Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Fantasias con la vecina gorda

En aquella ocasión yo era un niño, muy puro para mi edad y con apenas 17 años no crei tener semejantes delirios sensuales como los que me envuelven hoy cada vez que pienso en ella. mi vecina, no era muy bonita, ni esbelta, ni el modelo de cuerpo sexapple como para ser el centro de atención de mis amigos, por el contrario era gordita, poco bustona y algo baja para mi estatura, lo que la hacia poco atractiva para mis gustos particulares, pero Luz tenia algo que me volvia loco, era sin duda esa voz jugetona e infantil, su personalidad deshinibida y charlatana, su mirada picara y coqueta y sobretodo esa boquita pequeña como una fresita deliciosa la que me volvia completamente loco;  No fui muy consciente de ello aun después  de verla tantas veces en visitas con mi padre que era buen amigo de su esposo, no tarde mucho en hacerme amigo de su hijo jeison y de pasar mis vacaciones en su casa de campo a las afueras de la ciudad, para entonces yo tenia 18 años y ella 38, era extraño notar como se preocupaba execivamente por mi , me trataba con una dulce ternura y con un extraño cariño, algunas veces se acercaba demasiado y me rozaba la mejilla detenidamente mientras me daba el beso de buenos días, aun asi yo siendo un joven virgen y muy ingenuo para mi edad, no entendía ese lenguaje sensual y menos que Luz Neida era una mujer frustrada sexualmente por tener un esposo sexualmente paraplejico y sin imaginacion y conociéndola ahora debía ser algo casi imposible satisfacer a semejante bomba sexual llamada Luz Neida, detrás de toda esa grasa apretadita había una acumulación de orgasmos reprimidos de mas de 10 años. Los años pasaron y yo había crecido y me mude a otra ciudad, vivía solo entonces, en un frio y tosco apartamento en el centro de la ciudad, cuando empeze a escribir una novela con la que crei me haría famoso, era la historia de su familia, súbitamente y en la soledad de mi apartamento volvieron a mi sus recuerdos, sus caricias, su sensual boquita carnosa y su mirada coqueta, un calor recorrió mi cuerpo y me estremeci de lo dura que se me puso la polla, fantasee mucho con ella y eran pajasos seguros y muy poderosos, hasta que un dia sono mi celular, mi sorpresa fue enorme cuando escuche de nuevo esa vocecilla cantaría y jugetona, era su voz sin duda, había estado buscándome y pidió a mis padres mi celu, yo descaradamente le dije que me moria por verla después de tantos años, ella acepto y para mi sorpresa quieria venir hasta aquí solo para verme, antes de despedirse me dijo, ya debes ser todo un hombre me imagino, tienes novia???? Me quede abismado pensando solo en tenerla en mi cama con las piernas abiertas y mi pene dentro de su vagina, mientras miraba su carita de niña traviesa.

Sucedió y una noche sono mi timbre, era ella, estaba diferente, pero igual de gorda, la invite a pasar, cuando entro la abrace cariñosamente y ella sin preguntarme me beso en la boca, yo me detuve por un momento en sus labios, sin mover los mios y trate de disfrutar esa boca increíble que tanto habia deseado en mis sueños, luego ella empezó a moverlos lentamente y terminamos dándonos tremendo beso de bienvenida ahí parados en el desván del apartamento, mi cuerpo temblaba, nunca supe si lo noto, pero debió parecerle exitante, yo era un idiota confundido con la situación, pero de pronto mi trastorno emocional desapareció ante el repente sonido de sus jadeos y suspiros en el tono dulce de aquella vocesita sexy y ese cuerpecito gordo y pequepo estremeciéndose entre mis brazos, estaba exitandose con solo besarla, de pronto mis manos se aflojaron y comense a acariciarle su gordo trasero caído y su ancha cintura, a esta altura mis boca ya había besuquiado hasta el extasis aquella boquita deliciosa y buscaba el cuello, ella sin decir nada dejo caer ese escotecillo delicioso y seductor que traia intencionalmente y dejo caer su sosten dejando al aire unos pechos morenos,  pequeños y puntiagudos, frajiles y bien formados , eran exquisitos, me perdi completamente ante su sensacional visión eran hermosos hay que admirlo eran unos tesoros ocultos, los bese con pasión, rápidamente la agarre por detrás de las piernas y la levante descargándola sobre el escritorio que daba justo tras de ella, baje su pantaleta y toque despacio su sexo húmedo, abri sus piernas baje mis pantalones y sin pensarlo, ni demorarlo mas le intruduje mi pene bien profundo en esa vagina caliente y mojada, bombie con fuerza y pulso ella gemia de pasión y extasis, tenia una carita de inocente que me volvia loco y sus pequeñas tetas puntiagudas perfectas jadeaban apetitosas en medio del delirio. Mis manos se apretaron a sus caderas y las suyas buscaron mis nalgas apretándolas con fuerza, tuvimos sexo toda la noche y la mañana del otro dia, hicimos cosas de las que aun hoy me acuerdo después de muchos años, fue increíble, de eso ya han pasado muchos años.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*