Archivo por meses: abril 2007

Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun
Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi mejor trí­o hmh con Evy y Fabricio

Hace algún tiempo que con Fabricio nos contactamos a través de Internet en uno de los anuncios de parejas liberales que ellos pusieron, desde el primer momento mantuvimos contacto permanente en el mensajero instantáneo, sucede que al igual que yo, mi camarada pasa conectado todo el tiempo en tiempo real ya que trabaja dando soporte a empresas del país y su modus vivendi como es el Internet.

Desde el primer momento hubo una comunicación muy fluida, entretenida y transparente en cuanto a lo que buscábamos y quienes éramos, pasamos algunos días conociéndonos por este medio y las ideas afines y manera de ser de los dos hizo que nos compenetráramos de una manera impresionante.

Cuando él llegaba a su casa, me contaba… que todas nuestras extensas charlas le contaba con lujo de detalles a su linda esposa Evy, le contaba de mí, de lo que hablábamos, de lo afines que éramos, etc.

A mí me explicó que su mujer era muy caliente en el sexo y que la pasaban rico con sus amigos y amigas que conocían, lo cual me hizo tener muchas ganas de conocerla, lo mismo pero en menor grado le hice conocer de mi amiga Ketty, con la cual hasta la fecha mantenemos una relación de amistad muy linda y compartimos de sexo desenfrenado sin tener ningún tipo de compromiso, somos lo que se dice en mi país amigovios.

Después de unos días de conversarlo, decidimos hacer algo en parejas, para esto les invité a mi ciudad un fin de semana que las dos partes podíamos, en esta ocasión mi amigovia Ketty también me había manifestado su interés en conocerlos y por primera vez tenía la curiosidad de ser acariciada por una mujer, yo le comenté en algún momento de que Evy la esposa de Fabricio era bisexual y Ketty hacía volar su imaginación con tan sólo la idea de experimentar la sensación de ser acariciada delicadamente por otra mujer.

Llegó el día de nuestra cita y ellos viajaron a mi ciudad para lo cual yo había reservado una habitación de lujo en una hostería cinco estrellas para poder recibirlos como se merecían, fui a recogerlos y luego de las presentaciones formales y besos subimos las maletas al carro, con rumbo al hotel nos fuimos conociendo mejor con Evy que me pareció una mujer de lo más sensual en todo aspecto, pero lo que más me gustó e impresionó fue su color de piel, Evy siendo menudita, con una cara muy atractiva, poseedora de una belleza por demás exótica a cada momento en su conversación tan amena me regalaba sonrisas encantadoras cuando por algo bromeábamos con Fabricio hasta que llegamos a la hostería, pedí la habitación reservada que era una belleza de lugar tipo árabe con una naturaleza exuberante en su contorno y el trinar de los pájaros eran el único ruido existente.

Ellos se sintieron rodeados de una vegetación de un clima tropical húmedo y un ambiente muy acogedor totalmente diferente a Quito que es una ciudad de cemento sin dejar de ser hermosa, pero lo que me refiero para ellos era un contraste diferente a lo que a diario estaban acostumbrados.

Caminamos por los senderos rodeados de árboles y por las canchas de tenis unas dos horas hasta que llegó Ketty a recepción y nos dirigimos a recibirla, con ella quedamos en que nos iba a acompañar hasta las 5 de la tarde por que tenía que hacer un viaje a casa de su madre en dónde la esperaban para realizar unos asuntos familiares, Ketty como nunca me ha fallado tengo la seguridad de que llega por que llega y siempre cumple con su palabra, así que sólo estaba esperando que llegue.

Una vez instalados los cuatro en la hosteria pedimos bebidas y seguimos caminando y conversando, mientras todos rompíamos el hielo, el lugar tan hermoso y acogedor en medio de una flora y fauna típica de la zona hizo que todos nos sintamos de lo más relajados y nos sintamos muy a gusto.

Decidimos irnos a almorzar ya que se hizo casi sin darnos cuenta, por la buena compañía y la tertulia entretenida el medio día.

En todo el tiempo que estuvimos en la mesa los cuatro comenzamos a hablar de nuestras experiencias y de lo que nos gustaría hacer, Evy se notaba muy experimentada y segura de sí misma, en la conversación quedó claro que a las dos mujeres los hombres les gustamos y viceversa, también Evy hizo un comentario haciéndonos entender que Ketty también le gustaba mucho, le gustaron mucho sus ojos verdes y su mirada pìcara.

Ketty se sorprendió un poco por el cometario haciéndole poner como un tomate de la vergüenza ya que ella no estaba acostumbrada a que una mujer la coquetee y peor de una manera tan directa. Al ser muy blanca hizo que se note mucho sus mejillas sonrojadas.

Todos hablamos de una manera muy directa y abierta de nuestros gustos y pusimos nuestras posiciones claras, la comida era excelente, el lugar ni se diga, la compañía estupenda y había en el ambiente cálido que cada vez iba subiendo más la temperatura.

Las dos mujeres muy dispuestas con nosotros, hacían un contraste muy sensual y bello, ya que Evy al ser morenita, al tener ese color de piel canela exótico el pelo negro lacio resaltaba más alado de Ketty que es muy blanca rubia ondulada y de ojos verdes, siendo las dos menuditas con un par de tetas delicioso y un culito respingón que se maneja cada una de ellas.

Al acabar de comer estábamos todos que ardíamos así que decidimos irnos a la habitación , la cual tenía dos camas y estaba decorada estilo árabe en las cabeceras, nos pusimos un poco más cómodos, sacándonos todos los zapatos y acostándonos cada quien con su pareja en la cama de alado. No faltó de ninguna de las dos partes los besos y caricias sonoras y en ciertos momentos jadeantes. De reojo veía a Evy mamándole la verga a su esposo con epicúreo deleite, en realidad me sentía muy arrecho y con ganas de acción pero la comida al estar muy buena comí lo suficiente como para sentirme lleno ya que o pensaba que tan de pronto iba a empezar la acción, habíamos acabado de almorzar apenas hace unos 25 minutos y tenía la sensación de llenura, le hice saber eso a Ketty y nos pusimos juiciosos tratando de descansar y seguir conversando para que nos pase la comida y hacer digestión, pero no, en la otra cama no les importaba estar llenos, cada vez se pusieron los jadeos más sonoros entre Fabricio y Evy que con mucha curiosidad regresábamos a ver sin disimulo desde nuestra cercana cama…

¡ Qué manera de mamar la verga de su esposo ¡

Lo hacía con cara de vicio y con todas las ganas del mundo como que su vida dependiera de ello. Esto hizo que nos levantemos de nuestro lugar y nos pasemos a ver un close up de semejante felación, Fabricio gozaba y gozaba a cada arremetida, con su lengua subía desde sus huevos hasta el glande algunas veces ensalivándola por completo hasta que una vez bien lubricada metía el falo de su esposo haciéndola sonar plop plop plop a cada momento de la fuerza con la que le daba placer a su cónyuge.

Ketty se acercó un poco más a ver cerca una mamada en vivo y en directo hasta que Evy paró lo que estaba haciendo y con cara de gusto un poco desencajada s ela ofreció con señas mientras dijo:

¿ Te gusta la verga de mi esposo ?

¿ Quieres probarla ?

Uniendo la acción a la la palabra Evy acercó su palo bien parado como un garrote a la boquita de Ketty y comenzó a remedar lo que hace algunos momentos estaba viendo que le hacía gritar de placer a Fabricio, con una cierta locura de emocisión momentànea apoderada del falo ofrecido por su misma esposa se dedicó a prodigarle las más tiernas por momentos y luego las más rudas caricias, llegó hasta morderlo un poco con sus dientes.

Qué rica la verga de tu marido, está bien rica y bien paradita

¿ Te gusta ?

Siiiiiiiii, plop plop plop

¿ Te la quisieras meter en esta cuca ?

Topándole por primera vez por encima del pantalón que todavía Ketty llevaba puesto, recorrió con sus dedos muy delicadamente la superficie de su monte de Venus cuando ella estaba en posición de perrito gozando oralmente de la verga de su marido.

Siiiiiiiii

¿ La quieres ?

Siiiiii, me la prestas un ratito

Con mucho gusto, sácate el pantalón y verás que te lo presto, yo mismo te la quiero clavar.

Ketty no demoró en sacarse el pantalón ni seis segundos de la desesperación de ser clavada que tenía, yo ya la conozco, cuando quiere estar ensartada se aloca y la quiere ya… sin demoras, los tres se acomodaron mejor en la cama y yo con mi malestar de llenura veía muy de cerca sin perderme el mínimo detalle de la escena.

Ketty se puso como perrita de posición física y de arrechera indicando su chucha en lo más alto que podía sacando punta el culo hacia arriba tentándole a Fabricio que sí es alto y corpulento e induciéndole a que la clave pronto.

Segundos previos a esto Evy ubicándola bien a Ketty en la posición correcta para recibir a Fabricio dedicó unas últimas mamadas de vicio antes de ponerle el condón a su marido, que una vez bien colocado con su boca con tal maestría acerco la verga de su esposo a la chucha de mi novia restregando la punta de su miembro en todo lo vertical de su raja por varias ocasiones haciendo que Ketty se desespere todavía más de las ganas de tenerla, se dio su tiempo Evy y con sus dedos acariciando delicadamente el clítoris de otra mujer como sólo entre ellas saben qué y cómo les gusta, empujó la verga de su marido haciendo que se pierda el glande dentro de ella, frotó sus dedos con mayor velocidad en su clítoris hasta el punto en el cual Ketty después de un hondo suspiro aflojó un jadeo de placer muy sonoro lo cual aprovechó Evy para empujando por debajo de sus nalgas por la parte de atrás cogía sus huevos con fuerza para que la vaya ensartando, una vez estando dentro por completo Fabricio soltó un bramido de conquista absoluta y Evy lo besó en la boca a Fabri y dijo:

Disfruta de esta putita, no ves que ¡ le gusta ¡

Que rica concha calientita

Que rica verga que tiene tu marido

Te la presto cuando quieras yo no soy egoísta

Fabricio comenzó a embestirla de a poco y ella sólo gozaba con deleite, lo decían sus gestos con su cara de puta, tenían sus expresiones unas muecas de placer y dolor que con sus movimientos convulsionados se descubría a simple vista, la escena era de lo más morbosa, mi novia en cuatro patas, mi amigo bombeándola a gusto y la esposa de mi amigo del msn Evy acariciando los senos y la cuca de Ketty, como yo estaba de exportador como nunca por mi malestar de llenura se me ocurrió correr a sacar mi cámara digital del estuche y comencé a disparar fotos mientras ellos gozaban , esto había que documentarlo….

Gozaron por un buen momento entre los tres mientras yo hacía mi rol de fotógrafo hasta que Evy dijo:

Kettyyyy, ya no puedo más yo también la quiero adentro, ya no me aguanto más, la quiero en este momento adentro mío, lo siento pero ya no aguanto más, dámela Fabri, ya se agasajó un buen rato Ketty.

La descabalgó y procedió a hacer gozar a su esposa en la misma posición…a las primeras metidas ella se desahogó rico y pudo llegar de nuevo a controlar sus acciones y esta es la foto que les tomé.

Ketty se quedó sola y sin saber que hacer, mirando a todos lados en una actitud desesperada se lanzó a mí como una leona hambrienta, me despojó de mis ropas y como ya estaba mi pene bien erecto por todas las escenas presenciadas me tumbó a la cama boca arriba con mucha emoción y gusto, me comenzó a cabalgar como una amazona, alado nuestro estaban en la misma cama Evy y Fabricio gozando a más no poder y los chillidos de las dos se mezclaban en la habitación que olía a sexo y perfumes de mujer.

