Archivo por meses: febrero 2011

En busca de sexo

Yo iba en el auto de Felipe después de que me hubiera llevado a un motel a tener sexo con él. Felipe me lleva una vez por mes y su rutina siempre es la misma: una mamada bastante profunda y prolongada de casi 20 minutos follándome por mi boca y sosteniéndome la cabeza con sus manos hasta quitarme la respiración y hacerme toser, lo que lo excita mucho, mientras él me mira a través de un espejo y me ordena mirarlo a los ojos mientras me folla, él estando de pie y yo de rodillas.

Luego me acuesto sobre la cama y Felipe con sus propias manos abre mis piernas y empieza a morbosear mi clítoris y meter sus dedos en mi vagina mientras me mira con mucho morbo. Luego me chupa el clítoris sin sacar sus dedos haciéndome gemir de placer aunque muchas veces no siento orgasmo, pero a Felipe le gusta mucho oírme y verme tendida y excitada por él.

Después se coloca un condón y se monta sobre mi y práctica infinitas veces su mete y saca, al comienzo despacio y luego mucho más fuerte, escuchando mis gemidos, hasta que tiene que parar y muchas veces sacar su verga de mi para descansar y evitar eyacular, y así prolongar su placer de macho.

Cuando se relaja un poco me hace poner en cuatro, lame mi ano y lo humedece suficientemente con su propia saliva y lo dilata con sus dedos mientras me oye gemir y mira cómo me agarro de la almohada por el placer que me causa. De pronto Felipe se quita el condón y me dice que se lo mame un poco más, quedándose de rodillas sobre la cama y yo debo agacharme para chupárselo sin detenerme hasta cuándo me indica y él se coloca otro condón haciéndome poner de nuevo en cuatro. Después me penetra lentamente pero sin parar hasta que lo mete todo y agarrándome fuertemente por mis caderas me sostiene y poco a poco hace muchas veces su mete y saca, al comienzo lento y poco a poco va aumentando su fuerza y velocidad hasta hacerme gemir cada vez más fuerte. Casi siempre eyacula practicando sexo anal y deja bastante semen en el condón.

Casi siempre descansa y recupera su erección unos minutos después mientras me tiene abrazada y me acaricia las tetas y la vagina para excitarse. Una vez que recupera su erección me hace inclinar sobre él para que se lo mame de nuevo y volver a repetir la rutina del sexo por mi conchita y luego por mi ano hasta que vuelve a eyacular dejando poco semen en el condón.

Una de esas noches cuando me llevaba en su auto para dejarme cerca de mi casa recibe una llamada de un amigo. Felipe habla sólo con monosílabos y le dice a su amigo que en cinco minutos le devuelve la llamada. Al terminar la llamada Felipe estaciona el auto a un lado de la vía y me dice que quien lo llamó es un amigo suyo llamado Diego que el día anterior llegó a la ciudad por asuntos de negocios y que lo llamó para que le recomendara un buen bar con putas porque quiere conseguir una para esa noche. Felipe me pregunta si yo quiero conocer a su amigo para que sea yo la “elegida”. Yo le digo que si él me recomienda a su amigo yo no tengo inconveniente. Felipe me dice que a su amigo le gusta mucho el sexo y que acostumbra a ser muy generoso, además me advierte que su amigo tiene varios amigos a quienes también les gusta demasiado el sexo y que si atiendo muy bien a Diego me podría ir muy bien con los amigos de Diego. Le pregunté a Felipe que si a él le excita la idea de que yo tenga sexo con Diego y sus amigos y riéndose me responde: “claro que sí, por eso te lo digo, tú serías la hembrita perfecta para ellos, les gustan las nenas así como tú, jóvenes y extrovertidas en la cama, sin inhibiciones y dispuestas a sentirse lo que son, unas putas…” y seguía sonriéndose mientras metía su mano derecha en la mitad de mis piernas sobre mi jean y me acariciaba hasta llegar a mi vagina. Felipe me preguntó: “entonces aceptas?”. Coloqué mi mano sobre su mano y le dije que si.

Felipe llamó a Diego y le preguntó dónde estaba y le dijo que le iba a llevar a una hembrita joven y rica para presentársela. Felipe me llevó a un restaurante cercano al hotel donde estaba alojado Diego. Al llegar Felipe me presentó como “esta es la hembrita rica que te dije”. Diego estaba tomando whisky y nos invitó a sentarnos con él pero Felipe le propuso que mejor fuéramos a su hotel para poder hablar más tranquilos. Diego aceptó y al llegar a su habitación pidió que le subieran una botella de whisky con hielo. Me preguntó si yo quería beber algo diferente pero le dije que whisky estaría bien para mi pero con soda. Entonces pidió además soda y vasos. Mientras llegaba el servicio a la habitación, Felipe le insistió a Diego: “esta es la hembrita rica que te dije” y abrazándome por la cintura me acercó hacia Diego que mirándome con ojos de lujuria me agarró por la cintura y me apretó contra él diciéndome: “eres una nenita bonita y a mí me gustan así como tú”, mientras bajaba su mano hasta mi trasero y me lo acariciaba sobre el jean. Delante de Felipe, Diego me empezó a besar el cuello y con su otra mano manoseaba mis tetas y dijo: “me gustan tus teticas”. Yo me dejaba acariciar por Diego y me excitaba pensar que Felipe estaba detrás de mi mirándonos. Me abracé a Diego para demostrarle que aceptaba la situación. Diego no soltaba mi trasero y su otra mano la retiró de manosear mis tetas y la colocó por delante sobre mi pantalón manoseando mi pubis y seguía besándome en el cuello lo que me excitaba.

Pronto llegó el servicio a la habitación y mientras Diego abría la puerta, Felipe se acercó a mí y me dijo: “le gustaste a mi amigo, recuerda lo que te dije, él te puede conseguir más hombres, pero debes ser muy cariñosa con él, pero dile que tú estudias en la Universidad, porque a él y a sus amigos les gustan las hembritas universitarias pero puticas”. Le dije que seguiría sus indicaciones pero que me dijera si él (Felipe) me pediría algo a cambio por conseguirme a Diego y sus amigos, y me dijo que si, que era lógico que quería algo a cambio, que la próxima vez que me llamara para la cita yo le debería contar mis travesuras con Diego y sus amigos y que quería que le recibiera el semen en mi boca, algo que hasta ese día yo siempre había rechazado hacer. Le dije que si pero que no sabría si me lo comería, y Felipe sonriendo y acariciando mis mejillas me dijo: “ya lo veremos, ya lo veremos…”.

Diego destapó la botella de whisky y le ofreció whisky con hielo a Felipe y a mi whisky con soda y un poco de hielo y nos invitó a sentarnos. A mí junto a él en un sillón cerca a la cama y a Felipe en una silla al frente de nosotros. Bebimos un poco y Diego abrazándome y apretándome contra él, le preguntó a Felipe por sus negocios y su familia y le preguntó cómo me había conocido. Felipe le dijo que me conoció por Ernesto, a quien Diego no conocía. Diego me preguntó si yo había tenido sexo con Ernesto y le dije que si, entonces me pregunto qué tanto sexo había tenido con Felipe mientras me miraba con lujuria y yo miraba Felipe que sólo sonreía maliciosamente y bebía whisky. Le respondí que varias veces. Diego sonrió y besándome en las mejillas me apretaba más hacia él y me dijo que a él le gustaban las nenitas como yo, bonitas y puticas. Lo miré a los ojos sin decir nada y dejándome abrazar por él. Felipe dijo que nos dejaría solos, terminó de beber su whisky de un sorbo y se levantó. Diego me dijo que lo esperara allí sentada mientras despedía a su amigo a la puerta. Ellos se fueron a la puerta y salieron de la habitación para hablar algo que no querían que yo escuchara. Mientras tanto me quedé sentada en aquel sillón sintiéndome prostituta al pensar que un tipo al que acababa de conocer tendría sexo conmigo sólo porque su amigo me presentó y me recomendó para la cama.

