Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Adicta a mi perro

Hola soy chery, después de dar con esta página por fin tengo con quien compartir mis experiencias con mis dos perros. Tengo 21 años en estos momentos, tengo novio pero soy adicta a mi perro.

Todo comenzó una tarde calurosa en la cual estábamos en casa con mis papas y ellos debían salir a una reunión de amigos lejos de casa, yo me quede por que debía preparar unos informes para el cole en esa época tenia 15 añitos pero ya había conocido y disfrutado del pene de un hombre. En casa mis padres tenían un gran danés negro llamado máuser era negro completo con una mancha blanca en su pata delantera derecha, máuser tenia 3 años y era un gran reproductor, tres perras venían para que el las cubriera. Le gustaba mucho estar a mi lado y jugar conmigo, esa tarde como a las 19 horas máuser
estaba en el patio ladrando y aullando como loco ya que la perra de al lado estaba en celo, yo lo miraba desde mi ventana como se le asomaba una puntita roja. Debía de estar calentándose con la perra de al lado, unos pensamientos cruzaron por mi mente, que se sentiría tocarle el pene. Como será su lechecita, tantas cosas quería saber que me anime a llamarlo y probar a mi perro máuser.
Abrí la puerta llamándolo a lo cual vino presuroso, entramos en la cocina y le acaricie el lomo su cabeza mientras mi otra mano iba por su pene, aun se asomaba la punta rojita con muchas venitas, comencé a masturbarlo y máuser me miro como preguntándome que iba ha hacer, lentamente le movía hacia delante y hacia atrás su forrito, en cada movimiento su pene salía mas y mas, una puntita calentita y rojita, conforme yo lo masturbaba su pene crecía en largo y grosor a tal punto que se parecía al de mi novio, ya me calentura era tal que quise probar su sabor agachando mi cabeza y colocando mis labios en su pene era algo raro pero excitante, seguí masturbándolo y dándole besos en su punta, abrí mi boca y lo mame un poquito suavecito y máuser gemía como diciendo vamos chupamelo, mi lengua ya jugaba con su pene mientras mi mano seguía masturbándolo, que rico sentir como máuser empezaba a moverse, como queriendo culparme. Con mi otra mano me toque mi calzón el cual estaba todo mojado no era humedad, sentía unos deseos enormes de tenerlo en mi vagina, quería ser penetrada por mi perro. Con esas ganas de tenerlo lo invite a mi habitación, me saque mi faldita y mi calzón el cual ya no podía estar mas mojado y se lo pase a máuser, el lo olfateo y le paso su lengua que debo acotar es bien larga. Lo volví a acostar en la alfombra al lado de mi cama para chuparlo un poco mas, que sabroso tenía su pene grande y rojo. Me puse al lado de máuser  a cuatro patas, quería sentirme como su perrita, el se paro rápidamente y violentamente se subió arriba mió, sentí su uñas en mi espalda y luego en mis caderas, la punta de su miembro golpeaba mi vagina pero no conseguía
entrar, no podía poseerme y yo estaba calientísima, deseaba sentirlo en mi interior, quería tener su pene bombeándome. Apoye mi cabeza en la alfombra y abrí mucho mas mis piernas para que mi vagina quede al descubierto. Pero no había caso no podía metérmela, ya me estaba desesperando así que con mi mano por debajo de mi pancita lo tome y lo guíe a la entrada de mi vagina jugosa, no tuve ni tiempo de quitar mi mano cuando sentí que me metía todo su adorado pene, pegue un grito que mis vecinos debieron escuchar, me sentía en la gloria y sentía como mi primer orgasmo se encontraba en las puertas del cielo, máuser tomo un ritmo tan rápido y fuerte que sentía que me partía en dos, su miembro crecía mas y mas dentro mió, mi conchita ya estaba mas que ajustada a ese pene caliente y jugoso, me sentía en las nubes nunca pensé
que el perro de mi mama fuera tan buen amante, sus patas delanteras me tomaban como si quisiera que no me moviera de esa posición y poder metérmela todo la noche. Estaba en lo mejor cuando sentí que algo mas quería entrar en mi vagina, era mas grande que el pene de máuser, en cada empujón que el me daba eso golpeaba mas mi vagina y cada vez sentía que la abría mas así que con mi mano quise tocar ese bulto, cuando lo toque sentí una gran bola pero no pude hacer nada en esa embestida mi amante me la metió toda, sentí un fuerte dolor que todo mi cuerpo se estremeció abruptamente, gritaba salvajemente. Me partió mi pobre y excitada vagina, mis orgasmos venia a mares cada vez que máuser me penetraba un orgasmo explotaba fue una sucesión de varios orgasmos, esa gran bola comprimía mis labios interiores y mi clítoris, mi cuerpo estaba exhausto no quería mas, mis fuerzas ya no estaban pero máuser bombeaba como si fuera su verdadera perra, cada vez mas rápido y con mas fuerza, luego de no se cuantos minutos sentí que un gran calor invadía mi vagina, era su semen caliente, caliente que me hizo acabar una vez mas. Máuser me aferro con fuerza y me la metió creo que aun mas y sentí toda su leche en mi interior. Caí rendida debajo de el, pero lo peor estaba por venir, máuser se bajo de arriba mió y quedamos poto con poto y esa bola grande giro dentro mió pero no salio, pensé que me la rompía tiro un poco y
me arrastro como si nada, su miembro estaba totalmente dentro mió y gigante, aquella bola no lo dejaba salir, estábamos abotonados, ahora entiendo por que cuando los perros copulan quedan pegados. Me aferre a la pata de la cama
por que me llevaba hacia la puerta, creo que estuvimos unos 20 minutos así hasta que sentí que su pene se deshinchaba y sonó plop cuando salio de mivagina y su semen comenzó a salir como un rió de ella, máuser me langueteo
mi vagina, su lengua era áspera pero rica, yo quede tirada en la alfombra mirando ese pene maravilloso que le colgaba a máuser era enorme y pensar que todo eso lo tuve dentro mió, que pene tan maravilloso, le di unos besitos y
lo deje salir  al patio, me fui a bañar por que el semen de mi amor corría por mis piernas. Después del baño fui a la cocina y le prepare algo de comer ya que se lo merecía y mucho mas. Vi el reloj de la pared y eran las 21:30 debía limpiar rápido por que mis padres estaban por llegar, me acosté después de limpiar ya que estaba rendida, aquel perro saco todo de mi. Desde
entonces baño día por medio a mi perro y lo cepillo esta hermoso mi estupendo amante. Después les contare otra más.

Espero que mi primera vez les haya gustado y si quieren intercambiar anécdotas o comentarios mi correo es chery.oral@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


3 comentarios en “Adicta a mi perro

  1. hola linda me gusto tu relato y me gustaria vivir la experiencia pero temo a las enfermedades, que me puedes comentar sobre ellas,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*