Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Putita y esclava

Era una noche que amenazaba con llover, sus pezones estabas duros por el frío, estaba sola, en aquella parada del bus, llevaba unos jeans ajustados, unas botas tacón alto que realzaban su enorme trasero, una camisa sin mangas blanca, odiaba utilizar brasier, aunque, con sus espectaculares y redondas tetas ¿Quién los  usaría? Venteaba con fuerza y su larga melena negra azabache se alborotaba, sus ojos negros y su boca carnosa completaban una ejemplar y provocativa morena.

Era tarde, y decidió caminar, estaba oscuro y comenzó a lloviznar suavemente, lo que hacia que se notaran aun más sus pechos, ahora húmedos, vio pasar a una van negra, pero no le prestó atención, sino cuando pasó por segunda vez y se detuvo a su lado, se bajaron dos hombres blancos, altos y fornidos, ella empezó a correr, pero perdió el equilibrio por las botas que usaba, así fue como la alcanzaron. Despertó en un cuarto oscuro, solo recordaba que la habían hecho respirar un pañuelo. Cuando intentó moverse notó que estaba de pie, con los manos atadas sobre su cabeza, la boca sellada con tirro plomo, bajo la miraba, aún estaba totalmente vestida, un poco mojada y nada más, trató de soltarse y gritar, al notar que sus intentos eran en vano comenzó a llorar.

Escuchó las llaves de la puerta,  entraron tres hombres y encendieron la luz, era un cuarto de tortura, con esposas, látigos y vibradores por todas partes.

– Puta, eres una belleza- Dijo el más alto de todos. Ella volteó la mirada.
– Como nos vamos a divertir contigo- Dijo otro, mientras le sobaba las nalgas sobre el jean. Ella, movía la cabeza hacia los lados, y rogaba con la mirada que no le hicieran nada..
– Busca las tijeras, uno- Dijo el único que aun no había hablado.
– Voy, dos- contesto el alto. Obviamente no utilizaban sus nombres reales.

Trajo 3 tijeras, y comenzaron a cortar la ropa de Sandra, que cada vez estaba más desesperada, cortaron el pantalón primero, y se dejó ver un coño depilado detrás de un hilo mínimo, color negro, sitió como amasaban sus nalgas, las abrían y estiraban.
Qué buena estás puta, dime, ¿eres virgen por el culo?- Dijo “dos”
Sandra asintió con la cabeza.
Quiero que entiendas que ahora eres nuestra esclava, harás lo que te pidamos, absolutamente todo, estás lejísimos de la civilización, nadie va a escucharte, nos dirás “amo” y serás nuestra  puta ¿Entendido?- Dijo arrancándole el tiro de un jalón.
Si…
¿Si que perra?- Dándole una sonora nalgada, que dejo el culo de Sandra enrojecido.
Si… Amos- Con la voz quebrada de humillación.

Le terminaron de cortar la camisa, quedando libres un par de tetas enormes y duras, con aureolas grandes y pezones carnosos. Si decir nada, uno comenzó a halar el hilo hacia arriba, partiendo el culo y el coño de Sandra en 2, mientras dos y tres le amasaban las tetas y las nalgas, mordisqueaban los pezones y le daban nalgadas, halaban las tetas y las hacían rebotar, Sandra solo lloraba en silencio, resignada. Le terminaron de quitar el hilo, estaba desnuda totalmente, sentía vergüenza…
Uno metió un dedo en su coño…
Que perra eres- Le pellizcó los labios- Estas mojadisima, puta- Busco un par de pinzas y se las colocó en los labios, haciendo que se abrieran y se vieran hinchados. Tres la soltó y amarró sus manos a su espalda.
En cuatro patas perra- Ella obedeció, dejando su culo y coño abiertos y ofrecidos, su cabeza inclinada en el suelo, sus tetas también pegaban del piso.
Dos, pásame el vibrador doble.-  Era un vibrador con dos pollas regulares, las untó de vaselina y se las metió de un empujón. Soltó un grito de dolor y placer, él prendió el aparato- Quiero que gimas perra sucia.

