Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Desayuno en el Santo Mauro

Nos hemos duchado juntos. Hemos hecho el amor dentro de la ducha, bajo el agua. He salido a la habitación y he telefoneado para pedir el desayuno. Tú has salido al poco tiempo, envuelta en el albornoz, el pelo mojado, sonriente, satisfecha, radiante…., bellísima. Te quedas de pie junto a la cama…..

 

El desayuno ha llegado muy pronto, en una gran bandeja. El camarero la ha puesto sobre la mesa, champagne, ostras, fruta, café, dulces. Observo que tu albornoz está entreabierto. También lo ve el camarero, al salir gira la cabeza con disimulo…….Le hubiera encantado quitártelo y quedarse contigo. Pienso que me envidia mucho y que probablemente me odia un poco….

 

Me siento en un sillón y te pido que te acerques. Lo haces, te sientas en el suelo, a mis pies, sobre la moqueta, apoyas la cabeza en mis rodillas……Abro la botella de champagne y sirvo dos copas. Te doy una de ellas, brindamos y bebemos……

 

Lleno de nuevo tu copa, te atraigo hacia mí, abro mi albornoz y meto la punta del pene en tu copa. Lo saco y lo acerco a tu boca, con cuidado, para que nada se pierda, pongo mi polla en tu boca y chupas y sorbes, disfrutas de la mezcla….., sabor a champagne, aroma de sexo. La saco, la vuelvo a mojar en la copa y vuelves a sorberme, durante varios segundos, cierras los ojos. Yo busco tus pechos bajo el albornoz y los tomo, los amaso, los aprieto. Tú sigues chupando y mi polla crece……

 

Dejo la copa y tomo una ostra de la bandeja. La acerco a tu boca, la sorbes, no la muerdes, la sientes deslizar por tu paladar, por tu garganta……….Repito…., una segunda ostra, una tercera……., las vas tragando, obediente, disfrutas pero, sobre todo, obedeces, nada que proceda de mí te resulta extraño, no te opones ni te opondrás a nada que yo quiera de ti.

 

Te empujo con suavidad, quiero que te acuestes sobre la moqueta….., lo haces y quedas boca arriba, mirándome. Me agacho, me pongo de rodillas a tu lado y te abro el albornoz. Quedas desnuda, precioso tu cuerpo, preciosa tu actitud de entrega, dispuesta a todo por mí. Te recorro entera, te acaricio las mejillas, te tomo los pechos, presiono tu estómago con la palma de mi mano, paso sobre tu pubis y me adentro entre tus muslos.

 

Me incorporo, tomo la bandeja, las ostras están sobre un lecho de hielo, regreso junto a tí y la pongo sobre tu estómago, sientes un escalofrío, y murmuras algo. Sé que te gustaría quitarte la bandeja de encima de un manotazo……, pero aguantas, aprietas los dientes y soportas el frío del hielo sobre tu cuerpo. Poco a poco te vas relajando, hasta me dedicas una sonrisa de aceptación……Me siento a tu lado y vuelvo a apretarte las tetas……

 

Tomo una ostra, la pongo entre mis dientes y me agacho hacia ti. Abres la boca y deposito la ostra dentro…. Y entro con mi lengua, hasta la garganta. Te beso con toda mi fuerza y llevo mi mano a tu coño. Presiono con fuerza y pongo dos dedos dentro de tu vagina. Tomo otra ostra, la vuelvo a poner en tu boca con los dientes….., vuelvo a empujar con mi lengua para que la tragues…..El tercer dedo entra también.

 

Retiro la bandeja, la dejo en el suelo, a tu lado. Suspiras aliviada….Acerco mi mano a tu estómago. Está húmedo y muy frío. Acerco también mi otra mano…., quiero darte calor. Presiono con las dos manos, fuerte, sintiendo tu cuerpo, noto la pared anterior de tu vagina. Aflojo la presión y la vuelvo a aumentar. Tus ojos vuelven a estar cerrados. Veo que la base de tus muslos está mojada….

 

Me acerco de nuevo a la mesa, elijo el plátano más grueso y vuelvo a tu lado. Me inclino, te hago flexionar las piernas y te meto el plátano en el coño. Está abierto, hemos hecho el amor muchas veces desde ayer y muy húmedo. El plátano entra sin dificultad, lo aprieto con fuerza hasta que tropieza con el fondo de tu vagina, hasta que ya no puede entrar más.

