Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Cuando el amor duerme

Autores: Amadeo Pellegrini y Ana K. Blanco

Mi querida Ana Karen:

Son aquí las tres de la mañana, mi Hualichum personal me despertó para recordarme que me tenía que levantar a escribirte, me arrebató de los brazos de Morfeo para arrojarme a los tuyos, tengo que agradecérselo, después de todo el “Espíritu Malo” no lo es tanto, (podría ser peor, pienso) Lo único malo de todo es que estoy dormido todavía en una especie de estado de estupor, como si llegara de otro planeta.

¿Qué se le dice a una persona que en este momento está durmiendo, desnudita, desparramada en la cama, reponiéndose de las fatigas y emociones del día? Le estoy pidiendo al Hualichum que me inspire para decirte algo lindo, pero si supieras lo que el muy canalla me sugiere, si imaginaras las cosas que me está insinuando que te escriba, hasta a mí me da vergüenza y eso que creía haberla perdido hace mucho tiempo.

Ahora la entiendo a la pobre “Puyí” de qué forma la dominaba, me exige que te levante la sábana, me tienta diciéndome que estás desnuda, que puedo ver resplandecer tu fina piel blanca y que como estás profundamente inconsciente puedo tocarte por todas partes y por esas órdenes que me da, ahora estoy despierto con el corazón latiendo enloquecido y la sangre calentándome la cabeza. ¡Ay mi querida muchacha qué mal me tiene este genio maligno! Yo sé que vos no tenés la culpa de nada, que sos inocente y que en este momento ignorás todo lo que el Hualichum me está proponiendo que te haga.

Estoy considerando hacer un trato con él para que en lugar de hacértelo te lo escriba como un cuento y hasta le pensé el título, el título nada más por ahora, le pondría “el amor dormido” o “cuando el amor duerme” este último me gusta más, ¿sabés lo que me dijo el maldito? Me dijo:  ¡No seás pelotudo el amor nunca se duerme! El amor tiene que estar siempre despierto, el amor tiene que estar siempre alerta, el amor tiene que… Bueno ¿Para qué voy a seguir? Las cosas que dice harían sonrojar al Marqués de Sade, con eso te digo todo, mi querida.

Y al final me hizo destaparte para decirme: Mirá qué formas tan hermosas, mirá la morbidez de su piel… ¡Dale animate, tocala vas a ver que suave es! Mirala, imaginátela en la Inglaterra Victoriana, una púdica y reprimida damita inglesa recatada y prudente durmiendo desnuda… ¿No te parece que habría que darle una lección? ¿Decime Amadeo qué le harías a ese culito ahora? Y dale yo ya no sé como sacármelo del medio…

En este momento está encaramado encima de la pantalla de la computadora; desternillándose de risa, me dice: No necesito leer lo que estás escribiendo ¡Papanatas! Con verte la cara de marmota que tenés ya sé lo que pensás. Pero decí la verdad a vos te gusta mirarla, te gusta pensar todas estas cosas, no ves el momento de tenerla para vos solo, te relamés de pensarlo ¡Morboso! ¡Morite de ganas!  y seguí escribiendo mañana cuando tu amorcito se despierte y lea esto, ¿qué te parece que va a decir? Que sos un imbécil que ya tendrías que haber ido diez veces a su encuentro, tonto, cobarde, pusilánime, indeciso.

¿Qué estás esperando? Y no me vengas con el cuento de la responsabilidad, de tu trabajo, mentira, mandá todo a la mierda y deja de escribir pavadas. Agarrala de una vez por todas, apretala, mostrale que sos un tipo de agallas como corresponde y dale unos buenos azotes para que te conozca, entonces después sí la abrazás, la besás, la mimoseas, la baboseas,  te revolcás ahí en la matita, te metés en la cuevita y hacés todo lo que tenés que hacer. ¿O te crees que escribiéndole ganás algo? No m’hijito las cosas hay que hacerlas no escribirlas. ¡Vamos de una vez!

No lo vas a creer mi amor, pero me tiene así a cada rato, por momentos creo que se ha ido para dejarme tranquilo pero no, enseguida reaparece y vuelve a la carga con más furia. ¡Pobre Puyí! ¡Lo que habrá sido para ella… Con razón se escapaba a la laguna! Ahora la comprendo.