Mientras me cabalgaba Ketty de una manera deliciosa y la ensartaba mi verga hasta la pared que topaba en el fondo de su matriz, acariciaba las tetas de Evy y compartíamos nuestras viboreantes lenguas en un beso movido e interminable y de vez en cuando cambiaba de lugar para acomodar a Ketty cerca de la boca de Evy para que también se besen de la misma manera con el mismo placer y gusto, de vez en cuando Evy metía sus dedos y hurgaba en la penetración que le hacía a Ketty, me cogía el tronco y metía sus dedos y acariciaba nuestros sexos acrecentando el placer, en una sinfonía de jadeos, bramidos y gritos llegamos todos al orgasmo acompasados al unísono como si se estuviera acabando una canción en concierto de Deep Purple… sudados, mojados en fluidos y viendo dar vueltas el planeta con luces de colores y estreboscopía pura, todos nos quedamos abrazados entre si, compartiendo el calor de nuestros cuerpos mientras nuestros corazones se oían que latían muy fuerte y querían salirse de nuestros pechos…

Luego de algún tiempo de reposo íntimo, comenzamos a volver en si, todos contentos por la experiencia vivida abrazamos las parejas ajenas y nos quedamos dormidos en la habitación que tenía la luz tenue, hasta que Ketty con la preocupación de su viaje se levantó a ver la hora que coincidió que era justo la misma de irse y todos nos vestimos contentos de buen talante para irle a despedir a Katty que tenía que irse a su compromiso familiar infaltable. Con un rico abrazo y un beso la despedí agradeciéndole por habar acudido a nuestro compromiso, con un beso en los labios se despidieron también nuestros amigos de Ketty.

Entramos nuevamente ahora sólo los tres al hotel con el buen sabor de boca de una rica experiencia vivida a seguir disfrutando de las instalaciones que prestaba el acogedor lugar.

Mientras caminábamos por las hectáreas de este precioso lugar durante toda la tarde, me llamó Ketty a mi celular a agradecerme por el momento vivido y me confesó que iba como volando en su viaje en la carretera pensando en las escenas vividas hace unas horas con un poco de remordimiento de conciencia, con una especie de arrepentimiento a la moral por haber estado con otra mujer y haberlo disfrutado y por otra parte contenta de haberlo vivido intensamente conmigo alado.

Durante toda la tarde y parte de la noche hasta la hora de la cena, los tres nos la pasamos riendo, bromeando y jugando, nos compenetramos mucho y conversamos de Ketty y en son de broma Evy suspiraba por Ketty diciendo que se había enamorado y que la había abandonado en cuanto se enamoró.

Durante la cena ellos comieron normalmente y yo sólo pedí una agua de orégano para el malestar estomacal que tenía desde la tarde, me molestaban y llegamos a la conclusión que por lo tanto que comí me agarró un fuerte empacho, lo que hacía que nos riamos a carcajadas.

Un poco cansados por la tarde vivida nos retiramos a la habitación y Evy pasó al cuarto de baño a ducharse, mientras conversábamos con Fabricio de lo bien que la estabamos pasando, el agua de orégano causó un efecto rápido en mí y cada momento que pasaba ya me sentía mejor y creo que estaba volviendo a la normalidad, en unos momentos salió Evy con ropa de cama y se acostó alado de su esposo mientras se besaban tiernamente y hacíamos tertulia de una cosa y otra, tipo 10 de la noche al son de la conversación otra vez se fue al baño Evy y regresó puesta una ropa interior muy linda, tipo cachetero el panty y el sujetador tipo top, de una tela de florecitas transparente, que dejaba ver sus pezones muy marcados y el corte cadete de su loock en su pubis angelical. Esto sin dudarlo y más la bendita agua que me acababa de curar el empacho hizo que me prenda como una moto, de eso se dio cuenta Evy y empezó a besar a Fabricio ahora con lujuria.

Dejé que ellos se vayan poniendo cachondos y Fabricio se desvistió y la comenzó a dar de mamar verga, ella seguía en su labor pero me miraba de reojo, yo sentado en el canapé me despojé de mi ropa y me acerqué a ellos y me los uní en la cama.

Evy al sentir mi presencia se dio la vuelta y me estampó un eterno beso de lenguas cruzadas y eso hizo que mi verga empiece a lubricar gotitas cristalinas de fluidos pre seminales, al darse cuenta de ello se bajo y al fin pude disfrutar de una excelente mamada de ese tipo, luego de haberme hecho gozar lo suficiente , se subió nuevamente y se trenzó de mi cuello estando acostados para prodigarme de exquisitos besos, mientras tanto Fabricio por la parte de atrás le besaba su cuello y su espalda y se notaba que a ella con nuestras caricias la estábamos transportando a la dimensión del placer, ahora la reina, la diosa tenía que gozar y de eso nos estábamos encargando nosotros a flor de piel.

Fabricio la comenzó a puntear por atrás haciendo un simulacro de penetración en medio de sus nalgas y yo con mis dedos jugaba con su conejito mojado y oloroso, al estar tan cerca de su piel hacía que mi excitación vaya en aumento, al oír sus gemidos de gozo me prendía aún más, con las vergas erectas a más no poder yo por delante y su esposo Fabricio por atrás empezamos a rozar nuestras vergas con su sexo mientras ella se estremecía.

En un acto de valentía ella mismo cogió con su mano la verga de su marido y se la fue ensartando en su culo hasta que esta se perdió por completo en sus entrañas, sólo quedaban sus huevos fuera, yo seguía con mi carajo fuera rozando su clítoris y labios vaginales con mucho deleite mientras nuestros besos continuaban más salvajes y bruscos y a la vez Fabricio la tenía empalada por el culo comenzando a gritar de gusto.

Aprovechando esta situación de a poco en su coñito estrecho por la ocupación del intruso en la parte posterior comencé a perforarle con mi verga en la cuca, mi verga gloriosa se iba abriendo camino de a poco, lentamente pero de manera firme y segura llegué a ocuparle toda su cavidad vaginal, en un acto de estupenda sincronización de movimientos comenzamos entre los tres un va y viene exquisito tiempo largo en el cual gozamos hasta el paroxismo, su coño cada vez más estimulado conjuntamente con su culo se iba poniendo más estrecho lo cual cada vez era mayor el placer.

No pudimos aguantarnos mucho así que otra vez iguales todos tres con Evy y los dos machos lanzando bramidos de placer y de dulce conquista lanzamos chorros y chorros de semen en el interior de sus dos agujeros bien ocupados, yo llené su cuevita del amor hasta mi última gota y rebozando de semen una
vez que Fabricio se retiró de su culito hice que me siga cabalgando encima mío sin dejar de gozar y sin sentir debilidad por la corrida copiosa que un minuto antes había eyaculado a conciencia rindiendo homenaje a la naturaleza de esta exquisita hembra sedienta de verga y placer. Al contrario de sentir relajamiento de músculos y agotamiento me puse mucho más arrecho y quería seguirle terminando, la fricción de mi semen entre nuestros sexos hizo que se haga una especie de espuma que ayudaba a lubricarnos más, en ese momento Fabricio tomó mi cámara que por ahí estaba tirada y nos hizo esta foto.

Nosotros con Evy no dejamos de ciliar y seguimos y segumos por una hora, ella arriba mío cada vez con la continuidad d emis embestidas se ponía más arrecha, le había pasado lo mismo que a mi, en su bien puesto orgasmo le dieron más y más ganas de seguir culpando conmigo en delante de su esposo que desde una distancia prudente nos dejó que nos gocemos de nuestros cuerpos.

Qué rica verga tienes Tato, tiene un tamaño delicioso y me hace gozar mucho, no es ni grande ni pequeña, tiene el tamaño justo y exacto que me hace gozar sin dolor

Tu chucha es calientita y rica nena, me gusta mucho, además que el color de tu piel me excita mucho y por eso te sigo culiando cabrona.

Dame más, así , así , así, ahhhhhhhhhhhhhg la saque un rato la verga para verla llena de leche otra vez.

Ahhhhhhh que rica hembra tienes viejo, esta hembra si que es una hembra de verdad, que rico que goza, te felicito por tener una hembra tan puta y rica, esta deliciosa la cabrona y como goza mírala, mira a tu mujer como goza

Que ricos machos que tengo hoy noche para mi solita

Fabricio, que rico que me hace gozar Tatooooooo, aaaaaahhhhhhhhhh aaaaaaaahhhhhhh pónmela en el culo, la quiero atrás Fabri, pónmela que la quiero ahhhhhh ayyyyy aaaaaaaggggggg hijo de puta como me haces gozar con tu rica verga, sólo falta Katty para mamarle las tetas, sólo falta esa puta por qué se me fue quiero unas tetas y estaré completa.

Toma esta verga por tu culo mi amor para que estés completa, mientras Tato te da por delante de atoro por atràs.

Aaaaahhhhhhhh aaaaaaaahhhhh

Nuestras embestidas eran cada vez más violentas y con la misma violencia ella gozaba más, nuestras vergas enterradas por ambos lados. Nuestros huevos se chocaban y estaban separados por una pequeña membrana y sentirnos nuestras vergas rozarse dentro del cuerpecito de Evy nos daba mucho más placer.

En eso en lo mejor con los violentos movimientos, Fabricio se salió repentinamente de atrás y nosotros seguimos hasta que tuvimos que ayudarlo por que le vino un calambra a la pierna que le hacía gritar más que a Evy penetrada por los dos.

Nos echamos a reír como locos por lo absurdo que nos pareció y una vez controlada la situación y de darle mis primeros auxilios y esta vez para que no haga demasiado esfuerzo el fue abajo y yo arriba a trabajar su rico culo que parecía estar metiendo mi verga en un estuche de terciopelo.

Le dimos y le dimos durante mucho tiempo, eran ya las 2 de la mañana y seguíamos sudando montándonos a su exquisita mujer hasta que ya no pudimos aguantar más, después de que ella tuvo incontables orgasmos y gritaba loca de placer, primero se vino él en su vaina y luego yo en su carita y boquita y tetas.

Ellos necesitan de su intimidad esa noche así que me despedí con un rico beso y apretón de nalgas a Evy y un abrazo de agradecimiento con Fabri y dejándolos solos me retiré a descansar en mi casa a las 2:30 de la mañana.

Este trío ha sido el que más a durado en el acto y lo he disfrutado en mi vida, gozamos, reímos, y disfrutamos tanto con Evy haciéndole doble penetración por horas y ella gozó como nunca antes según palabras de ella.

Desde entonces con Fabricio siempre hacemos una que otra travesura con chicas o señoras casadas que desean experimentar la doble penetración que me contactan a través de Internet, hacemos reuniones swinger de parejas liberales en mi casa de campo y hemos llegado a formar una muy linda amistad con él.

Si tienes algún comentario o deseas contactarme en Ecuador o desde cualquier parte del mundo, por favor escribe a semental_de_esposas@hotmail.com msn

jinetearrecho@hotmail.com msn

Tato

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Su esposo goza al máximo viéndonos

Su esposo goza al máximo viéndonos y me nombra el amante oficial de su mujer lo cual le agradezco infinitamente.

Gracias a mis lectores asiduos por los mensajes que me han hecho llegar, eso me motiva sobremanera para poder seguir escribiendo mis historias 100 % reales, se comunican de todas partes del mundo obviamente de países de habla hispana y hasta me agregan al msn hemos podido a través de ese medio llegar a conocernos un poquito más con cada contacto ya que paso conectado casi todo el tiempo en línea con el mensajero instantáneo de Hotmail o Yahoo, especialmente mujeres que quieren conocerme de alguna manera y también esposos que desean ver a sus esposas cogidas por otro, no faltan felicitaciones de uno que otro lector curioso del tema de tríos hmh y uno que otro mensaje en contra que me dicen que soy presumido y fantasioso.

En esta ocasión tengo material como siempre de hechos reales en mi mente para irles relatando lo que sucedió hace muy pocos días.

Como ya les comenté con antelación por cuestiones laborales, por necesidad propia de estar comunicado con todos los contactos de diferente índole del planeta y hasta por vicio necesario, paso conectado mucho tiempo al msn, uno de estos días me saluda una amiga preciosa con la cual ya habíamos compartido intimidad de a tres, se trata de una pareja joven que de vez en cuando me citan en su casa cuando colocan a los niños donde sus padres cuando quieren pasar una noche de lujuria conmigo, con ella o mejor dicho ellos ya hemos podido llegar a tener un grado de confianza muy robusto en todos los sentidos y eso ha hecho que en nuestros juegos sexuales nos ayude mucho para poderla pasar mejor, soy muy amigo de ellos pero muy respetuoso de su relación de pareja, si ellos no llaman ( la que siempre llama es ella ) yo no les llamo ni insinúo nada, espero a que a ellos se les prenda la chispita del deseo sin ningún tipo de presión. La hemos hecho gozar algunas veces hasta que se ha quedado dormida agotada de tanto placer.

