Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Amor de Ascensor

Amor de Ascensor

Todo empezó un lunes, eran las 14:30 aproximadamente, yo a esa hora suelo volver a mi casa del instituto. Siempre la misma rutina, aparco la moto, ascensor, casa y comida… pero ese dia ocurriria algo, ese dia tendria un encuentro en el ascensor.

Sonia es mi vecina, me la solia encontrar a esas horas en el ascensor, suponia que venia de recoger a sus niños del colegio, ya que siempre iva con ellos, y siempre compartiamos el ascensor. Era una mujer bastante guapa, tenia un cabello castaño ondulado y corto, la melena le llegaba por los hombros. Tenia unos ojos marrones y grandes preciosos. Su boca era pequeña, pero al mismo tiempo graciosa, al igual que su voz, alguna vez la oí hablar con sus hijos y tenia una voz suave y dulce. Sobre su edad, pues no la sabia, aparentaba haber entrado ya en los 40 años y si tenia mas de veras que no los aparentaba. Su cuerpo… me gustaba, son de esas siluetas que ves y no puedes evitar imaginar desnuda, o con otra ropa mas sexy, aun asi vestia ropa que no estaba nada mal. Tenia unas curvas que me causaba una impresion en el pecho tremenda. Sus pechos eran grandes, supongo que tendria una talla 95 aproximadamente (nunca supe mucho de estas cosas) su fina cintura se encogia ante la llegada de sus hermosas caderas, pues estas eran anchas, y eso me daba mucho morbo.

El lunes volvi de clase, aparque la moto, y me fui a abrir la puerta del portal, entonces me percate de su presencia, vestia una camiseta de tirantes blanca y unos pantalones baqueros oscuros, todo un premio para mi vista, aunque admito que en un primer momento no me fije mucho en ella, o por lo menos de la manera que lo hice luego. Les abri la puerta cordialmente con una media sonrisa en mi cara, me dieron las gracias y entraron en el ascensor, hasta ahi todo normal, pero casi llegando a mi piso, algo ocurrió. Quise cojer mi mochilla que la habia dejado en el suelo y todavia no me explico como pero me tropece y me cai al suelo, que vergüenza,
-¿estas bien? me pregunto la mujer.
y yo aun en el suelo rojo como un tomate no se me ocurrio decir otra cosa que – si, tranquila, si lo he echo a proposito – me agarre a una barandilla que habia en el costado del ascensor, quise buscar apoyo en la otra mano y sin se consiente de donde se dirigiria, la alcé hacia un lado esperando un punto de apoyo. Lo mas vergonzoso viene ahora, cuando por fin me habia levantado me di cuenta de que ese segundo punto de apollo era el culo de mi vecina… no lo pasé peor en mi vida, los niños se reian, comprensible en ellos a su edad, y ella tenia una expresion de estar aguantandose la risa. Una vez sali del ascensor y se cerro la puerta de este pude oir como se rieron con mas intensidad, que ridiculo.

Al dia siguiente volvi de clase a la misma hora que siempre, no me queria encontrar con ella, no sabria con que cara mirarla, todavía me sonrojaba al pensar en lo que paso ayer. No tube suerte, en cuanto entre en el portal alli estaba ella y sus dos niños esperando el ascensor. No hubo mas palabras que un timido “hola”, entramos en el ascensor, yo me puse delante de ella mirando hacia la puerta, ella estaba detras, (asi al menos evitaria meter la para otra vez). Todo iva bien, son apenas media minuto lo que tarda el ascensor en llegar a mi piso, pero se me hicieron eternos. De repente empece a sentir algo, empece a notar como un leve cosquilleo detras mio, en mi trasero, no sabia explicarlo, era como si me estubiese pasando un dedo despacio por mi nalga. El ascensor paró, un “adios” y me fui. Ya en mi casa estube pensando sobre que era aquello que note, en un principio crei que era ella, pero pronto recapacite, seria todo demasiado bonito, lo mas seguro esque me estaria rozando con su bolso o con cualquier otra cosa, aun asi no pude evitar a mi imaginacion que hiciese su trabajo, a habia cambiado mi forma de verla, ahora me parecia la mejor mujer que habia visto jamas, y cuando me quise dar cuenta ya estaba masturbandome fantaseando con ella.

