Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Las nalgas con tesoro escondido

Ahi las tenia, paraditas y temblando de pasion. Las nalgas redonditas, carnosas y duras que escondian en su centro el culo precioso que deseaba penetrar con mi gruesa verga desde el el primer dia que las vi. Le mordi la parte carnosa de cada nalga con mordiditas medio fuertes que la estremecian y hacian gemir, mientras le pasaba una mano a lo larga de la peluda y mojadisima raja de la panocha a punto de venirse en tremendo orgasmo. Ella tenia dos meses de haber llegado a la ciudad y ya la tenia a punto para meterle la cabezota de mi verga, primero en la palpitante panocha y luego para abrirle el cerrado culo hasta hacerle rebotar los huevos contra las nalgas y labios vaginales. Nunca le habian hecho tal cosa, me dijo cuando le propuse que me diera una mamada y a cambio yo la haria venirse como yegua con mi boca. Soy bueno para eso. Y cuando le propuse que me diera el culo, titubeando dijo que si, que nunca lo habia hecho, pero que por ser yo su jefe podia hacer de ella lo que quisiera. De modo que ahi la tenia, desnuda, boca abajo, apoyando sus chichitas contra la cama, con el culo levantado recibiendo pequeñas mordiditas en las nalgas y con toda mi mano batiendole la panocha lechosa llena de largos pelos… Tambien me habia dicho que el pobre de su esposo tenia una verga de 8 cms. de largo por 3 de grueso, que para cogersela le pasaba unas tres veces la mano por la panocha, se le montaba siempre de misionero, se la metia, se movia rapido durante unos dos minutos, y le soltaba el chorrito de semen. Asi que nunca se la habian cogido por el culo ni nunca habia sabido lo que es un orgasmo. Y ahi la tenia vuelta loca, empinada y ofreciendome el tesoro de su culo que no le habia sabido disfrutar el estupido de su esposo. Mucho de lo que me dijo yo no lo creia, pues antes de tenerla empinada como estaba, senti que exageraba cuando se sorprendio al ver mis pobres 16 cms. de pesada carne, eso si, muy gruesa y cabezona.-!Me vas a matar con todo eso, dijo asustada. Yo, no queriendo perder tiempo solo le dije: -!Tu solo mama esta verga que yo me encargo de que te la tragues toda por donde me de la gana, y hasta doble racion vas a pedir!- Y le di un jalon metiendole la gruesa cabeza de la verga en la boca. Pues bien, ya le habia mordido alrededor del ano, y mientras movia el culo en circulos y atras y adelante, me aatrevi morderle directamente el ano manteniendo firmes mis dientes sobre el semiabierto orificio… Se estremecio bruscamente, como queriendo escaparse de mis dientes, quiso aplanarse sobre la cama pero la sostuve con los brazos por debjo de la cintura manteniendola con el culo al aire y sin dejar de morderla, al tiempo que le metia dos dedos en la panocha para sostenerla mejor. Entonces senti como me apretaba los dedos que le tenia incrustados en la palpitante vagina y se quejaba deliciosamente
!Ahhahhhhh, hummmm, ohhhhh!…, y se abandonaba sobre la cama como desmayada quedando con el culo parado. Senti ternura al comprobar que fui el primero en hacerla venirse de tal manera. …Sin apuro me puse de rodillas y le pase tres veces la hinchada cabezota de la verga por la panocha, mojandola y bateindola en el jugo abundante que le escurria. En el primer empujon entro la cabeza y ho sorpresa, estaba cerradisima. Con eso ella reacciono de su abandono dando un grito y enderezo la espalda. Considerando que de verdad su viejo no habia sido capaz de abrirla mas alla del himen virginal, se la fui metiendo milimitro a milimitro pero sin detenerme, mientras ella movia el culo hacia adelante jadeando y dando grititos; !ayyy, ayy, ay!, y yo deteniendola para que no se me fuera, hasta que la obligue a apoyar las manos sobre el espejo de la pared, quedando semiderecha, y mientras le atrapaba las chiches con cada mano, le deje ir lo mas grueso de mi carnoso tronco. !Plaf!, sonaron los testiculos contra sus nalgas y abios vaginales.