Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Una placentera venganza

Era un dia Sàbado, mi marido habia invitado a varios amigos para festejar mi cumpleaños, yo no tenia nada planeado para ese dia.

Una semana antes mi marido no llego a dormir a casa, habia salido con unos amigos, precisamente los que estaban invitados ese Sàbado.

Empezaron a llegar y uno de ellos habia llevado una botella de vino para brindar. Su nombre es Sergio y èl me pidio algo para destapar el vino, fui a la cocina y saque un sacacorchos y un cuchillo de cocina, cuando me acerque se me ocurrio hacerle una broma a Sergio; le puse el cuchillo en la garganta y le pregunte donde habian estado con mi marido el pasado fin de semana, èl sin titubear me dijo que en un burdel, nadie presto atencion ya casi todos estaban pasados de copas excepto Sergio y yo, me senti muy mal con su respuesta, no era el momento de saber esas cosas pero yo lo obliguè y tenia que aguantarme asi que me puse a tomar mas y mas casi me termine sola la botella de vino.

Casi a media noche ya no habia trago entonces todos se dispusieron a ir a comprar menos Sergio y nos quedamos los dos, yo senti que era hora de vengarme entonces me acerque a Sergio y le plante un beso que hasta el dia de hoy no olvida, el me correspondio y sentì como sus manos subian por mi vientre y se quedaban como dubitativas en mis senos entonces puse mis manos sobre las suyas y las aprete contra mis senos, luego deje una de sus manos en uno de mis senos y baje la otra hasta mi pubis, seguiamos besandonos hasta que senti que mi pantalon se soltaba y caìa a mis pies entonces senti sus manos como locas recorriendo toda la parte inferior de mi cuerpo yo ya estaba que me corria, lo empuje contra el sillon le baje el zipper y salio como un resorte su maravilloso instrumento me acerque suavemente y empece a lamerle la cabecita de su pene con la punta de mi lengua y luego poco a poco fui bajando y subiendo con su enorme miembro durisimo dentro de mi boca, le lami hasta los huevitos y luego me deshice de mis bragas y me sente sobre el con toda la blusa descubierta, mis senos le llegaban a la cara y muy lentamente me meti su miembro en mi concha y empece con un movimiento circular que hacia que mi clitoris rozara con parte de su pubis haciendome vibrar, cada vez me mojaba mas hasta que empece a moverme mas rapido de arriba a abajo y termine mojando hasta sus piernas, luego el me levanto me puso en el sillon mas largo e instintivamente separe mis piernas y empezo a meter su lengua en mi concha y con su nariz rozaba mi clitoris y con una de sus manos metia unos de sus dedos en mi culito ese momento senti que algo muy caliente bajaba dentro de mi y termine en su boca, cuando lo mire se relamio los labios me puso de cuatro y me metio su pene que ya se habia recuperado en mi culito, senti un dolor terrible pero parecia no importarle pues lo metia con mucha fuerza hasta que el se elevo en un grito que pense que los vecinos lo escucharian y senti como sacaba su pene y todo su semen corria hacia mi concha y mis piernas en ese momento escuchamos la puerta de calle que se abria y el cogio la ropa se metio en el baño y yo me fui a mi habitacion. Unos minutos despues mi marido entro en la habitacion y yo estaba sentada viendo television, me pregunto por Sergio y le dije que estaba en el baño, luego continuo el festejo hasta las 6 de la mañana que yo ya estaba completamente borracha de tanto tomar no podia ni pararme mi marido se habia dormido muy profundamente y todos se fueron menos Sergio que me llevo en brazos a mi habitacion me desvistio y tuvimos una grandiosa envestida que me dejo exahusta, mi marido nunca se entero pese que la segunda envestida fue delante suyo pero èl estaba durmiendo.

jhmp

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*