Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Marion y María

Ahí estaban sus aros, uno en el suelo y el otro en el velador. Los tomaba mientras se paseaba fugazmente por los recuerdos vividos con su pareja hasta la noche anterior. Se dice que la gente que esta a punto de morir ve en segundos imágenes de su vida recorrida en donde entra toda persona que alguna vez le rodeó. A ella le pasaba lo mismo, recordaba con imágenes a quienes las habían rodeado en un lapso de tiempo cortísimo mientras estaba de pareja con María.
Todo mientras apretaba los aritos y lloraba. Sentía con la mitad de su alma muerta.
El haber sido tan sociable, y el haber tenido otras mujeres y hombres antes que a María a la larga había traído repercusiones ya que Maria no había sido de nadie mas que de su marido y no entendía que en la soltería no todos eran como ella que no salía ni besaba a nadie si no le nacía.
Miraba el celular… ningún mensaje de María, los había borrado todos y le pesaba. Le gustaba recordar que ésta se había convertido en lesbiana después de su marido y que había sido con ella misma, que era la primera mujer que la había tocado en una relación lésbica y que habían hecho tantas cosas juntas y que todas eran la primera vez de María como lesbiana. De algún modo le había entregado un cierto nivel de virginidad, pero esa hermosa mujer ya no estaba y le dolía.
¿Porqué María era tan llevada por fantasías? ¿no podía entender que  uno sabe lo que quiere y que entiende que cuando se ama a alguien no se engaña sencillamente porque se ha enamorado? ¿qué la había marcado tanto en la vida para creer que todo y todos le hacían daño? ¿por qué no tenia la capacidad de comprender que si se está soltera uno puede salir, besarse con alguien y hasta tocarse si lo desea sin que eso signifique ser promiscua? Venia a su recuerdo la voz de María discutiendo cuando le contaba que la imaginaba que la engañaba y la dejaba solo por sus fallidas premoniciones.
Hay una cuestión de programación que se va creando a medida que uno crece y va siendo marcada por las experiencias que le va tocando vivir, pero ¿porqué ser tan extrema? y no entendía.
Marión aceptaba que tenia que aprender a callarse, que no es bueno contar todo, ni de su familia ni de su vida pasada, pero ya era tarde, y le hubiera gustado entenderlo antes, para aplicarlo con la mujer que ahora extrañaba y más le habría encantado que ésta entendiera que no es calcada a su familia, sino diferente.
Seguía mirando el celular y apretando los aros mientras lloraba.

Débora Hoffa

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*