Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La dolorosa isla negra

Até las muñecas de la dolorosa con una soga . De una de las vigas del techo de la cabaña pendía una cadena que yo había puesto ahí . Uní las muñecas atadas a la cadena de tal manera que la dolorosa quedó con los brazos en alto casi colgando (sólo casi) en punta de pies .
Contemplaba un cuerpo desnudo y estirado en la postura que siempre he considerado una de mis favoritas ; ver una mujer así simplemente me pone a mil . Era también la postura preferida de La Dolorosa , según ella misma me había dicho .
Sus piernas estaban tensas por el esfuerzo de estar de puntas .Puse 2 libros gordos en el suelo como punto de apoyo o promontorio para que ella se parase sobre ellos y así descansase . Con el resto de la soga le até también los tobillos muy juntitos .
Al fin estábamos uno frente al otro .
La dolorosa me gustaba , ¿por qué? no sabría decirlo . Con el pasar del tiempo he tratado de racionalizar las posibles causas de ese gusto formulando hipótesis que al final no me dicen mucho porque la Dolorosa era un misterio , tal vez por eso me gustaba……,me gusta aún ¿Donde estarás , dolorosa?
La Dolorosa , la Claudia , era una mezcla , un collage de ciertos fetiches sexuales que tengo; unidos a una personalidad que a mí siempre se me antojó atractiva en las mujeres , sin mencionar su morbidez lujuriosa , su imaginación , su actitud de entrega , el estoicismo conmovedor .
Al verla con sus brazos en alto obligada a mantener su tórax erguido y el vientre contraido me dieron unas ganas de hundir mi nariz en sus senos y sobacos afeitados . Pero no lo hice , había que esperar .
Dije que Claudia La dolorosa era una mezcla de aspectos que me gustaban , todos reunidos en una mujer . Su mirada oscura , insondable y melancólica , su boca pequeña poco acostumbrada a la risa . Era una mujer de tez blanca y cabello castaño , muy bello .
No era de hablar demasiado , más bien callada . Tal vez sublimaba esa escasez de palabras con la escritura ; claro , porque Claudia la dolorosa escribía:  narraciones , ficciones , poemas , todos tan extraños como ella misma .
“CUANDO ESTEMOS EN EL PALACIO DE LAS TORMENTAS NOS ABRAZAREMOS DESNUDOS EN LA LLUVIA , MOJADOS DE NOSOTROS MISMOS Y ENTONCES TÚ VERÁS ….” ¿verás ? ¿qué vería? me preguntaba yo . Esos fueron los primeros versos que me envió por mail . Me ví envuelto por ella y por la atmósfera que parecía seguirla siempre donde quiera que fuera .
Claudia también era de una lujuria a flor de piel que se encendía sobremanera cuando se ejercía fuerza física sobre ella ; entiéndase tortura , fuertes azotaínas y cualquier manera brusca o animal de hacer el amor . Dejaba su cuerpo ser invadido por otro cuerpo el cual lo tomaba por asalto . A pesar de eso , no podría decir que ella se rendía a ese asalto , no lo hacía y creo que nunca lo hará . Claudia no era de esas “sumisas” o “esclavas” . Creo que era de una categoría aparte  ,sui generis y ese era otro motivo más para admirarla.
Pero además , la dolorosa satisfacía un particular gusto que tengo por la abundancia . Su cuerpo era prominente , exhuberante a niveles que nunca había visto en vivo . Cuando me entrevisté con ella por primera vez , no lo podía creer . Debo reconocer que era gorda .De 1, 67 m de estatura , su peso fluctuaba entre los 85 y 90 kilos .
Las mujeres obesas no son de mi gusto . Sin embargo Claudia salvaba el óbice con sus medidas casi increibles : 143 , 89 y 108 . Era verdadero 8 (ocho) , muy semejante al cuerpo de las mujeres negras . Si tomamos en cuenta la grasa de su cuerpo , su cintura , no obstante lo anterior , seguía siendo bastante estrecha , al igual que su espalda ; todo lo cual contribuía a resaltar (y no creeer) su gigantomastía .
Tal era la abundancia de sus tetas colgantes que cuando vestía ropas anchas o un sueter negro que era de su particular gusto  , se tendía a pensar que su gordura era mayor aún de lo en realidad era . A este respecto se le dificultaba grandemente hayar en el comercio ropa interior adecuada . Cada uno de sus enormes pechos estaba adornado con una gran y ubérrima areola . Puede que algún remoto ancestro de la dolorosa haya venido de África , mas el color de su piel no lo delataba . Era muy blanca , más aún si pensamos que habida cuenta de su gordura no acostumbraba a andar escasa de ropas , es decir su piel se mantenía intacta al Sol.
¡que cuerpo más delicioso¡Sin embargo ella decía estar profundamente acomplejada con él : que las estrías , que las celulitis en las nalgas y muslos . Claudia me parecía ser una bonita muñeca cuyo fabricante rellenó solamente en el busto , culo y piernas , y lo demás lo dejó vacío . En su rostro no se vislumbraba la gordura del cuerpo ya que era alargado y con nariz grande . Esto último no era complejo ya que se trataba de una nariz fina , y creo que Claudia estaba orgullosa de ella .

Ahí estaba la dolorosa , atada , casi colgando . Su pubis peludo (muy peludo) me hipnotizaba . Tenía un bosque negro y brillante ; más de alguna vez había pasado mi lengua por esos pelos y probado su sabor . ¿Donde estarás mi hembra dolorosa? , ¿donde estará tu loca cabeza? .
La dolorosa me había desafiado , me estaba probando y por esa razón estábamos en esa cabaña de Isla Negra .