Amor, no pensarás que me he levantado a esta hora sólo para escribirte lo que me dicta mi “Hualichum” personal, no, es que no aguanto esperar hasta mañana para darte una noticia: Me voy a París muy pronto, no bien nos confirmen la fecha de reunión. Resulta que una de las empresas, cliente de nuestra Consultora, tiene que renegociar allá unos contratos de exportación próximos a expirar y me han pedido que acompañe al gerente de ventas para colaborar con él. Obviamente además de los honorarios voy con los gastos pagos, los míos y los de mi acompañante, eso es lo convenido y aquí viene lo más importante: ¿Te animás a venir conmigo? Por favor contestame rápido, ya pedí reservar dos pasajes, por las dudas y con la esperanza que aceptes.

¡Dale decí que sí y nos vamos a París, mi amor! Espero tu respuesta hoy. Mil besos.

Amadeo

************

Mi adorado Amadeo:

¡Qué hermoso todo lo que me escribes! Adoro a nuestro Hualichum casi tanto como a ti. Me gustan las ideas que te da y las cosas que te hace hacer en las madrugadas. Porque sé que no es la primera vez que se comporta así, ¿verdad?

El relato de los sucesos nocturnos con nuestro demonio particular me gustó muchísimo, pero más me gustó tu invitación a Europa, para viajar y disfrutar de París. Y la respuesta es: ¡SIIIIIII! ¡por supuesto que sí!

Siempre soñé con visitar París y ¿qué mejor que de tu mano? Claro que acepto. Acepto encantada y te agradezco infinitamente la invitación. Estoy segura que lo pasaremos maravillosamente bien. “Du café au lait avec de croissants s’il vous plaît Monsieur” Eso es lo que quiero desayunar, y en la cama por supuesto.

Ahora, tú sabes que tengo dos empresas en funcionamiento, así que necesito organizarlas para irme tranquila. Calculo que en un una semana o 10 días tendré todo preparado. ¿Está bien así?  Imposible salir antes. Te lo digo por las dudas, porque veo cierta urgencia en lo tuyo y deduzco que quizás no puedas esperarme. Pero yo voy ¿eh? ¡Yo quiero ir!

Conocer París siempre fue uno de mis anhelos, pero jamás había soñado hacerlo junto a alguien como tú. ¡Ay amor! ya quiero estar allá contigo, y así será apenas arregle las cosas aquí. ¿Me esperarás para irnos juntitos?

Por favor, envíame las instrucciones necesarias, la fecha de partida, qué necesito presentar y demás, así mañana mismo comienzo a preparar todo para el viaje. ¿Te parece?

Bueno, mientras espero tu respuesta, me quedo con tus mil besos y te envío otros mil para ti, estos dulces y pegajosos para que no te los puedas quitar. ¡Te amo!

Ana Karen

*****************

Mi querida Ana Karen:

Mientras aguardaba tu respuesta que me llenó de alegría, recibimos un llamado de la empresa, saldremos pasado mañana por Alitalia via Milán – París. Hablé ya con la agencia de viajes, tu pasaje está confirmado y pagado, tenés que ponerte en contacto con ellos y mandarles tus datos; cuando llames preguntá por Moreno, es amigo mío, él se ofreció para hacerte también la otra reserva aérea, así combinás el vuelo desde allá a Ezeiza para tomar después el de Alitalia. Por favor avisale cuanto antes la fecha que vas a viajar por el tema de las plazas.

Todavía no sabemos en qué hotel nos vamos a alojar, eso quedó a cargo de los franceses, no obstante les pedí, si era posible conseguir para mi un apart-hotel en el centro. Las oficinas de ellos están en la Defense, pero prefiero un alojamiento más modesto aunque sea antiguo, donde nosotros dos podamos sentirnos más como en casa. De todas maneras si no nos resulta, nos mudamos a otro y chau.

Bueno mi adorable botija, nos mantenemos en contacto, entre tanto te salpico de besos.

Amadeo

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*