Archivo por meses: diciembre 2008

Carlita, mi sobrina

Hola amigos lectores les voy a narrar una historia que sucedió hace un par de años. Mi nombre es Juan tengo 27 años, estoy casado desde hace 4 años.

Todo comenzó cuando una hermana de mi esposa nos visito recién nos habíamos casado, a la casa llegaron mi cuñada su marido y sus dos hijas, la mayor tenia en ese entonces 13 años y la otra como 9.

Yo ya conocía a todos y a mis nuevas sobrinitas; pero tanto mi esposa y yo nos percatamos que Carla (mi sobrina de 13 años) estaba muy desarrollada, le había llegado la pubertad, estaba mucho mas alta, sus senos ya eran redondos y las caderas se le empezaban a anchar.

Después de 4 años ya veía a toda la familia de mi esposa como mía también. Pero un día mi cuñada y sus hijas nos visitaron nuevamente. Para entonces Carla ya era toda una mujer, su cara era preciosa, sus tetas eran muy grandes, su pequeña cintura y sus bien paradas nalgotas eran evidentes del ejercicio que hacia, además de sus bien torneadas piernas.

Recuerdo que los días que se quedaron en nuestra casa, Carla siempre usaba un escotazo de miedo, parecía que se le saldría una de sus niñotas, unos jeans súper ajustados realzando sus nalgas, en las mañanas traía un pans también ajustado que dejaba marcarse el encaje de sus calzones, mmmmmm, era una delicia.

Pero lo verdaderamente interesante comenzó un fin de semana, en el que nos invitaron a una boda de unos amigos cercanos, yo debía ir a trabajar pero llegaría a casa a tiempo para bañarme e irnos; pero todos conocemos el trafico en la ciudad de México, así que me retrase mas de una hora, al llegar les dije que mejor se adelantaran a la misa y yo las alcanzaba en el salón, pero había otro problema Carla aun no se bañaba, ellas también se atrasaron, aun así me dijeron que si se iban a adelantar y que Carla y yo las alcanzáramos en mi coche.

Mi esposa, mi cuñada y pequeña sobrina se fueron; Carla me dijo: -solo voy por mi toalla y me baño rápido tío.-

Al verla entrar al baño, me dirigí a mi cuarto por mi ropa, pero antes de entrar me di cuenta que la puerta del baño no estaba completamente cerrada, creí que ella la cerraria luego. Me quede mirando un rato y la puerta seguía ligeramente abierta solo uno o dos centímetros, aun no escuchaba el sonido de la regadera, el libido y morbosismo me inundaron mi mente y cuerpo y poco a poco me fui acercando al baño.

Al asomarme alcance a ver su silueta, apenas se estaba desvistiendo, ya estaba solo con brasiere y desabotonando sus jeans, giro un poco y quedo de perfil hacia donde yo estaba, y sus enormes chichis se veían tan lindas tan redondas, su brasiere blanco de encaje era muy sexy, al irse quitando su pantalón, se inclino un poco y me dejo ver sus panties rosas de encaje, con esas nalgas tan perfectas, sus increíbles piernas quedaron al descubierto.

Mi pene ya estaba reaccionando a lo que mis ojos veían, creí que primero se quitaría el brasiere pero no fue así, quedando casi de frente hacia mi, empezó a bajarse el calzón, y mi corazón latía muy rápido, así de rápido termino de levantarse mi verga al ver los pelitos de su hermosa concha, era claro que se los recortaba dejando solo una hilera de pelitos en el centro, dejando a la vista su deliciosa puchita, pero para mi sorpresa no termino de quitarse sus panties, los dejo en sus rodillas, no sabia por que hasta que dio un paso atrás y se sentó en la taza, y empezó a soltar su chorro amarillo, mientras sin darme cuenta mi mano ya estaba dentro de mi bóxer acariciando mi pitote, no soy muy aficionado a la lluvia dorada, pero espiar a mi sobrina echar su orina me calentó muchísimo, al terminar de mear, tomo un pedazo de papel, se limpio su pucha, se levanto y giro para jalar la manija, justo ahí fue cuando pude ver sus hermosas nalgas, solo de acordarme mi pene se para de nuevo, se alcanzaban a ver unos cuantos pelitos y también algo su delicioso y apretado culito, dejo se cayera su calzón cuando empieza a desabrocharse su brasiere, quedando de espaldas hacia mi, se lo quito por completo pero cuando se metía a la regadera volteo y por fin vi aquellos monumentos tan perfectos tan grandes tan jugosos, mmmmm, sus pezones eran grandes color café claro.

En ese momento ya me había desabrochado el pantalón y sacado mi miembro para masturbarme.

Ella se metió a bañar y mientras enjabonaba sus curvas perfectas yo me pajeaba observando a mi querida sobrina tocar su cuerpo. Jamás olvidare a sus tetotas enjabonadas la forma en que se inclinaba y me dejaba ver su precioso culo, sus nalgas y por supuesto ver el jabón en su conchita me volvía loco.

Al estarse enjuagando yo seguía pajeandome, ella se veía tan sensual tan tierna y lo mejor es que ella no sabia que yo la observaba, cuando vi. que ya iba a salir de la regadera creí que me vería y me fui a mi cuarto sin poder venirme, pasaron unos minutos y me verga seguía bien parada.

Luego escuche la voz de Carla: – ya termine tío!-

Espere unos minutos y le dije, que fuera a revisar lo que nos llevaríamos y lo echara al auto; en cuanto lo hizo me deslice a su cuarto y robe sus braguitas, las tome y en seguida me dirigí al baño , en cuanto llegue me acerque su calzonzote a mi nariz  y aspire profundamente, era un olor algo amargo supongo de su culito pero con un toque de flores, mmmmmm, delicioso, decidí bañarme y recordando esas imágenes de mi sobrina encuerada y con sus panties en mi mano termine de masturbarme y me vine pensando en que eyaculaba en su apretado culito.

Fin

Muevete

Es medianoche y mi marido ronca a mi
lado, no consigo dormir, mi mente es como una película que va
repasando en varios cortos distintos capítulos de me vida, son como
destellos que iluminan brevemente cada escena,  no existe orden ni
lógica entre mis recuerdos, sólo un denominador común, sexo,
placer, gozo, lujuria o como tu quieras llamarlo.

Sí, sé perfectamente que estoy
caliente, desde hace unos meses que la escena se repite y cada vez
soy más consciente de ella.

Amo a mi marido y el me ama, de eso
estoy segura, pero por su enfermedad cada vez nuestras relaciones
intimas son mas distanciadas, mas distanciadas y más breves,
dolorosamente breves para mi.

Esta vez no ha sido distinto, sabe
prepararme, definitivamente siempre fue bueno excitándome, me gusta
como me toca, me gusta como me besa, me gusta como me habla
cochinadas al oído y como me va desvistiendo, como se va adueñando
de mi cuerpo y de mi voluntad.

Cuando él pone mis piernas en sus
hombros, yo hace rato que estoy lista, mi conchita es una fábrica de
jugos y me duele por lo congestionada que está, él desliza su pene
por mi rajita llegando a tocar mi clítoris con su glande, disfruto
mucho esa caricias tan especiales pero quiero carne, carne de verdad,
dura, ansiosa, penetrándome, llenándome.

Deslizo mi mano entre mi piernas y tomo
su pene, aún no está completamente  duro,  pero sirve, lo aprieto
con los dedos en la base y logro que se endurezca un poco más,
dirijo su glande a mi vagina y levantando las caderas logro mi
ansiado objetivo,  la cabeza de su pene ha traspasado mi entrada. Se
siente tan rico, me siento tan bien, querida, amada, deseada, gozada,
si, sobretodo eso, su gozo es evidente.

Trato de no pensar, de concentrarme en
él, en sus embestidas y en su sexo recorriendo y llenado el mio,
pero mi mente parece tener vida propia y cuenta sus movimientos,
igual trato de estimularlo con mis palabras,  4, 5, mmm, que rico
papito, así, dale, dale, 6,7,  que rico se siente, 8, métemelo
papito métemelo, 9 acaba y se acaba, siento su leche calientita,
siento su pene latiendo dentro mio y luego como se achica, pero mi
orgasmo no llega, hace tantos meses que no llega.

Él casi se desmaya al lado mio, me
besa apasionadamente y se duerme casi de inmediato. Me duele en la
entrepierna, me miro, mis labios están gruesos y muy obscuros, de un
color violáceo, mi clítoris duro y alzado como un pequeñisimo
pene, mi abertura se nota muy claramente, como una boca ansiosa,
hambrienta, su semen escurre de ella como burlándose de mis ansias,
me meto un dedo, entra con mucha facilidad, me meto el segundo, se
siente más apretado y mejor, pero no es lo que quiero, ¿quiero?,
más bien necesito, si eso es más claro, necesito un pico que me
haga gozar, que me haga gritar de placer y que me quite estas ganas
de una buen vez.

Recuerdo que hace un buen tiempo me
sentía así, pero era muy joven para darme cuenta y muy pudorosa
para reconocerlo. Fue casi un año después de separarme de mi primer
marido, un patán alcohólico y bueno para nada, salvo para la cama,
me embarazó a los 17 años cuando aún estaba yo en el liceo, antes
de cumplir tres meses de embarazo me casé con él pese a la
oposición de mis padres y mi vida cambió.

