Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Experiencia en trio

La historia que voy a contarles ocurrió hace ya tres años, pero fue de las mejores experiencias de mi vida.
Tengo ahora 22 años (entonces 19) soy alta. Morena clara con el cabello muy oscuro y un cuerpo bien formado y definido con ejercicio que levanta bastantes miradas y comentarios favorables.

En ese tiempo vivía yo con una compañera de facultad, teníamos ya 1 año viviendo juntas y nos llevábamos muy bien, mas de una vez una o la otra salíamos en ropa interior de nuestros cuarto ya por un vaso con agua, ya por algo que habíamos olvidado en otro habitación y no había morbo ni pena ni nada.
Ella había comenzado a salir con un chico de la universidad y varias veces pensé que cuando yo no estaba en el departamento ellos se veían ahí para tener sexo pero hasta ese día era una simple sospecha.
En una ocasión estaba muy desvelada pues había salido la noche anterior y decidí no tomar la última clase por lo que me fui temprano al departamento, casi no había tráfico así que llegué con bastante anticipación; al entrar escuché ruido en la recámara de Gaby, mi amiga, y fui a asomarme pero paneas había alcanzado la puerta que estaba entreabierta cuando oí la voy de Jaime, su novio, quien le decía a mi amiga cosas obscenas y gemía como desesperado. Pudo mas mi curiosidad y morbo que cualquier otra cosa y me acerqué sin hacer ruido a la puerta alcanzando a ver a Jaime sentado en el sillón y
Gaby arrodillada en el piso mamándole la verga como si le fuera la vida en ello.

Me quedé helada, viendo la escena, mi amiga sacaba y metía esa enorme verga de su boca, la besaba, la chupaba, le daba pequeños mordiscos en la punta y Jaime gemía y le decía toda clase de cosas. Me fui a mi cuarto tratando de no hacer ruido y me tiré en mi cama, me sentía sorprendida por lo que había visto pero más aún porque me había excitado la escena, me sentía mojada y con ganas de tener sexo, por lo que me levanté la falda e hice a un lado mi tanga y empecé a acariciarme primero suave y luego con mas fuerza. Estaba masrturbándome de lo mejor cuando se abre la puerta de mi habitación
y veo entrar a Gaby con sólo su tanga; era imposible negar lo que yo estaba haciendo (me encontró con tres dedos dentro de mi coño) así que las dos nos quedamos sorprendidas ella sólo me dijo que había oido ruido y fue a ver que era, cerró mi puerta y se fue.

Yo me quedé en mi cama tratando de pensar cuando vuelve a abrirse mi puerta y entran Gaby y Jaime, Gaby con una sonrisa muy pícara me dice que es riquísimo darse placer sola pero que no hay necesidad de que lo haga si hay
un macho en la casa para complacerme; yo me sorprendí muchísimo pero antes de reaccionar Gaby estaba ya en la cama conmigo diciéndome que claro que no iba a ser gratis, me prestaba a su macho pero ella tenía que disfrutar también y diciendo esto me besó y apretó su mano sobre mi tanga que estaba muy mojada de mis líquidos. Yo no alcanzaba a pensar, sentía la lengua de Gaby jugando con la mía y su mano sobando mi pubis sobre la tanga, empecé a sentir las manos de Jaime, parado atrás de mi, sobre mi blusa en mis tetas y realmente ya no intenté pensar, me gustaba tanto lo que sentía que no tenía caso preguntar que era. Gaby se separó de mi y se arrodilló en el piso, me jaló la tanga y yo levanté la cadera para que me la pudiera quitar mientras Jaime me quitaba el resto de la ropa; Gaby puso su cabeza entre mis piernas y empezó a lamer mus muslos interiores, su lengua recorría la piel de mis muslos hasta detenerse casi al llegar a mi coño lo cual me desesperaba pues para ese momento yo ya quería sentir su lengua dentro. Jaime apretaba una de mis tetas con su mano mientras me chupaba la otra mordiendo fuerte el pezón lo que me ocasionaba dolor pero al mismo tiempo placer, Gaby finalmente empezó a besar mi coño con besos suaves y pequeñas lamidas y poco a poco empezó a introducir su lengua dentro mío, era fascinante como lo hacía, me convencí que sólo una mujer puede darle a otra placer oral completo.
Gaby chupaba fuertemente mi coño al tiempo que con uno de sus dedos escurría parte del líquido hacia atrás mojando mi otro agujero, Jaime ya me había pasado la lengua por todo el cuerpo y me jaló hacia atrás haciendo que me acostara completamente, entonces se fue con Gaby y le dijo que quería compartir con ella, pensé que ahora Jaime me comería el coño, pero no fue así, Gaby se puso sobre mi con su coñito casi en mi cara y se inclinó para seguir alcanzando mi coño mientras Jaime se arrodillaba y empezaba a jugar con su lengua en mi ano, por momentos sus lenguas se cruzaban y sentía las dos lenguas en mi coño y luego Jaime volvía a bajar a mi otro agujero mientras Gaby seguía lamiendo mi vagina con fuerza.

Tenía el coño de mi amiga casi en mi cara, empecé a acariciarle las nalgas las cuales las tiene muy bien formadas y con una piel muy suave, comencé a besarselas y ella se acomodó para que la alcanzara mejor, entonces empecé a comerle yo el coño a ella y sentí su sabor, una mezcla de sus propios jugos y los de Jaime que seguramente ya se la había cogido antes e que yo llegara.

De repente Jaime se para y nos dice que él ya no aguantaba mas, que se quería venir pero quería primero coger con alguna , Gaby con una sonrisa le dijo que –los invitados primero- Gaby se quitó de encima mío y Jaime se sentó en el silló y me jaló con un movimiento rápido para sentarme encima de su gran verga que estaba totalmente parada, cuando sentí tremendo pedazo de carne dentro de mi grité del dolor, Gaby se acercó y me empezó a acariciar los senos y a besarme mientras Jaime se movía fuertemente dentro de mi y me ayudaba a subir y bajar con sus manos en mi cadera.

Después de un rato de estar así se vino dentro de mi mojándome toda, Gaby entonces de arrodilló y empezó a lamer lo que alcanzaba de la verga de Jaime que seguía dentro de mi y seguía por mis labios vaginales chupando la leche de su hombre y mis líquidos mezclados; nos recostamos los tres en mi cama y seguimos acariciandonos un rato.

Esta experiencia la hemos repetido algunas veces, pero la primera siempre es la que se tiene mas presente ¿no creen? Si les gustó mi relato me pueden escribir a Katyle00@hotmail.com para compartir experiencias.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*