Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi tía Rosario

Mi nombre es José luís, pero todo el que me conoce me llama pepe. Esta es  la historia de lo que ocurrió, un verano. Hacían algunos meses que había, terminado mis estudios, secundarios y renunciado a un empleo que tenia en un almacén de provisiones, de modo que pasaba mucho tiempo en la casa. Estaba mirando televisión, cuando suena el teléfono era mi tía  Rosario, me imagine que deseaba hablar con mi madre algún asunto relacionado con la familia pero elle no estaba. Nos saludamos como siempre, me pregunto  si sabia manejar le conteste que si pero que siempre viajo en trasporte publico, ella es licenciada en derecho pero nunca a ejercido  su profesión se había separado de su marido hacia ya un año desde entonces yo no la veía. Rosario tiene nombre de rezadora pero no es religiosa, aunque si lo parecía en su forma de vestir, usaba ropa muy holgada faldas largas hasta los tobillos blusas con diseños antiguos que le llegaban hasta el cuello, mangas largas hasta las muñecas sin importar el calor el pelo siempre recogido, no es  la mujer que le pasa por el lado aun hombre y este se voltea para mirarla no entendía porque no usaba vestimentas con diseños modernos, tiene dos niños de cinco y siete años  ella es la menor de mi cinco tías maternas tenia solo  veintiochos años. El negocio de Rosario es la compra y venta de todo tipo de producto que fuera de rápida salida, me comento que había adquirido una buena cantidad de productos de belleza que ya la mayoría  estaban  pre vendidos, sabiendo ella que no estaba haciendo nada en casa me pidió que la fuera ayudar con la distribución delos producto, me dijo: la distribución se hará rápido ya que los niños están visitando a su padre así podremos dedicar todo el tiempo al trabajo en dos semanas podemos terminar. Mi trabajo seria conducir la camioneta y ayudarla con los paquetes, siempre a sido muy buena persona le dije  que si que iría ayudarla, en cierto modo sentía algo de pena por ella.

Como estaba solo en casa para decidí partir de inmediato, para así recrearme y despejar la  mente, tome algo de ropa lo eché en mi mochila, deje un recado en el refrigerador  y me dirigí a la estación  tenia que tomar dos autobuses para llegar.  El viaje tardo  cinco horas y pico cuando llegue pensé llamar a mi tía para que pasara a buscarme  ya que estaba oscureciendo, pero como no estaba tan lejos decidí camina  al llegar a su casa tocar a la puerta cuando me abrió quede sorprendido, maravillado, admirado creía  que me había  equivocado de casa Rosario se había dado un cambio radical del cielo a la tierra, tenia un vestido negro corto ceñido al cuerpo con un pronunciado escote y su pelo suelto, se veía más joven y en sus labios había una jovial sonrisa, me dio un fuerte y efusivo abrazo en el que pude sentir todo su cuerpo. Tía estas ¡guapísima! te vez preciosa eres todo un monumento, le dije mientras nueva vez la abrazaba y le di un beso en la mejilla, ese era el primer piropo que le daba a Rosario, gracias Pepe es bueno escucharlo de ti, respondió ella mientras reía, es que acabo de llegar estaba con unas amigas en una reunión de…has llegado temprano debes estar cansado por el viaje te preparare algo de cenar. Ella se fue a la cocina yo me fui a dar un baño me duche por un buen rato, para calmar las tenciones del viaje me hice una pajita ya que me dolía la cabeza y lo alivia bastante al terminar de bañarme me vestí  para ir a cenar, Rosario se había cambiado de ropa tenia un polo largo note  que no tenia nada debajo, por esa buenas tetas que se movían con libertad junto con esos pezones paraditos, no llevaba tanga lo vi bien claro cuando se estiro para tomar algo del gabinete, vi ese lindo culo sin nada que lo cubriera. Ya la estaba mirando con otros ojos.  