Miercoles, hoy salí una hora antes de clase, lo que me sentó muy mal, ya que ahora tenia muchisimas ganas de encontrarme con ella y si me iva una hora antes a casa no coincidiria con ella en el ascensor. Asi que me fui a un bar desde el que se ve mi edificio, me tome una cerveza, y cuando vi a lo lejos que ya llegaba la mama con sus niños, pague la cerveza y me puse rumbo al portal, llegamos casi al mismo tiempo. Su hija pequeña me abrió cordialmente la puerta, -gracias! – respondi con una sorisa. estaba nervioso, no sabia por que, pero cada vez me gustaba mas, me gustaba su olor, su colonia, juraria que es la misma que usaba mi primera novia. esperabamos el ascensor, yo estaba detras de ella, “me encanta ese cuerpo” no dejaba de pensarlo, hoy vestia bastante juvenil, llebaba una sudadera de cremallera amarilla, de la seleccion brasileña si no me equivoco, dejaba bastante a la imaginacion, pues no se la notaba mucho la figura con eso, en cambio de cintura para abajo me excito muchisimo, llebaba unos pantalones ajustados de deporte, azules, eran muy ajustados, se le notaban dos lineas que le atravesaban sus generosas nalgas, eran sus braguitas. Nos metimos igual que ayer en el ascensor, ella detras de mi, pronto volvi a notar ese cosquilleo en mi trasero, me quise volver y ver si era ella, pero algo ocurrió que no me dejo ninguna duda, ese cosquilleo de supuestamente un dedo se convirtio en una mano abierta que se poso sobre mi nalga izquierda. Me encanto, esaba excitadisimo, ayer mismo imaginaba esta situacion como un sueño de los que nunca se cumplen y sin embargo… ahi estaba ella. Quise hacer algo para saber que era correspondida, extendi mi mano para tocarla a ella poco a poco, pues no querian que los niños se enterasen, estos por cierto estaban entretenidos con una maquina de juegos. Mi mano flotaba en el aire esperando entrar en contacto con su hermoso trasero, pero… el ascensor paró, ¿porque no seria mas rapido?, mire a sonia de reojo antes de bajarme, tenia la cabeza agachada, pensé que se pensaba que habia metido la para, no se sentia correspondida, cuando sali por la puerta la mire y la dije mirandola a los ojos, – hasta mañana – no hubo respuesta por su parte.

Menuda semana, ya era jueves, no habia dejado de pensar en ella, se habia clavado en mi mente y no salia. Pense que lo que deberia hacer hoy era entrar yo en accion, queria tocarla, me moria por ella, tenia todo el rato ese nudo en el estomago, solo queria que llegase la hora del ascensor. Cuando llegue Sonia estaba con sus hijos tambien buscando en su bolso la llave de el portal. Me quede impresionado, hoy vestia una camiseta de tirantes azul y una falda blanca que la llegaba hasta mas abajo de las rodilla. hacia un poco de viento y la falda se adaptaba a la figura de sus piernas… dios, me corriria ahi mismo del gusto. me apresure a donde estaba ella diciendo – tengo yo llaves espera.
– ah, gracias- respondió con una amplia sonrisa. Entramos en el ascensor, esta vez me di prisa y me puse yo atras de el todo, ella como si averiguase mis intenciones se puso delante de mi de espaldas, por fin lo iva a conseguir, mire su culo desde arriba, esa falda fina mostraba dos nalgas preciosas, estaba escitadisimo, pero cuando estaba apunto de cerrarse la puerta otra persona llegó, que rabia ¿porque me tiene que pasar esto? en un principio pense que se me habia cortado el rollo, pero en seguida vi que no, pues ahora habia una persona mas en el ascensor, por lo que ella se echó hacia atras apresurandome contra la pared. el bulto de mi pene erecto en mis pantalones entraron en contacto entre sus dos nalgas, yo empujaba un poco, me encantaba, y ella tambien seguia el juego moviendo ligeramente su trasero. Casi llegando a mi piso la toque el culo, no pude evitarlo, estaba blandito como habia soñado, mi ereccion era brutal, no se como lo disimularia al llegar a casa. El ascensor paró, sali y antes de que dijese nada me dijo ella – hasta mañana –  yo conteste con una sorisa enorme en mi cara – hasta mañana si. llegue a mi casa entre en el baño y me mastubre.

