Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

El castigo que me gané

Hola me llamo Helena y soy originaria de la Ciudad de México, tengo 17 años y esta es una historia que me sucedió.


Sabía que estaba molesto pero no podía hacer nada; me le acerqué y comencé a besarlo, me puse de rodillas sobre el sillón donde  estaba para cubrirlo con mi cuerpo y entonces sucedió … algo que no me esperaba – era una fantasía mía , lo admito pero nunca había querido darme gusto.- con el brazo me empujo sobre el y me cruzó sobre sus piernas ; levanto mi minifalda y comenzó a azotarme ; unos cuantos azotes no muy fuertes y yo sonreiasonreía …creí que estaba jugando pero me equivoqué , comenzó a azotarme con más fuerza unos 30 o 40 azotes sobre mis desprotegidas nalgas; mi culo estaba completamente rojo y yo ya no soportaba el dolor , comencé a sacudir las piernas a pedirle que parara pero como respuesta para un poco, me jalo las bragas y me azoto con màs fuerza . Los azotes caían sobre mi piel ya enrojecida y el escozor era terrible.


para por favor…..

 

nada de que pare; o te estas quieta o te va a ir peor

 

ya ya – comencé a gemir

 

te has portado muy mal y lo sabes

 

si , pero por favor


Yo suplicaba pero hasta después de unos 100 azotes màs se cansó….


Esta bien te voy a dejar por que ya me duele la mano pero que te sirva de lección por que si me haces enojar otra vez te va a ir mucho peor.


Yo entre adolorida y excitada – por que la verdad aunque cada azote me dolía horrores el placer de verme humillada me excitaba por completo – sonreí


si mi amor perdóname

 

ahora híncate y chupame la verga


Yo obviamente me puse a obedecer y empecé a chuparsela con ganas . Después de un rato me dijo que parara y que fuera a buscarle un condón – Usamos condón por que quiere que me embarace en un año por lo que deje los anticonceptivos por consejo de mi ginecólogo – El caso es que subí y entre en mi recámara . Mi curiosidad pudo más y me levanté la falda frente al espejo.


Mis nalgas estaban totalmente rojas y dolían terriblemente pero me percaté que estaba completamente mojada. Ya no quise perder más tiempo y abrí el cajón donde guardo los condones y vívi que no había ninguno. Baje la escalera y lo encontré hablando por teléfono. Buscando apaciguar su enojo me hinqué una vez más y empecé a mamarsela . Cuando colgó me miro sonriendo, yo rehuí sus ojos .


¿ Que te pasa perrita?

 

Es….. es que se acabaron los condones y …. Ya no compré más

 

¡ perra idiota! ¿ ves como te encanta encabronarme? ¿Ni eso puedes hacer carajo?

 

Perdoname es que …..

 

Es que nada pendeja . Parate ya mismo y pon las manos sobre el brazo del sillón .


Mi novio nunca había sido partidario de los azotes por más  que se lo había pedido no pasaba de una cachetadita o unas cuantas nalgadas no muy fuertes , pero cuando dijo eso supe lo que ocurriría , empecè a temblar pues mi culo aun dolía pero me recargue en el sillón y …..


primero desnudate


Obedecí temblando , le expectativa del castigo me asustaba y exitaba a la vez. Una vez desnuda volvía a poner los brazos sobe el sillón dejando mi culo bien levantado indefenso ante el castigo.


pero que perra eres Helena , hasta tienes la pucha mojada , pero ahorita vas a ver….


Detrás de mi oí el sonido de su cinturón saliendo de sus pantalones , me dio un escalofrío de placer. Pero el placer no me duró mucho por que cuando menos me lo esperaba el primer golpe estalló sobre mis nalgas. De niña habìa recibido una que otra azotaìna y el mismo ya me habìa dado una vez cintarazos un día que se lo pedí insistentemente pero sentirlos sobre mi ya enrojecido trasero fue un martirio y comenzécomencé a llorar. Cuando llego a los 30 se detuvo y yo pensé que se había acabado mi penitencia , que ilusa.


mira que puta tan madreada , ya tienes ese culo que presumes tanto morado perra – mientras decía esto me sobaba la piel sobre la que acaban de llover los golpes. La parte media de mi trasero me ardía terriblemente , unas lágrimas resbalaban por mi cara – ¿quieres más?