Antes de casarme el sexo había sido
algo muy poco frecuente en mi vida, ese mismo año había perdido de
virginidad con un compañero de curso, nada especial, ni traumático
ni especialmente rico, sólo pasó.

Luego conocí a Juan, mi primer marido,
pololeamos y rápidamente llegamos a la cama, siempre escondidos y
sin mucho placer de mi parte, me embaracé y culeábamos menos, ahora
mis padres me cuidaban más que antes y se nos hacía más difícil
el estar juntos.

La noche de bodas mi vida cambió 100%,
aún con el vestido de novia puesto y en el baño del hotel donde se
realizaba la fiesta nos comenzamos a poner al día, parados, yo de
espaldas a él y afirmado mis manos en la taza del baño, mi vestido
arremangado en mis caderas y él afirmado de ellas, me sacó los
calzones y se los guardó en su chaqueta, luego su verga
penetrándome, rico, sin miedos y sin culpas, ahora era legalmente su
mujer.

De fondo se escuchaba una romántica
canción de Luis Miguel cuando me corrí por primera vez en mi vida.
Luego el baile, la fiesta y la diversión, yo bailando vestida de
blanco como toda novia, pero sin calzones y con su leche escurriendo
por mis piernas. Ese fue el principio de mi placer.

Juan era realmente bueno en la cama,
ahora lo sé, tengo con que comparar, tengo mucho con que comparar,
desde que nos casamos y hasta casi el día antes que naciera la bebe
fue pico, pico y mas pico. Era lo primero que hacíamos en la mañana
y lo último en hacer antes de dormirnos, durante el día me llamaba
por teléfono solo para decirme cosas calientes, los fines de semana
no nos levantábamos de la cama, era culear y volver a culear.

Yo me sentía tan sexy, tan deseada,
tan linda, con mis pechos enormes y con mi guatita de embarazada
también cada día más grande. Me gustaba cabalgarlo, así
controlaba el ritmo y la profundidad de la penetración. Mientras lo
hacíamos Juan me acariciaba la barriga y la bebe se movía mucho, es
como si sintiera que lo estábamos disfrutando. El último mes de mi
embarazo me daba miedo que me penetrara, así que yo me ponía de
espaldas en la cama y habría bien las piernas, Juan se conformaba
con deslizar su pico entre los labios de mi conchita, sólo
rozándome, sin meterla,  cuando estaba próximo a terminar se
levantaba y se masturbaba hasta acabar, mojándome con su leche la
barriga y las tetas, luego me la desparramaba con su manos como
haciéndome masajes, er tan rico, tan erótico. Visto en
retrospectiva fue un tiempo de mucho placer. Un placer casi animal,
ufff como extraño culear así, como un par de perros en celo y
acabar entre gritos y garabatos,

Nació nuestra linda Bebe, que
cuarentena ni que nada, como a los 20 días ya lo tenía encima mio,a
Juan le gustaba mamarme las tetas mientras me culeaba y tomarse la
leche de la Bebe. Lamentablemente rápidamente comenzaron las peleas,
que la plata no alcanza, que ya no te puedo culear cuando quiero
porque está la Bebe, etc.

Juan comenzó a llegar borracho y con
eso comenzaron los golpes y malos tratos, yo por orgullo me callé y
aguanté todo, incluso el sexo violento o cuando yo no quería y me
tomaba a la fuerza, un día lo sorprendí con una prostituta en
nuestra cama. Me callé y aguanté, pero rápidamente me vengué de
él.

Una tarde muy fría, sin saber mucho
cómo ni porqué, me encontré en pelotas cabalgando al vecino, un
estudiante universitario no muy agraciado. Él insistía en usar
preservativo pero yo me negué, quería sentirlo, quería que me
acabara adentro, lo hicimos casi toda la tarde, hasta poco antes que
llegará Juan.

Juan llegó borracho y con ganas de
pelear, yo no hice nada que le molestara, era la mujer más tiernas y
cariñosa, con mimos y arrumacos lo lleve a la cama, lo desvestí y
me desvestí bailando para él, Juan se excitó de inmediato y me
quiso coger, yo me hice la loca, y comencé a chupárselo, lentamente
me dí maña  para poner mi vagina es su boca, si haciendo un 69 muy
húmedo, creo que nunca se lo había chupado tan rico, sentir su
lengua hurgueteando en mi vagina, tomándose sin darse cuenta la
leche de mi vecino fue un afrodisiaco muy fuerte. Ambos duramos mucho
rato, yo porque no quería terminar, él porque yo prolongaba su
placer con mi boca, retirándome cuando sentía cerca su orgasmo y
apretando la base del pene o ligeramente los testículos para que
durara más, mientras tanto yo me follaba su boca, me movía como
loca, deslizando mi vaginas por toda su cara, embadurnando su rostro
con el semen de otro hombre, sintiendo a ratos  que él no podía
respirar porque su nariz se había metido en mi conchita o en mi
culo.

Terminé gloriosamente, con su pico
tomado con ambas manos y eyaculando en mi cara, a cambio  su cara
estaba toda pegajosa con el semen de mi vecino y mi maridito  me
había chupado y metido la lengua hasta por el culo.

Me fui esa misma noche, sin decirle
nada, sin despedirme y sin escándalos, él nunca me buscó ni a la
niña.

Perdón, me fui del tema, te decía que
antes había sentido ese dolor en la entrepierna, dolor de falta de
sexo y de necesidad de pico. Fue casi un años después de separarme,
mas o menos  tres meses antes que ese dolorcillo me acompañaba y yo
no sabía a que atribuirlo. Trataba de hacer mi vida normal pero no
había permitido que ningún hombre se me acercara, siempre he sido
naturalmente coqueta y pretendientes no me faltaban, pero yo no
quería nada de los hombres

Orgullosa, vivía con mis padres pero
subsistía con mi trabajo, en un pequeño almacén de barrio que
instalé en la cochera. Necesitaba con urgencia algunas cosas que las
distribuidoras de gaseosas regalaban o prestaban  a sus clientes,  un
mejor letrero, un par de mesas plásticas con sillas y quitasol, pero
sobretodo una conservadora refrigerada. El problema es que como
cliente era muy pequeña y no calzaba con sus políticas de
Marketing, además, recién acababa de cumplir 20 años y no les daba
ninguna garantía.

Llevaba tres meses tratando de que me
recibiera Roberto, el encargado de Marketing de la distribuidora pero
nada, decidida, me fui sin cita previa y dispuesta a esperar hasta
que me recibiera. Era un lugar en el barrio industrial alejado de la
movilización pero me las arreglé para llegar, me hizo esperar dos
horas pero me recibió, no me prometió nada pero al menos me
escuchó, yo insistía e insistía, creo que molesté tanto que me
dijo “ok, vamos a ver tu pequeño negocio y veremos si tiene tanto
potencial como dices”

Fuimos en su camioneta, desde el barrio
industrial llegamos a un avenida donde pasaba movilización, se
detuvo, quitó los seguros de las puertas y me dijo “Mira, allí en
la esquina puedes tomar movilización hasta tu casa”. Lo mire
intrigada y traté de protestar, estaba echándose para atrás y
dejándome sin las cosas que yo tanto necesitaba. Intenté protestar
pero él no me dejó, puso su mano en mi rodilla, me molestó mucho
su patudez pero algo me dijo que era mejor escucharlo; “No me estoy
arrepintiendo, si quieres te puedes bajar ahora y aquí no ha pasado
nada, mañana ira un técnico a evaluar el local y su informe
decidirá, si es como dices las cosas son tuyas” Gracias, gracias
le dije espontáneamente, el cinturón de seguridad evito que me
abalanzara sobre el y lo abrazara, me hizo callar nuevamente; “ahora,
si quieres no te bajas”.

Me sonrió, lo pensé una fracción de
segundo, baje la mirada y en silenció bajé el seguro de mi puerta.
Roberto puso en marcha su camioneta y se metió en el tráfico,
manejaba con una mano, la otra mano acariciaba mi pierna y lenta pero
inexorablemente se dirigía a mi tesoro, cuando me tocó la vagina
por sobre mis calzones dí un respingo y entendí al fin que era ese
dolorcillo y cual era el remedio, necesitaba coger, llevaba casi un
año sin hacerlo y lo necesitaba imperiosamente.

Avanzamos una pocas cuadras entre el
tráfico en silencio, él con su mano en mi entrepierna y yo con la
mía en la suya, quería tocarlo, sentirlo mío, me daba la ilusión
que si dejaba de tocar su verga me despertaría de un sueño, un rico
y caliente sueño.

Rápidamente Roberto dobló hacia un
pequeño hotel para parejas, nada más entrar a la habitación me
afirmó contra la pared y mientras me besaba me desabrochaba el
vestido, me tocaba los senos, me apretaba el culo, me acariciaba las
piernas, parecía tener muchas manos y todas sabían donde tocarme,
una mano se metió bajo mi ropa interior y un dedo se deslizó por mi
húmedo canal, ahahahah, ahahahah, gemí fuertemente, él respondió
metiéndome la puntita del dedo en mi conchita, que rico se sentía,
que caliente me ponía ese hombre, él metía su lengua en mi boca y
yo se la chupaba como si le estuviera chupando el pico.