Estuvimos hablando de todo un poco y mirando televisión, le pregunte sobre su nueva imagen me dijo: que desde hace tres mese estaba practicando una nueva filosofía de vida con un grupo de apoyo, dónde descubrí que llevaba un estilo de vida muy atrasado para mi  edad y para la época, además venderemos productos de belleza hay que lucir bien es un  asunto de mercadeo.  Yo era el primero de la familia que la veía con su nueva y sexi apariencia, me conto sobre la forma de distribución de los productos, ya era tarde dela noche nos fuimos acostar en la madrugada escucho unos ruidos provenientes de la habitación de ella pensé que había esperado que me durmiera para meter algún hombre en su cuarto un  amante que la visitaba por las noches, estaba en todo su derecho pues se había separado, decidí  ir a ver para mirar ese espectáculo, la puerta estaba abierta solo estaba ella tenia una pesadilla… tía, tía despierta, tenias una pesadilla ….Pepe soñaba que… Me pido que me quedara a dormir con ella, estaba acostado en una cama con mi

tía, ella dormía a mi lado yo no podía dormir pensando en ese cuerpazo que Rosario había guardado tanto tiempo.  Cuando estaba amaneciendo yo estaba acostado, despierto vi cuando se desnudo frente a mi, esas buenas tetas, esa chocha depiladita y las buenas nalgas que tiene Rosario, se puso ropa deportiva, me ´´despertó´´ para que la acompañara a correr al parque, durante una hora corrimos al llegar me dijo: parece que di una mala pisada porque me duelen las piernas…yo me ofrecí  a darle un masaje, se quito el pantalón quedando en tanga una tanguita pequeña diminuta  se acostó bocarriba sobre la cama, comencé a recorrer las  torneadas y bien formadas  piernas de Rosario  desde las pantorrillas hasta el final de sus  divinos muslos de muy cerca de su sexo. Yo tenía el ripio a mil, ella tenía los ojos serrados su respiración era muy profunda, me gustaba esa sensación de estar tocando su cuerpo; ella lo estaba disfrutando mucho, al terminar el masaje me dijo: gracias Pepe me siento mucho mejor estuvo muy interesante tu masaje. Me fui a bañar  donde aproveche y  me hice una millonaria paja a la salud de mi tía, al salir del baño me puse a reflexionar sobre todo lo que había ocurrido, me había masturbado a nombre de una mujer que durante años no despertó en mi el mas mínimo interés, no tenia quince horas de haber llegado a su casa, y ya le tenia unas ganas a mi tía lo cierto era que con su nuevo look, Rosario había dejado al descubierto el tesoro corporal que tenia escondido por su anterior forma de vestir, que llamaba la atención de muchos. Salimos a entregar la mercancía todo era pagado de contado, había un buen dinero, ella nunca tubo que cargar una caja ya que siempre alguien le ofrecía su ayuda, eso simplificaba mucho mi trabajo era una ventaja, durante la primera semana ocurrieron varias cosas que aumentaron la tensión sexual que había entre nosotros o la que sentía yo, sin embargo no ocurrió nada, pero un día  en una carretera de poco transito se nos hiso de noche. Como estaba conduciendo desde tempranas horas de la mañana decidí parar para tomarme un respiro, cundo ella me dijo: te he visto masturbándote algunas veces ¿en que piensas cuando lo haces? Entiendo que es algo natural. No podía creer que me espiara menos que me lo dijera. Pero como ella lo había dicho es algo natural, comencé a contarle sobre algunas cositas de mi humilde experiencia… lo que hiso que ella se calentara vi cuando disimuladamente se comenzó a tocar por encima de su ropa; el abultamiento en mi pantalón era notorio, de repente Rosario se tendió sobre mis piernas y sin decir palabras alguna saco mi verga y comenzó a darme una genial mamada ´´yo no me lo creía´´ se metía la pija bien adentro de su boca, me la estaba chupando de una manera súper excitante. Lo hacia rápido por momentos suave y aceleraba otra ves, pasaba su lengua por mis testículos entre tanto me masturbaba con su