Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Con una mujer de 55

Ella tiene unos 55 años. No es una de esas actrices clásicas que a todo el mundo le gustan, sino, más bien, una mujer normal, guapa, con el cuerpo atractivo: una figura rellenita con las caderas prominentes y el pecho no muy abultado. Es amiga de mis padres y nos vemos de vez en cuando. Nunca me ha dado a entender que le gusten los chicos jóvenes, pero yo suelo tener fantasías eróticas pensando en ella y suelo masturbarme imaginando que estamos juntos. me imagino que voy a su casa a llevarle algún recado y ella me hace pasar dentro de su casa. Lleva ropa cómoda, en realidad, no muy sexy, pero mientras camino detrás de ella en dirección a la cocina no paro de mirarle el trasero. Cuando legamos a la cocina me pide que deje las bolsas que llevo para ella encima de la mesa y se sienta en una silla de mimbre de esas que son cómodas porque dejan que te recuestes en ellas. Trata de darme conversación hablando de cosas sin importancia como las clases y las juergas. Yo no puedo de! jar de mirar como abre y cierrra sus piernas como si quisiera llamar la atención sobre alguna parte de su cuerpo en concreto pero pienso que es una tontería porque no lleva falda, solo un chandal gris bastante roído. De pronto cambia de tema y me pregunta si tengo novia. Yo le contesto que sí, es la misma del año pasado. Ella sonríe pícaramente y me comenta que seguro que nos lo pasamos bien juntos. Le contesto que es evidente. “¿eres virgen?” me suelta. Yo no se qué contestar pero decido seguirle la corriente por curiosidad por ver donde acaba todo esto. “pues resulta que a lucía y a mi nos gusta mucho el sexo, así que supongo que ya sabrás la respuesta”. ” a mi tambien me gusta el sexo pero una mujer de mi edad lo tiene mas dificil que los jóvenes para hacer realidad sus fantasías”. “no estas nada mal asi que no deberías tener esos problemas. Admas siempre puedes disfrutar tu sola” “¿qué crees, que no lo hago?”, me dice mientras se ríe. “pero no es lo mismo”. Se levanta de su asiento y me ofrece algo para beber. Yo siento una mezcla entre excitación y miedo o vergüenza. Le pido un patxaran. Se sirve uno para ella tambien, y se vuelve a sentar en la misma silla, esta vez deja sus piernas abiertas constantemente y ademas se ha quitado el chal que llevaba. Es primavera pero no hace tanto calor. Lleva ahora una camisata de tirantes como las que llevan las chicas jovenes y se ha descalzado. Juega con el baso de licor acariciandose el pecho y deja que una de sus manos caiga descuidadamente por el interior de sus piernas pero no lo mueve, solo lo deja inmóvil como si estuviera alli por casualidad. Yo abro tambien mis piernas dejando que adivine mi polla totalmente estirada y dura. “¿quieres ver cómo me masturbo?”. “me encantaría masturbarte.” Entonces se levanta y se hacerca a mi y agachandose un poco me besa en la boda. No noto su lengua, solo sus labios humedos por el patxaran. Bebe lo que le queda de licor y vuelve a hacercarse a mi y me pide que beba de su boca! . Yo me acerco a ella y entreabro la boca y ella deja caer el licor dentro de mi. Despues mete su lengua en mi boca y explora su interior. Yo le correspondo. El sabor es dulce y noto como sus manos ya acarician mi cuello. Yo no se lo que hacer. No se donde poner mis manos ni si se sentira ofendida si la acaricio. Me agarra de la mano y me lleva a su cuarto. Empieza a desnudarse y me pide que haga lo mismo y yo le hago caso. Se tumba en la cama boca abajo y se roza contra las sabanas acariciandose el cuerpo. Se pasa las manos por todo su cuerpo: sus caderas, su pecho, su trasero. Su piel es morena y tersa. Yo la miro acariciandome el pene pero sin llegar a masturbarme. Ella mete su mano entre su cuerpo y las sabanas y alcanza su vagina. Gime por primera vez al sentir el calor de su coño y su humedad. Yo me acerco a ella y le acaricio la espalda. Ella parece disfrutar de mis caricias y me animo a pasar mi mano por sus nalgas. Ella se apoya sobre sus rodillas y sube su trasero para al! canzar mejor su coño, al que sigue masageando, y pidiendome que lo acaricie más. Me subo a la cama y empiezo a besar sus honbros y la parte de arriba de su espalda. Con la mano le acaricio todo el culo, incluso dejando que sientamis dedos por el interior de sus nalgas. Mis besos descienden por su espalda hasta alcanzar su cintura y mi mano se adentra ya por entre sus piernas y viendo mis intenciones ella deja de masturbarse. Yo rozo sus labios vajinales y acaricio su clitoris. Esta humedo y caliente. Despues de masajear su vagina por el exterior meto mi dedo en su interior. Esta muy dilatado y decido meter otro dedito mas. Con mi boca me acerco a su culo que ya esta muy a la vista porque esta casi de rodillas con la cabeza en la almohada. Mientras mis dedos exploran, moviendose con impetu en circulos y atrás y adelante, con mi lengua acaricio los alrededores de su ano. Me pongo detrás de ella y sigo masturbandola mientras lamo su culo y la pentro analmente con mi lengua. Despues d! e hacerlo durante un rato, ella decide cambiar de postura y me pone boca arriba metiendo sus dedos en mi boca y lamiendo mi pene con ansia. Se lo mete muy adentro de su boca y lo frota con su lengua. Pasa su pierna por encima de su cabeza y me deja una vista fantastica de su coño. Empiezo a lamerlo yo tambien y de pronto abre exajeradamente las piernas y comienza a orinarse en mi boca. Yo dejo que lo haga aunque al principio no me gusta mucho pero al final termino bebiendo de ella y limpio su vagina cuando termina. Ella vuelve a cambiar de postura y se pone encima mio metiendose mi polla, que esta a punto de correrse, en la vagina y me besa en la boca y limpia con su lengua las gotas de pis de mi cara y pecho. Yo me corro y ella tambien. Despues de estar descansando en la cama un rato me hace pasar a la ducha porque “no vas a ir asi a casa”. Ya en la ducha sigue lamiendome el pene y me corro en su boca y sin tragarse el semen vuelve a hacer lo mismo que ha hecho antes con el patxaran! : me lo pasa de boca a boca. Yo me trago mi leche, no sabe muy bien, la verdad.

Me marcho a casa todavia sin creerme lo que me ha pasado.

Si eres mujer y te ha gustado mi historia escribeme a lastejasrojas@yahjoo.com y cuentame qué te parece y si quieres que quedemos para hacer realidad nuestras fantasias.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*