A veces conversamos en el msn ya que no se conectan mucho y en horas de oficina casi nunca. Pero en esta oportunidad me causó sorpresa verla en línea a eso de las 4 de la tarde y al saludarme me supo decir que le daba gusto verme en línea y que tenía una sorpresa para mí.

Según me explicó brevemente ella, la noche anterior se había conectado durante un momento a revisar su correo y en poco tiempo se divisó en línea a un contacto que había visto en una página Web de anuncios swinger, los cuales eran una pareja joven de Guayaquil pero que al charlar les habían hecho entender de que no querían realizar intercambio si no que estaban interesados en hacer un trío hmh. Después de preguntarme y preguntarles si estábamos de acuerdo en aceptar un Chat entre todos, al ver su interés y con el grado de confianza que nos manejamos no dudó en presentármelos en línea a modo de conferencia charlamos los 3 un buen momento hasta que cruzamos nuestras direcciones de correo y ella se despidió amablemente dejándonos ya conversando con la clara convicción de haber realizado un acto de relaciones públicas muy bien efectuado.

Al seguir con la nueva pareja en línea supo decirme que su esposo ya se había retirado de alado de ella y que ahora nos encontrábamos solos charlando.

Me explicó que su esposo tiene la fantasía de verla a ella con otro hombre teniendo sexo desde hace ya mucho tiempo pero que ella siempre le había dicho que no, primero que como se le podían ocurrir ese tipo de cosas y segundo que ella sólo era de él y de nadie más, que por el amor que le tiene y por que también después de ya bastante tiempo de irla de a poco convenciendo ella ya estaba aceptando digamos de mala gana todavía lo que él quería hacer. Más por complacerlo que por nada en realidad.

Me pareció de lo más franca y entretenida la conversación que para entonces llevábamos, nos dedicamos a conocernos entregados completamente a cada uno sin ningún tipo de interrupciones, decidimos intercambiar fotos y resulta que me hizo llegar una en la cual dejaba ver su belleza absoluta, de mi foto me dijo que se me veía bien y que en realidad le agradaba lo cual lo sentí sincero y nos dio más confianza, se trataba de una muñequita menuda con la carita deliciosa muy perfilada y un color de piel canela muy sensual.

Su nombre es Gaby y es una chica y señora a la vez de 29 años, bajita, menuda, morena de tez canela y pelo con media melena, ojos marrones y cara aniñada muy bien perfilada pero con un cuerpo perfectamente curvado en forma de guitarra clásica. Su boca pequeña pero con unos sugerentes labios, ni gruesos ni finos. Sus senos son muy grandes y bien formados, con una aureola oscura de 3.5 cm. de diámetro coronados con unos pezones oscuros que son erectos en estado de calma, teniendo en cuenta que su cuerpo es menudo sus tetas tienen un tamaño excelente para gozar con ellas. Su cintura es realmente de avispa, su piel suave y tersa, su culo respingón y prieto, pequeño y redondo, sus nalgas tienen un refuerzo que parecen ser rellenas de esponja dura, llama mucho la atención la forma de sus protuberantes nalgas que son tan redondas como hechas con compás, su pubis muy cuidado no tiene ni un solo pendejo a la vista, su cuquita parece de una niñita sin un solo pelo y solo se ve el trazado de su propio sexo en dirección ascendente lo tiene rasurado a mate y deja mostrar unos labios ligeramente oscuros en su parte exterior y rosados y brillantes en su interior.

Durante por lo menos unas dos horas de charla en el msn hubo una química impresionante, reímos, bromeamos y nos insinuamos recíprocamente, antes de despedirnos yo le agradecí por su tiempo y le hice saber que me gustaría volver a verla conectada y ella me dijo que le había caído muy bien, que le agradaba mucho y que desde hace tiempo por complacerle a su esposo estaban tratando de contactar con un hombre para hacer la fantasía que tenía su marido realidad, pero que no le gustaba ninguno y por eso no habían quedado nunca en nada en concreto con nadie, hicimos una cita para el siguiente día a la misma hora y nos despedimos con cierta pena de dejar una charla tan amena.

Al desconectarse ella volví a ver su foto con mayor detenimiento y definitivamente era una mujer que a parte de guapa, sensual e interesante en todos los sentidos en alguna parte oculta para mi consciente irradiaba una ternura en su menudito ser, no sabía si era su mirada expresiva o no sé qué, pero al seguirla observando me invadía un sentimiento de ternura absoluta.

Llegué esa noche a casa llevando su foto en el flash memory la grabé en el disco duro de mi Pc de casa y poniendo Pink Floyd a buen volumen la seguía contemplando, era una especia de obra de arte todo su armonioso cuerpo, parecía pintada por todas partes en dónde veía, su cuerpo desnudo que era una foto digital de muy buena resolución tomada por su esposo a ratos mientras volaba en mis perdidos pensamientos se me hacía ver a Leonardo Da Vinci con su precisión de de gran maestro conocedor profundo de la anatomía humana pintando en lienzo su perfecto cuerpo utilizando sus conocimientos sobre el número “Phi”. Por donde quiera que veía era una invitación a descubrir con precisión matemática la perfección de la naturaleza de este menudo ser. Perdido en mis pensamientos ese día me quedé dormido…

Al siguiente día todo transcurría con normalidad absoluta, llegué a la tarde a la oficina ya que ese día tuve que atender unas citas pendientes con clientes pero ya se aproximaban las 6 de la tarde y recordaba que tenía una cita en el msn.

Un poquito más de las 6 de la tarde ella se conectó y empezamos a hablar muy abiertamente con mucha más confianza que hace 26 horas antes , le había dicho que me gustaba mucho y lo que había pasado en mi casa la noche anterior mientras la contemplaba sus fotos y volaba con mis pensamientos.

Me contó que después de cerrar la sesión conmigo le había contado a Miguel su esposo que le habían presentado en el Chat a un hombre que de verdad sí le gustó, al escuchar eso ella me conversó que su esposo se emocionó mucho y le dijo que se dedique más tiempo a conocerme a mí y que no lo podía creer que al fin alguien le había gustado, que él le daba todo el permiso y las facilidades para que de a poco vaya intimando más conmigo.

Le dije que le agradecía mucho a los dos por la apertura y también a ella por hasta cierto punto haberme elegido como el candidato perfecto como ella mismo me lo supo decir.

Miguel su esposo es un hombre de 37 años, de constitución normal, con una incipiente barriga pero todavía bien formado. De piel clara de ojos oscuros y pelo liso.

Habíamos ya mientras íbamos avanzando en nuestras conversaciones y en los días que estábamos al Chat, intercambiado ya muchas fotos entre las que también estaba con Miguel, ya con mucha más confianza y también nuestros números de teléfono celular, con los cuales ya teníamos un contacto un poquito más directo.

Descubrí que en su voz Gaby tenía el timbre y tono de una niñita mimada, y eso hacía que sea más encantadora y me daba mayor ternura.

Un día que me dio ganas de escucharle y hablar con Gaby le marqué a su celular y estaba su esposo conduciendo según ella me lo hizo conocer y me dijo que ella iba de copiloto.

Cada vez que hablábamos por teléfono o por msn ella me decía “mí bebé” para tal o cual cosa, es la palabra de cariño que utiliza conmigo

Quiero verte, cuando vienes a Guayaquil a verme – me dijo Gaby ese día por teléfono mientras estaba su esposo alado- ya quiero que vengas, he decidido que quiero hacerlo contigo y si no es contigo con nadie más.

Gracias mi preciosa, voy a ir un día de estos a visitarte en tu ciudad, ya coordinaremos para que esto se de, por favor pásame a Miguel tu esposo para saludarlo.

Se demoró un poquito creo que hasta orillar el auto.

Hola Tato un gusto

Hola Miguel, me dio ganas de conversar con tu nena y quería aprovechar para saludarte y agradecerte la oportunidad que me has dado de acercarme a ella.

No te preocupes Tato, quiero que con toda la confianza del mundo la sigas llamando sin ningún inconveniente, llámala cuando quieras, me ha contado ella que le agradas y que le caes bien, te cuento que has tenido suerte por que ella es bastante especial y contigo me dice que se siente muy a gusto y a mí lo que me gusta es complacerle a ella.

Te agradezco mucho así lo haré, la estaré llamando muy seguido para tenerte
calientita a tu mujer.

Llámala amigo no hay problema, la veo bastante contentita e ilusionada contigo, espero que pronto un día de estos nos visites.

Uno de estos días les caigo allá para darle placer a la nena.

Ok, te la pongo de nuevo para que sigas hablando con Gaby.

Viste mi bebé, te dije que no hay problema con Miguel de que seas mi amante, ya lo hemos hablado y yo he decidido que tiene que ser contigo, me agradas, me gustas y me siento muy bien, quiero que seas mi amante oficial y no quiero saber nada de nadie, sólo contigo, al principio yo no quería era sólo para complacerlo a él, pero ahora me muero de las ganas de que vengas y me comas y la pasemos rico mi bebé.

Eso haré mi amor pronto.

Durante algún tiempo seguimos hablando con ella por teléfono todos los días cuando estaba o no Miguel y teníamos conversaciones muy subidas de tono, chateamos en el msn durante un tiempo, nos veíamos por webcam y a diario nos regalábamos mucho tiempo en nuestras reuniones virtuales, cuando estaba sola en casa o había como se quedaba sin ropa y me hacía ver en tiempo real a kilómetros de distancia su hermoso cuerpo desnudo y nos masturbamos algunas veces copiosamente en nuestras sesiones de ciber sexo.

También había conversaciones con Miguel, de hecho cuando por a o b razones su teléfono estaba apagado o sin red le llamaba al de Miguel y él me la pasó en diversas ocasiones.

Un día por razones laborales tenía que viajar a Guayaquil y quedamos en vernos ya en cierta fecha, por razones ajenas a mi voluntad el viaje se suspendió ya que era laboral y ya no pude viajar y llamé a disculparme que no iría exponiéndoles lo sucedido y mis razones, Gaby no lo tomó muy bien ya que es muy mimada y le gusta que salga todo como ella quiere y se sintió frustrada y hasta un tanto molesta y me lo hizo notar.

Seguimos todos los días en el Chat como siempre y siempre me sacaba en cara que le dejé plantada y que me tiene muchas ganas que cómo podía habarle hecho eso y en realidad me hacía sentir mal con sus comentarios, tenía la responsabilidad de ir por cumplir con mi palabra pero durante algunos días por motivos de trabajo no podía hacerlo.

Un día mientras nos conectamos me pasó unas fotos que Miguel su esposo le había hecho exclusivamente para mí, era una sesión de fotos que me dejó loco como perro oliendo celos de perra, esas fotos causaron un gran impacto en mí, eran el colmo de sugerentes en diferentes poses y desnuda y como estábamos en días del Mundial de Fútbol 2006 con la camiseta de la selección del Ecuador y nada más que eso.

Esa mujer ocupaba todo el tiempo en mi mente y pasamos a ser como novios, ya sé que les va a parecer extraño y un tanto fuera de lo habitual pero con ella fue muy especial, no sólo era sexo, esa nena me robó con su ternura, manera de ser, atenciones y detalles mi corazón. La ternura que provocaba en mí se convirtió en un cariño muy especial que nunca había sentido por ninguna otra mujer de parejas amigas con las que tenemos una linda amistad y disfrutamos del sexo y punto, pero en este caso en singular no, la comencé a querer y me tenía enamorado. Lo mejor de todo es que es lo que precisamente quería su esposo, no quería que seamos un trío sexual, él lo que quería siempre de acuerdo a lo que me dijo a mí en las conversaciones telefónicas y a ella en sus ratos de intimidad, es que seamos amantes, novios y enamorados y que nos queramos… No fue difícil enamorarse en poco tiempo de esta angelical mujer que cada día se fue metiendo más en mí con todos sus detalles.