Dejé escapar un largo y sensual
aaaaaaaaaaahhhh, tomé su mano con la mía y la empuje hacia mí, su
dedo se deslizó completamente en mi conchita, hay, hay, Roberto
retiró su dedo, no tontito se siente rico, volví a empujar su mano
contra mi conchita, ahora fueron dos dedos lo que entraban y salían,
sin proponérmelo mis caderas subían y bajaban, si, yo me estaba
follando sus dedos como una viciosa, él sólo me miraba embobado. Yo
en el séptimo cielo.

Fue muy rápido pero muy intenso, con
un fuerte suspiro terminé en su mano, se me doblaron las piernas y
Roberto tuvo que sujetarme, como pudo me arrastró hasta la cama y me
tiró sobre ella, yo me dí vuelta y quede boca abajo, me faltaba el
aire y me sentía mareada.

Por el gran espejo que cubría una de
las paredes de la habitación vi como Roberto se desnudaba, era alto
y no tenía mal físico, si una pequeña barriga pero que no le
sentaba mal, su pene estaba derechito y húmedo en la punta, ¿como
no?, si con el numerito  que me había mandado podría haber
revivido hasta un muerto.

Completamente desnudo se acercó a mí
y me sacó los calzones y los zapatos, las únicas prendas que aún
conservaba, como vio que yo lo miraba por el espejo se tomó las
bolas con la mano y me mostró su sexo, haciéndome un sexo obsceno,
avergonzada como niña tonta oculté mi cara entre las sábanas. ¿Qué
diablos estaba yo haciendo allí?, ¿porqué no me había bajado de
la camioneta?, ¿qué me seducía de él?.

Mis pensamientos fueron interrumpidos
por su inesperada maniobra, me tomó ambas manos y las llevó a mi
espalda, si decirme nada me las amarró con su corbata, me asusté
bastante, no sabía que pretendía, él me tomó de las caderas y me
levantó hasta quedar yo de rodillas en la cama, en pelotas, con el
culo bien levantado, la cabeza apoyada en la cama y mis manos
amarradas a mi espalda.

Un temor muy grande me inmovilizó, no
podía articular palabra, sin embargo ese mismo terror me excitaba
terriblemente, Roberto se arrodilló por detrás mió, me tomó de
las caderas y paso su verga en mi lubricado canal y la dejó allí
quieto, como saboreando el momento. Mi mente trabajaba a mil por
hora, anhelaba su verga pero temía su penetarción, por el culo no,
por el culo no, las palabras se repetían en mi mente pero no salían
de mi boca, yo miraba la escena a través del espejo sin hacer nada,
distante como si estuviera viendo una película porno, pero mi
agitada respiración me decía que estaba yo allí, a su merced.

Un segundo, dos segundos y la escena
aún inmóvil, no se si más, a mi me pareció eterno, pero  mi mente
trabajaba tan alocadamente por el temor que me rompieran el culo que
rápidamente encontré una salida, moviendo mis caderas en círculo
logré que su glande se ubicara en mi entrada, y cambiando los
movimientos de atrás para adelante logre que la cabeza de su verga
me penetrara, mmm, que rico, que salvaje,  pero los pequeños
movimientos que lograba hacer no eran suficientes para mi, necesitaba
más, mucho más, quería sentir toda su verga dentro, recorriéndome,
quitandome al fin esa ansiedad que me mataba.

No se como pude, pero logre arrastrarme
caminando  de rodillas hacia atrás que al fin Roberto me penetrara
completamente, uffffffff, mmmmmmmmm, no podía ni respirar pero me
sentía en la gloria, con mi culo a salvo y mi conchita empalada con
su verga.

Muevete, muevete concha de tu madre,
esas palabras salieron de mi boca, primero como un susurro,  luego
como una orden perentoria, mis caderas se movían masajeando su
verga, pero no era suficiente, necesitaba ritmo, fuerza, velocidad y
hombría. Mi cuerpoo llevaba demasiado tiempo sin sexo, extrañando,
soñando, anhelando ese momento, como para conformarse con un canapé,
necesitaba sentir que me estaban culeando con pasión, con potencia,
con mucho deseo. Necesitaba gritar de gusto y escuchar sus gritos,
sus garabatos mientras me culeaba, Pero sobretodo necesitaba acabar
con su verga chorreando dentro mio. Muevete concha de tu madre.

Mi marido se mueve inquieto en su cama,
temo despertarlo y apago la luz, mis recuerdos son demasiados vívidos
y teme que él se de cuenta, cierro los ojos y me fuerzo a dormir.

Las mochileras

Larissa, mi mejor amiga y yo emprendimos el viaje de nuestras vidas. Siempre nos gustó la vida al aire libre, siempre fuimos mochileras de alma. También desde chicas una y otra siempre quisimos conocer Europa y con lo caro que estaba todo, esta era la única forma de hacerlo. Recorrimos una buena parte de Europa en nuestro viaje. Planéabamos que durara dos meses y si bien en cierta forma habíamos perdido la noción del tiempo sabíamos que iba más de un mes seguro. Que bien la habíamos pasado hasta ahora. No sabemos bien cómo, ni cuando perdimos nuestros equipajes y con ellos nuestra ropa. Estábamos en alguna parte de Europa. No sé bien si en Francia, o si en Suiza, pero lo cierto era que andábamos en algun pequeñito, bellísimo y escondido pueblito en la zona de los Alpes. Sin equipaje, sin documentos, sin dinero, sólo con lo que traíamos puesto y llevábamos encima decidimos que lo mejor era empezar a caminar. Hacia algún lado llegaríamos.

Y hacia algún lado llegamos. Caminamos largas horas bajo un sol muy fuerte. A eso de las 12 del mediodía divisamos en el horizonte. Allá bien lejano, un puntito, que sin duda por su forma y color, debía ser una casa. Empezamos a caminar con más prisa, animadas por el descubrimiento hacia ese punto. Hacia esa casa, hacia esa esperanza. El punto estaba más lejos de lo que parecía. Después de cómo media hora de que nosotras camináramos y el punto se fuera agrandando llegamos a una linda, pero sencilla y humilde casa.

Tímidamente, nos acercamos a la puerta y nos dimos cuenta de que no había timbre. Entonces mi amiga Larissa golpeó en la puerta y dijo: -“Hola” con su hermosa y muy femenina voz.

Del otro lado nada.

Larissa volvió a decir esta vez un poco más fuerte y menos femenina: -“Hola”.

Nada nuevamente. Ningún ruido, ninguna respuesta. Tal vez la casa estuviera deshabitada.

En el tercer intento yo me sumé al de mi amiga y las dos gritamos con toda la fuerza de nuestras voces: “Hooooolaaaaaaaaa!!!”.

Y esta vez si se escuchó algún ruido del otro lado. Pero no pasó nada. Pasó un instante y se escuchó otro ruido. Y finalmente se escuchó el ruido de alguien que se aproximaba a la puerta. Por fin esta se abrió. Un señor mayor nos saludó muy cordialmente: -“Hola señoritas. ¿Díganme, en que puedo ayudarles o cuál es el motivo de que hayan interrumpido mi descanso?”.

Le explicamos toda la historia y que necesitabamos ayuda. Que no teníamos ropa, documentos, idea de adónde estábamos, en fin nada.

Él hombre muy amablemente nos dijo que no había ningún problema, que su casa era humilde pero grande y había lugar para que nos quedáramos. Además nos dijo que por esa zona la comida nunca escaseaba y él podía alimentarnos también. Ahora en cuánto a documentación nos dijo que el no entendía nada de esas cosas. Que él era un hombre simple de montaña. Y por último nos explicó que él detestaba la ciudad que había decidido hace ya muchos muchos años venirse a vivir a la montaña y aislarse lo más posible del mundo exterior. Que no tenía teléfono, radio, ni ningún medio de comunicación con la ciudad y que la única forma de volver a la ciudad era esperar el Jeep del ejército que pasaba según el viejo cada 6 meses.

También necesitábamos ropa. Ya que la que teníamos puesta en ese momento estaba muy sucia y transpiradita. Le preguntamos si nos podía facilitar algo de ropa y nos respondió:

Señor Mayor: -“No, ropa no les puedo prestar. Ropa de mujer no tengo y encima soy muy pobre. Tengo incluso poca ropa para mí. Pero afuera de la casa hay un lavadero por si quieren lavar sus ropajes”.

Nos indicó el camino y fuimos hacia el lavadero. Obviamente no había lavarropas. Estaba bastante desprovisto. Tenía un poco de jabón, alguna esponjita y un poco de detergente. El viejo nos dejó y se fue. Nos miramos con Lari y no sabíamos bien que hacer. Era evidente que para lavar la única ropa que teníamos, deberíamos desnudarnos. Allí, en una casa desconocida. El viejo era muy gentil. Pero en definitiva no sabíamos quien era. Nos quedámos un largo rato. Allí paradas y pensando en silencio. Sin hacer, ni decir nada. Hasta que tomamos coraje. Larissa fue y cerró la puerta. Y yo empecé a desnudarme. Ella me siguió. Me saqué rápidamente la ropa ya que no era mucha la que traía puesta. Sólo una remerita ajustada, y unos mini-shorts. Me quedé en ropita interior. Sexy, diminuta y roja. Larissa hizo lo mismo que yo. Se sacó prendas similares y quedó en ropa interior blanca. También sexy y minúscula. Que lindo cuerpo tenía mi amiga. Era envidiable. Era un cuerpo escultural.

