Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Cuando tu amigo tiene una mama sexy

Hola, mi nombre es Roberto, pero mis amigos me dicen Tito.

Bueno, lo que les voy a contar ahora es una historia real, y cuando digo real es que es real. He estado leyendo algunos otros relatos y hay algunos que son realmente fantásticos, aunque muy entretenidos y graciosos a la vez.

Tengo 18 años recién cumplidos, y esto me paso más o menos en Septiembre del año pasado.

En el colegio nos habían pedido hacer un trabajo en grupos sobre recursos tecnológicos y servicios y no se que otras tonterías mas, y, como casi siempre, quise ser con un amigo, Ricardo, debido a que su mama (40 años), que estaba separada, estaba riquísima y me volvía loco de tan solo mirarla, y siendo con el tendría una oportunidad de por lo menos insinuármele.

Bueno, acordamos juntarnos un sábado en la tarde en la casa de Ricardo, lugar perfecto para intentar por primera vez en mi vida algo.
Por fin llegó el sábado.

Se suponía que yo tenía que llevar la información que nos habían entregado en clases a cada grupo, pero la deje en casa, adrede, ya que quería tener la mayor cantidad de posibilidades para tirarmela.

Llegue como a las 3 de la tarde a casa de Ricardo. El me estaba esperando con todos sus materiales listos sobre la mesa del comedor. Le pregunte por su mama y me dijo que estaba en la cocina por si la queria ir a saludar mientras Ricardo arreglaba todo para empezar.

Fui caminando lentamente hacia la cocina, me tome mi tiempo, ya desde la distancia alcanzaba a oler esa fragancia que tanto me gustaba de ella. Cuando entre a  la cocina, ella estaba sentada en la mesa de diario tomando un vaso de jugo y trabajando en su computador. Llevaba puesto una bata de dormir, por lo que supuse que no se habia bañado aun, y que lo haria después, algo muy bueno para mi plan.

No quitaba los ojos del computador, por lo que hice mucho ruido para que levantara la vista. Desde el angulo en el que estaba se le alcanzaban a ver esos lindos pechos con los que habia estado soñando por mucho tiempo.

Se levanto y me dio un caluroso saludo de beso en la mejilla, con el que yo intente de acercar lo mas posible mis labios a los suyos.

Se volvio a sentar en el computador y en eso entra Ricardo preguntandome donde habia dejado la información  para terminar el trabajo. Yo le dije como preocupado que la habia olvidado en casa. Me mando un par de insultos y dijo que iria el a buscarlos, ya que era mas rapido y volveria antes.

Se me olvido decirles que mi casa queda a mas de 30 minutos en bici, por lo que pasaria mas de 1 hora antes de que volviera.

Ricardo se fue apresurado y me dejo solo en casa con  Daniela (su mama). Mi plan iva a la perfeccion.

Unos segundos después de que Ricardo ya se habia ido, me sente al lado de ella y le empece a meter conversa sobre el colegio, que nos faltaba poco para la fiesta de graduación, etc… mientras miraba cautelosamente esas lindas tetas que tenia, que eran asi como el tamaño perfecto para una mano, ni muy grandes, ni muy chicas, eran las que a mi mas me gustaban por lo menos.

Al parecer, como ustedes sabran se dio cuenta. ¿Por qué sera que las mujeres siempre se dan cuenta cuando las miran?

Comprendio que la estaban mirando mucho, y para escapar de mis ojos, dijo que tenia que ir a bañarse. Se paro para irse y me hiso cariño suavemente en la cabeza diciendome que era todavía un chico muy travieso. Esto definitivamente me puso a mil.

Se fue en direccion al baño, y mientras salia de la cocina, pude ver como, descaradamente se levantaba la camisa de dormir y dejaba descubiertas sus lindas nalgas blanquitas, sin si quiera mirame, tan solo rió un poco. Esta mujer si que tenia un culo de ensueño.

Sabia que esta era mi oportunidad, se me habia insinuado hacia 2 segundos, mostrandome su bello culo, estaba seguro, pero no se porque, me quede sentado en la mesa de diario asi como esperando algo.

Me puse a ver el reloj que estaba colgado en la pared mientras escuchaba como esta yegua prendia la ducha. Ya habian transcurrido como 10 minutos desde que Ricardo se habia ido.

Debia actuar ahora, ya que esta era mi oportunidad, y no tomarla ahora si que seria algo de un pobre estupido.

Me levante y fui caminando decidido hacia el baño. Daniela, para sorpresa mia, la habia dejado entreabierta, algo que nunca antes habia visto que lo hiciera.

Abri un poquito mas la puerta y ahí estaba ella, duchandose y jugando con la ducha telefono entre sus nalgas. Con una mano se tocaba los pechos  y piernas, y con la otra sostenia la ducha telefono, la cual pasaba por su lindo anito y por su conchita depiladita.

Esto ya era el colmo, estaba parado ahí, justo afuera de obtener lo que queria, y no me atrevi, por lo que me empece a masturbar.  Me baje los pantalones y saque mi polla que ya estaba roja, asi como si me hubiera estado masturbando por largo tiempo. Con mi mano derecha comence frotarme la polla, y con la izquiera por mientras me masajeaba un poco el ano, un lugar que me encantaba (no piensen que soy gay por lo del ano, ya que muchos hombres se sienten realmente excitados al frotarse el ano).

Ella estuvo largo rato mirando de vez en cuando hacia la puerta entreabierta, y mas o menos como después de unos 5 minutos donde estuve masturbandome afuera, me dijo que entrara, ya que necesitaba a alguien que le enjabonara la espalda, ya que tenia los brazos adoloridos por el gimnasio.

Por fin, entre!

Ahí estaba ella, desnuda con sus lindos senos y su escultural figura mirandome. Cabe decir que su conchita estaba buenisima, y que tenia todo un culazo.

Me pidio que me desnudara para que no mojara mi ropa y pudiera entrar con ella.

Cuando entre a la ducha roce su culito con mi pene y toque con mi mano su conchita. Por fin ese culito y esa conchita ivan a ser mios.

Se puso de espaldas a mi y me paso el shampoo para que la enjabonara. Me fije que habia empezado otra vez a sobarse entre sus piernas son sus lindas manitos.

Apegue lo mas que pude mi pene en su culo y de repente la empujaba duramente para que sintiera la clase de polla que tenia detrás. De la nada ella se dio vuelta y me dio un largo beso en la boca, donde aproveche para agarrarle el culo y para sobarle la conchita con mi polla, que ya tenia unas ansias desesperadas de entrar. Me empezó a besar el cuello y rapidamente bajo hasta el pene. Le dio unas lamidas y luego se lo metio entero en la boca.

Con una mano acariciaba mis testículos y con el dedo indice de la otra, buscaba mi ano en mi culo. Yo por mientras tocaba sus senos y pensaba en lo que haria Ricardo si me viera asi con su madre.

Cuando estuve casi a punto de terminar, le dije que parara, y que queria meterle mi polla en su conchita.

Ella me dijo que mejor que no, ya que no tenia condon y no queria arriesgarse. Entonces le dije que me dejara romperle el culito.

Ella me miro media asustada y me dijo que hace mucho tiempo que nadie se lo metia por el culo. Le dije que no temiera y que iva a disfrutar.

Ella accedio, pero me pidio que antes yo hiciera algo por ella, por lo que ella se puso de espaldas y yo acerce mi boca a su conchita, la cual empece a besar y a meterle mi lengua mientras acariciaba su clítoris con mi nariz.

Después de un rato dandole sexo oral, tuvo un orgasmo con unos gemidos que de seguro hasta Ricardo los escuchó.

La verdad es que yo nunca en mi vida lo habia metido por el culo, pero según lo que hbia aprendido en algunas películas porno, decidi hacerlo.

Le pedi a Daniela que apoyara sus piernas en mis hombros. Yo por mientras con mis dedos iva haciendo espacio en su ano para que cupiera mi polla.

Estuve un par de minutos dilatandole el ano hasta que me decidi y lentamente (según ella me lo habia pedido) le fui metiendo mi polla.

Me di cuenta de que su ano apretaba mucho y ella gemia no se si de dolor o de placer.

En una de esas, decido y se la empiezo a meter como furioso mientras toco sus lindas tetas, ella grita y gime, y cuando estoy por acabar le saco la polla del ano y la froto contra sus tetas mientras de ésta salen litros y litros de leche que chorrean por sus tetas, y que llenan su boca. Se la tomo todita.

Acerco mis labios a los suyos, que todavía estan llenos de leche, y mientras con una mano froto su clítoris, la beso con un beso muy tierno que sellaria una vida sexual que perduraría.

Después de eso nos lavamos un poco, y justo cuando habiamos salido del baño, Ricardo entra a la casa apurado con todos los materiales que a mi se me habían “quedado”.

Por suerte Nos habiamos secado el pelo con secador y no parecía como si estuvieramos mojados, por lo que Ricardo no sospecho nada.

Que habria hecho si me hubiera descubierto.

Hace como 2 meses que no veo a Daniela, pero tenemos prometido que la proxima vez que nos veamos me va a dejar meterselo por la conchita, ya que la segunda vez que nos vimos, solo nos dimos un poco de sexo oral.

Después les cuento mi aventura en su conchita.

Saludos.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


2 comentarios en “Cuando tu amigo tiene una mama sexy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*