Sandra comenzó a gemir, le colocaron una bola de plástico atada a la boca, le costaba tragar saliva y empezó a babearse. Ella hasta ese momento no había notado que la estaban filmando, se desesperó e intentó soltarse, sintió un dolor cortante en el culo, le acababan de propinar un fustazo, corrieron lágrimas en sus mejillas, todo grabado en una cinta, Tres saco su verga, que era grande, pero no muy gruesa, se puso delante de ella y le quito la bola de la boca.
Mama puta, y cuidado con una idiotez- se sentó frente a ella, la levanto un poco,  le puso la polla en la boca y la soltó de golpe, se le ensartó toda en la boca, sin casi equilibrio para subir y bajar, se le tensaron los muslos, lo que hizo que le doliera el vibrador. Sintió otro fustazo.
Chupa perra, quiero ver como chupas- Dijo uno. Ella comenzó a chupar- Chupale la punta puta barata, callejera- Se tensaron todos sus músculos de nuevo, se irguió hasta la punta y chupo allí- Ahora baja un poco- Otro fustazo- en el medio dije- sus tetas ya no rozaban el piso y tres comenzó a amasarlas y jalarlas, Sandra sudaba, estaba tensa, en cada músculo, sintió una sacudida mientras mamaba que la hizo ensartarse de nuevo en la verga de tres- ¡¡¡Puta!!!! ¡¡Mira como te corres!!- Sandra lloraba, se sentía sucia por haberse corrido. Dos le quitó las esposas y le saco el vibrador, trajo dos pinzas más- Arrodillate- Sandra lo hizo, uno y dos se sacaron las vergas, tres le coloco las pinzas en los pezones- ¡CHUPA!- Sandra tomo dos de las vergas con la mano y comenzó a pajearlas, mientras chupaba y lamía la que tenía al frente- ¡Te vas a tragar todo guarra!- Ella asintió con la cabeza, turnaba las mamadas y pajeadas entre los tres, sus pollas estaban palpitantes, rosadas, enormes, sintió como llegó el primer chorro de semen a su boca, le dio asco…
¡¡Trágatelo!!- Dijo Tres. Y la apretó contra su polla, haciendo que se lo tragara, mientras sentía como gotas calientes empezaban a rodar por su barbilla y las otras dos vergas goteaban sobre sus tetas excitadas. Intencionalmente, acabaron sobre sus tetas y su cara…
¡Lámete eso, cómetela con los dedos!- Sandra comenzó a recoger la leche con sus dedos y a chupárselos- Que guarra y puta eres, mientras te limpias quiero que te abras y te masturbes con la otra mano para nosotros, con cuatro deditos cerda- Sandra lo hizo, se sentó, se abrió lo mas que pudo, con su coño apinzado y se metió 4 dedos, los sacaba y metía mientras se chupaba el semen de sus otros dedos- Quítate las pinzas puta y ofrécenos el culo…- se saco las pinzas y sintió otra sacudida en el cuerpo….
Que perra… ufff pero que tragona! Mira nada mas como te corres a cada rato puta desgraciada- Dijo uno, mientras ella se volteaba para ofrecerles el culo, en cuatro patas como una perra, le dio un fustazo- Quiero que los cuentes perra, son 5 por correrte y 5 mas  por puta cogida…
Uno.
Ese no cuenta, no dijiste “AMO”- se rió y le dio otro fustazo más fuerte
Uno Amo… Diez Amo…- Dos se acerco y se la metió en el culo, Sandra gimió, la agarró de la cadera y comenzó a bombearla
Que culo más apretado y rico puta… Ven- Se acostó y le hizo señas de que hiciera lo mismo- Ensártate por el culo otra vez guarra.- ella lo cabalgaba, sus tetas le rebotaban, tenía el coño expuesto…
Recoge las piernas puta esclava- Dijo tres, mientras se la empezó a meter por el coño, hicieron un sándwich y se la cogían con brutalidad- vamos perra, vamos, muévete, mueve ese culo.
Entra Ana, Sandra, esta es ana, nuestra puta más antigua- era un poco más delgada, con menos tetas que Sandra, pero su culo era enorme, estaba desnuda y con un collar de perro- Quiero que le comas el coño a mi querida Ana, entendido?- Sandra lo miró con asco y rabia, pero asintió. Ana se puso al lado de la boca de Sandra y se abrió el coño con los dedos- Comienza Puta Sandra.
Sandra saco su lengua y empezó a lamer, mientras ana solo miraba al suelo y se humedecía rápidamente, Sandra quería que la castigasen, como a ella hacía momentos atrás, así que empezó a chupar su clítoris, sintió que se venía de nuevo, sería castigada de nuevo, pensaba en ello y chupaba más fuerte, lamía con mas ganas, sintió como la llenaban de leche, como chorreaba su coño y su culo, eso la excitó más aún, llegó el orgasmo,  sus músculos todos tensos y luego relajados, había dejado de chupar, sin darse cuenta. Ana estaba callada.
¡¡¡Que la chupes puta!!! ¡¡Me has hecho enojar!!! ¡¡Quiero un 69 ahora, la primera que tenga un orgasmo sale a pasear hoy!!- Dijo uno. Ana puso cara de terror, Sandra, sin saber que le esperaba, se alegró, era su oportunidad de salir de allí… Le excitaba que ana la chupase así, le chupaba el clítoris, le metía la lengua en el coño, se esforzaba por darle placer, mientras ella, solo lamía con desdén, solo para no ser castigada, quería un orgasmo para salir de allí, se tensó de nuevo, otro orgasmo, mejor que los anteriores, Ana se arrodillo en seguida y beso los pies de Uno, se quedó allí quieta, uno le acarició el cabello- Muy bien perrita linda, muy bien, no esperaba menos de ti- La beso en la boca, ella respondió el beso, llevaba allí 2 años, ya había aprendido que esa era su nueva vida- ¡Tu!- Señalando a Sandra- ¡Ven, vamos a dar un paseo!- Le coloco un collar como el de ana y le adhirió una cadena.
¿Y? ¿Y mi ropa?- Sandra no entendía nada.
Ja! Puta!, ¿has visto a alguna perra callejera vestida?- Salieron, era de noche, pero no sabia cuantos días habían pasado, ni donde estaba.
¿Dónde estamos?- Dijo con voz queda.
En frontera colombiana- Dijo.
¿Hacia donde me llevas?- Sandra tenia más miedo que nunca.
Vas a divertir a unos cuantos guardias, será un lindo paseo putita… Es más, les va a encantar tu atuendo lleno de leche.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


4 comentarios en “Putita y esclava

  1. Mee Encantoo!! Poor favoor Poooon Laa continuacion!!!!! De Tddooos los Qee Vii Esteee Es El Mejor!Poor Algunna Razon Me Encanta Leer de Laaas Esclavas. Violaciones Y Amos! Poor esoo Te Preguntoo… Tinnes otro Qee Tengaa Algo de Loo Qe Me Gusta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*