Conocí a la dolorosa un día , en un chat . Después de eso nos escribimos mails , por semanas . Pasamos a hablar por mesenguer . Estuvimos unos meses así ; finalmente nos citamos en un café para echarnos un vistazo . Por supuesto que al verla me gustó de inmediato , es decir , ya me gustaba , tan sólo confirmé ese gusto .Quedé fascinado . Nos volvimos a reunir y a la tercera cita tuvimos nuestra primera sesión sado.
Nuestra manera de vivir y entender el sadomasoquismo era coincidente . ¿Cuál era el sentido de la violencia y el maltrato? ¿cuál era el sentido de ese sado-masoquismo? . Con Claudia estuvimos de acuerdo en que la respuesta a esas preguntas era “UN PRETEXTO” ; el pretexto para llegar a la ternura ; la fuerza y la violencia eran el pretexto , la causa , la motivación que nos hacía desembocar en ternura. Yo siempre había opinado así . Desde niño me excitaron las mujeres en situaciones vulnerables en donde se exaltara su delicadeza , la belleza de sus formas , las situaciones en donde aparecieran como víctimas desprotegidas . Por eso me gustaba provocar esas situaciones de dolor , para posteriormente tener el “PRETEXTO” de derramar mi ternura , de hacerles probar mi consuelo y congoja por ellas .
Claudia decía estar de acuerdo con mi postura . Me señalaba que dicha manera de entender la cuestión no era tan extraña como podría pensarse . Yo creí encontrar un alma gemela . Ahora no estoy tan seguro de ello .
Antes de cada sesión acordábamos los términos de ella; siempre lo hacíamos así . Ella ponía los límites: lo que no quería sufrir , lo que no estaba dispuesta a soportar y yo me comprometía a respetarlos . En todo caso estaba la fórmula de emergencia , la palabra mágica : STOP .
Yo tenía carta blanca para hacer todo lo que se me ocurriera dentro del margen de límites que ella me había puesto . Pero si en el transcurso de la sesión , la dolorosa no se sentía capaz de resistir podía darme el aviso correspondiente , STOP ; sólo ante esa palabra yo me detendría . Esto es , si por ejemplo : la dolorosa estaba siendo azotada y ella me pedía parar el castigo , llorando , implorando desgarradamente ; yo no me detendría sino cuando escuchara de sus labios la fórmula mágica , ¡STOP¡ . Se suponía que los chillidos y lágrimas formarían parte del juego lo que no quería decir que no fueran reales o fingidas . Según ella , lo que más esperaba en la sesión eran mis muestras de cariño y ternura . El dolor valía la pena por las caricias y besitos que traerían como consecuencia . Por eso Claudia me exigía dureza y humillaciones al por mayor durante  las sesiones .

El primer encuentro fué una sucesión de bofetadas , pellizcos , estrujamiento de tetas y un Spanking contundente , para luego dejarnos llevar por el remanso esperado (de ternura). En la sesiones que siguieron , Claudia pedía dureza en términos crecientes . Siempre más y yo se lo daba . En cada encuentro los quejidos eran mayores y el dolor fué ocupando el lugar principal . Yo , al verla tan doliente cambié mi forma de enfrentar al trabajo de hacerla sufrir. Comencé a dosificar las torturas con muestras de consuelo intercaladas : azotes , luego caricias , pellizcos , luego besos , apretones luego  arrumacos …, y así. Estimaba que era una buena forma de que Claudia pudiera absorber el castigo . Pero a ella , estos intermedios de dulzura no le gustaron y prefería seguir con el modelo de las primeras sesiones en que dividíamos el encuentro en 2 partes: la tortura, propiamente dicha y la ternura .
Traté de volver al régimen antiguo pero confieso que no pude ; simplemente me era imposible propinar , por un lapso prolongado de tiempo ,dolores tan fuertes . Se lo hice saber y cuando ello ocurrió la mirada de la dolorosa se hizo más inescrutable que nunca . No me habló más y dejamos de encontrarnos .
Me sobrevino tristeza . LA dolorosa me gustaba , gozaba con ella como nunca lo hice con ninguna mujer y ….tal vez me estaba enamorando . No me escribía . Pasó un mes y mi orgullo no pudo más y le envié un mail . No contestó . Volví a hacerlo 5 veces sin resultado . Le mandé una última carta en que le ofrecía hacer las cosas como a ella le gustaban , le dije que me sentía preparado para ello . Mi plan era aplicarle un tormento y humillaciones tan devastadores que la haría arrepentirse , entonces yo ganaría la disputa , ella gritaría el STOP, quedaría demostrado que mi método “suave” era el mejor  para luego hacer el amor tiernamente ; con eso la haría mía.

Le propuse mi oferta  , invitándola a la costa , a Isla Negra . Ahí , un conocido mío , antiguo amigo , se había transformado en empresario turístico y poseía un camping con cabañas que arrendaba a los veraneantes . Era un lugar tranquilo y cómodo , además de aislado , quedaba a 2 km de distancia de la playa hacia el interior .Como era temporada de baja (estábamos en primavera) no habría turistas ,de tal manera que podría torturar tranquilo a Claudia . Le daría una lección que no olvidaría lo que redundaría en su propio beneficio .
Aceptó mi propuesta de ir a Isla Negra . Nos fuimos en bus . Partimos a las 3 de la tarde de la ciudad y llegamos a Isla negra aproximadamente a las 5 . La estación se encontraba frente a la playa y desde ese lugar había una distancia de 2 km hasta el camping . Yo , ya tenía las llaves de nuestra cabaña ya que me había contactado con mi amigo en la ciudad . Lo más razonable era abordar un taxi pero decidí que iríamos a pie  . La mirada de la dolorosa estaba muy ausente y tenía un mutismo que me parecía provocador lo que me irritaba , por lo que la obligaría a caminar , iniciaría desde ya su suplicio . Se lo dije -“para eso estamos aquí”- me contestó . Comenzamos la marcha y claudia , a los 3 segundos , se detuvo y me miró , sus ojos ahora eran suplicantes y conmovedores . -“quiero fijar tu límite , es sólo uno”-
“dime” –
“no me dejes sola en ningún momento , por favor”- Su timbre de voz también había cambiado , era el de una niña que pedía protección . “Claudia”-le dije -“no es necesario que hagamos esta prueba tonta ; me gusta el sado pero no a estos niveles , tu sabes que me gusta mezclarlo con ternura”.
“a mi también me gusta la ternura , pero quiero pagar por ella un buen precio . Está bien , si no quieres , me voy , no te obligaré a algo que tú no deseas”- Su mirada otra vez volvía a ser fría .
“está bien Claudia,vamos,repetaré tu límite y te castigaré de una forma que no soportarás y te verás obligada a reclamar el STOP , entonces , cuando eso ocurra , las cosas serán como yo diga ¿de acuerdo?” – ella no contestó , entonces yo le apreté el cuello .
“aaaaaay , de acuerdo” – dijo y siguió con la mirada ida .
“vamos”- dije y la empujé brusco -“a caminar” . El camino estaba sin pavimentar , y lo cercaba un bosque de coníferas , no se veían personas a excepción de nosotros , tampoco automóviles . Todo el ambiente estaba impregnado de un aroma a pinos .
La dolorosa , llevaba un vestido floreado , muy ancho y largo , de tipo artesanal o hippie. Ese tipo de ropas eran habituales en ella.Camuflaba así su acomplejada gordura . Acorde con ese vestuario , calzaba sandalias .
Después de unos minutos y con un trecho caminado le ordené que se quitara las sandalias -“irás descalza”- De mi mochila saqué una soga que llevaba al efecto y se la até a la cintura -“iremos trotando”- yo iría delante , tirándola con la soga y ella detrás .
“vas a sufrir mierda si eso es lo que quieres , deberás seguir mi ritmo , hasta que lleguemos a la cabaña . No quiero que te detengas”- Sabía que tal ejercicio de correr por 2 km resultaría agobiante para ella ; estaba sobrepasada en peso y no tenía costumbre de ejercitar su cuerpo . Para mi no era nada , soy fondista amateur . Tenía la secreta esperanza que eso haría recapacitar a Claudia . Ella estaba habituada a los golpes , azotes y ese tipo de cosas , pero no a ejercicios aeróbicos . Por lo demás el camino estaba plagado de piedras que irían martirizando sus pies desnudos .

