Archivo por meses: febrero 2013

Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Lupita, mi hermana, con mis amigos en el monte

Mis andanzas con mi caliente y complaciente hermana, en uno de tantos sucesos en los cuales damos rienda suelta a nuestros deseos sexuales.

Mi hermana, Lupita, tenía una actividad sexual desenfrenada, era, y es, muy caliente, se iba con amigos al monte, por donde vivíamos había un enorme monte y unos campos de cultivo, el cual estaba cercado y delimitado por el caño de las aguas negras, a donde casi nadie se atrevía a pasar, porque había un señor que cuidaba el lugar y era de muy malas pulgas, así, todos y todas, porque también iban chicas, nos quedábamos en lo que era el monte, antes de caer la noche nos íbamos a nuestras casas, bueno, algunos…

En una ocasión que andaba yo más caliente que de costumbre, me puse las pantaletas de mi hermana, un brassier, las copas las rellené con dos pantaletas de ella y me salía dar la vuelta al centro, pues no había ninguno de mis amigos por la colonia, ya en otras veces había hecho eso, pero siempre regresaba igual; muy excitado y sin haber conseguido quien me cogiera. Esa tarde fue diferente, pues encontré a un amigo; el primero que me había penetrado. Platicamos de tonterías y después él me dijo que si me gustaría que me cogiera, ya se imaginarán, con lo caliente que estaba le dije que sí. Me invitó a los baños, pero yo no quise ir, le pedí que mejor fuéramos al monte que está cerca de mi casa y aceptó. Llegamos al lugar, le dije que nos fuéramos a un lugar discreto, porque alguien podría vernos, aunque ya estaba por oscurecer.

Nos fuimos a la orilla de un camino, justo donde delimitan los sembradíos y el monte, sabía, o al menos eso creía, que allí nadie nos miraría, pues desde donde estábamos veíamos el camino y alcanzaríamos a ver si alguien se acercaba, además pasaría a unos 20 metros de nosotros, con escondernos estaría resuelto el problema. Por el lado del sembradío nadie nos miraría, pues el señor que cuidaba ya para entonces se debía haber ido, pues por lo regular lo hacía como a las 5 de la tarde, así las cosas era el lugar perfecto.

Se desabrochó el pantalón y lo bajó hasta las rodillas, junto con la trusa, vi esa hermosa verga que tanto me había gustado y que había sido la primera que había entrado en mi ano, bajé la cabeza y comencé a mamársela. Luego de un rato me dijo que me pusiera para cogerme, le bajé el pantalón pero antes me quité la chamarra holgada que traía y se llevó una sorpresa; traía una playera ombliguera y brassier, se entusiasmó y me estuvo acariciando mis tetitas de hombre.

Se excitó cuando vio que traía puesto un biquini, no me lo quitó, lo hizo a un lado y comenzó a tratar de meterme su verga, yo me acomodé, empinado, apoyado en el tronco de un árbol y por fin logró meterla (aquí voy hacer una aclaración, aunque ya se la había mamado antes y me había cogido, solo había sido una vez y fue cuando me desquintó.

Pero me desilusioné cando sentí sus fuertes espasmos y muy rápidos jadeos; estaba terminando, me echó su tibia leche, pero yo apenas comenzaba a ponerme más cachondo.

El muy cabrón me la sacó y dijo; “bueno pues se acabó, ahí nos vemos”, se limpió la verga con su pañuelo, lo tiró y se fue, me dejó solo ahí, aún bien “prendido”

Yo me iba a masturbar y escuché unos ruidos y volví la vista a los sembradíos, allí estaba dos hombres y me miraban atentamente, yo no supe que hacer, al mismo tiempo quería subirme el pantalón y ponerme la chamarra, ellos comenzaron acercarse a donde estaba, yo estaba aterrado.

Sobre el caño de las aguas negras está un tubo metálico, grande, por donde pasa el agua a los sembradíos, yo estaba cerca del tubo y sabía que de quererlo, ellos llegarían a donde yo me encontraba, con suma facilidad. Con los pantalones a las rodillas no podría correr, mi situación era en verdad preocupante para mí. Los dos se dirigieron al tubo y sin dificultad lo pasaron, me calmé un poco al ver que su actitud era amigable.

Me saludaron bien, como amigos, luego me preguntaron que qué mala onda de mi amigo, de haberse ido y dejarme allí, yo no sabía que contestar, estaba asustado, nervioso pues. Me dijeron que no me preocupara, que eran buena onda y que solo querían platicar un poco conmigo, dijeron que habían visto todo.

A mí me dio vergüenza, pero ellos se seguían comportando muy buena onda, me preguntaron que dónde vivía, mi edad (tenía 16 años), total les mentí en cuanto a dónde vivía.

Charlamos unos minutos y fue entonces cuando uno de ellos me dijo que si no quería tener sexo con ellos, yo ya estaba calmado y evaluaba la situación, si decía que no probablemente se disgustaran y por la fuerza me lo hicieran y quien sabe cómo la pasaría.

De cualquier manera sabía que no tenía alternativa así es que accedí. Nos fuimos al sembradío y allí cogí con los dos, les mamé el pene a los dos, luego se turnaron para cogerme mientras yo le chupaba la verga a uno de ellos. Fueron dos palos o dos eyaculaciones que cada uno de ellos tuvo.

Al final yo me masturbé, lo hice con el biquini que traía puesto. Los chicos se extrañaron porque traía esas prendas y me preguntaron que de quién era, yo les dije la verdad, se miraron sorprendidos y luego me preguntaron que si tenía una hermana igual de caliente que yo, les respondí que sí y fui más allá, les dije que si querían la podría llevar con ellos y lo comprobarían.

Platicamos un buen rato y ellos insistían en que no creían que yo fuera a llevar a mi hermana con ellos, yo les dije que si lo haría. Nos pusimos de acuerdo. La llevaría el siguiente sábado al monte, para que la vieran y ella los viera, porque si a ella no le pasaban ellos entonces yo no la forzaría. Estuvieron de acuerdo. Sería a las 5 de la tarde.

Me fui a casa y en una oportunidad que tuve le comenté a mi hermana lo de los chicos esos, a ella, como yo lo imaginaba, le gustó la idea y estuvo de acuerdo en ir el sábado para conocerlos, en el monte.

El sábado nos fuimos al lugar previamente indicado, ella llevaba un short blanco, ajustado, y una playera, estuvimos con unos amigos y amigas, divirtiéndonos en los árboles.

De pronto vi a los dos chicos que se acercaban, se detuvieron cerca de donde estábamos y le hice una seña a mi hermana y otra a ellos, se acercaron a nosotros y nos saludaron. Vi que a mi hermana no le desagradaron.

Platicamos un rato, nos pusimos de acuerdo, iríamos a las 8 de la noche, pero entraríamos por donde está el pozo del agua, porque si cruzábamos el monte alguien podría vernos.

Nos regresamos a casa y poco antes de las 8 nos salimos, dijimos a mi madre que íbamos por unos apuntes de la escuela con un compañero. Llegamos y allí estaban ellos, pasamos por entre unos árboles y arbustos hasta el sembradío. Nos llevaron hasta una choza, de troncos y ramas, lejos, ahora sí, de cualquier mirada indiscreta.

Ninguno se atrevía a dar el primer paso, fue uno de los chicos quien se separó un poco del camino para orinar y ella se me acercó y me dijo; ya comenzamos, o hasta que horas?”.

Le dije que se acercara para que se la viera y ella lo hizo, se acercó a donde estaba el chico y se le quedó viendo directamente a la verga.

.- ¿Te gusta?, si quieres puedes tocarla.

.- ¡Claro!, todo, todo eso me voy a comer?.

.- Eso espero mi reyna, a ver si eres como no dijo tu hermano.

La abrazaron y comenzaron a besarle en la boca y el cuello, mientras le apretaban sus pequeños senos. La llevaron luego a una pequeña choza que tenían donde guardaban algunas cosas de labranza.

Allí la desnudaron, le quitaron su pequeño short y su playerita ombliguera, luego ellos también se quitaron la ropa y comenzaron a acariciarle todo su lindo cuerpecito.

Uno de los chicos se bajó a mamarle la vagina mientras al otro ella comenzó a mamarle la verga, yo no me quedé atrás y al que le mamaba la vagina se la comencé a mamar, ella ya no gemía casi gritaba, suplicaba se la cogieran. Solita se puso de perrita y uno de los chicos se puso detrás de ella, le acomodó la verga en la vagina y se la dejó ir, ella casi gritaba: ¡Así, así, dale más fuerte, más, más, maaassssss!.

Mientras el otro chico le lamía los senos y yo le metía un dedo en el culo, ella estaba frenética, se movía como poseída pedía, exigía; ¡todos, quiero verga de todos, leche de todos!.

Mientras su cogedor se movía con más fuerza y yo le dejaba ir ya dos dedos en el ano y el otro le mordisqueaba los senos. Veía fascinado como entraba y salía el miembro del chico por la vagina de mi hermana.

Le pedí que parara un momento, que la sacara, lo hizo y aproveché para mamársela. Los jugos de mi hermana sabían deliciosos, siempre me han gustado, luego puse a trabajar mi lengua, le lamía su vagina, hice juguetear mi lengua en esa zona.

Lupita casi gritaba de placer. Luego me quité y dejé que el chico continuara con el mete y saca. No tardó en terminar, le arrojó su buena dosis de semen en la vagina. Cuando el chico se retiró siguió el otro. Le acomodó su tranca en la vagina y comenzó con lentos movimientos, luego arreció, ante los largos gemidos de mi hermana, que evidenciaban que había tenido otro orgasmo. Luego éste también acabó en la vagina.

Cuando él se salió, ella se volteó, y se sentó sobre un tronco. Me acerqué para ahora hacer lo mío, mi delicia, ella ya sabía que hacer; abrió las piernas y acerqué mi rostro su sexo, con la lengua comencé a limpiarle el semen, confundido con sus jugos vaginales, ella continuaba excitada, de decía; ¡Así, así, que rico lo haces José Luis, sabes cómo me gusta esto!.

Seguí con mi trabajo y ocurrió lo de casi siempre; Tuvo un orgasmo en mi boca, rico como todos los que tiene. Habían pasado pocos minutos y ya los chicos estaban listos para continuar, pero ella, como hermanita amorosa y comprensiva pretextó que quería descansar un poco y propuso que ahora me cogieran a mí.

Los chicos, igual que siempre, se portaron a la altura y uno de ellos me puso la verga en la boca y comencé a mamársela, luego el otro se acomodó por detrás y me penetró, luego de un rato cambiaron posiciones y el chico a quien se lo mamaba ahora me penetraba y al otro se lo mamaba, previamente se había limpiado con agua y un pañuelo el miembro.

Luego se acercó mi hermana y dijo; bueno, ya descansé, vamos a seguir, dejaron de atenderme para irse con ella; Se portaron muy bien atendiendo a mi hermano y solo por eso voy a dejar que me lo hagan por atrás.

Uno de los chicos se acostó boca arriba y ella se subió encima de él, se acomodó la verga en la entrada del ano y poco a poco se fue sentando. Su rostro reflejaba toda la calentura del momento, mientras el otro chico le ponía la verga en la boca y ella mamaba con gran delicia, yo no me quedé atrás, me acerqué a ella y luego de mamarle los senos me bajé hasta su vaginita y se la mamé.

De nuevo sus gritos, sus prolongados gemidos. Finalmente el que la tenía ensartada terminó, ella se levantó y de inmediato el otro chico ocupó el lugar de su compañero y de la misma forma mi hermana se volvió a montar, era una escena de lo más caliente.

