Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Tendida sobre una cama

Esto no es más que uno de los cientos de relatos que a veces escribo sobre papel con mucha certeza en ellos…

…Tendida sobre una cama. Tú al otro extremo de la misma. Sabía que mirabas, sabía que me deseabas.

Abro los ojos. Estás al otro lado.
Cierro los ojos. … Ahora estás sobre mi. Te abrazas a mi pecho. ¿Qué estás buscando?
Me llega la esencia de tu cuepro. Ahora es mi esencia. Como una marca grabada con fuego. Tu olor ahora es mío. Mantengo los ojos cerrados.
Estás ansiosa. Me tomas. Hueles mi cuello. Acaricias suavemente mi cuerpo con tu lengua. Ahora besas mis labios con cierta fogosidad. Me encanta. Sé que eres mía. Eres mía mientras dure el éxtasis que esta cama desboca.
¿Dónde me quieres llevar?
Ahora lo entiendo. Me desnudas con total sagacidad. Me susurras al oído de manera que mi vello se encrespa. Juegas conmigo. Soyo presa de tu seducción. Me tienes inmóvil. Tan solo me permites que te marque el ritmo con mis piernas. Ahora. Quédate ahí. Encontraste el lugar exacdto. Mi cuerpo toma un ligero balanceo. Derecha. Izquierda. Me “retuerzo” de placer. Mi boca seca impide decirte lo bien que me siento. Ni tan siquiera marcarte el ritmo que esperabas con un suave gemido. Nada. Sigues saboreando mi cuerpo. Tus manos agarran mi cintura. Abro los ojos. Quiero esa imagen para mí. Empujas con tus suaves manos mi cintura hacia ti. A la vez que tu boca se presiona contra mí.
No puedo más. Mi boca aún seca. comienzo a temblar. Subes para besar mis labios y darme un poco de ti. Tal vez una muestra de tranquilidad. Cierro los ojos. Desapareces. Desciendes besando mi pecho. Deslizas tu lengua por mi vientre. Haces hincapié en esto último. Lo besas. Mordisqueas mi cintura. Tus dedos me descubren otro placer.
De nuevo llegaste al límite de mi cuerpo.
Me altero demasiado. Mi mente está en blanco. Comienzan a escaparse gemidos de mi boca. No. No quiero que esto acabe. Vuelves a presionar mi cadera contra ti. No necesito abrir los ojos. Ya puedo imaginarlo.
Sabes que soy tuya. Tu lengua viperina se mueve con más rapidez. Mis piernas hacen fuerza. Te traigo hacia mi. OH dios. Escalo al cielo con la ayuda de tus manos. Callar. Este momento es mío. Solo mío. Tú lo hiciste para mí. Sacaste el billete de ida, pero no quiero volver.

Vuelves a besarme…Tras apenas unos minutos de serenidad…
Me arropas. Tú junto a mi. Me abrazas intentando calmar mi cuerpo destemplado con tu cálido cuerpo. Apenas unas palabras y caíste vencida. Dormías. Por fin, me dejaste hacer aquello que tanto ansiaba.
Te observé mientras dormías.
Talante de niña dulce.
No quiero despertarte. Me inclino hacia ti. Besos tus labios con suavidad. Ni tan siquiera te estremeces. Duerme como una niña agarrada a su peluche.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


2 comentarios en “Tendida sobre una cama

  1. qe lindo aunqe me wuzta leer loz relatoz zalvajez qe ezqriben ami me wuztaria eztar qon una xiiqa hazii qomo en ezte relato, todo tan lindo ii tierno awww qe weneal :3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*