Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Francisca

Hola me recuerdan soy María Esther y estoy aquí nuevamente para narrarles mi aventura, esta ocurrió durante el mes de febrero recién pasado, resulta que mi hermano Patricio se iba de vacaciones al norte y me pidió si le podía cuidar la casa durante unos quince días, hecho que yo respondí afirmativamente, dado que, creo que era mejor eso que estar en mi casa con mis padres, bueno ellos me entregaron la llave de su casa y llegué a ella un día viernes en la tarde, llevé mis cosas en la camioneta y me instalé en aquella casa, ese día vi un rato televisión y me acosté como la una de la mañana a dormir, no sin antes haber hablado por teléfono con mis amigas, una cosa me dejó muy preocupada esa fue el hecho de haber hablado con mi amiga Katty quien dentro de otras cosas me contó que habían robado en casa de su hermano el día anterior, ese acontecimiento no me dejo dormir tranquila esa noche ya que como sentía los ruidos que venían del exterior , yo pensaba quizás alguien habrá entrado a la casa para robar, la cosa fue que esa noche no dormí practicamente nada de nada, amanecí muy cansada ese día sábado, me levanté más o menos a las 13 horas, almorcé y posteriormente me estiré en el patio trasero donde había un pequeño jardín a tomar el sol, me estiré en una toalla yo estaba casi desnuda sólo tenía puesto mis calzones blancos estaba sin sostén por lo que recibía los rayos solares en mis senos, quienes se agrandaban y los pezones se paraban al sentir las caricias del sol en ellos, estuve tomando sol hasta las 18 horas, después me fui a bañar y más tarde salí a casa de una amiga donde estuve hasta las 23 horas. Cuando regresé , prendí el televisor y vi esa noche una película de James Bond, de pronto siento que mis ojos se me empiezan a cerrar solos, creo que era de sueño, dado que la noche anterior no había dormido casi nada por el temor a algún ladrón. Llegó el día domingo yo como de costumbre me levanté a las 8 horas e hice mis ejercicios matinales, posteriormente me bañé y salí a misa, después fui a un mall a comprar algo para mi y aproveché de almorzar ahí mismo, llegué de regreso como las 15 horas, hacía mucho calor ese día. La cosa que me probé  la ropa que me había comprado, lo que más me gustó como me quedaba fue el traje de baño, me miré en el espejo del dormitorio y en realidad me veía muy primorosa en él, eso sí que noté que mis pezones eran como traslúcidos en el traje de baño, luego observé mi vagina  y noté que mis vellos púbicos se notaban bastante a travez de el bañador, este hecho trajo en forma inmediata el recuerdo de aquella ida a la playa y creía estar viendo nuevamente a Cecilia en traje de baño, en eso recapacité y fui al baño donde me eché agua en la parte inferior del traje de baño y luego corro al dormitorio a mirarme si se veían más mis vellos , hecho que quedó demostrado muy rápidamente, después me dije a mi misma, creo que es mejor hacer el aseo y eso hice una vez finalizado este me fui al patio a regar las plantas, en eso estaba cuando de pronto escucho unos gritos y risas provenientes de la casa vecina, trato de mirar que ocurría pero no puedo dado que el muro medía como dos metros el que separaba de la casa vecina, que hago pensaba en esos momentos, cuando de pronto veo una escalera chiquita junto a la ventana del dormitorio mío, voy y la llevo conmigo hasta el muro vecino y en eso mis ojos observan una figura femenina que va corriendo a la piscina ,va completamente desnuda , era una mujer de unos treinta a treinta y cinco años, más o menos delgada a quién. le veía una colita muy paradita y redondita , en eso veo que se tira un  piquero a la piscina y veo también a su marido totalmente desnudo junto a ella, cuando ella sale a la superficie su marido la toma de los hombros y le da un feroz beso en sus labios, después algo le dice él que yo no alcanzo a escuchar, la cosa que ambos salen de la piscina y veo que su marido trae su miembro completamente erecto, ella se veía bastante bien, con sus dos senos muy parados , no muy grandes, diría incluso que eran muy semejantes a los míos, lo que más me llama la atención en ella es la diferencia de color entre su pelo rubio y sus vellos vaginales que eran muy obscuros, su rostro por lo menos no era de mi agrado, cuando pensaba en ella mis ojos ven como ella coge el pene de su marido con su mano y lo comienza a tirar de él llevándolo justo bajo mi lugar de donde yo observaba la escena, él cuando llegaron bajo mi vista la toma nuevamente de sus hombros y la besa muy apasionadamente, ella posteriormente baja su cabeza hasta llegar al miembro de su pareja e inicia una succión de el pene, lo besa y besa los testículos de su compañero, de pronto ella se gira quedando con su colita mirando hacia el lado opuesto de su marido, quien en un movimiento bastante rápido le introduce su miembro en la vagina, colocando ellas los ojos casi blancos  al sentir como se le introducía aquél miembro en su vagina, e inicia un movimiento semi circular sobre su mismo cuerpo, logrando con eso que su pareja exclamara ¡Me Voy!, creo que voy a acabar y en eso mis ojos ven como ella se da media vuelta y con su boca recoge el miembro palpitante de su marido, y lo succiona como loca pasándole sus manos por los testículos e introduciendo uno de sus dedos en el ano de su marido quién rápidamente acaba en la boca de ella, dándole posteriormente un beso y en eso observo como el semen que ella aún tenía en su boca lo recoge y traga su marido, después de haber visto eso creo que mis fluidos comenzaron a operar muy rápido y sentía en mis extrañas un calor de los demonios aumentado ese calor con el roce que producían mis manos sobre mis muslos y mi vagina, la cosa que ellos se retiraron y entraron a su casa, yo estaba muy exitada y no hallé nada mejor que irme al dormitorio a masturbarme como colegiala, me estiro sobre la cama e inicio un contacto con mis senos y mis manos acarician mis pezones, siento unas cosquillas en mi interior, posteriormente ellas bajan a mis muslos y continúan con sus caricias, subiendo posteriormente hacia mi zona vaginal donde mis dedos juegan con mis vellos dorados y empiezan a introducirse de a uno en uno al interior de mi vagina, sintiendo como mi clítoris está a punto de estallar, estuve en eso como una media hora, una vez relajada fui a la ducha y me bañé   sintiéndome totalmente relajada de la situación. Posteriormente me vestí y fui a mirar el closet de Francisca mi cuñada, en eso abro un cajón y encuentro su ropa interior, al lado de ellas había un camisón semi transparente, camisón que saqué del closet y lo dejé al costado de la cama, cuando volví nuevamente a revisar sus cosas en la parte superior de este había un album de fotografías las que me puse a mirar en ellas salía Francisca en diferentes poses y situaciones, creo que no se veía muy bien no es muy fotogénica me parece dado que, en persona es muchísimo mejor que en fotografías, en eso veo una foto de ella completamente desnuda salía muy bien de cuerpo y tenía su vagina cubierta de vellos negros y sus senos eran muy lindos, sus piernas se veían bien bonitas a pesar  que  ella  siempre comenta “me gustaría tener las piernas de María Esther”, pero creo que viéndola en esa foto ese comentario está de más, les cuento ella no es muy alta a mi gusto mide como 1, 65 mts. tiene su pelo castaño obscuro pero unos ojazos color celeste preciosos al igual que su rostro, creo que en sí que tiene una bonita figura y por los comentarios que he escuchado de sus amigos creo que es bastante buenamoza, ella además es médico pediatra se especializó en niños por que le encantan a pesar de no tener hijos aún, bueno mientras me encontraba intrusiando entre sus cosas veo una carta la que abro  y la leo en ella decía que la amaba y que ya no podía vivir sin ella y venía firmada por una mujer llamada  Constanza, esa carta les juro que me dejó totalmente intrigada, bueno llegó ya la noche y me preparé para acostarme a dormir, me puse la camisa de dormir de Francisca , me quedó bastante bien a pesar que era muy cortita para mi estatura me llegaba a la mitad de mis muslos, me acuesto y entre sueños escucho unos ruidos muy cerca de donde yo dormía, prendí la luz rápidamente y en eso veo a Francisca semi desvestida quien se preparaba para acostarse en  la cama, Hola le dije, saludo al que ella me respondió muy efusivamente, le pregunté que hacía acá si recién habían salido de vacaciones y ella me respondió , lo que pasa María Esther, es que peleé con tú hermano y nos vamos a separar de pronto se puso a llorar como una niña chica, echo que yo aproveché para sentarla al borde de la cama y acariciarle su pelo , tratando de consolarla, ella apoyó su cabeza en mi hombro mientras yo acariciaba su espalda y le daba ánimos, en eso ella me dice, sabes tú hermano se quiere separar de mi, y el motivo no lo sé,  pero yo acepté sus condiciones y se supone que quedaremos como amigos me dice ella, sabes agregó él se quedó disfrutando de las vacaciones y yo me regresé a trabajar, mañana tendré que ver unos pacientes en la clínica, ahora bien si tú quieres me acompañas agregó..

