Apretada en el microbús

Tenemos 16 años de matrimonio, mi esposa es menor que yo en casi 8 años, ella tiene 45 años, pero se encuentra en perfecto estado de conservación gracias a su dieta y a los ejercicios de gimnasia que hacemos a diario en casa.

Era un soleado día de verano, salimos con mi esposa del estudio donde trabajamos a visitar a un cliente en un distrito cercano; ella estaba ese día vestida con un pan-talón jean apretado que hacía resaltar perfectamente sus hermosas nalgas y torneadas piernas, así como de una blusa amarilla con amplio escote que dejaba ver los inicios de sus turgentes senos níveos; estaba tan atractiva que todos los hombres dirigieran su mirada hacia su hermoso cuerpo en especial del bello trasero, lo que me excitaba de sobremanera.

Siempre he tenido la fantasía de que otro hombre disfru-tara de su cuerpo, con sutiles roses primero y después con sexo total en mi presencia, haciéndola bramar de placer sin ningún reparo y verla llegar a varios orgasmos espectaculares, para luego hacerle yo sus masajes corpo-rales con toda ternura. Pero la vez que se lo comenté se sintió confundida y rechazó de plano la idea, así que nunca más volví a tocar el tema.

Esa, tarde esperábamos el microbús para desplazarnos, pero no llegaba el carro, así que ya nos íbamos a otra avenida para encontrar otro carro, cuando en eso apare-ció nuestro microbús, pero estaba completamente lleno, así que cruzamos de la peor manera la pista y nos subi-mos rápidamente, nos quedamos casi en el estribo, ella un poco más arriba y yo abajo en el primer escalón del estribo, avanzando unos metros más, deteniéndose otra vez para que subieran más pasajeros, pero estaba tan lleno que solo pudieron subir dos jóvenes, uno se puso atrás mío y el otro le permití que se colocara justo detrás de mis esposa, quién estaba agarrada del pasamanos lateral, el joven se colocó de tal manera que rozaba las preciosas nalgas de mi mujer con su pecho y al agarrarse del mismo pasamano del que estaba asida mi esposa, hizo contacto plenamente con su hermoso trasero con el antebrazo, levantándolo notoriamente hacia arriba, lo cual me produjo una excitación inesperada, poniéndose erecto mi órgano masculino inmediatamente.

El viaje demoraba más de lo esperado por el tráfico y mi esposa se acomodaba un poco mejor y el joven también, aumentando el contacto corporal con todo el culo de mi mujer, especialmente su antebrazo, comprimiéndolo un poco más que antes, yo totalmente invadido por la excitación, discretamente empujaba al joven para que el contacto entre ambos fuese mejor, consiguiendo mi objetivo; el joven ni corto ni perezoso se acomodó mejor para el contacto con su antebrazo con el medio del precioso trasero de mi mujer, que eran levantadas deliciosamente, banqueteándose con ellas. Y a mí, me daba la impresión de que ella disfrutaba rico, pues no se movió (no se podía tampoco con tanta apretadera) para evitar el tocamiento, estaba sonrojada por el calor o por la excitación, no decía absolutamente nada, hasta que comenzó a bajar la gente del bus y quedando más espacio terminando el excitante espectáculo.

Finalmente nos bajamos del bus en nuestro destino, le comenté a mi esposa, lo apretados que vinimos, sonroja-da y sonriendo me dijo que sí, efectivamente yo estuve bien apretada.

Esa noche gracias a ese extraño suceso, le hice el amor a mi mujer hasta saciarla totalmente. Yo particularmente mejoré mi rendimiento evocando el recuerdo del mi-crobús y por supuesto agarrando su hermoso trasero durante toda la fornicación.

Tags: ,

3 Responses to “Apretada en el microbús”

  1. Sex Shop dice:

    Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Damián dice:

    Ola soy un chavo de 21 años si se animan yo me animo a hacerla gosar soy alto delgado y de piel clara mi coreo es demonio_nose510@Hotmail.com espero su mensaje

  3. frank dice:

    ‘Mi esposa me a contado…molesta que los viejos asi dice ella…que la manosiaban a ella cuando se subia al camion” ahora que es toda una hembra me gustaria que se subiera….pero cuando el transporte valla bien llenote”para que le “metan mano”

Leave a Reply

*