Luego de gritos y orgasmos de mi hermana él terminó, ella se levantó y yo me acerqué a ella, para lo mío; mamarle su panochita, saborear la leche que le habían echado, luego me pasé a su culito, también para dejárselo limpiecito.

Nos vestimos y nos acompañaron a salir del monte, para que no fuéramos a tener algún encuentro imprevisto y tal vez ¿desagradable?. Jajaja.

Llegamos a casa y ella estaba feliz, satisfecha de esa pequeña orgía y, me dijo, le gustó bastante, con la promesa de que volviéramos otro día a visitarlos, para repetirlo.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi primera vez en 3° de secundaria

Esta es la primera vez que escribo la verdad lo pensé mucho y por fin me decidí

Mi historia es real solo cambie los nombres para protegerme a mi y a los que integran este relato, al final solo lo sabemos los cuatro (eso creo), era el mes de mayo de 1985 yo iba en tercero de secundaria, vivía en ese entonces por el parque de Popótla.

Me llamo Karla y en ese tiempo andaba con un niño de mi escuela el cual era mi mejor amigo, Juan paso a ser mi novio solo por no dejar que otra andára con el, nuestra relación era buena, venia a mi casa y yo a la de el, salíamos al cine a cotorrear con nuestros demás amigos, su hermana era novia de Paco otro amigo en común y a veces los cuatro nos reuníamos en mi casa para ya saben… empezar platicando y terminar fajando

La hermana de Juan, María, era mayor que nosotros y era muy calentchur yo también lo era pero a los 14 años todavía trataba de ocultarlo a los demás, ella era muyyy explicita y nada penosa cuando estábamos los cuatro, siempre hablaba de sexo y sugería jugar botella de castigos que iban desde besos de 5 minutos asta meter la mano al pantalón, playera, blusa y cosas así

Entre ella y mi amigo si se tocaban mas, pero Juan y yo preferíamos no ir mas allá por lo que solo nos besábamos y acariciábamos por ensimita, en ese tiempo yo le hacia el aseo al departamento de mi tío, recuerdo que ya me tocaba la vagina desde antes pero por miedo (pese a que sentía rico) rápido quitaba la mano, pero un día al tenderle la cama a mi tío de abajo del colchón salio una revista en la que estaba una chica con el pene de un tipo en la boca, esa fue la primera vez creo que vi un pene tan gordo y tan grande, ya había sentido alguno al besarme con mis novios pero nunca había los había visto, eso me prendió de inmediato entre miedo y deseo comencé a ver la revista inmediatamente sentí como se mojaba mi vagina y comencé a sentir esas cosquillitas en el vientre, pronto eche a volar mi imaginación y comencé a tocarme mientras veía esas fotos de sexo explicito

Comencé a sentí una sensación de calor subir y bajar mi cuerpo, sentía como que algo quería explotar en mi vientre y una vez mas el miedo, aquella culpa que se siente porque toda la vida te dicen –dejate ahí, eso es malo- al sentir que aquello venia (ahora se que era un orgasmo) me detuve, guarde la revista bajo el colchón y al estarla metiendo vi que había muchas mas revistas, de ahí en adelante las vería a diario mientras me tocaba.

Claro siempre que sentía como que algo quería explotar en mi vientre una vez mas venia el miedo, –dejate ahí, eso es malo- y le paraba perdiéndome esa sensación tan rica que ahora no dejo de experimentar, mi cuerpo estaba como boiler a eso le agregamos los juegos de Paco y María.

Así llegamos a Junio los últimos días de escuela muchas veces ya ni clases teníamos, Paco y María, Juan y yo seguíamos con nuestras reuniones en mi casa aprovechando que mi mamá trabajaba y mi papá había muerto 3 años antes y que mis dos hermanos siempre estaban en la calle solos en casa veíamos películas, platicábamos, jugábamos y fajábamos, claro llego el día de mi cumple yo tenia 15 pero mi fiesta me la harían meses después, entre Junio que cumplí mis 15 y Octubre mes en que me hicieron mi fiesta, perdí mi virginidad claro con Juan y con una pequeña ayuda de María y Paco, las cosas pasaron así

Un día cuando llegaron a mi casa María llevaba un pantalón de mezclilla y yo traía puesta una falda y blusa estaba como siempre sola, tocaron el timbre y baje a abrir estaban ahí los tres y me dijeron que querían que fuéramos al cine, como mi mamá no estaba y no le había pedido permiso pues les dije que no podía que mejor pasaran así entonces pasaron y ya adentro empezamos la platica, estábamos en la sala, en casa la sala tenia 3 sillones tipo colonial dos individuales y uno para 4 personas Juan y yo estábamos en el de 4 personas y María y paco estaba en uno de los que eran individual, los tres sillones formaban un cuadrado por lo que los que estuvieran ahí podían verse de frente sin ningún problema, y comenzamos como siempre a platicar asta que llegamos al tema del sexo, que si se siente rico, que si se pone duro la platica fue subiendo de tono, Paco y María comenzaron a fajarse se daban unos besotes que parecía querían comerse, para no variar Paco comenzó a desabotonar el pantalón y bajarle el cierre a María para introducirle la mano y ella comenzó a gemir, Juan y yo solo veíamos acostumbrados a siempre verlos ya que siempre hacían lo mismo, Juan me tomo de la nuca y me acerco a él para que lo besara comenzamos a besarnos de repente Paco le dijo a María –vamos a hacerlo- nunca escuche la respuesta de María pero creo que asintió con la cabeza porque Paco se separo de ella y se desabrocho el pantalón bajándolo a medias nalgas

María comenzó a meterse el pene de Paco a la boca y chupárselo, eso estaba yendo mas allá de lo normal nunca habían echo eso frente a nosotros Paco le bajo los pantalones a María ella abrió las piernas, el se hinco, no veíamos como entraba el pene en la vagina de María pues solo veíamos a Paco por atrás moviéndose pero si escuchábamos como María jadeaba y ese sonido que hace un pene entrando y saliendo de una vagina super húmeda. Yo estaba que ardía al escuchar esos sonidos tan excitantes mi vagina comenzó a humedeserse también, por unos segundos Juan y yo nos quedamos viendo a su hermana coger con nuestro amigo ahí frente a nosotros, Juan me siguió besando yo cerré los ojos y me deje llevar no sabia que hacer a los 15 años no tenia ninguna experiencia, en las revistas de mi tío solo eran fotos nunca tuvieron las revistas movimiento y ahí estábamos oyendo como María gemía y como su vagina elevaba sonidos de chasquidos cada que le pene de Paco entraba en ella

No se cuanto tiempo paso Juan y yo nos besábamos y nos acariciábamos pero en tiempos dejábamos de besarnos para ver el espectáculo de sexo en vivo, no supe que decir y solo se me salio decirle a Juan –que onda con estos- Paco giro un poco sin sacárselo a María nos miro y nos dijo -¿Qué… ustedes no lo van a hacer? – al momento que llevaba su mano a la bolsa de su pantalón para sacar un condón que traía en ella y lanzarlo hacia nosotros

Juan lo tomo bajo su cierre del pantalón y saco su pene erecto, yo lo vi y no pude hacer mas que mirarlo, Juan abrió la envoltura y comenzó a ponerse el condón mientras yo levantaba mi falda para quitar mi ropa interior mojada del puente por tanta excitación, Juan se sentó en el sillón y yo me senté sobre de el, las rodillas apoyadas en el sillón frente a frente me levante un poco sobre mis rodillas para acomodarme al sentir la punta de su pene en mi vagina una oleada de calor y electricidad recorrió mi cuerpo despacio comencé a bajar y ambos cerramos los ojos ahí estaba entregándole mi virginidad a Juan, no por amor si por tanta calentura

Recuerden que les dije que era mi mejor amigo y solo fue mi novio por no dejar que fuera novio de otra, pero eso que importaba su pene estaba totalmente dentro de mi vagina, comenzamos a movernos yo sentía estar en el cielo no recuerdo cuanto duro, lo que si recuerdo es que no me dolió no hubo sangrado como muchas dicen que pasa solo había placer y sensaciones nuevas, tampoco recuerdo si terminamos antes que María y Paco si terminamos después, lo que si recuerdo es que una vez que termino esa orgía María se paro y se fue al baño y yo atrás de ella, María estaba llorando y le pregunte el porque ella me dijo que Paco le había dicho que era una puta y que ella no lo había echo con el por puta sino porque lo amaba

tal vez no era una puta, pero es cierto que por ser mayor que nosotros aunque no por muchos años no debió de haber echo todo eso enfrente de su hermano y de mi, al otro día Juan fue a verme y me dio una nota en la que me decía que el no hubiera querido que las cosas pasaran así yo la verdad nunca sentí culpa ni remordimiento

lo hicimos algunas veces mas, después entro otra persona a mi vida y lo termine, yo recuerdo que para mi era mas placentero masturbarme que tener relaciones con Juan, con mi otra pareja descubrí lo rico que son los orgasmos me case cuando apenas cumplí los 17, después supe que Juan se volvió gay pero eso ya es otra historia

Este es el relato de mi primera vez espero que les guste
mi correo para que me contacten es erendira_m2000 @yahoo.com.mx

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Encuentro en el baño!

Bueno tenia 17 años, era verano y se llego el día íbamos con dos carros repletos de gente hacia el rancho en la playa, íbamos mis amigos del colegio, nuestras amigas con las cuales muchos queríamos algo mas!! Al llegar al rancho todo la pasamos muy cocinamos, nadamos un poco y como a las 2 pm comenzamos a beber un poco de licor!

Paso la tarde y debíamos de regresar a casa ya que era un viaje de un día nada mas así que cada uno comenzó a vestirse y arreglar su equipaje, mientras tanto yo decidí darme una ducha para quitarme la arena del cuerpo! Entre al baño del rancho que era como el de una casa normal! Y me duche!! De repente mientras me duchaba tocaron la puerta y yo dije:
-Esta ocupado! Me estoy baÑando
Y alguien del otro lado dijo:
-Abre la puerta soy yo Pedro, solo me quiero cambiar rápido
-Ya voy a salir. Le dije yo!!
-Si tenemos lo mismo, verga hombre!! Abri la puerta!!!

Cuando me dijo comencé a pensar que tramaba algo y no negare que me quería saber que era! Así que tome la toalla y le abri la puerta!

El entro y cerro la puerta con llave, yo le dije que se duchara el que yo ya habia terminado pero que me cambiaría de ropa ahí, adentro del baño!!

El comenzó a desnudarse frente a mi!!! Pedro era alto media como 1.80m, piel blanca delgado y tenia buenos brazos ya que jugaba basketball, se quedo en boxer y entro a la ducha y cerro la cortina!!

De repente vi que la cortina de la ducha se abria y estaba ahí pedro completamente desnudooo con el cuerpo completamente mojado, su pene flacido circuncidado que media como 12 cm , me miro fijamente acarició sus testículos y me dijo.
-Hey, hoy me corte el vello de los huevos, queres tocar que suaves los tengo!??

