Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Un día de zoofilia anal

hola amigos, soy Camila nuevamente. Ultimamente no paro de hacer locuras para saciar mis agujeros que piden ser penetrados constantemente. Esta vez decidí que me cogieran el culo hasta no dar mas. Una cogida ya no me es suficiente, así que hasta tuve una aventura con un joven de mi edad (no los elijo por que no son discretos) en mi última visita a Neuquen. Mis veteranos amantes ya se cansan rapido y siempre me quedo con ganas de mas. Esta vez, la mejor opción es ir a visitar a mis abuelos, en su finca tengo todos los amantes juntos para satisfacerme.
Mi permanente contacto con mis abuelos me permite llegar cuando guste sin avisar, fin de semana, sin la visita de otros parientes (que saben ser muy comunes que lleguen primos, tios, etc. en cualquier momento), me dio la libertad de moverme en el establo. Como lo hago siempre, ayudo un poco, espero que se valla el personal y luego quedan todos estos equinos para mí sola.
Ya las 3 de la tarde de plena primavera, mis amantes me reconocen y saben lo que va a pasar, los perros se desesperan, saben que son los primeros siempre, y apenas desvestida me pongo en 4 para sentir la primera penetración al instante. Mi vulva super mojada recibe sin inconvenientes la pija del perro, y entre gemidos voy hacercando a mi boca la pija del otro perro para mantenerme callada y en silencio. No tarda en venirse el primero, suelto al otro y al montarme guio su pija a mi trasero, al cual ya habia llenado de lubricante por lo que entra sin problemas y sin dolor. Levanto un poco mi cuerpo para permitirle al otro perro lamer mis piernas y vagina por donde caia su semen consiguiendo así mi primer orgasmo. Siento al instante como se viene en mi culo, con mi mano acaricio su cabeza para que no intente bajarse y me deje disfrutar un rato mas de esta hermosa sensación, luego al girar de un simple tiron saca su tranca de mi agujero; me tomo un momento para relajarme y me levanto para ir directamente a ver mis hermosos ponys, al fondo, como siempre el burro ya tenia su herramienta lista para taladrarme, pero no quería saltear a nadie. Quería ir de menor a mayor para poder disfrutarlos a todos.
Cuando entro al primer box, el pony ya tenia su verga a medio crecer, asi que solo le dio unas cuantas legüeteadas y ya se puso a mil por lo que me ubique a cuatro y esperé la embestida del caballo. Con cuidado guié su tranca a mi ano, quien recibio con mucho placer este pedazo de carne que me estaba dando tanto placer. Yo ayudaba con mis movimientos a aumentar la penetración, esto volvio loco al caballo y en unos instantes se corrio dentro de mí sintiendo como escapaba a borbotones la leche de mi trasero. El nivel de exitación era muy, pero muy alto así que salí de ahí y me dirigí al siguiente quien me esperaba ya listo para la acción. acomodé un fardo, me recoste y lo hice que me penetre por la vagina que ardía y necesitaba una manguera que apague ese incendio. Su acabada provocó la mía tambien. Me quedé recostada un momento mientras recuperaba fuerzas, y me avalance al tercero. Deje la puerta abierta para que entraran los perros, tome la verga del tercero y se la comence a mamar mientras dejaba que el perro me penetrara el culo. Hice que me acabara en la cara y me trague lo que pude, hasta eso el perro ya se habia venido de nuevo adentro.
Simplemente me levante y me dirigí al burro, mi ano estaba con sed todavía. Una vez que lo tranquilicé me ubique debajo y recibí la embestida con mi culo. No puedo describir la sensación, estaba tan dilatado mi agujero que sentí la verga hasta la mitad de mi estomago, y sin dolor, solo placer. Con mis manos me sostuve de sus piernas delanteras para que no me tirara en las embestidas y entrara mas su tranca. Sentí como emplezaba a tiritar el burro y aumentar la presión hasta que se descargo, y cuando se quedó quieto presionando, con una mano tome su tranca marcando hasta donde habia entrado. Me salí debajo y cuando veo todo ese pedazo de carne quede muy sorprendida de mi misma. Fueron cerca de 30 cm. reales adentro. Pero me faltaba lo mejor, mi hermoso semental que relinchaba pidiendo por su hembra. Me apoye en la puerta del box, el me monto, y en su segunda estocada perforó mi trasero super lubricado con el semen de los otros animales. Con un poco mas de dificultad se fué abriendo camino por mis tripas. Con mas cuidado fuí colaborando para que entraran esos 30 cm pero con un falo mas grueso, coordinando mis movimientos con los del caballo, y cuando sentí que se venía retire un poco su falo para que pueda descargar su leche dentro de mí. Así lo hizo, mi vientre se hincho por un momento hasta que por los costados empezó a salir su leche. Cuando se bajo, camine temblorosa hacia donde estaba el burro, volví a acomodar el fardo, me puse boca arriba y deje que me penetrara la concha con su mastil logrando así un orgasmo mas.
Los perros se encargaron de mi limpieza en ese mismo lugar, me lamieron toda para quitar la leche que cubria mi nalgas y piernas. Luego solo giré y deje que me montaran a discresión. El galgo estaba acostumbrado a que le chupe la pija por lo que solo se venia y la ofrecia mientras el otro me daba duro de nuevo. Hasta el burro me tomo de nuevo por mi culo. Con las últimas fuerzas me dirigí a la ducha donde me lave y preparé para volver a la casa.
Cuando llegue fuí directo a la cama, mis abuelos solo pensaron en el cansancio del trabajo y que venia a relajarme al campo. Solo me levante a cenar e inmediatamente me acoste de nuevo, pero el morbo me tenia dominada, asi que saque un consolador y me lo introduje en el trasero, así como un bebe con su chupete, y recién me pude dormir. A la mañana siguiente fuí a despedir a mis amantes y el premio se lo llevo el burro a quien se la volví a mamar y me cogio el culo de nuevo. Por fín sentí que podía estar satistecha por un tiempo ya que mi trasero ni lo sentía de tanto coger. En el viaje de vuelta se me ocurrio la idea de juntarme con unos viejos para que me cojan el trasero sin parar. Esto tardó en realiarse pero se los cuento en otra oportunidad.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*