Vacaciones con mi esposa y mi amigo.

Era nuestro primer verano viviendo juntos en Brasil y nuestro primer año de casados también. Extrañábamos mucho a nuestras familias y amigos por lo que decidimos invitar a algunos de ellos a pasar unos días en casa.
Los que vinieron fueron mi hermana, una compañera de la Facu (Maca) y uno de mis mejores amigos Santi. Todo pintaba como unas vacaciones normales en la playa pero resultaron siendo las vacaciones mas calientes que vivimos hasta ahora.
Antes de casarnos estuvimos como 6 años de novios. Cuando la conocí a Maria era muy inocente, no había tenido relaciones serias anteriores y hasta era virgen. siempre fue una mujer muy atractiva, unos pechos firmes y redonditos con un par de hermosos pezones rosaditos que siempre se le marcan cuando se calienta, pero lo que mas llama la atención es el precioso culito que tiene. Es realmente una manzanita y todo el mundo se da vuelta para mirarla cuando estamos en la calle. Al momento de ponernos de novios yo tampoco era muy experimentado por lo que fuimos descubriendo el sexo mutuamente.
Las primeras veces eran muy tímidas pero a medida que fuimos conociendonos comenzamos a hacer cosas nuevas… Ella empezó a comprarse ropa interior mas atrevida y yo me dedicaba a hacer vídeos caseros de nuestros encuentros. Ella descubrió el sexo oral y desde ese momento nunca mas paro. Quería chuparmela en todo momento y en todo lugar…realmente se volvió una profesional del sexo oral y a mi no había nada que me gustara mas que llenarle la boca de leche.
Después de casados comenzamos a hablar mas de las cosas que nos gustaban y las que no, comenzamos a compartir nuestras fantasías.. Una de las mas recurrentes era la explorar cosas nuevas como compartir nuestra cama con otras personas. A mi me encantaba la idea de tener a otra mujer con nosotros pero después me fue gustando la idea de poder sumar a un hombre también ya que Mary nunca había visto otra pija.
Estas fantasías de poder hacer un trío o una orgía se volvieron realmente recurrentes y casi siempre salia este tema durante nuestros encuentro amorosos.
Volviendo a nuestras vacaciones decidimos pasar unos días en una playa cercana a la ciudad de Brasil en la que vivíamos por entonces. Encontramos una posada en una playa muy bonita y alquilamos una cabaña para los 5. Mi hermana y Maca dormirían en un dormitorio principal, y Maria y yo en un sofá cama que había en el living, Santi tendría que compartir el living con nosotros en una pequeña cama.
Los primeros días fueron bárbaros, mucho sol, muchas caipirinhas y muchos juegos de cartas durante el día. Por las noches salíamos a cenar y volvíamos a la cabaña a dormir, tener sexo para nosotros no era muy fácil ya que Santi dormía a metros de nuestra cama pero siempre nos las arreglábamos como para por lo menos calentarnos un poco y meternos manos por todos lados. Inclusive el hecho de que Santi estuviera durmiendo en la misma habitación nos calentaba y nos daba un poco de morbo. Ya alguna vez en alguna de nuestras charlas sobre nuestras fantasías habíamos citado su nombre como un posible participante para el trío que fantaseábamos con hacer.
Una tarde volvimos todos a la cabaña antes de tiempo por que estábamos realmente cansados del sol y de la playa por lo que decidimos dormir una siesta. Las chicas se encerraron en su habitación y Maria, Santi y yo nos acostamos en el living. Estábamos un poco calientes y aprovechando que Santi se había dormido comenzamos a besarnos. Las cosas se calentaron tanto que Maria empezó a hacerme una paja por debajo de las sabanas y yo aproveche para jugar un poco con su colita. El simple hecho de saber que Santi estaba ahí nos volvió locos y perdimos un poco la cabeza. Maria estaba de espaldas a la cama de Santi por lo que la destape y seguí jugando con su cola, en ese momento creo que el se despertó pero se hizo el dormido ya que tenia frente a sus ojos el espectáculo de ver como yo le franeleaba el culo a mi mujer. De repente le dije a Maria al oído que creía que Santi nos estaba viendo y que si podía empinar la cola un poco mas para que la vista de nuestro amigo sea aun mejor y ella como una perrita en celo accedio dejandole una hermosa vista a nuestro amigo de su concita y su culo. Yo lo único que tube que hacer fue correr un poco su bikini e intentar separar al máximo los cachetes de su cola para que la vista sea aun mas explícita.
Un rato después decidimos salir a dar un paseo por la posada y terminamos teniendo una sesión de sexo increíble en una sala de estar solitaria. Cuando volvimos a nuestra cabaña Santi ya no estaba en su cama y estaba encerrado en el baño. Que paja se debe haber hecho!