Dos minutos después regresó Diego cerró la puerta con seguro dejó la habitación a media luz, y colocó música en un canal de cable y me dijo que me desnudara bailando para él y le demostrara qué tan buena puta era yo, mientras servía más whisky para él y para mi. Le dije que yo no era una buena bailarina pero me dijo que a él no le importaba qué tan buena bailarina fuera yo sino qué tan buena puta fuera yo. Me excitaba mucho oír sus palabras especialmente porque las decía con un tono de mucha lujuria y un acento imperativo. Empecé a moverme lentamente mientras imaginaba que Felipe ya iba en su auto hacia su casa y que yo había tenido sexo con él apenas una hora antes y que ahora estaba frente al amigo de Felipe para tener sexo por el resto de la noche. Mientras bailaba lentamente le pregunté a Diego si me podía decir lo que Felipe le había dicho de mi. Diego sentado en el sillón y mirándome bailar frente a él bebió más whisky y restregándose su bulto con una mano me dijo: “me dijo que te gusta mucho el sexo y que eres una nenita deliciosa”.

Mientras bailaba poco a poco me desnudé hasta quedar sin ropa bailando frente a él durante varios minutos. Diego se abrió el pantalón y sacando su pene erecto me miró sin decir nada pero sosteniéndola, como si me la estuviera ofreciendo. Me arrodillé en medio de sus piernas, agarré su verga con una mano y lo acaricié y empecé lamiéndolo un poco y luego le di una buena mamada, que le gustaba porque cuando lo miraba veía su cara de satisfacción y su mirada de lujuria. Me dijo que a él le gustaban las mamadas profundas, entonces lo complací durante unos minutos hasta atragantarme un poco porque su verga era un poquito gruesa aunque no tan larga lo que me favorecía para complacerlo.

Unos minutos después me dijo que me sentara sobre él pero le dije que habría que colocar un condón y Diego dijo: “si es mejor, con nenitas como tú hay que tener precaución, jajajaja…” y me dijo que sacara una caja de condones que tenía en su maleta de viaje. Luego me pidió que yo misma se lo pusiera. Me dijo que lo hacía muy bien, que veía que yo tenía práctica. Me sonreí y lo miré a los ojos que me miraban con lujuria y ya se le notaba un poco ebrio por el whisky que había bebido y yo también empezaba a sentirme un poco mareada. Cuando me iba a sentar sobre él me pidió que me esperara un momento mientras él se quitaba la ropa para quedar totalmente desnudo sentado sobre el sillón con su pene erecto esperando que me sentara sobre él. Me senté sobre él mirándolo de frente y me moví arriba y abajo lentamente, pero Diego me dio varias palmadas en las nalgas con ambas manos diciéndome que me moviera más rápido: “muévete mas, muévete como puta”. Me moví arriba y abajo más rápido y empecé a gemir mientras que Diego manoseaba mis tetas a veces y a veces me daba palmadas en las nalgas mientras mis tetas saltaban frente a su cara. “Estás rica, estás rica, tienes rica tu rajita y me gustan tus teticas”, decía varias veces mientras me miraba morbosamente. De pronto me dijo que me levantara, y que me acostara sobre la cama.

Me acosté sobre la cama a lo largo de ella, pero Diego agarrándome por los tobillos me arrastró sobre la cama hacia la orilla hasta dejar mis nalgas en el borde y abriendo mis piernas me dijo que las mantuviera allí, en el aire y bien abiertas, mientras se arrodillaba para morbosearme la vagina y el ano con sus dedos y luego lamer y meter su lengua por mis dos hoyitos. Yo gemía bastante y me excitaba al sentir su lengua, y pensar que esa misma noche su amigo Felipe también me había acariciado así. Me acarició bastante hasta cuando le dije que estaba cansada de mantener las piernas abiertas en el aire. Entonces Diego me permitió bajarlas y me dijo entonces que me sentara sobre su cara para seguirme chupando. Se acostó sobre la cama y yo hice lo que me dijo, mientras que Diego agarrándome por las caderas me ayudaba a moverme para darse gusto y yo gemía bastante.

Un momento después me pidió que se lo volviera a mamar unos minutos más, pero se quitó el condón para que se lo mamara al natural. Luego de unos minutos de practicarle una mamada profunda y un poco rápida me dijo que le pusiera otro condón y que me colocara en cuatro porque quería clavarme por mi culito. Escupió mi ano un par de veces para lubricarme y me penetró con un poco de fuerza haciéndome gemir un poco más fuerte aunque no me dolió mucho porque ya Felipe me había dilatado antes y ahora Diego con sus dedos y su lengua también me habían dilatado. Diego me agarró de mis caderas y me daba sus mete y saca fuerte y rápido y de vez en cuando me daba palmadas en mis nalgas, mientras yo no paraba de gemir y Diego empezaba a gemir cada vez más fuerte hasta que sentí que estaba eyaculando porque sus movimientos y sus gemidos así lo indicaban.

Cuando Diego terminó se fue para el baño y alcancé a ver qué había eyaculado bastante. Me acosté sobre la cama boca abajo y toqué mi ano dilatado por Diego y me excité y me gustó sentirme así. Cuando Diego regresó a la cama me dijo que yo le había gustado mucho y que quería que amaneciera con él dándole sexo dos o tres veces más. Le dije que lo haría pero que tenía hambre, entonces Diego pidió al restaurante del hotel una cena para mí. Cuando llegó la cena a la habitación yo estaba en el baño orinando y cuando salí me hizo sentar a cenar en una pequeña mesita cerca a la ventana, desnuda mientras él miraba televisión desnudo sobre la cama y cada rato me miraba. Cuando terminé de cenar fui a la cama le di un beso en cada una de sus mejillas y le dije: “gracias papito”. Diego me dijo que le diera varios besos en su verga y varios besos en sus bolas, y que me quedara allí mamándoselo de nuevo para que se le volviera a parar. En pocos minutos volvió a tener su verga dura y esta vez me dijo que lamiera y chupara bien sus bolas porque ellas eran mi postre. Cuando estaba lamiendo sus bolas alguien lo llamó, era un hombre que le pedía conectarse al Messenger, por algo de negocios. Me pidió que lo esperara en la cama mientras ellos chateaban.

Diego chateó varios minutos con el otro hombre y de pronto me dijo que me acercara porque el otro hombre quería conocerme. Diego había puesto la cámara y me presentó a su amigo Guillermo. Al otro lado había un hombre más o menos de la edad de Diego y Felipe, ellos creo que doblaban mi edad. Diego movió la cámara para que Guillermo me viera desnuda por delante y por detrás. Diego le había escrito que yo era la putica que él se estaba comiendo esa noche y que cuando Guillermo viniera a la ciudad me podría llamar para que yo lo atendiera igual. Guillermo dijo que vendría a la ciudad en dos semanas y yo le prometí “consentirlo como a Diego”.

Diego y Guillermo se despidieron. Volví a la cama con Diego para practicar nuevamente sexo oral, vaginal y anal una vez más antes de dormir. A las seis de la mañana me desperté cuando soñé que una verga dura atravesaba mi vagina muchas veces, pero realmente era Diego que ya estaba montado sobre mi y me estaba dando duro y rápido, yo solo me abracé a él y gemí bastante hasta que Diego empezó a gemir y a moverse de la forma en que lo hace cuando está eyaculando. Cuando terminó me dijo: “me gustaste muchísimo mamacita, ya eres mi putica”. Diego se acostó junto a mi y vi con sorpresa que no tenía puesto el condón. “No usaste condón”, le dije con asombro. Me dijo: “yo confío en ti, no te asustes por mi porque yo estoy sano”. Le dije: “y qué tal que me hayas dejado preñada”. Diego sonrió y me dijo: “Felipe me dijo que no tienes problema por eso, así que no me trates de asustar”. Yo sonreí y le pregunté: “es cierto que tú me puedes presentar varios amigos tuyos, como me dijo Felipe?”. Diego me dijo que ya me había presentado a Guillermo y que me presentaría a dos o tres más. Diego me invitó a desayunar y luego me fui a casa recordando la noche con Felipe y con Diego, e imaginando lo que ocurriría cuando estuviera con Guillermo y con los otros amigos de Diego.