“vamos cerda , corre”- Al minuto de correr , su blanco rostro se volvió sonrosado por el esfuerzo  , su cabello se movía y parecía negro . Pensé en la belleza de claudia la dolorosa ; me parecía que tan sólo yo entendía esa belleza y que había sido hecha para mi . Como el vestido llegaba hasta los tobillos , fué llenándose de polvo . Su frente y mejillas perladas por el sudor adquirieron la forma de la angustia
-“¿te falta el aire cerda? , más rápido”- tiré de la cuerda bruscamente y me respondió con un “aaay” . Sus volúmenes saltaban al ritmo del trote ; realmente le pesaban . “¿te pesa el culo?” – no hablaba , no podía hacerlo ya que debía ahorrar el aliento . Yo también seguí corriendo en silencio . El cansancio me llegaba a mi , claro que no se comparaba con el de la dolorosa . Su boca , su pequeña boca de animé japonés  iba abierta . Su vestido ya estaba mojado en la espalda y a nivel del pecho . “uf, uf , uf , uf , noo” –
“¿qué me dices cerda”? .
“no sigas por favor” – en respuesta , yo tiré de la cuerda y aceleré el paso .
“más rápido no , no por favor , no puedo más , se me sale el corazón “- yo seguí corriendo y me puse a su lado , trotando paralelamente a ella . Di un fuerte agarrón a su teta izquierda -“aaaay ” – volví a hacerlo más fuerte y se la sacudí , le dije- “sucede claudita que estas ubres de vaca te pesan , lo mismo este culo de yegua”- acto seguido le patié barbaramente el trasero y cayó pesadamente , de bruces , al suelo -“aaaay” – su rostro y pelo se empolvaron y vi sus ojos llenos de lágrimas . El vestido también se ensució , vi que su mano tenía una pequeña fisura . Se me contrajo el alma al verla tan derrotada y vulnerable pero no podía flaquear . Quedó tirada ahí , usufructuando al máximo ese pequeño y accidentado descanso . Respiraba agitada . Pobre Claudia , si tan sólo hubiera dicho STOP  -“levántate vaca inmunda”-  tomé su largo cabello y tiré de él hacia arriba como tratando de arrancar una mata de maleza  -“aaaaaaaaaaaaah”-  jalé hasta que estuvo de pié, luego le dí un bofetón en la mejilla , ella llevó sus manos a la cara como tratando de taparla  -“¿has tenido suficiente vaca?”  . La mirada de la dolorosa continuó impertérrita y a mi se me antojó altiva . Seguimos corriendo . Resistió el trote hasta las cabañas y a pesar de la agitación que experimentaba ya no se quejó . Sé cuán duro era para ella el esfuerzo aeróbico , ¡que estoicismo más admirable tenía¡

Al fin llegamos a la cabaña . Entramos y descansamos en un sofá . La respiración de Claudia seguía siendo violentamente entrecortada . Tuve intención de arrojarla al suelo sin derecho a sentarse ,pero me contuve , tenía que dejar que se recuperara . La dolorosa seguía con esa actitud aparentemente flemática que me molestaba . Saqué de la mochila un jugo de frutas y me lo bebí con avidez . Tomé uno de sus pies y ví que la planta estaba lacerada y cubierta de tierra .
“desnúdate”-  Le ordené . Claudia se sacó el vestido . Llevaba cuadros y un sostén de color blanco como ropa interior .Siempre me complacía contemplar la escena de ella quitándose la ropa íntima . La liberación de sus enormes pechos de la prisión de su también enorme sostén era un espectáculo alucinante ; el sólo pensar en el tamaño extraordinario de esa prenda hacía que el pene se me endureciera al instante ; y ahí estaba ese par de volúmenes , blancos y húmedos por el sudor .

Se quitó los cuadros  . Quedaron al descubierto sus gorduras , estrías y piel de naranja que tanto le acomplejaban.¡que enorme culo , por Dios¡ Los muslos de sus piernas eran gordos pero con las carnes apretadas . No puedo decir lo mismo de su vientre y nalgas que al más mínimo movimiento temblaban como una gelatina . Toda esa piel blanca , rellena de lípidos en sus partes más deseables hacía resaltar el bosque negro y tupido de su pubis  . Una vez desnuda le extendí alcohol desnaturalizado y dije  -“ve al baño y aplícatelo en las heridas de los pies después de lavártelos”. Se dirigió al baño cojeando del pie izquierdo y bamboleándo involuntariamente sus gigantescas nalgas .

Yo terminé mi jugo de frutas y encendí el televisor . Estaban dando un documental sobre la vida de los animales salvajes . Me entretuve unos minutos y luego me fuí al baño . La dolorosa estaba sentada en la taza del WC aseándose los pies y aplicándose el alcohol con un algodón ,como le había ordenado  -“vete perra ,de aquí , me voy a dar una ducha”-  Se puso de pie pero antes de que saliera la tomé del cabello y la obligué  a ponerse en 4 patas . Sus blancas ubres quedaron colgando y casi rozaban el suelo . Su trasero , en esa posición , no sólo se veía enorme sino groseramente redondo . Extraje un condom del bolsillo de mi pantalón y le ordené que me lo ajustara al pene . A estas alturas el miembro estaba duro y erguido y no era necesario ningún masaje previo , como siempre ella me hacía . Una vez puesto ,  y de nuevo  la dolorosa en 4 patas, se lo metí por el ano con fuerza -“aaaaay”-  se quejó . Comencé mi ataque a un ritmo suave . Llevé mi mano a su vagina y palpé con el índice su interior para ver si estaba húmeda . Ciertamente la dolorosa no estaba excitada : el ejercicio y las heridas en los pies habían sido demasiado para ella  . Su cara le hacía honor a su apodo y reflejaba angustia y desánimo .

