Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Un donante para mi mujer

Con mi esposa llevábamos 6 años queriendo tener un hijo, después de muchos estudios descubrí que yo era el de los problemas y como a ella le hacia ilusión tener un hijo no le dije nada, para no angustiarla. Paso un tiempo olvidamos un poco el tema, con ella solemos tener una buena vida sexual, pero algunas de mis fantasías mas bizarras ella se negó de plano. Estando de guardia en el Hospital conocí a en enfermero joven, alto bien parecido que le toco asistirme ese día. Como la noche estaba tranquila empezamos a hablar el chico era soltero, sin pareja y un poco tímido. La conversación giro en torno al sexo y una de sus fantasías era tener sexo con una mujer sin que esta lo viera, vendada supuse, de repente en mi cabeza surgió una idea. Siempre soñé con ver otro hombre follarse a mi mujer una fantasía que mi mujer siempre se negó. El enfermero al cual llamare Oscar para resguardar su identidad se mostró curioso cuando le conté de mi fantasía. Le mostré una foto de ella para ver si le gustaba y efectivamente si. Preparamos un plan. Tardamos unos 10 minutos. Luego le dije que necesitaba unos estudios médicos de el porque mi mujer toma la píldora y no usamos condones, no era cierto del todo. Una semana después  Oscar me contactó preguntó si todo seguía en pié que ya tenía los análisis y habían dado bien, le dije que sí.

