Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mis dos Rodrigos

Era una tarde, estaba sentado afuera en la vereda en frente de mi casa. Como una universidad importante esta a dos cuadras en donde yo vivo, muchos universitarios dejan su auto en la calle de mi casa. Ya desde muy chico que ya pasaba eso, hasta jugaba escondidas con mis amigos entre los autos de tantos autos que se estacionaban. Lo que si, que la semana pasada, con mis tempranos 16 años, sentí la necesidad de salir a sentarme un rato afuera bien tarde. Solo quedaba un auto rojo y estaba al frente de donde estaba yo sentado. Para no ponerme una hora para entrar a casa me propuse esperar al dueño del ultimo auto y ahí recién emprender el viaje a mi cama. Pero el dueño del ultimo auto no aparecía, y cada vez se hacia mas tarde, de lo que normalmente suelen salir los universitarios. Pero como era viernes, no importaba si entraba a la casa a la hora que sea. Entonces espere al dueño del último auto, que no aparecía. Y después de varios minutos de no hacer absolutamente nada, lo vi venir. Era un hombre, pero era joven y lo que me llamo la atención fue que era muy lindo. Jamás sentí ese cosquilleo que hace tu cuerpo cuando estas nervioso o contento. En ese momento no sabia si era nervio o felicidad lo que me provocaba aquel universitario que apareció de la nada a entrar a su vehiculo. Me regaló una sonrisa y entro a su auto sin decirme nada. Claro, si no nos conocíamos, que me podía decir. Me fije que en la parte trasera del auto tenia una calcomanía de su colegio, y su promoción era 2006. Tenia tan solo 18 o 19 años, y eso lo note ya cuando se acercaba a su auto. Todo ese fin de semana no pude dejar de pensar en el. Me agarro una necesidad de ser su amigo, de hablarle, pero no podía obsesionarme con una persona, y menos con un hombre. Nunca sentí ese sentimiento, esa excitación por un hombre y me resultaba muy extraña es sensación. Llego el lunes y me quede a esperarle. No venia, tardaba como el viernes cuando le conocí. Y llegó. Y esta vez me saludo con un Hola que tal. Me puse muy nervioso pero le contesté. No hubo mas nada, solo se subió al auto y partió hacia quien sabe donde. El martes me senté de nuevo a esperarle. Esta vez volvió temprano. Y me saludó. Esta es tu casa? Me dijo. Si! Y me quede un rato en silencio, pero después le dije: Y que estudias? Administración de empresas. Ahh, le conteste. En que colegio estas? Y le conteste con el nombre en donde estudio y hasta mi promoción. Ahh, obviamente se despidió de mi. Y me puse muy feliz, por fin ya hable con el chico, que por estupido no le pregunte su nombre. El miércoles ya no quise salir por miedo a parecer desesperado, obsesionado. Pero no podía evitar, era re lindo y muy bueno. Ese miércoles no le vi, pero soñé con el. Soñé que era su compañero de universidad y que de repente me dice vamos al baño y nos fuimos y ahí se saco la remera y ahí termino mi sueño. Ojala mi sueño hubiese seguido mas. El jueves en el colegio no podía sacar su imagen de mi cabeza. Ese día estaba mas despistado, mis compañeros me hablaban, pero yo seguí obsesionado por mi nuevo amigo universitario. Esa misma noche de tardecita salí a comprarme saldo y lo veo bajarse del auto. Me hice del que no le vi, pero me dijo: Che!! Y me di la vuelta y nos saludamos pasándonos la mano. Me pregunto si no le conocía a un tal Fernando Bordón, de mi colegio. Le conteste que si, pero que estaba un año menor que yo. Me dijo que era su primo. En esa conversación, sentía cosquillas, tenerle a un tipo musculoso, sus penetrantes ojos negros y su pelo marrón clarito y bien cortito. Para mi era muy lindo y  me gustaba mucho hablar con el. Como ya se le hacia tarde se fue. Me quede esperándole de nuevo esa misma noche. Y llego mas temprano