En sesiones anteriores yo había sodomizado a claudia . Siempre su culo estaba apretado ,para mi placer y su dolor, mas ella gozaba y se provocaba los más bullados orgasmos masajeándose el clítoris paralelamente a mis ataques . Según su testimonio , las sodomizaciones le proporcionaban los más grandes placeres ; pero ahora era distinto ; ella no estaba gozando y la enculada le dejaba tan sólo dolor .

Continué con la cabalgata acompañándola con groserías e insultos . A cada embestida le agregaba un fuerte cachetazo en las nalgas . “que culo de yegua tienes”-  le decía . Por la ausencia de gozo de claudia ,diría que técnicamente eso era casi una violación . Tiré de sus cabellos para que hicieran las veces de riendas -“aaaah”- por el espejo de la pared notaba como se balanceaban las tetas : Innumerables veces había tenido esa visión y nunca me dejaba de impresionar . Cuando me vino la corrida , enterré brutalmente los dedos en sus gelatinos glúteos respondiendo ella con un grito ronco y ahogado . Fué placentero para mi , pero no estuve satisfecho . Sabía que ella no había gozado y siempre esperé el STOP que no llegó .
Mandé que se pusiera de pie , me sacara el condom y vaciara el semen en un vaso de vidrio que estaba sobre la mesa del living . “bébetelo”- le ordené . Ella cerró los ojos y tragó el esperma . “para que te calme la sed , ese es tu refresco puta asqueroza” . Acto seguido la dejé atada de las muñecas , con los brazos en alto como ya dije .

Me fuí a tomar una ducha para sacarme la transpiración que me había provocado el pequeño maratón . Mientras caía el agua sobre mi cabeza me preguntaba que seguiría después . La dolorosa no se rendía ; es más , yo estaba a punto de hacerlo . Con lo que ya le había propinado sólo deseaba consolarla , curarle sus heridas , arrumarla y hacerle el amor ; pero sabía que mi rendición provocaría su desprecio y ya nunca más la vería . Debía resistir y aumentar mi sadismo .

Volví a la sala desnudo y descalzo , secándome con una toalla . La dolorosa continuaba atada , con los brazos en alto ; aún no comenzaba a dar muestras de incomodidad , se veía serena . Encendí la estufa para entibiar el ambiente . Ambos estábamos desnudos y no queríamos resfriarnos . No obstante estar en primavera , el clima costero sin ser excesivamente  frío era muy húmedo por lo que puse la calefacción a su máxima capacidad . La cabaña era de madera y no tardaría en subir la temperatura .

“Te voy a revisar el cuerpo claudia”- Con la mano le apreté las mejillas a fin de que abriera la boca como un pez , le metí los dedos por sus encías , dientes , paladar y lengua . Apreté su nariz , le metí los dedos en las fosas nasales . Di 2 fuertes tirones a sus orejas a los que respondió con un “aay” tembloroso . Traté de introducir los dedos en sus oídos , sin éxito . Apreté de su cuello , presionando hasta que empezó a dar muestras de sofoco  , luego jalé del cabello , lo sacudí 1 , 2, 3 veces ,lanzó un “aaay” y los ojos se le llenaron de lágrimas . “Plaf” – le dí un cachetazo en la cara  -“ya deja de quejarte puta”-  . Seguí con su parte trasera , pasé mi palma por su espalda , di un cachetazo a cada una de sus nalgas y seguí bajando , pero antes me puse un guante de goma en la mano derecha y le dije  -“no quiero ensuciarme con tu mierda de puerca”-  Metí el dedo medio y luego el índice en su ano . Lo metí y lo saqué alternativamente ; luego escarbé con brutalidad  como si tratara de encontrar algo . Ella volvió a quejarse .

Me saqué el guante y continué pasando la mano por sus muslos . No se trataba de caricias sino  de un símil de revista , una búsqueda de alguna imperfección que en realidad no existía . Me puse frente a ella para revisar la delantera , pasé por sus sobacos perfectamente afeitados , por su pecho , bajé a sus ubres de vaca que tanto me gustaban  -“eres una vaca , que horribles son tus ubres”-  cuando dije eso , ella me miró fijo a los ojos . Sabía que mentía , sabía que yo valoraba esas tetas , que me maravillaba con ellas . Di tres cachetazos en sus melones , los que se movieron de manera enloquecedora como si tuvieran una vida propia e independiente del resto del cuerpo ; ahogó un quejido . Eras delicada de tetas ,dolorosa mía, como una buena y dulce hembra . Atenacé sus carnosos pezones y se los torcí , giré los dedos y casi doy 3 vueltas  -“aaaaah , aaay”-  cerró los ojos de dolor y corrieron 2 lágrimas por su cara  , -“ahorra los quejidos para después”- le espeté  . Sin soltar los pezones , tiré de ellos , de a poco , muy de a poco ; tiré , tiré ; me retiraba hacía atrás y ella avanzaba hacia adelante tratando inútilmente de neutralizar la tensión ; seguí tirando , tiré tanto que  ella dejó de pisar en los libros que yo le había puesto como promontorio y puso la punta de sus pies en el suelo . Seguí tirando   -“aaaaaaaah”-  Sus tetas abundantes se estiraron y perdieron volumen para ganar longitud . ¡Que elástica puede llegar a ser la piel cuando la tensión es mucha¡ los que no lo han visto no lo creerían . Le di unas buenas y brutales sacudidas como si se tratara de ropa mojada  -“aaaaaaah , por Dios aaaah”-  su grito fué feo y parecía estar siendo desgarrada . La solté .

Su respiración se agitó y estaba derechamente sollozando , volví a abofetearle la cara , -“¿no tienes suficiente , depende de ti seguir?”-   Como lo suponía no respondió nada . Seguí con la revisión . Pasé por su barriga y caderas , por la parte baja del abdomen , metí el índice en su ombligo de gorda y escarbé como si tratara de apuñalarla con mi dedo .

