Un permiso especial

Este no es un relato comun. No se trata de una experiencia personal, aunque tuve algo que ver en que haya sucedido.

Resulta que en las vacaciones de verano (enero) me fui de vacaciones con mi novia a Brasil. Ella es rubia, alta, muy buen cuerpo y una carita que es un sueño. Tiene 24 años y, aunque algunos no lo crean, sus unicas experiencias sexuales han sido con su ex (con quien salio 7 años) y conmigo (desde hace dos)… a pesar de ello, es muy buena compañera en la cama…

Bueno, para empezar dire que, como todas las parejas cuando estan de vacaciones, con Dani repartiamos nuestro tiempo entre la cama y la playa. Hasta ahi, todo normal.

Sin embargo, fue durante nuestros paseos por la orilla del mar que note algo nuevo en ella. Mas de una vez se le escapo un comentario acerca de que guapo era tal o cual, y esto es raro ya que suele ser muy “respetuosa” y hasta ese momento jamas habia hecho referencia de sentirse atraida por otro hombre (al menos jamas me lo comentaba a mi)…

Superada mi sorpresa inicial, preste atención y pude observar que siempre que ella “miraba” a un muchacho, se trataba de algun joven negro.

Al principio pense en no hacer ningun comentario para no incomodarla (de paso aprovechaba para devorar garotas con los ojos sin culpa ni mayor cuidado)… pero pasados unos días, le pregunte si era casual o si tenia la fantasia de estar con un afrobrasilero… como estabamos en tren de juegos me dijo que le daba “curiosidad” y que le parecían muy sensuales… alli nomás, y sin darle oportunidad de que lo piense, le dije que yo no me ofendia si queria cumplir su fantasia y coger con un negro… (despues de todo, aunque ella no lo sepa, yo había estado con una traviesa mulata y sabía que no hay nada comparado con sentir la pija dura de un negro, por el tamaño y por la intensidad de sus erecciones, y me parecio injusto que ella no lo conociera…)

Al principio ella se sintio ofendida y me dijo que como podia ser, si yo no la amaba y cosas por el estilo… pero yo me mantuve firme en que no me demuestra su amor no cogiendo con otros y reprimiendo su deseo… que yo se que soy unico para ella… asi, y luego de un paciente trabajo pude convencerla que estaba todo bien y que hiciera lo que sentia…

Esa noche, fuimos a un bar del que nos habiamos hecho habitues, donde trabajaba un chico de no mas de 20 años, 1.80 metros de altura, espalda y brazos marcados y muy bonito rostro… y negro… tomamos algo, y en un momento me levante, me acerque a el y le dije al oido “yo me tengo que ir, te confío a la dama… hice una pausa y agregue, me parece que le gustas…” el chico me miro sorprendido y yo me fui…

Aunque el pacto era que yo me quedaria en algun bar, los celos y la curiosidad de saber sin tener que preguntar, me empujaron a esconderme en la habitación del hotel…

al rato llegaron ellos, no mas entrar, comenzaron a besarse apasionadamente mientras se desnudaban… cuando el quedo completamente desnudo, mi chica lo tiro en la cama y comenzo a chupar la tremenda pija del chico… subia y bajaba freneticamente, la lamia, la miraba extasiada, la volvia a chupar… yo miraba desde mi lugar y, no les voy a mentir, por un lado me arrepentia un poco de lo que habia hecho (ver a mi mujer gozar a otro no fue facil), por otro gozaba viendo a dani cumplir su fantasia y por otro (debo confesarlo) la envidiaba por estar chupando ese pedazo de verga… (todos tenemos nuestro lado oscuro, je)

Al rato de comenzar, dani tomo el miembro del chico y se lo introdujo en su concha, lo empezo a cabalgar mientras gemia de placer… el, entre sorprendido y maravillado, no paraba de acariciar su cuerpo y besar sus tetas… al cabo de un rato, la tomo de la cintura, se paro y apoyo la espalda de ella contra la pared mientras la cogia… a esa altura sus gemidos se habían transformado en gritos, de pronto ella se bajo, se puso en cuatro y le pidio que se le metiera toda… recien en ese instante pude ver su cara de placer y empeze a pajearme mientras el se la cogia… siguieron asi toda la noche, ella se vino media docena de veces y el… tenia una resistencia sobrehumana…

cuando terminaron y el se fue, espere que dani se durmiera y sali de mi escondite, me acoste a su lado y empece a acariciarla… pese a su cansancio, hicimos el amor mas intensamente que nunca…

espero que les haya gustado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*