mano. Yo me estiré levante su falda para acariciar ese hermoso culo, ensalivando mi dedo anular y metiéndolo en su orificio anal  dándole vueltas como si fuera como si fuera un tornillo al que se le esta dando rosca  que buena mamada me estaba dando; cuando me vine salió un chisguete de leche que fue a parar  al techo de la, camioneta  ella rápidamente al ver como salía mi leche,  arropó mi glande con sus labios absorbiendo el semen que seguía saliendo, no dejo escapar ni una sola gota se lo trago todo… dejo bien limpia mi pija, se levanto de encima de mis piernas se hincó sobre el asiento tomando con su lengua el semen que colgaba en el techo de la camioneta besándome con sus labios llenos de mi leche nos besamos apasionadamente compartiendo el semen . Estábamos extasiados, llenos de una lujuria que nos dominaba, pero ya era tarde de la noche la casa no estaba cerca, pensé acelerar a fondo para llegar mas rápido; no lo hice, no quería tener un accidente pero estábamos bien calientes así que paramos y entramos a un hotel. Al entrar a la habitación nos desvestimos,  la arroje sobre la cama comencé chupando los deliciosos  pezones de Rosario esas buenas tetas que tiene, seguí bajando besando su pecho su vientre hasta llegar a su  chocha que me comía con ansias dándole mucha le lengua en su delicioso sexo que estaba todo mojadito por sus jugos, pedía que se lo metiera… YA METEMELO QUIERO TENERTE DETRO DE MI CLAVAME QUIERO SENTIRTE PEPE YA…mi pene estaba en su máxima expresión lo metí en su vagina hasta lo mas profundo de un solo empujón, me sentía en gloria sobre el cuerpo de Rosario dándole con fuerzas tocando todo  su cuerpo ella gemía jadeaba yo también,  cambiamos de posición ella se sentó sobre mi pene se movía de arriba abajo de un momento a otro acelero se movía  como una salvaje  veía como  mi miembro entraba  y salía de su cuerpo mientras con mi manos tocaba sus  tetas las apretaba las estrujaba  me corí en su vagina mi pene seguía al palo dentro de ella…tenia muchos bríos cogiéndome a mi tía…lo hicimos al estilo perito, a ella le gusta mucho esta posición  realmente lo estaba  disfrutando, volví a correrme dentro de la vagina mi tía. Terminamos los dos tirados en la cama Rosario al ver como mi erección desaparecía me acariciaba el pene  con su mano lo llevo a su boca otra ves no hiso falta mucho chupe para que mi miembro  recuperara su fortaleza me dijo: Pepe, quiero que la claves en el culo, hazlo suave, mi culito es un novato dámela la quiero ¡Bien¡ métemela,  tu garrote es el único que he tenido aparte del de mi ex marido hacia doce meces que no tenia sexo … Puso su culo levantado de frente a mi le puse en el culo un poco de lubricante de ese que dan en los hoteles , tome mi garrote lo dirigí a su ano,  lo estaba metiendo  en su esfínter entro con facilidad pero se sentía muy apretado tenia mis dedos metidos  en su vagina estimulando su clítoris eso le proporciona mas placer a la mujeres  metía  y sacaba mi pene de su culo lo hacia suave pero con firmeza, estuve bombeándole su culito por varios minutos. Ella gemía le gusta este tipo cogida, yo ponía todo mi empeño para que ella disfrutara para que sintiera mucho placer empezó a decirme: SOY TU PERRA  SOY TU PUTA COJEME  DAME DURO PARTEME EL CULO PEPE QUE RICO… mi excitación era mucha me corrí llenando de leche el culo de Rosario,… hasta el pene me dolió cuando eyacule… cuando lo saque vi como su ojete  se quedo abierto como un circulo de carne estábamos satisfechos de sexo dormimos abrasados.  Este fue el primer de muchos buenos polvos con mi tía en otro momento le seguiré contando. Nunca habría pensado que aquella mujer tan sumisa tan recatada daría un cambio como ese, mucho menos que tendría sexo con Rosario me sorprendió.  ENVIENME POR FAVOR SUS COMENTARIOS Y OPINIONES A ESTE CORREO.ericsson162009@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*