Después de ver esas últimas fotos me puse como diablo en botella y diseñé un plan para que lo más pronto posible se efectúe el viaje a Guayaquil para poder irle a disfrutar a tan exquisita mujer, en la oficina hice todos los arreglos posibles ya que tenía que viajar urgente por trabajo y a disfrutar de mi amor que tan ansiosa junto a su esposo me esperaba. Acordé la fecha en la oficina y también con ellos y me dispuse a visitarlos el viernes que venía.

En esos 4 días que faltaba ella me mensajeaba al celular diciéndome lo ansiosa que estaba por probarme, ya era hora de que nos veamos frente a frente y nos topemos carne y hueso, por que ya mucha arrechera acumulada ya nos ponía un tanto de mal humor de no poder disfrutarnos como queríamos.

Llegó el viernes y llegué a su ciudad Guayaquil a las 8:30 de la noche como habíamos acordado, ellos me esperarían en el terminal de la empresa de transportes en la cual me movilicé, el viaje duró 5 horas y durante todo el trayecto le iba poniendo que ya estaba más cerquita de ella. Es increíble como en tan poco tiempo los dos de manera recíproca hayamos generado esos sentimientos como pareja de enamorados, al bajarme del bus ya me llamaron a mi móvil y me dijeron en dónde estaban.

Al llegar a su carro después de algunos pasos, estaba ahí ella, vestida como le había dicho que se pusiera ese día para mí, con una micro mini falda, con un top que parecía de verdad una muñeca barbie salida recién del cartón de presentación el día de Navidad.

Al subirme al carro en la parte de atrás me dieron la bienvenida, Miguel conducía y Gaby estaba sentada en el asiento del copiloto, bella como ella sola, irradiaba una sonrisa de felicidad, se acercó estirándose a saludarme con un sonoro y rico beso en la boca, estreché las manos con Miguel y arrancó el carro.

Mientras veía que pasaba la ciudad muy cambiada de reojo de frente veía brillar los dientes de Gaby de una manera espléndida estaba ilusionado por tener a esta linda mujer al frente mío y en ese instante ya podía olerla, toparle su pelo, su piel, era un sueño haciéndose realidad.

Como hace 9 años no había ido a su ciudad estaba muy cambiada y yo estaba muy admirado de los cambios que habían sucedido, era como volver a conocer Guayaquil, me dijeron que me harían conocer lo hermosa que está su ciudad y eso hicieron, comenzamos a dar vueltas por todos los puntos cardinales de la ciudad y yo iba recordando y reconociendo cada lugar, mientras a ella la besaba en la boca, le sobaba las tetas ricas, duras que parecían dos melones que se salían de su pecho, en su cuello le acariciaba los huesitos divinos que tiene debajo de su quijada al final de su garganta, ella seguía adelante de copiloto y yo en el asiento trasero, aún así mis avances eran buenos, me indicó que había ido vestida tal y como le pedí sólo por complacerme a mí y al alzar su falda tan cortita la más chiquita que he visto en mi vida me indicó que llevaba una tanguita brasilera que le quedaba deliciosa en sus armoniosas formas que sólo era sujeta por unos dos lacitos que llevaba en cada muslo, después de morbosearnos mucho y en ocasiones darnos besos y caricias con mucho amor del puro tierno cómo ya habíamos dado vueltas por los principales lugares turísticos de la ciudad Gaby dijo que tenía hambre y Miguel se puso en marcha después de preguntarle que qué es lo que se le antojaba y le dijo que unas hamburguesas y nada más, yo no quería comer, más bien quería comerla y me abalancé hacia ella, a Miguel le iba felicitando por el buen gusto y la suerte de tener como esposa y madre de sus hijos a semejante hembra él sintiéndose orgulloso y complacido sólo sonreía tímidamente mientras discernía en sus pensamientos que efectivamente era así.

De Miguel nació la buena idea de que Gaby se pase al asiento trasero para que estemos más cómodos sin que nos estorbe ni nos separe el espaldar del asiento, de hecho eso yo lo quería hace rato pero fui paciente en esperar a que él mismo lo dijera en señal de respeto hacia su relación.

Gaby ni corta ni perezosa a penas lo escuchó con lo menudita que es y muy flexible también, puso su pie a un lado del freno de mano impulsándose sobre del hombro de su esposo cayo encima mío lanzándose como leona al acecho de su presa, yo como no soy una presa fácil de cazar, le di mucha guerra, los vidrios del carro eran polarizados o ahumados y sólo el parabrisas de al frente no tenía esta película protectora que esa noche fue cortina de nuestros actos lascivos que hicimos en el asiento de atrás mientras su esposo sólo conducía viendo de vez en cuando por el retrovisor lo que le hacía y me hacía esa bella mujer que es su esposa.

Llegamos al sitio dónde vendían las hamburguesas y había mucha gente fuera a pie y en carros, Miguel se bajó a comprar y nos quedamos mimándonos y disfrutando de estar solos, le cogí su panochita rasurada y estaba muy mojada, -me dijo- ésta noche es completamente tuya mi bebé… mientras jugaba con ella y sus jugos que se impregnaron en mis dedos y los llevé a mi nariz y luego a mi boca chupándomelos a manera de apelitivo antes de la hamburguesa, en eso llegó Miguel y nos encontró dentro del auto con los ojos llenos de lujuria de tantas caricias, como pudimos nos compusimos y nos dedicamos a comer, a pesar que le dije que no quería comer él insistió y me trajo una súper hamburguesa y una cola, mientras charlamos de lo bien que la estamos pasando al fin después de tanta ciber relación nos fuimos acabando la comida estuvimos comiendo y conversando en ese sitio durante una hora con ella a mi lado que acariciaba mi pelo con tanta ternura que me invadía ese sentimiento de siempre que ella siembra en mí.

Habíamos quedado para hacer un trío en el que dejaríamos que las cosas fuesen surgiendo a él no le molesta para nada que seamos, novios, amantes o nos queramos, ella me trató como siempre y mejor por que estábamos al fin juntos de manera presencial nos dimos un morreo tan rico que ella se trepó y los dos comenzamos a jadear de placer y Miguel dijo mejor vamos a otra parte, mientras él conducía por la ciudad nosotros seguíamos atrás de largo, haciendo de las nuestras, no existía nadie más en ese momento en el mundo que nosotros dos entregados a prodigarnos caricias cada vez más atrevidas…

En este viaje le alcé su micro falda y desaté sus lacitos y la despojé de ella para clavarme en su pozo tiernito y rasurado al ras después de brindarle caricias y besos en su hermoso abdomen y la parte interna de sus muslos, levanté sus piernas casi hasta el techo del coche y me dediqué a hacer lo que más me gusta, nos miramos a los ojos fijamente mientras lo hacía y lo hice por todo el trayecto que faltaba, durante unos 25 minutos me agasajé comiéndome la chuchita más tierna de mi vida, tenía la sensación de estar con una quinceañera, Gaby eso aparenta 15 años, nadie puede creer que sea madre de dos hijos y que el mayor ya tenga 10 años, a mí no me gustan las mocositas al contrario me gustan las mujeres maduras mientras más edad mejor, pero Gaby tiene una mezcla de ternura, niña mimada, quinceañera y mujer madura con experiencia , su físico es de una niñita mimada pero sus actos son de toda una mujer hecha y derecha lo mismo que sus ideas sin quitar su aire de niñita mimada que tiene también en su carácter.

Al llegar al motel a dónde nos llevó Miguel al entrar nos pusimos cómodos y nosotros seguimos besándonos con loca pasión y extremo deleite no queríamos separarnos ni un solo momento, sentía una energía que nos hacía vibrar a los dos, en un momento que nos dimos un respiro la abracé por atrás su cintura y la puse frente al espejo y la veía en mi pecho chiquitita, rica y apetecible. Con su sonrisa de media luna me quiso mirando a los ojos en el reflejo del espejo y me dijo – Qué rico que al fin ya estés aquí mi bebé…

Miguel se fue al baño o no sé a donde y nosotros nos comenzamos a desvestir por que teníamos la necesidad de rozar nuestra piel sin dejar de besarnos en ningún momento, la disfruté todo su cuerpo con mi boca y lengua y no quedó nada sin que le haya besado, ella respondía muy bien a mis caricias y se notaba que los dos disfrutábamos a plenitud, llegó Miguel a observarnos como testigo mudo de nuestros actos, no hacía nada, sólo contemplaba extasiado como me estaba comiendo a sus mujer, totalmente vestido nos preparó un ambiente mejor, puso , música, prendió la tele para que alumbrara la habitación y se puso a vernos de una distancia prudente todo lo que hacíamos, cada vez nos prendíamos más, ella cogió mi verga y la comenzó a sobar con sus manecitas, de mi uretra chorreaban líquidos pre seminales constancia de que me encontraba extremadamente excitado y con ganas de penetrarla, al fin quería que ya sea mía y ella sólo se dejaba hacer todo hasta que en un momento hicimos un 69 y comenzó a mamarme la verga y cada vez lo hacía más rico, luego de algunos minutos de darnos este tipo de placer ya era justo y necesario para los dos que queríamos sentir nuestros sexos saludarse como es debido.

La piel de Gaby era que hervía, parecía plancha y sus cachetes a pesar que es morenita se notaban colorados de la arrechera que llevábamos , me ofreció su cuca y me abrió las piernas y comencé a serrucharla sin penetrarla y así ella comenzó a jadear y yo me sentía en la gloria sientiendo su cuevita del amor muy mojada y calientita, eso hizo que me pene se erecté más y ya no pude resistir más la tentación de clavarla, primero le clavé el glande que le entró completo, luego poro a poco le metí hasta la mitad y en dos o tres suspiros de autocontrol por no gritar se la clavé hasta el fondo sacando un alarido por parte mía y un suspiro hasta lo más hondo de sus pulmones de ella, le decía que me mire a los ojos, pero ella veía como le entraba mi garrote hasta los huevos y le volvía a sacar hasta que se divisaba mi glande. Nos dedicamos a coger a veces duro y a veces suavecito durante por lo menos unos 50 minutos, yo sudaba como tapa de olla y mi sudor caía sobre ella, ella me abrazaba con sus piernas y brazos y la tenía mojadita de sudor, no pude aguantar más y tuve que mojarla también con mi perlina masa que salía directamente de mis huevos a su vientre, me vine rugiendo como un león en señal de batalla y después de expulsar toda mi ofrenda en su vientre me transforme en un gatito ella se quedó como desmayada y sólo sentía sus leves caricias mientras nuestras lenguas se entrelazaban ya delicadamente…

Ella descansaba en mi pecho mientras acariciaba su pelo y todavía no teníamos bastante, la comencé a poseer de nuevo mientras esta vez su marido nos tomaba fotos y filmaba haciendo de vez en cuando acercamientos, seguía vestido y sin ganas de participar sólo quería observar, su esposa la tenía pasa mí solito…

La disfrute mucho por horas y ella a mí, hubo un momento en que se quedó dormida agotada después de una larga sesión de sexo y amor, la puse a mi lado y Miguel se acostó todavía vestido a un costado y me ayudó a acariciarle el cuerpo mientras dormía los dos suavemente pasamos nuestras yemas de los dedos por la silueta hermosa y perfecta de su cuerpo, ella dormía complacida, agotada, con una expresión de satisfacción en su rostro inigualable.

Comenzamos a revisar las fotos tomadas y eran excelentes, los videos no estaban muy bien ya que salieron oscuros por falta de iluminación, le dije que si quería que la cojamos entre los dos y me dijo Miguel – No, tranquilo Tato esta es tu noche, es tu noche de luna de miel, disfrútala, yo la tengo todos los días.