 

Vuelvo a tomar ostras de la bandeja, las pongo sobre tus pezones. Vuelves a estremecerte con el frío…., pero sigues aguantando. Sigues con los ojos cerrados…., me esperas….. Me sitúo sobre ti, me acomodo entre tus piernas y me trago una de las ostras…., rebaño tus pezón para dejarlo limpio, lo rodeo con la lengua, lo sorbo, lo aspiro. Hago lo mismo con la otra, vuelvo a ponerme el pezón en la boca, lo aprisiono con los labios, estiro de él. Tu mano derecha va hacia tu vulva y te empiezas a acariciar……

 

Vuelvo a llenar las copas de champagne. Te ayudo a incorporar la cabeza y acerco la copa a tu boca. Bebes….., pero una parte del líquido cae entre tus tetas. Vuelves a apoyar la cabeza en la moqueta y yo regreso a tus pechos, bebo todo el champagne que ha caído entre ellos, los chupo, los limpio con la lengua, vuelvo a chupar, amago mordiscos en tus pezones. Te acaricias cada vez más rápido y de repente te quedas quieta. Veo moverse tus caderas en pequeñas convulsiones…. Te estás corriendo……

 

Tomo otras dos ostras, las pongo de nuevo sobre tus pezones, siguen estando muy frías, vuelves a estremecerte…… Dicen que las ostras no se deben morder, pero yo quiero hacerlo…..Has dejado de acariciarte pero sigues con el plátano dentro del coño. Vuelvo a situarme entre tus muslos y con los dientes voy a buscar el molusco que cubre tu pezón izquierdo. Muerdo la ostra, al principio sin mucha fuerza, sientes un ligero dolor en el pezón pero es soportable…..Pero mantengo la presión, la ostra se va deshaciendo y ahora mis dientes aprietan directamente. El dolor es muy intenso y murmuras una protesta…., pero tu mano derecha vuelve a tu vulva y te acaricias con violencia. Suspiras profundamente cuando por fin deshago la presión….Las lágrimas asoman a tus ojos cuando mi boca se acerca a tu pezón derecho y repito el rito, ahora con mucha lentitud, aprieto con suavidad al principio, la ostra se va deshaciendo, poco a poco aumento la presión, mis dientes contra tu pezón, estirando de él, apretándolo hasta que piensas que lo voy a cortar, acariciandolo con suavidad un instante, con mi lengua llena de saliva, volviendo a morderte despiadado otra vez, tortura a la que te somete el que te ama……..Cuando dejo tu pecho y te beso con calidez en los labios, te estremeces, te convulsionas y llegas a un orgasmo interminable….

 

Te giro de costado, me acuesto a tu lado, frente a ti…., te abrazo con fuerza, te refugias en mí, te acurrucas contra mi cuerpo …..Saco el plátano de tu coño y suspiras, desde muy dentro, ya tienes suficiente, estás saturada de placer. Pero yo quiero más. Te pido un último acto de entrega. Quiero correrme en ti. No dices nada, abres las piernas, flexionas las rodillas, me ofreces tu coño abierto, cálido. Entro muy despacio, lleno toda tu vagina y me quedo quieto, sobre ti, muy dentro de ti. No necesito moverme, el orgasmo me va viniendo, poco a poco, sin hacer nada para adelantarlo, sin intentar detenerlo……

 

Quiero seguir dentro de ti. Estoy feliz, no necesito más, te beso, te acaricio la espalda, voy bajando mis manos, te aprieto las nalgas, te mantengo muy cerca de mí, te sigo besando, mi otra mano te acaricia con suavidad las tetas. Noto que voy recuperando mi erección……, tu también lo notas…….Mi mano avanza entre tus nalgas, llega a tu esfínter, juega con él y mi erección aumenta. Te miro……, no dices nada, sólo haces un gesto de asentimiento……

 

Salgo de tu vagina, te hago girar, quedo a tu espalda….y flexionas las piernas contra tu pecho.  Me ofreces tu ano entreabierto…..Apenas lo lubrico, pienso que no es necesario. Acerco mi pene casi totalmente erecto a tu culo, separo tus nalgas pongo mi pene a la entrada de tu ano, empujo……. Y entra con poca dificultad, hasta muy adentro. Me quedo quieto unos segundos, la polla recupera su máximo tamaño, las paredes de tu recto la envuelven, tu esfínter se dilata al máximo. Empiezo a salir y entrar, al principio poco a poco, después más rápido, cada vez más rápido, mis manos se han vuelto a hacer dueñas de tus tetas, las vuelven a apretar, a amasar, a pellizcar los pezones. Te tomo de las caderas para hundir mi polla hasta el fondo de tu culo……Tú te vuelves a acariciar. Sigo follandote el culo durante mucho tiempo, no hay prisa, ya no tengo urgencia………sigo entrando y saliendo en ti, hasta que decido correrme. Entonces acelero mis movimientos, te aprieto con más fuerza los pezones, te penetro aún más profundamente, violento, salvaje, hasta que dejo en tus entrañas hasta los últimos restos de mi semen de hombre………..Y siento que te quiero…….tanto…….

 

Autor: Mi mano en tí

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*