Yo estaba nerviosoooo pues no sabia que hacer!! Sonríe y le dije que no! Que no me interesaba! El hecho una carcajada y siguió bañandose! Yo no lo resisti y me acerque a el abri la cortina de la ducha y le toque su pene!!! El sonreía y parecía que lo disfrutaba acaricie sus testículos y su pene comenzó a crecer
-Estoy exitado, dijo el!!
Yo estaba con la verga bien parada igual que el!! Sin pensarlo me meti a la boca suuu vergaaa y el se sorprendio! Quizas no penso que lo haria y suspiraba muchooo! Comenzó a pujar y puso sus manos sobre mi cabeza! Yo me la tragaba toooda!!! Hasta que el se vinoo en mi bocaaa! Yo no sabia que hacer así que escupi el semen y me dijo:
-Que rico la mamas!!! Me encantooo! Seguimela tocando!
Yo le hice caso! El se acerco y me beso, era un beso 100% apasionado me metio lengua y me dijo:
-A la proxima te voy a pisar ok! Y me dio una nalgada tomo su toalla y salio del baño!
Yooo no podia creerlo estaba muy exitado! Esa fue la ultima vez que lo vi, y ya no volvi a tener contacto con el! Pero la pase muy bien!!

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Descubriendo a Jessica

La historia que les voy a contar me sucedió este fin de semana y apenas he podido esperar para contarles. Mi nombre es Javier tengo 38 años, soy divorciado, debo decir que mujeres no me faltan y que llevo una vida bastante libertina. El caso es que llegando a casa luego de una noche de farra con mis amigos mientras estacionaba el auto vi en el parqueadero bajarse de su auto toda presurosa a una mujer alta no menos de 1,80, delgada. Bajo rápidamente de su auto y se dirigió casi corriendo hacia el elevador, yo por mi parte sin mayor apuro estacione mi vehículo y al igual que ella me dirigí al elevador. Para mi sorpresa al llegar me encontré con ella en el recibidor estaba muy turbada y buscaba en su bolso la tarjeta para subir, yo cortes mente le salude y pregunte a que piso se dirigía, la verdad no había reparado en ella pues estaba cansado y solo quería mi cama, ella me dijo 5to piso que coincidencialmente es el mío al levantar a ver me di cuenta que era el sobrino de un vecino mío vestido de mujer, con su cara sonrojada me dijo “este es mi secreto y ahora tu lo conoces”, yo un poco turbado le dije tranquila esto no es asunto mío. Me dijo gracias y al llegar le cedí el paso y cada cual para su casa. Al día siguiente sábado timbraron la puerta, era nuevamente el sobrino mi vecino que vino a disculparse por lo sucedido pero vino vestido de mujer, estaba vestida con unos leggins negros de cuero bien señidos al cuerpo, una blusa blanca de seda, un cinturón de cuero negro y unas botas negras de tacon de uno 10 cm hasta la rodilla, perfectamente maquillada y con una peluca negra lacia hasta los hombros, realmente se le veía riquísima, yo por mi parte me recién salía de la ducha y estaba con la toalla amarrada en la cintura, al abrir la puerta y encontrarme con semejante visión enseguida tuve tremenda erección, casi no le puse atención en sus excusas y le dije que como ella se vistiera no era asunto mío siempre y cuando luciera así de sensual y erótica como ese momento. Ella sonrió y se dio vuelta para regresar a su departamento, tenía un culo riquísimo y no se que paso por mi cabeza pero le pregunte si quería desayunar conmigo, me regreso a ver y se sonrió y me dijo pícaramente “ok acepto”.

Al entrar a mi departamento supe que no había retorno, la tome de la mano y la lleve a la sala, le pregunte como se llamaba y me dijo Jessica, seguido a eso Jessica aflojo mi toalla y esta cayo al suelo, ella me tumbo sobre el sofá y empezó a darme una mamada como nunca antes alguien me la dio, la verdad es que parecía aspiradora, succionada y apretaba riquísimo cuando sitió que me venía se saco mi verga de su boca y empezó a masturbarme hasta hacerme terminar. Acto seguido yo me levante y lentamente desabotone su blusa, tenía puesto un interior blanco sus senos eran pequeños yo diría talla 32, bien parados, empecé a lamerlos y a mordisquear sus pezones mientras mi mano acariciaba su culo. Disimuladamente moví mi mano a su entrepierna tratando de ver su verga, pero esta la tenia bien escondida entre sus piernas. En fin se saco sus botas, se bajo el leggin y puede ver que traía puesto un hilo dental que hacia ver delicioso su culo, se inclinó sobre el sofá y saco punta, yo me arrodille y empece a lamer su trasero, hice a un lado el hilo y enfile mi verga contra su culo, con mis manos abrí sus nalgas y empecé a introducir mi verga en su culo, al principio fue difícil entrar pero en un movimiento ella se hizo para atrás y mi verga entro de una, los dos dimos un grito, yo no podía creer lo rico que se sentía, un agujero súper apretado y ella que se movía como licuadora, se movía tan rico que cada movimiento de ella me hacia virar los ojos, es el mejor culo que me he pegado en años, le estuve bombeando por un tiempo y cuando iba a terminar me pidió que lo hiciera dentro de ella, quería que le bañara completamente. Al terminar termine extenuado, tremenda faena, fuimos a tomar una ducha y allí le fui agarrando nuevamente. Luego de eso conversamos y acordamos en volver a vernos para un nuevo encuentro.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La historia de Mariana

Como la mayoría de nosotras, desde muy chica empecé a usar ropa femenina, apenas quedan algunas imágenes en mi memoria, ya que con apenas 6 ó 7 años, tomaba la ropa de mis hermanas y me la ponía cuando estaba sola o en las noches.

Después empecé a tomar ropa de mis primas y tías, las pantaletas de nylon, y las fajas pantalón junto con los brassieres era lo que más encontraba, no existían las pantimedias, pero ya había medias con resorte ajustable.

Con los años me fui comprando todo lo que me gustaba en los aparadores. Las pantimedias sedosas, y las fajas satinadas eran las de mayor atractivo para mi. Luego tenía que deshacerme de todo y volver a empezar.

Ya crecida, después de la universidad, tuve la oportunidad de vivir sola en una ciudad pequeña al sur de España, ya no era necesario deshacerme de mi ropa y con el tiempo fui juntando una gran colección de todo lo imaginable. Nunca salí vestida a la calle, pero me pasaba muchísimas horas cambiándome de prendas y viendo mi figura en el espejo. Ya sea con bodys, fajas ó sólo con pantaletas, bra y medias. A veces disfrutaba ponerme hasta 3 fajas y la presión sobre mi cuerpo era una delicia.

Cierto día decidí ponerme ropa de hombre encima de un apretado body de pierna larga, con pantaletas y dos pares de pantimedias, y salir a que me diera el aire, ya era de noche y el paseo era muy tranquilo, un muchacho más ó menos de mi edad se me acercó para pedirme que le encendiera su cigarrillo, empezamos a platicar y cuando bajó la temperatura, decidimos ir a una cafetería cercana. Nunca pensé lo que pasaría después. Al seguir hablando, descubrimos que nos gustaba la música de los Beatles y me invitó a su departamento para ver su colección de discos. Como él también vivía solo, nos tomamos una copa y seguimos platicando.

Ya en la segunda copa, me preguntó que opinaba de la gente gay, le dije que no me molestaban, y que tenía un par de amigos gay que vivían en el mismo edificio que yo. Después me preguntó si yo también lo era, y le contesté que no, nunca me había fijado en un hombre, lo cual es verdad, usar ropa de mujer durante tanto tiempo, era una satisfacción personal, pero eso no me convertía en gay. Cambió el disco y se sentó a mi lado con la excusa de que allí se escuchaba mejor, al sentir el roce de su pierna con la mía, el pantalón se deslizó sedosamente sobre mi pantimedia y un escalofrío recorrió mi espalda, se reclinó en el respaldo del sofá y levantó los brazos para ponerlos sobre el respaldo. Esa maniobra, es de todos conocida por lo que me retiré unos centímetros. Mi alejamiento no lo detuvo ni lo desanimó, súbitamente se acercó y deslizó sus rojos labios en mi cuello, sentí otro escalofrío que me recorría todo el cuerpo, le pedí que lo dejara ya que a mí no me gustaban los hombres, pidió perdón y se detuvo. Tengo que decir que la verdad no me disgustó, sentí una excitación incontrolable quizá debida a las copas.

Unos minutos después me preguntó que porqué usaba ropa interior de mujer, me quedé atónito, no entendía como se había dado cuenta, con la voz temblorosa por los nervios de haber sido descubierto, le dije que me gustaba el tacto y la sensación que la ropa me daba. Inmediatamente después le pregunté cómo se había percatado, y me contó que a él también le pasaba lo mismo, y que el resorte de la faja en mis piernas se notaba aún debajo del pantalón. De un salto se levantó y me pidió que esperara unos minutos, entró a su cuarto y un minuto después salió con un baby doll negro precioso, tenía ya prótesis en el pecho y peluca puestas, me quedé muda y sólo podía admirar a esa linda niña que estaba frente a mí.

Se me acercó y en un susurro al oído me dijo “Ahora ya no soy un hombre” y volvió a rozar mi cuello con sus labios. Me ofreció una tercera copa y mientras me servía me dijo que ella podía a ayudarme a verme más femenina, con una peluca y algo de maquillaje. Le dí un trago a mi vaso y sin pensarlo accedí.

Entró de nuevo a su cuarto y desde allí me llamó para que entrara, ya tenía un tocador listo con todo lo necesario. Me dijo que para hacerme ver como una mujer tendría que quitarme la ropa, que tuviera confianza, ya que en ese momento las dos éramos mujeres. El alcohol me dió el valor que hasta ese momento no había tenido, y obedecí quitándome la camisa y el pantalón, su único comentario fue para decirme que luego de maquillarme y arreglarme me dejaría verme en el espejo. Me señaló la silla y me senté de espaldas al espejo. Empezó su trabajo con una perfumada base para maquillaje y me cerró los ojos con una caricia. No me daba cuenta de lo que hacía ya que el suave olor de sus manos y las caricias que sentía en la cara me tenían como en un pacífico sueño.

Sentí la sombra, las pestañas postizas, el delineador y el labial, poco a poco abrí la boca para probar el lápiz labial y sentí sus labios muy cerca de los míos. A cada momento me excitaba más y más, con suave voz me pidió que abriera los ojos y retocó la peluca. Ahora sí, date vuelta y mírate al espejo, me dijo con voz alegre y firme. No podía creer que la nena del espejo era yo, me veía magníficamente bién. Me dijo que ahora se arreglaría ella y que después quería una foto juntas. La esperé por no más de 15 minutos y cuando la ví me quedé asombrado de la habilidad con la que se había convertido en una bellísima mujer.

Regresamos a la sala y otra vez me besó tiernamente el cuello, me quedé quieta esperando más de sus caricias y sus besos, por un tiempo me dejé llevar y sentía que mi deseo por ella crecía a cada instante, me acariciaba por todos lados y suavemente me fue quitando la faja, luego me dio un bra negro que tenía a la mano y sacó de un cajón dos firmes senos de silicón que puso dentro del bra en un abrir y cerrar de ojos.

Las dos nos dejamos llevar por el deseo y nos acariciábamos llenando de besos nuestros puntos más sensibles, se deslizó entre mis piernas y tomando mi miembro empezó a besarlo al tiempo que giraba su cuerpo para dejar que yo hiciera lo mismo. Me moría de ganas de agarrarlo y besarlo como ella hacía con el mío. Cuando lo tuve a mi alcance no podía creer en el tamaño y la firmeza de ese miembro, poniéndolo hasta el fondo en mi boca apenas alcanzaba a cubrir una cuarta parte de su tamaño. Con extrema suavidad se movía y me tomaba por la cadera, deslizó su experta mano en mi trasero y con un dedo tocó la abertura de mi ano. Sentía que ya no podía más y le pedí que se detuviera, pero no me hizo caso y empecé a sentir como ante las caricias y su experto manejo de la situación, mi voluntad se debilitaba hasta que no pude aguantar más y estallé entre sus manos y cerca de su cara.

En silencio se incorporó y fue por una toalla para limpiar el desastre que yo había dejado, encendimos un cigarrillo y nos quedamos en silencio por unos minutos, ella con una excitación fuera de serie y yo aún recuperándome del más exquisito orgasmo que había sentido hasta la fecha. Minutos más tarde empezamos de nuevo con las caricias y los besos en las zonas más sensibles, yo sabía que ella estaba en el límite del deseo y dejé que su experiencia manejara la situación. De repente me tomó de la cintura y me sentó en sus piernas, frente a frente besaba mi abdomen y con la mano tocaba mi ano. Tomó un poco de crema entre sus dedos y la esparció entre mis nalgas como con tacto de terciopelo. La sensación fría de la crema me excitó aún más hasta el punto en que ya sabía hacia donde iba la nueva situación y no me importó.

Poco a poco dilató mi entrada con tanta dulzura que en ningún momento sentí dolor, luego sentí como apuntaba su glande al tiempo que se ponía un poco más de crema, en un mínimo movimiento, su cabeza se fue abriendo paso al interior de mis entrañas, el miedo se apoderó de mí al recordar el tamaño de esa maravilla que ya había llenado mi boca y que yo había dejado pintada con mis labios rojos. Ella notó mi estado y me tranquilizó con unas frases cortas diciéndome que no tuviera miedo, que era paciente y experta en esas situaciones, mientras seguía besando mi abdomen y acariciando y abriendo mi trasero.

Con extrema paciencia y cariñosos movimientos fue entrando dentro de mi sin detenerse, se abría paso con firmeza y dulzura haciéndome sentir como lentamente llenaba mi vientre. Seguimos por espacio de unos 20 minutos y en cada movimiento sentía como palpitaba dentro de mí mientras con la mano me tomaba el miembro para darle un singular masaje. Yo estaba otra vez al límite del deseo y la excitación, Sus besos en mi abdomen y pecho me hacían gemir de placer, no quería que esto terminara, pero otra vez estaba a punto de perder el control y ella se detuvo, hábilmente me levantó de sus piernas y me acostó boca arriba con las piernas abiertas, colocó un cojín en mi cadera y sin darme cuenta ya sentía de nuevo ese enorme instrumento penetrando libremente mis entrañas,

El roce constante con cada movimiento me llevaba a un éxtasis que no puedo describir, ya sentía casi el clímax y cuando ella lo notó, sólo empujó con más fuerza para que las dos sintiéramos el límite del placer, las descargas fueron simultáneas, en cada arremetida sentía su caliente semen llenando todo dentro de mí. Cada latido de su corazón se sentía en su pene y se sentía retumbar dentro de mí claramente. Si el anterior orgasmo había sido el mejor de mi vida, éste fue sublime y trataba de hacerlo lo más duradero posible.

Se dejó caer suavemente sobre mi pecho casi sin aliento, yo sentía como con el tiempo aquel enorme instrumento se encogía y dejaba un espacio vacío en mi interior. Transcurrieron unos minutos y con un enorme beso se sentó a mi lado y encendió un cigarrillo para mí, lo tomé y lo acerqué a mis labios pues aún deseaba el sabor de su labial en el filtro del cigarrillo, encendió otro para ella y me dió un trago de su copa. No podíamos decir palabras, el éxtasis por el que habíamos pasado nos dejó agotadas, y tuvo que pasar más de una hora para que nos recuperáramos. Me quedé pensando en lo que acababa de ocurrir y no lo podía creer, me tomó de la mano y me llevó a la recámara, ya acostadas, me preguntó si lo había disfrutado tanto como ella, yo le dije la verdad, éstos han sido los mejores orgasmos que he sentido.

Inmediatamente después, tomó mi mano y la llevó a su miembro que ya se sentía firme de nuevo y recuperado por completo, en dulce voz cerca del oído me dijo: “Pues aún quiero que lo disfrutes más”, se volvió a avalanzar sobre mí llenándome dulcemente de besos y caricias, hicimos el amor dos veces más y alrededor de las tres de la madrugada me empecé a lavar la cara y vestirme para regresar a mi departamento.

Continuará…..

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi primera vez de niña

No tengo recuerdo de haberme travestido antes de esto, y sacando conclusiones y fechas, esa es la edad que debía tener cuando me paso esta historia.

Viví mucho tiempo entre mi madre, mis dos hermanas mayores que yo, mis primas una mayor y la peque y de vez en cuando mi tía. antes de llegar mis primas yo tenia un cuarto para mi solito, después empecé a compartir el cuarto con mi hermana que me seguía en edad y mi prima la mayor. Los primeros días todo era orden, pero el fin de semana se descompuso todo y empezaron a dejar su ropa en todos lados y a cambiarse de ropa sin aviso, en fin no tarde en acostumbrarme a tal punto que en unos meses disfrutaba de las tertulias nocturnas jugábamos a corretearnos en el cuarto y brincar en las camas y me sentaba a escuchar los chismes incluso de manera tonta e inocente daba mi opinión.

En la escuela donde asistí en aquellos años, era particular y aunque había un uniforme solo lo llevaba quien quería o los días de honores o ceremonias, pero por lo demás teníamos muchas libertades, tenia dos amigos que teníamos según nosotros nuestro club de rock, llegábamos con nuestras chamarras de “IRON MAIDEN” los tres traíamos el pelo algo largo, yo ya lo tenia casi al hombro, mi madre no decía mucho, pero regañaba y me decía -Quítate esas fachas…no se que pareces?- en fin yo se lo pedí cuando me compre mi guitarra y entre con mis amigos a formar una banda de rock, ella me condiciono con mis calificaciones, y bueno acepto.

Un día en un ensayo del club, platicábamos de música y a mi se me ocurrió recordar un cantante que oían mucho mis primas. no me dijeron nada pero se notaban molestos, así cualquier comentario que salía de mi boca era ignorado o rechazado por ellos. Esto venia pasando desde algunos meses atrás hasta que un día se me ocurre criticar al estilo de mi prima la ropa de una cantante que salía en una revista
entonces uno de mis amigos se levanto de golpe y muy enojado me miro y me dijo que era muy amanerado y siempre hablas como niña y mi otro amigo dijo “hasta te sientas como niña”, la verdad es que no nos gusta ser tus amigos. Los dos se fueron y me quede yo y mi guitarra que muy pronto vendí para olvidar todo lo que paso, mi mudo era la escuela, el club y mi casa, ahora solo quedaba escuela y casa, así que empecé a llegar temprano casi todos los días.

Un día, por cierto muy malo en la escuela, llegue a mi casa y vi a mi hermana y prima en nuestro cuarto jugando con sus cosas que acababan de comprar. me dijeron que mi tía vendría durante quince días con su galán y sus chavos de el. Mi mama, mi tía, su galán y un amigo de ellos se irían a Acapulco dos días a ver un concierto y mi hermana Mayor y El mayor de los chavos se quedarían a cargo de los demás, yo ni mis hermanas conocíamos a los hijos del novio de mi tía, pero mis primas si, la mayor de mis primas nos llamo al cuarto para conferencia, yo aun andaba desanimado por lo de la escuela, pero las seguí para no liar, ahí empezaron a platicar de los hijos de “mi tío” y mi prima nos conto que eran tentoncisimos y abusivos, que muchas veces se los tenían que andar quitando de encima por que le gustaba manosear por todos lados, decía mi prima mas chica que solo venían por que mi tía les conto que mi mama tenia 3 hijos, unas niñas encantadoras, y muy inteligentes y ellos tiene la idea de que son tres hermanas y fue cuando a mi prima se le ocurrió “esa” gran idea, ya que no sabían que había un chico, los Iban a sorprender con tres hermanas y cuando tocaran a la 3 que resultaría ser chico los chantajearían con eso para mantenerlos a raya. La verdad yo siempre tuve dudas del plan, no pensé que se fueran a espantar por el chantaje y en todo caso el que haría el ridículo de verdad seria yo

Se dio el día de salida de mis padres, yo pensaba ver la tele todo el día pero mi hermana me jalo del brazo y en segundos ya me tenían mis dos hermanas y mis primas atrapado, me sentaron y empezaron a explicarme el plan que consistía en pasearme por la casa, ver la tele y todo lo demás disfrazado de chica, y que debía de imitar como caminaban ellas y eso era todo. me pareció fácil, así que hice varios intentos pero como me daba pena exageraba mucho como en burla, así que mi prima me enseño un paso que debía hacer y algunas posturas etc.. en fin en la tarde ellas decían que era excelente el trabajo me pusieron un vestido, me peinaron y me pusieron brillitos y mas cosas. estábamos en eso cuando tocaron la puerta y mi prima bajo a abrir y las demás me arrastraron literalmente al comedor. Al llegar al Hall voltee al espejo, no había visto el resultado del maquillaje y el vestido, y fue tremenda mi impresión que me quede viéndome sorprendido de la niña tan bonita que me habían vuelto. mi cabello que era largo y despeinado, lucia ahora con rizos y roles, mi cara se veía muy femenina, me parecía muchísimo a la mas chica de mis primas en la cara parecíamos gemelas, solo que yo un poquito mas alta, el vestido me dibujaba formas que no me imaginaba tener hasta entonces.

Cuando me di cuenta volteé a ver la escena y los dos chicos tenían la mirada clavada en mi, eran ya mayores como de 18 y 12. me gano una risita que retuve como pude, pues tenían una cara rarísima el mayor sobre todo abrió los ojos grandotes y me miraba como bobito y me dijo: -te pareces un montón a tu primita pero mas chula.- ya me ganaba la risa cuando mi hermana me jalo del brazo y fuimos a la sala, me reñía para no descubrirme, muy pronto sucedió lo que mi prima nos comentaba y el chico de los hermanos se empezó a llevar pesadito con mi hermana menor, y el mayor le aplaudía, luego mi prima se defendía mientras hacia la cena de los pellizcos del hermano mayor, no falte yo, lo intentaban pero mi hermana llegaba a defenderme y me llevaba con ella. así pasamos ese día.

En la mañana mis hermanas ya me tenían pillado para seguir con el plan el cual consumarían ese mismo día, empezó el desayuno preparado por mi primita y yo. Los chicos estos empezaron a molestarnos, llegaban y se asomaban a las estufa por nuestros hombros y nos decían en la oreja que se veía bien sabroso, a mi me causo gracia y me reía aunque a medias y me hacia la que no escuchaba, hice el mismo ademan de mi tía cuando te ignora, y el chico dijo: -es de familia esa carita tan coqueta, la tuya y la de tu primita- yo me daba cuenta de todo y me divertía mucho el como me trataban los chicos esos- la verdad me acuerdo que me fascino hacer ese juego, en eso el mayor se acerco a mi cuello y puso su nariz en mi y respiro profundo y -dijo que rico hueles,- a mi me dio un escalofrió inevitable y no se que ruido raro me salió que mis hermanas dieron un gritito entrecortado y se taparon las bocas. El Menor soltó una risa loca y el mayor me acariciaba la cabeza despeinándome. -Ya lo vez- dijo el Mayor -Es igual de zorrita que sus hermanas y primas- -les encanta el desmadre- .

Yo baje la cabeza y me puse colorado, no podía defender a mis hermanas vestido así, me lleno la frustración y me daba miedo de que pasaría si se enteraran de lo que soy. pero mi hermana mayor salió a defensa y empezó la pelea, mi hermana les dijo pervertidos y ellos zorras a nosotras,El hermano mayor empezó a contar lo que había sucedido entre mis primas y ellos y termino recordándole como pujaba la noche pasada. Mi hermana mayor soltó el llanto y la menor corrió detrás de ella y mis primas y yo las seguimos y nos encerramos en el cuarto.

Mi hermana nos conto lo que había pasado, como la sorprendió en la cocina y le empezó a tocar y como ella se lo quería quitar y no pudo. nos conto también que le empezó a gustar y que sin darse cuenta ya no había marcha atrás. mis primas platicaron algo similar y de pronto se había vuelto un club de admiradoras del hermano mayor. mi primita se quedo dormida primero, luego mi hermana menor, mi prima y mi hermana se pusieron a platicar en voz bien bajita, yo me pare y fui al baño, aun no me ponía la pijama y quería quitarme algo los brillitos. no entendí mucho lo que conto mi hermana y mi prima pero supe que lo que hacían estaba mal, mira que dejarse hacer cosas de adultos, por otro lado recordé lo que dijo mi hermana “que era una sensación que te paralizaba y te dejaba en las nubes” y recordé el escalofrió que dio en la cocina cuando me olio el hermano mayor,

Llegue al baño y en el pasillo estaba el Menor, que me dijo, -¿que? ¿te pondrás tu pijama de zorrita como tus primas? y me dio mucha rabia así que sin pensar le solté un golpe, ya no me importaba si me descubría, pero mi golpe no fue nada bueno y solo sirvió para que me jalara del brazo y me abrazara por atrás, me abrazo muy muy fuerte hasta dejarme sin fuerza, luego empezó a morder en mi nuca mientras forcejeaba, en eso metió su mano debajo de mi falda y después de un segundo me aventó y salió corriendo. me quede enojadísima y asustadísima, me cambie con la pijama que me dio mi prima para el disfraz pues no tenia la mía a la mano. ya no importaba seguir con el juego de todos modos Menor ya lo sabia de primera mano.

Salí del baño y Mayor mas Menor estaban ahí viéndome… -así que la putita es putito- yo le amenace con contar todo lo que sabia si no dejaba de molestar a mis primas y hermanas, me di la vuelta todavía con el gesto fingido lo que me dio mucha pena, baje la cabeza y camine hacia el cuarto, en eso me detuvo del brazo y me dijo el hermano mayor. -tu no te vas, querías sentirte niña pues te voy a dar lo que les gusta- le iba a decir algo cuando me jalo me tapo la boca y me tiro en la alfombra se subió a mi y con sus brazos abrazo mis muslos y los subió a la altura de mis hombros sus manos quedaban a la altura le la mías y las sujeto de manera tal que no me podía mover nada y casi que ni respirar, me empezó a besar en la boca, el cuello, la cara, mis orejas y se restregaba entre mis piernas con fuerza sentí su palo durísimo y mucho muy grande, entonces empecé a sentir otros escalofríos muy seguidos y de pronto me di cuenta de que ya no peleaba solo estaba ahí dejando que me hiciera cosquillas pues me encanto sentir eso, eso que contaba mi prima a la cual entendí en ese momento como lo de bombear hasta que Hermano mayor me estaba bombeando. ni el ni yo nos quitamos la ropa nunca solo fue superficial pero fue peor que si hubiera sucedido todo pues teníamos de espectadores a todos. repentinamente mayor se recargo y se apretó en mi entrepierna con mucha fuerza hasta me dolió, y de pronto sentí la ropa intima muy mojada,

El se levanto y miro a mis primas y hermanas, y les sonrió, entonces mi hermana le dijo,- sabes que perro, te grabamos y te subiremos a la red y la postearemos a todas tus novias y amigos a ver que dicen de su machito.- yo me levante y me fui al cuarto con mucha vergüenza esa misma noche me cambie otra vez como chico y regreso todo a la normalidad, los hermanos los volví a ver hasta mucho después.y mis primas y hermanas se libraron de ellos por muy largo rato.

Después de ese día, ya sabia como era el sexo aunque fue algunos años después que le probaría deberás.

Memorias y Anecdotario de Dorothy T.V

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

El vecinito aprovechado

Me llamo Yessica, Soy Una mujer de 4O años, Una Noche después de trabajar todo el día, mi Esposo y Yo Nos acostamos viendo una Película y nos quedamos dormidos, así vestidos como veníamos del trabajo…Hacia mucho calor…como a las 03:00 de la mañana. Me desperté Sudando, decidí Levantarme para Bajar a la Cocina a Tomar un Poco de agua… Sin imaginarme siquiera lo que me esperaba. Todo estaba oscuro, iba a prender la luz de la cocina cuando Sentí que me sujetaban fuertemente por detrás y una mano me tapaba la boca, yo forcejeaba e intentaba gritar, Escuche su voz que me ordenaba:

– Cálmate y no grites.
Lo alcance a ver de reojo y se trataba de un Joven vecino de 24 años llamado Alberto, que siempre se me quedaba viendo cuando pasaba junto a el, pero nunca se había atrevido a hablarme, el muchacho se había brincado la barda y se metió por la ventana para estar ahí esa noche, para mi sorpresa comencé a sentir como una de sus manos apretaba mi seno, mientras apretaba su cuerpo contra el mío…podía sentir su verga dura y gruesa muy pegado a mis nalgas…su pene trataba de meterse entre mis nalgas por encima de la falda…mientras su mano se metió debajo de mi blusa y me arranco el brazier de un tirón…y su mano masajeaba mi pecho…mientras sentía su respiración agitada en mi oído…sus labios besaban mis mejillas y metía su lengua en mi oído, no pude evitar excitarme ante tales caricias…pero seguía forcejeando y tratando de gritar para guardar las apariencias…y sobre todo porque al moverme mas, sentía mas rico ese gran trozo de carne en mis nalgas…su mano se metió debajo de mi falda…y hábilmente debajo de mi pantie…llegando a mi conchita…que para entonces estaba muy mojada…el se dio cuenta enseguida de que estaba mojada y excitada y me dijo…

– No Grites hace mucho que quería hacer esto.
su boca se prendió de la mía, mientras una de sus manos se metía debajo de mi falda hasta hacer a un lado mi pantie y hábilmente acariciaba mi conchita…y acariciaba mi sexo con toda su mano..mmmmmm yo estaba extasiada, metía sus dedos hábilmente en mi rajita…sus labios bajaron por mi cuello , mis hombros…y llegaron a mis senos…los succiono…los chupo..mmm que delicia..mientras sus manos debajo de mi pantie acariciaban mis nalgas…apretándolas. mmmm….sus labios continuaban succionando…besando…mordiendo mis senos…delicioso….me tomo de las nalgas cargándome mientras no dejaba de succiona mis pezones…me llevo a la mesa…me recostó boca arriba con la cabeza en la orilla de la mesa, colgando hacia abajo…yo no alcanzaba a articular palabra del asombro y la excitación… sentí su pene en mi mejilla, se abalanzo a mi conchita…aaaaaahhh… que excitación de sentir su lengua hurgando en mi conchita deliciosamente..mmmm que delicia… tuve mi primer orgasmo… me vine al sentir esa lengua deliciosa…y al sentir su pene en mi mejilla y al estar tan caliente…

tome su pene entre mis manos y decidí corresponderle al placer que me estaba dando, me metí ese gran trozo de carne en mi boca…lo comencé a besar…estaba tan excitada me olvide hasta de que mi Marido Estaba en el cuarto de arriba durmiendo placidamente…mmmmm…estuvimos largamente haciendo un 69 delicioso…hasta que se vino en mi boca…con un largo suspiro se estremeció…aaaaaaahhhhh…su leche inundo mi boca y escurrió por mi cuello. De pronto se paro y me tomo por la cintura… me ordeno que me parara en la orilla de la mesa…me tomo una de mis piernas y la subió a su hombro…mientras con la otra yo me apoyaba en el suelo…y me recostaba de lado en la mesa…me metió su verga de un solo movimiento hasta el fondo.mmmm aaaaaaa…que delicioso…sus manos tomaban mis senos…los apretaban mientras me jalaba…mmm …con cada embestida yo me separaba del suelo…que rico ..mmmm…sus bolas rebotaban con fuerza en mi concha….deliciosoooooo…el prácticamente me cargaba…nos movíamos al mismo ritmo..mmmmm delicioso…que sensación tan rica sentir esa verga entrar y salir de mi concha…aaaahhh…tuve un segundo orgasmo delicioso … me recostó en la mesa, colocando mi abdomen en la mesa y con mis pies en el suelo…desde atrás de mi me ensarto su verga en mi conchaaaaa….calienteeee…mmmm que ricoooooooo…

Nos movíamos más y más fuerte..mas y maaaaaaaas.. . Aquel muchacho me cargaba literalmente tomándome de mis caderas…mientras me ensartaba su verga grande…que apenas cabía en mi concha..mmmmmm …no podía evitar gemir ante aquellas envestidaaaas…mmmmmm que delicioso sus bolaas rebotaban en mi conchita rico….sus manos tomaban mis cabellos y me jalaba maaaaaaaas.mmmmmmmm que ricura…me estaba cabalgando ricooooooooooooo…nos movíamos mas y mas fuerte….deliciosooooooo…rico..mmmmmm…no Podía creer que aquel muchacho que apenas había visto, tan tímido y que no se atrevía a hablarme estuviera cogiendome salvajemente y que yo estuviera sintiendo tanto placer… quería gritar, pero me acorde de que mi esposo estaba en el cuarto de arriba y me aguante…pero gemía de placer… los dos tuvimos otro orgasmo.mmmmmm que deliciaaaaaaaaaa…yo casi me desmayo del placer….me quede muy quieta después del orgasmo…mmm deliciosamente relajada…pensando que todo había terminado…pero el me jalo hacia el …al tiempo que decía:
– Eres Una mujer muy rica y caliente”…
se sentó en la silla y me dijo que me montara encima de el…que raro sentí de que alguien 20 años menor que yo me diera una orden, pero claro que obedecí aun mareada por tanto placer…mmmmm…

– si le dije.. has de mi lo que quieras…
para mi asombro su pene estaba durooo…me lo fue metiendo poco a poco…y sus manos tomaron mis nalgas…las apretaba…mientras me jalaba mas y mas fuerte.mmmmmmm,…sus labios besaban mis senos..los chupaba…los mordía..mmmmm delicioso…mientras me la ensartaba toda…deliciosamente…mmm sus manos apretaban mas y mas mis nalgas …yo me movía al mismo ritmo…nuestros cuerpos sudaban…mmmmm
Le decía…

– siiiiiiiiiiii Bebeeeeeeeeeee….asiiiiiiii métemelo todo….ricooooooooo
– .aaaaaaahhhhhhh….que rica estaaaas…no pensé que fueras tan deliciosaaaaaaaaaa… tienes una conchita sensacionaaaaaaaaaalll…
– mmmmmmm…que rico…siento tu vergaaaaa bien ensartada…mmmmmm …sigueeeeeeeeee.
Yo me levantaba hasta que su cabeza quedaba en la entrada de mi concha y luego me dejaba caer hasta el fondo mmmmmmmm que delicioso…el se estremeció y gritoooooo de placer…mientras se veniaaaaa…mmmmm…sentí su leche calientee en mi conchitaaaa…pero me seguí moviendo…no deje que parara…me la seguía enterrando hasta el fondo…prácticamente me lo estaba cogiendo yo a el…mientras le restregaba mis senos en su boca…me movía…mas y mas fuerte encima de el…el sentía como mis nalgas rebotaban con fuerza encima de el…y me decía..

– mmmmmmm Mamitaaaaaaaaa rica…que deliciosaaaaaaaa… estaaaaaaaaaaaas…mmmmmm…que delicioso…
sus labios succionaban mis senos con fuerza…los chupaba…los mordía…mientras sus manos apretaban con fuerza mis nalgaaaaaaaas…yo estaba a punto de desmayarme de placer…le dije…
– yaaaaaaaaa…yaaaaaaaaaaaaa….me vengooooooooooooooo…aaaaaaaahhhhhhhhhh…
y el al mismo tiempo se estremecía y me decía.

– mmmmmmmmmmmmmm siiiiiiiiiiiiiiiiiiii….ricooooooooooo…yo tambieeeeeeeeeeeeen… me vengoooooooooooooo…mmmmmmm..nos quedamos abrazados varios minutos…mientras nos recuperábamos del éxtasis…aaaaaahhh…que sensación tan placentera…
El se paro… se puso su ropa… me dio un beso cariñoso y salio por la ventana por la que entro, yo me fui a dormir…y al otro día me levante muy relajada pero a la vez adolorida de todo el cuerpo como si hubiera hecho mucho ejercicio y si que lo había hecho…por so me di cuenta de que no había sido un sueño…. Desde entonces siempre dejo una ventana abierta, en estera de mi vecinito aprovechado.

Si eres mujer y deseas imaginar una experiencia como esta contáctame

Y podremos imaginarlo juntos

Me llamo Luís Alberto.

(albert.sirvent@hotmail.com)

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Dos para mi

Me llamo Sonia, Soy una mujer de 31 años, morena clara, con un cuerpo sensual que no pasa desapercibido cuando camino por las calles de esta ciudad, casada desde hace 6 años, un día en el que mi esposo se encontraba de viaje por cuestiones de Trabajo, me disponía a regresar del trabajo a la casa, cuando al tratar de encender el carro no dio la mas mínima seña de querer encender, di un suspiro y me dispuse a viajar en el Pesero, me subí a el, para colmo venia lleno, me resigne a pasar los próximos 30 minutos de regreso a casa aburrida, parada en ese Camión, sosteniéndome para no caerme con los arrancones y las frenadas propias de esos medios de transporte, pensé que iba a ser uno de los peores días de mi vida, pero en realidad me equivoque, para colmo sentí el contacto de un cuerpo pegándose mucho al mió por detrás de mi me imagine a un depravado y desagradable hombre gordo, voltee para observar con la firme idea de darle una cachetada y ponerlo en su lugar, pero para mi asombro me encontré con un muchacho joven, alto y muy agradable que me sonrió picaramente por lo que me detuve, no podía pasarme para otro lado pues el camión estaba lleno, así que me relaje después de todo la sensación no era ya desagradable, comencé a sentir como su pene crecía, estaba duro y lo pegaba mas en mi, no pude evitar excitarme, de pronto sentí una mano acariciando mis piernas por encima de mi falda, mmm..con cada frenon del camión sentía como si casi me quisiera ensartar por a través de la falda, sentí otra mano acariciando mis senos…entonces me di cuenta que no podía ser las dos manos del mismo muchacho pues si tenia sus dos manos ¿con que se estaba sosteniendo para no caerse?, me di cuenta que la mano en mis senos si era del muchacho de atrás, pero la de mi pierna era de otro muchacho al lado de mi, al verlo lo reconocí, era un vecino que siempre que pasada me quedaba mirando, se llamaba Alberto…esa mano se metió audazmente por debajo de mi falda…mmmmm esas caricias me pusieron muy caliente…el muchacho de atrás metía su mano por debajo de mi blusa y mi brazier…mientras me pegaba mas su pene…mmm Alberto metía su mano debajo de mi pantie…mmm acariciaba mi conchita…que para entonces estaba ya muy mojada…estaba disfrutando tanto que el tiempo paso volando…y llegamos a nuestro destino, la parada del camión donde bajaban la mayoría, así que me baje sonriente…después de todo el viaje había sido muy placentero…llegue a mi casa…me dispuse a descansar, recordé que me hacían falta muchas cosas de la tienda, así que tome el teléfono y hable para que me llevaran las cosas que necesitaba…me recosté en el sofá a ver la tele, mientras tomaba un vaso de refresco, en 20 minutos llamaron a la puerta, sabiendo que era el mandadero de siempre le grite desde el sillón que estaba abierta la puerta que entrara y dejara las cosas, cual seria mi sorpresa cuando al pararme sentí que alguien me abrazaba por detrás fuertemente…sus manos acariciaban mis senos. Yo forcejee y me safe para ver quien era me quede atónita era Alberto…antes de que me diera cuenta alguien mas me abrazo por detrás y me comenzó a besar el cuello, el otro muchacho se acerco y me dijo:

“Vamos a concluir lo que comenzamos…se que lo deseas” mientras Alberto me abrazo por delante, al darse cuenta que intentaba gritar pego sus labios a los míos y tapo con su boca la mía… yo forcejeaba…pero no pude evitar excitarme al sentir esa deliciosa sensación de estar en medio de dos cuerpos fuertes, mmmm…sentía sus penes duros uno pegado a mis nalgas y otro pegado a mi sexo….mmmmmm…la sensación era deliciosa…no resistí mas y me abandone a sus caricias…mmmm…el besaba mi boca con lujuria mientras sus manos debajo de mi falda acariciaban mis piernas, mientras el otro muchacho detrás de mi me apretaba mas contra su cuerpo y sus manos ansiosas arrancaban los botones de mi blusa de un tirón y también mi brazier, y acariciaban mis senos…mmm…los labios de Alberto bajaban por mi cuello y mis hombros y llegaban a mis senos, sentía su boca ansiosa besar y succionar mis pezones…mmmm…el otro muchacho detrás de mi levanto mi falda y sus manos se metieron debajo de mi pantie…acariciaba mi conchita…mientras su boca besaba mis nalgas…mmmm era delicioso sentir la boca de Alberto en mis senos y la boca del otro muchacho en mis nalgas…mientras dos dedos se metían en mi conchita…aaaaaaaaahhhh tuve mi primero orgasmo sensacional…me llevaron hasta el sofá… Alberto se abalanzó sobre mi conchita…mmmm su lengua recorría mi clítoris…lo besaba….lo succionaba…mientras el otro muchacho se monto encima de mi y puso su pene en medio de mis senos…me di cuenta de su intención así que con mis manos apreté mis senos contra su pene y el comenzó a cogerse mis tetas…mmmmm….que delicia…

Alberto realmente era sensacional metía su lengua en mi conchita como un experto…su boca besaba…chupaba…succionaba mi conchita…era delicioso…el otro muchacho acerco su pene a mi boca…no pude mas que mostrar mi agradecimiento y comencé a besar su pene…recorrerlo con mi lengua y a succionarlo…Alberto Puso su pene en la entrada de mi conchita y lo empujo hasta el fondo.mmmmmmmm delicioso….

no lo podía creer estaban haciéndome gozar tanto dos muchachos que apenas y había visto, me colocaron de rodillas en la alfombra…mmmm…y el otro muchacho me metió su pene grande y grueso en mi conchita…mientras Alberto sentado en el sofá me ofrecía su pene…claro que no me hice del rogar y lo comencé a succionar….mmm sentía como me cogian deliciosamente….el pene de el muchacho casi salía de mi conchita hasta solo quedar la cabeza y luego lo ensartaba hasta el fondo..mmmmmm rico…mientras yo besaba el pene de Alberto….lo chupaba…mmmmmmm…. Alberto fue el primero en venirse en mi boca….mientras el otro muchacho me cogia salvajemente… de veras que estaban muy calientes…sentía como me tomaba por los cabellos mientras me ensartaba su verga…mmmmmmmmmmm deliciosooooooooooo…. El muchacho grito ahhhhhhhhhhh me vengoooooooo y sentí su leche caliente inundando mi conchita fue delicioso…tuve un segundo orgasmo sensacional…los tres estábamos sudando… … me deje caer sobre las piernas de Alberto, pensando que había terminado… pero para mi asombro el pene de Alberto seguía duro…me jalo y me dijo…

– Móntate encima de mi.
Yo obedecí…me monte encima y el fue metiendo lentamente su pene grande en mi conchita hasta el fondo…mmmmmmmmm…quede de frente a el…rápidamente sus labios se apoderaron de mis senos…los succionaba…los chupaba…los mordía..mmmmm era deliciosoooooooooooooo.. sus manos apretaban con fuerza mis nalgas…y me subía y me bajaba….era riquísimo….sentir como me tenia tan ensartada…mientras sus labios succionan mis senos…y sus manos aprietan mis nalgas…voltee a ver y su amigo acariciaba su verga dura y gruesa, se acerco a mi y yo por supuesto se la chupe…yo me movía a mi antojo sobre aquella tranca dura….me movía salvajemente…prácticamente me lo estaba cogiendo yo a el…

– mmmmm…señora Sonia que delicioso se siente.. hace mucho que deseaba hacer estoooooooooooooo..
– Sigueeeeeeeeeeeeeeeeeee.. demuéstrame que me deseabas tanto…
Nos seguimos moviendo por mucho tiempo….era delicioso sentir como nos movíamos con mas y mas fuerza… de pronto sentí unas manos en mis hombros…supe que no eran las de Alberto por que las de El estaban ocupadas apretando mis senos…voltee y descubrí al muchacho detrás de mi…no imagine lo que estaban planeando…el muchacho tomo su pene y lo coloco en mi culito…cuando me di cuenta quise pararme, pero Alberto me sostuvo fuertemente y antes de que me diera cuenta..metió su pene despacio…lentamente…muy lentamente por detrás, yo me quede paralizada…jamás pensé en tener dos vergas clavadas al mismo tiempo…no podía moverme por la presión de los dos cuerpos…ellos me ensartaron hasta el fondooooooooooooooooo… nunca me lo habían hecho por detrás…sentí dolor al principio…pero poco a poco la sensación de estar en medio de dos se convirtió en placer
– Aaaaaaaaaaaaaaaaahhhhh….que rica estaaaaaaaaaas mamacita..que ricaaaaaaaaaasnalgitaaaaaaaaaaaaaas..quería hacerte esto desde que estábamos en el camión. Me dijo el muchacho.
– mmmmmmmmmmmmmmm..que rica…eres deliciosa no pensé que fueras tan rica..
– aaaaaaaaaaaaahhhh…me van a mata aaaaaaaaaaaaaaaaaaaar despa aaaaaaaaaaaaacioooooooo por favor
Yo casi no me podía mover al tener a los dos ensartados… pero ellos se movían a su antojooooo…, que rico me estaban. Cogiendo oooooooooooooooooooo.
– Me vengoooooooooooooooooo, grite…pero a ellos no les importo no me escuchaban estaban ocupados cogiendomeeeeeeee..Alberto Me cogia mi conchita…mientras sus manos apretaban mis senos y su boca succionaba mis pezones…mientras el otro muchacho metía y sacaba su pene por detrás..

– Sigaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan, cojanmeeeeeeeeeeeeeeeeeeee, rico, soy suyaaaaaaaaa, destrócenme,
– Que ricaaaaaaaaaaaaaa, estaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas, sabíamos que eras una mujer muy caliente…
De pronto los dos se estremecieron y Gritaron:
– AAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHH…QUE DELICIOSOOOOOOOOOOOO, … RICOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO,
Al sentir que los dos me inundaban con su leche caliente al mismo tiempo. Yo no pude evitar Venirme Nuevamente…
– AAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHH.. que ricooooooooooooooooooooooooooooooooo, delicioso oooooooooooooooooooooooo…

Nos quedamos dormidos los tres…no se cuanto tiempo paso, cuando me levante estaba recostada en mi cama tapada con una sabana y los muchachos ya no estaban, pensé que había tenido un sueño… pero pronto me di cuenta que no…pues mi cuerpo despedía olor a sudor y sexo…mi conchita y mis nalgas estaban llenas de semen…

Si eres mujer y deseas imaginar una experiencia como esta comunicate

Y podremos imaginarlo juntos

Me llamo Luis Alberto.

(albert.sirvent@hotmail.com)

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Casada con calentura

Jamás imagine que ese día el hijo de mi amiga se encargaría de quitarme la calentura, no fue una infidelidad que yo halla buscado, simplemente se dio, pero fue deliciosamente satisfactoria, nunca me han vuelto a dar una cogida tan rica como esa hasta ahora

Mi nombre es Denise soy una mujer Madurita, Sexy, tengo 42 años, soy Casada, tengo un Esposo que me atiende bien no me puedo quejar, por eso es que me extraña que me haya ocurrido lo que voy a contarles, un día vinieron a visitarnos nuevamente una amiga de la infancia con su Familia su esposo y su Hijo de 25 años llamado Luís Alberto, ellos acostumbraban a venir cada mes con nosotros y nosotros atendíamos a nuestros invitados todo el sábado y domingo, por mala suerte yo tenia que trabajar el Lunes, así que mi Esposo que estaba de vacaciones se ofreció a llevarlos a pasear ese día, yo me fui a mi trabajo y ahí recibí la llamada de mi esposo diciéndome que Luís Alberto no había querido ir con ellos ya que se tenia un poco de Gripa y si podía ver como estaba en cuanto regresara de trabajar.

Al llegar a casa fui a verlo, estaba recostado y con un poco de fiebre, así que le traje una pastilla para la calentura y un te, se recostó y se durmió, pasaron unas horas y regrese llevando agua para darle otra pastilla, el estaba dormido, me senté en la orilla de la cama, no sabia si despertarlo a dejarlo dormir, le toque la frente para saber si aun tenia fiebre, el se movió e inconcientemente, al menos eso pensaba, coloco su mano en mi pierna, al sentir el contacto de su mano no pude evitar estremecerme me di cuenta de que este muchacho era muy atractivo, no se porque sentí un cosquilleo recorrer mi cuerpo, al notar como sobresalía su “Bulto” debajo de la sabana, levante la sabana para admirarlo mejor, no lo podía creer ahí estaba yo admirándolo y sintiéndome un tanto excitada, al voltear a verlo me di cuanta de que se estaba haciendo el dormido, su mano apretaba mi pierna, así que me levante y me fui a mi cuarto, sin saber que pensar, ni que hacer.

Me recosté tratando de dormir pero no pude evitar pensar en lo que había ocurrido, en eso escuche que se habría lentamente la puerta, yo cerré los ojos y me hice la dormida, el se acerco se sentó a la orilla de la cama y me observo por largo tiempo, de pronto su mano comenzó a acariciarme las piernas suavemente, yo seguía haciéndome la dormida..sus manos recorrían mis piernas hasta la orilla de la pantie, no pude evitar estremecerme, por lo que se dio cuenta que no estaba dormida y sus manos subieron hasta mi conchita. Me dijo:

Como he deseado esto desde hace mucho.

Yo trataba de apararlo y le decía:

No Alberto no esta bien soy una mujer casada, además tu mama y yo nos conocemos desde hace mucho.

Pero el no me decía nada solamente sus manos acariciaban mi cuerpo con ansias, yo trataba de apartarlo, pero mis fuerzas me abandonaban y no resistí mas.

Alberto recorría con su boca mis muslos, hasta llegar a la pantie, la cual hizo a un lado y su boca llego a mi conchita. Aaaaaaaahhhhhhhhh… que delicioso, sentía sus manos apretando mis nalgas con fuerza, me jalaba mas hacia el. Mientras su boca recorría mi conchita con ansias. Mmmmmmmm…..aaaaaaaaahhhhhhhh que rico… no pude mas siqueeeeeeee. Le dije Ahhhhhhhhhhhh…bebeeeeee..que delicioso se siente…sigue… el continuo besando mi conchita..sus labios la recorrian en una forma tan deliciosa.

De repente metió su lengua hasta el fondoooooooooooooooooooo…,no pude evitar tener mi Primer orgasmo…mmmmmmmmm….,ahhhhhhhhhhhhhh…,me mordí los labios, tratando de no gritar, pues mi esposo no acostumbraba a hacerme sexo oral….mmmmm se sentia riquísimo…mi cuerpo se estremecía de placer.

El se recostó en el sofá y me dijo: te gusta lo que viste hace rato en el otro cuarto. No le respondí…tome su pene y lo acaricie….mmmm lo lleve a mi boca y lo bese.

Aaaaaaaaahhhhhhhh…que rica boca tienes …mmmmmmmm…, que rico lo chupas, sigue…aaaaahhhhhhhhh…, cuantas veces soñé con metértela así en la boca….ricoooooooooooo…mmmmmmmmm…que delicioso.

Yo no podía hablar, solo podía responder saboreando ese gran trozo de carne….mmmmmmmmmmm….mmmmmmmmm…no lo podía creer, jamás pensé que iba a estar con el hijo de mi Amiga y que lo iba a disfrutar tanto.

Me jalo hacia el y me hizo que me montara encima ….Me monte encima y el coloco su verga en la entrada de mi conchita..mmmm que rico

Y de inmediato me di cuenta lo que deseaba…así que no lo hice esperar y me monte encima de el. Como una verdadera vaquera ansiosa de cabalgar.

Me fui enterrando esa vergota grande yo sola hasta el fondoooooooooooooo, que ricoooooooooo.

Ahora te voy a dar lo que tanto te hace falta….y lo que tanto había soñado..mmmmmmmm.

Siiiiiiiiiiiiiiii…mételo rico…aaaaaaaahhhhhhhhhh…demuéstrame cuanto me deseabaaaaaaaaaaaaaas Que ricooooooooooooooooooo

Y seguía cogiendome rico…cada vez con mas y mas fuerza..mmmmmm era delicioso sentir como me jalaba de la cintura mmmmmm…y empujaba mis nalgaas mas hacia el…..apretaba mis senos con fuerza….los amasaba..mmmmmm que delicioso…su verga casi salía de mi conchita hasta solo quedar la cabeza y luego la ensartaba hasta adentro de un solo golpe..aaaaaaaaaaahhhhhhh….métemelo rico…sigueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee; maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas; ensártamelaaaaaaaaaaaaa; todaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa; que rica verga tienes y que bien la sabes usaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar; sus manos apretaban con fuerza mis nalgas y me jalaba mas y mas hacia el, yo gemía cada vez que me la enterraba hasta el fondoooooooooooooooooo; mmmmmmmmmmmmmmmm, mmmmmmmm, ricooooooooooooooooooooo; Bebeeeeeeeeeeeeeeeee…métemelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa; todaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

siiiiiiiiiiii. Muévete. Entierratela todaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Que rico mueves tus nalguitas…jamás pensé que te movieras tan sabrosooooooooooooooooooooo.
Aaaaaahhhhhhhh… hay bebeeeeeeeeeeee… que rico lo haceeeeeeeeeees métemela todaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa; me vengooooooooooooooooooooooo, ahhhhhhhhhhhhhhh…que deliciosoooooooooooooooooooooooooooooo,
Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii….yo también me vengooooooooooooooooo, voy a llenar de leche esa conchita tan rica que tieneeeeeeeeeeeeeeeeeeeeessssssssss.

Si bebeeeeeeeeeeeee…lléname con tu leche rica. Aaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhh

Yo pensé que todo había terminado pero me equivoque este muchacho tenia tantas ganas de cogerme.. me recostó y puso una de mis piernas en su hombro….y para mi asombro su verga aun estaba bien parada. Me la ensarto toda de nuevo….y comenzó a cogerme con fuerza y desesperación

Aaaaaaaaaaaahhhhh..que rico ….yo hacías esfuerzos por no gritar.

– mmmmmmmmm…que rica estaaaaaaaaaaaaas, siempre que te saludaba volteaba a verte imaginando los ricas que seria sentir tus nalguitas rebotando en mi..aaaaaaaahhhhhhh..que rico….cuanto te deseabaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa;

mmmmmm… Bebeeeeeeeeeeeeee….que delicioso….se ve que de verdad tenias Calentura…mmmmm..que rico se sentia como me la enterraba hasta adentro…mmmmm..hasta que sus bolas rebotaban en mi.

Me levanto y me puso de rodillas en la cama…se puso detrás de mi…tomo su verga y lo enterro hasta el fondo..

– aaaaaaaahhhhhhhhhhhhhh, bebeeeeeeeeeee…que rico. Entiérrame toda esa vergotaaaaaaaaaaaaaaaaaaa… hazme lo que quieraaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas:

Me jalaba con mas y mas fuerza…mientras me daba nalgadas ricas…mmmmmm y yo respondía empujando mis nalgas hacia el para enterrarmela toda…..tomo mis cabellos con sus manos y me jalaba mas y mas…mmmmm que rico…yo me sentía desvaneceeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer, sus bolas rebotaban con fuerza en mi conchitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, me lo estaba haciendo tan rico; en una forma tan salvaje que nunca me lo habían hecho….se movíaaaaaaaaaaaaaa mas y maaaaaaaaaaaaaaaaaas con desesperación.

Aaaaaaaaaaahhhhhhh… bebeeeeeeeee…que rico….que delicioso lo haceeeees….mi conchita estaba tan mojada…mmmm…sentia como entraba y salía este trozo de carne…mientras apretaba mis nalgas.

voy a destrozarte toda, voy a destrozarte esa conchita ricaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa: como nunca te lo han hecho,
si bebeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee…si papitoooooooooooooooooooooooometemela todaaaaaaaaaaaaaaaaaaa….ricoooooooooooo, me vengooooooooooooooo…a el no le importo que me viniera siguió cogiendome con tal fuerza…me jalaba de los cabellos y me daba nalgadas tan ricas. Mi conchita se estremecía, jamás me había sentido tan caliente….me estaban dando la cogida mas rica de mi vida.. perdí la cuenta de las veces que me vine.

De repente el se estremeció diciendo aaaahhhhhhhhhhhh…me vengoooooooooooo, y sentí que inundaba mi conchita con su leche caliente…aaaaaaaaaaaahhh…que delicioso..aaaaaaaaahhhhhhhhhh,…que ricoooooooooooooooo…me volví a venir en cuanto sentí su leche en mi conchita…..mmmmmm…los dos quedamos recostados…exhaustos. Abrazados.

Al poco tiempo llego mi amiga y los dos nos comportamos como si nada hubiera ocurrido, pero ahora y me encargo de invitar a mi Amiga mas seguido, ya que siempre encontramos excusa para estar Alberto y yo Solos.

Si eres mujer y deseas imaginar una experiencia como esta comunícate

Y podremos imaginarlo juntos

Me llamo Luís Alberto.

(albert.sirvent@hotmail.com)

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Esposa, mi primo y yo

He amado y amo mucho a mi esposa, ella es una mujer muy sensual la conocí y fuimos enamorados desde que ella tenía minoría de edad.

En ese tiempo usaba sujetadores con encaje que dejaban ver sombra de sus pezones en ciertas blusas blancas, eso me excitaba mucho y siempre que podía le compraba blusas con poco espesor

Las mini faldas siempre le han lucido espectacularmente por lo que me gusta que se ponga hilos con ellas aunque prefiero que no use nada bajo ellas por si ejecuta algún falso movimiento y expone su peluche o mejor aun si deja ver los labios de su carnuda vagina, total con mirar no pasa nada y ella tiene cosas muy hermosa para quien pueda observar, cosa que desde el principio le confesé me excita mucho.

Debo admitir que aunque me excita que la vean o sufra algún descuido que exponga sus partes intimas, solo acepto que haga el amor una sola persona que no sea yo, voy a contar quien es y por qué.

Luego de casarnos y algunos años después me di cuenta que un primo mío se interesó en ella no solo por su cuerpo, me di cuenta que el sentía algo por ella, dejaba que se acerque, me excitaba que la mirara mientras esperaba que mi esposa hiciera algún movimiento de descuido involuntario para el.

Poco a poco la idea me gustaba más, sin saber cual sería la reacción de mi esposa, un día mientras hacíamos el amor comencé a decirle a mi esposa que me gustaría que hiciera el amor con el ya que me había dado cuenta que el sentía algo por ella.
Inicialmente ocurrió lo que era de esperar, ella se molestó pero insistí cada vez más sobre esa situación.

Una noche pasado algún tiempo mi esposa confeso que se estaba viendo con el cuando yo estoy en el trabajo, lejos de molestarme por no decirme ante eso me excito mucho, esa noche y la recosté en la cama para hacerle el amor y volví a pedirle que hiciera el amor con el, que le mostrara sutilmente sus pechos descubiertos ya que acostumbra a usar las blusas con el botón abierto más de la cuenta, pero que se pusiera sujetador, además mientras hacíamos el amor le dije fingiera que lo hacia con el y describiera lo que haría si realmente fuera el, de como cogería su verga entre sus manos para llevar a su boca, y como cabalgaría para le entre lo que más pueda.

Eso la incomodo un poco, pero yo estaba más que excitado.

Continué con esa situación y un día ella me comentó preocupada que había salido con el y las cosas tomaron otro nivel, esta vez los dos se habían excitado tanto que no sabe como ella pudo contenerse y dejó a mi primo con su verga hinchada de ganas y le preocupaba que no la volviera a llamar.

Luego de pocos días volvieron a salir y las cosas cada vez avanzaban más, ahora el ya había logrado tener a mi esposa con sus pechos completamente descubiertos para el, e incluso ya los besó y mamó con suaves chupada alrededor de su pezón, en la extensión de sus pechos talla C, tratando el de no dejar marca para que mi esposa no tuviera problema.

Comienza a invitarla al cine para aprovechar la oscuridad y meter sus manos bajos su blusa, su sujetador, de esa forma poder acariciar sus senos directamente, situación que cada vez que ocurría con más frecuencia y ella me contaba provocando tremenda excitación en mi, claramente la terminábamos en la cama y yo insistiendo que continuara ya que quiero que su coñito también sea de el, las veces que ella quiera inclusive si yo me encontrara con ella en la casa lo podría traer, eso no causaría problema alguno.

Me comenta mi esposa que ahora le hace visitas en casa durante mi ausencia y cada vez que va, entran a nuestro dormitorio y el le pide que le haga algún peinado nuevo, le digo a mi esposa que cuando el regrese lo espere en mini falda y con nada debajo, o que no use sujetadores para que se sienta cada vez más tentado a cruzar más la línea.

El comienza a sentir dudas que yo llegue antes de tiempo a casa, por eso comienza a llamarme por intermedio de ella para consultar si llegaré temprano o no, comienzo a querer verlos junto y debo confesar que me gustaría que fuera cuando el la tiene poseída y observar como se come el coñito de mi esposa, mujer a la que ambos amamos, hasta que una vez casi se convierte en realidad el poderlos ver.

Aquella oportunidad mi primo se atrevió a llamarme al trabajo con la excusa que lo ayude a resolver un problema y que me alcanzaría en casa, para ello necesitaba conocer la hora de mi llegada, como ya sabía que a la hora que llamó el solía encontrarse en en mi casa con mi esposa, intencionalmente le dije que ese día llegaría tarde, mi oculta intención era llegar en silencio, dejando el carro antes de la casa para que me escucharan llegar e ingresar en silencio y comprobar como mi amada esposa era tremendamente feliz culeandose al único macho que ella sabía yo le permitía le hiciera lo que se venga en gana.

Al fracasar mi intento de descubrirlos y las cosas continuar su causle normal, le pido a mi esposa que me de detalles de de todos sus encuentros, a los pocos días me dice, no se como pero tu primo hoy me quito totalmente la ropa, el quedo solamente con su bóxer y podía ver el bulto de su verga cubierta, se veía más larga que la tuya, nos sentamos a conversar un poco, me pidió que le acariciara su pene, metí mi mando bajo su bóxer y entre subida y bajada de mi mano pude comprobar que era más larga que la tuya pero más delgada, que chorreaba un líquido de la punta de su glande aparentemente estaba excitado por mi, me recostó en el piso y sin quitarse el bóxer comenzó a hacer movimientos sobre mi que apretaban su pecho desnudo contra mis tetas, haciendo que mis senos suban y bajen a su ritmo y su larga verga se deslice por mi vagina hacia abajos durante su descenso y al subir se detenga fuertemente contra el el orificio de mi vagina al no poder entrar por tener aun subido el boxer, como la vez anterior, mamó mis senos y mordisqueo suavemente mis pezones, cuando descendió a la vagina se concentro sus esfuerzos en que boca llene de satisfacción la vagina de mi esposa, ella confiesa que la hizo acabar dos veces continuas.

En los próximos encuentros que tienen siempre la desnuda, le mama las tetas, pero siempre le pregunta si quiere que esta vez le meta la verga, a lo cual ella no accede, yo le digo en cambio que no sienta remordimiento que disfrute, que gustaría que ella goce de tener esa pija más larga que la mía dentro de ella, debo decir que me gustaría llegar a casa y encontrarla como dije antes en plena faena o destilando el semen de primo producto de satisfacer las ganas que se tienen.

Me gustaría decirle lo tonto que ha sido al perder al preguntarle si puede o no meter su verga en su coñito, a ella no basta con excitarla, pues es una mujer de buenos tratos y palabras dulces, cariñosas y amorosas, la llave que le abriría la piernas de mi esposa en ese punto son, te amo, te quiero, me gustas, etc.

He fantaseado saliendo los tres fuera de la ciudad, ubicando mi esposa en el asiento junto al mío, a el en el asiento posterior abrazándola desde detrás del asiento, acariciando sus pechos encima de su blusa, metiendo sus manos bajos la blusa y el sujetador mientras yo manejo, que la besa en la frente y luego en su boca con intercambios de metidas de lengua del uno al otro, mientras ella le corresponde extendiendo su mano hasta acariciar el pantalón que esconde su hinchado pene deseoso de entrar en la vagina de mi esposa, acto seguido le va bajando el cierre el lo que se pasa al asiento posterior para que prenderse en su verga en una de deliciosas mamadas, en tanto que el va acariciando la poco semi rasurada vagina de ella, y subirla en sus pierna para clavarla en lo que viajamos.

Ya los tres en la playa, mi esposa se nos pasea en un traje de baño muy diminuto que le compre varios años atrás y deja ver todo su culo, le pide le coloque bloqueador solar mientras observo como el pasa esa crema por el cuerpo incluso en el pecho, la nalga, la vulva carnuda y pronunciada que ella tiene de donde ella saca parte del semen derramado en su interior, lo unta por su cuerpo y confunde con el bloqueador.

También que se hace nos tarde y tenemos que compartir la única habitación, con la única cama disponible en la cual ella queda entre los dos para disfrutar de una noche inmensa de placer, viéndola en la indecisión de a quien atender primero si a su esposo o a quien por tanto tiempo a esperado sentirle su verga, imagino a mi primo pidiéndole el culo y a ella gustosamente otorgándole el privilegio de poseer su ano virgen ya que a pesar de los años que llevamos casados no he logrado hacer mío, mientras extasiado observo como por vez primera una verga le va abriendo el agujero del culo y entre gemidos de dolor y gusto me dice, siento como me va destrozando mi culito la verga larga de tu primito, amor ahora ya podrás también meter la tuya que es algo más gorda y me daba miedo que entrara primero, luego la llenamos de gran cantidad de semen que ambos derramamos sobre y dentro de ella, para finalizar ver y sentir ambas vergas siendo limpiadas mientras traga hasta la última gota de lo que queda luego de haberla llenado.

Por desgracia solamente los besos, el tamaño y roce de su pene cubierto por el boxer mientras rozaba la vagina desnuda de mi esposa, el contacto apretado de los pechos desnudos de ambos, los intercambios de sus alientos, como intercambiando para transferir la vida de uno al otro y las mamadas de vagina que ella recibió de el, son lo único que han convertido en realidad, todo lo demás quedará como una fantasía, porque el hizo su vida junto a otra persona y nunca le dijo a mi esposa el motivo de su alejamiento, ni el por qué no aprovechó la oportunidad de penetrar su rica conchita, lo que si puedo evidenciar y ser testigo es que ella aun lo extraña y hubiera querido que ser penetrada por el y sentir como se derramaba en su semen en su gran vagina.

Varias veces hasta ahora ella ha vuelto a decir que lo extraña mientras hacemos el amor y me ha confesado que siente un gran vacío sin el, preguntándose y preguntándome por qué no la vuelve a llamar como antes o como mientras llega a la máxima excitación me confiesa las ganas que tiene de sentirle su pene al expresarme textualmente y en tono de voz algo alto que bien podría escuchar algún vecino dice “amor quiero la verga de tu primo, quiero ésa verga”, “llámalo y dile que venga ahora mismo, no aguanto las ganas de culear con el”, “quiero sentir esa verga larga”, “extraño a tu primo, por qué no se acuerda de mi, dile que me llame” mientras me aprieta sus piernas cruzadas en mi espalda tal como las cruzaba y lo apretaba a el para sentir su verga larga cubierta por el bóxer sobre su conchita desnuda.

Yo simplemente la escucho sin expresar comentarios, aunque me gustaría compartir con mi esposa la fantasía por lo menos de manera hablada, que me describiera como no desperdiciaría el momento que se encontraran nuevamente a solas y esta vez si haría el amor con el, siempre me comentó los detalles de sus salidas, por eso me atrevo a revivirle en la cama las cosas que disfrutó con el; trato de moverme como me dijo el se movía sobre ella aunque llevaba su bóxer y ella estaba completamente desnuda, acariciar y mamar sus pechos y vagina como ambos lo disfrutaron, o respirarle como el, pero siempre le digo lo único que el muy tonto no se atrevió a decirle jamás, y no me canso ni me cansaré de decirle a mi amada esposa.

Te amo, te amo, desde lo más profundo de mi corazón, has sido, eres y serás la mujer de mi vida, aunque ella no pueda creerlo por haber querido compartirla con mi primo, inclusive hasta ahora que se que aun lo extraña, me gustaría alguna vez que tuviéramos la oportunidad de poseerla los dos juntos, pero me conformaría con que pueda ella sentir su larga verga dentro de ella, mientras en esta oportunidad le dice lo mucho que también la ha amado en silencio y la lleva a alcanzar con su verga los orgasmos que alguna vez le hizo sentir con su boca, esta vez ese orgasmo llegaría con una gran carga de semen, que ella permitiría le deje dentro de su vagina para sentirlo recorrer y llegar hasta lo más profundo de su vagina.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax