Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La esposa joven de un paralítico me contacta

Gracias por comunicarse y por todos esos mensajes enviados desde distintas partes del mundo, a través de este medio he podido canalizar amistades muy interesantes de todas partes del planeta, especialmente de países en dónde se habla español, he podido conocer mujeres de mi país y sí que la hemos pasado rico en todos los sentidos gracias a mis relatos, también he conocido mujeres extranjeras que visitan por negocios o por placer Ecuador, parejas y hombres que desean hacerme cualquier consulta para satisfacer su morbo o por hacer una amistad simplemente. Espero seguir recibiendo comunicaciones especialmente de mujeres de cualquier edad que se encuentren en Ecuador por cualquier motivo

Hace muy poco tiempo revisando en mi oficina como todos los días a primera hora de la mañana mi correo de negocios y también el que utilizo para contactos sexuales veo un mensaje nuevo en mi bandeja de entrada, el cual tenía como título y en el cuerpo del mensaje decía lo siguiente:

“Tato, te necesito”

“Saludos Tato, soy Viviana, tengo 24 años y mi esposo Hernán 40, hemos leído en Internet tu relato titulado (Trío con una pareja muy singular) y hemos tomado la decisión de contactarte por este medio, resulta que tenemos un inconveniente en nuestra vida matrimonial y sexual por lo que acudimos a tu ayuda.

A Hernán mi esposo, lo conocí en la Universidad, es una persona muy madura y tierna que desde siempre se portó bien conmigo y he podido encontrar en él la persona que me de estabilidad emocional y económica yo lo amo mucho y por eso empecé a vivir con él, antes de que yo lo conozca él había sufrido un accidente de tránsito por lo quedó imposibilitado de caminar y lo conocí sentado en una silla de ruedas, desde el primer día de clases pudimos hacernos amigos de una manera muy abierta, en 3 meses ya manteníamos una relación sentimental.

Su esposa anterior la dejó por que no le podía satisfacer sexualmente y como es un hombre libre al igual que yo y al existir afinidad nos unimos desde hace 2 años y medio y somos muy felices casi en todos los sentidos, te digo casi por que en la vida sexual desde hace unos meses necesitamos más actividad, más movimiento, más poder.

Te explico, Hernán es muy fogoso y morboso, tiene un pene muy grande ya que es largo y grueso, la envidia de cualquier mujer, dura lo que él quiere en el acto, siempre se mantiene duro y tieso, pero por su imposibilidad en la columna vertebral no puede hacer movimientos fuertes y desde hace ya algún tiempo deseo profundamente ser penetrada con mucha fuerza en posición de perrito ya que siempre ha sido mi favorita, pero él no la puede hacer, en todo lo demás en un lindo, nos amamos, nos respetamos, nos deseamos y somos felices. Siempre yo acabo encima de él y yo soy la activa en nuestras relaciones.

Hernán, mi esposo desde hace algún tiempo por miedo a perderme (dice él) y además por que le he descubierto que en realidad tiene un morbo en el fondo de todo, me ha dicho que le gustaría hacer un trío con otro hombre y que le gustaría verme penetrada en cuatro de a perrito y que me goce y me haga gozar un hombre en todos los sentidos ya que él en eso no me puede complacer. Deseo fervientemente que esto se dé por que como mujer joven tengo deseos y derecho a ser bien cogida, por eso acudimos a ti y te pedimos que mantengas comunicación con nosotros a ver que se puede dar si es que quieres y hay afinidad de las dos partes, esperando tu comunicación y dejándote nuestro número de teléfono convencional de nuestra casa, indicándote que puedes llamar a la hora que quieras ya que vivimos solos, quedo de ti.

Caliente

Viviana”

Yo, al acabar de leer el mensaje tipo relato íntimo de una pareja me quedé en realidad pensativo y a la vez respetuoso de una situación así, me puse a pensar mientras leía que a cualquiera nos puede pasar, tener un accidente de tránsito de un momento a otro y quedar postrado de por vida, definitivamente era una situación muy delicada y de mucho respeto, en vez de emocionarme y excitarme me quedé en trance por unos momentos imaginándome que yo era el de la situación, me quedé en ese precose unos segundos, tal vez minutos y desperté tragando saliva gruesa que bajaba por mi garganta.

Al volver en mí contesté un tanto turbado.

“Gracias por su comunicación, me complace que lo hayan hecho, por favor enviar fotos claras de rostro y cuerpo entero de los dos, les hago llegar mis números de contacto convencionales y mi celular personal además cuatro fotos mías muy claras y de excelente calidad para que puedan apreciarme como soy físicamente, en lo demás si hay oportunidad de hacerlo ya me conocerán.”

En dos días más tuve respuesta y era la siguiente:

“Qué emoción recibir tu respuesta Tato, me ha dado mucho gusto que hayas contestado y te hablo en singular por que Hernán no está aquí, él es un político reconocido en la provincia y siempre está en constantes viajes, él se moviliza solo a cualquier parte del país ya que se compró un carro que puede conducirlo únicamente con las manos, en este momento me encuentro sola y él no se ha enterado todavía que has contestado, Hernán regresará en 8 días a la casa, se pondrá muy contento cuando sepa que te hayas comunicado. Tus fotos me han impactado, no me imaginaba siquiera que seas así, lo que más me ha gustado de ti es que se te ve tan sanito y lleno de vida, tienes una virilidad y hombría increíble, se te ve un hombre duro, me gustó tu cara cuadrada, tu pelo negro crespo y esas manos tan toscas y la expresión de tu rostro cuando ciñes la frente tienes un cierto parecido a Silvestre Stalone, que rico cuerpo que te cargas, la que más me gustó es la foto que estás alado de un caballo, te ves tan varonil en todas las fotos, no dejes de llamarme o prefieres que te llame yo ?. Te adjunto mis fotos como las pides y las de mi esposo, espero que te gusten, espero pronta comunicación.

Desde ya tuya

Viviana”

Este mensaje me llegó en tiempo real a mi ordenador cuando estaba en línea en mi trabajo, abrí el mensaje y lo primero que comenzó a cargarse eran dos fotos de su esposo, era una persona de apariencia mayor y un tantito, digamos vieja….

Al cargarse las fotos de Viviana, me quedé loco, la primera foto era con ropa, era muy bella de rostro, morena clara, muy linda de facciones muy refinadas y su cuerpo era un monumento a la belleza, una cara angelical con una sonrisa que parecía la de la Mona Lisa y la segunda sin ropa que deja apreciar unos senos que parecían sacados de revistas que venden lencería fina y cara, la cintura de avispa, las caderas de una modelo internacional, su vientre un estadio de fútbol, plano y llanito, definitivamente me impactó su belleza, era una mujer salida de revista del Jet Set, me encantó…era una muñeca escapada de alguna juguetería…una preciosidad latina.

Apenas acabé de leer el correo la llamé y me contestó ella misma, pudimos hablar con un cierto grado de confianza y hubo química desde el primer momento, ella se encontraba un poco nerviosa y emocionada a la vez, conversamos por el lapso de una media hora de una cosa y otra y en los últimos momento le dimos importancia al morbo de la situación, los dos nos comenzamos a excitar, le pregunté acerca de sus fantasías y de lo que le gustaría hacer y me supo explicar que lo que quiere es que le dé en cuatro en delante de su marido muy fuerte como hace tiempo no lo hacen, la situación era por demás excitante, se sumaba a todo esto la voz dulce , sexy y sensual de Viviana, que se encontraba en su casa , relajada y dispuesta a hacer travesuras, después de unos pocos días de abstinencia en la cual la había dejado su marido.

Me supo explicar que ella necesita sexo a diario ya que es una mujer muy ardiente y que me deseaba mucho y que se había hecho muchas ilusiones conmigo al leer mi relato a lo cual para probar hasta donde podía llegar le dije que viniera a mi ciudad que se encontraba viajando en transporte terrestre a dos horas de distancia, claro está después de que le pidiera permiso a su marido y ella en eso mismo momento lo llamó al celular y le hizo saber que estaba yo en la línea convencional y que le estaba invitando a visitarme en mi ciudad de residencia, ella le dijo en tono de niña mimada:

” Papi, tú sabes que cuando te vas yo me siento muy aburrida…lo que quiero es un poco de acción, por lo que te pido me des permiso de ir un día a verle a Tato, me dejas?”

Parece que él le dijo que sí, pero según entendí le puso una condición y era que venga a verme pero que cuando esté conmigo en acción la llame para poder escucharnos, ella aceptó sin reparos y cogió el teléfono y me lo hizo saber, me dijo:

Te visitaré mañana, dame la dirección de tu oficina y yo llegaré a visitarte a las 11 de la mañana, pienso salir a las 9 de aquí y pasar todo el día contigo, me acaba de dar permiso para conocerte y si llega a darse el caso estar contigo, pero me dice que lo llame cuando estemos juntos y a cada momento….mañana será el día en que nos conozcamos personalmente guapo. Él está lejos por la frontera con Perú en este momento y llegará en unos ocho días ya que anda con los amigos del partido.

Me puse feliz al recibir tal noticia y le di la dirección exacta de mi oficina y como llegar de la manera más fácil. Esa noche sólo de pensarla se me puso tiesa y pude conciliar el sueño mientras me la imaginaba en mis brazos.

Al día siguiente todo transcurrió con normalidad hasta las 11 de la mañana ya que a las 11:10 ella estuvo pasando el umbral de la puerta de mi oficina después de que mi secretaria me la anunciara.

Era un espectáculo ver a semejante mujer, entrando con tacones altos, con un jean descaderado y una blusa pupera, era una delicia contemplarla, una cosa era en foto, pero la realidad superaba los límites de la belleza, si bien la belleza no se puede todavía definirla, pero esta mujer sí que causaba una emoción estética al observarla, tenía todo bien puesto en donde debe estar para que sea modelo de cualquier escultor de edad media o contemporánea, era una casi diosa ecuatoriana, parida de las entrañas de mi Tierra mezcla de españoles en panza de doña, era una criolla despampanante, su color de piel invitaba a la lujuria, su vientre plano era una creación perfecta, sus ojos coquetos llenos de pasión y lascivia …era un bombón de mujer desde la puntita del dedo gordo del pie hasta el último pelo de su cabeza.

Saludamos con un beso en la mejilla cerquita de los labios y sentimos una energía que nos envolvía en todo nuestro ser…

Conversamos un poco de cosas triviales y la invité a salir a tomar un capuchino en un local de la esquina de mi trabajo en dónde siempre les llevo a clientes y amigos a hacer negocios. Pedí un capuchino bien dulce y caliente como a mí me gustan y ella una ensalada de frutas, conversamos de cosas muy intimas durante unas dos horas y la verdad es que la conversación poco a poco fue subiendo de tono y sentimos los dos que no estábamos en el lugar adecuado, ella se portó muy sugerente y yo complaciente en todos los sentidos, la invité a irnos a un motel a lo cual ella aceptó de inmediato y de buena manera, hubo una química impresionante entre los dos en todo momento, era una mujer muy ardiente y llena de deseos insatisfechos, me confesó que había tenido anteriormente novios de su edad que le habían hecho sexo un tanto salvaje y que le gustaba el sexo duro y fuerte, que la nalgueen fuerte cuando está arrecha mientras la clavan y que le hablen cosas sucias muy fuertes subidas de tono, en otras palabras le gustaba que le hagan lo que a mí más me gusta hacerle a una mujer cuando estoy arrecho, desde un primer momento asentamos nuestras afinidades y eso nos prendió.

En menos de 20 minutos antes de que se apague el deseo la llevé a un motel de la ciudad y retomamos la conversación que llevábamos en el café bar y me dijo que quería hacer una llamada a Hernán como le había prometido. Ella puso el altavoz en su celular y me dejó escuchar la conversación y luego me hizo hablar con él…la conversación fue así:

Hola Papi rico

Hola mi princesa

Te cuento que estoy en un motel con Tato

¡¡¡¡En serio ¡¡¡¡¡

Sí, y te confieso que me ha parecido a parte de todo un caballero muy atractivo y excitante, por eso en este momento nos encontramos aquí

Me alegro mucho mi amor, pásamelo para conversar con él

Ok, te lo pongo

Alo, Hernán saludos afables viejo…

Hola Tato un gusto, mira en este momento estoy cerca de la frontera con Perú, estoy realizando unas actividades del partido, pero te pido de favor especial le hagas muy feliz a mi princesa y le complazcas en todo, ella ya me ha contado que le gustas mucho y que tienen mucha afinidad, así que espero que pronto nos podamos reunir los tres y podamos compartir de lo lindo, sé que si mi nena está ya contigo es por que te ha calificado y le has caído bien por que ella es muy especial.

Gracias por compartir a tu mujer conmigo, espero poder ser el instrumento para que ustedes dos como pareja la pasen mejor siempre,

Gracias por tu consideración amigo, disfruta a mi princesa ella es muy caliente, morbosa y complaciente, quiero que me llamen cuando estén en lo mejor y quiero que sepas que tienes mi permiso y autorización para que hagas lo que yo no puedo hacer bien.

Gracias amigo, estaremos en contacto pronto

Gracias a ti

Ese permiso de Hernán su esposo fue como un fósforo para que los dos nos encendiéramos como pólvora, los dos arrodillados en la cama luchábamos a la carrera para quitarnos la ropa mientras nos besamos con desesperación como si quisiéramos devorarnos uno al otro, sin dejar de entrecruzar nuestras lenguas que jugueteaban como víboras dentro del paladar y nuestras bocas, ella me daba mucha lengua y sentía que la tenía muy larga y fina, con una punta por demás juguetona que hacía cada vez que me vuelva más loco.

Al sacarle su interior que ni siquiera recuerdo como era por que no le presté atención observé una cuca divina, la tenía rasuradita en forma de triangulo en la parte de arriba y en los labios vaginales se veía gotitas de placer cristalinas, no esperé más y me lancé al deleite, su chucha sabía a gloria, la comencé a dar lengua por cada milímetro de su chepita y estaba muy caliente y mojada, cada vez con mi saliva la iba lubricando y ella se desesperaba al borde del paroxismo poco a poco, hablaba malas palabras mientras cogía con fuerza como queriendo meterme por completo de cabeza en su huequito a la vez que se acariciaba el clítoris al gusto de ella en momentitos que le metía mi lengua lo más que podía en su cuevita del amor.

¡¡¡¡¡Hijo de puta que¡¡¡¡¡¡¡ Qué rico que me lo haces, te pagara por siempre cabrón para que me lo hagas ahhhhhhhhhhh puto, eres un puto. Quiero que me hagas gozar como nunca nadie lo ha hecho como tiempos no me dan, trátame y hazme lo que tu quieras desde este momento soy para siempre tu puta cuando me quieras cabrooooooonnn, cabroooonnnnnnn ahhhhhhg me matas. Quiero que me cojas bien cogida , soy tu zorrita con permiso de mi marido te gusta ?

Yo cada vez estaba más poseído por una especie de locura erótica, ella al comenzar a acariciarse el clítoris de una manera mis desesperada me dije a mí mismo que es hora de clavarle su tranquilizante que para estos ratos ya estaba a reventar, no quise que me haga nada, no era necesario, sus palabras y la situación eran más que suficientes para haberme puesto en ese estado de excitación, quería hacerle sentir a esa flaca rica lo que era un macho y que se le pasen todas las ganas de joder.

Puse mi glande en su vulva mojada y caliente como encaminándole al deleite y de un solo empujón me clavé hasta dentro hasta sentir que chocaba con su pared del fondo, ella gritó un alarido desgarrador lleno de placer y se fue calmando de la desesperación que tenía, al comenzar a moverme sólo gozaba y gozaba sin parar y me besaba y en su boquita se dibujaba una sonrisa de labios templados muestra de morbo y excitación por todo lo que estaba pasando, esta flaca no paraba de decirme lo bien que la estaba pasando y en cada envestida me iba guiando mis movimientos tomándome de las nalgas y de mi cintura con la una mano y con la otra acariciaba mi pecho y me besaba en la boca y ratitos lamía y chupaba mis tetillas haciéndome enloquecer, la estaba gozando como la naturaleza manda, disfrutaba cada milímetro de su piel morena y sus facciones perfectas de bella mujer, su coño era muy estrecho y parecía un guante que cada vez se me iba apretando más, quería disfrutarle el mayor tiempo posible y llamando a mis poderes de autocontrol no me venía aunque ganas no me faltaban todo el tiempo, sentía poco a poco su chucha apretarme más y comenzó a tener movimientos violentos circulares, se la seguía clavando con devoción aprovechando el gusto que la estaba dando, casi toda la ciudad se enteró de que se estaba corriendo con mi verga trabada hasta el fondo por que gritaba como si estuviera pariendo, me mojó hasta el pecho y empapó la cama con la brutal venida, se quedó como desmayada y semiconsciente por algunos minutos en los cuales después que hubo “eyaculado” por completo se la saqué despacito y me dediqué a prodigarle tiernas caricias mientras contemplaba su hermosura, acaricié su pelo, ella se quedo desparramada en la cama como atropellada en posición de accidente de tránsito por lo menos unos veinte minutos hasta que volvió en sí y se aproximó a mi pecho en donde se quedo adormitada por unos 15 minutos más mientras me entretenía con su cabellera y la forma de guitarra de su cuerpo.

Nos habíamos quedado dormidos yo con la macana empalmada todavía con las bolsas llenas de leche pero satisfecho por haberle proporcionado placer, ese es mi placer, dar placer, no hay nada que me complazca más que dar placer a una mujer.

Al despertarse ella corrió al baño y salió luego de un tiempo duchadita, al salir tomó su celular y lo llamó con una voz muy relajada a su marido:

Papi perdóname por no haberte llamado pero no pude, este semental que tengo aquí alado me hizo gozar tanto, pero tanto, tanto que no era dueña de mis actos, pero todavía él está enterito y luego te llamo, besitos…

Se acercó ya más tranquila a mí y me comenzó a besar con toda la ternura del mundo, besos los cuales se fueron convirtiendo en apasionados, se bajó besándome el pecho y mis tetillas izquierda y derecha por mi abdomen hasta llegar a lamerme los huevos, que delicia, sabía como hacer feliz a un hombre, sus movimientos eran perfectos y rítmicos, me tenía para ella, pasaba su lengua gruesa por mi escroto siguiendo la línea de la vida del pene, hasta la puntita y luego bajaba con maestría hasta mi culo, en donde con la puntita de su lengua jugueteaba, obligándome a abrir las piernas, mientras que con mis propio lubricante iba entrecruzando sus dedos haciéndome estremecer de tanto placer, Viviana me tenía lista para ella y me hacía lo que ella quería, me miraba fijamente a los ojos como siguiendo con atención sus movimientos al ritmo de mis expresiones, se subió a mi verga y me comenzó a cabalgar con esmero, quería ordeñarme era su clara intención, quería hacerme acabar y devolverme el favor con creces, unas diez auto estocadas de ella y se salió adivinando o leyendo en mis expresiones que iba a explotar de una puta vez, comenzó con mi verga mojada y bien lubricada a masturbarme con tanta velocidad y con movimientos de perfección acelerada hasta que mis ojos se pusieron en blanco y me vine como un caballo, soltaba chorros de leche que fueron a su pelo, boca y senos, ella se refregaba con sus pechos en mi abdomen para poder aprovechar más la corrida.

Era una mujer muy explosiva, esas acciones con todas las ganas que le tenía hicieron que se incrementara de nuevo el deseo de seguido y le puse en cuatro de a perrito, la penetré y con suaves movimientos rítmicos le comencé a estocar, la manera de gritar de los dos nos excitaba a cada cual y tomando su celular le llamó a su esposo nuevamente.

Mi amor, mi amor, Tato me está dando en cuatro de a perrito muy fuerte, que rico mijito, que rico, me está matando de placer, gracias por ser tan comprensivo.

Ponme a Tato

Ok

Alooo

Hola Tato

Hola Hernán, que rica que está tu mujer me la estoy cojiendo de los lindo en cuatro como a ella le gusta, la escuchas como grita tu perrita ¿?

Si que rico que la estés haciendo gozar, pon el teléfono cerca de donde estén para poder escucharlos, dale muy duro nalgadas fuertes y verás como se corre, hazlo

Eso hice, la comencé a clavar con fuerza en cuatro de a perrito y ella gritaba como loca de placer, no sabía lo que me acaba de decir su esposo y lo puse en práctica ipsofacto, chass, chass, chass las nalgadas fuertes, dejaba mis manos marcadas en sus cachetes traseros y efectivamente ella comenzó a terminar una y otra vez, era increíble ver como se chorreaba y se meaba de gusto, sus líquidos le bajaban por las piernas, gritaba sin parar, calculo que terminó unas ocho veces y yo me fui como un toro encima de ella y le terminé adentro hasta la última gota, mientras su marido oía mis alaridos conjuntamente con los de ella en un concierto de placer, como pude cogí el teléfono y el seguía en línea.

Que tal te ha parecido ?

Bien ,se ve que la hiciste gozar muy bien

Quiero que te la cojas en mi delante y le hagamos doble penetración entre los dos Tato

Con mucho gusto cuando quieran

Ella solo se limitó a escuchar lo que luego le haríamos los dos al retorno del viaje de su marido con la cara de complacida y su sonrisa de felicidad y con ganas de mimos.

Lo que sucedió en el segundo encuentro es material para otra historia, les adelanto que con su marido hemos hecho una gran amistad y hemos podido hacer muchas locuras juntos.

Espero comentarios y que me escriban esposas de Ecuador y otras partes del mundo a semental_de_esposas@hotmail.com msn

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Un comentario en “La esposa joven de un paralítico me contacta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*