Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi vecina

Hola, soy de la Cd. de México y esta anécdota que voy a contarles me sucedió cuando tenia 14 años, hoy cuento con 33 años pero las imágenes son frescas como si hubiese sucedido ayer y como no si fue mi primera experiencia sexual.

Me llamo José y les voy a contar de Pat (asi la llamaré para evitar cualquier suspicacia), Pat era mi vecina en el conjunto condominal donde vivía cuando era niño, los departamentos de Pat y mis padres estaban juntos en el mismo piso por que algunas ventanas coincidían frente a frente, yo era (soy) amigo de sus dos hijos Josué y David y aun a la fecha nos seguimos frecuentando, Pat era una mujer de aproximadamente 30 años, de una figura muy bien cuidada (era instructora de aeróbicos), de 1.65 mts de altura y no mas de 55 kg de peso, realmente era una hermosa mujer con unas tetas diría que pequeñas pero duras y bien formadas y un culo que aun a la fecha es fuente de excitación en una que otra paja y cuando tengo sexo con mi esposa y no la veo a la cara.

Dado que varias de nuestras ventanas coincidían, si uno estaba de fisgón podía ver lo que sucedía en el departamento de Pat, un día estando de vacaciones en casa sin nada que hacer me disponía a gritarles a mis amigos para quedar y salir a jugar un rato con la pelota al fútbol pero lo que me encontré fue su mamá haciendo un poco de ejercicio en su recamara con la cortina entreabierta y totalmente desnuda, fue ahí cuando vi por primera vez ese cuerpo maravilloso, me tome todo el tiempo del mundo para verla y hacerme una paja mientras observaba, obviamente mis amigos no estaban, después me entere que estaban en curso de verano y no llegaban a casa hasta pasadas las 3 de la tarde todos los días, así que varios días pasaron entre el hastío de no tener nada que hacer mas que ver TV, oír música, pero solo llegaba el momento del ejercicio de Pat y su primer y único espectador estaba en primera fila, tres cuartos de hora de movimientos que se me antojaban exquisitos, aunque para ella solo era ejercicio y siempre con la ventana o entre abierta o totalmente abierta (después me entere que ella a mi me observaba a trabes de un espejo en el que nunca repare, ella disfrutaba que la observara).

Pat estaba casada, pero por alguna razón nunca conocí a su esposo, pues viajaba frecuentemente, razón por la cual se divorciaron al cabo de unos años.

Antes de terminar ese verano, Josué uno de sus hijos, cumplió años y le organizaron una pequeña fiesta a la cual fui invitado, y teniendo la confianza de haber entrado un sin fin de veces a su casa me hice presente desde muy temprano en la casa de Pat y les ayude con los preparativos ya saben globos, decoraciones y todo eso, hacia las 2 de la tarde Pat les pidió a Josué y su hermano que fuesen al centro comercial a que compraran una larga lista de cosas pendientes, por la lista vi que tardarían cuando menos dos horas en el local, así que opte por quedarme en casa con Pat pues me aburre ir a hacer compras y conociendo a mis amigos quedarían al menos una hora mas en los juegos de video del centro comercial, entonces estarían fuera bastante tiempo.

Estaba ayudando a Pat con algunas cosas en la cocina y yendo y viniendo por una que otra cosa, Pat ya estaba vestida para la ocasión, con un vestido negro muy ajustado a su cuerpo lo que me hacia que mas de una vez me cachara viendo o sus tetas o su culo y simplemente soltando una ligera sonrisa y continuaba con lo que estaba haciendo, a mi los colores se me subían cuando me agarraba en el transito de observarla pero no podía dejar de verla, me pidió que picara algunas legumbres en la mesa de la cocina lo cual hice con prontitud pues significaba tenerla a vista prácticamente todo el tiempo, estaba en mi tarea cuando se empino para sacar no se que cosa de una alacena que tenia a mi derecha y su culote quedo a penas a unos centímetros de mi, no pude resistirlo y por un impulso puse mi mano en ese hermoso culo que ya había visto sin esa barrera de tela negra, sin chistar Pat se dejo hacer, recorrí mi mano por sus nalgas y bajaba hasta sus muy bien torneadas piernas y volvía a subir dejando pasar mis dedos por la unión de sus nalgas y haciendo un poco de presión en donde debería estar su ano, ella solo emitía unas pequeños gemidos a penas audibles, me sobresalto el hecho de que me observaba y yo ni cuenta me había dado, estaba hipnotizado por el culo de Pat, sonriendo pícaramente y con cierta lacividad me pregunto si me gustan sus nalgas a lo que afirme con un movimiento de cabeza, ella se incorporo y pasando detrás de mi rozando su cuerpo contra el mío me dijo -ven-.

Me condujo hasta su recamara tomado de la mano y al entrar cerro la puerta y cerro su ventana, aunque tenia 14 años yo estaba un poco mas alto que ella, se puso frente a mi y me dijo -quieres verlas-, volví a afirmar y acto seguido subió su vestido hasta la cintura y me dejo ver su culo tenia puesta una pantaleta de corte francés de una tela sumamente transparente de color negra, sus nalgas eran firmes como roca y levantaditas muy bien formadas, me dijo -ven y tócalas hazlas tuyas, me arrodille detrás de ella y empecé a tocarlas, acarícialas con ambas manos, las bese y ella respingo y dijo -sigue- las bese, las empecé a morder y a meter mis dedos por debajo de sus pantaletas y emitía unos gemidos muy suaves y profundos (ella tenia a esta fecha como un año de separada de su ex- y yo al menos en su departamento nunca vi otro hombre, no digo que no haya habido otros, pero al menos en su casa no), empecé a acariciar sus piernas por dentro y ella abrió sus piernas un poco, lo suficiente para que mis dedos alcanzaran su coñito, ya estaba húmeda su pantaleta, la hice a un lado y empecé a acariciar sus labios y su clítoris, ella empezó a jadear aun mas fuerte creo que por al cachondes de la situación ella se corrió por primera vez con un gemido profundo y hueco sus piernas le temblaban y casi caía, antes de sentarse en el filo de la cama le baje lentamente su pantaleta dejando ver su culo en toda su expresión, ya sentada en la cama me dijo -ven ayúdame, quitame el vestido, aun no me repongo, me falta un poco de aire-, le quite el vestido y dejo ver ese perfecto par de tetas, que como lo dije no eran grandes pero si muy bien formadas y duras como muy pocas me he encontrado, ella me empezó a desabotonar mi camisa, y yo empecé a acariciar sus tetas, deteniéndome en sus pezones que ya estaban erectos y duritos, ella solo entornaba sus ojos y continuaba con su tarea de liberarme de mi camisa, continuo con mi pantalón y mis bóxer, al ver mi verga se sorprendió, me creía todavía un crio, pues a mis catorce años mi verga ya media totalmente erecto unos 17cm., entre risas y sorpresa, solo acertó a decir – ¡ya no eres un niño!, ni mi marido lo tenia así!!!, lo tomo con su manos y lo llevo hasta su boca, empezó besándolo y recorriendo con los labios y lengua toda mi extensión, con sus manos me acariciaba los testículos y las nalgas, lo llevo dentro de su boca y me empezó a hacer una mamada que todavía hoy de me eriza en cuerpo de solo acordarme, lo tragaba como toda una puta entraba y salía de su boca haciéndome arquear la espalda del placer que me estaba proporcionando, en varias ocasiones lo metió hasta que su nariz chocaba con mi pelvis y lo sostenía dentro de ella, lo apretado de sus garganta me hacia perder el equilibrio pues me hacia que se me nublara la vista, no pude mas y me vine dentro de ella, le empuje la cabeza contra mi y me vacié en su garganta, sentía que salían chorros y chorro de mi leche, pensé que no seminaria nunca. ella se retiro y con una gran sonrisa en su rostro se dejo caer en su cama y abrió completamente sus piernas y me dijo -delicioso, ahora te toca, comete toda mi vagina, destrozala y demuéstrame que ya no eres un crío- me incline y sumergí mi cabeza en su coñito el cual lamí como si fuera el dulce mas delicioso (de hecho lo es), separe sus labios exteriores y empecé a lamer los interiores, a dar pequeñas mordidas y cuando llegue al clítoris, apenas unas lamidas ella se vació, chorros de jugos salían de su coñito los cuales lamí y trague y seguía haciendo que ella se retorciera de placer gemía y aullaba, tratando de apagar sus sonidos para que los vecinos (mis padres) no pensaran que pasaba algo malo, lo que lo hacia aun mas placentero por el morbo que me producía que mis padres se enteraran que me estaba follando a su vecina, se vino una vez mas en mi boca y la cama ya acusaba una gran mancha de jugos y saliva, pero ninguno de los dos teníamos la intención de parar. Una vez que parecía que se había repuesto del ultimo orgasmo, me pare junto a su cama y puse sus hermosas piernas sobre mis hombros y mi verga que ya acusaba una dureza que no había visto hasta esas fechas, la penetre por su coñito y dejo salir de su boca una serie de improperios que jamás había escuchado – jodeme hasta que me mates hijo de puta-, -no pares porque te arranco la verga-, -rompeme el coño como no lo pudo hacer el puto de mi ex- y una extensa letanía que seria aburrido contar, pero que me excitaban a embestirla con mas fuerza cada vez que decía algo, el mete y saca se prolongo por un buen rato cada vez mas fuerte , cada vez mas bestial, la cama se mecía violentamente en cada embestida, ella aullaba de placer, ya no evitaba que sus sonidos se ahogaran, -mas fuerte cabrón, que no eres hombre???- parteme a la mitad, destrozame por dentro como jamás lo han hecho- esto me ponía a cien y descargaba toda mi fuerza en cada empellón, ya la verga me dolía de tanta fuerza que utilizaba para penetrarla, empezó a jadear a contonearse y un orgasmo bestial llego a Pat y a mi también, eyacule aun mas violentamente dentro de ella que la primera vez, me tire al lado de ella y ella no paraba de convulsionar por cada estertor del orgasmo que había sentido.