Cuando las dos terminamos de lavar nuestra ropa la pusimos a un costado a secarse. Pero faltaba algo. Larissa me dijo: -“July, no vamos a andar 6 meses con ropa interior sucia”.

“Y no” le respondí yo.

“¿Que hacemos entonces?” preguntó dubitativamente ella.

Yo me saqué la tanguita y el corpiño y me puse a lavarlos. Ella me siguió e hizo lo mismo.

Ahí estábamos, Larissa y yo. Desnudas en el lavadero de un desconocido, esperando que la poca ropa que habíamos podido recuperar se salvara. Estábamos en algún lugar de los alpes suizos y no sabíamos muy bien dónde, ni a cuantos kilometros se hallaba la ciudad más cercana. Tampoco había teléfono, ni internet en el lugar, de hecho el teléfono más cercano se encontraba a 100 kilómetros de distancia.

El viejo no estaba en el lavadero, pero cada tanto se pegaba una pasada por la puerta y nos miraba de reojo. Que iba a hacer. Éramos rubias, hermosas y estábamos completamente desnudas, sólo consérvabamos puestas nuestras zapatillas. La ropa tardó bastante en secarse. Con lo cuál el viejo se pudo hacer varias pasadas. Para mirarnos. Nosotras nos dimos cuenta. Pero nos hicimos las que no nos dábamos cuenta. Cuando la ropa se secó nos vestimos y volvimos a la sala principal de la casa. El viejo nos preparó algo de comer y almorzamos, aunque un poco tarde, los tres juntos.

El viejo nos atendió desde el principio muy bien en todo momento. Era un viejito muy amable, muy cortés y en ningún momento nos faltó el respeto. Lógicamente que aislado de la sociedad por largo tiempo cada tanto se le escapaba una mirada en el escote o el culo de alguna de nosotras, pero la mirada no le hace mal a nadie. Y era un precio bastante módico para todas las atenciones y cuidados que estábamos recibiendo.

Así fueron pasando uno a uno los días, hasta que un buen día, el viejo nos dice:

Viejito: -“Bueno chicas el Jeep del ejército que anda por la zona pasa cada 6 meses. En este momento faltan más o menos 3 meses para que pase. Creo que dado todo lo que yo he hecho por ustedes, por todo lo que les estoy dando y les daré hasta que venga, ustedes tendrían que hacer algo por mí”.

Ahí nos cayó la ficha a mi amiga y a mí. Era raro que ese viejo fuera tan tan amable con dos chicas tan lindas y no pidiera nada a cambio.

Viejo: -“No me malinterpreten, no les estoy pidiendo sexo. Solo me gustaría que aprovechando que es época de calor, anden por la casa y sus alrededores, total por aquí no pasa nadie, en bombacha y corpiño siempre, a menos que yo les diga o las autorice a cambiarse de ropa.”.

Con Larissa nos ruborizamos un poco al principio y el viejo se dio cuenta. Fue un instante algo tenso mientras pensábamos que contestarle. Pero con Larissa éramos dos chicas audaces y a las que nos encantaba vivir experiencias. Con lo cuál yo tomé la palabra y dije: -“No hay problema. Andaremos en bombachita y corpiño por la casa y sus alrededores”.

Larissa me miró como queriendo asesinarme con la mirada o como inquiriéndome acerca de que estaba diciendo o si me había vuelto loca. Pero no dijo nada.

En ese momento no nos desnudamos. Yo me fui a la pieza que el viejo había dispuesto para nosotras y al rato ya volví a la casa en tanguita y sostén. Larissa todavía vestida, se desnudó allí mismo, en el medio del comedor. Lo cuál calentó mucho al viejo. Y dejó la ropa arriba de una silla.

Desde ese momento andábamos todos los días semi-desnuditas por la casa. El viejo nos miraba. Algunas veces con indiferencia. Otras con lascividad y lujuria. Pero nunca nos tocó. Ni intentó rozarnos, ni nada. Aunque de a poquito la cosa iba cobrando ritmo. De a poquito todo se iba acelerando. Un día me hizo un comentario acerca de que le gustaban los elásticos de mi bombacha. De que le parecían sexys. Yo instintivamente tomé uno de ellos. Y lo estiré. Eso lo excitó. Otro de los días le hizo un comentario a Larissa acerca de sus lindos pechos. Felicitándola. A mí hizo lo mismo con mi culo. Y así día a día, el ambiente se iba tornando más caliente y sexual aunque no nos había tocado un pelo.

Una noche de esas nos puso música, lenta y sexual y nos pidió que nos tocáramos un poquito entre nosotras. Lo hicimos. Nos besamos, nos acariciamos, podríamos decir que apasionadamente. Nos tocamos los culos y los senos. Y un poquito nos gustó. Yo debo confesar que no conocía mi pequeño costado bisexual que todas tenemos.

Al tiempo el viejo no quiso solo mirar y nos pidió si nos podía tocar, sin penetración. Dijimos que sí. Le gustaba mucho tocarnos las tetas. Faltaban algo así como 2 meses hasta que pasara el próximo Jeep del ejército, el único camino para nuestra vuelta a la civilización. Mientras tanto debíamos ser amables con este viejito. Y después de todo no estábamos haciendo nada tan malo o inmoral. Sólo nos dejábamos tocar un poco los culos y las tetas. Era mucho menos lo que hacíamos nosotras por él, que lo que hacía él por nosotras. En un principio era como un momento, el viejo venía nos avisaba y nos tocaba, pero lo hacía una vez, casi como alguien que está comprando fruta en el supermercado y está revisando lo que compra. Pero luego de un par de días, el viejo se auto-concedió una “licencia para tocar” y cada vez que le pasábamos cerca y estábamos al alcance de sus manos nos tocaba por lo menos el culo. Aparte el hecho de que anduviéramos en la casa, cuanto menos en bikini, tornaba el hecho en algo casi inevitable. En un acto reflejo por parte de él podríamos decir.

Todo siguió avanzando.

Al tiempo el viejo quiso sexo oral. Le dijimos que lo haría solo una de nosotras y solo una vez. Sorteamos y le toco a mi amiga. Se fueron a la habitación y ella cumplió su parte del trato. Luego me contaría que mientras se lo hizo, pensaba en otra cosa. Pero que muchas veces se lo había hecho a chicos u hombres que no le gustaban de verdad o no se lo merecían por no tratarla como a ella le gustaba. Fue simplemente una p.. más. Las cosas podríamos decir que iban subiendo de tono y cada uno puede sacar su propia opinión y juicios de valor, pero mientras tanto el viejo nos seguía dando alojamiento y comida.

Al tiempo el viejo quiso sexo vaginal y anal y nos opusimos rotundamente. Le dijimos que no y pareció entender…

Sin embargo, al día siguiente cuando nos levantamos, yo y mi amiga, nos llevamos una ingrata sorpresa: estábamos completamente desnudas y atadas. Teníamos puestos cada una un collar negro. Ese collar tenía un chip conectado a un control remoto que el viejo tenía como una especie de reloj en su muñeca. Si nos pedía algo y decíamos que no, el apretaba un botón y el collar lanzaba una descarga eléctrica tan molesta que al próximo intento seguramente diríamos que sí. Nos dio fustazos en el culo por habernos negado el día anterior. También nos dio fustazos en las tetas y en la vagina.

Debo confesar que a mi me excitaba mucho que me diera fustazos en el culo. En los otros lugares no, pero en el culo sí, me hacían sentir bien perra. A Larissa no sé si le gustaban o no, pero le hacían enrojecer la cola enseguida y era lindo mirarle el culo así.

Como castigo también nos sacó a pasear desnudas por los campos como si fuéramos sus animales. Y cuando volvimos a la casa nos pegó una terrible cogida. Nos mató a las dos, aunque era un viejo y nosotras dos jóvenes, nos dejo demolidas.

Esa noche nos hizo dormir no ya en la casa, sino en el establo. Nos ató y dormimos casi como animales sobre “camas de paja”. Al otro día nos dio agua por la mañana en dos cuencos. Uno para mí y otro para Larissa y un magro desayuno. También en cuencos. “No usen las manos para comer perras” nos dijo mientras nos pegaba más fustazos.

Nos llevó semi-desnudas a un bar en la ciudad manejando una camioneta que tenía escondida en un granero. Con lo cuál nos dimos cuenta que eso de que no había ninguna ciudad cerca y que había que esperar un supuesto Jeep del ejército que pasaba cada 6 meses era todo una farsa para retenernos un largo tiempo en su casa.

“La Cena Anual de Ex Miembros del Batallón 43”. Dónde nosotras fuimos el plato principal podríamos decir. Servimos mesas, hicimos de mosas. Bailamos casi desnudas arriba del escenario y tuvimos que hacer algún favor sexual también. Varios viejos y no tan viejos nos manoséaban al pasar, nos decían cosas sucias o nos proponían cosas aún peores.

