Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Las braguitas de mi cuñada

Lo que paso a relatarles ocurrio hace años atras, cuando estaba en la universidad. En ese tiempo estaba de novio con una chica de mi edad, que tenia una hermana de 14 años. Aunque la conocia de hace varios años, fue a esa edad en que comence a notarla muy sexy y linda.

Cierta vez que me quede en casa de mi novia, la vi en camisa de dormir, y pude apreciar su hermoso culito. Tambien fue la vez que pude ver sus hermosos senos mirando por sobre su hombro hacia dentro de su camison.

Esa noche cuando ya estaban todos dormidos, me levante y fui a su cama… y suavemente roce sus pezones. La verdad es que no sabia bien que me pasaba, pero me sentia muy caliente con ella y a la vez sentia que era toda mia, que podia tocarla, mirarla, desearla.

A la mañana siguiente, su madre y mi novia se fueron temprano y quedamos en su casa con su abuela. Deje que mi cuñada se fuera a duchar primero pues tenia algo en mente.

Ella estuvo un largo rato en el baño y al rato salio. Luego toco mi turno. Entre al baño muy excitado pues habia estado por primera vez, desde a noche anterior, imaginando el cuerpo y las partes intimas de mi cuñadita.

Cerre la puesta del baño y me desnude, cuando de pronto encontre algo que cambiaria para siempre la forma en que satisfacia mi sexualidad.

Ahi, justo sobre el estanque del excusado, habia unas pequeñas bragas de algodon. Mi cuerpo se estremecio anticipando lo que venia. Dado que no tuve hermanas ni primas, nunca habia tenido la oportunidad de urgar en las bragas de una deliciosa jovencita.

Tome sus breagiutas y comence a examinarlas. Inmediatamente note que en la parte donde seguramente minutos atras estaba su vulva, habia una humedad extraña. Al mirar mejor, me di cuenta que habia una mancha que casi abarcaba de lado a lado el puente de algodon que une ambas partes (delantera y trasera) de su braga. Era de color claro, casi transparente, y muy muy viscosa. No pude detenerme y pase uno o dos dedos sobre la manchita, sintiendo que aun estaba tibia. Casi como un acto reflejo, me lleve la braga a la nariz y… WOWWWW… senti un olor exquisito, excitante, muy muy de hembra virgen.. no se como explicarlo pero para quienes han tenido la oportunidad de oler el aroma de una virgen y comparar, notaran que es un olor mas dulce, mas sensual.

No pude resistirme a posar la punta de la lengua y sentir su sabor… mi verga estaba durisima pues no podia dar credito a lo que ocurria.. estaba saboreando los fluidos vaginales de mi cuñadita… fue tanta la exitacion que me corri ahi mismo, sin siquiera tocarme. Tome un poco de mi semen y lo mezcle con sus jugos sobre el calzon…. y volvi a probar su sabor, mientras mi morbo estaba a mil al saber que mi semen estaba mezclado con su fluido vaginal… y ahi mismo me volvi a correr.

Luego de ducharme sali del baño con sus braguitas en mi mano y en un arranque de lujuria descontrolada fui a su pieza y le dije:

– “Se te quedo esto en el baño” – mientras le pase las bragas un poco enrrolladas – “estaban un poco humedas” – agregue mientras le sonrei en tono molestoso. Lo que prentendia era avergonzarla un poco y asi tener cierto control de la situacion.

Ella desvergonzadamente las desenrrollo y las examino.. mientras yo me ponia un poco nervioso por si notaba que sus jugos estaban mezcladas con mi semen. Nada de ello ocurrio.

Teniendo muy en claro que no era el tiempo apropiado, en lo sucesivo me limite a de vez en cuando, cada vez que me quedaba en casa de mi novia, a masturbarme con sus braguitas, que siempre olvidaba en el baño cuando sabia que yo me ducharia luego.

Cinco años mas tarde, tendria la oportunidad de tocar todo su cuerpo desnudo, pero eso es otro relato, que espero contarles mas adelante.

Por favor envienme sus comentarios a mi mail.

dur1t0@123mail.cl

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*