Unas horas más tarde cuando revisé mi correo encontré un mensaje de Guillermo que me decía que cuando llegara a la ciudad me llamaría porque a él le gustaban así como yo, delgadas y bonitas.

Tres días después recibí una llamada de un hombre que no conocía. Me dijo que se llamaba Jorge y que era amigo de Diego, que estaba en la ciudad y que quería conocerme esa noche porque Diego le había hablado muy bien de mí. Acepté y me preparé para ir a su hotel.

FIN

Nota: Mi correo es camilitarod@live.com para quieran escribirme a mi correo y enviarme sus comentarios morbosos.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax

Yo y mi compadre

Hace varios años publiquè mi experiencia y al parecer la borraron, lo que lamento pues queria continuarla…
Brevemente, mi relato tenia relacion con un gasfiter, humilde hombrecito que acudiò a mi casa a reparar un aparato, pero me llevè la sorpresa de mi vida al descubrir que debajo de su humilde aspecto se escondia el hombre mas extraordinario que he conocido en mi vida, un tipo que practicaba fisiculturismo rustico, sin acudir nunca a un gimnasio, con aparatos fabricados por èl mismo, practicando en el patio de su humilde casa, a la interperie invierno y verano…un tipo que salia a trotar de madrugada antes de salir a desempeñar su humilde oficio, que hacia pesas y que habia practicado boxeo…..sin embargo, lo que me cautivò fue su aspecto varonil, tremendamente masculino y con una musculatura soberbia….el tupido vello de sus brazos no podian ocultar sus enormes y bellos biceps…su ancho cuello dejaba traslucir unos potentes pectorales, anchas y musculosas espaldas.- En esa oportunidad logrè que me hiciera una demostraciòn de fisiculturismo para lo cual se desnudò, claro que despues de varias copas, brindis y abrazos, iniciando una amistad que se extiende ya por largos 10 años…
Hoy dia yo tengo 65 años y èl tiene 60, pero se conserva increiblemente joven y vigoroso…sigue practicando pesas, sigue trotando y fiel a su inseparable bicicleta se moviliza para ir a su trabajo….
El problema que me aflije es que cada vez me siento mas atrapado por este hombre y por nada del mundo quiero ser descubierto y con ello hacerle daño a mi esposa e hijos, con los cuales soy muy feliz…..sin embargo, pasan los años y no puedo dejar de buscarlo, de propiciar encuentros solitarios y estamos llegando a un punto en que nuestros encuentros ya dejaron de ser en el auto y ultimamente nos estamos juntando en un motel….
Lo que puedo asegurar firmemente es que la relacion que tengo con este hombre me ha traido placeres increibles, placeres que ni siquiera mi esposa ha sido capaz de darme..cuando nos juntamos toco el cielo pues me deja desnudarlo, lo que hago lentamente, sacandole primeramente la camisa y acariciando su torso desnudo levemente peludo pero extraordinariamente musculoso….me fascina cuando tensa sus enormes biceps y triceps y me invita a tocarlos….cuando desabrocho sus pantalones y acaricio su pene que ya empieza a erectar siento un placer enorme y mi cuerpo como que siente una descarga electrica….verlo en slips es lo maximo pues sus enormes muslos y pantorrillas las tiene bastante velludas dàndole un aspecto varonil increible….¡ y pensar que es todo mio, que lo toco, lo beso, lo acaricio, lo apreto y èl, tan tosco y bruto, es a la vez, tan tierno y dulce…..
Y es un fisiculturista fuera de lo comun….ni siquiera es grande, es de estatura relativamente baja, pero no se afeita, es ciento por ciento natural; obviamente no usa esterorides ni nada por el estilo y eso lo hace mas atractivo….discretamente lo he observado cuando transita por la ciudad y me doy cuenta que es observado con admiracion tanto por mujeres como hombres, pero èl ni se inmuta, pero yo si, que siento un poco de celos pues sòlo lo quiero para mi….
Bueno, la lucha interna que llevo en mi conciencia cada dia me preocupa mas y no sé como resolver en lo que estoy metido….por un lado sé que la sociedad me condena y si mi familia supiera de esta relación no sólo se acabaria mi matrimonio sino que toda mi familia me condenaria y me repudiarian, especialmente mis hijos….pero por otro lado, siento un placer indescriptible al juntarme con él…no lo puedo sacar de mi mente y busco cualquier excusa para juntarme, verlo, olerlo, tocarlo, sentirlo cerca….
Pero lo que mas me hace sufrir es que él aparenta una cruel frialdad…no le agrada que yo lo llame y él sólo me llama cuando su esposa , hijos y nietos lo han dejado solo, y eso ocurre de vez en cuando y algunas veces pasan meses….y me llama sólo cuando ha estado bebiendo y bien entrado en tragos y ahi me invita a salir a ver chicas en cabaret, etc, etc., derivando esas salidas adonde a mi me gusta…debo confesar que bebido es mucho mas varonil y apetecible, mas cariñoso y deja que yo le haga lo que quiera, incluso lo mas intimo…
Si este relato sale publicado, en uno proximo contaré con mas detalle lo que hemos estado haciendo…..mientras tanto, si alguien ha tenido una experiencia similar, que me escriba

Fisiculturista

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax

Mi familia IV

En las historias anteriores conté cómo mi padre lo perdió todo, cómo mi madre me apartó de él para vivir con otro hombre y cómo logré que me permitieran volver a ver a mi papito después de muchos meses sin verlo. Ahora relataré lo que sucedió a continuación.

Pasaron casi cuatro meses, los cuales los viví en la gloria. En casa de mi madre, cada vez más “cercana” a mi padrastro y los fines de semana de ensueño con mi papito. Hasta que a la tonta de mi madre se le ocurrió un genial viaje a Estados Unidos, un viaje que iba a durar más de un mes en donde íbamos a estar sólo ella y yo, ya que según ella sería mi regalo de cumpleaños.

Desde el principio este viaje me pareció extraño, mi madre estaba extremadamente solícita conmigo, me compraba todo lo que yo pedía, no importando lo caro o raro o atrevido que fuera, y en todas las ciudades que visitamos, me dejaba sola una o más tardes en el hotel donde estuviéramos alojando. No me importaba, eso me daba tiempo para entretenerme dándome un poquito de autosatisfacción mirando porno en el cable de los hoteles y acordándome de mi papito. Recuerdo que un día le conté eso por teléfono a papá y se calentó tanto que tuvimos sexo telefónico en ese mismo momento.

Entonces, cuando faltaba un poco más de una semana para mi cumpleaños y nos aprestábamos a ir a nuestra última escala en Estados Unidos, mi madre me llevó a desayunar a un lugar muy bonito y luego me dice como si nada, que estaba embarazada de su conviviente, y que pensaban casarse dentro de dos meses y que para esa ocasión vendrían los hijos de él a conocernos.

Me quedé pasmada inicialmente, mil ideas cruzaron por mi mente en ese momento. Ahí estaba la verdadera razón de este carísimo viaje, no era por mi cumpleaños, no era para hacerme feliz, era para ablandarme, para que recibiera la linda noticia con la cabeza embotada con sus regalos y mimos. Me enfurecí por algunos segundos, por eso y porque la muy perra se atrevía a tener un hijo con otro hombre distinto a mi padre… pero por otro lado, esto era muy bueno pensé, esto definitivamente le ponía un final a su relación con mi papá, y el chiquillo la tendría tan ocupada, que al fin me dejaría en paz, al fin podría irme mas tiempo con mi papito, mientras ella jugaba a la familia feliz. Sí, eso era perfecto, y entonces me sentí muy alegre y la felicité.

