Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Dos más uno

Comenzamos jugando a un juego de cartas erótico diseñado por mi. Mi señora, un compañero y yo.

Como ya llevábamos unos tragos en la sangre y habíamos conversado unos temas bastantes atrevidos, estábamos dispuestos a respetar las prendas.

En el primer corte la prenda fue que mi señora haga fondo blanco; y como ya venía embalada con la bebida, esta vez, no tuvo ningún inconveniente en hacerlo.

La siguiente prenda fue para el, que tenía que sacarle sal, con la punta de la lengua, a mi señora de entre las lolas, hacer fondo del vasito de tequila y luego sacarle el pedacito de limón de entre sus labios. Cuando le pasó la punta de la lengua por la piel sensible, ella atino a cerrar los ojos, abrir sutilmente la boca y dejar escapar un leve suspiro de placer y deseo de contacto.

La prenda terminó y el juego de naipes continuaba.

La siguiente prenda fue para ella y le toco ponerse ropa sexy (portaligas, camisa transparente sin corpiño y botas altas de finos tacos).

Luego de hacernos esperar unos minutos mientras se cambiaba y como ya estaba mimosa efectuo un pequeño baile erótico, sin sacarse ninguna prenda pero moviendo, subiendo y bajando el culo de tal manera que los dos terminamos completamente encarpados y con ganas de tomarla y besarle toda la piel.

Al haber ella notado esto, me miro a los ojos y al detectar mi calentura se acerco y me beso en los labios muy suavemente. Luego me susurro si podía hacer lo que quisiera y yo le solté una respuesta afirmativa. Por lo que acerco sus grandes y sensuales pechos a la cara de el y le pidió que le pase la lengua alrededor de los pezones, a través de transparente tela de su camisa.

Los vidrios de la ventana se habían empañado por el calor de nuestros cuerpos calientes.

Siguió la partida. Pero alguien de que alguien cortara, ella que estaba en medio de ambos, comenzó a acariciarnos nuestras pijas que parecían salirse de los pantalones. Fue entonces cuando me pidió que tirara el colchón en el piso. Se acostó y nos pidió que la besáramos muy suavemente por todos lados. Ella boca arriba, yo me encargaba de la cintura para abajo y el de la parte superior de su cuerpo. Como el estaba arrodillado con la cabeza de ella entre las piernas y le besaba las tetas y el ombligo, su bulto quedaba muy cerca de sus labios. Por lo tanto, ella muy tentada, comenzó a acariciárselo desesperadamente mientras le desabrochaba el botón y le bajaba la bragueta.

Yo, mientras, hacía lo mío. Sabía como tenía que rozarla o humedecerla para que se calentara y deseara aun más.

Como el ambiente estaba muy caldeado y ella intentaba sacarle la verga fuera del pantalón para besarla, la dimos vuelta y le besamos la espalda y el culo.

Luego nos paramos los tres y ella nos sacó los pantalones. Cuando lo hacía, se arrodillaba, y sin agarrarlas, se metía las pijas en la boca. Luego se inclinó y mientras se la mamaba despacio yo comencé a introducirle la pija muy despacito por atrás en la mojada y perfumada conchita.

Luego cambiamos de posición y cuando el la penetró me encantó ver como cerraba los ojos y sus lolas bailaban al ritmo que el se la metía.

Finalmente, el se acabo dentro de ella. A ella le encanto y la calentó mucho cuando su vagina rebalsaba de leche. Entonces me la chupo con mucha fuerza hasta que comencé a correrme y se trago toda mi lechita.

bsamaxz@hotmail.com

Rosario.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*