Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Relato padre – hijo

Hola, he leído muchos relatos en el Internet unos muy buenos y otros que a la primera línea resultan mas falsos que un billete de 3 dólares, es por eso que me animo a escribir algunas de mis experiencias, esperando encontrar a personas que hayan pasado por esto y que como yo quieran compartirlo conmigo.

Bueno les cuento que ahora tengo 26 años, me considero gay por que desde que tengo uso de razón me han atraído mucho los hombres maduros, ya sea un tío, mi vecino, mi profesor o demás hombres que por su edad madura atraían por ese entonces inexplicablemente mi atención, mis pensamientos y mis sueños.

Soy el menor de 3 hermanas, es por eso que mi madre tuvo un especial cariño hacia mi, que al resto de mis hermanas, el más consentido y engreído, a diferencia de mi papá, que tenia un carácter muy fuerte, mis hermanas y yo teníamos miedo a que se amargara por no haber hecho bien, ya sea la tarea, algún encargo, o cualquier otra cosa. El siempre demostró cariño por mis hermanas, conmigo fue siempre frío y distante.

A mi padre le gustaba la bebida, las reuniones con sus amigos, y claro también amigas, ya que mi padre con sus mas de 45 años encima, y con algunos kilos de mas, era un hombre atractivo, blanco, alto, contextura gruesa, brazos fuertes, manos grandes y además velludo. Tenía una moto con la cual se paseaba de arriba para abajo con sus amantes , no es difícil imaginar, era el perfecto macho, asediado por las vecinas y cualquier mujer que lo conociera, mi madre solo conseguía ser agredida cada vez que le reclamaba por llegar borracho o por las manchas de lápiz o perfume de mujer que traía en su ropa. Pero cuando había reconciliación mi mamá amanecía radiante por que en la noche mi papá la hacia sentir la mujer más feliz del mundo, y no lo digo por que la viera al día siguiente contenta y de buen animo, si no por que tuve la oportunidad de ver un día como le hacia el amor a mi madre, fue de día, yo tenia siete u ocho años, mis hermanas se fueron al colegio y ellos creían que yo estaba durmiendo, ya que estaba en el turno de la tarde, como escuche algo raro baje y me di cuenta que los quejidos venían de la habitación de mi madre, me acerque y abrí la puerta lentamente vi a mi mamá desnuda y a mi padre encima, mi madre gemía de placer y mi padre se la comía a besos mientras duraba la penetración, el respiraba con fuerza hasta que paro y empezó a gritar de placer, se quedaron así unos minutos y luego se paro y pude ver su pene flácido cubierto todo de negro, era el mismo vello que cubría todo su cuerpo. Después de eso, miraba con otros ojos a mi padre, pero nunca encontré una oportunidad porque como les conté mi padre era distante conmigo. Fue en una de esas tantas discusiones que tuvo con mi madre en que amargo se fue a emborracharse y no se apareció a dormir, yo dormía esa noche en cama de mi hermana, no recuerdo exactamente por que razón, imagino que por que tenia miedo, fue entonces que llegó mi papá muy borracho, no podía ni mantenerse de pie, hablando muy fuerte y gritándole a mi mamá, fue entonces que mi madre cerro su cuarto y le dijo que se vaya a dormir en el sillón, mi hermana compadeciéndose de mi padre lo llevo jalándolo con fuerza a su habitación donde yo estaba durmiendo, al verlo venir me tape totalmente y solo miraba por una abertura, fue entonces en que de golpe se sentó y luego se echo en la cama, hablando incoherencias, sin importarle mi hermana le quito sus zapatos, luego apago la luz y se fue a dormir a mi cama que estaba en el segundo piso, paso un rato y pense que se quedaría dormido pero no, se levantó, fue al baño y luego se volvió a acostar pero ahora se cubrió con la frazada, me imagino que debió haber sentido frío, al cubrirse se me acerco mucho, entonces mi nariz acarició su pecho, al sentirme seguro penso que yo era mi hermana por que me abrazo fuertemente podía sentir su aliento a puro alcohol, su pecho con un olor a macho, mis labios apretaban su pecho velludo y húmedo, fue entonces que por la presión de su abrazo que yo también lo abrace, pero mis manos llegaban a acariciar su trasero, no sabia lo que hacia pero lo empece a excitar por que empezó a acariciarme la espalda lentamente bajando por mi cintura llegando a mi trasero, se quedo acariciándolo lentamente por unos minutos, sentía que mi corazón latía a mil y mi respiración la trataba de controlar para no delatarme, luego movió lentamente su mano hasta llegar a mi genitales …. fue cuando toda su pasión se apagó, se dio cuenta que no era su hija y molesto me empujo a la otra orilla de la cama . Yo no sabia que pasaba, solo que me gustó sentir esa mano tan grande acariciar mi cuerpo, sentirme aprisionado entre sus brazos tan fuertes, con el fuerte olor a licor y sudor, quería más, mi cuerpo pedía mucho más. Fue por eso que no pude dormir, esperando sentir esa mano, ese aliento, ese sabor de macho, lo deseaba , deseaba a mi padre. Así que espere a que se durmiera, tenía que estar seguro de que este profundamente dormido, después de eternos minutos sus fuertes ronquidos me dieron la señal, me acerque lentamente a su cuerpo, le di una pequeña sacudida y nada y como tenia miedo de que este haciéndose el dormido, con mis dedos levante sus párpados, sus ojos no respondían, luego tape su boca para que no roncara, fue cuando sentí su barba sin afeitar que raspaba mi mano, la sensación fue excitante verlo ahí tranquilo a mi merced, no lo podía creer, era mío , ese hombre tan fuerte, tan macho, a quien tanto miedo le tenia, estaba ahí, indefenso, esa sensación tan rica no se me olvidara jamas. Fue entonces que empece a desabotonar su camisa, empece acariciar su pecho velludo, sus tetillas, su barriguita y me di cuenta que no podía quitarle la camisa, entonces desabroche su correa , y baje lentamente el cierre de su pantalón, fue cuando me di cuenta que guardaba un gran paquete ahí adentro, lo acaricie por encima de su trusa y sentí como electricidad por todo mi cuerpo, empecé a temblar y no entendía por que, mi respiración era entrecortada, mi corazón aprecia que iba explotar, no espere mas, me moría de ganas por verlo, por tocarlo así que metí mi mano por la abertura de la trusa y no puedo explicar con palabras lo que sentí, era descubrir el paraíso sin morirse antes, tenia en mis manos la cosa mas rica y excitante que ha existido en mi vida, lo primero que me di cuenta es que era más grande de lo que yo suponía lo sentía grueso y grande, había demasiado vello que mis dedos se enredaban y no podía sacarlo de su prisión, en ese momento no me importo nada , ya no me preocupe si papá se despertaba, lo que acababa de tocar y de sentir me volvió loco por completo, desabotone su pantalón y empece a tirar con mucha fuerza, después de muchos intentos me alegre mucho cuando lo conseguí, luego puse a papá de costado y jale todo lo que pude su camisa para un lado luego hice lo mismo por el otro lado luego lo puse de espaldas y volví a jalar con fuerza, logrando quitarle la camisa, al verlo de espaldas sentí la necesidad de acariciar su trasero y pase mi mano entre sus nalgas, volví a sentir mucho vellos otra vez así que le baje la trusa lo mas que podía, regrese a mi padre a su posición original, había dejado de roncar como antes, ….será que se despertó ? me asegure que estuviera dormido levantándole los párpados otra vez, no había señal de conciencia, como jugando le apreté su nariz por un rato hasta que su pecho se comprimía queriendo respirar…..si estaba completamente dormido, así que regrese a la acción otra vez, cogí su mano levantando todo su brazo me lo puse tras de mi cuello abrazándome, acaricie su brazo velludo subiendo hasta su hombro acaricie su cuello, su oreja, su cara, su barba sin afeitar , sus labios, moví su cabeza para acercarla a mi pero como no se podía, me acerque yo, y con algo de esfuerzo alcance acariciar con mi nariz sus labios, entonces, bese sus labios locamente, queriendo