En casa le propongo a mi mujer salir de fin de semana  romántico,  paseo, cena, sexo asintió encantada. Mande un SMS a Oscar, reserva habitación a mi nombre en Hotel Casablanca, a la hora 24  tú escóndete en el baño de la habitación, consigue filmadora. Luego de una linda cena con mucho alcohol partimos hacia el Hotel, llegamos, yo la dejo y voy a recepción simulando un registro pues la habitación 101 ya estaba abierta y reservada las llaves las había retirado Oscar antes. Entramos  vi., que el baño estaba a oscuras, tuve que disuadir a mi mujer de no entrar en el baño metiéndole mano y fingiendo un calentón, ella se entra a calentar, por el rabillo del ojo veo una lucecilla roja en el baño, ahí está  él, es la cámara, pienso. A propósito empiezo a desnudar a mi mujer cerca del baño, vestido, zapatos, medias, sujetador queda solo con las braguitas la acuesto en la cama le beso labios cuello y paso a acariciar sus tetas y pezones, después de juguetear 5 minutos con sus pezones, se ponen duros como rocas ella estaba muy caliente, le propongo hacerlo pero ella con la vista cubierta para aumentar otros sentidos y atada. No se niega, le cubro la vista y ato sus manos con pañuelos a la cama. En ese instante sale Oscar del baño, desnudo, sonriente, cámara en mano, su polla es grande pero no esta erecta, cambio de lugar con él, silenciosamente, tomo la encendida cámara. El suavemente besa el cuello de mi mujer que está tan cachonda que no se percata que es otro hombre, sigue hacia abajo, pezones ,ombligo, se topa con las braguitas y rápidamente se las quita deslizándoselas  piernas abajo. El coño de ella esta  prolijamente rasurado, él le separa las piernas hasta que se ve claramente, labios mayores menores y clítoris. El recorre con sus manos las piernas de mi mujer desde los tobillos hasta la entrepierna. La mira extasiado unos segundos. Esta imagen de ella atada, vendada, desnuda, abierta de piernas y a su merced lo excita, su polla lentamente como un cañón va creciendo y poniéndose erecta. Con  habilidad mete su boca en el coño haciéndole un espectacular cunnilingus sacando de ella fuertes gemidos luego mete sus dedos en su ano y coño hasta hacerle pedir que la penetre. No se hace rogar  le levanta sus piernas abiertas las apoya sobre sus hombros apunta su glande inyectado en sangre hacia la vulva y zup entra todo, deslizando por una bien lubricada vagina. Mientras yo filmo entretenido con la toma que se ve el trasero apretado y firme de el, entre sus piernas medias abiertas cuelgan sus hinchados testículos, su pene  casi no se ve pues esta dentro de mi mujer y apenas sale. El embiste, mete y saca. Los gemidos de ella son fuertes, y después un ahhhhh!! Tan fuerte que retumba y se escucha fuera de la habitación, su primer orgasmo, luego vino un segundo casi igual al primero el está a punto de correrse, ella ruega dame tu leche, pero no, la penetración es tan profunda que su pene pega en el útero, ella se queja de dolor, yo no quiero que el se corra, tengo muchos minutos para grabar aún. Interviniendo lo freno diciéndole a ella de darse la vuelta  y ponerse en cuatro patas. El de mala gana calladito retira su polla. La desato, evito que descubra los ojos, ato las muñecas a su espalda y pongo almohadas bajo su vientre. Meto mis dedos en el coño de ella, esta húmedo y muy,muy caliente, se la dejo a Oscar que sube a la cama, mete su boca en el año de mi mujer que sorprendida por la guarrada grita mi nombre, luego le sujeta las tetas, tira de los pezones,agarra sus caderas y la penetra vaginalmente con suma facilidad pues su coño esta dilatado y mojado, empieza a bombear tan fuerte que los resortes de la cama trinan como si se fuera a desarmar. Ella gime, ritmicadamente  ah,ah,ah, suda, el también, dámela, ruega ella, la pareja de amantes grita al unísono tanto que ella no se da cuenta que no es mi voz, llegan a orgasmo juntos. Entre la polla que el mantiene dentro se ella y la vagina de ella se escapa un hilillo de semen pero al retirarla una cascada de semen blanco, espeso, caliente se escapa de dentro de ella resbalando por sus piernas !que rico! te siento caliente dentro de mi! grita ella, olvidándose que esta en un hotel y no en casa. Que toma de cine. El saca su miembro flácido, goteante, cambiamos de lugar, mientras yo meto mis dedos en el ano y juego un rato veo fascinado como el semen de Oscar no para de salir. Oscar  juguetea con su polla, mientras pasan los minutos, vuelve a tener una erección. Móntame ahora le digo a ella y hago una seña a Oscar que  hábilmente ocupa mi lugar. Ella tantea unas piernas, sube sus manos atadas por ellas hasta encontrar una gran verga, tiesa, dura  e instintivamente se la mete entre sus piernas lo monta dándole la espada a su cara, increíble ver la cara de ella aún con su vista cubierta con su boca abierta su mueca de éxtasis mientras como una joqueta cabalga a pelo, sus tetas bailan, dame, dame, gime. Esa es una hermosa imagen de mi mujer siendo gozada por un extraño. Un fuerte respiro de él, explota dentro de ella, indica que la inseminado por segunda vez , ella sigue cabalgando, el no puede más, su pene, vientre, pubis se ensucian del semen que pierde ella, ella grita siii, ha llegado a  su tercer orgasmo de la noche. Hay que bien, dice ella, descúbreme que me quiero lavar (no debo dejarle) le digo que hay mas, ¿aún te queda, que tomaste?, pregunta ella, vamos colita arriba, le digo. Mientras se acomoda, Oscar baja de la cama escapa, se va al baño sigilosamente se viste. Yo la penetro analmente  mientras un ya vestido y sonriente Oscar filma. Cuando me corro, apaga la filmadora  y sale de la habitación. La descubro y desato, satisfecha y feliz se va a lavar, vuelve y dormimos hasta la mañana siguiente, despertamos la habitación huele a esperma y sudor, salimos, entregamos las llaves a un sonriente conserje, (que habiendo escuchado y luego visto a Oscar salir de la habitación) pregunta intencionadamente si lo pasamos bien. A la semana Oscar me entrega un DVD, si hizo copias no lo sé. A los tres meses mi mujer confirma que está preñada. Feliz me pregunta ¿como?.¿Después de tantos años? Le muestro la filmación, entre llantos al verse cogida por un extraño, casi me mata, pero al ver mis estudios que demuestran mi esterilidad se calma y al verse gozar como una perra se excita tanto que follamos, luego me pregunta ¿Quién es él? Un donante, respondo. A los nueve meses tuvimos una niña. A Oscar no lo he visto desde entonces. Por supuesto a él ni una palabra de esto. Yo cada tanto me excito mirando el disco. Tal vez repetiremos pero…sin taparle los ojos.

 

Bizarrot

palpago@yahoo.es

 

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*