Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

EL PIBE QUERÍA SOLO DEDO, PERO YO…

Estaba yo tomándome un trago en el bar de la sauna masculina cuando observo un pibe invitándome con los ojos. Yo atiendo solícito al llamado. Figo me toma de la mano y me lleva para un lugar oscuro. Pasa de leve sus labios por mi rostro. Figo es guapo. Um trigueño claro de cabellos rizados y cuerpo atlético. Lê doy un beso en la boca. Es un beso demorado, mojado, bien caliente. Mi poronga se queda tiesa y presiona la pierna de Figo. Vamos para un apartado y nos trancamos. Figo me dice:

-meteme el dedo en el culo, cogeme rico con el dedo-

-¿con el dedo? ¿solo el dedo?-

-sí hombre. Me gusta que me cojan com el dedo-, diciendo esto y Figo empina las nalgas, las abre con las dos manos, mientras se apoya en la pared. Yo preparo mi dedo de enmedio, le pongo un poco de saliva. Comienzo a meterle el dedo. Figo es muy apetecible. Tiene um culón y tanto. De carnes duras y empinado. Mi dedo lê hurga profundo.

-meteme otro dedo-, me pide Figo en forma de súplica. Yo le empujo dos dedos. El culo del pibe es caliente y apretado. Mastica mis dedos con su esfincter.

-ay, ay, que rico. Cogeme cabrón, cogeme con tus dedos-, gime Figo. Después de un buen rato en aquel juego escucho a Figo decir:

-me voy a quedar de cuatro patas para que me metás otro dedo-. Se queda. Yo le meto tr es dedos.

-cogeme rico, metéme todos tus dedos, ay que rico-, dice Figo agitado. Aquel culo es muy lindo, una tentación muy grande. Mi verga está doliendo de tan parada. Ella, es decir, mi verga solo quiere una cosa: entrar en aquel culo. Sentir su calor, su apretado sabroso. Yo hurgo el culo de Figo con mis dedos. Él pide más. Le meto un cuarto dedo. Giro mi mano despacio, hago presión, el pibe se contorsiona. Nunca había visto a alguien así. Que le guste que le metan muchos dedos.

-ayyyyyyyy, cogeme así, que rico-

-¿estás sintiendo rico?-

-sí, podés continuar-.

Entonces una idea se me viene a la mente. Cogerme a Figo. Meterle toda mi verga. En un descuido cambio los dedos por mi pija y se la meto. Pero t engo cuidado de no rozarle mis pendejos en las nalgas.

-ay que dedo grueso, duro, delicioso-, suspira el pibe. Me lo cojo y debido al tiempo de espera que fue demorado, rápido me corro y le baño las tripas  con mi esperma. Figo salta asustado.

-hijo de puta, me cogiste de verdad!-

-así es mi amor, no aguanté solo meterte el dedo. Vos tenés un culo muy tentador-

-¿y el sida?-

-yo no tengo ¿y vos?-

-yo también no-

-entonces disfrutá. ¿no estás sintiendo rico mi esperma saliendo por tu orto? Reconocé que estás sintiendo rico-

Figo toma la toalla y sale. No quiere saber más de mí. Pero me lo cogí antes. Solo el dedo era muy poco. Me cogí el culo de Figo. Fue muy sabroso.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*