Nuestra semana en la playa paso mas rápido de lo que esperábamos y de regreso a la ciudad en la que vivíamos tuvimos que pasar por la capital para dejar a mi hermana y a Maca que tenían que volver a Argentina. Santi se quedaría una semana mas con nosotros.
La vuelta a Caxias (ciudad en la que vivíamos) fue un tanto rara para mi, vivía caliente pensando en el episodio de la cabaña de la playa pero al mismo tiempo me atacaban los celos. En especial después de ver la química que existía entre Mary y Santi. Se llevaban bárbaro y estaban todo el tiempo haciendoce bromas y jugando.
Llegamos a Caxias en una tarde de domingo y al día siguiente yo tenia que volver a trabajar.
Mi primer día en la oficina fue terrible, me pasaban mil cosas por la cabeza hasta que no aguante y deci pasar por mi casa. Cuando llegue lo único que encontré fue a mi esposa y a mi mejor amigo desayunando juntos en la cocina como 2 buenos amigos. Nada de lo que mi mente podrida imaginaba. Lo único diferente era que Mary todavía estaba usando ese pijamita sexy sin corpiño y se notaban sus hermosos pezones.
Al salir de trabajar ese día volví a casa, cenamos, jugamos un partido de cartas y después nos fuimos a dormir. Santi dormía en un cuarto junto al nuestro.
De toda la calentura que había acumulado durante el día lo primero que hice fue saltar encima de Mary y cogerla como un loco, ella estaba súper caliente también. Jugueteamos un rato y volvimos a hablar de lo bueno que seria poder invitar a mi amigo para poder hacer un trío. Mientras la penetraba Mary gritaba como una loca dejando que Santi escuchara todo desde el cuarto de al lado. Cuando terminamos escuchamos que santi se encerro en el baño seguramente para dedicarle otra gran paja a mi caliente esposa.
Toda la semana transcurrio de la misma manera, yo volvía en horarios extraños a casa con la idea de que tal vez los iba a encontrar en alguna situación comprometedora y ellos siempre muy comportados.
El miércoles por la noche mientras cogíamos decidimos idear un plan. Mary tendría que calentarlo al máximo, quedando todo el día con el pijamas que marcaba sus hermosos pezones y usar las tangas mas pequeñas que tenia, intentar hablar de sexo con el mientras yo no estaba. Tendria pase libre para calentarlo, pero no podría hacer nada hasta que estemos decididos a dar el siguiente paso. Ella me confeso que le encantaría poder chuparle la pija hasta que acabe pero que yo era un cagon y que me moría de celos…era cierto.
El miércoles cuando ya estábamos en nuestro cuarto me confeso que el la habia ayudado a tender la ropa del lavarropas y que se puso como loco cuando tubo que colgar en la soga las diminutas tangas de encaje. Yo me puse como loco y casi acabo de solo escuchar lo que mi dulce y hermosa esposa me contaba. Le pedi que por favor saliera en ese momento de la habitacion y que vaya a la de mi amigo para ver si necesitaba algo. Que le dijera que yo esta durmiendo y que ella no podia hacerlo. Le pedi que fuera en ropa interior y la autorice a que se la chupe hasta hacerlo acabar con la unica condicion de que se tragara toda su leche y que al volver a mi cama me contara todo con lujo de detalles. Ella me volvio a repetir “me muero de ganas de hacerlo pero vos no te la bancas y te estas muriendo de celos”. Debo confesar que la situación me ponía como loco, que lo único que quería en ese momento era ver a Mary con esa carita de puta que pone cuando me la chupa en cuatro patas dándole placer a mi amigo. Quería verla como la puta que realmente es.
Nada paso esa noche salvo los gritos de Mary mientras la penetraba y la posterior paja de Santi en el baño cuando nosotros acabamos.
Se acercaban las dos ultimas noches de mi amigo en nuestra casa y creo que los dos estábamos decididos a hacer algo. Esa noche cenamos, jugamos a las cartas como todas las noches pero el ambiente estaba algo tenso así que nos fuimos a dormir temprano. Nuevamente, después de acumular tanta tensión durante el día, lo primero que hicimos al entrar al cuarto fue desnudarnos y prepararnos para otra buena cesión de sexo. Nunca había logrado hacer acabar tanto a mi esposa como en esa semana. Mientras me hacia una paja le pedi que me contara como habia sido su dia con Santi y si habia podido calentarlo, que teníamos que prepararnos para nuestra ultima noche que es cuando queríamos poder hacer nuestro primer trío. Ella me contesto que no quería contarme, que seguro no me gustaría lo que iba a escuchar, al insistir tanto termino contandome la siguiente historia:

