me volví otra vez hacia Luay.

Con su mano libre se había soltado de sus amarras y con sorpresa vi que habia armado un verdadero arnés con los pañuelos y había amarrado en el frente el “juguete”, el cual había dejado a su costado, la abrace y acaricie nuevamente, sus manos correspondían mis caricias y tocaban mi cuerpo con dulzura acariciando mi pene y haciéndome sentir un gran gozo, la tomé de la cintura y la acomode en la cama con sus rodillas y manos sobre esta dejando su trasero hacia afuera el cual toque y bese ardientemente, tome a Angelique y la puse detrás de Luay, Angelique no necesito otra guía, como adivinando los deseos de Luay se anudo el arnes con el vibrador a su cintura y dirigio el “juguete” al sexo de Luay, quien al sentirlo hizo un par de levisimas exclamaciones de gozo haciendo que luego de un par de movimientos penetrara en su vagina sometiéndola.

Yo estaba extasiado, mi pene, rigido como un verdadero fierro, me arrodille detrás de Angelique y bese y lami sus nalgas y su sexo el cual sentía hinchado y mas carnoso que de costumbre, no podía esperar mas, y levantándome se la meti, inmediatamente comenzó a mover su trasero hacia delante y atrás al tiempo que acompasada y coordinadamente metía y sacaba el “juguete” en Luay, quien se movía frenéticamente como buscando el máximo aprovechamiento del artefacto, por momentos el trabajo de Angelique parecía el de un hombre por la forma en que penetraba a Luay, la cual demostraba estar disfrutándolo a mas no poder.

La luz le daba a este acto una intimidad muy apropiada, Angelique frotaba su sexo en mi pene y seguía haciendo gozar a Luay, yo acariciaba a mi mujer ,sus senos redondos, sus pezones estaban erectos, sus nalgas embestían contra mi pelvis, era la lujuria desatada, habíamos hecho nuestro propio “tren” con nuestros cuerpos unidos por el sexo , mi pene solo quería estallar y dar rienda suelta al placer final, sentí que ya venia mi descarga, saque el miembro, me moví hacia adelante y me deje ir ante la cautivante y libidinosa mirada de mi esposa , en las nalgas de Luay, Angelique simultáneamente con ver esto, dio una ultima y brutal embestida a Luay quien presa de temblores de placer se recostó hacia adelante extenuada.

Angelique saco su arnes, lo dejo caer y me abrazo y beso con ternura infinita, mis piernas temblaban, mi cuerpo sudoroso solo quería un relajo, tomo mi mano ,me llevo a la cama y se acurruco junto a mi, otra vez nos besamos pero ya eran besos distintos, eran besos de satisfacción, eran besos de amor, esos besos indicaban que el juego habia terminado, que seguíamos siendo los de siempre, tranquilos y enamorados, ahora, solo nos quedaba conocer el Tibet.

angelique69x@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*