La última semana en ese viaje fue la más larga de toda mi vida, la verdad no entiendo cómo es que ella no se dio cuenta alguna de mi aburrimiento, es que los ratones y las princesas de ese parque tan famoso (no lo nombraré, pero asumo que adivinan cuál es) ya no me interesaban, ni me entretenían, lo único que yo quería era sentir un pene rico y calientito en mi culito, y el sabor del semen de mi papito chorreando por mis labios.

Finalmente llegó el día de volver a casa, llegué un día antes de mi cumpleaños, mi madre estaba muy feliz, le contó todo a mi “padrastro” y ambos se alegraron con que yo recibiera tan tranquila la noticia. Esa noche todos nos fuimos a dormir temprano, pero yo no podía conciliar el sueño, estaba tan nerviosa, ¿qué sorpresa tendría preparada mi papito para mi cumpleaños?, sabía que el acuerdo era que pasaría la mayor parte del día con mi madre, y en la tarde iría con él y me quedaría a dormir en su casa… ¿qué nueva experiencia me daría mi dulce papito?.

Me levanté cerca de la media noche para tomar alguna leche tibia que me permitiera dormir, y me encontré con la sorpresa de que mi padrastro estaba aún en su despacho, llena de curiosidad me acerqué a ver y estaba solo, al verme se alegró mucho y se levantó enseguida, se acercó a mí y me abrazó intensamente, y me dijo “Feliz cumpleaños”, me alegré bastante y le respondí con un beso muy mojado en la boca, enseguida el comenzó a besarme y a tocarme los pechos, retiró mi bata de dormir y metió sus manos debajo de mi camisón, mientras yo abría su camisa y pantalones, le bajé los calzoncillos y comencé a lamer su vergota larga y delgada, le chupé las bolas, y tragué mil y una veces lo que pude meter dentro de mi boca de ese rico pene que prácticamente llegaba hasta mi garganta y aun sobraba fuera de mi boca. Se vino dentro de mi boca y su leche me llenó tanto que chorreaba por mi mentón aunque yo tragaba y tragaba.

Luego nos acostamos desnudos en el sofá, yo estaba sobre él, mientras acariciaba mi espalda y trasero, me hablaba suavecito, me decía cuanto me había extrañado, y lo sólo que se sentía, ya que desde que mi madre supo del embarazo no aceptaba sus avances, yo sonreía para mis adentros y con mi vagina comencé a estimular su miembro que pronto volvió a estar duro como me gustaba, me puse a mover como de costumbre y ambos nos excitamos mucho, entonces mi padrastro hizo algo que me sorprendió y me gusto demasiado, tomó mis manos fuertemente con su mano izquierda y se giró sobre mí de modo que quede debajo de él con las manos sobre mi cabeza fuertemente sujetas, y con la derecha abrió mis piernas y me hizo levantarlas hacia mi cabeza y entonces me atravesó… por el ano. Confieso que estaba tremendamente excitada, tanto que casi no me importó la perspectiva que me fuera a quitar la virginidad, pero una vez que estuvo dentro de mí, agradecí que no lo hiciera y disfruté de su sexo completamente, lo hicimos durante mucho tiempo y fue exquisito, me sorprendí mucho al ver que entraba completo dentro de mí, suerte que no había comido antes de ir a dormir, él también se sorprendió de eso, de hecho, se dio cuenta de que yo no era nueva teniendo sexo por el culo, pero no le importó y no hizo preguntas. Ambos estábamos tan necesitados que dejamos el sofá lleno de nuestros jugos y el ambiente olía a sexo.

Al amanecer me acompañó a mi habitación, me tomó en brazos y me dejó en mi cama, ahí estuvo un buen rato arrodillado junto a la cama besando mis pechos, lamiendo mi vagina, mientras me daba las gracias, y me decía cosas tiernas y bonitas, hasta que me quedé profundamente dormida.

Al otro día me dolía todo, me levanté directamente a almorzar, recibí mis regalos, y me preparé para visitar a mi papito.

Al llegar a casa, mi papá me recibió con un beso en la boca mojadito y me entregó inmediatamente una caja, al abrirla había un maravilloso y provocativo baby doll de seda roja y encajes negros que tenía unos coquetos y atrevidos orificios en los pezones y unas delicadas zapatillas de seda, me dijo que me vistiera en el baño y que acudiera a la habitación en cuanto estuviera lista. Hice lo que me dijo, y cuando llegué a la habitación me encontré con que estaba inundada de un aroma delicioso, decorada con decenas de rosas rojas , velas y una música suave, mi padre estaba semidesnudo y me condujo delicadamente de la mano hasta la cama que estaba cubierta de pétalos de flores, tal como si fuera un caballero andante o un sirviente dedicado me retiró las zapatillas y besó mis pies, luego mis piernas, hizo que me recostara suavemente y acomodó mi cabello, se retiró hacia atrás y se quedó mirándome con una expresión de admiración, tal como cuando alguien observa una obra de arte, luego abrió una cajita, y de ella saco un collar de cuentas, se acercó suavemente y comenzó a besarme el cuello, el pecho, los senos, los brazos, las manos, siguió nuevamente con los pies y piernas, lamió mi vagina y comenzó a excitarme con su lengua, mientras su dedo recorría mi ano, y justo cuando me estaba viniendo en mi primer orgasmo de la noche, sentí como introducía una a una las cuentas del collar.

Luego me levanté y parte del collar de cuentas me salía por detrás cual cola de ratoncito, nos pusimos en la posición del 69, yo tragaba con placer y deseo el pene gordo y grande de papito, con su semen saladito y dulce a la vez, mientras él jugaba con mi botoncito con su lengua, yo sentía salir mis jugos calientes, y el comenzó a sacar poco a poco las bolitas haciendo movimientos y juegos con ellas y yo comencé a tener sensaciones tan fuertes que no pude evitar el dejar de chupar para gritar, mientras su leche manchaba mi cara y corría por mi cuello.

Luego de tener otra vez un orgasmo, me fui a limpiar la cara y cabello, y al volver encontré a mi papito con un surtido de juguetes nuevos sobre la cama, habían vibradores muy grandes, simples y dobles, algunos muy realistas parecidos al pene de mi papito, otros con texturas extrañas, y unos aparatos con cables y cosas que no comprendía. Con paciencia mi papito me explicó para qué servían y cómo se usaban. Entonces yo le dije apuntando al vibrador doble –“Pero papá, este no lo puedo usar, porque perdería mi virginidad”. Y él me respondió –“Cariño, todo a su tiempo, la noche recién comienza, y aun queda lo mejor”. Luego, se levantó y me hizo pararme frente a él, yo apenas le llegaba al pecho en altura, su espalda era tan ancha y protectora, sus brazos tan regios, su pene erecto en todo su esplendor nuevamente, tomó suavemente con sus fuertes manos mi rostro y delicadamente me besó, larga y apasionadamente, mientras posaba sus manos en mi cintura, luego diestramente retiró mi baby doll dejándome completamente desnuda, me abrazó y me levantó sobre él, yo me colgué de su cuello y abrí mis piernas sujetándome con ellas de su cintura, sentía su pene tocándome el trasero, mojadito, rico.

