El cuerpo de Ninoska

Bueno quiero expresar mi agradecimiento a todos quienes leyeron mi relato titulado   Lourdes mi madura inolvidable.

Una tarde en el Chat conversando con un amigo nos contamos anécdotas y pasajes de la vida que a uno le sucede, aun recuerdo mi vivencia con una amiga llamada Ninoska y no, no nada de que por caballero no diré su nombre verdadero, si lo diré porque hay miles de mujeres con este nombre.

Ella era Ninoska una cochabambina de alrededor unos 19 años yo contaba en aquel entonces con 17, como todo muchacho inquieto curioso con todo lo referente al sexo, las primeras pajas como llaman los changos (muchachos) o ver tus primeras películas xxx caray re contra anécdotas, mi tio Torquemada tenia una pequeña empresa de confección siempre en este rubro se requiere mano de obra, y había un puesto vacante alguien para la sección de almacenes y parte de acabado.

Llego una muchacha de piel morena pelo negro alta de aproximadamente 1.58 mt., de buen busto pero tenia un trasero tremendo, desde que la conocí hasta el ultimo momento, utilizó unos jeans bien ajustados con una cadera que debió oscilar entre los 100cm.

-Uffff que hembrón, de verla ahí tan apetecible y de imaginar teniendo sexo con ella al mejor estilo de las películas porno hacían que mi corazón se acelerara mis manos se pongan húmedas y frías del asombro y excitación, y claro una erección que ponía de manifiesto dicha impresión, siempre existía entre nosotros mucho respeto con un saludo buen día joven?, etc.

Pero era muy complicado mantener la compostura con ese delicioso trasero, en mi mente la imaginaba poseyéndola, paso bastante tiempo para que aquello tome cuerpo, una tarde sin querer entre bromas ella se paso de viva minimizando mi hombría y esa broma me molesto un poco, trate de amedrentarla, pero ella solo se rió con mas ganas se dio la vuelta y sin vergüenza decidí apretarle un glúteo ella ni se inmuto y con mas descaro se lo agarre se veía que le gustaba(ese instante fue glorioso, excitante quería poseerla).

Pero no paso a mayores aquella imagen me tenia desorbitado, quería estar a cada instante con ella para tocarla, pero que iban a pensar de mi en casa, si me veían flirtear con la chica de acabado, en otra oportunidad entre al cuarto donde ella trabajaba y la encontré sobre una banqueta acomodando productos -que trasero joder!!

Tome otra banqueta me puse tras de ella acerque mi pecho a su espalda y mis manos empezaron  amasar su cola mientras ella trabajaba no se inmutaba no decía nada mi sangre subía a la cabeza mi corazón latía a mil, mi pene estaba muy parado, estaba un buen rato allí, pero podría encontrarnos alguien así que decidí irme y ella no argumento palabra alguna.

Me fui, ese fue el inicio para otros osados acercamientos, por que me sentía mas descarado cada vez, era un sábado por la tarde entre y estaba muy excitado había visto una película fuerte y cuando entre la vi ella trabajando muy lejana de la realidad me acerque me miro y no dijo nada de pronto y muy lentamente empecé amasar sus tetas escuche –un joven?.

No me haga eso, tranquila -le dije, que ricas tetas tienes…. se las empecé amasar debió tener unas tetas de 98 cm., mi respiración era corta esta vez y sobre su suéter ya no solo la amase me acerque tanto que se los mordí su suéter se quedaba mojado solo ese lugar, y en varias oportunidades lo hice pero un momento decidí que ya estaba bueno de hacer simplemente aquello.

Le pedí que se sacara su suéter, dudaba su mirada era de tímida y lujuriosa, al hacerlo me quede piedra ella tenia unas bonitas tetas tome uno y se los chupe, solo sentía su mano en mi pelo y después me fui muy excitado y con la verga a mil.

Me quede pensativo en mi habitación recreando aquella imagen de su mirada de su cuerpo de sus ricas tetas de ese trasero tan apetecido

En otra oportunidad que estuvimos totalmente solos mi tío se fue a realizar algunas diligencias y nadie iba a molestarnos la llame a mi cuarto ayúdame a recoger.

Si bien estaba ayudándome, cuando de pronto al ver ese rico trasero (que como siempre usaba jeans aprietos) la tome de la cintura le manosee y amase sus ricas  tetas nos miramos.

Tome su mano la dirigí hacia mi bulto sobre mi pantalón (estaba sumisa) ella lo apretó lo sostenía un momento y lo soltaba, hacia esa operación a cada instante me excitó y me molesto a la vez, la tome del pelo, pero no con mucha brusquedad o violencia le dije –

Tómalo, ella lo volvió a volver mi picardía como chispazo me dio una idea.

Lo volvió a soltar ella me miraba a los ojos mientras mis manos la tocaban.

Sin que se diera cuenta y con mi mano izquierda me saque el pene y cuando ella lo quiso agarrar y volver a ese juego de tomarlo y soltarlo.

Toco mi pene erecto en carne  propia, se asusto y lo soltó… y le dije tómalo

Lo cojio, sin mirarlo pero intentaba a toda costa verlo, no la dejaba..Sentí sus manos suaves  no me percate pero me estaba masturbando suavemente que rico se sentía esa sensación, era notorio que le encantaba sentir mi palo en sus manos.

Ella ya no soltaba mi pene jamás había sentido las manos femeninas en mi pene.

Mi corazón latía tan fuerte de pronto sentí salir de mis adentros mi leche eyaculando en su mano, me quito toda fuerza dejándome tambaleante me miro a los ojos, no decía nada, después de eyacular y le dije sal por favor me quede sin fuerzas apoyado sobre un mueble el piso con  manchas de mi semen, y la imagen de su mano con mi leche, desde ese día ella era la que me trataba de buscar la que quería cooperar y ser amable conmigo, entonces pase a la fase dos, que me de sexo oral.

A partir de ese día ya se vestía más bonita, usaba incluso jeans de colores claros hasta uno de color blanco, era cada vez más y más apetecible.

Y ella sabia que me ponía mas y mas caliente trataba de no hacérsela fácil y que sienta aun mas el deseo de sentir el sabroso deseo y lujuria en su cuerpo.

Aquella tarde era inevitable el encuentro vino a pedirme un favor un permiso para salir a realizar una llamada, pero era una excusa, pues como dije anteriormente siempre estaba pendiente de mi.

Al acercarse hasta me sonreía bastante hasta me miraba el paquete descaradamente obvio que me encantaba pero hacia de que no.

Le dije quien mira caja de cigarrillos es por que quiere cigarrillo no?

Sonrió y dijo talvez? Tenía una cara lujuriosa y hasta me pareció notar sus pezones duros

Ella sabia que ya era algo tarde y de que mi tío había salido Nino había cambiado totalmente de actitud y era mas calculadora llena de fuego en su ser, y no me incomodaba me gustaba pero me hacia sentir intimidado.

Era una situación extraña su mirada había cambiado de un momento a otro, ya no era mas esa ratoncita a la que yo poseía con tanto ímpetu, y es mas, lo papeles se habían cambiado ahora que quería que las cosas vayan lentas.

Ella trataba ahora de todas maneras de llegar a mi, de sentir mis manos en su cuerpo, mis labios en su voluptuosidad.

Se acerco a mi, cuando estuvo lo bastante cerca de mi pecho me dio un beso en el mentón y mirando hacia mi paquete dijo, ya esta listo esto jefecito?…….

Estaba hipnotizado atontado si así lo quieren su mano derecha apretó una vez mas como tantas mi pene, sonriendo dijo

Alguna vez vi en una de las revistas de mi hermano unas chicas que no solo lo agarraban si no lo chupaban (uyyyy ahora si que mis nervios y mi excitación estaban al máximo).

No me dio tiempo a decirle algo pues me faltaban fuerza solo que me llevar.

En un parpadeo las manos de Nino estaban trabajando en bajarme los pantalones y diciéndome y ahora quien se sorprende? Sonriendo!

Con más fuerza comenzó a quitarme las prendas dejando mi miembro expuesto a su merced, no sabia si estaba algo incomodo por el lugar donde estábamos pero mi motivación y fuego estaba apagado.

Inmediatamente sentí sus manos masturbándome o mas aun, su mirada a mi pene.

Cogió con su mano derecha mi pene semi duro lo miro le dio un beso en la cabecita abrió su boca y en el poco a poco se fue perdiendo mi miembro era morir en ese instante con sensaciones pocas veces percibidas en mi cuerpo.

Había dejado al descubierto mi miembro bajando el prepucio besaba relamía y a momentos mordía mi muñeco del placer.

Apretaba mis testículos, a momentos oía mmmmmm esta bueno.

Era incontenible tanto placer tanto goce

Le dije para por favor para pero se negaba quería hacerme pagar todas esas veces que yo había disfrutado de sus curvas esa era su venganza.

Quise quitarla pues sentía que me venia ella no me dejo en el forcejeo mi pene salio un poco, y me vine dentro de su boca la muy golosa se lo trago toda.

Sin fuerzas me quede rendido mirándola ella solo sonreía feliz de su victoria desde aquel día lo hicimos en todos los lugares habidos

Tenía una vagina estrecha y rica estuvimos juntos buen tiempo.

Fue hasta que su padre falleció y su madre y hermanas se fueron al interior del país, no la volví haber más.

Y es que aun guardo en el recuerdo los momentos mas felices en la desnudes de nuestra lujuria.

Con cariño para Nino donde quiera que estés se te extraña y espero algún día volverte haber.

Espero haya gustado mi relato agradecería sus comentarios y lo que se pueda con afecto
Valvenis                      mi correo es: encendido_1000@hotmail.com espero puedan opinar y si gustan algunas damas sin importar su edad condición física o económica espero me contacten saludos

Tags: ,

Leave a Reply

*