Yo no encontraba feo el cuerpo de la dolorosa . No me importaba que estuviera rellenita , eso le daba un especial encanto . Tal vez si hubiera sido otra mujer no habría ocurrido lo mismo . Es que como ya lo he dicho , el cuerpo de Claudia era naturalmente un 8 , lleno de curvas que habría seguido existiendo si el tejido diposo se hubiera acabado . No obstante ello ,quise atormentarla psicológicamente aprovechándome de su complejo . Ella sabía que su cuerpo me enloquecía pero su complejo era tan grande que mis palabras , de todas formas resultarían peor que los azotes.
Hundí mis dedos en las gorduras de sus caderas y tiré de ellas , – “mira que chancha estás, cerda asqueroza , mírate , eres un asco . Debes mirar lo fea que eres”-   Fuí a buscar el espejo de cuerpo entero que había en el baño y lo instalé en la pared frente  a Claudia de manera que ella misma se mirara . Luego volví a enterrar los dedos , esta vez en la gordura de debajo del ombligo y dije   -“mira este neumático , veo que llevas repuestos para auto , que prevenida eres, jajaja”- Apreté muy fuerte y ella lanzó un “aaaaay” , luego dijo “por Dios” . Yo lancé una carcajada y comencé a sacudirle todas las gorduras de su abdomen . “Mira Claudia , mírate , eres una gelatina”-  le lancé cachetazos a cada una de las gorduras de su vientre el que se remecía como el agua dentro de una olla llenada al tope . Di 1 ,2 , 3 , 4 , 5 cachetadas en su barriga  -“aaaaah , por Dios , no , no por favor”-  y estalló en fuertes sollozos , -“jajajaja”-  Mi risa era falsa , en realidad no quería seguir . Sin embargo la dolorosa no cedía ante el asalto de mi crueldad . Continué con el periplo de mi mano  . Pasé por los pelos sedosos de su pubis , metí los dedos dentro de su agujero vaginal , jalé de sus labios , acaricié su clítoris . Tomé una mata de su matorral y tiré como si pretendiera arrancarlo pero sin esa intención sino sólo para causar dolor ; dió un grito , quedé con unos pocos pelos en mi mano . Volví a escarbar con los dedos, su vagina . Se había calentado . Me gustaba la humedad que había encontrado ya que era señal de que empezaba a disfrutar . Estuve masturbándola unos minutos . Luego llevé los dedos a su boca y le ordené que los chupara  -“cómete tus jugos de ramera”-  , comenzó a lamer con avidez ; estuvo así un rato , tal vez 5 minutos . Miré el reloj ; eran ya las 7 de la tarde y tenía hambre .

Calenté agua en la cocina a fin de preparar un café . Me hice un sanwhich de mantequilla y jamón  de pavo y luego encendí de nuevo la TV . Me dispuse a comer . En la tele pasaban una película de wester , algo aburrida pero la estuve viendo mientras comía . Demás está decir que la dolorosa seguía atada , casi colgando y no debía comer (y seguramente tenía un hambre mayor que la mia) , sólo mirarme a mí hacerlo .

Una vez terminada mi merienda decidí estirar las piernas y dar un paseo por alrededor de la cabaña . Cuando estaba abriendo la puerta ,de pronto escuché el ¡STOP¡  . Miré a la dolorosa , la palabra mágica que había estado esperando . Mi corazón se alegró y sonreí ; pero ella continuaba con la cara seria , me miraba fijo . “¿te vas? , recuerda el límite que prometiste  respetar , no debes dejarme sola”-  era eso , mi alegría había sido prematura . -“No te preocupes claudia, sólo me fumaré un cigarro aquí afuera”-  ,  -“quédate”-  ,
“son tan sólo unos minutos”- y salí de la cabaña . Ya había anochecido , hacía brisa y ese olor de pinos mezclado con el aroma típico de la costa de Isla Negra me invitó a respirar hondo . Caminé hacia unos arbustos para encontrar el objeto que tenía pensado . Fué fácil hayarla , una varilla . La corté de una rama . Era dura , larga , flexible y fina ; excelente combinación . lA probé , jugando con ella como si se tratara de un florete . Estaba perfecta . Luego entré.

“¿ves claudia? ya llegué , tomó sólo unos minutos” . Ya dije que la dolorosa estaba casi colgando (sólo casi) atada de manos desde la viga del techo . Me propuse ensayar otra postura para darle una azotaina diferente .

En la cabaña había una gran mesa que moví hacia donde estaba claudia . La tomé en brazos (en verdad pesaba) y la puse sobre la mesa . Debo decir que continuaba atada de las muñecas y con los brazos en alto hacia el techo , lo mismo sus tobillos ; de tal manera que quedó sentada sobre el mueble con las piernas juntas y extendidas , es decir tan sólo apoyaba ,en la mesa ,su trasero y piernas . La gordura de su bajo vientre se apelotonó sobresaliendo hacia arriba al quedar su cuerpo en ángulo recto . Si duda esta posición era más cómoda que la anterior , sin embargo estaba destinada a la próxima tortura .

La planta de sus pies quedó expuesta a mi vista ; estaban muy heridas , las toqué levemente con la varilla y pecibí un pequeño gesto de dolor .
En sesiones pasadas yo había torturado a la dolorosa haciéndole cosquillas en esa parte . Soy ignaro en esos temas pero creo que existen en la planta algunas terminales nerviosas que despiertan de forma especial la sensibilidad . Las cosquillas aunque tortura enloquecedora eran una humorada , un instante en que lo lúdico de la sesión se potenciaba al máximo ;Mas ahora ,esa no era mi intención . Sus plantas estaban muy lastimadas y yo iba a comenzar a golpear despiadadamente sobre tan delicada superficie . Agité la varilla en el aire y le dije  -“esto va a doler mi chancha” . El primer impacto hizo que la dolorosa doblara las piernas intentando recoger su cuerpo . Di un segundo golpe , y la dolorosa volvió a hacer lo mismo . Me obligó a atarle sus pies a la mesa de manera que quedaran fijas las piernas a ella y no pudiera moverse .