Mientras dormía Gaby en medio de los dos, nos hicimos grandes amigos con Miguel su marido, contándonos historias que no tenían fin, estando muy amenos en la charla ella después de unas dos horas se despertó y buscó mi boca…la prodigué de besos y caricias suaves y ella se sentía agradecida, le preguntaba que como le estaba pasando me dijo que esta noche iba a ser inolvidable para ella, hizo que se me paré de nuevo mi verga y la puse como perrita en la cama, al través de su marido de manera horizontal, me entró una locura erótica y la comencé a dar huevo de una manera muy salvaje mientras ella reposaba sus pechos en la barriga de su marido y cada vez le daba más duro y más duro en esa posición y ella se agarraba de su esposo al sentir cada salvaje envestida mía, al ver esta excitación nuestra Miguel reaccionó y comenzó a desvestirse sin moverse del lugar en donde estaba de almohada de su esposa para conseguir una posición mejor y más cómoda para que yo su amante oficial la penetre, ella gemía rico y eso me prendía más de arrechera, observé que el falo de Miguel estaba ya parado y me puse debajo de ella y Gaby me montó a horcajadas y empezó un sube y baja delicioso, su esposo se montó encima de ella y le dijo ya sabes que por atrás no, él como con cierta decepción comenzó a meterle su tuco de verga en la chucha, en dónde yo ya estaba cómodamente dentro, esa posición a los tres después de acoplarnos en un vaivén sincronizado nos hizo gozar a los tres mucho durante unos pocos minutos que le estuvimos ensartando nuestras dos vergas en la chepa de Gaby que nos recibió gustosa, sintiendo la presión de todos nuestros tres sexos terminamos en una vez en un concierto de orgasmos y alaridos por parte de todos. Ella se fue al baño a asearse mientras los dos comentamos lo rico que la pasamos, él me comentó cuando estuvimos a solas que quería que le abra el culo ya que nunca se lo había dado y que no quería por ahí en su vida.

Después que regresó conversamos un rato entre los tres y me la volví a culpar, Miguel esta vez sacó más fotos, luego ella se quedó dormida exhausta abrazada a mí y de espaldas hacia él.

Con Miguel seguimos conversando hasta el amanecer por horas mientras hablamos de lo bien que lo pasamos, pusimos las cosas claras, los ases sobre la mesa y en una de sus historias me quedé dormido abrazados con su rica mujer.

Un poco antes de que amanezca cuando todos estaban dormidos me dio ganas de aprovecharla de nuevo y me la subí encima y ella me recibió gustosa, para que no se mueva la cama y por no interrumpir el sueño de Miguel nos bajamos a culiar en la alfombra locos de deseo comenzamos a hacer bulla y él se despertó sobresaltado diciéndonos que como no le habíamos hecho despertar para vernos, le expliqué que estaba dormido profundamente y no quería interrumpir su sueño y se éxito viendo que le culiaba a su mujer y otra vez le hicimos doble penetración vaginal, terminando los tres rico de nuevo.

Ya cuando estaba claro a las 6:30 de la mañana me la cogí de nuevo y quería seguir pero ella dijo que ya no que ya no quería ya estaba asqueada de tanto sexo, era tiempo de retirarnos, además que nos llamaron de la administración del motel para decirnos que si nos quedábamos más tiempo teníamos que pagar más… Nos metimos los dos a bañarnos con Gaby y mientras nos poníamos jabón nos dimos los últimos besos y caricias dentro del motel. Casi no habíamos dormido y la pasamos toda la noche serruchándole a Gaby…

A lo que íbamos en el auto, todos quedamos de acuerdo en seguir con esta relación que ahora tenemos, de ser yo su novio, amante con el permiso y consentimiento de Miguel, yo la llamo, la escribo o viceversa y todos los días hasta hoy estamos en contacto y ya quiere que vaya, me prometió venir en estos días a mi ciudad para poder repetir, Miguel está muy contento de que al fin su esposa tenga un amante, entre los tres hay una afinidad muy buena, respeto mucho a Miguel a Gaby y su relación pero si siento por ella amor, esta relación más que swinger tiene más tendencia a ser poliamory por que con ella nos queremos y necesitamos, no es sólo sexo…con Miguel estamos de acuerdo en compartirla y ella está feliz con los dos sus dos bebés como ella nos dice.

Cabe aclarar que Miguel y yo somos 100 % heterosexuales y que nada que ver entre machos nada de mariconadas entre nosotros él es muy respetuoso y eso es lo que más me gusta. Aunque en este tipo de relaciones sexuales de a tres no se puede evitar los roces cuando hay alguno tenemos la tranquilidad de que nos respetamos mucho.

Con Gaby todos los días estamos en contacto, más unidos que nunca, estamos comunicados todo el tiempo y siempre estamos planeando la manera de vernos, es una chica, señora, hembra rica y hasta he llegado a descubrir que es una excelente mujer en su faceta de madre y eso me gusta mucho que sea muy preocupada por sus niños.

Gaby, aquí acaba tu relato que me pediste que te lo haga, espero haberlo hecho bien y otra vez te complazco como siempre en todo lo que me pides princesa y espero seguirte teniendo siempre y seguir sintiendo esto rico que me nace hacia ti. Gracias Miguel y Nena por dejarme entrar en su seno matrimonial.

Agradeceré comentarios de personas que les haya pasado lo mismo a semental_de_esposas@hotmail.com msn en Yahoo el mismo usuario y también tengo msn si hay esposas que quieran hacer algo diferente no duden en escribirme.

Tato

jinetearrecho@hotmail.com msn

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Un Hogar Completo (X).. Rosa y el Cura

Para el fin de semana siguiente a la salida de Adelia de nuestra casa, aún no habíamos conseguido una segunda empleada, y el viernes el trabajo se acumulaba y mi criada mayor, Rosa, estaba que botaba el tapón.  A pesar de nuestras entrevistas, ninguna de las candidatas parecía llenar las condiciones necesarias para ayudar a Rosa con los quehaceres de la casa.  Así, ese sábado, cuando regresé de mis habituales 18 hoyos de vagabundería (porque soy tan malo para el golf, que ni siquiera puedo decir que juego), me encontré a Rosa y a toda la caballería haciendo limpieza de emergencia.

Estaban en ropa de trabajo, Rosa con un short holgado y remera de tirantitos, Mayra con un short de jean y camiseta de mangas; además de ellas, habían dos jovencitas subidas de pie y de espaldas en los muebles de la cocina, ambas vestidas idénticas, ambas rubias, una de cabello corto rizado y la otra igualmente rizado, pero de cabello por los hombros; ambas vestían cacheteros (shorts muy cortos que dejan ver el inicio de la nalga), ambas evidentemente adolescentes, y ambas poseedoras de piernas torneadas que culminaban en un apetitoso culo.

Al entrar y ver semejante desorden de gente pregunté que hacían, a lo cual Rosa respondió sencillamente que “como usted es un desgraciado que no le da la gana contratarme una asistente me tuve que traer a toda la familia”; para carcajada general, baste decir.  Así, las gemelas bajaron de los muebles de cocina y me las presentaron; ahí caí en cuenta de mi error, no eran gemelas, eran gemelos; digo, la de cabello largo si era una chica, que respondía al nombre de Raquel (cuando le daba la gana!!), el otro era Denis, que ya viéndolo de cara era parecido a su hermana, pero no mucho, de ademanes y gestos tanto o más femeninos que los de su hermana; obviamente gay el chico.  Ella estaba apenas a medio desarrollar, con sus catorce años recién cumplidos, pero con una expresión y dominio de la sensualidad de su cuerpo que solo una adulta muestra; y él igual, parecían esos chicos que no saben, pero que quieren que su vida sexual empiece ayer!!.

Los dejé trabajando y me fui al estudio a trabajar un poco y alejarme del escándalo que hacían esas mujeres; al rato llegaron las gemelas a hacer la limpieza, dejándome asombrado el parecido de gestos y cuerpo de ambos, aún tomando en cuenta la diferencia de género; el impacto subconsciente fue tal, que nunca volví ni siquiera a pensar que Denis no fuera una mujer, para mi siempre serían, a partir de ese día, las gemelas.

Ya tarde en el día, parecía que el huracán de limpieza había pasado, a las seis de la tarde decidí que el esfuerzo hecho por ellas había sido suficiente, así que salí de mi estudio, las mandé a ducharse y les propuse que, mientras ellas se arreglaban, yo iba cocinarles algo para la cena.  Recordé mis artes culinarias y les preparé una paella valenciana, la cual comimos con fruición, irrigándola con un buen vino; después de la cena y en la sobremesa pasamos a la sala de estar, donde decidimos tomarnos unos tragos, para los mayores, y unas cervezas ligeras para las gemelas, bajo la atenta mirada de Mayra.  Entre broma y broma, muchas de ellas subidas de tono, me di cuenta que las gemelas estaban al tanto o sospechaban fuertemente de las relaciones sexuales esporádicas que mantenía con su madre y con su abuela, lo cual hacía más mordaces las frases de doble sentido de las chicas, para risa de los demás.  En una que va y otra que viene, Rosa me dice, “Mario, yo le debo a usted el resto de mi anécdota en el convento, no?”.  “Si señora, me la debe, ¿por qué?, ¿me la va a contar ya mismo?”, “Pues si, la verdad es que si”, en eso Mayra dice… “Mamáaaa, respete que están los gemelos!!!” preocupada por las chicas…  “Nooo, si a usted se la conté cuando tenía trece años, además ellos saben que su abuela no es una santa, ¿verdad muchachos?” dice Rosy volviéndose a sus nietas.  “Ni santa ni mucho menos, si ya he visto el juguete que tiene en la mesa de noche, abuela…” dijo Raquel muerta de risa.  “Bueno, está bien, pero no se pase Ma” dijo la grandota de pechos imponentes, recostando la cabeza en mis regazos, como lo hiciera cuando su madre nos relató la primer parte de la anécdota; las gemelas se sentaron juntas en un sillón, a mi izquierda, fuera del campo de visión de su madre, y Rosa se sentó a mi derecha; así, y cruzando sus piernas empezó la segunda parte de su historia.

“Bueno….. en dónde me quedé…  ahh si, cuando Mariana y la hermana Soledad me iniciaron en el sexo lésbico…”

“Abuela!!!, que zorra!!!” dijo Raquel con sorna, “callate, que ya deseara yo que todas fuéramos así de zorras en la familia; déjala contar” dijo Denis con determinación.

“Si, eso, déjeme contar y no juzgue sin saber, mocosa atrevida…”

Bueno, el asunto es que conforme iban pasando las semanas yo iba cada vez más a chequeo médico por mi embarazo, con la hermana Soledad, que una vez si y otra también terminaba en sesiones de sexo deliciosas.  Igualmente fui haciendo migas con las otras novicias, así como con las monjas y con los dos curas, principalmente el padre Sebastián.

Una tarde de domingo, después de las misas que se ofrecían en el convento para los vecinos, me sentí un poco indispuesta, y decidí ir a la habitación de la hermana Soledad, con quien tenía más de dos semanas de no coger, y con la esperanza de pasar una tarde de sexo, más que Mariana, la pareja oficial de Soledad estaba en casa de su familia ese fin de semana.  Pues feliz de la vida me dirigí a la habitación, pero cuando estaba por entrar (las puertas no tenían seguro) escuche dos voces discutiendo, no acaloradamente, pero si discutiendo, en ellas reconocí a Soledad y al Padre Sebastián.

“….  además Padre, usted es el que se ha alejado de todas, parece que le dio otra vez la santulona…”  “pero Hermana, usted sabe bien que es pecado, que la iglesia no lo permite…”  dijo compungido el cura.  A lo que la novicia le respondió cortante “no me joda, nosotros nos debemos al señor, no a la iglesia, además las demás muchachas están muy enojadas, porque tienen necesidades y usted es el único por acá que les saciaba la sed de hombre”.

A estas alturas ya yo había abierto la puerta levemente y los podía observar conversar uno a la par del otro, sin mirarse, más bien viendo por la ventana  a lontananza.   Divertida, también vi la mano del Padre Sebastián tocarle descaradamente el culo a la novicia, mientras estaban en un silencio de su conversación.

