Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

”Mi amado Daniel” (Relato gay)

Hola ¿Cómo están?, les voy a contar una historia, una historia de amor, una historia en la que un muchacho y yo somos los protagonistas, ésta es la historia de mi vida, disfrútenla…
Yo tengo 16 años (no puedo dar mi nombre por obvias razones) tengo buen cuerpo, mido 1.65, soy blanco pero un poco moreno, mis ojos son de color café y mi pelo es negro claro.
Hace 1 año y medio, entré a una nueva escuela para pasar a primero de prepa, estaba nervioso y un poco triste pues no volvería a ver a mis amigos ni a mis compañeros, pero ni modo ya me habían inscrito y ya no podía hacer otra cosa.
El primer día de clases llegó, todos se veían ansiosos y felices, todos se amontonaban afuera de los salones viendo las listas de grupo para saber en que salón habían tocado, cada grado tiene 4 secciones o grupos: ”A, B, C y D” me acerqué al primer salón que era el ”A” y comencé a buscar mi nombre por la lista y en eso lo vi, me dije ”que suertudo soy” pues rápidamente había encontrado mi nombre. Después de que todos encontraran su ubicación nos pidieron formarnos afuera de nuestros salones correspondientes y después todos los grupos entramos. Recuerdo que yo me senté en el primer banco que vi, estaba en la primera fila hasta el final, pues me siento mas seguro sentandome en los últimos lugares cuando éntro a una nueva escuela.
El maestro se aventó un discurso de mas de 45 minutos sobre las reglas del salón, yo me estaba durmiendo!! Cuando al fin terminó dije ”Gracias dios”. El día estuvo aburrido pues siempre los primeros días no hay trabajo y los maestros se la pasan presentándose, diciendo su forma de trabajo, hasta cuando les tenemos que entregar los trabajos, etcétera…
Llegó la hora del receso, el timbre sonó y todos salimos al patio, recuerdo que ésé patio era inmenso, tenía 2 canchas de futból sintético, y otras 8 de cemento, había bancas y arbustos y una gigantesca cafetería que atendía a toda la escuela, ésé día yo no tenía hambre, así que me senté en una de las bancas y comencé a ver a los chicos que se preparaban para jugar fútbol, y en eso entre ellos lo vi a él, un chico tan guapo que me hizo sentir mariposas en la panza, su cuerpo era tan sexy, sus ojos eran tan hermosos, su voz era dulce y cautivante, su sonrisa era inigualable, todo un dios. No supe que me había pasado en ese momento, pues yo no era gay, pero en ese momento supe que sí lo era y que estaba totalmente enamorado. El juego de futbol comenzó y comencé a verlo jugar, su manera de pasar la pelota, su manera de correr, su forma de esquivar a los del equipo contrario, todo me tenía totalmente asombrado de él, y en una de esas me desperté de mi bella hipnosis y vi que el balón se dirigía hacia mí!!! Y ¡bolas! en la cabezota! todo fue tan rápido y sólo recuerdo que me encontraba tirado de espaldas en el suelo, abrí los ojos y vi un poco borroso, y oí una voz: ”¿Amigo, estás bien?” esa voz que me había atrapado desde el primer momento y cuando al fin mi vista se aclaró un poco, lo pude ver a él! a mi amado! estaba parado al lado de mí tendiendome una mano para ayudar a levantarme, me puse rojo como un jitomate y volvió a repetirme: ”¿Estás bien?” yo le respondí todavia un poco atontado ”si’, eso creo” en eso agarré su mano, su piel era tan tibia y suave, y me pudo levantar, -”ése si que fue un gran golpe”- me dijo, y yo así de que:”ajá” todo mareado. -”Hola soy Daniel, ¿eres nuevo? nunca te había visto” me dijo él. -”Si, soy nuevo, entré a primero” le respondí. -”Con razón no te había visto, yo soy de segundo año gusto en conocerte”- me dijo. -”Igualmente”- le dije, y se alejó con el maldito balón. (Continua en la 2a parte)

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Un comentario en “”Mi amado Daniel” (Relato gay)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*