La varilla es fina y cada golpe de ella afecta la primera capa de la piel , sin embargo causa un profundo dolor , máxime si golpeamos sobre una superficie herida . Lancé un tercer golpe  , – “sssss, oooh”- Le descargué un varillazo en los pechos y le dije  -“deja de chillar . Mira puerca , te voy a dar  sólo 10 varillazos en lo pies , pero por cada grito y quejido te ganarás 2 más “-

La ataqué con una descarga de golpes propinados con toda la fuerza de mi brazo . Al golpe 1 apretó los ojos , ahogó el lamento ; como no pudo recoger las piernas por estar fijas a la mesa entonces acercó su tronco a los pies haciéndo bailar sus tetas . “jajajajaja , ¿dolió? y es sólo el comienzo , te faltan 9 aún”. le dí otro , y otro y otro ; al quinto golpe no pudo aguantarse  , -“ggrrrr, aaay”- gritó y abrió desmesuradamente los ojos y empezó a bufar “uf , uf , uf , uf” . Le dí el sexto
“aaaah”-  volvió a agigantar los ojos y su cara tembló como en un ataque epiléptico  . Al número 7 descargó un “mmmmmm” contenido . Llegó el 8 , el 9 y finalmente el 10 , en todos ellos también conteniendo los lamentos , con los ojos cerrados y apretados , crispando mandíbulas y labios . “Ahí están los 10 pero te quejaste 3 veces y 3×2= 6 , jajaja, te faltan 6 más”   -“no sigas por favor”-
“tu sabes cómo debes pedírmelo , claudia”
“no , no “-  su lamento era entrecortado y con hipos .
“sólo 6 más”- De pronto e intempestivamente descargué un golpe , -“aaaay”- luego otro , y otro hasta completar los 6 . En todos ellos gritó sin dejar de llorar . “las 6 veces te quejaste claudia , en consecuencia tu multa a pagar asciende a 12 varillazos”
“no , no por favor “-  agrandó sus ojos y me miraba fijo como una loca ,  -“por favor , es insoportable”  .”si es insoportable dime que pare”-
“paraaaaa , no sigaaaas”-
“así no claudia, tú sabes cómo debes pedirlo”-  A estas alturas yo no sabía qué pensar . Realmente era un suplicio atroz el que sufría mas no se rendía , ¿que debía hacer? , miré sus pies ; estaban al rojo e hinchados  ¿debía continuar con 12 varillazos más? , sus lágrimas no podían ser fingidas  . “Eres una enferma perturbada claudia, tan sólo debes pronunciar la palabra y todo acaba” . Ladió la cabeza y descansó su frente en un brazo . Paró de llorar y quedó en silencio , luego dijo en un susurro , -“aun no , todavía no es tiempo”- lo dijo sin mirarme a la cara . Ya no podía más , bastaba con decidirlo , la desataba y nos devolveríamos a la ciudad ; pero nunca más vería a la dolorosa , de eso estaba seguro ; ella no diría STOP en toda la noche , era una masoquista suicida . “Eres una perturbada”.
“Lo sé , podemos dejarlo hasta aquí “-   Su voz sonó fría y lejana . En ese instante pensé en la dolorosa como el ser humano más solo del mundo ;me superaba a mi en soledad , su trastorno era extremo , ¿cuál era la necesidad de sentir dolor a ese nivel?”.
“¿qué quieres demostrar? ¿cual es el fin de todo esto? –
“ya déjalo , me voy , no eres el que busco , me equivoqué contigo”-  dijo con voz y mirada acerada . Me llené de ira y descargué un varillazo . Recogió su cuerpo y movió los deditos de sus pies como saludando el golpe :Había cerrado los ojos y pudo contener el grito ; sin duda lo estaba esperando y me había provocado . Le dí 11 varillazos seguidos , sin ninguna tregua ; se contuvo en todos pero al número 12 soltó un “aaaaaay” desesperado . Me dijo -“debes multarme con 2 golpes”-  hundí mis dedos en su teta derecha salvajemente y  dije -“el que castiga soy yo , ¿entendido?”-  Fuí a la cocina en busca de una botella de vino vacía , era de vidrio ; puse el envase en la mesa al lado de la dolorosa . Le dije -“aquí te sentarás , encima de esta botella”. LA tomé del trasero y piernas , la levanté y la senté sobre la punta de la botella ensartando el gollete en el ano . Su propio peso hizo que la punta del objeto se hundiera , penetrando en su recto . La gran grupa fué bajando hasta la superficie de la mesa como si se tragara la botella. El envase de vino , desde el gollete hacia abajo va agrandando su diámetro , se va haciéndo más ancho hasta llegar a la base .Ella no tenía apoyo para detener el avance del objeto invasor en sus entrañas . Sus piernas estaban extendidas en la mesa y sus brazos atados . La anchura de la botella y el sobrepeso de la dolorosa fueron forzando el esfinter al límite de su capacidad . La angustia y el dolor se apoderaron de su ser . Desesperada trató de flexionar sus brazos atados , procurando subir su cuerpo . Tuvo éxito ya que detuvo el avance pero sus brazos quedaron tensos , ya no extendidos sino en un ángulo de 140 grados . Se notaba el esfuerzo máximo en su rostro el que comenzaba a enrojecer . Sus muñecas atadas fueron lastimándose y sus manos a amoratarse . Pasó un minuto en esa posición ; decidí descargarle los 2 varillazos que faltaban , -“aaaah , aaay”-  volvió a abrir los ojos , otra vez grandes y desesperados . “como gritaste , debo darte 4 varillazos más y conste que no te sacaré la botella hasta que haya terminado con tus plantas” . Le di el primero y volvió a gritar ,-“oh , otra multa de 2 varillazos”
“uf, uf, f , uf , no puedo soportarlo”
“como veo que no te gusta esto de los varillazos , te propongo algo : Te doy  a elegir entre los 3 varillazos que restan o una sorpresa que tengo preparada y que no incluye este tipo de golpes”
“la sorpresaaaaaaaaaaa”- Los brazos , el cuello y la cara de claudia estaban estaban extremadamente tensos .
“tú lo has pedido , no hay varillas pero…jajaja”-  Entonces le quité las ataduras que fijaban sus pies a la mesa , mas los tobillos continuaron amarrados y juntitos . Tomé sus piernas y las levanté en el aire . El peso se volvió a concentrar en el ano y ella hubo de tensar aun más los brazos para no desgarrarse . El peso de su cuerpo era sostenido por los brazos que por cieto no eran de los más fuertes . “Deberás estar 3 minutos exactos en esta posición a partir de ahora , con eso pagarás tu multa”- le dije . Lo cierto es que claudia estaba al límite de sus fuerzas y para ella 3 minutos sonaban como 3 horas en sus oidos . “no , no por favor , no resistiré” . Sus brazos , cara y cuello temblaban y su frente comenzó a sudar . “Si no fueras tan gorda te sería más fácil , jajaja”. Sus brazos comenzaron a bajar la flexión y por ende el trasero también bajó un poco más , -“aaaay”-
“jajajaja , quedarás abierta y la mierda pasará de largo claudia”-   Otra vez volvió a hundirse la botella .
“aaaaah , uf , uf , uf , uf por favor”
“debes esforzarte claudia”-  Se completaron 2 minutos y volvió a penetrar un poco más la botella , -“aaaaaaaah , mi culoooo, Dios miooo , se rompe mi culooooo”- Apenas se completó el tiempo tomé a claudia y le saqué la botella . Su pecho estaba mojado de sudor y su cara desfalleciente . ¡que exhausta se veía¡ . Su vientre se movía acompasadamente con la respiración . La tomé del cabello y la miré al rostro , parecía una muñeca de trapo . Busqué agua en el vaso y le dí de beber ; estaba a punto de acariciarla y darle un beso . Sus manos estaban violáceas y decidí desatarla por completo . La hice bajar de la mesa . “acuéstate en el suelo de espaldas”-  le ordené  . -“pone los brazos en cruz”-   Sus enormes senos se derramaron cada uno a un lado . Estaba indefensa , cansada , con el culo adolorido . ¡que bonita era en esa posición de reposo¡ me gustaba en esa posición de gatita panza arriba . La tomé del cabello y la arrastré por el piso . La llevé al baño y la metí en la tina (bañera) . Le ordené que se bañara .