de lo normal. Bien asombrado me pregunto: Ey vos me esperas siempre? Y soltó una risa sarcástica. No sabia que contestarle, era la verdad. Pero mi imaginación fue mas viva y le dije: No a esta hora siempre salgo a pensar, a descansar. Me creyó y me preguntó que hacia mañana de noche. Nada, le dije. Es que hay una fiesta universitaria acá cerca y estoy vendiendo las entradas si te queres ir… automáticamente le pregunte: Cuanto sale? Y me dijo el precio. Tenía a mano la plata y me dio la entrada. Gracias y me regalo otra sonrisa, pero mas tierna. Pero no se si me voy a ir jaja! le dije después de agarrar la entrada. Y porque no? Y le conteste: Y porque son todos universitarios, que lo que me voy a hacer solo yo ahí. Y no tenés algún amigo, amiga, que se quiera ir, así me compras otra jaja. Y sonrió de nuevo. Dale mañana te aviso si alguien se quiere ir. Y el un poco preocupado me dijo: Eyy y no me podes avisar ya mañana de mañana así antes de entrar a clase ya te doy si es que alguien quiere. Y como te aviso? Te mensajeo? Esa pregunta me mato, me iba a dar su celular. Dale! Y me dijo su nombre y anoto el mio. Ahí ya era la oportunidad de preguntarle su nombre. Ahh, jamás así supe, como te llamas? Rodrigo, me contesto. Y vos? Lucas le dije. Y antes de que se suba al auto me dijo: Dale avisame que mañana. Suerte! Y se subió. Seguía obsesionado, no se si enamorado, porque nunca sentí nada parecido por un hombre, pero esa amistad que estaba empezando me encantaba. A la mañana del viernes, no conseguí ningún amigo, o sea nadie se quería ir a una fiesta universitaria. Y le mensajee. Borré como tres veces el mensaje que le iba a mandar. Hola Rodrigo, Lucas soy, eyy te cuento que nadie trajo plata para tu entrada, y además nadie se quería ir jaja, pero voy a ver si yo me voy jaja! Nos vemos. Jamás me contestó. Toda la mañana en el cole revisando mi celular por si ya me llegaba el mensaje de mi nuevo amigo. Y no me llego su mensaje. Esa tarde de viernes, hace una semana que le vi por primera vez, no le vi a Rodrigo, ni vi su auto estacionarse. Pero a la misma hora que siempre sale, alguien toca el timbre. Era el. Me dijo:

Que suerte que saliste vos jaja! Ey me prestas tu baño un rato para cambiarme! Por suerte no estaba nadie en mi casa. Solo yo. Si, no hay problema, entra no mas. Pero se fue a su auto y saco su camisa. No evitar mirar su culo cuando se agacho y entro a su auto para sacar su camisa. Me gusto muchísimo esa imagen, pero me molestaba porque no podía ser gay. No me podía gustar Rodrigo, pero en esos 10 segundos que tardo en buscar su imagen me vinieron millones de imágenes, los dos desnudos, en el auto besándonos y chupándonos la pija. Y paso a mi casa y entro al baño. Salio del baño, re cambiado, peinadito y con su camisa que apretaba y se dejaba ver sus músculos. Me dijo: No te vas a la fiesta? No! Me quedo no mas aca solo y aburrido. Y me rei. Mi nuevo amigo me dijo riendose: Y bueno jaja, me voy ya porque se me hace tarde, gracias por prestarme tu baño. Le pase la mano y nos despedimos. Se subió a su auto y lentamente lo vi alejarse. Ese viernes definitivamente supe que Rodrigo me gustaba. Me sentia diferente, era otro yo. Nunca senti eso por ninguna otra persona. Claro que me calentaba ver mujeres, pero yo no estaba excitado por Rodrigo, sino confundido, diferente, quizas enamorado. Mi mama llama a casa y me dice que van a llegar recien a la mañana ya que la fiesta del casamiento a donde fueron quedaba lejos y se querian quedar un tiempo mas. Y mi hermana mayor salio a festejar con sus amigas y ella iba a volver a la casa también mañana. Me quedaba solo en la casa y me agarro un ataque y me desnudé. Y eso me excitaba mucho. Vi la tele desnudo, me paseaba por todos los rincones desnudo y con la pija parada.

Estaba muy feliz sacandome fotos pornos con mi celular. Me empezaba a masturbar lentamente y de eso alguien toca el timbre y me asuste muchisimo. Pero toco muchísimas veces, como desesperado. Ya paso la medianoche. Me vesti, pero mi pija seguia paradísima y no se bajaba. Salgo a ver y era Rodrigo. Estaba todo asustado y cuando abri la puerta el ya entro. Que paso? Le pregunte, mientras mi pija ya volvia a su tamaño normal. Me asaltaron! Me asaltaron! Quien, donde? Estas bien? Yo estaba muy preocupado. Al salir de la fiesta se me acercan dos tipos enormes y me dicen: Dame tu celular! Y el otro me amenazaba con un cuchillo. Le di mi celular pensando que se iba a ir, pero el que tenia cuchillo me gritó: Donde esta tu auto? Dame tu llave carajo! Rodrigo estaba todo sudado y muy nervioso y de eso miro su mano y tenia la mano toda sangrienta. Tu mano! le grité. Y vio y se asustó y siguió con su historia. Lo que pasa es que no se iban a robar mi auto. Y trate de escaparme y pude y vine corriendo y entre a tu casa porque los dos tipos me perseguían. Pero que te hiciste en la mano? Le pregunté. Y no se! Seguro al tratar de escapar me cortó, no se, no se nada! Y seguia muy nervioso. Bueno, por suerte viniste a mi casa y no te robaron el auto. Su mano seguia sangrando y mucho. Se fue al baño y yo agarre el botiquín de primeros auxilios. Me fui junto a Rodrigo y vi que su herida era grande. Hice lo que pude para que pare su sangre. Le puse una gasa y el mostraba gestos de dolor. Eyy vamos al hospital, quizas sea muy grave! Le dije. El solo dijo: No, ya paró de sangrar. Y miraba su herida. Y tu auto? Y ahí se acordó y me dijo: me acompañas a buscar? Y nos fuimos juntos a buscar su auto. La fiesta ya estaba terminando, pocos autos habían y estaba su autito rojo del que me obsesione por saber quien era su dueño. Arranco su auto pero no podia mover su mano izquierda por su herida. Trataba de poner su mano en el volante, pero no podia. Yo sabía manejar, pero acababa de aprender y manejaba muy mal pero maneje y llegamos por suerte a casa. Vi mi reloj y ya eran las 2 de la madrugada. Preocupado porque no podia manejar le dije: Eyy vos no podes manejar! Le llamamos a tu mama para que te busque! Apenas podia hablar. No, mi mama esta en un casamiento y llega mañana al mediodía. Como se me hizo familiar el caso le pregunte y era. Era el mismo casamiento donde estaban mis padres y nos reímos. Bueno por lo menos llamale a tu mama y le preste mi celular. Cuando Rodrigo le explicaba a su mama todo, después de cortar con ella suena el teléfono y atiendo. Era mi mamá: Mi hijo, cierto que Rodrigo esta accidentado en casa? Sabes una cosa, sus papas y nosotros vamos a llegar tarde de la fiesta, asi que ofrecele un colchón y que duerma ahí ya que casi no puede manejar. Sorprendidísimo le dije: Como sabes que se llama Rodrigo, le conoces a sus padres o que? Y habia sido que nuestros padres eran muy amigos pero nunca nos vimos nosotros. Cuando Rodri le conto exactamente en que casa estaba y como me llamaba, su mama le dijo que se quedara ahí a dormir que ella le conocia a mis papas. Cuando los dos terminamos de hablar nos reímos. Nuestros padres eran muy amigos y nosotros jamás nos vimos. Era coincidencia o tal vez destino? Fui a buscar el colchon y puse en mi pieza. El queria sacarse la camisa pero no podia porque el dolor no le permitia. Te ayudo? Le pregunte. Si por favor! Y le saque la camisa y después lentamente la remera, era muy difícil sacarle, pero de repente se me para mi pija. Le saco su remera y lo veo a el, sin remera y con unos abdominales marcadísimos. Tenia la piel muy bronceadita y eso me excitaba muchisimo. Cuando le saque su remera vi toda sangrienta. El ya se acosto en su colchon y yo en mi cama. Yo no tenia sueño, no podia evitar mirar su cuerpo semidesnudo. Como tenía un jean le dije: No te parece muy incomodo dormir con jean, yo por lo menos yo nunca puedo jaja. Y me miro riendose y me dijo: Puede ser! Y apenas se paro para quitarse. Te duele mucho? Le pregunte. Y con un gesto indico que si. Bueno, espera que te ayudo. Y ahí me voy junto a el y le desabrocho su jean y lo tenia muy ajustado. Tuve que tocarle muchisimo para quitarle. Llegue a descubrir su boxer, pero el jean seguia trancado. El no decía nada. Me voy detrás de el y de una le quito todo y veo su culito bien apretado con su boxer negro.

Trataba de disimular que mi pija se paraba, pero como yo ya estaba en boxer se notaba mucho. El se dio la vuelta y tambien tenia la pija bien parada y marcada. Me pare y nos miramos a los ojos por varios segundos. Yo me quite la remera. A los dos nos faltaba la ropa interior para quedar totalmente desnudos. Y yo doy el primer paso y me acerque a el. Trate de besarle, pero me negó el beso. Me senti re incomodo. No supe que hacer, porque si me iba a acostarme a mi cama el también se dormia y yo quedaba como el puto que le quiso besar. Si no hacia nada, nada iba a pasar. Entonces después que me negó el beso yo le mire la polla y seguia parada. Entonces me quite el boxer y me quede en bolas frente a el. Rodrigo ve mi pija enorme, pidiendo ser mamada, pero el no dice nada y sigue mirando mi miembro. Entonces me acerco mas a el y le empiezo a acariciar la cintura y lentamente le bajo completamente el boxer. Y vi una pija enorme y tenia muchos vellos pubicos oscuros. Algo me decía que era mi unica oportunidad de hacerle de todo. Dudé mucho en lo que iba a hacer. Entonces me agacho y le empiezo a chupar. Y con mis dos manos acariciaba su culito hermoso y firme. Y se lo chupo lentamente y de repente lo miro y esta sonriendo con los ojos cerrados, disfrutando lo que le hacia. Y después de varias mamadas le pajeo y le lamo. Yo estaba excitadísimo, era mi primera pija en mi boca y no sabia como manejarla. Se lo chupé como cinco veces y bien lento. El me dice que espere un rato y se acuesta lentamente y yo sigo chupándole la pija. Y dejo un rato y me acerco de nuevo a sus labios y me niega el beso. Entonces le lamo sus pezones y el se pajea, gimiendo ya de placer y no de dolor. Entones el muy satisfecho me dice: Estoy por largar! Y yo dejo de chuparle sus abdominales y me voy junto a su pija, pero el me dice: Quiero acabar en tu culo. Esa confesion me mato, pero tenia un poco de miedo. Y yo le miro y le digo: Como queres meterme? No se, como estes mas comodo. Ibamos a tener el mejor sexo. Yo me paro, pero el seguia acostado. Entonces para no perder ningun segundo puse mi pija al lado de su boca, pero el se da la vuelta. Ahí medio que me enoje y le pregunto: Porque no me chupas? Yo ya te chupe. Y el ya se levanta del colchon, con su pija aun parada y me dice: Es que me da asco, no me excita tener eso en mi boca. Y yo sonriendo le digo: Y si no probas no sabes! Y se rio y asi como yo le empece a chupar el me chupo a mi. Y fui el chico mas feliz en ese momento. Mi pija ardía en su boca, me estaba chupando y mientras el saboreaba de una forma muy placentera mi pija, yo le acariciaba su cabeza.

Estaba a punto de largar todo ese semen, pero para no soltar ya en ese momento, paramos. No era que querias terminar tu semen en mi culo? Le dije muy excitado. Puso una cara de querer mas sexo y sin perder ningun segundo me puse de a cuatro tirado en su colchon. Empezó a colocar la punta de su pene por mi culo. Yo para ayudar estiraba con mis manos mi culo para que entre ya de una vez su pija en mi culo. Pero tardaba mucho y mi posición me incomodaba. Me dijo: Che, no tenes condon, porque me duele meterte. Y se sonrio. Justo cuando uno necesita condones no hay. Entonces me fui junto a su pija, que no podia dejar de chuparle ningun segundo. Y le pajee lentamente y el moria del placer. Entonces mientras le pajeo me acerco y le intento besar de nuevo. Y esta vez no me niega y me agarra la cabeza con su mano herida y nos besamos. Fue el beso más apasionado y placentero de toda mi vida. Yo seguia masturbando la pija de Rodri. El beso terminaba en el cuello y en sus pezones. Le besaba por todo el cuello y la nuca y el me apretaba el culo con todas sus fuerzas. Dejamos nuestras pijas juntarse y nosotros seguimos con el beso y de repente siento algo caliente. Rodrigo exploto y tiro todo su semen por mi pija y cayéndose gran parte en el colchon. Pero el seguia besándome moviendo su pija para sacudir todo el semen. Dejo de besarle e hice algo que nunca pensé hacer. Le chupe de nuevo la pija ensementada y con mi lengua lamia todo el resto de semen. Y Rodrigo cerraba sus ojos de placer. Y deje de chuparle y me empecé a pajear a toda velocidad. El se acostó en su colchon con su propio semen y yo de arriba pajeandome y solte todo ese semen guardado para acabar en sus marcados y bronceados abdominales. De tanto semen que expulse se le corrió hasta sus vellos pubicos. Al tirar todo me tire encima de el y mi panza toco todo mi semen y sin querer le golpee su mano herida. Y gritó de dolor. Me asuste y enseguida me paré. El seguía acostado, pero sonrio pidiendo sexo. Nuestros miembros seguian bien duritos y coincidentemente teniamos bien parecido el tamaño y el grosor. Nuestras pijas de 19cm ya estaban bien satisfechas. Me iba a tirar de nuevo a seguir con las caricias y mimos y suena mi celular. Veo la hora y ya eran las 4 de la madrugada. Estuvimos casi dos horas desnudos, paso rapidisimo el tiempo, pero cada minuto valio la pena. Atiendo mi celular y era mi mama. Me dijo todo en 15 segundos que ya salian de la fiesta con los padres de Rodrigo y que en una hora minimo ya estan en la casa. Le digo eso a mi amigo que permanecia desnudo en su colchon bien cansado como para dormir. Bueno vamos a bañarnos porque tengo semen por todo mi cuerpo, le dije. Me pidio que le ayudase a pararse y le levante. Nos fuimos juntos a bañarnos, daba justito el tiempo para bañarnos una hora antes que vengan a buscarle a Rodrigo y me quiten todo lo vivido esa noche. Puse el agua bien tibia, le puse una bolsa a su mano herida y nos metimos a la ducha. Nos limpiamos mutuamente. Yo le ponia jabon y le acariciaba el culo y amagaba que lo meteria. El me puso shampoo y cuando salio toda la espuma nos besamos de nuevo y esta vez nuestros besos fueron como si fuera el ultimo beso. Nuestras lenguas sentian todo el placer. Lamentablemente nuestras pollas ya se cansaron de estar tantas horas paradas y terminamos con la ducha. Le preste una remera porque la suya tenia sangre. Y dormimos un rato, los dos satisfechos y con una sonrisa que marcaba nuestra felicidad. A las 6 de la mañana le siento a mis padres entrar a la casa. Le despierto y se viste. Le esperamos en la sala. A la mama de Rodrigo ya le conocia como la tia Susy y varias veces ya vino a mi casa, pero jamas supe de la existencia de Rodrigo. Mi papa que es doctor le reviso la mao y puso un gesto raro. Siempre pone ese gesto cuando algo anda mal o no le gusta. Le pregunte: Esta grave papá? Y el respondió: Y vamos ahora a mi consultorio a revisarte antes de que se convierta en una tragedia. Exagero mi papa diciendo que el corte de Rodrigo podia llegar a ser una tragedia y pierda la mano o que. Mi mama le dijo a mi papa que se vayan ya mismo al hospital. Yo le acompañe a mi papa y a Rodrigo y sus padres al hospital. Rodrigo estaba re asustado y le empezaba a doler su herida. Llegamos y mi papa ya le derivo a la enfermera para que le haga la curación y el le acompaño. Yo me quede esperando con sus padres. El papa de Rodrigo tuvo que irse y se despido. En ese momento de larga espera hasta que vuelva Rodri con mi papa, la tia Susy me pregunta como paso todo y yo le cuento toda la historia. Tardaban mucho. Ya eran las 9 del sabado y cada minuto se hacia cada vez mas lento. Y por fin salieron y la mano del hombre con quien debute y le entregue mi virginidad, aunque no me haya metido, estaba con una feroz venda. Ahí mi papa nos explica que el corte que le hizo el maldito ladron fue muy profundo y que tal vez era recomendable que le vea un especialista en manos, porque cuando la enferma le cosio los puntos Rodrigo sentía mucho dolor y no sentía el pulgar. Eso nos preocupo a mi y a la tia Susy, incluso a mi papa por su forma de explicar. Bueno que hago ahora Bruno? Desesperada le preguntaba su mama a mi padre. Que hago, donde le llevo, se va a recuperar? Mi papa trataba de tranquilizar y le miro a Rodrigo y estaba nervioso. Para no perder mas tiempo esa misma tarde la secretaria le hizo turno con el mejor cirujano de manos que tenia el hospital, en donde mi papa era casi el director y en donde yo en el futuro trabajaria, porque quiero ser pedriatria o medico, tal como mi papa. Mi papa me felicito porque la curacion que le hice en mi casa fue muy buena y eso hizo que a Rodrigo no se le complique mas el tema con su mano. Efectivamente estaba en lo mio, iba ser medico. Ese sabado me quede en la oficina de mi papa, mientras el trabajaba. Rodrigo me acompaña a la oficina y me dice: Dios mio, ahora no siento mi mano, tengo miedo ahora que pierda mi mano o que. Y ahí nos quedamos hablando de muchisimas cosas, pero no volvimos a tocar el tema que hicimos la noche anterior. Bueno me tengo que ir a mi casa a cambiarme y a comer algo porque a las 4 ya me tengo que ir al cirujano. Yo le dije: Dale, no hay problema, avisame después que tal te fue. Suerte! Y sonrió: Después te devuelvo tu remera. Gracias Lucas por todo. Y cerro la puerta. Que habra querido decirme con Gracias por todo. Le gusto tanto que estuviésemos los dos desnudos chupándonos la pija. Le gusto el beso apasionado bajo la ducha. Ese sabado no tenia nada que hacer. Almorcé con mi papa y sus colegas ahí en el hospital. Esperando hasta las 4 para verle a Rodrigo, que de repente le extrañaba muchisimo. Esa cara de angel, su piel bronceada y sus bien marcados abdominales y ni que decir de su gigante y peluda pija. Ya queria verle, igual que esa obsesión que tuve la semana en que le conoci. Ya queria que sean las cuatro. Para matar el tiempo agarre la laptop de mi papa y navegue en Internet. Entre a una pagina de relatos eroticos y me excitaba tanto leer esas historias de sexo, pasión y descontrol que tenían esas personas. Y porque no escribir la historia que vivi con mi amigo universitario? Y empeze a escibir el inicio del relato del cual estas leyendo. Escribi solo un pequeño parrafo porque alguien toca la puerta y entra. Era un enfermero. Vi su nombre en su uniforme y se llamaba Rodrigo. Era muy lindo, pelo negro y cortito y era muy joven. Dice permiso y entra y me dice: Hola que tal? Sos el hijo del Dr. Bruno verdad? Y asenti con mi cabeza. Vengo a buscar unos papeles que estan en su escritorio me dijo el doctor. Yo cerre la historia y le dije: Que tipo de papel es?  Y empezamos a buscar y los encontro. Yo trataba de que no viera mi pija parada pero se dio cuenta al pasar frente a la computadora y yo bobo no cerre una pagina porno que estaba viendo y ahí se rio. No le digas que nada a mi papa, porque la vez pasada ya me reto porque le baje algunos virus a su computadora. El sonriendo me dijo: No importa, es normal pajearse de vez en cuando. Y se rio. Me interesaba saber su edad, porque un tipo mayor no me diría lo que el me dijo. Me rei y le dije: Eyy vos sos nuevo aca? Nunca te vi. Cuantos años tenes? Y el me contesto: No, o sea si, hace un mes que trabajo en este hospital. Estoy haciendo una pasantia porque todavía no me recibí de medico, me falta todavía este año y después ya soy medico. No me dijo su edad, me decia a mi mismo. Hubo asi unos segundos de absoluto silencio y el interrumpió diciendome: Bueno me voy porque le tengo que entregar estos papeles a tu papa! Chau. Y cerro la puerta. Nunca vi un tipo mas simpatico, buena onda y hermoso como aquel enfermero que entro a la pieza. Después pense en el otro Rodrigo, accidentado que corrio a mi casa en busca de ayuda y recorde todo el sexo que tuvimos. Pero en ese momento me gustaba el otro Rodrigo, el casi medico. Me empeze a obsesionar de nuevo y ahora con otro Rodrigo, pero mayor y quizas un poco mas lindo. Me quede en la oficina esperando que el nuevo Rodrigo entre a la oficina y partirle de un beso. Pero eso era casi imposible. Ya pasaron las 4 y tal vez Rodri ya sabia lo que le habia dicho el medico. Sali de la oficina, después de tantas horas encerrado y me pasee por el hospital como habitualmente hago cuando acompaño a mi papa. Y paso frente a mis ojos, un poco apresurado y con todavía los papeles en mano, el nuevo Rodrigo, de unos 23 o 24 años según mi parecer. No me vio y por ende no me saludo. Fui a recepción y le pregunte a la secretaria en que piso estaba el consultorio del mejor cirujano de manos del hospital, incluso del pais. Me fui al 5to piso, tal como me indico la joven y rubia secretaria. Le vi sentado a mi amigo universitario junto a su mama. En ese momento sentia una vergüenza enorme y no queria saludarle. Hasta tenia miedo de que me vea ahí parado, como espiandole. Porque tenia vergüenza de saludarle al chico con quien le chupé su enorme polla y nos bañamos desnudos? Me preguntaba a mi mismo. Pero me fui y le saludé. Estaba muy nervioso. Entraron a la sala y yo me despedi. Pero en realidad iba a quedarme a esperar hasta que salga y sepa que realmente le paso. Tardaron como media hora y salen los dos. La tía Susy estaba lagrimeando, o sea se notaba que estuvo llorando. Me voy y le pregunto a Rodrigo que pasó y me dice: El corte que me hizo el hijo de puta fue muy profundo y lo que me explicó el Doctor es que fisuró un nervio y… Rodrigo respiró profundamente para seguir con su historia. Y lo antes posible tengo que hacerme una cirugía para reparar el daño que hizo el corte al nervio. Yo me quede sorprendido y le dije: Una cirugía? Tan grave fue? Hijo de puta, que mal. Y que pasa si no te operas, o sea que pasa si no arreglas el nervio ese? Me contestó con la voz cambiada: Puedo perder la sensibilidad de todos los dedos y no poder mover nunca mas mi mano. Y parecia que iba a lagrimear. Lo que a Rodri le pasó realmente ya era una tragedia. Y cuando te operas? La proxima semana? Y me mira aterrado por la pregunta y me contesta: Mañana Lucas! Mi mama no quiere perder el tiempo y hoy ya me voy a internar y mañana me hacen la cirugía. Tengo muchisimo miedo. Le abrace a mi amigo, y se apoyó en mis hombros. Para consolar le dije: No te preocupes Rodri, tus manos estan en buenas manos. Y sonrió. Veo a su mama y mi papa hablando y los dos nos metemos a la conversación. La tia Susy estaba muy preocupada porque su marido viajaba al interior y ella se quedaba sola y tambien tenia que atender la casa. Yo sin pensar dos veces digo: Tia, vos quedate toda esta noche con Rodrigo y mañana a la mañana yo vengo y le acompaño a Rodri. La cara de la tia Susy se vio alegre con una sonrisa enorme que le provoque. Que buen hijo tenes Bruno, me sacaste un peso de encima. Mil gracias Lucas! Dijo la mama del accidentado. Y bueno a que hora se interna Rodrigo? preguntó mi papa. A las 10 el cirujano ya quiere que vengamos para que repose su mano y el domingo a las 8 ya entra en cirugía. Esa noche me fui muy preocupado a casa. Mi mama me dice que prepare mis cosas y que esa misma noche me vaya a dormir al hospital para que mañana temprano ya me vaya junto a Rodrigo. Pero porque tengo que dormir en el hospital? Odio dormir ahí y papa lo sabe! No puedo dormir aca y mañana temprano me llevas al hospital! Molesto le dije a mi mama. No. Te vas hoy mismo al hospital y mañana le ayudas a la tia Susy, me entendiste? Sonó molesta mi mama cuando me dijo eso. Ya en el hospital me voy a la oficina de mi papa donde me esperaba mi incomodo y duro colchón. No tenia sueño y ya eran las 11 de la noche. Me paseo por todo el piso. Una tranquilidad y paz se sentia a la noche, muy diferente al dia. De repente lo veo a el. Sentado en una especie de sala de recepción, al frente de la computadora principal. Era Rodrigo, pero el Rodrigo casi medico, el nuevo Rodrigo, que al verlo me dio unos cosquilleos por todo el cuerpo. Lo salude. Eyy, que tal? Que andas haciendo por aca, te puedo ayudar en algo? Con buenisima onda me pregunto eso. Noo, gracias. Hoy me quedo aca a dormir y ademas le tengo luego a un amigo internado? Ahh, si! Ya se quien es! Creo que se llama tambien Rodrigo. Le acabo de dar su bata. Yo le dije: Si, ese mismo. En que habitación esta? El me respondió:  En la 110. Eyy y te quedas toda la noche aca? Veni después un rato aca a acompañarme ya que me quedo de guardia toda la noche. Esas palabras me enloquecieron. El joven medico me pedia que lo acompañara toda la noche. Si! No hay problema, después vengo! Estaba re exaltado, quizas emocionado o enamorado del nuevo Rodrigo. Voy a la habitación 110 y toco la puerta. Ya eran las 12.30. Adelante me dice el. No le veia a su mama. Ahh hola Lucas. Pense que era el tonto del enfermero que vino hace un ratito. Me dio esta bata y ni se como ponerme! Te ayudo? Le dije. No gracias, ya sabes lo que paso la ultima vez. No entendi su indirecta. Tenés que sacarte toda la ropa y ahí ponerte la bata! Le dije. Ya se idiota, pero no me quiero cambiar al frente tuyo para que me veas desnudo y me violes. El estaba furioso y yo mucho mas. Que te pasa? Que lo que te hice? Porque me tratas asi? Le dije. Y el, con la bata en su mano y el torso desnudo me dijo: Sabes lo que paso y me das asco, odio los gays, vos me provocaste y me deje llevar por el momento. No significo nada, quise probar y me arrepiento pero muchísimo de lo que hice, hasta me doy asco. Pero lo que mas asco me da, sos vos. Con tu cara de puto, venis ahí a ayudarme y a consolarme. Dejame en paz. Odio los putos asquerosos como vos. Ahí tenía unas ganas de pegarle y aplastarle su mano herida. Quería decirle de todo pero entro su mama. Le saludé, les desee suerte y cerré la puerta. Esas palabras que me dijo me afectaron muchísimo. No pensaba volver de mañana a quedarme soportando esa bestia. Pero enseguida me puse feliz al recordar que otro Rodrigo, mas grande y ahora, por supuesto mas lindo, me esperaba en la sala para acompañarlo toda la noche.

Si te gusto escribime a tortolito22@hotmail. Y espera la segunda parte ya que van a pasar cosas muy placenteras con el otro Rodrigo.

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


7 comentarios en “Mis dos Rodrigos

  1. Como my primo me pudo follar yo le decía que el tenía la polla muy pequeña yo lo sabia porque el me la mostraba y me decía que si me gustava y yo le decía que el no hacia ni cosquilla y un dia q de sólo y el llego un poco tomado y traía un bolso y me salu

  2. Holaaaa esta buenisimo!! me enkanto…es un estupido el primer rodrigo ojala se kde sin mano por tratarte asi!
    i leere ahora tu sgeundo relato que ya lo vi!

  3. hola lucas, me encanto tu relato e imaginarme a tus dos rodrigos, pero cuenta, q paso con el coño e’madre de rodrigo 1, como lo pasastes con rodrigo 2 jejeje saludos desde Vzla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*