Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Lo que me paso con mi novio

Hacía tiempo que no le iba a visitar a su casa, él vive con sus padres y pasa la mayor parte del tiempo por no decir todo en su habitación con el ordenador conectado a la red. Para darle una sorpresa entré a su cuarto sin llamar, como venía siendo habitual estaba viendo fotos porno, al oírme se dió la vuelta y observé que estaba algo avergonzado, pensé un momento y acto seguido miré la pantalla, ahora lo entendía, estaba viendo fotos de gente cagandose!, me dijo: “Hola, mira lo que he encontrado, es asqueroso, verdad?”. Me hizo gracia su reacción( como si fuera la primera vez que visitaba ese tipo de páginas) aunque no se lo transmití, y con voz seca le pregunté que porque lo miraba si tan asqueroso le resultaba, a lo que me contestó que no sabía. Últimamente nuestra
relación se había deteriorado, yo ya no estaba dispuesta todos los días por lo que él estaba encabronado, así que tranquilamente sin levantarse de la silla se subió la camiseta descaradamente para que yo pudiera ver  que tenía la polla al descubierto completamente erecta. Se giró hacia el ordenador de nuevo y como si yo no estuviera allí, siguió con su tarea, con una mano sobre el ratón pinchando fotos y con la otra frotándose la polla. Me quedé detrás observando, el jadeaba y yo notaba que me estaba calentando como una guarra ya que lo que estaba viendo era realmente cerdo. De repente hizo una parada en su masturbación, y me dijo como si estuviese tratando con una puta: “Ven aquí cerda que te voy a lamer el culo”, yo ya estaba muy excitada pues la situación me parecía muy
viciosa además de que su polla es tremendamente grande y gruesa, así que me acerqué lentamente como si no quisiera hacerlo, entonces me sujetó de un brazo al tiempo que se ponía de pie, pudiendo contemplar su enorme polla dura como una piedra. Yo llevaba una blusa sin nada debajo ya que hacía mucho calor y el sujetador me agobiaba y unos pantalones de tela fina. Me acercó a él y comenzó a rozarse contra mi con movimientos enérgicos, él estaba muy caliente porque se estaba dando cuenta de que lo que yo estaba presenciando me estaba excitando realmente aunque fingiese no estarlo, lo cual le ponía aún mas. Me metió una mano por debajo de la blusa y me agarró una teta, tirándome del pezón, le encantaban mis tetas grandes y pendulonas, no pudo aguantar mucho para comenzar a chuparme ansiosamente y a ordenarme que le diera de mamar, yo notaba como me mojaba cada vez mas y como me gustaba hacerme la que no quiere la cosa, como si me obligara…Pero en seguida noté que ese no era el jueguecito que ese día el buscaba, pocos segundos tardó en arrodillarse y buscar mi ano, tapado por un tanga y a lamérmelo como un perro, me colocó a cuatro patas, con las manos me separó las nalgas y siguió con su hazaña mientras no paraba de decirme: “Como te gusta eh puta, ábrete mas”. Yo sin decir nada hacía lo que me ordenaba, mientras seguía cada vez poniéndome mas cachonda. Me decía que estaba haciendo lo que estaba viendo en fotos pero que faltaba un pequeño detalle, se calló esperando a que yo preguntara cual, no le fallé y le pregunté para que él pudiera continuar con su fantasía para ver hasta donde llegaba. Me dijo: “Quiero que te tires pedos en mi cara puta”, le dije que no, que no podía, su reacción fue agarrarme de mis tetonas tirando de ellas y decirme: “Hazlo ahora mismo, so guarra, mira como tienes el coño de empapado”. Tímidamente hice fuerza hasta que me tiré uno, se volvió loco y metió otra vez la lengua en mi ano como un poseso, me calentó tanto que intenté de nuevo tirarme otro pedo, me salió y ya no paré, cada vez que esto sucedía él me estiraba y retorcía mis pezones, (sabe que me encanta).

Entonces empecé a tener ganas de hacer caca y un pequeño chorro de meada me salío inconscientemente, él lo notó en seguida, dejó mi culo y metió su lengua en mi coño y me ordenó que le meara, eso ya lo habíamos practicado anteriormente, ya que a él le gustaba bebérselo. Estaba algo cansada de la postura ya que no podía ver su polla, la cual me apetecía un montón comer, así que me giré hacia ella y la empecé a lamer a la vez que le ponía el coño en su boca, me volvió a insistir: “Méate puta”, dejé de oponerme y relajé los músculos para darle gusto pero me di cuenta de que si lo hacía me cagaba, asi que volví a contraerme, me dijo: “¿ No me has oído?, haz lo que te he dicho”, le dije” Tengo ganas de hacer caca, no puedo mear, si lo hago no voy a aguantar”, me dijo” Si tienes ganas de cagar suelta la mierda zorra, no ves que es lo que estas deseando ” le contesté: “Me voy a cagar en tu cara, sabes que no quiero sexo contigo porque eres un cerdo que se te pone dura cada vez que ves a una tetona como yo, así que te vas a enterar”, entonces comencé a jugar, tenía la caca al borde del ano al igual que mi pis deseosos de salir de mi, así que alternativamente contraía y relajaba para darme gusto a mi también, estaba sofocada a la vez sentía como si estuviese bajo los efectos de alguna droga y estuviese en un sueño, el me lamía la caca que me asomaba y tragaba mis chorros, ya no podía aguantar mas y dejer de oponer resistencia a la salida de mis necesidades, me sujetó bien el culo y abrió la boca, yo paré de comer su pollona, se la agarré con una mano con fuerza, como a el le gusta, y con la otra me cogí una de mis tetas para chupármela como una autentica putona, y le dije: “Ahora voy a soltar la mierda en tu cara cerdo, quédate quieto, me has oido?” Asintió encantado, lo notaba en las palpitaciones de la polla, así que me dejé, meé durante toda la cagada entre pedos, el suspiraba de gusto al mismo tiempo que con una de sus manos empezó a frotar mi clítoris, jadeábamos los dos y tuvimos un orgasmo simultaneo, mientras yo restregaba el culo en su boca para que me limpiara los restos. Tras la corrida fuimos al baño, primero él y luego yo, nos lavamos, volvimos al cuarto, apagó el ordenador, y sin mediar palabra bajamos como era habitual a tomar una copa al bar de siempre.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


3 comentarios en “Lo que me paso con mi novio

  1. ami me gusta ver a mi novia orinar pero no me tragaria sus prines, y caca menos o verla cagar tampoco

  2. Hola en cuanto a los orines no sabes de lo que te pierdes ya estando en el limite del éxtasis te excitas de tal modo que te sabe a gloria y más al ver la cara de gozo de tu pareja, las lagrimas de gozo que demuestran cuanto lo disfruta es un preludio incomparable para dar paso a una buena tanda de sexo (más si guardo algo para que cuando este sobre mi pene y me dice que no aguanta más y se mea del placer) haz el intento y veras que es buena opción para romper la rutina de vez en cuando. En cuanto a la caca yo no digo que te la tragues pero si no la verías cagar es por que no te deja cojertela por el culo ya que es inevitable que se le salga la mierda aunque sea poca ya sea embarrada en tu verga o al pujar un poco. Aaa y cuando te bañes con ella prueba mearle el chocho eso las calienta bastante.

  3. a la mierda que tal historia bueno pero yo soy igual de cochino en el sexo todo se vale yo gustosos me como la mierda de mi chica total es mi mujer asi todo lo de ella es mio hasta la mierda jajaja XD felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*