Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

El 3er día y último con “el curandero”

El 3er día, me hice la dormid, cuando entraron a la habitación preguntó a mamá si había registrado la temperatura d ela mañana y ella dijo no, entonces él levantó suavemente la frazada y me vío dormida como me había dejado la noche anterior sin mi bombacha, entonces me despertó y dijo “niña es hora del termómetro no te asustes que lo meteré despacio”, lo sacó a su manera presionando sus dedos en mi agujero y me dio un desayuno de te y tostadas, después fuimos a la ducha en bombacha, le decía a mamá que había que cuidar muy bien la intimidad de las niñas y cuando ella se distraía el masajeaba mis tetas, pidió la toalla caliente y al quedarnos solo me dijo “si de niña masajeas tus tetas con agua caliente todos los días tendría las mejores del universo, el lo hacía muy lindo, cuando mamá entró el me levantó y me hizo un cigarro, pidío a mamá que fuera a calentar el consomé y aprovecho en meter las manos entre mi culo y mi concha sus dedos rozaban mi monte de venus para bajarme la bombacha mojada, me alzó con un gran apretón entre sus pecho me llevó a mi cama, que excitada que estaba ese día, esperaba ansiosa la hora de la enama para darle mi culo, cuando comentó que segurante a la tarde no podría ir por una eventualidad con un paciente, yo tomé el caldo callada escuchando sus recomendaciones sobre la preparación de los alimentos.

Me dormí todo cuando a las 7 de la tarde me llevé una sorpresa cuando lo ví entrar en mi habitación con papá quien me preguntó como esta mi niña y yo con la cabeza a acentí que bien, ese día había un partido de futbol, papá estaba más interesado en ver la pelota que ayudar “al curandero”, pero como mamá le comentó que el hombre era muy recto y que no había visto actitud alguna de abuso no habría problema en que estuvera en casa y nosotros entre la habitación y el baño, “el curandero” me miró a los ojos y en voz alta dijo “que bien niña ya estamos lista para la otra” y papá salió de la habitación a buscar todo lo de la enama, solos una vez más me sacó las frazadas. me miró de abajo a arriba. me puso de costado me tapó las nalgas e introdujo su termómetro, cuando regresó mi padre el le comentó que no hacía falta la enama, sacó el termómetro haciendo sus movimientos, ya está desinfectada ahora me daría masajes con esencias especiales, que hermoso me puso de espaldas con una tolla en las nalgas y me masajéo toda, nunca tocó mi culo, despues me lo hizo de frente con la tolla sobre el pecho y la concha, nunca toco nada ni insinúo querer hacerlo, “ya está niña, ven que te visto miró todo mi cuerpo de arriba a bajo, me puso una camisa cerrando botón a botón rozando todas sus manos en mi pecho y haciendo que mis pequeños pezones se paren, parada me comenzó a subir la bombacha y rozando con las manos mi monte de venus y mi trasero, me beso en la frente, con su lentes en la punta de la nariz escribía unas preparaciones que mamá debía hacer. Yo en la cama tapada con mis sábanas, no quería que se me fuera la sensación de sus manos y el rostro de aquel hombre.

Y en voz alta dijo a mi papá yo en 30 días vuelvo y veremos como está la niña, se acercó ami y me dijo”no te mojes más que mamá se dará cuenta”.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*