Yo fuí a la cocina a prepararme unos huevos revueltos . Era necesario que claudia descansara un poco y yo también ; aunque no sea creíble yo estaba ahíto de fuerzas , había sido degastante disparar toda esa artillería de violencia sobre ella ¿Era la lujuria lo que me estimulaba a seguir el juego mórbido de claudia? . No me estaba gustando el sadismo que a mi pesar estaba demostrando ; yo no era así ¿o lo era? . Pero si no era asi , y si no me gustaba la morbosidad de la dolorosa ¿por qué no dejaba el asunto hasta aquí? . Si se trataba de lujuria , de pura y simple lujuria ¿no habría bastado con buscarme otra mujer ? DE hecho estaba “Pepita LOca” , una chica que también conocí en el chat bdsm . Tenía su mail , pero nunca le escribí porque en el intertanto conocí a la dolorosa . ¿y si estaba enamorándome? ¿enamorándome de esta loca masoca? Es claro que también debo estar chiflado para enamorarme de semejante degenerada ya que lo que me estimulaba a  hacerlo era precisamente esa extravagancia demencial , lo excepcional de supersonalidad .

Volví a poner la TV . Era hora de noticias . Ninguna novedad , siempre las mismas estupideces . El peregrinaje por los distintos canales se me hizo monótono .De pronto me llegó una ola de aromas pefumados , mezcla de champú y colonias . Aparecía en la sala la dolorosa bañadita y con la cara rejuvenecida . Su cabello estaba mojado por lo que se veía más oscuro lo que hacía contraste con su piel blanca , ¡que bonita estaba¡ Se cubría con la toalla , quedé un instante mirándola.
salí disparado del sofá donde me encontraba sentado . Tomé su cara entre mis manos , acaricié sus cejas con mis dedos . Iba a besarla cuando noté que se crispaban sus mandíbulas . Me retuve . Le dí una bofetada que le hizo girar la cabeza , acto seguido le arranqué la toalla volviéndo a quedar completamente desnuda . Volví a atarla como antes , casi colgando del techo y con los brazos en alto , sus pies volvieron a quedar en puntas. Fuí por mi correa de cuero . La prefería a los látigos o fustas que vendían en los sex shop .

Fuí descargando los correazos en la espalda en la parte alta y la lumbar alternativamente . Golpeaba fuerte . La dolorosa hacía gestos de dolor , cerrando los ojos y poniendo la boca apretada , pero no emitía sonidos mayores .No sé cuantos les di . Cuando terminé aprisioné sus ubérrimas nalgas con mis dedos , los que se hundieron como en una esponja ; apreté barbaramente y sacudí a fin de que bailara toda esa carne preciosa   -“aaaay”-  se quejó . “te voy a dar en tu grupa yegua”. Claudia me había confesado un día que sus azotaíanas preferidas eran las nalgadas , eran la causa de calenturas infernales , según sus propias palabras .

Le dí 20 cachetazos con la palma en cada pompi . Me gustaba como se estremecían sus glúteos con cada golpe de mi mano . Ella se lamentaba con diversos “ssssss” o “aaaaah” , manifestaciones que , estaba seguro , eran de placer y dolor a la vez como una bebida agridulce . Al terminar ,exploré el interior de la concha con el índice ; estaba viscoso a más no poder como imaginaba ; era buena señal . Seguí con los golpes en los glúteos pero esta vez con la correa . Los “sss” y “aaaaah” aumentaron de volumen lo mismo el enrojerimiento del trasero . Paré un instante y palpé las nalgas ; estaban afiebradas.

Seguí dándole duro . Sus quejidos eran cada vez más altos y lastimeros . Calculaba que le había dado más de 20 correazos en las nalgas . 20 Era para mi un número indicador de “suficiente” , pero seguiría hasta 10 más . Me detuve a fin de que descansara . Claudia resoplaba y su frente se había llenado nuevamente de sudor . Fuí por un vaso de agua y le dí de beber ; tragaba el líquido como una sedienta en el desierto .