Hubo varios shows de strip tease que tuvimos que hacer. Eso fue mientras la cena iba relativamente “bien” dentro de sus cauces normales. Luego en el centro del salón se improvisaron de la nada,dos camas, nos acostaron ahí, nos desnudaron por completo, aunque ya mucha ropa no traíamos, es decir nos quitaron las tangas y los sostenes y comenzaron a cogernos. Un gang bang, pero organizado. Los viejos iban pasando de a uno. De a uno a cada una nos iban introduciendo sus viejos y flácidos penes. Alguno que otro había tomado alguna pastillita de viagra para la ocasión y se notaba la diferencia. Vaginalmente no sentimos demasiado. Un poco lo más molesto fue el manoseo, sobre todo en las tetas y el momento de estar allí en el medio del salón casi inmovilizadas. Los viejos pasaron una vez cada uno y no repitieron el plato. Una vez que todos se sacaron las ganas, nos hicieron permancer desnudas un rato más sin darnos nuestras ropas.

Una vez que terminó completamente la fiesta el viejo nos dio nuestra ropa que había traído especialmente en la parte de atrás de la camioneta y nos dijo: -“Bueno chicas, esto ha sido todo. Les agradezco por todo lo que han hecho por mí. Les agradezco de verdad. De corazón. A 10 cuadras de aquí está la terminal de omnibus de larga distancia. Aquí les doy U$S 300,00 para que puedan tomar un omnibus hasta el aeropuerto más cercano y volver a sus casas. Vuelvan a visitarme cuando quieran. Siempre las estaré esperando”.

Y así lo hicimos. Fuimos a la terminal de micros, luego al aeropuerto y por último después de un largo viaje volvimos a nuestras casas.

Cuando contamos la historia, aunque omitimos algunos detallitos. Mi padre y mi hermano querían irlo a buscar al viejo para golpearlo o quien sabe qué, pero la verdad que con Larissa convenimos en que esas fueron las mejores vacaciones que habíamos tenido hasta el momento.

Comentarios a:                     julieta_s24@YAHOO.com.ar

Descansa… recuestate… cierra tus ojos… y vuela

Hola  mi amor….como estas…todo en orden…ven descansa…relájate…recuéstate…en el sofá…te sacare los zapatos…te hare unos masajes…descansa…sierra tus ojos…vete…vuela…se libre…entrégame tu cuerpo…hare que sientas…brisas…sobre tu piel…pero no vengas hasta que te llame…ve y  recorre los lugares más hermosos… que deseas estar… y  ven a buscarme cuando me quieras cerca de ti…yo estaré….aquí en casa…acariciando tus pies..Dándote …cariño…besos…a cada parte de ti…no dejare…lugar de tu cuerpo sin que sintiera el sabor de mis…Labios…mi lengua…mis manos…mis dedos…relájate….cierra tus ojos y abre tus sentidos…acaricio tus pies toda…sus curvas…con mis manos abiertas…luego con cada dedo para que cada uno te de su energía…su magia…su calor…para dejar paso …a mis labios…besos…Suaves…cortos…seguidos…rápidos…lentos..en todas sus formas….sí ahora estoy con mi lengua…dándote mimos…y caricias voy dejando mis huellas…para darle un final  de goce  total…y seguir por tus piernas…que se encuentran quietas…no se mueven…como si estuvieran …ante algo mágico…que no saben que les pasara…subo con mi lengua…llego a tus tobillos…le doy besitos…cortos…lentos…mis manos se toman de tus rodillas….las sujeto…ellas se abren y se cierran…subo por tu pierna..Dándote besos…deslizo mi lengua…dura y ancha….por tus entre piernas…chupo tu piel están húmedas…yo con sed…las sigo chupando…tus entrepiernas…Desbordan…gotas frías…sientes cosquillas…se eriza tu piel…acaricio…las beso…tus ojos siguen cerrados…veo caer …una lagrima…de que será…que piensas…que extrañas…sigo con tus entrepiernas…levanto tus piernas…veo tu hermoso culo….que se abre y se cierra…se estrecha y se agranda…lo beso…no resisto la tentación…pero sigo….voy a tu ingle saboreo…lo húmedo de tu piel…hago un beso corto a tu concha…pero sigo voy a tu ombligo….lo beso..Continuo hacia tus pezones…lo siento duro…los beso…los chupo…le paso la lengua….agarro tus dos tetas…redondas…las medida de mi mano…las junto…tengo tus pezones uno al lado del otro…los chupo a los dos…los succiono…los estiro…masajeo tus pechos…los rodeo con mis manos…no dejo que nada se escape…las estiro…están que explotan…mi lengua no deja de moverse…sigo a tu cuello..beso …y otro beso…mas lengua…hasta que abres tus ojos…están brillosos…me llamas…vengo a buscarte….me llevas a tu concha….abierta…los labios de tu concha….rojos de pasión…me entregan a su clítoris…lo beso lo chupo…mi lengua es el dueño….el amo…te chupo tanto que te saco el aire por tu concha no quiero salir…mi lengua se entierra en ella…la muevo y te penetro…gimes…gimes…aprietas mi cuello…hundes me cara más adentro….ciento que te vienes…ciento…tu calentura….ciento que estas en pleno orgasmo…tu satisfacción…es total… te enroscas…tus labios…se derriten…están tan débiles…que se entregaron a toda mi lujuria….tu concha  es un fuego…que derrites..todo…estas en pleno orgasmo…estas toda mojada…te doy vuelta…tomo tu cintura….levanto tu culo…bajo tu cuerpo…estas con tus piernas cerradas…tu culo levantado…esperando por mi verga…lo escupo…apoyo la cabeza de mi verga…tu agujero  se abre…y entro despacio…duro…recto…voy poniendo toda la verga adentro….te cojo…me muevo…me pides  que te coja…me muevo rápido más rápido…entra…todo…más rápido…no quiero acabarte…solo cogerte hasta…que llegue el momento…de explotar…te sigo cogiendo más rápido…te golpeo mas…mis bolas golpean tu concha…estoy por acabarte…salgo…te pongo de rodillas…como perra esclava…como puta…mía…sacas tu lengua…juegas con ella sobre mi verga dura…y ..Caliente…me masturbas con tu boca…lo tragas toda….la dejas adentro….sientes que se viene…deja que se escape un poco…para que bañe tus rostro….suelto toda la leche…caliente…no dejas que nada se escape…tragas toda mi verga…la tienes en tu boca y garganta…estas chupando…y tragando mi leche…que recorre…tu garganta…la sientes…recorrer tu garganta…llega a tu estomago…y sientes…que quieres mas…que no te ha llenado…y sigues chupando…hasta sacarme hasta la última gota de leche…dejando…reposar mi verga en tus labios…mientras sonríes…y  respiras con rapidez…te he disfrutado…como te disfruto…todas las noches…si…mi amor…también…te disfrute….

rocki

bueno aqui me llamare martin y tengo 14 años y soy morocho de buen cuerpo ojos claros y alto. La verdad no he tenido casi relaciones eso si cuenta las veces que me he dejado cojer por el culo por mi amigo luchi, disfruto mucho esto pero esa es otra historia.
esto sucedi el mes pasado cuando fuimos al campo de mi abuelo, sali a dar una caminata x el descampado con los perros del peon, rocki y leon, me sente en una roca a ver como los perro jugaban. cuando se cansron se acercaron a mi y les di un poco de agua qua habia llevado en una botella, comence a acariciarlos y rocki me comenzo a mear la pata al principio lo iba a sacar de alli y lo iba a retar pero ese meo caliente me calento y hacia mucho que no me clavava un paja y decidi que ese era el momento..la saque de mi pantalon y ya estaba al palo la subia y la bajaba la subia y la bajaba, todo pensando en ese perro que tanto me habia calentadoe. el perro se acerco a mi y yo detuve mi paja. y yo no lo podia creer me la habia hecho sacar de la mano para lamermela como estaba disfrutando el pete que me hacia ese perro. cuando acabe en su cara el perro se relamia todo como si disfrutara de mi leche calentita. me puse en posicion perrito en el selo y el perro entendio mi señal y puso sus patas delanteras en mis caderas y comenzo a empujar ese miembro en mi culito, ya roto por luchi, x lo que no le costo meterla hasta el fondo, eso no me alcanzaba y el perro lo sabi y comenzo a empujar cada vez mas duro y si piedad para meterme esa bola que tienen en la base los penes de los perros. Ayyy como me hacia disfrutar, comence a gemir y a gritar como un loco primero de dolor y despues de placer
-mmmmm,,, siiii… rocki asi sisisi… soy tu puta.. aaa rompemee el culooo..-
el perro comenzo a acelerar sus movimiento y yo tenia el culo abierto parecia x un cricket de auto. el perro acabo y litros de espesa leche que me lleno el culo mm era tann ricooo cuando la verga del animal se puso flacida logro sacarla y me agache en el pasto a expulsar los litros de semen t}de mi culo.
despues de varios minuto mes acerque al anima l y comnce a chuparle la piaa y a limpiarsela tenia sangre en la punta que era de mi culo… cuando se me bajo la calentura y reaccione que me habia roto el culo un PERRO! volvi a exitarme pero ya estaba en la casa de campo…
espero qeu les alla gustado mis relatos y espero sus votos.
gracias.

Sandra

Hola soy Sandra y lo que les voy a contar me paso apenas ayer.

Mi esposo y yo no habíamos tenido sexo durante un tiempo, el trabajo y los niños nos hacian casi imposible darnos un tiempo para nosotros. Sin embargo no me imaginaba lo que me tenía el preparado.

Pero quiero antes describirme brevemente, soy morena, de 1.6 m aproximadamente mis medidas de 90 cm 70 cm 100 cm , esa tarde traía unos pantalones de vestir negros, y blusa rosa.

Después de comer yo le propuse ver algunos clientes, para eso teníamos que trasladarnos al sur de la ciudad, ya ahí después de ver al primer cliente me dijo. ¡¿Qué te parece si nos escapamos un rato?, yo accedí por que no sabia lo que me esperaba.

Entonces tomo rumbo a las afueras de la ciudad ya ahí el estaba muy ansioso por lo que me empecé a sospechar lo que vendría, de pronto detuvo la marcha del carro en un lugar despoblado pero a la vista del que quisiera, no estaba oculto por nada ni si quiera por árboles, además era aun temprano aun había mucha luz de sol, yo le dije “estas loco aquí nos van a ver”, pero el se me abalanzo y me empezó a besar, entonces solo le dije “ pero no me desvistas toda”, solo que parecia que le estaba ordenando lo contrario, me quito la blusa con todo y sosten, aun y cuando yo pretendí agarrarla con mis manos no se como logro quitarmela por completo, con el pretexto de mayor movilidad me dijo que solo sacara una pierna del pantalón pero me lo quito totalmente con todo y mi tanga naranja, ya estaba bien mojada y totalmente desnuda a su merced y solo quería que me poseyera, sin embargo yo no paraba de insistir que ahí alguien nos podía interrumpir en eso no se por que abrio la puerta del carro y arrojo mi ropa a la tierra en medio del camino y me dijo “ si viene alguien vera tu ropa en el camino y una de dos o se va y nos deja coger a gusto  o se queda a ver como te cojo” y empezó a embestirme con frenesí, yo estaba totalmente fuera de mi, solo oia carros que pasaban no se que tan cerca de nosotros pero ya estaba muy caliente para detenerme,el me  embestía y embestía así durante un muy buen tiempo, sentía un gran placer al sentir su miembro en mi , hasta que termino arrojando su semen dentro de mi.

Después de que se me paso la calentura le pedí mi ropa y cual fue nuestra sorpresa cuando ya no la encontramos, por lo que tuve que regresar desnuda hasta el otro lado de la ciudad que es donde vivimos. Durante el camino estuve empapada al sentirme indefensa ya que en cualquier alto que tuviéramos que hacer cualquier persona podria verme como dios me trajo al mundo, ya que fácil son mas de 30 minutos de camino.

No se si es correcto dejar que mi esposo me domine de tal manera, pero me gusta que me coja así..

Historia de un trio

Esta es la historia de un trío que realicé con una pareja que conocí por medio de una revista sw.

Quiero aclarar que esto lo cuento con el permiso de ellos, de no ser así jamás lo haría, no menciono nombres para cuidar su identidad.

Después de escribirnos e intercambiar teléfonos, acordamos el día que nos conoceríamos, ellos son de otra ciudad, pero viajarían de vacaciones a Acapulco, que es donde yo vivo.

Por teléfono él me había comentado que era la primera vez que harían algo así, que el tenía la inquietud de verla con otro teniendo sexo, ya lo había platicado con ella y estando en la cama ella le decía que si, pero que dudaba un poco después de pasada la calentura, y que estando acá, tal vez se animaría, ya que acá no los conoce nadie.

Cuando estuvieron aquí, me llamó él, me dijo donde estaban y fui para allá, nos presentamos, ellos son un poco más bajitos que yo, de unos 40 años aproximadamente, agradables personas.

Después de un rato de estar charlando parecía que nos conocíamos de tiempo antes, fuimos a bailar ya que a ellos les gusta mucho, con la intención de que ella con unas copas, perdiera los nervios.

Después de estar un buen rato bailando, nos dispusimos a retirarnos a un hotel, entramos al cuarto, él se sentó en una silla que estaba al lado de la cama, me dijo que comenzara a besarla, ella estaba sentada en la cama, la abracé y comencé a tocarla, estaba un poco nerviosa, poco a poco se fue relajando, la besé y poco a poco correspondió al beso, la comencé a desnudar, el esposo observaba excitado, cuando estuvo desnuda le besé el cuello, sus senos, el abdomen, pero no permitió que le besara la vagina.

De pronto él se paró de la silla, y comenzó a besarla, me dijo: quiero ver que la penetres, me puse un preservativo, él le abrió las piernas y me dispuse a penetrarla, él observaba todo al lado de ella, se la introduje lentamente y comencé a moverme mientras él la besaba, ella comenzó a disfrutarlo, poco a poco se fue relajando y se movía cada vez que yo entraba y salía, con las piernas en mis hombros hacía movimientos circulares.

Así estuvimos un buen rato hasta que terminé, pero él quería ver más y me dijo que se lo hiciera de nuevo.

Me coloqué otro preservativo, le dijo que ella se me subiera estando yo recostado, ya que a ella así le gustaba y lo disfruta más, estando así, ella arriba de mí se movía muy rico, y gemía un poco más fuerte que al principio, hasta que llegó al orgasmo, estuvo un buen rato cabalgando hasta terminar otras dos veces más.

Después me volví a poner encima de ella y seguí penetrándola. Ahora ella ya lo disfrutaba más, y él también ya que se estaba cumpliendo su fantasía.

Terminé y descansamos un poco, entonces él, se le subió y la penetro, con muchas ganas, ya que nos dijo que estaba caliente por lo que estaba pasando.

Mientras él se lo hacía ella me masturbaba. Cuando el terminó me dijo que si ya me había cansado, a lo que contesté que no, entonces dijo: dale más, y así lo hice.

Mientras se lo hacía ella me besó y me dijo que lo estaba disfrutando, que le encantaba la idea de tener dos miembros para ella sola.

Así estuvimos mucho rato, nosotros haciéndolo y él observando todo. Ya casi al amanecer, nos dispusimos a retirarnos, quedando de volver a repetir la experiencia, cuando ellos volvieran.

Esto hace ya más de un año, y hasta la fecha no han venido, pero les llamo de vez en cuando para saber como están, me dicen que esperan venir pronto, y yo espero que así sea.

Mientras tanto sigo buscando conocer más parejas que quieran también realizar sus fantasías, ya sea que ellos quieran ver a sus esposas en acción, o para darle placer ambos.

Hay a quienes les gusta que vean a sus esposas exhibiéndose, o que las cachondeen, en alguna disco al bailar o en algún cine. Si hay alguien con alguna de estas inquietudes y quieran darme la oportunidad, soy hombre solo, hetero, discreto, respetuoso, escriban con datos, teléfono, foto de ella, si gustan.

Que quede bien claro que al contar esta historia lo hago con el consentimiento de ellos, y que no pretendo con esto cause problemas a nadie, por eso omití sus nombres,

Así que, si quieren vivir algo parecido, pónganse en contacto a mi correo.

Manden algún comentario o escriban para contacto.

autor: soy_tu_socio@hotmail.com

Educando nuestra hermana

Hola amigos les contare lo sucedido hace muchos años,adolecentes y puberes nosotros.
Viviamos los hermanos (5 varones) juntos en una ciudad chica de argentina con una familiar mayor que nos ayudaba en la casa y nos queria mucho.
Una hermana menor que todos nosotros vivia con otra familia y solia ir a visitarnos y viceversa.
Ella 15 mi hermano menor 17 y yo 18.En epocas de muchas hormonas todo es exitante.
Ese domingo llego ella a casa para almorzar y pasar el dia con nosotros,mis otros hermanos trabajaban alguno y otro con su novia. Solo nosotros tres y la persona que nos cuidaba.
Almorzamos,limpiamos todo y luego nos fuimos dormir un siesta dado que el dia estaba nublado y lluvioso. Ella se acosto en una las tres camas que habia en nuestara habitacion y comenzamos las charlas de adolecenets curiosos hasta que fue subiendo de tono las preguntas de mi hermana hasta que llego la pregunta

hna: ¿cual de los 2 sabe dar besos de amor? Los 2 al unisono dijimos,YOO!!
hna: ¿ que se siente ? La exitacion va en aumento

Hna:me gustaria sentir uno porque yo nunca lo senti aun y cuando me toque la oportunidad quisiera saber algo. ¿ me darias uno vos que sos mas grando y seguro ya sabes mucho mas?
Ella era en ese momento algo robusta,tetas prominentes y admirables (siempre quise tocarlas y besarlas) con unas caderas super atractivas y redondas. Yo y mi hermano estabamos al palo y ella lo veia con curiosidad.

Yo: podemos darte uno cada uno para que veas que diferentes son segun quien los de.

Hna: mejor asi aprendo mas buenisimo,a ver vos dame uno le dijo a mi hermano que se estaba por acabar solo de la calentura y yo le cedi el privilegio de ser el primero. Yo mas exitado aun con el espectaculo que me daban ellos.
Le acariciaba la cara y el largo cabello mientras le metia la lengua en su boca.

En un momento ella pidio que siguiera yo a lo que le pregunte si le habia gustado,y dijo que si,habia sentido una intensificacion en los latidos de su corazon ( no sabia que estaba exitada y recaliente como nosotros)
Acto seguido me dipuse a besar a mi adorable hermana con un profundo beso de lengua,acariciando su pelo,sus mejillas,su cuello y asi estubimos un ratito,con quejidos ahogados para no ser escuchados por la otra persona de la casa.

Hna: me gusta esto hemanitos,mucho,mucho aggggggg!!!! asi segui Aggggggg!  mas quiero mas,veni vos le dice a mi hermano mas chico (17) dame besos vos tambien.

Se le prendio como una tarantula y le decia si mamita te voy a besar todo y y cuando vos quieras
Yo: Te voy acariciar mientras el te besa

Hna: si hagan lo que ustedes saben hacer con las chicas,quiero saber todo.
Me meti de cabeza a acariciar su pesones por sobre sus remera que los mostraba como botones de hierro,lentamente aumentaba su desesperacion y decia si asi  mas besos, y segui acariciando ahi asi!!!!!!!!1 asi!! Si!!!!!!!!!111
mas y yo ni lerdo ni perezoso le dije te voy a besar las tetas mamita, hace mucho quiero chupartelas,yo tambien quiero decia mi hermano a media boca,si no te gusta decime y lo dejamos, dale hacelo,hacelo me decia.
Subi su molesta remera y el espectaculo fue formidable,Tetas redondas y un arqueo de su cuerpo por su calentura me pedia que por favor no demore mas.
Empece a saborear aquellos pesones y toda sus tetas poco a poco.
Hna: ay guachos que me estan haciendo por favor no aguanto mas,no se ques lo que me pasa pero siento que voy a explotar!!!, mas,masmas,mas siiiiiiii
sigan guachos de mierda carajo.
Mi hermano dejo de besarla y comenzo a chuparle una teta y yo la otra, eso era realmente sublime,las hormonas salian por todos los poros de nosotros y la lujuria se apoderaba mas y mas de nosotros.
Hna: ayyyyyy mamita nunca imagine esto, mamita que,rico sigan,sigan ayyyyyyyyy,ayyyyyyyyyyy siiiiiiiiiiii que rico es sentir las chupada de tetas por los dos,es mas lindo que cuando es de auno decia SI,ASI ASI .
Pasamos de a uno,teta,beso,teta,beso, intercambiando cada uno los lugares.seguimos por la pancita y ya que estabamos empezamos con las caricias por sobre la bombacha,seguiamos,bajamos la bombachas,beso,chupada de tetas,besos por la panza,terminamos con la bombacha y sus clitoris recibio su primer caricia.

Hna AAYYYYYYYYYYYYY,AYyyyyyyyyyyyyy PORRRRRRRRR DIOSSSSSSSSSSSSSS QUE ESSSSSSSSSS ESTOOOO!!!!!!!!!!! ME MUEROOOOOOO,ME MUEROOOOOOOOOOOO,LE TAPAMOS LA BOCA PARA que no se valla de mambo,y se harme quilombo.
La lujuria estaba hasta por las paredes,el piso,ventanas,el aire era solo calentura de los tres.
Una vez mas mi hermana nos hace saber que aun tiene curiosidades sin satisfacer,y pregunta. ¿ y a ustedes les pasa lo mismo que a mi? sienten lo mismo?
Mi hermano respondio que si que estbamos recalientes,¿no te das cuenta?

Hna: yo no se como se nota,estoy aprendiendo,ahi mismo yo pele mi poronga endurecida y le mostre como se ve en nosotros la calentura.
Hna: Haciendose la inocente le pregunta a mi hermano ¿a vos te pasa lo mismo que a el?
Aquel ya pelo su gruesa pija ( mas grande que la mia) y le dice ¿a vos que te parece?

Hna: ¿si se las toco para conocer como son no se enojan?
Para nada mamita,tocala toda y hace lo que quieras con ellas.

Comienza unas caricias de descubrimiento,son suaves y duras decia ella.
Nosotrso ya beso de lenga,chupada de tetas,carias de clitoris y ya dedos en su virgen y mojada conchita.
Hna: ¿ eso le meten a las chicas?¿no les duele?

Para que dijo esoooooooo!!!!!!!!. Podemos Hacerte probar para que veas que no duele y es muy rico.
Hna:¿seguro? ¿si lo hacen despacito y si me duele lo sacan?

Palabra De hermano y hombres.
Vos la tenes muy grande le dice a mi hermano y tengo miedo,probamos con la de el y despues si va bien me la metes vos le dijo.
Dale,acepto dijo mi hermano, y ahi mismo le dijo, bueno mientras el te la va metiendo vos anda practicando con chuparmela asi completamos las clase de hoy.
Hna: No se si me va a gustar pero hay que probar para saberlo.
Mi Hermano se acosto boca arriba con la verga tieza  y la acomodo para que se la chpe mientrs se apollaba con las manos en la cama y dandome el culo (tentacion si las hay)para que se la valla metiendo despacio.
Los tres rojos de calentura,conteniendo el aliento,los quejidos y todos los ruidos posibles.

Empieza con su primer chupada de pija en su vida y yo con el privilegio de comerme el virgo de mi hermana.

MAMITA MIIIIIIIIIIAAAAAAA QUE  DELICIA . NADIE SE  ACORDO DE LOS LAZOS FAMILIARES NI DE SANGRE, SOLO QUERIAMOS SEGUIR ADELANTE CON EL INSTINTO ANIMAL QUE SE HABIA APODERADO DE NOSOTROS.
AHI ESTABA MI HERMANA CHUPANDOSE LA CHOTA DE SU HERMANO Y SO LENTAMENTE ENTERRANDOSELA EN SU CONCHITA VOLCANICA, ¿TE DUELE MAMITA? NO DECIA PERO SEGUI ASI DESPACITO QUE ME GUSTA,MIENTRAS SE LE CAIAN LAS BABAS  SOBRE LA PIJA DE MI HERMANO,NO PODIA HABLAR.

AQUEL LE DECIA, SEGUI ASI HERMANITA,CHUPALA  ES TODA  TUYA EN ESTE MOMENTO,TENES 2 PIJAS SOLO PARA VOS ,NO SON MUCHAS QUE TIENEN ESE LUJO, APROVECHALAS,TRAGATELA TODA,¿TE GUSTA cHUPALA Y SENTIR LA OTRA QUE TE VA ENTRANDO?  ¡GLUP! SI SIIIIIIIIII!!!!!!!!!! YO YA SE LA TENIA CASI TODA ADENTRO Y NO AGUANTE MAS Y SE LA METI SIN ASCO HASTA EL TRONCOOOOOOO. AYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY PAPITOOOOOOOOOOO ME ESTAS COGIENDO CON TODO (APRENDIO RAPIDO LOS CONCEPTOOS DE SER BIEN COGIDA)SI MAMITA ESTOY MAS PARA LLENARTE LA CONCHA DE LECHE QUE PARA PARAR,PERO QUIERO QUE LA SIENTAS MAS.
SIIIIIIIIIIII SIGAN ASI MAS QUIERO MASSSSSSSSSSSSSS,MASSSSSSSS,QUIERO MAS PIJAS MASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS SI MAS DEMENNNNNNN MUCHA GARCHA.
AQUEL MIENTRAS SEGUIA RECIBIENDO LA CHUPADA DE PIJA LE PREGUNTA ¿ TE DUELE O NO TE GUSTA LA VERGA QUE TENES EN LA CONCHA? ME DUELE APENAS UN POQUITO PERO ES FANTASTICO RECIBIRLA ADENTRO,SENTIR COMO ENTRA Y SALEEEEEEEE HAYYYYYYYYY (CAE SALIBA DE SU BOCA EN LOS HUEVOS DE AQUEL) ME GUSTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA LA PUTA QUE LO PARIOOOO CARAJOOOO CO ME GUSTAAAAAAAAAA DEMEN MASSSSSSSSSSSSSSS  TURROS HIJOS DE PUTA,POCO A POCO SE FUE SOLTANDO Y VA SACANDO LA YEGUA CALENTONA Y PUTA QUE TENIA ESCONDIDA.
BUENO AHORA ME TOCA A MI METERTELA ASIQUE CAMBIEMOS DE  LUGAR.
NO ME HAGAS DOLER CON ESE SOCOTRO QUE TENES,METELA DESPACIO Y CUMPLI COMO EL POR FAVOR QUE QUIERO DISFRUTAR ESTO QUE TAN LINDO.
SSI,SI.
AHORA YO ACOSTADO CONTENIENDO MI LECHE EN LA PUNTA DE MI PIJA,ESPERE UN POCO.mI HERMANO SE LA EMPEZO A ENTERRAR DESPACIO;YA HABIA SIDO AMPLIADO EL CAMINO Y ESTABA LUBRICADO DE LOS ORGASMO QUE SE TIRO SIN SABER ELLA LO QUE ERA.
LA CONTUBE PARA QUE NO ME CHUPE Y NO ACABAR.
Hna:  SI METEMELA ASI DESPACIO,YO CHUPABA Y MANOSEABA SU COLGANTES TETAS,SI ASI TURRO DE MIERDA,NO PUEDO CREER QUE ME ESTE ENTRANDO ESE PEDAZO DE CARNE,NUNCA LO IMAGINE Y AHORA ME ESTA HACIENDO DE GOMA Y CON MUCHO GUSTO CARAJO, SI MAS ADENTRO,OTRO PEDAZO MAS,DESPACIO NO ME DUELE,ME GUSTA,MAS,MAS ADENTRO,OTRO MAS.
MI HERMANO LE DICE: SI MAMITA TE LA VOY A ENTERRAR TODA PARA QUE CONOSCAS LO QUE PUEDEN HACER LAS PIJAS  CON VOS ASI.
ME FACINA COJERTE LE DICE,LA AGARRA DE LOS HOMBROS Y TERMINA DE METERSELA TODA ADENTROOOO CON TUTI AGGGGGGGGGGGGGGGGGG,MAMITA TE LA METI TODA,MOVE ESE CULO PARA TODAS PARTES DALE SACAME LECHE.
Hna; SIIIIIIIIIIIII PAPITO COMO ME GUSTA,SACALA Y METELA COMO HACIA EL DALE SI MAS MAS,Y EMPIEZA A TEMBLARLE LAS PIERNAS MIENTRAS CASI SE AHOGA CON MI PIJA EN LA BOCA.
DESDE LUEGO AQUEL SE LA COGIO CON FUERZA Y ELLA AHOGABA LOS GRITOS DE GOCE AYYYYYYYYYYYYY AGGGGGGGGGGGGGGGGG MASSSSSSSSSSSSSSS AGGGGGGGGGGGGGG AYYYYYYYYYYY ASIIIIIIIIIIIII MASSSSSSSSSSSSSSSSS MASSSSSSSSSSS ASIIIIIIII Y SE LA SACO PARA LLENAR DE LECHE TODA LA ESPALDA.
YO NO PERDI EL TIEMPO MIENTRAS TANTO.LE FUI DILATANDO EL CULO CON UNO,DOS,TRES DEDOS Y ELLA COMO SI NO SE DIERA CUENTA MOVIA EL CULO QUE  YO TANTO DESEABA DESDE HACIA MUCHO.
MI HERMANO SE RETIRO DE LA VAGINA DE ELLA
Y SE LIMPIO CON UNA TOALLA.ELLA QUEDO EXAUSTA PERO CON GANAS DE MAS.

LE PREGUNTE SI QUERIA CONOCER MAS COSAS.

Hna:¿ QUE MAS TENGO QUE CONOCER? ¿HAY MAS?
LE RESPONDO QUE SI CLARO HAY MUCHO MAS PERO SI NO QUERIA LO DEJABAMOS PARA OTRO DIA(YO NO ESTABA DISPUESTO YA QUE NO HABIA ACABADO)
Hna: BUENO APROVECHEMOS LO QUE SE PUEDA POR SI NO HAY MAS OCACIONES.

OK LE DIJE Y LA PUSE DE CUTRO PATAS SOBRE LA CAMA,MI HERMANO MIRABA Y NO PODIA CREER LO QUE VENIA,NINGUNO LO ESTABA CREYENDO.
PEDI QUE ME LA VUELVA A CHUPAR,COSA QUE EMPEZO HACER CON MUCHO GUSTO Y YO LE SEGUI DILATANDO EL ORTO,MI HERMANO ME PIDIO SER EL QUIEN SE LO FUERA DILATANDO PORQUE ESTABA EN MEJOR POSICION.
LE TERMINO METIENDO LOS DEDOS Y ELLA PREGUNTABA PARA QUE PERDIAMOS EL TIEMPO METIENDOLE DEDOS EN EL CULO,COSA QUE LE GUSTABA PERO NO TANTO COMO LO QUE HABIA SENTIDO ANTERIORMENTE.

SALI DE ABAJO DE ELLA Y LE DIJE QUEDATE ASI QUE TE LA VOY METER,AQUEL LE MANDO UN MAR DE SALIVA EN LOS EFINTERES Y YO SE LA EMPECE A APOYAL,METO LA PUNTA.
HNA:¿ ME LA VAS A METER APOR AHI? ESO NO,POR FAVOR ME VAS  ROMPER TODA.

LE DIGO QUE NO,QUE CONFIE TANTO COMO LO HIZO ANTERIORMENTE Y SE LO SACO SI LE DUELE.
MI HERNAN:BUENO CONFIO EN USTEDES,NO ME HAGAN DAÑO Y SI DEMEN PLACER COPMO LO HICIERON HASTA AHORA,DESPACITO.
SEGURO MAMITA,NOSOTROS TAMBIEN QUEREMOS GOZAR TANTO COMO VOS,POR ESO TE CUIDAMOS,SOS NUESTRA HERMANITA UNICA Y QUERIDA.
CLARO LOS 6 CM DE ANCHO SE HACEN SENTIR EN SI ORIGINAL CULITO,ASIQUE DESPACITO ENTRA PARTE DE LA CABEZA
HNA: AYYYYYY ME DUELEEE DESACIOO,PARA UN POCO,AHORA SI OTRO POQUITO.
YO LE PIDO ANDA METIENDOTELA SEGUN VOS LO CREAS CONVENIETE,MI HERMANO YA ESTABA OTRA VEZ AL PALO Y JUEGA CON SUS TETA,BESA SU CUELLO,EL PELO,LA BOCA,CLITORIS,DEDOS EN LA CONCHA, Y ASI FUE ACOMODANDO SU ORTO A MI CARNE EN BARRA.
HERMANA: AHORA SI DUELE UN POCO PERO DA MUCHO GUSTO,METEME LO DEDOS EN LA CONCHA,LE DICE A MI HERMANO, ASI ASI,ME ESTAN COGIENDO POR TODAS PARTES,SI PODES METEMELA TODA EN EL CULO HERMANITO,LA QUIERO TODA ADENTRO,NO DE GOLPE,VOS QUEDATE QUIETTO Y YO ME LA METO.
EMPIEZA A EMPUJAR MAS,MAS,YA TIENE LA MITAD PERO DESESPERA POR SENTIR EL ORTO LLENO, Y EN LA DESESPERACION SE ENTIERRA TODA LA MITAD QUE FALTABA HASTA EL FONDO Y LE TAPO LA BOCAAAA PORQUE SE LE ESCAPOOO UN GRITO DE DOLOR QUE ALCANCE A PARAR,QUEDA QUIETA
HERMANA:ME DUELE MUCHO,QUIETITO PAPITO,AHORA ESTA AFLOJANDO LOS ESFINTERES,VENI LE DICE A MI HERMANO, QUIERO CHPARTELA PARA QUE SE ME PASE EL DOLOR MAS RAPIDO.
TOMA MAMITA ES TODA TUYA,TRAGATELA TODA, CHUPA,CHUPA,ASIIIIIIIIIII ASIIII.
AL RATO YA ACOMODADA Y MAS CALIENTE EMPIEZA A MENEAR EL CULO DESPACIO Y   GRITAR,SI PAPITOS MIOS SON MIS MACHOS Y LO SERAN PARA SIEMPRE,COJANME MAS SIPPPPPP,MASSSSSSSS, LO UNICO QUE FALTA LE DICE ELLA A MI HERMANO QUE TAMBIEN ME LA QUIERAS METER POR LA CONCHA ASI LA COMPLETAMOS.
NI ESPÈRO NADA SE METIO DEBAJO DE ELLA Y SE LA PUERETEO EN LA CONCHA,NO PODIAMOS CREER LO QU ESTABA PASANDO,EMPEZAMOS CON MOVIMIENTOS COORDINADOS ENTRE YO Y MI HERMANO.
PUTROOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!111 ME ESTAN COGIENDO COMO UNA PUTA,DECIA POR LO VAJITO,SI CARAJO DEMEN POR LA CONCHA Y EL ORTO CARAJO QUE ME GUSTA,QUIERO MAS,QUIERO MAS,PROMETO NO DEJAR DE COGER NUNCA,NUNCA.SIGAN SIGAN .  EN ESO YO NO AGUANTE MAS Y LE REBALSE EL CULO DE LECHEEEEE
HERMANA: HUYYYYYYYYYYYYYYYYY QUE CALENTITO PAPITO, ME GUSTAAA. A MI HERMANO NO LE QUEDO OTRA QUE SACARSELA Y DECIRLE QUE SE LA CHUPE PARA NO ACABARLE ADENTRO CORRER RIESCO,A LO QUE ACCEDIO,GLUP!! gLUP!!!!! Y LLEGA LA LECHEE CALENTITA HASTA SU GARGANTA.
HOY POR HOY YA NO LO HACEMO ESTAMOS LOS TRES SEPARADOS EN DISTANCIAS,PERO SI SE DA LA OPORTUNIDAD SEGURO VOLVEREMOS A COJER. AHORA QUIERO ENSARTARME A SU HIJA QUE TIENE 22 AÑÑITO.PERO ESO SERA SI SE PUEDE.
pOR AHORA FIN EN OTRO MOMENTO ALGO MAS.

se reciben comentarios
BRAGUETASPEED@HOTMAIL.COM