Suavemente se acostó sobre la cama, mientras yo besaba su cuello, luego me miró largamente mientras yo me erguía sobre él, con sus manos tomó mi cadera y me levantó suavemente, me posicionó sobre la cabeza de su pene, y entonces supe con claridad lo que pasaría, me bajó de golpe sobre él, entro limpiamente y muy rápido dentro de mí, y yo sentí un dolor agudo que se anuló prácticamente de inmediato, yo solo exhalé y emití un pequeño gemido, comencé a moverme de arriba abajo según las instrucciones de sus expertas manos y prontamente gozábamos mutuamente, jadeábamos, gritábamos, nos reíamos, jamás en mi vida había sentido tal placer, me estaba entregando completa al hombre de mi vida, éramos uno desde ese momento, y nada nos podía detener.

Por mis piernas corrían mis jugos vaginales, junto con la sangre de la virginidad y los jugos lubricantes de mi papito, el olor a sexo se mezclaba con el aroma de las rosas y las velas creando un ambiente embriagador, maravilloso.

Mi papito estaba feliz, continuamente me decía lo apretadita que estaba, lo rico que me sentía, me decía que ahora yo era su mujer, que era suya, que siempre sería suya, y yo era tan feliz al oírlo, tuve orgasmos múltiples, él tubo convulsiones de placer, sentí su miembro latiendo dentro de mí, luego él se vino sobre mi cuerpo y me bañó en su semen. Yo tenía período desde los nueve años, por lo tanto era mejor evitar problemas, el resto de la noche nos dedicamos a jugar con los aparatitos, descubrí que a mi papi le gustaba ver como gozaba con los vibradores y se le paraba casi de inmediato cuando yo gritaba de placer con ellos puestos, no tardé en tener un vibrador en la vagina y a mi papi en el culo dándome duro.

A ratos, mi papi se desaparecía y volvía con fuerzas renovadas, supuse que era porque iba al baño o algo así, jajaja, luego sabría la verdad de todo (no, no era porque se fuera a tomar la pastilla azul, era por otra cosa, muy distinta).

Al otro día tuve que volver a la casa de mi madre, mi papi me dijo antes de llevarme que de ahora en adelante nos tendríamos que cuidar de un embarazo, así que usaría condón y yo no debía olvidar de usar las pastillas. También me hizo una pregunta que me sorprendió, me dijo -“he sido muy feliz al ver que eras virgen y que yo he sido el que te ha hecho una mujer, pero esta noche noté que tu culito estaba un poco maltratado, ¿Qué te ha pasado?- Casi muero cuando me lo preguntó, al principio no supe que responder, y luego le dije –“papito, es que un amigo me dio por el culito ayer, por favor no te enojes, el no importa nada, solo que estaba necesitada y el también, y nos consolamos juntos”- No podía decirle que me acostaba con el hombre que le había robado a su esposa, pero tampoco podía mentirle del todo, así que lo dije a medias. El me abrazó, pero algo en su mirada me indico que esto no quedaría de esa forma.

Y así termina esta parte del relato, al fin mi papito me había hecho su mujer, pero esta aventura no había terminado, se abría todo un mundo nuevo con esto, y los secretos se iban acumulando, pero eso lo relataré en otro momento.

Verónika.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax

Violado por tres chicos

Hola tengo 38 años y les voy a contar lo que me ha pasado con el hijo de mi novia y sus amigos. Hace un mes llegué a casa de mi novia y allí estaba su hijo y dos amigos como muchas veces pasa. A los diez minutos se fueron y me acomodé esperando a mi novia. Cuando mi novia debería haber llegado me llamó diciendo que iba a tardar un par de horas, así que me dediqué a mi hobby preferido: ponerme la ropa interior de mi novia. Me puse unas braguitas verdes y un sujetador a juego y no me di ni cuenta cuando Germán y sus amigos llegaron y me vieron frente al espejo. Imaginaos la escena : tres chavales con 17 años delante de mi y yo con braguitas y sujetador….. Germán se sonrió y me dijo:
-Se lo puedo decir a mi madre o…..
-¿qué? Dije yo presa del pánico
-….pues que podemos llegar a un acuerdo.
-Habla, farfullé ansioso.
-Mira Paco, los tres no hemos follado todavía y he pensado que podíamos estrenarnos contigo. Y antes de que yo pudiera responder se empezaron a desnudar los tres. Yo nunca había tenido experiencias homosexuales, pero me ponía la ropa de mi novia y me atraía la idea desde hacía tiempo, así que ví tres cuerpos atléticos y casi no me lo pensé-
-Vale dije yo pero con la condición que os tenéis que duchar.
– De acuerdo dijeron los tres a la vez.
Cuando salieron de la ducha vi tres vergas cada cual mas grande, entre 18 y 21 cms. Calcule a ojo. Los tres limpios se abalanzaron sobre mi y me tiraron sobre la cama, Germán me ofreció su verga y no me lo pensé y me la metí en la boca. Se la empecé a chupar lentamente, le pasaba la lengua por el capullo, mientras a sus dos amigos les pajeaba. Germán no tardó en empezar a jadear y correrse en mi boca, inundándomela de leche caliente. Atraje a sus dos amigos y se la empezé a chupar, una vez una y otra, me las pasaba. Los dos gemían como locos de placer. No veía a Germán, pero tampoco me preocupaba hasta que sentí como me impregnaban el culo como de aceite, al mirar vi a Germán con un bote de aceite Jhonson y con la polla levantada otra vez. Quise decirle que no, pero uno de sus amigos me empujó la cabeza y casi me atraganto con su polla. Germán me agarró de las caderas y puso su capullo en mi culito virgen. Al empujar yo apreté el culo y no pudo entrar.
-Paco, relaja el culo o te dolerá cuando entre. Yo instintivamente le hice caso y relajé el culo y aprovecho para intentar entrar y casi lo consigue. El dolor fue muy fuerte. A la tercera embestida logró metérmela y el dolor fue brutal. Semejante herramienta metida en mi culo no era para menos. Empezó a moverse muy despacio para acostumbrar el ano y dilatarlo mas y el daño se empezó a transformar en placer. Su amigo se corrió en mi boca y esta vez me tragué todo su semen, mientras gemía como loco por el polvo que me echaba Germán. Notaba que me la metía entera, sus huevos daban en los carrillos de mi dolorido culo. ME folló durante diez minutos y yo con las bragas a medio bajar y el sujetador puesto, hasta que explotó de placer y me inundo el culo de leche. Su amigo no perdió el tiempo y me limpió el ano, acto seguido me penetró. Ya solo sentía placer y me pidió que me pusiera de pie apoyado contra la pared, a lo que yo le obedecí: me penetró violentamente, y mientras me embestía fuertemente, note una mano que me agarraba la polla y me masturbaba. Cuando miré vi a Germán sonriendo viendo mi cara de placer. Su amigo se corrió y me lleno las entrañas de leche caliente, corriéndome yo casi a la vez. En ese momento se doblaron las piernas y caí al suelo:. Había tenido un orgasmo como nunca. Germán me besó en la boca, me metió su lengua hasta casi la garganta y me dijo:
-Me ha encantado follarte y me parece que no va a ser la última vez porque veo que te ha encantado. Y no se equivocaba.
Espero que os haya gustado. Otro día os contaré como Germán me transforma en su zorrita particular.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax

Fantasia Bondage Tv

Q tal, aquí les comparto otra fantasia que me gustaria hacer realidad.

Bueno pues para empezar, realizo mi vida cotidiana normal, de hombre, con mi familia.

Pero un dia, decido hacer un viaje solo al rancho de un amigo el cual tengo años de conocer y sabia de mis enfermedades, jaja no todas, no le habia contado acerca del travestismo…bueno, llegamos al rancho, era solo una casa en el campo, con un rio q pasaba cerca de la propiedad, era una casa de descanso, puesto q no habia nadie,asi que llegamos, nos instalamos y decidimos tomar un poco, mi amigo me comento q ahí antes vivia una prima de el la cual por motivos de estudios se fue a la ciudad pero pues regresaria en vacaciones.

Ala hora de dormir, cada quien en su habitacion, no aguante el morbo y fui a la habitacion de su prima,solo para ver que encontraba, al entrar, pude ver que en su closet habia dejado todo tipo de ropa, por lo que vi, ella era de mi estatura y de muy buen cuerpo, y en su guardaropa tenia de todo, ropa interior, bras,medias, jeans ala cadera, blusas, y conjuntos de secretaria peusto que a eso se dedicaba antes de estudiar, y tenia varios zapatos tambien, de tacon y unas botas vaqueras, no resisti la tentacion y me probe una tanguita, blusa de tirantes, arriba una camisa tipo vaquera, y unos jeans ala cadera color azul claro, pegaditos y las votas vaqueras, jaja me puse cacliente en ese rato, pero pues me quite todo, lo deje como estaba y me fui a dormir.

Al dia siguiente como si nada, fuimos al rio a pescar y pasar un rato, tomamos un poco, y regresamos a la casa, seguimos tomando y ya un poco entrados, dije, creo q me ire a dormir, cuando estaba en el baño cepillando mis dientes, de repente mi amigo Rodrigo entra al baño y me jala del brazo llevandome ala habitacion y me empija en la cama boca abajo y yo le digo: q pedo weyyyy? E inmediatamente saca unas esposas y me las coloca manos atrás, yo le digo: q te pasa weyyyy? Y el se me acerca por atrás y me dice: no te hagas..si bien q te gusta esto…ayer te vi cuando te pusiste la ropa de mi prima y te veias buenisima y te voy a hacer lo que siempre has deseado.

Me puse nervioso ya que nunca habia tenido una experiencia, solo habia fantaseado, pero el me manipulo rapido y saco un pañuelo hecho bola, me lo metio en la boca, y con otro me lo puso de mordaza y yo solo podia decir: MMMPPPPHHH; MMMPPPHH, y me comenzo a besar todo, y se fue bajando hasta mi cintura y me comenzo a dar una mamada que enseguida me provoco una ereccion, bueno, la ereccion la tuve desde el momento en q me puso el pañuelo de mordaza, jaja.

Bueno, siguio chupandomelo con tanto gozo q yo casi me venia, entonces el se dio cuente y me dijo: quieres q termine?? Y yo le dije: mmja…mmja.aun tenia la mordaza en mi boca, entonces el me dijo al oido: Te voy a quitar las esposas, y quiero q te pongas la ropita de mi prima para q te veas bien buena como te veias ayer, y te voy a atar todita, yo se que eso te encanta, y yo accedi.

Me puse una tanguita de satin y bra color negro, una blusita de tirantes y arriba una camisa de satin brillosa ajustada, unos jeans a la cadera y las botas vaqueras.

Ya una vez estando toda vestida, comenzo a atarme, no se de donde pero saco muchas cuerdas, comenzo con mis manos tras la espalda, luego mis hombros, luego mis codos, y le dio vuelta a mis pechos, siguio con mis pies, rodillas, y piernas, bien atadas juntas, me sentia completamente inmovil y vulnerable, y me exitaba, y yo solo podia decir MMMFFFFF, MMMMMFFF, MMMFFF, y me arqueaba de placer tratando de zafarme, pero era imposible.

ME dejo atada en la cama mas de una hora y hacia mucho calor, comenze a sudar y a sudar y Rodrigo dijo q iria ala ciudad a comprar algo q necesitaba, quedaba a una media hora la ciudad, cuando regreso, yo seguia totalmente atada y a su merced, arqueandome y tratando de liberarme, y el me dijo: te compre algo q te va a encantar….y saco de una bolsa de plastico unos botes de lubricante y un vibrador.

Pero antes…me vas hacer una mamadita tu a mi me dijo, promete no gritar cuando te quite la mordaza, porque aunque seas mi amigo, tendre q golpearte para que no hagas ruido ok? Y yo le dije con mi cabeza que si. Y asi fue, me quito la mordaza, la cual estaba totalmente empapada con mi saliva yme dio a tomar agua porque tenia la boca reseca ( yo dije q amable) pero no era por amable, era para q le pudiera dar bien sus mamaditas, jaja.

Me sento en la cama, yo seguia totalmente atada y se saco su pene, lo acerco hacia mi, y me tomo de la cabeza, yo al principio no queria, nunca lo habia hecho, me sentia humillado, y el se dio cuenta q no queria, y me daba cachetadas diciendo: vamos perra, yo se que esto siempre lo has deseado, y cuando apenas iba abrir mi boca para decir algo fue cuando me metio todo su pene, el cual senti que me llego hasta la garganta, solo podia hacer ruidos de AAGGGHH AAAGGGHH, y seguia sacandolo y metiendolo y yo no sabia q hacer..sentia dolor, pero poco a poco le encontre el sabor, y comenze a chuparselo fuerte fuerte en cada retirada y fue cuando se le puso mas duro, y me dijo: que rico lo mamas, por eso te voy a dar un regalo…y saco el lubricante, me desabotono el pantalon y me lo bajo junto con la tanquita, pero yo seguia atada, y me comenzo a masajear mi anito con el lubricante..se sentia rico, y comenzo a meterme un dedo, y luego me metio el vibrador poco a poco para no lastimarme, y lo dejo ahí adentro encendido y me subio la tanga y pantalon, y segui chupandosela con el vibrador dentro de mi anito.

Yo sentia como se arqueaba en cada mamada q le daba y me dejaba un buen rato con toda su verga dentro de mi garganta, hasta que senti que ya queria venirse, y asi fue, se vino dentro de i boca y garganta, senti como todo su liquido me llenaba la boca y garganta, yo creo q tenia mucho tiempo de no eyacular porque le salio bastante, se sentia calientito, calientito y senti como se le hico flacido dentro de mi boca, hasta que Rodrigo quedo tirado en la cama junto a mi, y yo le dije, ahora me toca a mi verdad???

Y el sonrio y me dijo: no chiquita, te quedaras asi toda la noche, y me puso la mordaza nuevamente…yo pense q no iba a soportar estar asi atada toda la noche, pero ni modo, que mas podia hacer?? El se quedo dormido y yo intente dormir tambien, pero a las dos horas desperto y me dijo…ahora te tengo ganas..y me bajo mi pantalon y tanquita sin desatarme ni quitarme la mordaza, y me saco el vibrador, para esto ya tenia las mismas horas con el vibrador dentro, me lo saco, y el me acomodo de perrito colocando unas almohadas bajo mi abdomen y se acomodo tras de mi de rodillas, y senti como poco a poco entro su pene rigido en mi, primero la punta y luego todo de un jalon, no me dolio porque ya tenia dilatado mi hoyito por el vibrador, y asi siguio en esa posicion un buen rato, despues me acosto boca arriba y me puso mis piernas atadas sobre sus hombros y me penetro de nuevo, despues puso mis piernas a un lado comko si yo estuviera acostado de lado, y me penetro mas rapido tomandome de mi cintura, y despues, jalo una silla, se sento y me cargo para q yo me sentara sobre el, me daba miedo ya que estaba totalmente atada y no queria q me fuera a caer, pero el me tomo fuertemente y me hacia como queria, mientras me penetraba me sostenia fuerte de mi estomago y pechos, hasta q senti que se vino dentro de mi, senti como se arqueo y senti su semen calientito en mis entrañas, senti, hecha realidad mi fantasia de toda la vida..no me importaba seguir atada y amordazada, mientras siguiera sintiendo tanto placer no habia problema…y asi siguio toda la noche, descansaba un rato, y me hacia que se la mamara nuevamente.