“y además, Mariana no vería con buenos ojos si se da cuenta que cogimos, ella es muy celosa, y apenas me deja tener sexo con las otras, principalmente con Rosy, por lo que no creo que le guste saber que estoy teniendo sexo de nuevo con usted…”  “si, bueno, tiene razón, pero Soledad, me muero de ganas de cogérmela a usted!!”  suplicaba el cura, apretando más duro la nalga de la Gran Diosa del Sexo…

“Por cierto, ¿qué tal coge esa chica Rosy, la que está embarazada, que tiene como quince años no?”  preguntó Sebastián con morbo en el tono de voz, yo al sentirme aludida agudicé el oído, pues me interesaba mucho la opinión de ese ángel con cuerpo de tentación…  “Delicioso, en la cama es una fiera, se apunta a todo y lo hace muy bien todo…y si, es apenas mayor que yo, ¿porqué mejor no se la coge a ella?, de veras padre, ando con muchas ganas de sexo, y si sigue insistiendo voy a hacer una barbaridad que no quiero”.   Luego de otros treinta segundos de silencio, en el que Sebastián había cambiado de nalga, acercándose más a soledad, yo ya había tomado una decisión, y entré lo más silenciosamente posible a la habitación.

“Tengo una idea” dije yo alegremente, dándole tremendo susto a la pareja de religiosos…  “¿Por qué no cogen ustedes, mientras yo estoy en el cuarto?, y después yo le digo a Mariana que era yo la que cogía con el padre Sebastián, mientras usted nos miraba; así no va a haber problema si alguna de las chismosas de ahí afuera escucha el escándalo…”

La risa de ambos se hizo inmediata… “Rosy, es que cuando dicen coger, a usted el cerebro le funciona a mil, ¿verdad? Jaja” dijo mi amiga…  “Tiene razón, a mi me dá mucho morbo el asunto” dijo el Padre Sebastián, mientras se paraba de espaldas a Soledad, abrazándola mientras le tocaba lascivamente las tetas por encima del hábito.

Esto despertó el deseo de la novicia, quien arqueándose y levantando sus brazos, dejó sus senos a disposición del deseoso cura.  Al ver esto yo me acerqué y le di un delicioso beso a la joven, empezando a desabotonarle el hábito, poco a poco, con toda la lujuria que pude.

Una vez desnuda Soledad, tomó al cura de la mano y lo llevó a su cama, procediendo a desnudarlo, con igual lascivia que la que yo le aplicara a ella.  Yo por mi lado, me quité la bata que siempre usaba, y quedando en pelotas me senté en la esquina de la cama que daba a la pared, tratando de no estorbar, pero observando atentamente el asunto; mientras empezaba a tocarme mis pezones, que estaban enormes debido a mi avanzado estado de embarazo.

El padre Sebastián estaba de espaldas a Soledad, quien en posición de perrito le ofrecía su trasero  al hombre que, sin pensarlo dos veces procedió a pasar la lengua por las nalgas, el culo y la vagina de esa novicia, que movía su trasero como si la estuvieran penetrando, mientras daba gemidos ahogados de placer.  “mhmhmh   siii… hágamelo padrecito, chúpeme toda soy suya…  hoy soy suya…  hágame lo que quiera padre”,  mientras el cura sacaba su lengua y la pasaba por todas las partes de la retaguardia de la chica.

“Venga, dése vuelta”, le dijo Sebastián al momento que tomaba a la novicia por la cintura y la acostaba de espaldas, abriendo sus piernas de una forma inverosímil, dejándome ver esa vagina que tantas veces yo misma había disfrutado, y que no me cansaría de disfrutar.  Sin mucho miramiento, el sacerdote empezó a chupar el clítoris de la chica, con un deseo que solo lo dan los meses de abstinencia (rodeado de mujeres dispuestas, peor aún), como queriendo comerse el botoncito de la vagina de la novicia, que no paraba de gritar: “chupe padre, chupe, que hace tiempo me faltaba un hombre, deme sin compasión padrecito deme lengua…” mientras ella misma se estrujaba sus hermosos pechitos y pellizcaba sus pezones con dulzura.  Mientras observaba esto, yo también me di cuenta de que tenía meses de no disfrutar de una buena verga…

La interrupción al relato vino de la voz más obvia: Denis!!  “¿Qué tán grande abuela, que tan grande tenía la pinga el cura ese?”…  “Callate maricón, déjala que cuente..!!” le respondió su hermana gemela.

“pues si, era grandecita, unos 18 centímetros, y gruesa, eso si, gruesa como un desodorante”  contestó la narradora.

El caso es que yo estaba templadísisma observando la mamada de campeonato que le daban a la Diosa del Sexo, y sin poder detenerme, me acerqué y metí mi mano debajo del cuerpo del cura, sintiendo semejante pinga entre mis manos, que estaba dura como poste de luz y con líquido cubriéndole la cabeza…  de veras este hombre necesitaba una hembra, y con urgencia!!!…  “Ay, Rosita, si, sóbemela rico” dijo Sebastián levantando la cabeza de la entrepierna de Soledad.

Tal vez por urgencia sexual, o por cansancio de la posición, pero el caso es que Sebastián aceleró la mamada y con dos dedos penetró la vagina de la monja, la cual empezó a bufar como toro enojado, sintiendo el orgasmo que le llenaba el cuerpo, levantándose sobre sus talones como queriendo meterle la vagina en la cara a este pobre hombre destinado a satisfacer a la mujer más sexual del planeta.  “siiii…  cabrón, maricón de mierda, me vengoooo..  acaaaabo…  deme mássss  mássss siiiiii  auhghghghgh….” gritó la novicia en el paroxismo de su placer, cayendo pesadamente de espaldas cuando su orgasmo acabó.

“uy padre, usted mama como hembra, que rico…!!!!” dijo Soledad.  En ese instante el cura se levanto sobre sus rodillas dejando su miembro de frente a la monja, la cual tenía intenciones de proceder a chuparle la verga al cura; sin embargo Sebastián no le permitió tal placer, porque se lanzó sobre ella, y poniendo la verga en su estrecha cueva procedió a empujársela de un golpe…  “venga puta, venga que ahora va a sentir lo que es rico, no esas mamaditas de mierda que se dan entre ustedes, tortilleras de mierda; pinga es lo que necesitas…  siéntala hermana sienta la pinga de su sacerdote” dijo el cura en el colmo del éxtasis al lograr penetrar esa vagina que hace meses lo tenía en penitencia.

La penetración se hizó más rápida, y más fuerte…   Soledad no podía ni gemir del placer y la sensación de sentir esa gorda verga en su chochito…  “mhmhmmh  sdiii mhmhm  sdiiii”  era lo poco que podía decir.  Máxime que yo decidí darles una mano y en ese momento me recosté paralela al cura para mamarle las tetitas tan deliciosas que portaba la novicia puta.

Cinco minutos duraron en semejante mete y saca, cuando decidieron darse la vuelta, para que ella cabalgara la verga de su confesor.  Colocándose sobre el miembro, Soledad simplemente cerró los ojos y se dejo caer de golpe, para luego empezar a saltar como desaforada por un par de minutos, luego de cansarse se recostó sobre el pecho de él dejando que fuera la verga la que hiciera el trabajo, mientras ella estaba de rodillas recostada sobre el velludo y joven sacerdote.   Ante esta posición, mi participación era mínima, pero yo quería jugar, quería ser parte del orgasmo maravilloso que estos iban a tener…  Así que posicionandome detrás de ellos procedí a mojarme dos dedos con saliva y a penetrar a Sole por el culo, siguiendo los mismos movimientos de alberga del cura.

“Ayyyy puta cabrona…  me matas…  siii  a métame los dedos en el culo métamelos… puta de mierda…”  gritó la bellísima mujer.

Otra interupción al relato… “Es que a dos puyas no hay toro bravo, mi mama” dijo con voz cortada Mayra, recostada en mis regazos, pero visiblemente excitada por el relato de su madre…

“Si tienes razón, si sabremos nosotras.. jajaja”  respondió Rosy, mirando a sus nietos que con cara de deseo y templazón no perdían detalle del relato; que inmediatamente continuó…

El asunto es que Sebastián sintió la inminencia de la eyaculación y nos la hizo saber… “me vengo muchachas… me vengooo….”, ante ello Soledad saltó inmediatamente, pues ya con una embarazada bastaba, y amablemente me permitió que fuera yo la que le sacara la leche al cura con una masturbada final…  fueron tales los chorros de semen, que me cayó en la boca y en el pelo, y ni que decir de la espalda de Soledad, toda churreteada de semen, que ya empezaba a bajar por su espalda, amenazando con caer a las sábanas por la rajita del culo de la monja.  Yo, como la encargada de labores de limpieza, decidí que lo mejor era evitar que eso sucediera y procedí a chuparle el semen de la espalda de mi amiga, aprovechando para estirar el brazo y agarrarle las tetas.

Soledad se agachó y besó tiernamente a su cura, y volviéndose hacia mi, me dijo con toda la ternura del mundo “Gracias Rosy, me regalaste una regada deliciosa…” y me estampó un beso lleno de ternura y lascivia, que no ayudaba en nada a que se me bajara la calentura.  Luego nos separamos y cada uno quedó en silencio por un momento.  Yo, creyendo que había cumplido con el deber prometido, me levanté de la cama y empecé a despedirme… “bueno, yo los dejo enton…” “Noooo, para donde vas mi reina, si tu sigues barrigona!!!” me gritó Soledad agarrándome de la mano y trayéndome de vuelta al lecho del placer.

“¿Me ayuda padre, a darle las gracias a esta zorra alcahueta?” dijo Soledad, acostándome ente ellos dos, mientras yo feliz del giro de la situación abrí las piernas lo más que pude, para que alguno de ellos se apiadara de mí y me diera una buena comida de coño.

Esta vez fue Soledad, quien retomó a sus raíces lesbianas y procedió a mamarme con desespero…  “si hermanita chupeme el chunche, venga dele lengua mamita, que es suyo, cuando quiera es suyo…  métame los deditos que ya estoy super mojada”.  Ella, ni lerda ni tonta, empezó con dos dedos, luego con tres, en un metesaca fabuloso que me tenía al borde de un orgasmo tan ansiado como fuerte…

El padre Sebastián, excitado por la situación, se puso de rodillas, y poniendo una mano en la pared para que me quedara más cómodo el asunto (recuerden que estaba por dar a luz), posó su pene flácido en mis labios, que lo atraparon inmediatamente haciéndome recordar inmediatamente el placer de mamar pinga, tal y como lo había hecho múltiples veces con mi hermano Gerardo, y con el negro Eusebio, amén de otros muchos más en mi pueblo.

El semen que aún salía por su pene era como miel del cielo para mi, que estaba tan necesitada de hombre que no me acordaba ya de esos placeres.  Así, mientras ese pene monstruoso crecía en mi boca, Soledad arreciaba sus ataques a mi vagina, sacando su mano y mojando mi culito con mis propios jugos…  ya yo sabía lo que pretendía, y sacándome el tesoro que tenía en mi boca solo dije “dele sin miedo hermanita, que hasta el culo tengo dilatado ya, de las ganas que me ando…”.  ella, simplemente procedió a hacerme lo que entre nosotras llamábamos “la Tijera”, que consistía en meter verticalmente el dedo chiquito y el anular en el culo, el índice y el corazón en la vagina, y con el pulgar tratar de masajear el clítoris; es la muerte lenta… les cuento.  Bueno, el asunto es que al sentir semejante movida de dedos por todos mis agujeros, me di cuenta que si estaba llena, tenía la boca llena, el culo y la vagina ocupados, era la mujer más feliz del mundo.  Con esto en mente aceleré el ritmo de mamada, y sintiendo la mano de la monja en mis agujeros, me asaltó un orgasmo deliciosamente aterrador…   Sentí que se me venía el chiquito, que el mundo me daba vueltas, me maree y solo escuchaba mi propia vos como a la distancia clamando por clemencia…  “ahhh  siiiii… yaaaaaaaaaaa,  siiiiiiiiiiii  aughghghgh”.

No se a ciencia cierta si me desmayé o nó, sin embargo, cuando volví a tomar conciencia de los eventos los clérigos habían cambiado de lugar, Soledad me daba tiernos besos a mis tetas inmensas y a mis pezones hinchados, mientras que el cura se hincaba entre mis piernas, con su verga en la mano, blandiéndola como violador y listo para penetrarme con ese regalo divino que me hipnotizaba con su único ojo.

“Métala padre, ustedes me van a matar hoy, métala sin piedad, que necesito picha como nunca en mi vida, deme padrecito…” rogaba yo en el límite de mi excitación.

