Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La noche del hombre puta

El doctor XXX había hecho el mayor descubrimiento del mundo sexual. Había ideado una fórmula química de hormonas que convertía al más macho en una mina de aquellas por un rato, mientras duraba el efecto. Era casi como el hombe lobo, pero en este caso el hombre se transformaba en mujer; sería el hombre-puta Al buen doctor le gustaban las mujeres, pero hacía tiempo que fantaseaba con ser una por un rato. Se inyectó la formula una noche solo en su laboratorio y esperó. Pasados unos minutos empezaron los cambios. Primero, le empezó a crecer el pelo de la cabeza y tomó una textura como el cabello femenino. Luego se le angostaron los hombros y ensancharon las caderas. Perdió por completo el vello de las piernas y del resto del cuerpo, así como de la cara. Aquellas se le contornearon y tomaron forma femenina. Le crecieron tetas y se le aumentaron los glúteos. Las pestañas se le alargaron y la boca se hizo más carnosa. Sin embargo, conservó la pija y las bolas, sin obtener una concha. O sea que quedó como el travesti más bueno (para coger) del mundo.Se maquilló bien y buscó lencería que hacía tiempo había comprado. Un corpiño de encaje, una bombacha cola-less, ambos rojos, medias de red, una minifalda negra, un top rosa , una chaqueta corta y stilettos, con los que pudo, gracias a la transformación , caminar perfectamente. Quedó hecho una terrible puta, el hombre -puta. Salío a buscar machos.

Se paró en una oscura esquina poco transitada. Al rato pasaron dos tipos que le empezaron a decir cosas. Para su sorpresa, él les dijo que era gratis, que lo hacía por placer. Los tipos y el Doctor se fueron al bulín de uno de ellos. En el camino les confesó que era hombre, lo que les sorprendió y les costó creer, pero viendo lo bueno que estaba y las ganas que tenían no les importó. Llegaron y se besaron con todo, entre los dos le sacaron la ropa, y quedó en corpiño, medias y zapatos, con la bombacha bajo las medias, obviamente. Él/ ella empezó a chupar ambas vergas, un poco una, otro poco otra. Después se puso en cuatro y se dedicó a una sola, mientras el otro tipo se ocupaba de su cola. Le bajó las medias y la tanga, le metió un par de dedos, luego la lengua, y finalmente le untó vaselina.  Luego introdujo suavemente su miembro. Así, mientras a uno se la chupaba el otro le daba embestidas. Luego de acabar, cambiaron lugares. Así que ahora tenía al tipo al que le había hecho el pete atrás, y al que se lo cogió adelante, de modo que chupaba la verga que había tenido en el culo. Pasado un par de horas de puro sexo ( los tipos eran insaciables) el doctor xxx recordó que estaría por irse el efecto de su pócima, así que dejó a los tipos con una excusa y su número de celular. Llegó a tiempo al laboratorio. Antes de cambiar de forma aprovechó y se manoseó a él mismo, tocan do sus partes femeninas, y se hizo una buena paja. El sexo con esos dos hombres lo había dejado caliente a él sin poder acabar. El pecho le absorbió las tetas, le creció el vello, le cambió el culo , la boca y las piernas, todo volvió a ser de un hombre. Satisfecho y con el culo rotísimo, el doctor xxx dijo:

“Es lindo ser mujer pero como duele!”, mientras se ponía una crema en su ahora baqueteado ano.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Un comentario en “La noche del hombre puta

  1. Pingback: lenceria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*