-!Ohhh, sigueee!, dijo mientras movia las nalgas hacia atras y adelante…!Oh, pinche vergota como puedes cogerme sin lastimarme tanto, oohh!, logre entender que balbuceaba mientras la bombeaba mas fuerte. Asi la tuve durante unos veinte minutos, entrando y saliendo. entrando y saliendo de su caliente agujero, entrando y saliendo hasta que ya no me ofrecio resistencia y entonces sacaba toda la verga hasta la punta de la cabeza y se la dejaba ir hasta los huevos, varias veces hasta que senti que debia parar. Entonces le saque la verga brillosa y mas hinchada que al principio debido al roce con su estreco canal vaginal, y dirigi la cabezota hacia el orificio del culo. Realmente senti lastima cuando me vi la enrojecida y ancha cabezota al dirigirla hacia su cerrado ano. Ella quiso retirarse cuando sintio la punta apretandole el culo, pero yo, confiando en la lubricacion que ya teniamos la tome de la cintura y la sente lo suficiente sobre mi verga… La cabeza entro y nos quedamos quietos… poco a poco ella se fue soltando y entonces me dijo: -!Te suplico que me cojas por el culo, pero dejame ensartarme yo sola, con cuidado, para poder gritar de gusto!- Se lo permiti. Mientras se la iba clavando poco a poco, tome el aceite que habia llevado para el caso y me fui embarrando la verga poniendole alrededor del culo. Se le fue mas facil y con menos dolor. Me empece a mover despacio mientras le apretaba los pezones grandes de sus tetas chiquitas y entonces se aflojo por completo, perdio de nuevo la cabeza y empezo a gritar incoherencias. Me importo poco. Me la segui cogiendo sacando la verga hasta la cabeza y metiendola de nuevo hasta los testiculos escuchando el !plaf, plaf! del choque humedo de huevos contra panocha. Entra y sale, entra y sale, ella gritando de gusto, ahora yo agarrando con ambas manos lo gordo de ambas nalgas y restregandolas contra los pelos que me rodean la verga. Ella grita, yo se la meto con fuerza, ella gimiendo, yo le rasguño con presion medida la espalda, desde la nuca hasta la raya de su culo, ella se retuerce.-!ahora si, ahora si, me vengooo, me vengooo! Le doy una fuerte nalgada y le saco la jugosa verga.-!Todavia no!. le digo, tu te vienes cuando yo te diga, y junto conmigo! Le doy unos vegazos sobre las nalgas y ella empieza a sollozar. Mientras sigue llorando quedito, con una mano le aprieto un pezon y con la otra le pellizco las nalgas y bajo hasta el clitoris jalandoselo con tres dedos, despacito, despacito, mientras me controlo para no eyacular. Despues de dos minutos la mujer esta desesperada derritiendose y ya no puedo controlarla. Me grita: -!Ya cojeme, cabron, no seas como mi viejo que desperdicia este culote, asi como tu dices!- No pude mas, de un solo golpe se la meti en el culo y ahora la bombee con violencia. -!Esto quieres?!, pues toma, toma toma! Y tomandola de las nalgas, de la cintura, la empujaba con fuerza contra la verga, sin piedad, pero ella pidiendo mas, mas, mas. Me detuve, le di otra muy fuerte nalgada, le agarre las tetas metiendolas por completo en cada mano y la empuje contra mi pulsante verga. Cuando empece a llenarle el culo de leche, ella empezo a ordeñarme el garrote y entonces le solte una chiche y le puse la mano sobre el clitoris estrujandoselo… Fue increible. Con fuerza ella rodo sobre la cama y yo ensartado dentro de ella hasta que caimos descompuestos sobre el piso casi desmayados.

Fue la experiencia mas tremenda que he tenido.
Si quieres compartir tu experiencia femenina conmigo, principalmente si eres mujer, aunque sea en relatos, escribeme;
globo_jz59@yahoo.com.mx

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Un comentario en “Las nalgas con tesoro escondido

  1. Tampoco yo me aguantaria las ganas de ver ese moetunnmal trasero!!!El mae este0 en toas, solo que metif2 las patas por que la dof1a lo estaba viendo ja ja ja minimo que no le dieron de “comer” en la noche por andar mirando culos en la calle ja ja ja, grande Obama!!!Salu2 de MEGAPRIMO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*