Vi el refrigerador y comprobé que había hielo . Saqué un cubo de gran tamaño . Volví a la sala . A fin de paliar la fiebre comencé a pasar el cubo por las nalgas enrojecidas ; ella respondió con “aaaaah” de agradecimiento entornando los ojos hacia arriba y casi poniéndolos blancos  . Seguí con ese masaje dejando su po-po muy mojado . Fuí pasando el cubo por entremedio de los glúteos y bajé hasta su agujero anal . Empecé a presionar para meterlo dentro . “aaaah , aaay”.
Los cubos no tienen pretuberancias , sólo esas caras cuadradas por lo que no era fácil hacer el acoplamiento , por lo demás era muy grande . Presioné más pero no entraba .Me ayudé con la botella de vino y empujé el hielo con el gollete . De pronto entró junto con el gollete , -“aaaaaah , aaaaaah , aaaaaaaaaah”-   Claudia comenzó a gemir desesperada  . “aaaaah , aaah , sácalo , sácaloooooo” . Claudia se agitaba como una demente furiosa ; se retorcía como una lombriz expuesta fuera de la tierra . Cerraba los ojos , los apretaba , los abría desmesuradamente ; bajaba y subía la cabeza ; cerraba y abria la boca ; todo su cuerpo estaba frenético , haciéndo que sus pretuberancias se agitasen como el océano tempestuoso . Claudia hacía todo eso y todo era inútil ya que nada podía parar esa sensación extraña y desesperante  de ese cubo obstruyendo el recto y helándoselo.

, -“oh , oh , oh , oh oh oooooooh”-  yo no podía hacer nada al respecto ¿cómo iba a extraerle el cubo? . En un arranque de sadismo , le volví enterrar el gollete de la botella muy profundo para que el cubo penetrara aún más . “oh oh oh oh , aaaaaay aaaaah” . Me encantaba verla en su retorcimiento de boa herida y enloquecida , de hembra indefensa y atada . Seguí con los correazos en las nalgas , pero esta vez le pegué con la hebilla de metal ; fueron 10 y algo más , pegué duro . Pero sin duda ,practicamente fueron ignorados por claudia que estaba ocupada en sufrir el agobio de ese enorme cubo de hielo en sus entrañas . Estaría ahí hasta que se  derritiera o ella lo expulsara con una peristalsis , lo que se veía muy dificil debido a la forma recta del objeto . “mmmmmmmmm” –  La dolorosa comenzó a enrojecer , las venas del cuello se hincharon . Estaba pujando para que el cubo saliera , pero este estaba atorado . Yo debía continuar con los azotes . “te quedarás asi Claudia , debo continuar , lo siento jajajaja”-   La descarga de golpes fué ahora , adelante . Le di en su vientre , pelvis , muslos , costillas ; en forma desordenada  . Sin embargo , y a pesar de lo salvaje de los correazos ella parecía indiferente a ellos y seguía ocupada de las desagradables sensaciones del pequeño témpano en el culo .

Azoté fuerte también las tetas que , después de 6 golpes ,enrojecieron ; mas también fué inútil  , la dolorosa parecía presa de un ataque de epilepsis . La dejé ahí y me vestí . La amordacé y puse una pinza en cada pezón , -“saldré a dar un paseo claudia”-
“mmmmmm , mmm”- sin duda quería decirme algo pero la dejé ahí casi colgada y con su culo helado .Continuó la estufa encendida , apagué las luces y salí de la cabaña .

Eran las 10 de la noche y corría una brisa . Caminé por la oscuridad hacia la playa . Cuando llegué a la costa me dirigí a la casa del poeta Pablo Neruda ; nunca había estado ahí ; caminé por su alrededor . Se me antojó que si Neruda hubiera conocido a la dolorosa , con seguridad le habría inspirado un poema ; “oda a la dolorosa” o algo así . Es más ,cualquier artista lo habría hecho . Seguí caminando y descubrí un bar , entré . Estaba lleno de gente , muchos de ellos extranjeros . Pedí una cerveza . Se me acercó una gringa bonita que entró a dialogar . La cerveza fué borrando mi timidez y aumentando la locuacidad de ella y la mía . Ya más tarde comenzó a cantar una chica acompañada de guitarra . Mientras escuchábamos tomé la mano de la gringa sin temor al rechazo ; ella puso su cabeza en mi hombro por respuesta . Seguimos bebiendo , pasaron las horas . El bar fué cerrado y practicamente fuimos expulsados del lugar .

Fuimos a la playa y nos tiramos en la arena contemplando el cielo estrellado completamente hebrios . En medio de la somñolencia alcohólica apareció la dolorosa . La había dejado sola , colgando y con el culo taponeado . Dios mio ¿qué hice? , miré a la gringa ; estaba dormiendo su mona . Ya casi iba a amanecer . Corrí hacia la cabaña . No paré de correr . Esta vez el maratón era para rescatar a la dolorosa , mi princesa dolorosa . Mientras corría pensaba en lo estúpido que era en todos los sentidos : en seguir el juego de claudia , en dejarme manipular por ella , en pretender estar enamorado de esa impúdica , en querer darle una lección y en dejarla sola con ese cubo en el cuerpo . Aceleré el paso . Me sentía lleno de energía , era extraño y más aún sin haber dormido y con todo ese alcohól en mi sangre .

Llegué a la cabaña y ahí estaba , colgando y hermosa como siempre . Sus ojos cerrados , desmayada . Había algo que le chorreaba por los muslos ; ¡Dios mio¡ , se había cagado . Tal vez intentó expulsar el cubo o fué producto de un desajuste intestinal causado por enfriamiento debido al hielo . La solté , le saqué las pinzas de los pechos  . Le hablé , apenas abrió lo ojos , -“me dejaste sola”- dijo , desfalleciente . La llevé al baño y la puse debajo de la ducha tibia para que calentara su cuerpo . Le limpié las heces , -“ya pasó claudia”-  le decía , mientras la jabonaba . Luego la sequé y la arropé . La llevé a la cocina y le di de beber leche caliente , luego la acosté en la cama,  muy tapada y le dí un beso .

Volví a la sala y limpié la suciedad . Me senté en el sillón y me dormí . Cuando desperté eran aproximadamente las 12 hrs del día siguiente . Fuí al dormitorio , pero la dolorosa ya no estaba , se había marchado . Dejó una nota que es el único rastro físico que tengo de ella  .

“ADIOS . Tú también me gustas y gocé cada uno de los momentos que estuve contigo , incluido el de anoche , creo que fué genial . Pero no respetaste el trato . No lo comprendes ; ya no quiero estar sola con mi soledad , es algo de lo que quiero escapar y que me persigue . Pensé que lo habías comprendido “.
ADIOS , besos, te voy a recordar siempre .

CLAUDIA , “LA DOLOROSA” .

FIN
Por favor escribe tus impresiones, críticas , comentarios o lo que que quieras decirme a
triatletaxx@yahoo.com.ar
c_barraza_rios@hotmail.com

TE LO AGRADECERÉ

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*