 

No ya no por favor

 

No que? Creo que te falto decir AMO

 

No mo por favor -sollocé , mi fantasía había llegado muy lejos y creí que ya no iba a poder sentarme otra vez en mi vida

 

Como no lo dijiste bien te voy a dar 20 màsmás y otros diez por que me da la gana ademàsademás cada 5 azotes vas a hincarte y a besarme la verga

 

No por favor ya no

 

¿quieres 50 entonces? – Mis ruegos fueron inútiles y ya no quise provocarlo màsmás , callé y 5 golpes cayeron sobre mí , sentía como si me estuvieran arrancando la piel , cada vez gritaba más fuerte. Apenas y pude hincarme para besarle la verga y darle las gracias por educarme – cosa que me pidió que hiciera . Me levantó de un tirón de pelos y me volví a cruzar las nalgas con el cinturón , después de 30 azotes yo creo que se apiadó de mimí y me dio los último 20 en los muslos que me dolieron mucho pero creo que si hubieran caído en mis nalgas no lo hubiese soportado. Cuando terminó casi caigo de rodillas en agradecimiento. – ¿ A ver perrita que aprendiste hoy?

 

Que no hay que hacer enojar al amo – dije sumisamente sollozando

Al parecer mi respuesta le satisfizo por que recibí una caricia en respuesta.

Bueno ya te perdone pero como no hay condones no te voy a dar por esa conchita tan linda ……

 

¿ quieres que te la mame amor? – quería resarcirme y pensé que eso sanjaríazanjaría la cuestión

 

Eso estaría bien perrita pero ya lo medité y pues como no hay puchita pues hoy te va a tocar por el culo…..

 

No por favor por ahí no – ya antes había tratado de encularme pero tenía la verga tan grande y gruesa que con solo meter la punta sentía que me moría ….. trate de incorporarme pero de una bofetada me tiró y jalándome por los pelos me puso sobre el brazo del sillón.

 

¿ quieres por las buenas o por las malas?

 

Es que me duele…

 

Si no es premio , estate quieta o te cojo y luego te vuelvo a cuerear.


Eso bastó para que me la pensará bien así que me quede quieta , llorando en silencio por lo que venía ,- a pesar de todo el dolor nunca había estado tan exitadaexcitada en mi vida – el se hincó y me separó las nalgas con las manos para poder meter su lengua hasta mi aún virgen ano.


LaLas sensaciones que me abordaron fueron deliciosas y empezéempecé a relajarme hasta que se detuvo y sentí la cabeza de su pene en mi culito.


quieta – me ordenó. Frotaba la punta contra mi ano y lo presionaba lentamente

 

¿ No vas a dilatarme primero? – Fue un error… sentí el escozor sobre mi glùteoglúteo izquierdo

 

¿ quien manda aquí puta?

 

Tu….

 

Me gustan los culos apretados así que te jodes … te lavaste el culo puta cerda?


Como siempre me metía los dedos yo me lavaba con una de esas peritas vaginales


Si

 

Más te vale por que como me ensucie me lo limpias con la boca zorra


Justo en ese momento me la dejo ir y el glande penetró mi estrchoestrecho agujero . Solté un alarido y a pesar de las amenazas trate de de sacarlo de mi . Pero el me tenía agarrada de los cabellos empujando su verga màsmás y màsmás y no se detuvo hasta que la tuvo toda adentro aunque grité y lloré aunque sabía que me había roto y sangraba , sentía las gotas resbalar por mis muslos y el ano me ardía como si tuiviesetuviese dentro un fierro ardiendo.


¿ te gusta? Claro que te gusta siempre has sido bien puta – la verdad es que me sentía morir pero ya no tenía resistencia estaba humillada a sus pies era su esclava

 

si….

 

Pues apenas comienza – y empezoempezó a meterlo y a sacarlo primero lento dejando que las contracciones de mi esfínter lo guiaran pero una vez que se acostumbro empezó a bombear fuerte dentro de mimí empujando una y otra vez desgarrándome por dentro por al menoso 10 minutos. Yo sentía una especie de placer al sentirme sometida y humillada estaba muy caliente pero no me dejo tocarme.

 

Hoy no , estas castigada


Cuando el olor fue disminuyendo y como que empezaba a difrutardisfrutar sentí el chorro de semen dentro de mimí y una sensación de alivio.


Sacó su pene despacito y yo quería recostarme pero me dijo que me arrodillara y le chupara la verga hasta dejársela limpia. Gracias a dios que estaba limpio mi culito , aunque tuve que tragarme los restos de semen y sangre . Cuando termine el se fue a descorchar una botella  mientras yo apenas y pude levantarme . Regreso con dos copas y me dio una.


vamos a brindar por la virginidad de tu culo que hoy se  fue al cielo … jajaja


Yo sonreí pues no había estado tan mal , haría lo que fuera para complacer a mi nuevo amo .


Este es el comienzo de mi historia , de mi sumisión espero que les haya gustado.

 

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Un comentario en “El castigo que me gané

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*