Bueno le dije yo respondiendo a su pregunta mañana te acompaño a la clínica, sabes le dije inmediatamente me puse tú camisón por que como hace tanto calor y como éste es corto y muy abierto me lo puse, no te importa Panchi le pregunté, y ella me respondió, duerme con el si tú lo deseas por que yo esta noche voy a dormir desnuda acotó, dejándome helada con su respuesta y acto seguido se sacó los jeans quedando sólo con una tanguita muy chica, córrete un poco más allá acotó ella , así podemos dormir bien y sin problemas, me corrí un poco y ella se metió a la cama, apagué la luz que había encendido anteriormente y nos pusimos a charlar en penumbras, le conté lo que había visto en la casa de al lado y ella sólo sonrió, me parece estar viéndote María Esther , te exitaste mucho me preguntó, cosa que yo le respondí afirmativamente, que hiciste acotó ella, nada le respondí mintiéndole en forma descarada, lo que es yo me hubiera masturbado inmediatamente agregó Francisca, corriendo sus pies a mi lado, están helados tus pies Panchi le respondí a fin de que no inquiriera más sobre la casa del vecino, ya lo sé , me agregó siempre he tenido los pies muy helados y además yo no vi hoy lo que tú vistes, por que creo que si yo veo lo que tú vistes hoy día estaría muy caliente acotó ella, acto seguido se dio vuelta hacia mi lado y yo ya podía sentir la proximidad de sus senos, de pronto siento que mueve su pierna y la cruza sobre mis muslos, que calorcito más agradable pienso yo para mi en esos momentos, después la escucho decir se te subió el camisón María Esther y sus manos las siento a la altura de mis caderas y sus dedos rozaban ya mis nalgas, yo rápidamente corrí mi torso hacia el de ella y en eso siento sus senos  en mis senos, mis manos bajan hacia su vagina y ahí siento el calor que salía de su vagina , éste calor se sentía a travez de su calzoncito, ella mueve sus piernas quedando mis manos bajo sus muslos practicamente atrapadas por ellos. Ella extiende su cabeza  llegando a la mía  y a su vez sus manos cambian de posición esta vez llegan a mi vagina y siento como juega con mis vellos púbicos, que rica la tienes dice ella en esos momentos, yo en un arrebato de valentía y exitación toco sus calzones y trato de bajárselos, al hacer esto noto como están completamente húmedos, ella muy pronto entendió mi jugada dado que ella misma se los sacó y posteriormente sentí sus labios en los míos, su lengua en mi lengua, sus senos sobre los míos y sus manos acariciándome completamente mis labios vaginales, y los mismos fluidos que ella tenía los tenía yo, cosa que ella aprovechó para llevarlos hacia mi ano, sentía como sus manos acariciaban mi botoncito posterior, sus dedos tratando de ingresar a el, yo en esos momentos me dejé hacer lo que ella quisiera, me doy vuelta hacia ella y mis piernas ingresan a su coñito rozándolo muy suavemente y con una gran dulzura mis piernas inician una masturbación de su vagina , ella se mueve subiendo y bajando con su vagina por mis muslos, tenía yo mis muslos empapados de sus jugos vaginales , mientras tanto mis manos acariciaban sus senos y nuestras bocas se juntaban una vez más, mi lengua jugaba con la suya y sus manos las sentía que perforaban mi ano y mi vagina, te quiero me decía entre palabras cortadas por la emoción, yo también respondía, sacando fuerzas de flaquezas.