Pero no paro ahí, ella a penas restablecida me empezó a mamar de nueva cuenta la verga, mi verga empezó a tener nuevamente vida, se volvió a mi y me dijo con una cara lujuriosamente encendida -rompeme el culo, nunca lo he hecho por ahí, tu serás mi primera vez, es todo tuyo- no me termino de decir eso cuando mi verga aun mas dilatada que antes se empezó a mover con cada palpitación de la sangre que corría por ella, Pat se puso en cuatro y me dijo -venga cabrón, rompeme completa, desvirga a esta puta consumada-, metí un par de veces mi pene en su coñito para lubricarlo con su jugos y le empecé a lamer el ano, se lo encajaba con mi lengua y luego con un dedo, luego dos, ella bufaba cada que metía un dedo, cuando pude meter tres dedos me pare detrás de ella apoye mi glande contra su hoyito y arremetí una primera vez, ¡nada!, una segunda vez mi glande empezó abrirse paso y en un tercer intento mi verga entro hasta la mitad, ella grito con una mezcla de placer y dolor y mascullo àrompeme cabrón, rompeme ya!!!- la hale de sus caderas y con un violento empujón mi verga se alojo por completo en su culo, ella empezó a mover su cadera hacia delante y hacia atrás, contoneándose, jadeando escandalosamente, yo empecé a meter y sacar mi verga de su culo primero muy lento y poco a poco aumentando la velocidad su esfínter estaba cediendo a la sodomizacion, cuando mi verga podía entrar y salir por completo de su culo empecé a arremeter con dureza su culo ella se masturbaba su coño con locura con una mano y con la otra jalaba una de sus nalgas para abrir mas su culo yo estaba que me venia cuando ella se empezó a correr de una forma escandalosa empezó a orinarse pues ya no tenia control de nada y yo apunto de eyacular dentro de ese culito maravilloso me deje caer sobre ella y con la verga dentro de su culo y los dos acostados yo sobre ella me descargue dejando me verga dentro ella apretando fuerte mi cuerpo contra el de ella, no se cuanto tiempo estuvimos así, enchufados, cansados, sudorosos y llenos de nuestros jugos y orines de ella, al despertarnos yo me separe de ella y me acosté a su lado, me dio un gran beso y me dijo àya no eres un niño, eres mi hombre- y así fue, durante 4 años estuvimos follando cada que podíamos, siempre había una oportunidad.

Pat se fue a Cd. Juárez Chihuahua con sus padres llevándose con ella a sus hijos aunque ellos regresaron años después a la capital para terminar sus estudios y se quedaron a vivir aquí, Pat se quedo allá, me contaron mis amigos que había empezado una relación nueva y vivía con su pareja y ya tenían un nuevo hermano.

Pat quedara en mi memoria yo creo que para siempre pues rara vez la puedo retirar de mi mente por mucho tiempo, ella fue mi maestra y a la vez aprendimos juntos, y aprendí tan bien que ya les contare otras andanzas en mis casi 20 años de vida sexual activa, algunas con Pat y otras con mujeres que han pasado por mi vida, pero Pat siempre será la primera.

Saludos, espero les guste, si quieren hacer algún comentario estoy a sus ordenes en
Hombre_d_gris@hotmail.com

José.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*