“ya que me la pides putita, aquí la tienes….!!!”  dijo Sebastián en el momento de insertarme semejante monstruo en mi vagina, que por demás estaba seriamente estrecha por falta de verga.  No se me había ocurrido, lo que podía hacerme semejante pinga, estaba muy templada para pensar, pero al sentirla adentro, sentí como si me metieran un hierro caliente, me quemaba, y no había forma de acomodarme, porque ya tocaba todas las paredes de mi vagina, así que resignada al tremendo dolor, esperé que el movimiento me ayudara a empezar a disfrutar.  Se los digo, nunca me han gustado las pingas muy grandes, la maltratan a una y se siente igual de rico; pero ese día lo que yo necesitaba era esa pingota, y la necesitaba ya.

Los gemidos de ambos no se hicieron esperar, el metesaca del padre Sebastián no dejaban oír mis propios gritos…  me estaban matando de placer, y para colmo soledad estaba dándome una mamada de tetas como nunca en mi vida.  No pensaba solo sentía, estaba atontada de los golpes de semejante bruto, que para colmos, no se contentaba con tenerla adentro, sino que la sacaba completamente, y la volvía a meter igualmente de golpe.

“¿Me das el culo? Puta de mierda!!”  preguntó el sacerdote; sacando la pinga y poniendo el cíclope en la entrada de mi culito.  Se los juro, no lo pensé, de haberlo pensado me hubiera levantado y me hubiera largado.  Era virgen del culo, y estaba por ponérselo a la pinga más grande que había visto en mi vida.  Soledad, sabiendo por experiencia lo que se me venía me dio la almohada y me dijo, “tome para que muerda y se la aguante amor… porque esto es en serio”.  En ese momento Sebastián empezó a empujara, rítmicamente, como si ya me estuviera cogiendo, pero poco a poco, cada vez que empujaba, la lograba meter un milímetro más que la anterior, y así poco a poco hasta que cuando ya logró meter el glande yo estaba por perder la conciencia, pero nada más me dijo, “ya entró la parte gruesa, el resto es más simple”, y empezó el típico movimiento de cogida…  Lo admito, me dolió en puta, no soportaba un segundo más, pero igualmente me encantó, y desde ese día siempre me ha gustado que me den por el culo; pero en ese momento no era yo, sino mi cuerpo el que reaccionaba solo, al placer que estaba recibiendo. Ocho minutos duró el suplicio del placer, hasta que Soledad decidió ayudar, y poniendo su mano sobre mi vagina, me penetró con no se cuántos dedos, mientras la palma de su mano frotaba mi ya hinchadísimo clítoris.

“Siii  puta, me pagas con la misma moneda babosaaaa…” le gritaba yo en el momento en que sabía se acercaba mi orgasmo.  “Me vengooo me riego, puta panzona, venga para llenarle el culo de leche   tomeee”  dijo el padre Sebastián acelerando sus movimientos en el momento previo a la eyaculación, los cuales apresuraron mi propio orgasmo; así, cuando sentí el chorro de leche caliente llenándome los intestinos, me vine en un desesperado orgasmo.  Solo recuerdo que grite, grité como si me estuvieran matando, grité de dicha, grité de placer, grité de dolor; luego todo fue oscuridad, me había desmayado.

“Me desperté el día siguiente en la cama de Soledad, molida y con crema antiséptica en el culo, porque el playo de Sebastián me lo había roto”.

Con esa frase terminó el relato de Rosa, quien se quedó mirándonos en silencio, mientras todos la veíamos igualmente callados, hasta que Denis soltó la pregunta que le atormentaba y le iba a atormentar por varios meses más  “Abuela, y… duele mucho que le partan el culo a uno?”.  Todos nos reimos a más no poder, a excepción de Mayra que le costaba aceptar que su hijo Denis fuera realmente su hija Denise.  Luego de las bromas gay que le llovieron al chico, Rosa lo miró con la ternura que toda abuela tiene en su corazón, y le dijo:  “Si mijo, te va a doler mucho, pero el dolor pasará y lo disfrutarás mucho, porque ese día te sentirás mujer para el resto de tu existencia”, y le dio un beso en la frente a su amanerado nieto.  “Pero vámonos que es tarde…  Mario, ni sueñe en que nos quedemos porque mañana hay que ir a un bautizo en el culo del mundo de Sarapiquí, y son como tres horas en bus; así que aligere, que tiene que irnos a dejar a casa”.

De camino iba pensando en lo extrañamente deliciosa que era esa familia que la vida había puesto en mi puerta, y me preguntaba si cabía la posibilidad de añadir a la nieta a las actividades sexuales que ya compartía con su madre y su abuela.  Al despedirse Rosa espera a que todos bajen del carro y se dirijan a la entrada de su humilde vivienda,  se vuelve y me dice: “Dos cosas Mario: Una, llamó una muchacha en la tarde, que quiere el trabajo, parece buena, le dije que esté en la casa el lunes a las 6 am, para que usted la entreviste”, “Rosa, yo no me levanto hasta las siete” dije mirándola con seriedad.  “Si ya se, gran vago, pero si la tonta esa llega a las seis en punto, tal vez si sea la que ocupamos….  Y dos, ya para que se vaya a casa y se masturbe en paz… Ya vi los ojos que te hizo mi nieta, solo quiero que sepas que prefiero cien veces que sea usted el que se coma ese virgo antes que un patinetero vagabundo y drogadicto o peor, un empleado publico de la ANEP; así que llegado el momento se la voy a servir en bandeja, para que me la cuide y le enseñe, recuerde que apenas tiene catorce, y que hace un año apenas jugaba con muñecas.  Ahora jálese, que tengo que irme a dormir”.

Ni qué decir, que esa noche me masturbé como adolescente varias veces, sin saber si pensaba en Rosa, su hija, sus nietas o la historia deliciosa de su vida de puta.  Ahhh… y seguro que esa misma noche las cuatro estarían masturbándose igual.

La historia la seguiré en el siguiente capítulo, les parece?

Saludos, si quieren me pueden escribir a Cotico: tico6013@yahoo.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Ayudo a que se cumpla un trí­o hmh a una pareja muy linda

Me gusta crear situaciones de auténtico morbo y disfrutarlas con otras personas en un ambiente de amistad mucho respeto pero con un alto grado de erotismo

¡Hola! … Soy Tato un hombre de 29 años, mido 1.78, soy moreno claro, de aspecto viril y de complexión fuerte… además, la Naturaleza fue muy generosa conmigo y me dotó de una verga hasta el punto justo que les encanta a las mujeres… es bien parada cuando está a punto y parece una barra de acero.

Vivo en Ecuador y estoy casado con una mujer de un físico impresionante pero que, por desgracia, no lleva el mismo ritmo sexual que yo. Lo pasamos muy bien en la cama…. pero desgraciadamente yo necesito más… No quiero obligarla a participar en juegos si no quiere, pero… ¿Puede ella obligarme a mí a reprimirme? Desde mucho antes de casarme fui muy arrecho y sexualmente tuve cientos de experiencias, gracias a vivir solo en una ciudad grande independiente de mis padres… Me gusta la sensualidad, la excitación…. lo que en realidad me pone no es meter un pene en una vagina, sino crear situaciones de auténtico morbo y disfrutarlas con otras personas en un ambiente de amistad, con respeto pero con mucho erotismo.

Soy un empresario joven , y por mi trabajo he tenido más de una ocasión para ponerle los cuernos a mi mujer, desde mi secretaria, que tiene unas tetas impresionantes y de la que me he enterado que le encanta hacer unas mamadas de campeonato y tragárselo todo…. hasta algunas clientas con falta de cariño que más de una vez se me han insinuado… aunque yo necesito más morbo, más juegos….

Mis posibilidades de contactar con alguien dado que paso mucho tiempo navegando en Internet era bastante probable, pero decidí intentarlo sin demasiada convicción de tener éxito….

Todas las mañanas, al llegar a mi oficina, abría mi correo electrónico sinn demasiadas esperanzas… hasta que un día recibí un mensaje que me enviaba un matrimonio costeño, del país donde Yo resido. El mensaje lo enviaba el marido, me comentaba que eran un matrimonio, se llamaban Isabel y Jorge, que ella tenía 32 años y él 35, que no tenían ninguna experiencia en el tema pero querían probar a hacer un trío con un hombre. Según comentaba él tenía la fantasía de verla a ella con otro hombre, aunque ella no estaba muy convencida…. Me explicaba que fantaseaban con esa posibilidad y ella se excitaba mucho pero que a la hora de la verdad no se decidía a dar el último paso. Yo le contesté con un mensaje muy amable, diciéndole que para mí sería un honor y, por supuesto, un placer ayudarle a hacer realidad su fantasía, pero que su mujer lo debería tener claro antes de nada, para evitar situaciones desagradables… Le conté escuetamente algunas de mis experiencias y que podíamos conocernos sin compromiso y que, si llegábamos a algo, yo desaparecería de sus vidas en cuanto ellos me lo pidieran, sin más explicaciones.

Tras intercambiarnos varios mensajes y viendo que coincidíamos en la forma de ver las cosas (morbo y sensualidad pero con educación y respeto), quedamos los dos solos para tomar un café, conocernos y comentar el tema.

Nos vimos en una cafetería, nos sentamos en un lugar discreto y, nervioso, me comentó que Yo le había caído bien por que notaba en mí educación y respeto y eso acarreaba a la discreción (yo sería más discreto que un novato, que posiblemente alardearía de lo que hiciera), y con experiencia para poder manejar la situación con más naturalidad y buen rollo. Me dijo que su mujer no sabía nada de nuestro encuentro, pero que él quería conocerme y si pensaba que yo le atraería a ella sexualmente, se lo comentaría y le diría que tenía un candidato ideal para realizar su fantasía…. En su opinión yo era un tipo de hombre que podría atraer a su mujer. Yo le comenté que sería ideal crear un ambiente adecuado de complicidad entre los tres para que la situación se diera y fuera lo más placentera posible para todos….

También le dije que era partidario de que los dos usáramos preservativos, por seguridad y por higiene… El puso cara de no entender y yo le expliqué: “Si eyaculo dentro de tu mujer y luego queremos continuar con los juegos…. ¿Le vas a comer el…?. Jorge se sonrió… “Te das cuenta de que no tengo experiencia… No había pensado en eso…” Me enseñó una foto. Era su mujer en bikini en una playa. Se veía un cuerpo apetecible, delgada, morena, con unos pechos generosos (talla 90 ó más) apretados por el sujetador, melena por los hombros con mechas rubias en una cara atractiva que dejaba entrever que podría ser muy arrecha en la cama pero que sabía perfectamente cómo controlarse y ser una señora… no le veía el culo, pero por la caderas que tenía debía tenerlo precioso…

Mi pene dio un respingo dentro del pantalón…

Le insistí en que debían de tenerlo muy claro, tanto él como ella, porque yo no quería que nadie se sintiera forzado ni se dieran situaciones violentas… El me comentaba que deseaba compartir su mujer con otro hombre, que le excitaba mucho esa fantasía y que disfrutaría mucho mirando y participando…. Yo entré en detalles y le hablé claro, le comenté: “Si todo va bien, vas a ver cómo desnudo a tu mujer, cómo la acaricio, cómo la beso y cómo ella me besa…. vas a ver cómo tu mujer me hace una mamada y cómo me la cojo….. Debes tenerlo muy claro porque no me gustaría que tu o ella se sintieran mal, y que esto pudiera repercutir negativamente en su relación de pareja….” El sólo me comentó: “Sólo de oírte ya me he empalmado… ” No reímos y quedamos en que esta noche le echaría un tremendo polvazo, ya que estaba excitadísimo después de nuestra conversación, y que le comentaría a ella nuestro encuentro cuando estuviese muy excitada… con la esperanza de que se atreviera a intentarlo. El sabía que ella se excitaba con la idea pero sólo le faltaba decidirse…. Quedamos en que me enviaría un correo electrónico por la mañana con el resultado de su propuesta y la decisión de su mujer….