Hoy deicidmos alquilar una pelicula… Comenzamos a verla… y de repente comenzamos a jugar… con los almohadones… nos perseguimos por toda la casa, riendonos y burlandonos uno del otro… hasta que caí cansada en el sillón, toda transpirada… Él quizó tirarme de nuevo un almohadón y yo lo frene, le dije “vení sentate que me doble la mano” la excusa perfecta para comenzar con el contacto…
Se acercó y comencé a repirar tan fuerte, estaba nerviosa, exitada y toda mojada al mismo tiempo; no sabía qué hacer pero si sabía que quería en ese momento.
Me tocó la mano y me preguntó con una voz calma “te duele?” y yo le dije que más o menos… él se agacho y me dio un beso en la mano, de ahí… yo le dije que tenía que devolverle el buen gesto de alguna forma… y entonces… me acerque y comencé a besarlo…
Al principio del beso él se resistió y luego de a poco fui pasando mi lengua por su boca, despúes seguí bajando… llegue a su ombligo y ahí sentí como sus musculos se pusieron tensos y ví que abajo del pantalón estaba esperandome algo que me iba a dar mucho placer. Poco a poco fui desprendiendole los botones del pantalon…. uno tras otro… nuestras respiraciones se juntaron en un solo canto de placer, lujuria… estabamos muyyy calientes.
Al terminar de sacarle el pantalón… ví que su pija le aparecía por el boxer… poco a poco deslise mi lengua por la pija, toda mojada y dura.Sentí como el gemia… y me decía “por favor no” pero yo seguí…. me metí la pija hasta el fondo, tenía un saber tan rico… que quería que me diera toda su leche.
Despúes él me tomó muy fuerte me dió vuelta y comenzó a sacarme los pantalones… que para su sorpresa… estaba sin bombachita… no sabía que yo me venía preparando para esto hace tiempo.
Despúes de sacarme los pantalones… me tiró en el piso me abrió las piernas y me empezó a coger, yo no podía dejar de gritar… y luego me llevó a la cocina… me hizó que le chupe mas la pija… despúes de meterla una y otra vez en mi boca… me agarró del cabello, me levantó con sus brazos y me puso contra la pared… comenzó a besarme entera… y despúes me obligo a ponerme de espalda…. obviamente yo accedí… estaba entregada al placer.
Ya de espaldas el comenzó a cogerme una y otra vez… jugando con mis tetas y mi culo de a momentos… de repente comencé a gritar sin parar, estaba desbordandome el placer. Después me metió un dedo en la boca y me pidió que lo lubricara bien, obviamente hice caso, me pidió que me relajara, que quería jugar un poco con mi culito. Yo de espaldas y el cogiendome como un loco me pidió que abra bien las piernas y que con mis manos separe mis nalgas. Una vez toda abierta el comenzó a pasar su dedo suavemente por mi culo hasta que de repente me lo metió hasta el fondo. Sentí una sensación un poco rara al tener mis dos orificios siendo penetrados, a vos te vuelve loco la idea de tener sexo anal conmigo y nunca te deje… Y en este momento tu mejor amigo me tenia como tanto te habría gustado tenerme. Santi siguió cogiendome mientras me metía y me sacaba el dedo del culo. Después me pidió que volviera a lubricarlo con saliva pero esta vez eran dos los dedos que tenia que chupar. Acto seguido me los metió a los dos dedos en la cola de golpe ni los sentí, supongo que ya estaba totalmente dilatada o que no me importaba nada de tan bien que me estaba cogiendo. Después de jugar un rato me dijo que desde que había llegado a Brasil no podía parar de mirarme la cola, que le encantaba y que su sueño era poder culiarme. Yo le dije que no estaba segura, que tenia miedo de que me lastimara y que ese era el motivo por el cual nunca te lo había permitido a vos. La verdad es que Santi ni tuvo que pedirmelo de nuevo, fui directo al baño a traer una crema de cuerpo y me fui al dormitorio. Me puse en cuatro patas en la cama, me unte todo el culo con crema y lo llame, cuando entro me vio en esa posición esperando por su pija y me dijo ” que boludo mi amigo, lo que se esta perdiendo” y fue directo con su pija a mi culito. Me metió la cabeza primero y me hizo ver las estrellas, pero estaba tan caliente que no me importo, después me la fue metiendo muy despacio hasta que llego al fondo…. Que sensación!! Empezó a meterla y sacarla y le pedí que fuera mas despacio por que me dolía, me la saco y me dijo que la lubricara un poco mas …me dio vuelta y me hizo que se la chupe, todo era tan morboso… Después me puse en 4 patas de nuevo y el siguió culeandome, esta vez sin problemas. Comenzó a meterla tan rápido que no aguanto mas y rapidamente sacó su pija y me tiró toda la leche en la espalda… despues me pidio que le limpiara los restos de leche que habian quedado en su pija y se la chupe como una trola, que rica leche!
Despúes de eso nos reimos, yo fui al baño a limpiarme la espalda, me vestí y seguimos viendo la peli como si nada hubiera pasado. No te diste cuenta?