Pasamos toda la noche jugando al maestro y su esclava, al amanecer me desato, y nos quedamos dormido, pero ahora cada quien en su habitacion, yo quede profundamente dormido y cuando nos vimos no dijimos nada, como si nada hubiera pasado, al siguiente dia nos regresamos a la ciudad y seguimos nuestras vidas y seguimos siendo amigos, aunque de vez en cuando tocamos el tema de regresar al rancho y hacer la misma fantasia pero poniendole cosas nuevas…

Espero les haya gustado, cualquier comentario o si tienes las mismas fantasias que yo mandame un mail a: elcuriosodominguez@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax

Era viernes por la noche

Era viernes por la noche, acababa de llegar de la universidad y me encontré que no había nadie en casa, me di una ducha y al salir sentí ruidos al bajar al primer nivel vi a mis padres llegando del súper y una compañía mas, era mi tío Carlos el hermano mayor de mi padre, vino a pasar unos días a lima, el vive en Tacna con su familia. Nos tomo de sorpresa porque la verdad no nos esperábamos esa visita. En casa solo vivo con mis padres ya que mis hermanos ya son casados y viven con sus esposas.
Me cambie algo ligera con una lycra y un top chiquito y baje a saludarlos. Mientras mi papa y mi tío conversaban y bebían un vino en sala, yo ayudaba a mi mama a preparar la cena. Al terminar la cena mi papa y mi tío estaban ya un poco con el licor en la cabeza, y se sentaron a beber otra botella de vino, yo con mi mama los acompañamos un rato mas conversando amenamente.
Mi mama se sentía un poco cansada así que se fue a descansar, mientras yo acomodaba el cuarto de huéspedes para que pueda descansar mi tío.
Cuando baje a avisarle que su habitación ya estaba lista me di con la sorpresa que estaba tomando otra botella más de vino, ya iban 3 y estaban un poco borrachos.
Mi papa insistió que me quede un rato mas con ellos mientras acababan esa botella, y me senté a su lado a acompañarlos.

Mi tío: y como has estado sobrina cómo va la universidad?
Yo: bien tío, dejan muchos trabajos pero ahí voy bien.
Mi papa: vez gordo (así le dice a mi tío) salió a mí, bastante aplicada en el estudio.
Yo: papa tu también eras bien aplicado en los estudios? Es verdad eso tío?
Mi tío: si sobrina era un poco aplicado, pero yo lo era más jajá

Los tres nos echamos a reír, y ya sentí que el vino estaba causando efectos en mi, así que decidí irme a descansar y dejarlos a ellos que sigan.

Yo: bueno los dejo estoy un poco cansada y quiero ir a dormir ya, tío tu habitación ya esta arreglada.
Mi tío: gracias nena, estaremos un rato más y nos vamos a descansar.

Los deje ahí y me fui a mi cuarto a descansar. Me quite lo que tenia puesto y solo me acosté con una tanguita y un polito suelto ya que hacía mucho calor en esta temporada. Me quede dormida rápido, pero como a las 2 horas me muevo y sentí bulla en la sala, era como las 3 am y seguían tomando abajo mi papa y mi tío.

Salí de mi cuarto despacio sin hacer bulla y vi que ahí estaban los dos pero ya estaba borrachos, riéndose de todo. Espero ahí a ver que iban a hacer porque ya se les había acabado una botella mas (iban como 4 botellas). De pronto se paro mi papa y caminaba tambaleándose fue a la cocina para sacar más licor, mi tío se quedo sentado esperándolo y de pronto note que se sobaba el pene por encima del pantalón, en eso me asomo un poco mas y veo la tv prendida y estaban mirando una película porno, donde habían tíos mayores follando a jovencitas.

De pronto regreso mi papa de la cocina con unas latas de cerveza en la mano y se sentaron a continuar viendo la película. Se les notaba que estaban bastante excitados porque llevaban unos bultos grandes, me comencé a tocar por encima de mi tanguita que ya estaba empapada de mis flujos, creo haber soltado un gemido que mi tío logro escucharlo y volteo a ver, me escondí de inmediato pero creo que si me vio, y bueno siguieron viendo la película hasta que terminaron sus cervezas. Yo aproveche en irme a mi cuarto a seguir tocándome.

Escuche que se despedían y cada uno entraba a su habitación, espero como 30 minutos y Salí hacia la cocina a tomar un vaso de agua, al pasar por el cuarto de mi papa escuche sus ronquidos. Me tome un vaso de agua y me camino de regreso a mi cuarto se me entro la curiosidad de saber si mi tío estaba ya dormido, así que abrí despacio su puerta y grande fue mi sorpresa al verlo tirado desnudo durmiendo. Entre para verlo más de cerca producto del alcohol estaba profundamente dormido, lo moví para despertarlo pero no había signos de que se despierte. Mi vista estaba dirigida a su pene, era gordo y parecía que tenía un buen tamaño.

Lo toque con mis manos con mucho cuidado y comencé a hacerle una paja, con una mano me tocaba mi conchita y con la otra lo masturbaba hasta que sentí que estaba reaccionado su pene, se comenzó a hinchar y a crecer hasta tenerla bien dura. Decidí ir un poco más, me senté en la cama y me agache hasta chupárselo sabiendo que no despertaría. Se la chupe por unos 5 minutos hasta que sentí que se hinchaba su glande y expulso su semen, que me tomo por sorpresa y tuve que tragármelo para no dejar huellas de lo sucedido. Le estuve chupando un rato mas hasta que se lo deje limpio y descansando. Salí despacio de su cuarto y me fui al mío a dormir.

A la mañana siguiente me desperté muy temprano y al bajar a la cocina escuche ruidos, eran mis padres y mi tío que desayunaban y conversaban. Entre a la cocina y salude a todos.

Yo: buenos días con todos.
Mi papa: hola hijita ya era hora que te levantaras.
Mi mama: hija siéntate a tomar desayuno que luego quiero que me acompañes al súper.
Yo: está bien mama, y tío que tal dormiste?
Mi tío: si sobrina dormí muy placido, solo que… nada dormí bien gracias.

Por dentro mío pensé en que quizás si se despertó pero no me quiso hacerlo saber porque disfrutaba de la mamada que le hacía, bueno eso lo averiguaría tarde o temprano.

Luego del desayuno mi papa y mi tío salieron y me quede con mama a preparar el almuerzo. Como a la hora de haber salido mi papa llamo diciendo que se había olvidado de sacar unos documentos que tenía que dejar en su trabajo y que mi mama se los llevara y se encontrarían en el trabajo de papa, de mi casa al trabajo de mi papa son como 45 min en auto y si iban en bus se demoraban un poco mas, así que mi mama se fue llevando esos documentos a mi papa.
Tocaron la puerta y al abrir mi tío se apareció, le pregunte por mi papa.
Yo: tío y no ibas a estar con mi papa todo el día?
Mi tío: no lo que pasa es que no me sentía bien y decidí descansar en casa un poco ya en la noche saldría con tu papa.
Yo: bueno tío el almuerzo ya estará pronto así que ponte cómodo.
Mi tío: me daré un baño y bajare contigo.

Mientras terminaba de cocinar mi tío había terminado de bañarse y bajo solo con un short puesto y la toalla sobre los hombros.
Mi tío: sobrina, ayer tu entraste a mi habitación verdad?
Me quede helada, no sabía que decir, me puse muy nerviosa y no me salían las palabras

Yo: tío yooo este… bueno si.
Mi tío: Me gusto lo que me hiciste, házmelo nuevamente ahorita
Sin dejarme reaccionar me tomo de los hombres y me hizo arrodillarme y se bajo el short saliendo como un resorte su pene que ya lo tenía bien duro.
Yo: tío perdóname no debí hacer eso, tú eres el hermano de mi papa y esto no está bien.
Mi tío: abre la boquita y chúpamela.

Tuve que chupársela, ya me había descubierto lo que había hecho en la noche así que me tenía acorralada.

Mi tío: así chiquita así chúpamela.
Yo: glups glups, tío que rica verga tienes, te gustaría metérmela?
Mi tipo: claro mi amor ven apóyate en la mesa.