Nos acariciábamos y besábamos como verdaderas locas, en eso ella se da vueltas y abandona la cama, dice tengo una sorpresa va y regresa con un consolador doble, esto te va a encantar me dice, llevándose el consolador a su boca y chupándolo con su lengua, ven aquí me dice posteriormente e inicia una penetración doble de mi ano y vagina, era una sensación realmente increíble el sentirme penetrada doblemente mi ano ya no resistía más y para que decir mi vagina ella si que no daba más, mientras tanto yo iniciaba una lamida increíble en su vagina besando con mi lengua sus labios vaginales y posteriormente penetrándola con ella , yo sentía como mi boca recibía sus fluidos, por mientras mis manos acariciaban su ano y sus muslos, una vez que ella me retiró el consolador de mis partes intimas, lo cogí yo e inicié yo la penetración de sus partes más íntimas, sentía como se quejaba de gusto y placer, estuvimos haciéndonos el amor hasta  altas horas de la madrugada, después cuando nos levantamos fui yo primero al baño abro la llave de la ducha en eso ella aparece tras mío y se mete bajo el agua muy junto a mi , nos besamos y acariciamos nuevamente, ella coge el jabón y me jabona primero mis senos los que anteriormente habían sido succionado por sus labios, después baja y me jabona mi colita , también hace lo mismo con mi vagina, yo cojo otro jabón que había allí e inicio la misma tarea con ella , pero si no antes de besarle su coñito  y recibir sus líquidos con mi lengua, en eso estaba cuando de pronto siento unos pelitos en mi garganta, resulta que me había tragado unos vellos vaginales de ella , con tanta emoción no me había dado cuenta de ese detalle hasta que sentí los vellos en mi garganta, después desayunamos y partimos a la clínica a ver sus pacientes, una vez que regresamos a casa fuimos las dos en busca de la escalera para mirar a los vecinos quienes una vez más se hacían el amor bajo nuestros ojos.

Posteriormente volvimos a hacer el amor y así estuvimos hasta que regresó mi hermano en ese momento se despidió ella de mi y me fue a dejar a mi casa, en el camino me confesó que hacía mucho tiempo que quería hacer el amor conmigo, ella sentía mi erotismo muy a flor de piel, bueno el colorario de todo esto es que Francisca se separó definitivamente de mi hermano, pero no de mi, ya que nos seguimos viendo bastante a menudo y hacemos el amor en su casa cada dos o tres días, pero eso es materia de otro cuento, así que les pido que no me olviden ya que pronto estaré con otra de mis aventuras para ustedes, les mando un besito a todas ellas y si desean escribirme aquí está mi mail

santi092001@yahoo.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*