La verdad es que creo que acabe mil veces esa noche. De solo imaginar a mi puta esposa siendo cogida por mi amigo, me volví loco. Cuando terminamos exhaustos tirados en la cama me dijo que lo que me había contado no era cierto y que lo había inventado para ponerme a mil. Le creí?
Nuestra ultima noche juntos fue un tanto rara, después de cenar tomamos algo de alcohol y la idea era jugar a la cartas como todas las noches pero esta vez quien perdía debía pagar una prenda, cosa que nunca sucedió, el ambiente seguía raro y no dio para que hagamos nuestro tan esperado trío.
Una vez en nuestro cuarto nos volvimos a desnudar, dejando la puerta entre abierta esta vez, nos acostamos y baje para chuparle las tetas hasta que sus pezones parecíeron explotar , no paraba de gemir. Después baje lentamente por su abdomen hasta llegar a esa conchita completamente depilada, se la chupe suavemente, le abrí los labios mayores y descubrí ese clítoris rosado adonde me detuve por unos 15 minutos para pasarle la lengua hasta el cansancio. Me anime a bajar un poco mas hasta ese culito virgen (al menos que yo creia virgen) que tanto me gusta y se lo chupe como un desaforado.
Después llego su turno, ella fue directamente al punto y bajo para darme una de las mejores chupadas que me había dado hasta ese entonces. Me chupaba dulcemente los huevos y después subía hasta la cabeza de mi pija para tragarsela toda hasta el fondo. Era increíble! En un momento no aguante mas y explote en su boca, Mary siguio chupando como si nada y se trago hasta la ultima gota de leche sin desperdiciar nada. Me la siguió chupando hasta que logre una nueva erección y me dijo ” ahora me tenes que coger como la puta que soy a ver si superas a tu amigo hoy”. Se puso en cuatro patas y abrió las piernas para recibirme. Mientras la cogía le metí unos deditos en el culo y ella gritaba como una loca. Acabamos juntos y le pedí que me confesara si se había cogido a mi amigo. Ella respondió ” nunca lo sabrás”.
Esa noche Santi no fue a hacerce la habitual paja al baño. Sera que estaba realmente cansado?

merfede@gmail.com

Tags:

Leave a Reply

*