Viernes, el ultimo dia de clase, y supongo que el ultimo dia de la semana que me la encontraba. Hoy lucía unos pantalones vaqueros claros, los mismos que los del miercoles si no me equivoco. y una camiseta ajustada blanca. entramos en el ascensor, yo lo hice primero y me puse igual que el dia anterior, queria volver a repetir esa experiencia. Pero para mi defeccion ella se puso al lado mio y no enfrente de mi, pense que ya no queria seguir con ese juego, que habia sido solo un calenton, pero mis pensamientos les rompio sentir su mano, estaba acariciando la mia, hizo como si me quisiese cojer de la mano, “que romantica” pensé con una sorisa, pero en realidad me estaba pasando un papel, una nota. La coji y me la guarde en el bolsillo. ¿Que seria? ¿que pondria? estaba ansiosos por leerla, cuando sali me despedi con un “hasta el lunes” pero ella en cambio me dijo “o hasta luego”.

Me quede confuso, lo primero que hice cuando llegue fue encerrarme en mi cuarto para leer la nota, en esta ponia:
“Si te apetece ven esta tarde a mi casa 7ºB, ven a las 19:00 y di que vienes a arreglar el ordenador. Besos cielo”
esto no podia estar pasando, era la cosa mas feliz que habia en ese momento sobre la tierra, me habia invitado a su casa, no me lo podia creer, aunque habia algo que me preocupaba y no se porque no lo pensé antes, ella seguramente tenia marido, de ahi lo de “di que vienes a arreglar el ordenador” pero bueno, una oportunidad asi no la iva a dejar pasar.

La hora al fin llegó, se me habia echo eterno, yo me meti en mi papel de informatico, me llebe un pequeño bolso con unos CDs y cables, por si acaso. Sali de mi casa y en un momento me presente en el 7ºB.
ding dong
– hola – dijo el hijo de Sonia.
– hola – dije nervioso – vengo a arreglar el ordenador, ¿esta tu mama?
ella aparecio tran una puerta – si, mira, pase a esta habitacion -.
Su aspecto era… inesperado, vestia una bata o albornoz no muy sexy pero que tenia su punto morboso. Entre en la habitacion y me dije que esperase un segundo, fue donde los hijos que estaban jugando en el comedor y la oí decir ” ahora no molesteis que tenemos que arreglar el ordenado y no puede distraerse” seguidamente se dirigió a la habitacion, entró y cerró la puerta con con llave.
– hola –  me dijo con un tono timido.
– buenas tardes señora, ¿que problema tiene con el ordenador? – bromeé
Ella se rió, hubo una pausa y habló – esto para mi es complicado, te invite aqui con… malas intenciones – los dos soreimos –  pero me temo que no va a poder ser – continuó –  por lo menos no hoy, pues le dije a mi madre que cuidase hoy de los niños pero no a podido venir, y con los niños en casa…-
– te entiendo – dije mirando al suelo- hice una pausa, solo esperaba que se lanzase, que conformaba con un beso, sus hijos no se enterarian – ¿entonces me tengo que ir? – pregunté.
ella se echo la mano a la cabeza y suspiró fatigada como si algun pesamiento la atormentase, de repente abrió la boca como si quisiese hablar pero no dijo nada y se acerco. me abrazo por el cuello, yo hice lo mismo y pose mis manos sobre su cintura.
Me miró a los ojos y dijo – no se que es lo que tienes, pero en mi vida vi nadie que me hubiese excitado tanto como tu
Me quede sin palabras. de repente nuestros labios se acercaron hasta que nos fundimos en un beso, Dios! era hermosa, besaba bien, estaba buena, estoy soñando pensaba. Yo fui echando mi mano hacia su culo, no me queria ir sin tocarle, ella respondio de igual manera. A medida que nos besabamos nos ivamnos calentando mas, empezabamos a respirar mas fuerte. yo empece a meter mi mano hacia su coño, era complicao, pues tenia el albornoz puesto. De repente nos paramos y nos miramos.
– si segumos no creo que pueda parar – dije –  lo siento, no depende de mi, no me puedo controlar.
nos seguimos mirando como si estubiesemos adivinado nuestros pensamientos, sabiamos que si nos volviamos a besar no podriamos parar, habria que llegar hasta el final. Aparte un poco la mirada de sus ojos y mire su cuerpo, el albronoz se le habia desatado y podia ver la ropa que llebaba debajo, un liguero, braguitas y sujetador negro, joder, era una musa, estaba buenisima, suspire fuerte la mire a los ojos y dije.
– no puedo, no puedo irme
ella me empujo contra la pared y me abrazo, yo aprobeche para quitarle el albronoz, ahora no nos besabamos ni nada, estabamos abrazados, yo manoseaba con violencia sus nalgas, mientras con la otra mano tocaba sus senos, ella sobaba mi paquete que estaba a punto de reventar. estaba esperando una señal, algo que me dijese, ahora te la puedes follar.
– ¿cuanto tiempo tenemos? pregunté
– una hora, no! un poco menos – ella se aparto un poco de mi y sobandome aun en pene me dijo – no hagas ruido porfavor.
ya esta, me la voy a follar, nos volvimos a vesar, ahora mas apasionadamente, mientras nos quitamos la ropa, ella me desnudo primero, no dejaba de pasar sus manos por todas las partes de mi cuerpo. Yo la quite las bragas y incite a que se apollase con las manos en la mesa. empeze a lamerla el coño, estaba empapado, ella respiraba fuerte, estaba aguantando los gemidos. me levante y la meti dos dedos mientras buscaba un preservativo, ella se percató y me dijo que no hacia falta, que estaba operada, esto es el paraiso, empece a penetrarla, muy lentamente, queria sentir en mi pene cada parte de su coño, esta ardiendo, cuando llegue al fondo empuje con todas mis fuerzas, y ya empezo todo, tenia ante mi a mi vecina con un liguero super sexy, con mi pene penetrando ese grandioso culo y de fondo las voces de sus hijos, joder, no podria ser mas feliz. empezaba a acelerar el ritmo, y la mesa empezo a dar golpes, ella se dio cuenta y me dijo que me sentase en la silla, encantado obedeci, se sento encima de mi pene dandome la espalda, pronto llevavamos otra vez el ritmo sin tantos ruidos. yo la manoseaba las tetas mientras trotaba encima mio, despues baje a sus caderas, su culo bailaba al son del sexo, no pude evitarlo y la empece a azotar, hasta que me corri, no quise abisarla, queria que disfrutase, aun asi no tardo mucho en correrse asi que no me dolio mucho.

Se echo encima de mi.
– muchas gracias de verdad –  me dijo – hacia tiempo que no difrutaba tanto, pero ahora te debes ir, entiendelo.
– lo entiendo, y se que te sonara… infantil, pero esto a sido muy especial para mi, nunca imaginaras cuanto
– no es infantil – dijo ella soriendo – es precioso.
yo me sonroje – se que no querras pero quiero decirtelo – hice una pausa – quiero repetirlo, algun otro dia, no se…
– si, yo tambien, no te vas a librar de mi tan facilmente -rió.

Me vesti y me fui a casa. ahora llebo una bonita relaccion con sonia, dos o tres veces por semana los padres de sonia se lleban a sus hijos a pasear y entonces ella me llama, y por supuesto, nuestros juegos en el ascensor entraron a formar parte de la rutina diaria

lor_1616@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


10 comentarios en “Amor de Ascensor

  1. Sinceramente me ha gustado tu relato pero tengo una manía muy grande y son las faltas de ortografía y en tu relato hay algunas. Sólo quiero darte un consejo, en todos los procesadores de texto hay un corrector ortográfico, sólo tienes que usarlo.

    O que alguien lo revise antes de publicarlo :).

    Espero que no te moleste este comentario

  2. Salvo las faltotas de ortigrafia… me gustaria que me cogieran en un asensor, en Parque Tezontle hay uno con vidrios. 044 55 20 40 70 96

  3. uy que rica esta historia me masturbo cada vez que la leo ahorita estoy desnuda tocandome toda con mis pezones paraditos y metiendome los dedos quiero que me cojan ya!! necesito un hombre

  4. hola me encanto este relato opino lo mismo con respecto a la falta de ortografia pero bueno estoy en argentina y si hay aulguna nena o mujer que quiera ser complacida sexualmente en alguna fantasia, contarse conmigo. Tengo 22 años carne joven….chicas,las espero vivo en cordoba capital, Argentina

  5. Wao buenazo soi venezolano pero me crie en buenos aires soi una mezcla de la arepa I el asado argentino asi k nenas I chamas si kieren carne rica aki estoi llo un hibrido gaucho caraqueno asi k este es mi correo radomin16@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*