Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

De ligue con maduras / 2da parte

No había transcurrido una semana de que estuve con Marga cuando nos cruzamos en el looby del edificio y me dice que al otro día, viernes, era la reunión con sus amigas, a las 18 hs. Ese día inventé no se que excusa y salí a las 17.45 hice como que entraba en el ascensor, pero di la vuelta y toque su timbre.
Estaba radiante, a sus 81 años se había “empilchado” como para una fiesta con pollera acampanada, color borra de vino, blusa negra con puntilla en las mangas, desprendidos los dos botones de arriba, un bello collar de perlas zapatos de taco (no muy altos), y lo primero que dije cuando la vi fue:

— ¡¡¡¡Guauuuuuuu!!!!! Que bombón!!!!! y le di una palmada en la cola y me quedé con una de sus nalgas agarrada. “¡¡Ay que atrevido!!! —y se rió— dándose vuelta para darme un beso que me aspiró hasta el aire de los pulmones. Inmediatamente se me paró la pija y se la hice sentir, apretándola contra mi, frente con frente, de modo que mi “garcha” le llegaba al estomago. Mis manos fueron a su pollera, y se la levanté;
— Quédate quieto que ahora no mas llegan.
— Pero no han llegado mi vida y hasta que no lleguen yo quiero acariciar esa colita.
— ¡PICARO!
— ¿Pero que es esto? ¿Tenés bombachas? ¡¡¡¡AAhhh!! NO! ¡¡¡que esperanza, vas y te sacas las bombachas urgente, antes de que vengan tus amigas.
— Pero mi amor como voy a estar sin bombachas? — y sin dudarlo se las quité allí mismo, y de pasada la “puntee” un poco, de parado contra la pared.
— No seas loco, que si vienen, aaaaaggghhhhh, me entróóóó, divino , déjala así que amoooorrrr!!!!” y diciendo esto me agarró los huevos y se los acercó a su concha; “¡¡que divino, que divino!!!”

¡¡¡TAC-TAC-TAC!!!

—La puerta, llaman a la puerta.
—Si abrí que ya me acomodé; y a paso rápido fue a abrir.
—¡¡¡¡hola Raquel!! ¿Cómo andas mi amor? que alegría verte y que hayas venido, vení vení, que te presento a Manuel que ya llegó!
— Hola, Hola Manuel, ¿que tal? gusto en conocerte!
— Igualmente
— Pero vos me dijiste Marga que era un buen mozo pero te quedaste corta, es un precioso hombre!!!
— Basta, basta que me la creo, JA-JA-JA-JA-
— “Sentemosno” — invitó Marga, al tiempo que yo tomaba a ambas por la cintura y las conducía al living. La charla era muy amena, cuando de nuevo TAC-TAC-TAC.

Era Isabel la otra amiga. Después de las presentaciones nos reunimos los 4 en torno de la mesa, y Marga me pidió que la ayudara con el servicio, por lo que pidiendo permiso nos fuimos a la cocina. Yo estaba bastante caliente con las veteranas, y mientras Marga preparaba las bandejas, subí su pollera y la clavé de nuevo:
— ¡¡¡¡sos un amorrrrrr!!
— Viste, si estuvieras de bombachas no sería posible
— Claro, tenés razón, pero estoy que ardo de deseos de que me lo hagas bien!!
Entonces la levanté la senté en el borde de la mesada de la cocina le separé las piernas y puse mi boca en aquella conchita de pelos blancos como la nieve y no se aguantó “AAAGGHHHH” puse mi dedo índice en su boca en señal de silencio, y la dejé mas caliente aun. Volvimos al living, y RAQUEL, que tiene 72 años es rubia (oxigenada) de cuerpo delgado y elegantona dijo:
— Estaba por llamar a la policía, por la tardanza.

Y descruzó las piernas dejándolas algo separadas , como para que se viera algo de sus piernas, de sus muslos.

—¡¡¡¡Te libre dios que llames a la policía cuando yo me tardo con él, picarona!!! —dijo Marga— ojalá me demorara siempre así como el, y me hizo una caricia en la mejilla, que se la devolví con un beso en la palma de su mano. Isabel estaba sentada frente a mi de pierna cruzada y mostraba un lindo “par”, tenía 74 años era viuda hacía 5 años y según Marga ningún otro hombre hasta el momento. Raquel hacía mas de 10 años que era viuda y algo tuvo en este tiempo.
—Pero decime Marga ¿de donde sacaste esta belleza de ejemplar masculino? dijo Raquel, “si de verdad contanos” dijo Isabel.
— ¡¡¡¡¡No me van a creer!!! —risas— es mi vecino de puerta! “¡¡¡PILLA!!!” dijeron al unísono, y separaron sus piernas y las elevaron algo dejando ver Raquel que tenía una bombacha blanca. Yo me levanté y les dí un beso a todas de agradecimiento, comenzando por Marga, lógicamente, y la besé en los labios está claro. Cuando lo fui a hacer con Raquel la iba a besar en la cara y ella me tomó con ambas manos la cara y me besó en la boca, diciendo “La ley es pareja para todos” y se festejó con risas. Isabel hizo lo propio y no me aguanté y puse una mano entre sus piernas al besarla y las abrió, lo que me sorprendió al comienzo pero prolongué el beso, y mi otra mano fue a las piernas de Raquel la que tampoco me rechazó. ¡¡¡SON DIVINAS, DIVINAS, DIVINAS!!!

Entonces Marga me invitó a sentarme con ellas en el sofá de tres cuerpos del living, y quedé casi al medio: a un lado estaba Raquel, al otro lado estaba Isabel y frente a mi hincada en el suelo Marga. Abracé a las dos mientras Marga me acariciaba las piernas, y sus manos subía en busca de mi entrepierna. Incliné mi cabeza hacia atrás, mientras Raquel me desprendía la camisa e Isabel me besaba en la boca como si me hiciera respiración artificial. De repente siento que la mano de Marga se apodera de mi pija y la extrae a lo que Raquel gritó: ¡¡¡que pijón dios mío!!!

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*