Me bajo la lycra y mi tanga y me metió la lengua comiéndome el clítoris.

Yo: tío ahhh no aguanto más métemela ya…
Mi tío: ahí va chiquita aguanta.
Yo: ahhh si despacio, duele duele despacio.
Mi tío: ya está toda dentro quédate tranquila.

Me la metió por unos 5 minutos hasta que eyaculo dentro mío.

Mi tío: ahhh me corro, ahhh
Yo: si toda dentro, córrete dentro si…..

Se hecho encima mío sobre mi espalda, cansados sentía su respiración agitada y su verga ya había perdido su dureza y se salía de mi vagina corriéndome su semen por las piernas.

De pronto no nos dimos cuenta de la hora, mi mama estaba abriendo la puerta de la casa, al escuchar el ruido mi tío se subió corriendo su cuarto y yo me quede en la cocina, me subí la lycra y me limpie el semen que se había escurrido por mis piernas.

Mi mama: hija vino tu tío por aquí? Tu papa me dijo que no se sintió bien y que venía a descansar.
Yo: si mama está arriba en su cuarto descansando.

En la noche al llegar mi papa, llamo a mi tío y salieron a tomar unas copas. Al día siguiente se iba mi tío a su casa, no alcance a despedirme porque se iba muy temprano, pero me quedo el recuerdo de haberlo hecho con él.

A veces llama para conversar con mi papa y aprovecho para charlar un rato con el, aunque mi papa no sabe nada de lo que paso con su hermano, mi tío me está invitando a pasar una vacaciones en su casa, aun lo estoy pensando aunque sí creo que podría ser una muy buena vacaciones, ojala que se diera más adelante.

Espero sus comentarios y ojala les haya gustado mi relato, cualquier comentario a incestuosa23@hotmail.com.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax

Unos meses después, el regreso “del curandero”

Me había amenazado que si comía muchas golosina antes de su regreso me tendría que hacer enemas para adultos con esa gran cánula, yo muy obediente no comí ninguna, me masajeaba mis tetas en todas mis duchas y me metía pedacitos de jabón en el culo para estar lista cuando el volviese, a su regreso ya estábamos en verano yo con una linda camisa blanca el entró me beso en la frente y me miró a los ojos dijo “bien jovencita te mereces este chupetín”, yo inocente lo agarre y de inmediato me lo metí a la boca era de los largos, cuando terminé el ya había comentado a mi mamá que solo me haría unos baños, “jovencita prepra la bañera, ponte una bombacha y corpiño o remera que ya estas desarrollada”.

Mamá en esos meses noto una mejoría en mi salud y accedió a todo, cuando salí a prepara todo me mojé entrepiernas, el muy cauteloso me pidió que me entre a la bañera y dijo “jovencita ya no eres más, ahora tu solita debes hacerlo” y me dío el jabon para que me lo pasase por mi cuerpo, al terminar yo el hizo un no con su cabeza y dijo “el de atrás también se limpia o prefieres una enema, yo abrí mis piernas y me lo lavé muy bien corriéndome la bombacha para que lo viera, como estábamos solo porque mamá fue a preparar el toallon caliente, y dijo “bien muy bien ahora lávate el cabello, eso levanta los brazos en alto que aún falta que te crezcan más las tetas, cuando regresó me envolvío como cigarro, me sacó la bombacha y el corpiño sin rozar parte alguna, era otro hombre o yo otra mujer… no entendía mucho, me hizo ir caminado despacio a la cama, me acosté y me pidió que me tapara con las frazas, mientras pedía a mamá una compota de pera, se reclinó me miró a los ojos y me dijo “serás una buena amante con el que elijas yo ya soy mayorcito para vos. se dio cuenta todo ese día que yo deseaba entregarme a sus manos… que hombre aquel que dejó mi culo marcado para siempre.

Al día sigiuente nuevamente la ducha el viendo me como me limpiaba mis partes intimas, me envolvío en la tolla,me sacó la bombacha y la remera, me hizo unos masajes sin tocarme parte alguna, solo me decía que el culo había que limpiarlo tanto como los dientes, que el masaje en mi concha y mis tetas harían de mi una hermosa mujer y que con mis ojos conquistaría el universo… que gran sabio, como me mojaba y mis pezones se ponían duros, también dijo que tendría que visitar una depiladora para que me dejara el monte de venus mas hermoso.

Años más tardes volvío a casa con un discípulo a quien mietras compartíamos unas compotas de pera con mamá, le contó todo el tratamiento de desintoxicación, yo me ruboreaba cuando comentaba lo de las enemas, cuando de repente me miró a los ojos y comentó que no había estado haciendo bien mis tareas y que estaba intoxicada nuevament. , yo me sonreí dando una aceptación y mamá solo se quejó diciendo es que a que adolescente nadie le quita las hamburguesas y los panchos, “el curandero” comentó que si estaba de paso que no tendría tiempo para hacer buen tratamiento y que lo mejor sería que en algunas vacaciones nos fuéramos para su pueblo.

Después de esa conversación yo me moje, me quedé con ganas de ir tras esos dos hombres y entregarme toda, claro que tuve que esperar unos meses hasta que mamá sola se convencío y partimos los tres a su pueblo, como yo ya era más grande y confiaban en que si existiera alguna mala intencíon o sobrepasada se los haría saber, me dejaron sola en su gabinete al cual acudí durante 5 días seguidos mientras mis padres dormían, se relajaban y disfrutaban el paisaje,yo me sometí a los enemas, masajes y desvisrigiminetos…

SIIIIIIIIIIIIIIi solo quería que me desvirgara quien me había hecho sentir mi primer orgasmo y fue entonces que yo entré a su gabinete, me senté y le dijo ahora soy mayor y quiero que me desintoxiques y me hagas feliz, el me besó en la frente me dío una bata y me dijo que mientras esté en ese santuario debía usar eso,

Comenzamos baños intensos, enemas con la ducha teléfono y masajes en la tetas, al otro día preparó una enema jarra pero excitante y me introdujo suavemente una pera bien lubricada en mi concha y me unto con un barro la tetas – por primera vez sentía ser mujer – , al otro día me dio una enema vaginal, que sensación, que orgasmo y me unto con aceite todo el cuerpo y el último día con el culo me sorprendió me metío una canúla tan ancha que me dejó caminado mal, pero nuca me lastimo y me metió unas bolitas en mi concha, me hizo vestir y me dijo “que no las expulsara hasta la mañana siguiente. que sensación caminar con eso adentro que grande “mi curandero”.

Al otro día cuando volví a contarle como me había sentido toda la noche con mis agujeros, “mi curandero” no estaba, estaba el discípulo y dijo “entra el maestro no está, cámbiate, súbete a la camilla que ya regreso”, cuando entró traía un ambo de los que usan los médicos en el quirófano, se unto las manos, me desató los nudos y sacó mi bata, quedé desnuda por primera vez ante “el discípulo” me untó por todo mi cuerpo hasta penetrar sus 3 dedos en mi concha y otros 2 en mi culo, me me tío su pija en mi garganta y tomé su licor seminal que fortalecería mi cuerpo y espíritu, después me hizo una enema de jarra en el culo y una de pera y yogurt en la concha, que día tan largo, luego de desagotar todo, me dormí en su regaso, con su pija entre mis manos, y cuando desperté tenía frente mí a “mi curandero con el mismo ambó, quien me dío un chirlo me puso en la camilla y me penetró con su gran pija en el culo, dejando libre mi concha para su discípulo” este hubiera sido el mejor final para mi tratamiento, lastima que nunca me penetraron, lo que paso ese día fué muy distinto junto a mis padres y mi concha y culo en flor fuimos a despedirnos y pagaron por el tratamiento de desintoxicación.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax