Archivo por meses: Septiembre 2014

Me comí a mi sobrina costeña de 20 y termine la faena con sexo anal.c

Esta historia es cien por ciento real y me sucedió hace un par de meses atrás: Empezare contándoles que soy de Ambato-Ecuador y llevo casado 2 años con una chica de Portoviejo, por lo general las chicas de la costa son mejor dotadas que las de la sierra y mi mujer no es la excepción, piernotas, un culazo y unas tetas redonditas. Pero mi historia relata en como me comí a una de sus sobrinas, como es obvio sus sobrinas están igual de bien dotadas, por ello desde la primera vez que las vi se me fueron los ojos. Bueno resulta que tengo un hijo de 2 años y como mi esposa y yo trabajamos lo dejamos en una guardería, pero en ese tiempo le dio un fuerte resfriado por lo que mi esposa llamo a mi suegra para que viniese de la costa a cuidarlo unos días en mi casa; como mi suegra ya tiene algunos años encima siempre viene con alguien y esta vez decidió venir con una de mis sobrinas Janine. Janine tiene 20 años y tiene un cuerpo delicioso delgada de tez trigueña 1,70 con unos senos no muy grandes pero si redonditos y duros, unas piernas largas y gruesas y un culo grande y paradito, mi relación con ella siempre fue buena, pues la conocí antes cuando estuve de novio con mi esposa y cuando la veía me la pasaba molestándola de lo “fea” que esta o de que no tiene novio por creída o que buscase trabajo en un cabaret y ese tipo de bromas, a las que ella respondía con chistes del mismo calibre; aunque siempre que la veía me provocaba una erección por lo buena que esta, últimamente no le había prestado mucha atención pues prácticamente había convertido a otra de sus primas (Nadia) en mi amante lejana, pues cada vez que iba de visita a Portoviejo me las ingeniaba para hacerle el amor cuando mi esposa se descuidaba, pero esas historias y como la ultima vez que le hice el amor cuando estaba embarazada les contare en otra ocasión. Volviendo a Janine aquel día yo había salido mas temprano de mi trabajo y como era un martes ni mis amigos ni el trafico fueron impedimento para estar una hora y media antes de lo que normalmente suelo estar en mi casa, al llegar note la casa muy silenciosa por lo que asumí no había nadie, pero al llegar a mi cuarto me lleve la grata sorpresa de encontrar a Janine, viendo la televisión; un poco asustada note que cambio el canal que veía, sin embargo me di cuenta que el numero del decodificador del cable marcaba un canal erótico, cuyo numero me lo se de memoria por su puesto. Ella me saludo de forma nerviosa y yo casi sin responder le pregunte en donde estaban mi esposa, mi suegra y mi hijo, a lo que me contesto que habían salido hace 5 minutos al supermercado y dijeron que se iban a demorar. Janine estaba recostada en la cama de mi dormitorio y traía en su cabeza una toalla, estaba puesta una blusita corta de tirantes sin sostén, pues note claramente sus pezones a través de ella y un short de tela celeste, que mas parecía una tanga por lo corta; me la quede mirando de pies a cabeza y a parte el hecho de que estaba mirando porno en mi cama, me provoco una erección que casi abre el cierre de mi pantalón, por lo que me senté a su lado rápidamente para que no lo notase; ella un poco asustada todavía por mi llegada inesperada empezó a disculparse por haber usado la ducha de mi cuarto pues al parecer la ducha de las visitas se había dañado, le dije que no había problema que solo esperaba que no haya dejado sus calzones en el piso, entonces reímos y tomo de nuevo un poco de confianza, sin embargo yo estaba muy excitado y no quería que ella pierda la calentura que debía tener al ver el canal porno; entonces me arriesgue y con un tono burlesco le dije Janine y en realidad que estabas viendo? Cogí el control y puse la televisión en video y una mujer le practicaba sexo oral a un tipo; ella se enrojeció y dijo: no que te pasa yo estaba viendo caricaturas con una voz de burla también, yo me reí y le dije ya vas a ver chica morbosa (siempre con un tono de chiste) y me dijo hay tío es que ante la necesidad por lo menos debo verlo, entonces le dije pero sobrina que falta de confianza yo puedo ayudarte con eso ¡!!haber ponte en cuatro!!! ella me dijo que estúpido y nos reímos, entonces seguimos viendo la película; de pronto Janine me dijo pero tu eres muy caliente, porque solo viendo eso ya lo tienes parado y le dije que me estas viéndole bulto? y dijo riéndose ¡no! pero se nota, entonces sin mas dilaciones me baje el cierre y le indique mi pene diciéndole pues míralo en vivo; ella puso una cara de asombro única, no se si porque mi pene estaba tan erecto que parecía le salía sangre o por lo que hice, pero cuando volvió en sí lo siguiente que hizo es sacarse la toalla de su cabeza arrodillarse al frente mío y empezar a chupármela con una tenacidad y placer único, yo aproveche para sacarle esa blusita y mientras me la chupaba le agarraba las tetas y le masajeaba esos pezones rosados y duritos; me la chupaba con tanta vehemencia y ricura que sentí me venía y así fue le termine en la boca. Ella contrario a lo que parecía, ya tenia experiencia en esto de las mamadas, pues se trago mi leche y lo que le había salpicado se lo froto en sus deliciosos senos, hasta ese entonces no habíamos dicho una palabra mas, solo se oía mis gemidos de placer y el sonido de su boca al succionar mi pene, pero después de tal actuaciones mes inhibiciones hacia ella terminaron, por lo que retome palabras diciendo: ahora me toca a mi! entonces, le saque ese mini short que cargaba y la hice recostar, tenia su vagina completamente rasurada y emanaba ese olor delicioso a recién bañada, pero también ese olor a conchita mojada por la excitación del momento seguramente; se veía tan deliciosa ahí acostada que no perdí la oportunidad de lamerla desde la punta de los dedos de sus pies, me enloqueció ver sus uñas recién pintadas y esos pies tan sexis, así que los lamí como a un helado y después continué con sus pantorrillas, sus muslos hasta llegar a su cosita, ella solo hacia pequeños sonidos de placer, pero en cuanto empecé a lamer su sexo, gemía tan fuerte que mordía la toalla para disimular sus gemidos, ella tuvo su primer orgasmo rápido y verla ahí reprimiendo sus gritos me hizo poner a cien nuevamente y procedí a someterla de forma suave y delicada, pero ella me dijo dame duro tío dame duro y con sus piernas parecía me practicaba una llave apretando mi espalda; ya vaciado por la mamada inicial, le bombeé como por 15 minutos a ratos con tanta fuerza y goce que ya no se oían sus gritos sino el rechinar de la cama, por lo que cambiamos de posición a la famosa posición del perrito, así en cuatro, su trasero era impresionante sus nalgas formaban una inmensa manzana, tan deliciosa que después de 10 o 15 embestidas me fui de nuevo y sentí que ella también, pero estaba tan excitado de ver ese enorme culo que seguí bombeándole y nunca perdí la erección, de pronto ella regreso a ver a la televisión y dijo hazme eso, (pasaban una escena en que el tipo le estaba introduciendo el pene en el ano a la zorra de la t.v) , no lo pensé dos veces y utilizando los mismos líquidos que por chorros habíamos botado, le empecé a introducir primero mi dedo medio en el ano, si sus gritos de excitación al hacerlo por su concha eran fuertes en cuanto empecé a introducirle mi amigo por el ano, se transformo en una sirena, cosa que por cierto me excitaba mas, por lo que completamente agachada mordiendo la almohada empecé el bombeo, suavemente hasta sentir ese delicioso vació, dejando de morder la almohada me decía dale comete ese culo dale duro tío, culéame duro, dale, lo que me volvió loco y le empecé a bombear hasta sudar frió del placer, mordía la almohada y gritaba con mayor intensidad pero aislando el sonido aplastando su boca en la cama, lo que termino por hacerme estallar nuevamente en su enorme culo. Nos quedamos recostados por un instante yo encima de ella, por primera ves la empecé a besar como un adolescente enamorado mordiendo sus labios y metiendo mi lengua hasta los rincones mas recónditos de su boca; hasta que recobramos conciencia de que mi esposa y mi suegra podían llegar; así que ella me dijo ándate y vuelve después como que nunca hubieses llegado a la casa yo me encargo de este desorden. Con los nervios de punta ante la posibilidad de la llegada de mi esposa pero con una satisfacción enorme me fui a dar vueltas por el barrio en el auto hasta una hora similar a la que llego normalmente y cuando decidí entrar me encontré a Janine lavando las sabanas de mi cama en la lavadora y mi esposa diciendo que su sobrina había regado un vaso de refresco y muy servicialmente hasta lavo las fundas de las almohadas. Sinceramente desde ese día no he vuelto a hacer nada con mi sobrina porque desde ese encuentro nunca mas volvimos a estar solos en casa y pocos días después regreso a su ciudad, pero ahora espero con ansias mi visita a la costa para ver si continuo la segunda parte de esta historia o la convenzo para hacer un trío con su prima.

Violado

Hola, lo que voy a contar me pasó de verdad y espero que si alguien está en la misma situación se cuide. Soy un hombre joven, tengo 19 años y recién empecé la universidad. Resulta que como a mediados de año conocí una muchacha y nos liamos, salimos como una semana y ahí quedó, pero como al mes me llama y me dice que esta embarazada y que es mío pero que no lo quiere y que necesita dinero para que se practique un aborto. Se me cayó el mundo y me puse mal, al final accedí a que le conseguiría dinero y que en un mes trataría de darle lo que necesitaba. No soy de una familia de dinero, vivo solo con mi madre y las cosas son un tanto apretadas. Busque algo que vender, pero no tenía nada de valor, llamé algunos amigos para ver si me podían prestar algo de plata, pero nada, y así pensé en todo lo que podría hacer para conseguir el dinero antes de un mes.
Andaba deprimido y todo parecía que estaba mal. Ya había pasado una semana y yo no conseguía un mango; estaba con la noche dentro. Al llegar el fin de semana tenía un partido de fútbol al que no podía fallar me había comprometido y pues con ganas o sin ellas tenía que ir. La cosa es que jugué mal y termine en el banquillo, como estaba con cara de pocos el entrenador me manda a las duchas y cuando estaba ahí me habla uno de los compañeros, que también enviaron a las duchas por pelear y que le sacaron la roja, y me pregunta que ondas y de por que llevaba la cara tan larga; tenía que desahogarme y se lo conté todo, me dijo que todo se iba arreglar y que no era el fin del mundo; lo típico. En fin, nos metimos a las regaderas y al final, ya listos, nos fuimos caminando. Íbamos en silencio, hasta que mi compañero se animó a hablar y me contó que hace un año el había estado en una situación muy similar y que en eso encontró una solución que le dio el dinero que necesitaba, lo mire esperanzado y le pedí que me contara… me hizo prometer que eso quedaba entre nosotros y me dijo que fuéramos al cuarto donde vivía. Mientras íbamos se me pasaron mil cosas por la cabeza y yo solo rogaba que no se tratara de drogas o cosas por el estilo. Cuando llegamos, me soltó el rollo, se trataba de una página en internet donde uno ponía anuncios de servicios sexuales, la cosa es que los anuncios eran para gays, me dijo que él lo había hecho y que consiguió el dinero que necesitaba en poco tiempo, yo lo mire con cara de “estas chalado man”, me explicó que él solo lo había hecho de activo y en que consistía eso, luego me dijo que no era tan jodido excitarse y que uno se la hacia chupar o la metía y en menos de una hora ya tenías unos billetes más en el bolsillo. Yo dude y como que la cosa no me iba, el compañero me dijo que ahí me estaba dando una solución y que si quería le entraba o no pero que yo chitón y que confiaba que no se lo contara a nadie. Le di las gracias, pero la verdad no me animaba. Nos quedamos en su cuarto y me invito unas cerveza y luego pasamos al ron, ya bien chispeados él me dice que con la herramienta que tenía podía hacer buen dinero yo le digo que no joda y así reímos de que me andaba mirando el paquete; seguimos tomando un poco más y me entra la melancolía y al final le digo que ya, que como hago. El me dice que sólo hay que entrar a la página esa, poner el anuncio de que servicio se ofrece, subir unas fotos y dejar un número de celular. El abrió su laptop, entró a la página y me mostró los tipos de anuncios, le dije que no tenía fotos de ese tipo y que me daba vergüenza ir a un café a subirlas en caso de que me las sacara. El se ofreció a sacarme las fotos y que las podíamos subir ahí mismo en su laptop, en lo borracho que estaba accedí y me saque la ropa y él me tomó las fotos con su celular, me dijo que la tenía que poner dura para sacar una y que pensará en algo que me excitara y me la frotara, al final se me paró sin mucha frotada y él me tomó otras fotos. Escogimos tres fotos, una de cuerpo entero, otra de costado y una de mi herramienta bien dura; en ninguna se me veía la cara. El llenó los datos y el tipo de servicio y antes de mandar la página me preguntó si estaba seguro y le dije que si.
Salí de su casa como a la ocho, seguía algo mareado y en eso suena mi celular y es alguien que ha visto el anuncio, me puse nervioso y respondí las preguntas como automáticamente. A los 20 minutos yo estaba en una esquina esperando a un auto Honda rojo, llegó el auto y se paro, bajó la ventanilla del pasajero y me preguntó si yo era Carlos, asentí con la cabeza, me dijo que entrara y que pusiera mi maletín atrás. Andamos por un rato, el tipo era mayor pero no era desagradable y me conversaba de todo y de nada y yo solo respondía sus preguntas. Parqueamos en un lugar oscuro y ahí me dijo que reclinara el asiento y luego fue directo a desabotonarme el pantalón, me asuste me dijo que me tranquilizara, me abrió el pantalón y me acaricio el paquete por sobre mis calzoncillos, poco a poco me fue excitando, hasta que ya bien dura me la sacó, la miro un rato me dijo que la tenía buena y se la metió a la boca, me la chupó increíblemente bien y buen rato hasta que acabe en su boca, le dije que lo sentía y me dijo que eso era lo que quería; luego me llevó hasta donde le dije, me pago y se fue.
Desperté medio mal y con la cosa que me daba vueltas en la cabeza y que como se me había ocurrido hacer eso y dispuesto a ir a un café internet a eliminar el anuncio ese. Me metí a la ducha, me puse un jean una polera y salí de casa. Mientras caminaba suena mi celular y es la muchacha, que quiere hablar que necesita que la vaya a ver, en fin, nos encontramos en una plaza cerca de su casa y me suelta un rollo tremendo y que de una vez consiga el dinero que todo eso es mi culpa. Ya de regreso a mi casa veo un café internet entro y como que no me animo a borrar el anuncio.
Ese domingo mi celular no paró de sonar, pero si veía un número que no conocía desviaba la llamada. El lunes casi igual, pero ya al final de la tarde como que digo que no era tan jodido que te la chupe otro tipo y que tenía que conseguir el dinero.
Estaba frente al televisor si ver nada y suena el celular y quedo con un tipo en treinta minutos a unas cuadras de mi casa. Me meto a la ducha y me alisto rápidamente y salgo. Llega una vagoneta y termino subiendo, pensé que iba ser otro con el que ir a un lugar oscuro y que me la iba chupar. Pero en vez de eso me dice que mejor vamos a su casa que ahí más cómodos y toda la cosa, al final ya estaba dentro del auto así que termine aceptando. Su casa estaba un tanto alejada y le pregunte si me volvería a traer y me dijo que si que no me preocupara. Llegamos, una casa grande y bonita, entramos y me dijo que me sentara en la sala, que no se tardaba, regresó al rato y me invitó un vaso con refresco y el tenía otro. Me hacia la conversación mientras tomábamos el refresco y de pronto me sentí mareado, no me di cuenta de lo que pasaba y le pregunte por el baño, me señalo en una dirección, intenté levantarme pero me venció el cuerpo y caí sobre el sillón. La habitación daba vueltas y yo estaba como borracho pero peor. Escuche unas voces, pero me sonaban distantes, me di cuenta que me estaban levantado, me perdía a ratos, luego sentí que me quitaban la ropa, yo trataba de moverme o decir algo pero no podía. No sabia que tiempo había pasado, cuando desperté estaba echado de pecho sobre un catre duro, cuando trate de levantarme me di cuenta que tenía las muñecas atadas con bandas de cuero a las patas del catre y que también estaban atados mis tobillos, me sacudí entero tratando de zafarme pero fue inútil, me puse a observar la habitación levanté la cabeza como pude y la giré para ver todo lo que alcanzaba a ver, no había nada, parecía que lo único era ese catre donde yo estaba atado al centro del cuarto. Luego escuche un puerta y me di cuenta que entraron dos tipos, uno de ellos dijo algo como que ya despertó el pajarito, les dije que me soltaran, les grite e incluso los insulté; solo se rieron, me dio miedo, les volví a gritar y solo sentí que alguien me pasaba algo por las piernas como acariciándolas. Me volví a sacudir tratando de soltarme pero nada, las correas seguían firmes sujetándome al catre. Cuando uno de ellos pasó por delante me di cuenta de que estaba desnudo, volví a gritar pero ya no los insultaba, les preguntaba que era lo que querían y que me soltaran. Sentí algo liquido y frío resbalar por mi trasero y luego algo duro tratando de introducirse, yo estaba atado con las piernas abiertas y por más que traté de apretar las nalgas sentí la cosa dura entrando, me metieron algo duro y lo hicieron con fuerza, un dolor agudo, como si me clavaran un cuchillo, grité fuerte y me salieron unas lagrimas, les pedí que pararan, pero me lo metieron hasta el fondo y luego me lo sacaron de golpe, volví a gritar. Escuche que uno decía, algo como que está sangrando, sentí que el otro se subía al catre y se echaba encima mío, me la metió de uno solo, sentí nuevamente mucho dolor, le pedí que por favor parara, pero el tipo me la metía y la sacaba fuertemente, yo le pedía que no lo hiciera, se detuvo y pensé que ya no seguiría, pero fue el otro que se monto y me la metió y yo grité de dolor. El que había estado sobre mi se puso delante y me levantó la cabeza jalándome de los cabellos, me puso su verga a la altura de mi boca y me dijo que si la mordía cagaría, me abrió la boca y metió su verga, sentí el sabor de la sangre y algo más. Mis lagrimas se escurrían hacia abajo, mientras un tipo me daba por detrás y el otro por delante. El que tenía en la boca terminó primero y sacó su verga, yo escupí el semen y sentí un puñetazo en el costado, me dijo que no tenía que escupirlo, el tipo de atrás dijo que estaba a punto de acabar y luego sentí que la sacó. Los dos se marcharon y me dejaron ahí todavía atado y todo dolorido. No sabía donde estaba, tenía miedo y rabia entremezcladas y estaba impotente ante la situación. Pasó un largo rato y escuche nuevamente la puerta, les pedí que me dejaran ir, que no diría nada y que solo quería irme, esta vez no fue gritando sino en tono de súplica; la única respuesta que recibí fue un fuerte golpe en las piernas, me golpearon con algo como un chicote, eso me hizo gritar y ellos azotaron mi otra pierna y después otra vez más, luego me azotaron las nalgas y después sentí el latigazo en la espalda que me hizo sacudirme entero. Les dije que ya no que por favor me dejaran, solo me dijeron silencio, yo traté de decirles algo más y nuevamente otro latigazo en el espalda, me quede callado y sentí que uno abría mis nalgas con las manos y me dio miedo, sentí sus dedos hurgando y los fue metiendo dentro mío, y parecía que quería meter la mano yo grite, no por favor! Los retiro y se subió al catre y sentí lo que me la metió y hacia sonar su pelvis contra mis nalgas. El otro se me puso delante y me dijo que se la chupara, me apretó el maxilar con una mano yo abrí la boca y me la metió. Esta vez tardaron más en terminar y cuando lo hicieron se retiraron. Volvió uno, el que manejaba el auto en que me llevó, me dijo que me iba a soltar, que luego me tenía que duchar y que luego podía irme. Esperó a que yo asintiera y soltó la correas de mis piernas primero y de mis brazos después, me ayudo a pararme y me condujo hasta un cuarto de baño, donde espero que yo me duchara indicándome que me jabonara bien incluso dentro, yo tenía miedo tocarme porque dolía horrores, pero al final hice todo lo que me dijo. Me pasó mis ropas luego de que me seque y me dijo que fuéramos al auto, yo andaba como un autómata, solo quería irme de ahí. Me subí al auto me di cuenta que el otro tipo estaba detrás, me asuste, pero el que manejaba me dijo que no pasaba nada que solo nos acompañaba. Me llevaron de vuelta a la ciudad y me dejaron en la esquina de donde me habían recogido. Antes de bajarme el que manejaba me dijo que sentía mucho si me habían lastimado pero esperaba que no hubiese rencores, me alcanzó unos billetes y yo me baje.
Ahí en la calle recién me percate que era de día, vi los billetes que tenía en la mano y vi que eran dólares, algo como 500. Me dolía todo el cuerpo y me sentía muy mal, aun así camine largo rato hasta la casa de la muchacha, llamé a la puerta y cuando me abrió le entregué los billetes que tenía en la mano, le dije que no quería que me volviera a llamar y me fui.
Solo se que hay gente endemoniada ahí afuera y que yo por andar en donde no debía me tope con dos de ellos.
Carlos.

AL FIN LOGRE A MI SOBRINA PATRICIA.

Hace mucho les conté lo mucho que me he estado loco por mi sobrina Patricia, que luego de un pequeño encuentro donde dejo que le mamara el coño a los dieciocho años cuando se quedo a dormir en casa. Ahora vive en USA desde hace tiempos, está casada con un gringo que esta destacado en Irak por lo que me di cuenta por relatos de su madre, mi cuñada, que tiene un vecino que le está aplicando en ausencia de su marido. Ese detalle me encendía mucho más al saber que ya hacia sus incursiones en el terreno de la infidelidad conyugal.
El caso es que vino de vacaciones a nuestro país y nos pidió que la lleváramos a la playa, ni lento ni perezoso rente un rancho de mar y nos fuimos toda la familia un fin de semana. Como era de esperarse casi me voy de bruces cuando la vi en bañador de dos piezas donde se le notaba el coñito perfectamente depilado con un monte de Venus descomunal, ahora tiene 28 años y está mejor que cuando le mame el coño para ese entonces peludo. Como sé que le gusta el tequila compre un litro esperando que alcanzara, luego de la cena todos los que habíamos asistido se quedaron dormidos luego del tequila, entonces ella me pregunto si tenía más, a lo que conteste que si pero que teníamos que ir a traerlo al vehículo que estaba un poco retirado, en la planta baja del rancho. Me acompaño a traerlo, llevaba un a salida de baño transparente que dejaba ver su perfecta silueta y el pequeño biquini, le aconseje que nos quedáramos en la primera planta del rancho que también servía de estacionamiento para los vehículos para no despertar a los que dormían, ella asintió que era lo más adecuado, le serví otro tequila el cual trate que fuera cargado, no era mi intención pasarla de copas pues sé que las féminas son muy duras para beber y más cuando se trata de este licor, pero también sé que el tequila a las mujeres les vuelve muy sensible el clítoris.
Bebimos alrededor de hora y media en medio de pláticas de su situación con su marido que tiene que verlo cada 6 meses, que se refugia en el trabajo para no pensar en su situación etc. Cuando de repente me dijo que porque la miraba tanto cuando se bañaba en el mar, yo le conteste que honestamente para mí era muy tentador admirarle su bello cuerpo y que ignoraba que pensaba el marido en dejarla tanto tiempo sola, la conversación se ponía cada vez más tensa a lo que respondíamos con otro trago de tequila para mojar la garganta porque al menos en mi caso se me cerraba de los nervios de estar platicando con una mujer a la cual le doblo la edad. De repente ella mirándome fijamente a los ojos me dijo que si quería verla que no le importaba y separo las piernas para que yo le pudiera ver su bañador, yo no pude contenerme la tentación de verle entre las piernas poniéndome rojo de la emoción, a lo que ella me pregunto qué me gustaría hacerle, con un aire de sinvergüenza le dije que lo que más ansiaba era repetir la vez que la hice acabar con una mamada, casi de inmediato ella se aparto el biquini dejando verle perfectamente su raja diciéndome “adelante hazlo” en menos de un segundo estaba arrodillado frente a ella dándole de mamadas en su afeitado coño que sentía salobrego por el agua de mar, tenía el clítoris bien erecto, trataba de meter mi lengua en ese cálido coño que había deseado desde que lo probé por primera vez, mientras mi lengua se perdía en sus labios introduje un dedo en su apretada vagina y pude comprobar que estaba prácticamente empapada, ignoro si por efecto del tequila o por la situación, no soporte tanta presión y me saque el pene para metérselo, ella estaba sentada en una especie de banca y yo parado, cuando me detuvo diciéndome que ahí no era adecuado, que fuéramos a caminar a la playa ya que podían despertarse y sorprendernos armándose una buen escándalo pues andaba mi mujer, mis hijos, mi cuñada, su hermano y su conyugue.
Nos dirigimos lo más pronto que pudimos a la playa que estaba oscura y solitaria, perfecto para lo dar rienda suelta a nuestras intenciones, cuando nos aseguramos que estábamos lo suficientemente alejados me tomo del cuello dándome un apasionado beso que respondí apretándole su vulva, nos dejamos caer en la arena teniendo como testigos solamente el ruido de las olas del mar. Con mi mano saque mi pene que parecía estallarme en las manos ella hizo al lado su bañador ofreciéndome el ingreso a su coño que me quemo cuando le arrime la cabeza del glande en los labios carnosos, que sensación más sabrosa cuando empecé el mete y saca, estaba completamente empapada de jugos lo cual me volvía loco de placer, hacia breves interrupciones para dejar de bombearla y bajar a su raja para saborear sus jugos, cuando me cansaba de tanto lamer volvía a penetrarla produciéndole sonidos ahogados cada vez que lo hacía, la sentía súper diferente a mi mujer que me ha dado cuatro hijos, nada que ver con este coño que aunque no era virginal nunca había dado a luz. Para mí era una sensación completamente nueva ya que nunca había probado otra mujer aparte de mi esposa en los últimos 20 años. Como era de esperarse nos corrimos como a los cinco minutos de estar culeando, pero era tanta mi emoción que no perdí la erección, se me vino a la mente las muchas veces que le había admirado el culo tan perfecto que tiene, cuantas veces me había pajeado recordando cómo le lucen las minifaldas a mi sobrina pues tiene unas nalgotas de infarto, la levante y la puse de perrito cuando le arrime el glande observe que no dijo nada, tenía todo mojado el miembro por lo que no era problema la lubricación, sin embargo no pude resistir la tentación de lamerle en toda su extensión su asterisco, ella daba gemidos mientras contraía su esfínter con cada lamida que le daba. Introduje mi dedo índice en su culito, observe que tampoco dijo nada, sentí como poco a poco fue dilatando su esfínter por lo visto mi sobrinita ya conocía estos placeres ó el marido había sucumbido a las delicias de su ano. Cuando supe que era el momento coloque mi pene en la entrada del ano y empecé a empujar, suavemente fui introduciendo mi pene en esa cavidad tan estrecha, pare un poco para que ella se acostumbrara a la sensación, luego empecé con penetraciones cada vez más profundas que hacían que ambos suspirábamos de placer, casi la sacaba completamente y la volvía a meter desde el glande, era como estar en el paraíso, la tomaba de las caderas, la vista que tenia me excitaba aún más ya que parecía una pera, de repente le apretaba sus pechos que eran duros como los de una doncella. No pude soportar más tanta presión y sentí como se acercaba un nuevo orgasmo y eyaculación, ella también empezó a moverse rítmicamente, yo sentía como la base baja de mi pene era acariciado por el esfínter de su ano chocando mis testículos en su vulva, se la estaba metiendo toda y no le dolía, de repente solté un chorro de semen que inunde por completo aquella cavidad, uno, dos, tres chorros con cada uno de ellos un empujón a fondo, perecía como que me quería meter con todo y testículos en aquel culo. Caí encima de ella en la arena todavía con el pene adentro de su mojado culo, me pidió que lo sacara despacio pues le dolía, me di vuelta y ambos quedamos boca arriba viendo las estrellas que habían sido testigos de aquel encuentro pecaminoso.
Nos pusimos los bañadores y caímos en la cuenta que habíamos estado lejos del grupo cerca de media hora, le dije que tendríamos como coartada que habíamos salido a buscar tortugas a la playa pero que no tuvimos suerte, para que nadie sospechara nada. En el camino al rancho le comente que la había pasado súper y que yo estaba claro que quizá nunca más vuelva a ocurrir a lo que ella me interrumpió diciéndome que cuando quisiera estaría disponible para mi, que ese seria nuestro secreto, que antes de viajar a los EEUU quería que nos viéramos nuevamente y que cada vez que volviera quería estar conmigo. Para nuestra suerte todo el grupo dormía, nos acostamos en nuestras habitaciones, yo no pude pegar un ojo de la emoción del pedazo de culo que me había comido esa noche, a la mañana siguiente nos despertamos todos para ir a bañarnos a la playa como si nada hubiera ocurrido, yo tenía miedo que todo aquello hubiera sido producto del tequila y evitaba verla a la cara, el sentimiento de culpa me embargaba, podía sentir su mirada observándome con una sonrisa picaresca en su rostro, por fin había cumplido mi sueño de tirarme a ese cuerpazo que había deseado durante tantos años.

Autor: Spacer02

Me impresiono mi padre

Mis padres están divorciados desde que yo tenía cinco años ahora tengo veinte, vivo con mi madre y la relación que tengo con mi padre es muy buena es más bien como de amigos. Mi papá vive solo y yo paso los fines de semana en su casa.
Debo describir un poco como es mi papá, es súper relajado, muy comprensivo, buenísima onda muy educado y muy propio, aunque tiene su carácter, totalmente lo contrario a mi madre, físicamente es delgado, marcadito, moreno, ojos color aceituna, cabello castaño oscuro y ondulado, mide 1.75 m. y gracias a que se cuida mucho practica yoga y le gusta andar en bici aparenta unos treinta y cinco años cuando en realidad tiene cuarenta y tres, también debo mencionar que es muy atractivo.
Yo soy también delgado, 1.70m. piel clara, ojos café, cabello castaño claro, totalmente parecido a mi madre.
Trabaja en una empresa constructora aquí en la capital y debido a una obra lo mandaron a otra ciudad junto al mar por cinco semanas para que supervisara algunas cosas, pasaron las semanas y recibí su llamada anunciado su regreso para el sábado siguiente, que me tenía un regalo y que se había comprado una pantalla plana de cincuenta y dos pulgadas.
Resulta que llego un par de días antes los cuales aprovecho para que instalaran su pantalla, entonces le dije que me invitara a ver una película en su nueva televisión y quedamos de vernos el sábado para disfrutar una tarde juntos lo cual le pareció perfecto porque me dijo que quería descansar y no salir de casa.
Llegue, como yo tengo llaves de la casa entre sin anunciarme ni hacer ruido, mi papá tenía preparado queso, jamón, el sushi que me gusta, uvas y una botella de su vino favorito, cuando lo vi me quede sorprendido había cambiado su look ahora estaba rapado y con barba de candado, debido al sol de la playa donde estaba también tenía un bronceado de envidia, yo en alguna ocasión había fantaseado con mi papá pero al verlo no pude dejar de contemplar lo guapo que se veía, realmente quede impresionado.
Estaba acostado en el sillón me acerque para saludarlo, me senté en el otro sillón, mi papá lucia cachondisimo solo tenía puesta una playera de cuello muy pronunciado algo ajustada y unos pantalones de una tela muy delgada color blanco que parecían como los que usa cuando hace su yoga. El verle descalzo con los pies perfectamente cuidados como siempre lo ha hecho y apreciar sus brazos con los vellos con un tono color cobrizo por el agua de mar me estaba alterando.
Empezamos a platicar de cómo le había ido pero la verdad no podía concentrarme en lo que me contaba, una extraña sensación se apodero de mi, sentía mariposas en el estomago y de hecho hasta estaba nervioso al pasar los minutos me di cuenta, estada muy excitado y deseando a mi padre yo no lo podía creer pero era cierto.
Mi papá me dio a escoger la película que veríamos y de pronto se puso de pie para servirme un poco de vino y darme mi regalo, cuando lo vi parado me quede sin respiración la tela del pantalón era tan delgada que se transparentaba todo y pude apreciar que no tenia puesta ropa interior, muchas veces lo había visto desnudo pero con ese atuendo se veía tan sugerente, tan sexy, tan provocativo que sentía que se me salían los ojos.
Total que brindamos y nos pusimos a ver la película pero en realidad a quien veía era a mi padre, el deseo de abrazarlo, de sentir su piel fue más grande que cualquier vergüenza que pudiera sentir.
Me quite los zapatos y me acosté en el mismo sillón que él, mi papá se me quedo viendo como cuestionándose porque lo había hecho pero no dijo nada, para acomodarnos nuestras piernas se entrelazaron yo estiraba mi brazo para darle de mi sushi en la boca y respondió de la misma manera con lo que él comía. Después de un rato tome su pie y le empecé a dar un masaje, dijo que se sentía muy rico y puso su otro pie en mi pecho para que también fuera consentido de pronto el tomo los míos me quito los calcetines y también inicio un rico masaje como los que nos dan cuando me invita al spa, obviamente yo tenía una erección tremenda sin pensar lamí sus pies él los quiso retirar inmediatamente pero lo sujete fuerte sus pies son suaves mi lengua pasaba entre sus dedos y él con cara de total asombro termino simplemente con los ojos cerrados disfrutando de lo que estaba haciendo.
Me quite la camisa y le pedí que me diera masaje en los hombros, me senté dándole la espalda y empecé a disfrutar del placer que sentía al tener sus manos sobre mí, me pregunto que si todo estaba en orden yo solo reí afirmando, me recargue en su pecho tome sus manos colocando sus brazos para que me diera un fuerte abrazo y le dije que lo quería mucho, me respondió diciéndome que también me quería mucho. A pesar de que somos afectuosos me comento que no recordaba cuando había sido la última ocasión que me había dado un abrazo como ese que seguramente había sido cuando yo era un niño.
Así, yo recargado en su pecho, abrazados con nuestras piernas flexionadas, juntas y sintiendo sus pies sobre los míos continuamos viendo la película.
Un rato después me puse de pie y le pedí que se levantara, inmediatamente coloco un cojín en su regazo, se negó pero insistí, no quería que me diera cuenta que tenia la verga parada pero era evidente, al estar de pie no podía creer como se le marcaba la verga, de un jalón baje sus pantalones y esa hermosa verga morena, grande y cabezona provoco que me pusiera de rodillas para mamarla desenfrenadamente era la primera vez que la veía erecta, mi papá me lo impidió, estaba sin palabras solo escuchaba su respiración acelerada yo me levante y me quite los jeans tome su mano y la dirigí a mi verga que chorreaba a montones mi padre la sujeto como con miedo puse mi mano sobre la suya e inicie con movimientos suaves a masturbarme indicándole cómo hacerlo, el temblaba, yo tome la suya para hacer lo mismo, nos quedamos viendo y poco a poco acerque mi boca para que se unieran en un beso que nos hizo estremecer , nos abrazamos y sus manos acariciaban mi rostro, de pronto se separo y me dijo que no era correcto lo que hacíamos, lo abrase y le pedí que solo sintiera, que pensara que era la demostración de amor de un padre a su hijo, me abrazo nos besamos y me dijo lo mucho que me quería.
Lo tome de la mano nos dirigimos a la recamara nos acostamos en la cama y mi papá paso sus labios por cada centímetro de mi cuerpo cada uno de sus besos y sus caricias me estremecían, la delicadeza y el cuidado con que me acariciaba demostraba un cariño infinito pero al mismo tiempo tenían un aire lascivo, cada una de sus caricias, de sus besos, de los roces de sus labios en todo mi cuerpo fueron correspondidos de la misma manera yo me acomode para tener su verga frente a mi cara la tome con mi mano y la empecé a mamar, pasar mi lengua por su tronco, chupar sus huevos, saborear esa cabeza que no dejaba de producir ese liquido que era como un poción que me embrujaba a mi padre le producía un estremecimiento brutal sus gemidos me calentaban aún más.
De pronto cambio de posición y el también devoro mi verga que casi tiene las dimensiones de él podía sentir como le producía placer el hacerlo, chupaba mis huevos para luego pasar su lengua por el tronco, chupar la cabeza de mi pito y metérsela hasta la garganta, estando boca arriba tome mis piernas levantando el culo para dejarlo expuesto él sin dudar lo chupo, su lengua me subió al cielo puso mis piernas sobre sus hombros y coloco su verga en mi ano, lentamente me la fue metiendo, la verga de mi padre se fue abriendo camino hasta que estuvo totalmente adentro, el dolor que sentí nunca se comparo con el placer que me causo, el ritmo de mete y saca así como el choque de sus testículos en mis nalgas me hacían sentir como si una corriente eléctrica pasara por todo mi cuerpo, ese ritmo se aceleraba y disminuía y se volvía a acelerar le pedía que continuara de esa manera lo más posible, me acariciaba se inclinaba lo suficiente para besarme, el grito de mi padre indicaba que se venía, mi culo apretaba su verga él arqueaba la espalda para meterla hasta lo más profundo y podía sentir como su leche salía disparada dentro de mí, una vez que termino me la saco y me abrazo su cuerpo lleno de sudor me hacía sentir único, no paraba de decirme lo mucho que me quería.
Yo estaba en las nubes no daba crédito mi padre me había penetrado, la verga que me había dado la vida era mía, me quede dormido acostado sobre su pecho con mi pierna entre las suyas y el abrazándome, no sé cuánto tiempo nos quedamos dormidos por el cansancio pero rato después me despertó su mano que me estaba masturbando yo simplemente me deje, empezó a besarme su lengua pasaba por mi oreja y el cuello, bajo por mi torso y volvió a mamar mi verga, que placer sentía yo de nuevo al sentir su lengua y barba en mis ingles en la parte del vello en mi abdomen paro se me quedo viendo y me dijo que me hiciera a un lado se puso boca abajo y me dijo que quería sentirme dentro de él, mis ojos brillaron le chupe el culo que a cada lengüetazo paraba ofreciéndomelo, me rogo que lo no hiciera esperar, coloque la cabeza de mi verga en su culo y empuje poco a poco, me suplicaba que lo hiciera con cuidado que era la primera vez que sería penetrado, cuando dijo eso yo sentí algo indescriptible era yo quien se la metería por primera vez, mi pobre padre sentía dolor finalmente entro toda mi verga e inicie el bombeo, los gemidos de mi papá eran excitantes, su culo era calientito, apretadito, le pedí que cambiáramos de posición para poder ver su cara llena de placer, tenía sus piernas en mis hombros, metía y sacaba mi verga con fuerza y al mismo tiempo lamia sus pies, me di cuenta y de que mi padre tenía lagrimas en los ojos, pare y pregunte si lo estaba lastimando, el suplico que no parara, que no lloraba de dolor, que lloraba de felicidad y de placer.
Continúe metiéndosela tratando de no terminar así pasamos unos minutos hasta que le dije que estaba a punto de venirme se zafó y me la mamo hasta que me vine, chorros de semen salieron inundando su boca él me abrazo me beso de tal forma que sentía una comunicación que no requería palabras mi leche pasaba de una boca a otra, fue increíble, esto se convirtió en un pacto, el de demostrarnos desde ese día nuestro amor de padre e hijo de esta manera tan profunda.
Hoy día no quiero otra cosa más que estar con mi papá todo el tiempo posible de hecho me ha pedido que me mude a su casa ahora que mi madre tiene una pareja nueva y por supuesto que lo haré.

El amigo de mi primo

Hola, a todos lee envío este relato de algo que me paso hace un año. a mi primo lo invitaron a un casamiento y como no quería ir solo me invito a que vaya con el. Se casaba un amigo y el hermano del novio invito a mi primo. Llegamos a la fiesta el amigo de mi primo nos saludo y fuimos a tomar algo hasta que sirvieran la cena, el acontecimiento se realizó en un salón de fiesta a las afuera de la ciudad. tomamos unos tragos y luego vino una chica y se puso a charlar con mi primo y luego se fueron, quede yo solo con su amigo. Les comento que si bien soy gay no soy para nada amanerado, pero por lo visto este chico llamado Juan se dio cuenta de mi condición. Tomamos varios tragos y luego tenia ganas de orinar así que le dije que me indicara donde quedaba el baño, el me dijo vamos!!! te acompaño. fuimos, entre al baño y mientras me miraba al espejo él entro, yo me asusté, el me dijo no tengas miedo no hará nada que no quieras, para ese entonces yo tenia 18 años y el 22. Me dijo yo se que te gusta la pija, yo con un poco de vergüenza le mire su verga que estaba ya al palo. se dio cuenta y me dijo quieres mamarla y yo avergonzado pero con ganas comencé a tocarle la verga. Luego me dijo que se había peleado con su novia y que estaba caliente con ganas de coger. Comenzamos a tocarnos, yo temblaba de nervios y calentura ya que era la primera vez que estaba con un chico. Nos besamos el me besaba el cuello, luego la boca, luego saco mi remera y pasaba su lengua por sus tetillas, yo le apretaba la verga. Luego me dijo que vayamos a la ducha y que nos sacáramos toda la ropa. Nos fuimos y grande fue mi sorpresa cuando saco de el bolsillo de su saco una tanguita y un corpiño, me dijo quiero que te los pongas, eran de mi ex novia y quiero que lo uses para mi, yo había usado lencería femenina pero en la intimidad. esa situación me calentó que accedí a su pedido. Luego me decía mi amor te quedan mejor que a Julieta (su ex novia). Yo me sentía una putita para ese entonces, Luego vestido de mujercita le mame la verga que no era tan larga pero si gruesa, el comenzó a gemir y me agarraba de la cabeza, me decía si mía mor chúpale la verga a tu macho y yo comencé a pasar mi lengua por su huevos, comencé a sentir el olor de sus bolas y estaba recaliente. Comenzó a tocarme las nalgas y eso me estremeció, entonces le decía quiero que cojas, pero despacito porque todavía no lo hice con nadie. Yo te voy a cuidar putita mía te voy a coger despacito y luego me vas a pedir que te la meta fuerte. Luego me hizo poder de cuatro pies, me corrió la tanga y comenzó a pasar la lengua por mi orto, yo ya estaba recaliente y le decía si mi amor cómeme el orto, mi vida, hacerme tu putita. Luego me corrió la tanga y sentí la cabeza de su verga en la puerta de mi orto que ya estaba dilatado. Costo que entrara sentía una carne dura y caliente entrando por mi orto, primero me dio miedo, pero al mismo tiempo me estremecía , era una sensación que nunca había tenido. Luego me comenzó a gustar y el comenzó a decirme que rico orto mamita es mas rico que el de Julieta, y yo le decía culiame mi Romeo y el entre risas y calentura me seguía cogiendo y me decía que lindo que sos, ahora no dejare que nadie te mire ni se te acerque, yo le decía soy solo tuyo papito. Estuvimos un rato así, hasta que salió de mi orto y se acostó boca arriba y me dijo que me sentara en su verga, yo estaba recaliente me senté despacito y el comenzó a tocarme las tetillas por sobre el corpiño, yo estaba recaliente y le decía que rico papito que sos y el me decía que linda putita me estoy cogiendo. alababa mi orto estrecho y lo rico que apretaba a su verga gorda, estuvimos así un tiempo hasta que el me dijo que diera vuelta que quería acabar en mis nalgas yo me acosté boca abajo y sentí su leche espesa y caliente corriendo por mis nalgas. Luego el me beso y me dijo que si quiera que nos podamos juntar otro día para probar otras posiciones, yo me reí y le dijo que si. luego nos lavamos y salimos a la fiesta, mi primo ya se había levantado a una chica y se fue, el resto de los invitados ya habían cenado, nos sentamos a tomar unos tragos y luego el me acerco a mi casa, nos despedimos con un beso y quedamos en vernos el fin de semana siguiente.
Espero que les haya gustado y luego les cuento de otros encuentros que tuvimos con Juan. Saludos

Descubri mi lado Bi, maravillosamente

Se que suena trillado decir que el relato que voy a contarles es verídico, pero en esta ocasión así lo es. Ningún detalle ha sido agregado, si acaso algunos detalles no se señalan debido a que pasaron aquella noche tantas cosas que sería inacabable contarlo todo.

Quero decir que soy un hombre hetero, casado y con dos maravillosas hijas. Puedo decir que pleno y correspondido por mi esposa, y por si fuera poco con “algo” de pegue que me propociona en su momento suficiente “satisfacción sexual”. Sin embargo creo ser un experimentador del sexo y pues siempre he estado abierto a probar, auqnue no se me había presentado una oportunidad muy clara sio hasta hace poco tiempo. Hoy estoy cumpliendo 50, y solo hasta hace 3 años que me sucedió lo que aquí relato para ustedes.

Soy un hombre delgado, moreno, de 1.74 de estatura y 77 kg., bien parecido y medio tragaños, pues a decir de mucha gente aparento algo así como 40. Mi aspecto actitudinal y mi voz que es varonil y grave, me hacen creo, un hombre interesante, con el que ademas puede platicarse libremente de cualquier tema, pues tengo el placer de ser culto.

Habiendo hablado de mi, te comento que me dedico a dar capacitación a personal y que por condiciones de mi trabajo, tengo que viajar por diversos medios a toda la republica mexiana, loq ue me ha dado muy exitantes experiencias. En esta ocasión, en abril de 2009, tuve que viajar a Ixtapa a dar dos cursos de 5 días cada uno, por lo que estaría en ese lugar por dos maravillosas semanas. En el primero de los cursos concí a Jorge Carlos, un muchacho delgado moreno, de ojos marrón, cabello muy bien peinado y lacio en un maravilloso negro azulado. El usaba siempre una camiseta bien ajustada que hacia ver sus musculos no muy grandes pero suficientemente marcados, sonreía todo el tiempo y era en sus actitudes, muy amable, varonil y educado.

En realidad me llamó la atencion desde el principio, aunque nunca pensé que fuera a darse lo que sucedió, en parte también por la diferencia de edades, ya que el tenía en ese momento solo 25 años. Pero en fin, el primer dia al final del curso, que suelo terminar de manera muy emotiva, recuerdo que casi todos en el curso se acercaron a abrazarme antes de retirarse a sus habitaciones. Yo debo reconcoer que mañosamente, busqué el abrazo de Thelma, una mujer de escasos 22 años, pero una de las mas hermosas mujeres que he visto, una mujer preciso de hermosísimomcuerpo y no menos hermoso rostro, para mi beneplácito ella me abrazó de manera muy abierta y casi sentí todo su cuerpo pegado al mio; por mi mente pasaron muchas escenas y deseos de lo que podría ser una de las siguientes noches. Todos me abrazaban y llego el turno de Carlitos… me abrazo con fuerza y en un abrazo largo, había estado llorando un poco por la historia que conté, me dio las gracias, soltó algo de llanto y me abrazó de una manera que me hizo sentir algo que no había sentido antes, como si estuviera atrapado, como si quisiera dejarme ir. No puede incluso evitar sentir su exitación junto a mi pierna derecha y a mi vez exitarme un poco por eso.

Nos despedimos todos y pensé que hasrta ahi había quedado todo, pero cuando iba camino hacia mi cuerto, oí que me llamaban por mi nombre, volví la cabeza y descubrí que eran justamente Carlitos y Thelma, se acercaron a mi y me preguntaron cuales serían mis planes, y que me invitaban una copa en el bar. Me acomapañron a dejar mis cosas en la habitación, se sentaron en mi cama, mientras me refrescaba, y salismoshacia el bar. En la plática del bar se trataron muchos temas, que el curso, que yo, que ellos, que Thelma y su belleza… elcaso es que en determinado momento me invitaron a una fiesta que se llevaría a cabo esa misma noche, me dijeron que era una fiesta “open mind”, pero que con respeto, que si no quería participar en nada no lo haría, que habría de todo, pero muy abierto; así que decidí ir con ellos.

Al principio la fiesta parecía una fiesta como cualquier otra, bailes, bebidas, grupos amenos y hasta algunos “cachondeos” como el que estaba protagonizando Thelma con quien supuse sería su novio. Era una fiesta muuy animada, pero hasta ahí, y yo estaba en una muy interesante charla con Carlitos, Raúl y Román, estos dos, primos de Carlitos que en la misma fiesta me había presentado. Al cabo de un rato, sin saber como había empezado, volví a ver a Thelma en la acción, en esta ocasión estaba desnuda y teniendo un rico sexo con otra chica de la reunión, mas grande que ella y no tan bella, pero tampoco era de mal ver. algunos les animaban a seguir, otros se iban exitando y hacian lo propio, empezaban por un lado y otro a surgir parejas hetero en tremendos “fajes” por un lado y otro, pero el espectáculo del centro era Thelma y quizá una señora mayor, que luego supe era la “mamá” (laboral) de thelma, que estaba haciendole oral a un tipo negro alto con un pene monstruoso. Recuerdo haber dicho para mis adentros algo así como: y yo que pensé que solo habia de esos en las películas porno.

Bueno, yo me sentia en este ambiente, la verdad exitado… raro, pero exitado. Cuando me desconcentré un poco de lo que estaba viendo, me di cuanta de que las manos de Carlitos y Raúl, que estaban a mi lado, se encontraban an mis piernas. Los miré a los ojos, pero no dije nada. Carlitos entonces se acercó a mi oido y me dijo: “Hazme tuyo aquí, frente a todos, ¿si?”. Por supuesto me negué y bueno, supongo que no con mucha firmeza, pues le tomé la mano a Carlitos, pero no la quité de mi perna, solo le dije no, y acaricié su mano, así que supongo que no me creyó. Insistió dos a tres veces, cada ves pidiéndolo con mas ternura, lo que emezba ahacer efecto en mi; incluso, en una de ellas, se acercó tanto a mi que me dió un hermoso beso. Debe ser raro oirlo de un hétero, pero Carlitos besa hermoso y recibí el mas maravilloso de los besos que hasta entonces había recibido.

Por otro laado, Raúl también me dijo, dejame “cojerte cariño”, me exitas… y mi cabeza, sin obedecer mis razonameintos se movió de atrás para adelante… ¿Que estaba pasando?… ¿Estaba aceptando?…

esto animó mucho a mis acmpañantes… Carlitos siguió besandome y senti como varias manos empezaban a quitrme la cmaisa para que él, mi ya para ese mometno amado Carlitos pudiera acariciarme y besarme mejor. Correspondía a sus caricias, sentí su cuerpo msculoso, vi prefectamente brillar su piel morena y me exité muchísimo con ese par de nalgas tan hermosas que él tien y el más estético de los penes que haya visto nunca: No demasiado grande, no demasiado gordo, pero realmente bello y profundamente antojable, lo mismo que su paradito y perfecto trasero
Volví la vista, había dos hombres con Thelma y ella se meneaba como diosa del amor; uno de ellos era el negro aquel que había estado con su mamá, y otro Román. Entre tanto, Carlitos estaba ya lamiendo mi pene, engulléndolo y dandome el mas placentero oral… yo hice un verdadero esfuerzo por soportar sin venirme, a find e prolongar más y más el placer sentido; entonces llegó la solución pues Raúl se subió al sillón y acomodó su “cosita” en mi boca, pro lo que me pude concentrar en hacer gozar a Raúl y contenerme con el trabajo sublime de mi Carlitos. Entonces, Raúl pregntó: ¿Quieres ser mia, mmi nenita?, a lo que contesté: Si papito.

Quitó a Carlitos de entre mis piernas, así que él se puso a mi lado, donde podía besarme, acaricierme, relajarme (esto último muy importante por lo que estaba a punto de pasar). Sentí claramente como Raúl y alguien más, quizá dos mas, lubricaban mi ano; metían incluso dedos y alguno lo chupaba en una sensación desconcertante pero bella… estaban haciendo que deseara que alguien me penetrara urgentemente. Pronto vi de reojo como Thelma, que había terminado su labor, pero aun desnuda, colocaba a Raúl un presenrvativo. Entonces, sentí como el pene de Raúl se acercaba y lentamente empezaba a introducirse en mi.

¿Dolía?, si, mucho…., pero por nada del mundo quería que terminara esto, me sentía en el cielo realmente. Mi Carlitos me preguntó si dolía, afirmé con la cabeza y el me decía relájate, lo vas a disfrutar, y por favro papito, contente para mi… yo seré tuyo hoy, y me besaba. Pronto dejé de sentir dolor, o quizá sea mas correcto decir que empecé a disfrutar ese hermsoso dolor… lo sentia totalmente dentro de mi. Empezó un rico mete y saca, y después de bastante rato, se movió con frenesí y terminó dentro de mi…. Al salirse de mi ano, sobé su pene, le retiré el presenrvativo y luego con mi boca agraqdecí el maravilloso momento… lochupé, acaricié y besé con dedicación aunque mi pene estaba a punto de reventar de la exitación.

De lo dedicado que estaba, no me di cuenta de que detrás de mi se fraguaba una nueva embestida, y “alguien” a quien nunca identifiqué, me penetró una vz más… yo me dejé hacer, y disfruté la penetración. Cuendo este amante incógnito hubo termnado su labor, fuí puesto en el centro donde antes estuviera Thelma. Ahi se me cumplió uno de mis sueños, pues estaba aierta de piernas Thelma, esperando mi lengua que la hizo vibrar. Gimió sin gritar, porque en su boca estaba la vagina de su “mamá”, ahora ya desnuda y también de muy buen ver. Y detrás de mi, una, y otra y otra penetración. Raúl, Román, otros dos y una vez mas Raúl hcieron su trabajo y me penetraron de lo lindo y hasta que se cansaron.

En cierto momento, Carlitos me dijo: “¿Estas cansado papito?”, dije que no y me guió, tomandome del pene, escaleras arriba hasta una habitación en donde él y yo nos gozamos pro primera (de muchas veces que en su momento te podré contar si me contactas), me besó yme deje besar… me hizo un maravilloso oral, lo penetré un buen rato, me vine dentro de él, tres veces y seguia suficientemente erecto… luego sentado él de espaldas a mi, rodee su cuerpo y tomé supene, besé su espalda y comencé a masturbarlo a un tiempo, hasta que terminó en mi mano, y unté su semen en su vientre… termianmos a un tiempo, de muy bella manera, así que cundo terminamos, besé y lamí su vientre lleno de su esperma, y luego se recostó sobre mi pecho y casi dormido, me dijo algo así como: “Papito, desde hoy seré te nuvia, te amo…”

Asi mismo amanecimos y solo les digo por el momento que cada una de las noches en ese lugar, las pasé con Carlitos… Una o dos veces me regaló como premio extra el cuerpo de Thelma, quien por cierto, es unaprofesional en la materia y todo el tiempo fue contratada por mi Carlitos, lo msimo que su “mamá”.

Kuego de ello me declaro Bi y juego los roles que se presenten… así que si quieres vivir bellas experiencias conmigo, contáctame… q_kiss62@hotmail.com

Besos

Jugando con el inalambrico

Tito tiene un signo de sexo en el cerebro. Así es, mi marido, siempre esta buscando cosas nuevas para nuestra cama y nuestra pareja.

Cuando me fue indagando sobre eso de intercambio de parejas, lo tuve que ir frenando de a poquito. Si le acepte jugar con consoladores, vibradores y otras cuestiones.

Quien le consigue esos equipitos, es un amigo de la oficina. Lo conocí hace algún tiempo, y hasta salimos en pareja con su señora. Yo se que quizás ellos pretendieron otra cosa, pero no paso de charlas y quedamos como buenos amigos, tanto que este años hemos salido dos veces a bailar juntos.

Hace poco, el amigo trajo una novedad que le enviaron de Europa, un masturbador femenino con mando a distancia. Mamasita que cosa que me resulto especial.

Es como una tanguita, que te la pones con elásticos ajustables, que tiene un triangulo como mariposa con cuerpo de gelatina que te calza justo en la pepa. Te la pones, y cuando accionas o accionan el remoto comienza a masturbarte vibrando justo sobre tu botoncito…… y te vuelve loca, o al menos a mi me derrite toda.

Tiene como siete ritmos diferentes, lo que me provoca variedad y me saca jugos importantes, y al ser inalámbrico mi marido juega con hacerme orgasmar en los lugares más exóticos.

A mi me gusta usarlo porque disfruto mucho, aunque acabarme en la confitería, o en el cine, ha sido cosa para mi extraña.

Su amigo Matías y la esposa Isabel, nos han vuelto a invitar para que salgamos a tomar algo con ellos. El sábado pasado quedamos de encontrarnos.

Tito, mi marido, insistió un poco para que me pusiera el arnés con remoto, y así lo hice.

Cuando nos encontramos, Isabel, para mi sorpresa me pregunto si tenía puesta la tanguita, y allí me enteré de que ella también la llevaba puesta.

El bolichito es agradable, con buena música y discreto.

Fue Matías, el que comenzó el juego, haciendo que Isabel se sonrojara por la acción del masajeador clitorial. Reímos por la ocurrencia.

Fue Tito también el que sin que yo pudiera impedírselo que comenzó a provocarme cortitas excitaciones, a lo que yo reclame a mi esposo, cordura.

Cuando me explico que era un juego, yo ya estaba húmeda y bien cachonda.

Así que cuando ellos propusieron jugar para ver quien lograba que su mujer acabara primero, yo solo atine a reírme. Isabel también parecía excitada y nerviosa.

Así que comenzaron a provocarnos con las vibraciones, ambas nos pusimos cachondas, pero así gozando no lograbamos llegar al clímax.

Fue tremendo, furibundo, brutal, ellos cambiaron de remoto, y por el solo hacho de saber que era Matías el que me estaba provocando eso, a través del control remoto explote sin miramientos viendo que a Isabel le ocurría lo mismo.

Ambas éramos mujeres calientes, cachontas y también trasgresoras, no había dudas.

Quede en una sola pieza, gimiendo e intentando contenerme, no se si por la vergüenza o la novedad.

Ya Matías pidió a Isabel que soltara el vibrador, que se puede separar del arnés, y una vez que lo tuvo, sin reparos se lo ofreció a Tito, para olfatear lo que había logrado. Este olfateo mirándome pero les dijo…..- Muy rico, muy rico.– A ver Yamila, dame el tuyo para comparar…..

Yo algo celosa, lo saque pronto para poder marcar con mis olores la nariz de mi marido…… pero este muy suelto de cuerpo se lo ofreció a Matías.

Matías me miro, y no solo olfateo el vibrador, lo saboreo pasándole su lenguaza, hasta metérselo en la boca y chupar los restos de mis jugos.

– Exquisitos, puedo asegurar que son exquisitos….. pruébalos Isabel…. Y acto seguido le paso mi pequeño vibrador a su mujer para que esta también lo lamiera.

– Si ella fuera de mente abierta, seguramente que te dejaríamos saborearlos directamente, dijo Tito, para ponerme mas furiosa y descontrolada.

– – Yo tengo la mente como la tengo y no estoy para esas cosas, al menos por ahora, dije, como para no ser tan grosera.

– Pues, esperaría mil años, para saborear de nuevo tus jugos, dijo Matías.

Hablamos de lo que había pasado, con aquel juego, donde yo tuve que admitir que me había excitado mucho mas con el mismo artefacto, tan solo en manos de otro que no fuera mi marido. Ellos sacaron de eso explicaciones filosóficas que yo no quise escuchar.

Así que entre cabildeos, ideas, reflexiones y copas, nos retiramos de aquel bolichito.

– He amigo, tu no estas en condiciones de conducir y yo tampoco….. así que caminemos.

Era real, ambos estaban en copas, mejor dicho, los cuatro estábamos algo empinaditos.

Caminamos y a las pocas cuadras, Tito propuso pasar la noche en el Motel del Centro, cosa que aceptamos al unísono, pues nuestras casas quedaban bastante lejos.

Ellos en la pieza 23, nosotros en la 24.

Nos duchamos y pusimos cómodos en la cama, dispuestos a jugar a pesar de las copas.

Sentimos los golpecitos en la puerta, seguro que eran ellos, dije….. Y así era.

Entraron, y yo tapada con la sabana, los salude extrañada.

– Mira amigo, dijo Matías, que yo no pueda saborear los jugos de tu mujercita, no significa que tu no puedas saborear los de la mía, además hemos venido, por que Isabel quisiera ofrecerte ese honor.

– Será un placer, respondió Tito.

Están borrachos, me dije, pero quede tan absorta y confundida, que no atine a decir ni ah.

Isabel se recostó en la cama, y pude ver como ella misma abría sus piernas, tomaba los labios de su vagina, abriendo su sexo para que mi marido la viera y fuera por ella.

Tito se inclino y perdió su cabeza entre las piernas de Isabel, la que pronto revoleaba los ojos como poseída, sintiendo lo que mi marido sabia hacer, pues era un experto en chuparme la concha.

El atrevido de Matías, saco su polla para dársela a mamar a su mujer, así completaban un trencito los tres.

Tito perdido entre las piernas de Isabel. Isabel abierta de piernas abrazada a las piernas de su marido chapándole el pingo….. y Matías mirándome con una cara de goce que me enternecía…… tanto, que retire la sabana, abrí mis piernas y lo deje acercarse lo que pudo, el resto me acerque yo para que comenzara a comerme el coño.

Lo hacia riquísimo, y verlo allí entre mis piernas, tener a la vista su pijota a la que a mi temperamento conmovió, con su grosor, tamaño y textura.

Acaricie primero sus brazos, luego su cabeza, y cuándo estaba por llegar al clímax, lo vi. moverse ágil saliendo de las manos de su mujer para arrodillarse entre mis piernas.

Fue un instante de incertidumbre, pero tan fugaz que no llegue yo a recapacitar, pues cuando quise sacar conclusiones ya la tenia toda adentro.

Se movio, fornicandome, y le respondí con movimientos prendiéndome de su humanidad.

En mi tercer orgasmo, fue que mire al costado, donde mi Tito, prendido de las caderas de Isabel, la clavaba en posición de perrito. Nada le preocupo que estuviera yo allí despatarrada, ensartada por su amigo, más bien, que lo excitaba pues la emprendía fogosamente contra las nalgas de su amante.

Matías me puso en cuatro, y me la dio desde atrás, quiso probar el hoyito, pero no se lo di, igual acabo como loco fornicandome con furia.

Ese fue el final de aquella visita. Se fueron a su cuarto.

Mi marido me abrazo, me beso con gusto a concha de otra mujer, y penetro mi cuevita recién cogida por su amigo.

Lo abrace fuerte mientras me llenaba.

– Te gusta esto, verdad, hijo de mil putas, te gusto verme cogida por tu amigo, verdad?

– Vos bien sabes, que siempre quise que gozaramos todo lo que se pueda gozar.

– Pero no tenés miedo que me vuelva una puta?.

– Al contrario, te quiero bien putita, para probar miles de variantes.

Aquellos chirimbolitos vibradores que traía de vez en cuando, fueron pasando a desuso, y comenzamos a jugar con conchas y vergas verdaderas.

Eso mejoro nuestras vidas.

Camila, Festejo de cumple

Hola amigos, con Uds. Camila nuevamente despues de tanto tiempo sin contar mis experiencias. Esta vez les quiero contar algo reciente. Cumplí mis 26 años hace dos semanas, y quise festejarlo de una manera diferente.
Miguel, mi novio está haciendo un curso de larga duración en el ejercito que comenzó hace 1 mes, tiempo desde el cual no nos vemos y todavía falta mucho para encontrarnos.
Esteban (el abogado de la empresa donde trabajo), sabiendo de esto, no perdió tiempo y me propuso festejar el cumple con él. Ambos sabiamos las intensiones así que, como no soy muy fiel que digamos, y la mayoria de la gente no sabe mucho de mi vida privada, ya que soy muy reservada con eso, le propuse que lo hicieramos en mi casa nueva a la cual todavía faltaban como 3 semanas para poder mudarme aunque ya tenia varias cosas ahí.
Como era día jueves, les dije a mis compañeros de trabajo que dejaramos el festejo para el viernes a la noche así no tendriamos problemas para venir a trabajar.
Esteban llego solo a mi casa, traia bebidas y me dijo que en un rato llegaba el delivery con la cena. Llego temprano y aprovechó para tenerme sola para él. Fué un polvo común, al rato suena el timbre y me dice que se encarga él de ver. Yo esperando en el living, veo entrar a su amigo Ruben junto a 2 chicos. Ahí me comentan que sos sus sobrinos y que querían que debutaran conmigo. Me comentaron que eran de Ushuaia, que no tendria que hacerme problemas.
Obviamente la cena de ellos era yo, y tenian su ración para darme.

Luego de haber realizado el arreglo con mis viejos amantes, me dirigí de inmediato hacia estos muchachos, con los que en unos segundos hice mis planes.

Esteban y Rubén se retiraron hacia la cocina para no intimidar a los chicos. Puse luces bajas, música y comencé a bailarles. Mientras me desnudaba les frotaba mi trasero y mis pechos sobre sus caras. De apoco fui desvistiendo uno por uno, los puse frente de mí y les comencé a mamar la verga. Estaban tensos, sus pijas muy duras; fueron suficientes unas cuantas mamadas a cada uno para que se vinieran en mi boca ambos.

Luego recosté a uno de ellos y lo monte. Como yo ya estaba excitada de pensar en como me cogerían Esteban y Rubén, cabalgue al muchacho de forma salvaje, llame al otro y le pedí que se recostara, lo monte y le dije al anterior que me lo metiera por atrás. Ahora les indicaba como moverse. Cuando note que sus vergas estaban bien lubricadas y ellos ya me cogían sin indicaciones, los hice detenerse, puse la pija del que estaba abajo en mi trasero y le indique al otro que también la introduzca por ahí. Lentamente nos fuimos poniendo más cómodos y aumentando el ritmo. Coordinaban perfectamente sus movimientos y mi trasero se estiraba relajadamente.

Los hice acabar rápido dentro de mi trasero. Una vez terminada la tarea, se cambiaron y los despaché. Comenzaba lo mejor.

Mis amantes salieron desesperados de la cocina, Rubén directamente se sentó y me indico que le mamara su cañón, Esteban estaba como loco con mis pechos. Ya no aguantaba mas, estuve esperando con muchas ansías este momento así que recosté a Rubén y me monte sobre él, de inmediato le pedí a Esteban que me la introdujera por atrás.

En nuestro encuentro anterior no pudimos estar así por el gran tamaño de sus trancas y creo que fue por una mala posición mía.

Ahora estaba completando esta hermosa fantasía de tener dos bates al mismo tiempo. Sentía como se estiraban mis tripas y mi vagina. Era tan grande mi calentura que mi trasero no necesito ningún lubricante para ser perforado. Cuando terminamos de acomodarnos y sentirnos cómodos, empezamos los tres a darle ritmo, fuerza y mucha profundidad a esta cogida fenomenal.

Estos dos viejos si que se mantenían en forma, lo hacían muy bien, Esteban con sus tremendas manos tomaba mis nalgas y me pegaba bien a él en cada embestida mientras Rubén me comía los pechos de una forma tan sabrosa como bestial.

Rubén se comenzó a sacudir con mucha mas fuerza hasta que se vino dentro de mí, me la dejo dentro mientras la hacia latir, esto, mas las embestidas de Esteban hicieron que me viniera justo cuando pude sentir los chorros de leche en mis tripas.

Nos quedamos un lindo rato en esa posición hasta que empecé a sentir como disminuían los tamaños de sus trancas.
Por lo visto esto lo estuvimos esperando los tres ya que nos quedamos rendidos. Ellos se cambiaron, me dieron un lindo beso de despedida y se marcharon dejándome contenta por lo vivido. Aunque pensaba seguir la fiesta la siguiente noche. Se los cuento luego.

Una noche de lluvia 1

La tarde empezaba a declinar los tímidos rayos de sol que quedaron después de la lluvia poco a poco se escondían tras las nubes en que se imponían altaneras sobre el majestuoso volcán que enmarcaba la boca costa. Camila salio a recorrer el lugar para terminar con su tarea de recolectar hojas aromáticas que le servirían para una exposición al día siguiente, copudo evitar la tentación de caminar por el lugar lleno de senderos y riachuelos de agua cristalina, por un buen tiempo anduvo por allí, hasta que la noche callo y la visión no fue clara, emprendió el retorno a la cabaña cargando un ramo de ramas de hojas aromáticas que emanaban un rico aroma a su paso, de pronto advirtió el ahogado sonido de un motor que se negaba arrancar, observo como con intentos fallidos el conductor no pudo echarlo andar, se encamino hacia donde el estaba para ofrecerle su ayuda, hizo ruido con unas ramas para que el no fuera asustarse, el al advertir el sonido voltio un poco intrigado.
Camila, hola no fue mi intención asustarle, solo que me llamo la atención ver que tiene problemas.
El. Hola bueno si mi carro no quiere funcionar
Eso veo soy Camila, quizás pueda ayudar en algo, Extendió su mano para saludar.
Mucho gusto soy Paolo, y bueno creo que no sabrás de mecánica o ¿¿ si???
Camila no claro que no, pero podría llamar algunos de los encargados de aquí sin duda podrían ayudarte aunque no tardara en llover de nuevo esos pequeños rayos de sol solo fueron una ilusión, por que en esta parte la lluvia es muy frecuente, también hace mucho frió.
Paolo si estoy dándome cuenta de eso vine a dejar a unos amigos que están mas allá arriba camino al volcán pero no imagine que mi carro fallara y la verdad no conozco a nadie por aquí.
No te preocupes voy por uno de los encargados para que te ayude por lo menos a llegar el carro hasta la cabaña donde allá luz te parece.
No quiero causarte molestias, dijo el, creo que la cabaña esta muy lejos y ya casi no se ve.
Descuida conozco muy bien este lugar y no es bueno que te quedes aquí, la corriente del agua es muy fuerte y podrías lastimarte, vuelvo en unos minutos voy por ayuda.
Paolo esta bien espero por ti. Ella se encamino hacia la cabaña, en efecto la oscuridad ya ennegrecía los caminos pero ella podía recórrelos muy bien. Al cabo de unos minutos llego en un Jeep acompañada de dos hombres ya mayores quienes de inmediato revisaron el carro indicándoles que la falla era grave que lo mejor era remolcarlo hasta la cabaña, Paolo acepto con la esperanza de que estando allá podrían arreglarlo y regresar a la ciudad esa misma noche. En seguida llegaron, en efecto había mucha iluminación y eso permitió que realizaran una inspección mas detallada del carro y si, el daño no podía ser reparado de inmediato por lo que sugirieron pasara allí la noche.
El dijo no estoy preparado para pasar la noche aquí además no quiero ser una molestia.
Una persona que tiene un inconveniente así nunca es una molestia, me sentiría peor si te fueras con ese desperfecto y date cuenta ya empezó a llover. Podrás quedarte en mi cabaña es muy amplia y hay una habitación desocupada, Don Mario Y Francisco gracias por colaborarnos, que tengan buena noche. Los dos hombres se despidieron y se encaminaron a la guardianía, ya la noche estaba totalmente oscura, fría y lluviosa. Ambos entraron a la cabaña que tenía encendida la chimenea y el calor se sentía muy acogedor. Pasa siéntate te puedo ofrecer chocolate y café que prefieres.
Paolo me da mucha pena contigo ya te diste cuenta de lo sucio que estoy echaría a perder tu sillón si me siento allí.
Camila no seas tan dramático, no es para tanto pero si lo prefieres puedes cambiarte allí en el closet hay unos pantalones de pijama que sin duda te quedaran también hay playeras, lavare tu ropa para que este seca para mañana, por que la cara de sorpresa, te cuesta creer que esta cabaña este tan bien equipada, soy ambientalista paso muchas temporadas por aquí y mas de una vez he llegado como vienes hoy y debo tenerla ropa limpia para cualquier imprevisto, eso lo explica.
Debo recocer que es un lugar muy femenino, voy a darme una ducha, y luego con gusto aceptare el chocolate que me ofreces. Se encamino para el baño y ella se fue a la cocina, el olor del chocolate en unos minutos llenaba toda la cabaña olía con esa esencia.
Bueno si me queda un tanto ajustado pero esta cómodo.
Te ves bien, vente acomódate ya tu chocolate esta listo.
Cuando venias vi que traías un ramo de hojas, era una mezcla de aromas muy agradables.
Suelo ir a recoger algunas después que llueve para ponerlas en la chimenea y su aroma llena el ambiente de una tranquilidad exquisita, en especial cuando tengo que trabajar como hoy.
No es mi intención quitarte el tiempo dime en donde puedo dormir y pasare la noche sin interrumpirte lo prometo.
Es que siempre eres así de apenado, estoy preparándote algo de cenar, imagino que si fuiste a la cumbre y te quedaste atascado bien habrán pasado unas cuatro horas y sin duda hacia mucho que habías comido a esta hora debes estar hambriento.
Paolo, sonrió y le dijo eres bruja ¿como lo sabes?
Llevo mucho tiempo recorriendo estos caminos, se cuanto demoras en ir y venir en especial en estas épocas, fuiste afortunado de quedarte cerca de aquí.
Sabes Camila cuando te vi llegar pensé que eras una gitana que me ofrecería leer me la mano.
Camila sonrió a carcajada limpia, me imagino que lo pensaste por la forma en que iba vestida, me encantan las faldas largas, sandalias y esas blusas de gitana y cubrir mi cabeza por prevención a veces caer pedacitos de ramas, si me imagino una gitana con flores y todo.
Aunque como luces en este momento te hace ver muy bien, gracias. Las da por que ella le entrega un plato de comida. Huele muy bien, comida vegetariana.
Aquí se cultivan vegetales muy ricos es bueno comerlos así de frescos en especial de noche cuando debes cuidar tu digestión. La conversación se prolongo asiéndose mas amena cada vez y pasado un buen rato Paolo dijo que ya se ira a dormir, Camila le mostró su habitación.
Has sido muy gentil al permitirme pasar la noche aquí, valla que no eres desconfiada al dejarme a solas contigo en la cabaña.
Camila sonrió de nuevo, viste a ese par de robustos hombres que te ayudaron a llegar hasta aquí, con solo sonar la alarma ellos ya no serán tan gentiles, además tienes cara de buena gente y si quieres ir a dormir por mi no hay problema yo aun debo preparar material de trabajo, espero no te moleste que encienda una velas he inciensos, puedes abrir las ventanas tienen maya contra mosquitos lo único que entra mucho frió.
Descuidad no seré un mal huésped lo prometo gracias por todo me iré a dormir buena noche. Paolo se dirigió a su habitación solo que como no era su costumbre en cuanto llego lo primero que hizo fue despojarse de la ropa de dormir quedando únicamente en bóxer. Se echo sobre la cama y se abrigo con las sabanas que le habían ofrecido. Intento dormirse pero no podía dejar de pensar en que era lo que hacia la mujer que había dejado en un ligero camisón cubriendo su cuerpo con una discreta bata pero que en más de una ocasión dejo entre ver un cuerpo semi desnudo. Apago las luces y abrió la puerta para verla ella ya no tenia la bata puesta solo un camisón corto y bastante liviano pudo darse cuenta que solo llevaba puesta una tanga y el resto del cuerpo estaba desnudo, ella no advirtió que el la veía y se desplazo por la salita con toda comodidad, coloco el ramo de hojas en la chimenea y en efecto en unos minutos el aroma era increíble. Se percibía una sensación de ambiente relajado, la luz de las velas un toque de misterio de fondo música afro americana. Ella tarareaba la melodía mientras acondicionaba varias clases de hojas limpias y secas dentro de bolsas transparentes. Sin saber por que de pronto se dio cuenta que esa imagen le había provocado una erección. Quiso volver a su cama y no sentirse así por descuido boto un cuadro y ella de inmediato se dio cuenta y fue hasta la habitación para ver si el necesitaba ayuda.
¿Estas bien?, le pregunto ella que había llegado ya a la puerta.
Si, si, fue un accidente no me fije que el cuadro estaba detrás de mi no encendí la luz para no distraerte salí al baño y provoque este desastre.
No, no te preocupes pensé te habías lastimado, si prefieres puedes hacerme compañía en lo que termino de arreglar mi demostración de mañana. Ella caminó sin advertir que el solo estaba en interiores sin darle importancia a lo atrevida que ella lucia.
Salio detrás de ella solo colocándose una camisa de franela que había detrás de la puerta. Se fue al sillón donde había estado antes y después de obsérvala le dijo: es fascinante estar junto a un apersona que puede llegar a ser tan mística.
Camila lo vio detenidamente y luego le respondió: imagino que has de pensar que soy una hechicera o algo parecido, al ver todo esto que tengo aquí.
Paolo sonrió, no creo que lo sea mas bien me parece que eres espiritual que te gusta el contacto con la naturaleza que esto te relaja.
Bueno eso es algo que tú deberías de hacer para sentirte mejor, por que a simple vista se nota que acumulas un estrés bárbaro.
Paolo se sorprendió, insisto eres pitonisa.
Camila viéndolo con seriedad, le dijo_ Voy a tocar tu rostro y sabrás por que digo que estas estresado. Con su mano delicadamente le toco las mejillas, aquí tienes tensión sin duda por trabajo, prosiguió por la cien, uuuuy, aquí tienes no solo estrés si no también acumulado mucho cansancio puedo jurar que no has dormido bien y si continuo por tu cuerpo puedo encontrar mucho mas en especial en tus piernas.
¿Mis piernas que con ellas? Como puedes siquiera imaginar como las tengo.
Hoy subiste a la cumbre y de vuelta tu carro se descompuso tus piernas recibieron ese estrés, si no tienes inconveniente puedo ayudarte a relajarte
¿Cómo? pregunto Paolo intrigado.
Acuéstate en esta camilla, deja caer tu cuerpo entre sabanas blancas, eso te dará paz, el aroma del incienso y las hojas secas te ayudaran a respirar un aire libre de contaminación y rico en inhaladores naturales, pondré un balde de agua del pozo debajo de la camilla para que ella te de energía. Cierra tus ojos y permite que te ayude a botar todo eso negativo que traes en ti.
Unto sus manos con bálsamo de manzanilla y empezó a deslizar sus dedos por la espalda sintiendo el exceso de cansancio acumulado fue recorriendo cada parte de ella con delicadeza, el sintió una sensación diferente podía percibir el roce de los senos de ella recorrer parte de sus brazos, le provoco tocarlos, acariciarlos pero temía que esa actitud pudiera romper el encanto de lo que hasta el momento estaba siendo riquísimo, los dedos por momentos se perdían en el cuello estremeciéndolo por calor que brotaba de su respiración, solo se escuchaba la música suave que repercutía y sus músculos que sonaban cada vez que ella encontraba tensión, luego sintió caer algo tibio sobre su espalda y recorría su espina dorsal hasta llegar al borde de sus caderas, allí delicadamente fue esparcido por sus nalgas con movimientos circulares eso fue un tiro directo a la excitación fue un chispazo que lo llevo a la erección, poniéndolo en una situación incomoda por que ella se daría cuenta y temía cual fuera ser su reacción. Ella lo noto de inmediato y muy sutilmente le dijo_ Deja a tu cuerpo reaccionar y expresarse porque castigarlo. Esas palabras lo tranquilizaron. _ Ahora date la vuelta despacio. El obedeció y lentamente se coloco boca arriba, una espesa nube de incienso le empaño la vista y pudo darse cuenta que ella estaba completamente desnuda y su bóxer hasta las rodillas, su cuerpo estaba mas liviano casi relajado, le acomodo almohadas para que quedara semi sentado, le dejo caer sobre los ojos un antifaz de esos que relajan la vista, le doblo las piernas semiabiertas y debajo de ellas le puso almohadones. Paolo no se podía quejar estaba como rey a merced de alguien que le daría mas que un intenso masaje, de nuevo lleno sus manos de bálsamo y continuo con proceso, la erección se había disimulado un poco, y esta vez si pasaba seria terrible porque fue despojándole del bóxer hasta dejar el cuerpo totalmente desnudo. Sintió como las manos de Camila recorrieron sus hombros se deslizaron por el tórax, descendieron por el vientre hasta llegar a la pelvis, otro chispazo cuando le dejo caer un poco de líquido dentro del ombligo y con el dedo índice acarició el interior del mismo, el movimiento fue muy sensual, contrajo todo para no gemir, ella volvió a decirle. _ Dale permiso a tu cuerpo para que se exprese. Paolo ya no era dueño de si, todo aquello le había excitado de manera poco común y fue mas cuando paso sus manos por la entre pierna como el roce de los dedos hacían contacto con el pene que ya estaba completamente erecto, continuo con el proceso de las piernas hacia las rodillas, aquello era tan placentero solo esperaba que no le dijera que ya todo había acabado por que no sabría cual seria su reacción, de pronto un liquido tibio y espeso empezó a caer por su pene, intento tocarlo, ella se lo impidió, el olor era agradable._ No te preocupes dijo ella es esencia de menta sentirás una sensación rica ya veras. En efecto una vez dejo de caer el líquido, vino algo que lo estremeció por completo. Empezó a deslizar su lengua por el pene de arriba abajo, ese primer contacto lo electrizo. El proceso continuo y ella siguió haciéndolo mas fluido el sentía el calor de la lengua deslizándose, la electricidad recorrer su cuerpo, estrujo las sabanas con sus manos mientras que su cuerpo pedía mas, continuaba con mas frecuencia hasta ponerlo dentro de su boca, para succionarlo poco a poco de manera muy sensual y sutil con mas rapidez por momentos, el gemía, gozaba, se relajaba sentía como la sangre recorría su cuerpo y su corazón palpitaba con mas fuerza, sabia que de un momento a otro explotaría en placer ante la mamada que estaba recibiendo. Ella pudo adivinar y lo retiro de su boca para ver como todo aquel manantial brotaba de un hombre que dejaba salir todo el estrés.
Paolo quedo inmóvil, agotado, sin fuerzas para levantarse, sintió como ella coloco debajo de sus cadera una manta y luego como lo asió para que no quedara seña de su virilidad. Le retiro el antifaz y le coloco encima una sabana blanca, dejándolo solo por unos momentos.
Al volver traía puesto el camisón que dejaba entre ver su cuerpo desnudo._ Espero que hallas podido relajarte la verdad tu cuerpo estaba echo nudos. Dijo sonriendo
No puedo quejarme esto fue increíble. Respondió aun excitado Paolo.
Ya puedes dormir tranquilo mis plantas y yo ya te ayudamos lo suficiente.
El se acerco a ella que estaba de espaldas terminado de recoger las sabanas, le puso las manos en los hombros, creo que no podría dormir solo esta noche después de lo que acabas de hacer. Dijo en un tono tembloroso. Ella sin voltear le respondió._ Solo te ayude a relajarte no fue nada del otro mundo eso te permitirá dormir tranquilo. Mientras ella hablaba el se lleno las manos de bálsamo y empezó a frotarle los hombros. Esa sensación le fue agradable a ella, pero de inmediato reacciono volteándose y poniéndose frente a el. _ Fue un masaje nada mas. Dijo mientras se quedaba sin palabras frente a el que sin decir mas le dio un beso lleno de pasión, el que ella no resistió, sus manos lo atraían hacia ella, el recorría sus hombros, dejando caer los tirantes del camisón que cedían a su paso, deslizo sus dedos por la espalda y cuando sintió la había colocado en una posición muy excitante, estaba sentada sobre la mesa con las piernas separadas y la mitad del cuerpo desnudo. Las manos de Paolo descendieron hasta las piernas de Camila que anhelaba con desesperación sentir ese roce por todo su cuerpo, Paolo tenía unos labios muy sensuales carnosos que producía un placer exquisito el mordisquearlos, ella le acaricio la espalda con sus manos y por momentos el roce de sus uñas le provoco a el placer de penetrarla y que ella se contrajera en movimientos sutiles, sensuales y que sus gemidos estremecieran sus oídos. Sin embargo se limito y fue deslizando sus labios por el cuello hasta apoderarse de los pezones que se estimularon más al roce de la lengua, que los humedecía al mismo tiempo que los excitaba, sus dedos llegaron a la entre pierna y lentamente fueron buscando el calor corporal que se sentía y la humedad que atraía para penetrar uno de ellos entro provocando que ella gimiera y se moviera candentemente, eso lo éxito mas y esto le permito introducir dos dedos mas, ambos estaban ardiendo en deseo por consumar ese momento, pero no querían adelantarlo o precipitarlo por que la idea era gozarse y disfrutarse. Ella acariciaba el cuello, mordisqueaba sus orejas reaccionaba a cada caricia, a cada estimulo. El no pudo más y la tumbo sobre la mesa que estaba llena de hojas y se fue hasta su vagina acariciándola con la lengua, y luego con delicadeza coloco en sus labios el clítoris el cual acaricio, lamió, y succionó llevándola a un intenso orgasmo, sus líquidos emanaban como lo hacían su gemidos y movimientos.
No podía retardar mas el final se levando y se dejo caer sobre el sillón, separo sus piernas y ella fue a reunirse se coloco sobre el y sintió como esa penetración le hacia vibrar el cuerpo, el traro de unirla lo mas posible a su cuerpo para disfrutar de esos movimientos, ambos gemían, sus cuerpos se estremecían y el anhelado momento llego. Terminaron, sus cuerpos sudaban, estaba débil del placer. El le pidió a ella que no se retirara, quería sentir su perfume, su esencia de mujer. Ella sonrió le dio un beso y luego de unos minutos se fue a la regadera. El intento seguirla pero no tenia fuerzas en las piernas y no le pareció prudente, luego la vio salir he irse a su habitación envuelta en una toalla, al rato el también se baño y se retiro, paso por la habitación de ella y luego se fue a la suya. La noche continua lluviosa y esto en conjunto con lo relajado que quedo le permitió tener unas horas de sueño increíble.
A la mañana siguiente se levanto vio su ropa limpia sobre el mueble de la habitación, de inmediato se puso de pie se vistió y salio a buscarla. Su carro ya estaba funcionando, no la diviso por ningún lado, le pregunto a los hombres que lo habían auxiliado por ella y ellos le respondieron que se había marchado al alba, uno de ellos le entrego un sobre en que contenía una nota que decía:
Entre a tu habitación y no quise interrumpir tu sueño que se veía tan placido, lo que compartimos anoche fue increíble y si no te hubieras dejado relajar no habrías disfrutado de tu sexualidad con la plenitud como lo hiciste, me sentí intensa.
Mis mejores deseos Camila.

El suspiro profundamente, exclamando Gracias a ti esto fue increíble, espero volver a verte.

Fin.

21.07.2011. Y. P………………

Mi primera vez

Hola mi nombre es sarai tengo 18 años soi delgada de 1.65 piel aperlada cabello lazio y de figura atrayente jhe buen ire al grano con mi relato aclaro es la primera ves que escribo esto..

Todo comenzó cuando tenia 15 años como toda chica adolecente me atraían mucho lo chavos y me gustaba el sexo de muchas formas a esa edad ya avia tenido varias relaciones sexuales con algunos amigos y novios asi es que por ese lado estaba familiarizada con el tema jhee.
Ese fue un fin de semana de abril que fuimos a pasar a la casa de mis abuelos que vivian en una pequeñaa finca en ese lugar hay varios animales entre ellos un hermoso perro pastor alemán enorme con el que siempre jugaba cada ves que iva asi aya.
Esa tarde llegamos a la finca cansados por el viaje asi esque todos nos acostamos temprano solo cenamos y nos fuimos a dormir en la finca de mis abuelos tambien avia un pequeño cobertizo donde guardavan una infinidad de cosas como lo son lámparas y ese tipo de cosas que aveces se necesitan.
Esa noche mis papas se ospedaron en una avitacion y yo en otra con mi hermanita pequeña ya tena un rato de estar acostada y sentí ganas de ir al baño pero el camino estaba muy oscuro asi que decidi entrar al cobertizo a buscar una lámpara, en ese momento me encotraba en bata de dormir y avajo de esta solo llevaba puesta una pequeñaa tanguita que estaba un poco mojada por que el dia avia sido largo y no avia tenido tiempo de bañarme.
Bueno me diriji al cobetizo y las ganas de hacer mis necesidades me abrumaban asi que decidi entrar en el cobertizo para aliviar mi ganas de orinar en una parte de cobertizo no avia techo ni piso asi que deduje que si asia mi necesidad hay nadie se dariaa cuenta, encendí la luz principal del lugar y decidi quitarme mi tanguita y dejarla en el piso entonces epmese aa hacer lo mio cuando depornto escuche un ruido que de inmediato me levante y decidi ver que era.
Cuando me haacerco al lugar donde se escucha el ruido veo que el pastor alemán (el perro se llamba jobi) estaba lamiendo mi tanguita lo que llamo mi atención y le comencé a hablar.
Le dije que tal te gusta lo que lames muchos hombres lo hana echo y les faciina comencé a reir y el perro se me acerco y metió su nariz entre mis piernas lo que consiguió que sintiera un escaalofrio y solo atine en darle una caricia lo que sentí en ese momento fue riquísimo por lo que deje que el perro continuara sentí que eso no estaba bien pero con cada lamidaa en mi chochiita mi instinto aanimal se desatava mas.
Entonces decidi recostarme y abrir mis piernas para sentir un poco mas en eso estaba cuando veo que de la funda del perro se asomaa algo rojo y grande que crecia cada ves maas traate de tocárselo pero como que lo laastimava asi que ensalive mi mano y lo comenze a masturbar con cuidado el me seguiaa lamiendo aun mas y io me exitaba mas entonces desidi meter su enorme pene en mi boca lo abia echo con algunos hombres pero nunca con un perro cuado lo probe no era desagradable al contrario era delicioso lo lami como nunca lo abia echo en mi vida entonces el comenso aa moverse después de esto comezo a eyacular una gran cantidad de semen que con cada mamada salía mas y mas hasta el punto que comenso a ahogarme y yo a comerlo todo es semen escurría de mi boca hasta mi chochita aa lo que el perro empeso aa lamer con aalegria yo estaba que no lo creía le avia echo oral a un perro.
Después de esto me sentí sucia y decidi retirame a dormir depues de esto nuncaaa mas lo he vuelto a hacer con un animal y quiero sentir lo que sienten muchas chicas al ser penetradas por un animal y quiero escuchar consejos para esto les dejo mi correo sarii_boniita@hotmail.es