quizás imitar esos besos que veía en las telenovelas, besaba su cara , su nariz, su oreja, le mordía sus labios, (otra vez me había olvidado de ser cuidadoso), besaba y chupaba su cuello mientras oía esos fuerte ronquidos, fue entonces en que llene su boca de mi saliva y luego lo bese mas fuerte bebiendo y lamiendo cualquier derrame, después de eso regrese al punto de inicio de esta locura, al paquete de papá, aun tenia puesto su trusa, se lo saque rápidamente, entonces con mi mano empece a explorar y cuando puse mi mano sobre él lo sentí como antes grueso y grande, pero ahora estaba libre, lo podía agarrar por completo, lo acaricie por un rato, el glande estaba cubierto, así que con mis dedos descubrí la piel que lo protegía, noté que estaba algo mojado, (seguro que se mojo de excitado que estaba cuando creía que haría suya a mi hermana), luego lo apreté fuertemente esperando alguna reacción, pero nada entonces instintivamente acerque mi boca y le di un beso, algo me decía que me lo metiera a mi boca y así lo hice, pero en ese instante mi pene estaba erecto y sentía q me orinaba, así que me fui al baño a orinar, al regresar mi padre roncaba mas que nunca así que se me ocurrió colocar mi pene en su boca, se encontraba duro, lo puse de lado para que su cabeza quede lo mas cerca a mi pene, entonces trate me metérselo pero no puede ya que sus dientes me lastimaban, así que regrese al pene de mi dormido padre y me preguntaba si podría endurecerse igual que el mío, así que lo cogí y lo puse en mi boca y empece a chuparlo, a mamarlo me gustaba lo que estaba haciendo me sentía en las nubes, una y otra vez lo mamaba como loco, apretándole y chupándole los huevos, corriéndosela con la mano y volviéndosela a mamar hasta que me di cuenta que había doblado su tamaño y se había endurecido, su glande era enorme, y el tronco no podía cerrar mi mano, pero aun así la quería toda dentro de mi boca, la seguía mamando por unos minutos hasta que me canse, entonces me eche encima de él, y pense : Quiero ser penetrado por mi padre , entonces me acomode el pene erecto de mi padre en mi potito y hacia presión, pero nada esa estaca no podía ni tan siquiera asomarse a mi huequito, intentándolo una y otra vez me di cuenta que era inútil seguir con esto así que reanude mi trabajo con la polla de mi papá, me tragaba la mitad de su polla mamándosela con mucho esmero ayudándome de mi mano para acariciar su huevos y pajeándola de rato en rato, de pronto casi me atoro con la leche que empezó a salir con fuerza, casi todo me lo trague pero me dio asco y escupí el resto, mi pene estaba duro, tenia ganas de seguir con esto, aprendí a pajearme en ese momento, tome su mano y la puse en mi trasero y la otra me abrazaba, me pegue a su boca y empece a besarlo salvajemente mientras me pajeaba imaginando que me hacia el amor como si yo fuera mi mamá entonces sucedió , debió haber sido su labios tan ricos y esa barba que me raspaba que me hacia excitarme tanto que de repente se vino mi primera eyaculación, bañe a mi padre con todo mi semen, me gusto tanto que no me desprendía de sus labios hasta que mi pene regreso a la normalidad. Al rato limpie todo rastro de semen y le coloque su trusa y su pantalón como pude…..y me fui a dormir al cuarto de mi hermana con la excusa de que los ronquidos de papá no me dejaba dormir . Al día siguiente todo volvía a la normalidad , pero yo ya planeaba la próxima aventura.

Me gustaría conocer amigos que tengan la misma debilidad o tengan relatos parecidos, mi correo es pouerie@msn.com Gracias

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


2 comentarios en “Relato padre – hijo

  1. Wo la verdad me gusto estuvo muy bueno *-* mm pos desgraciadamente no puedo entrar a tu correo (no se porque) pero mm si quieres una amiga (si soy chima xc y me encantan estos relatos xD) aqui estoy este es mi whatsapp +543874748119

    [Y pos no se este mensaje quedara aqui y sera olvidado(?]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*