A la mañana siguiente estaba nervioso y somnoliento, también había llegado a mi casa arrechísimo la noche anterior y había estado tirando con mi mujer como un descosido…

Encendí el computador y abrí el correo… mi verga dio un respingo cuando vi que había un mensaje de Jorge… lo abrí… y decía: “Lo conseguí, quiere conocerte… pero dice que no te hagas muchas ilusiones” Inmediatamente me dispuse a contestarle. Le comenté que lo ideal para conocernos era ir a almorzar juntos (yo invitaba)… pero que si ella aceptaba seguir adelante, no era bueno posponerlo y quedar para otro día porque estaría nerviosa hasta que llegara el momento y muy nerviosa cuando llegara el día….. En el mensaje le incluí mi número celular y le animé diciéndole que tenía la sensación de que pronto vería cómo desnudaba a su mujer delante de sus narices y a ella cabalgando sobre mí…

Pasé aquel día excitado pensando en cómo desarrollar la situación para que ella se sintiera a gusto y se dejase llevar por sus instintos… A la mañana siguiente abrí el correo y allí estaba el mensaje de Jorge… mi falo volvió a dar otro salto de alegría dentro de mi bragueta. Era muy somero, sólo decía: “Estamos de acuerdo en todo, saludos de Jorge y besos de Isabel”, incluía un número celular y una posdata “Llámanos a mediodía”.

Era la primera vez que ella participaba en un mensaje, ella entraba en escena: “besos de Isabel”… Pensé en lo de “Llámanos a mediodía”, quizás me pasaría con ella y podríamos hablar… si era así aprovecharía para tranquilizarla y transmitirle confianza.

Sobre las dos de la tarde, nervioso, cogí el teléfono y marqué el número que me había dado…. Contestó la voz de Jorge:

– ¡Hola! ¿Cómo estás…? ¿Tan nervioso como yo?. Nos reímos a carcajadas… Me comentó que Isabel prefería salir de noche, que la noche era más sensual y más propicia para lo que habíamos planeado… y que estaba de acuerdo en conocerme y comentar los tres el tema, aunque sólo se comprometía a eso, el resto quedaba en “ya veremos”.

Jorge me comentó que por él estaba de acuerdo pero que sería mejor que se lo explicara a ella, y dicho esto me dijo: “te la paso”…

– “¡Hola!”, sonó una voz dulce y tímida de mujer.

– “¡Hola Isabel, encantado de hablar contigo”, le contesté.

– Ella dijo: “Jorge dice que quieres comentarme algo…” Le dije donde nos citaríamos para conocernos…..Intenté transmitirle confianza y le comenté que no debía estar nerviosa, que no iba a pasar nada que ella no deseara, y que si pasaba algo ella lo iba a disfrutar mucho… Se hizo un silencio y pensé que algo iba mal…

Volvió a sonar la voz de Isabel: “Jorge dice que si podría ser mañana…” Mi carajo se alegró visiblemente y yo le contesté que me parecía perfecto… Me atreví a tantear su grado de convicción y le dije:

-”¿Isabel?”

-”¿Si?”

– “No sé si pasará algo mañana, pero quiero que sepas que me encanta el sexo oral…” le dije

– “Lo tendré en cuenta”, me contestó con una voz relativamente ronca por la excitación… y me pasó con Jorge.

-”¿Qué le has dicho?, se ha puesto roja”, me comentó Jorge riéndose.

– “Que te lo cuente ella” le contesté. Concretamos los detalles y quedé en llamarlo en cuanto tuviera listo todo…

A la mañana siguiente reservé una habitación en un hotel discreto y de cierto lujo con un buen restaurante y llamé a Jorge para comentárselo.

Me dijo que Isabel estaba nerviosa y muy excitada, que yo le había caído muy bien (cosa que me extrañó por lo poco que hablamos) y que pensaba que había muchas posibilidades de que todo saliera como él deseaba…

Yo le comenté que se tranquilizara y la tranquilizara, que en realidad sólo íbamos a conversar juntos y que, por ahora, no pensara en nada más. Que ocurriría lo que tuviera que ocurrir. Quedamos en la hora acordada en el lugar adecuado.

Antes de cortar me comentó que Isabel le contó lo del sexo oral y le dijo que quería sorprenderme, por lo que daba por hecho que ella esperaba llegar hasta el final…

Nos despedimos, y colgó.

Llegué al hotel, tras eso me senté en una mesa apartada y discreta del restaurante a leer la prensa tomando una cerveza e intentando tranquilizarme.

En pocos momentos vi entrar a Jorge acompañado de Isabel. Los dos íbamos de chaqueta y corbata, y casualmente los dos llevábamos maletín. Ella llevaba un traje de falda y chaqueta sobre una blusa vaporosa con un sólo botón desabrochado (un poco recatada.

Jorge me estrechó la mano con una sonrisa y me presentó a Isabel, que me miró fijamente a los ojos, entre tímida y sensual, y nos dimos un beso en la mejilla. Mirando a Jorge comenté: “La verdad es que en persona es mucho más atractiva que en la foto que me enseñaste”. Ella sonrió sonrojándose y comentó: “Ya sé que me has visto en bikini….”.

Tras las presentaciones nos quitamos las chaquetas y nos sentamos, Isabel frente a mi y al lado de su marido. En el momento que Isabel se quitaba la chaqueta estiró los brazos hacia atrás y pude comprobar cómo sus generosos pechos presionaban la suave tela de su blusa y se marcaban bajo el sujetador… Ella se dio cuenta de mi mirada y sonrió entre cortada y halagada…

Intentando que todo transcurriera con normalidad, pedimos la comida. Al poco rato aquello parecía una comida de negocios o de amigos, charlábamos animadamente de todo un poco, nos reíamos, comíamos muy amenamente…

Se notaba a Isabel mucho más relajada, participando en la conversación y disfrutando tanto de la comida como de las bebidas y de la tertulia. Mientras hablábamos a veces me miraba como un poco pensativa… Yo estaba seguro de que estaba imaginándose lo que podía pasar dentro de un rato…y no parecía que le disgustase.

Jorge y yo nos dirigíamos miradas de complicidad, confirmando que todo se desarrollaba perfectamente, mejor de lo esperado…

Tras almorzar pedimos unos cafés y unos licores. Los tres estábamos un poco más alegres de lo normal, pero al mismo tiempo yo notaba cierto nerviosismo por parte de ellos, al darse cuenta que se acercaba el momento.

Los licores nos animaron un poco más, la conversación era muy amena e incluso divertida, y decidí dar el primer toque de atención y le pregunté a Isabel:

– “¿Cómo lo ves? ¿Crees que tengo posibilidades…?” Ella se sonrió y con una mirada entre tímida y sensual contestó: “¡Más de las previstas!”.

Ante aquella respuesta me atreví a comentarle: ” En la foto que me enseñó tu marido se notaban unos pechos muy sugerentes…. quizás deberías explotar más tus “cualidades”… como vas con la blusa tan abrochada…

Esperé su reacción y vi cómo giraba sus ojos, que denotaban los efectos del alcohol, hacia su marido como esperando su actitud. El sonrió y me dijo: “Creo que tienes razón… es lo que yo le digo…”.

Isabel se sentó recta en la silla y discretamente pasó una mano por la blusa desabrochándose el segundo botón y aprovechando la maniobra para colocarse el cuello. Mientras lo hacía me miró fijamente a los ojos, y presentí que estaba totalmente decidida a entregarse. Quería saber qué se sentía al ser culeada por un extraño ante los ojos de su marido… sabía que pronto iba a tener dos trancas a su disposición….

Jorge sonrió al ver la reacción de su mujer y comentó: “¿Sólo eso…? Isabel miró a su marido y le dijo: “Paciencia cariño, que dentro de poco habrá más…”. Y diciendo esto volvió a desabrochar otro botón de la blusa, el tercero, que ya dejaba al descubierto parte del maravilloso canalcito que formaban sus pechos apretados por el sujetador… Me miró fijamente a los ojos y me preguntó: “¿Te gusta lo que ves…?”

– “Mucho…” contesté

– “Yo veo más que tu…” me dijo Jorge con una sonrisa, que de lado junto a su mujer podía ver la abertura lateral del escote.

Como ya había muy poca gente en el restaurante y los camareros apenas se acercaban, Isabel se giró hacia Jorge, colocándose de lado hacia mí, mostrándome la abertura de su blusa y toda la parte de su pecho izquierdo que sobresalía de un sujetador negro de encaje y transparencias….

Isabel me miró y dijo: “Ahora no te podrás quejar….” Pensé que ya todo estaba claro y llegaba la hora de tomar una decisión que ya estaba tomada, aunque había que ir con precaución para no meter la pata y que tanto ella como Jorge disfrutaran de la situación, pero sin malentendidos, con tacto y buen ambiente …

La miré a los ojos y le dije: “Isabel, me la has puesto muy dura… y creo que a tu marido también…”. Jorge se rió y me dijo: “¡A su marido también….!” Isabel metió la mano bajo la mesa discretamente, se la pasó a Jorge por el paquete y exclamó: “¡ A mi marido también…!”. Y nos reímos los tres con sonoras carcajadas…..

– “Creo que será mejor pedir la cuenta y retirarnos a nuestros aposentos…” comenté como quien no dice nada.

– “Estamos de acuerdo, ¿verdad cariño…? le comentó Jorge a su mujer.

Isabel se quedó en silencio, pensativa. Se le notaba excitada, transpiraba erotismo, se le notaba con ganas de experimentar algo atrevido, algo prohibido, y de compartirlo con su marido… Nos miró a los dos con ojos de gata en celo…

Miró a Jorge un poco seria y le dijo: “Cariño, ¿Tienes claro lo que vamos a hacer…? ¿Realmente lo deseas…? Al decir esto Isabel se ruborizó a pesar de la desinhibición del alcohol, y Jorge le contestó con otra pregunta: “Isabel, tu ya sabes lo que deseo pero, ¿Y tú, lo deseas…? Dime la verdad”.

– Isabel no contestó, se arregló el escote y cogió su bolso, nos miró y preguntó: “¿Nos retiramos a nuestros aposentos?.

Mi obelisco se revolvió dentro de mi bragueta, Jorge y yo nos miramos y nos sonreímos con cara de complicidad. Nos levantamos, y mientras nos poníamos las chaquetas dejé el dinero de la cuenta sobre la mesa.

Nos dirigimos hacia los ascensores en silencio, se notaba la tensión de la excitación del momento. Los tres éramos conscientes de lo que iba a pasar, y creo que tanto Jorge como yo queríamos que Isabel se lo pasara lo mejor posible. Yo era consciente de que aquel momento era muy importante para su relación de pareja y sabía que mi actitud podía perjudicarla o unirles más de lo que ya estaban si todo transcurría de forma agradable, natural y con buen rollo.

Al entrar en el ascensor le di la llave de la habitación a Isabel. Caminando hacia el ascensor se le había abierto un poco la blusa, y mi vista se fue hacia sus pechos… Ella se dio cuenta y sonriendo nerviosamente le comentó a Jorge mirándose el escote: “Parece que le gustan…”. A lo que él le contestó: “Seguro que le gustarán más cuando pueda verlos…” Salimos del ascensor e Isabel abrió la puerta de la habitación con ciertos nervios…

Me dispuse a sacar unas copas para servir el vino que con anterioridad había llevado y abrir la botella mientras les comentaba que aquel encuentro era digno de celebrarse. Isabel y Jorge se quitaron las chaquetas y observaron la habitación: había una amplia cama, un sofá doble, un sillón y un escritorio. Isabel se fue hacia el baño diciendo que quería refrescarse.

Cuando nos quedamos solos Jorge y yo, él me dijo que estaba muy agradecido conmigo por todo lo que había hecho. Yo le contesté, con reciprocidad, que yo le estaba agradecido por todo lo que iba a hacer, y nos reímos a carcajadas. Un poco serio le dije que los dos me parecían buenas personas, que podía ayudarles a hacer realidad sus fantasías y además yo iba a tener el placer de compartir con él a una señora tan atractiva como su mujer…. Jorge se sentó en el sillón y me pidió que me sentara en el sofá doble para obligar a Isabel a sentarse junto a mí. Teníamos las copas en la mano cuando ella salió del baño. No se había quitado nada de ropa. Jorge le alcanzó su copa y ella, lentamente y con cierta timidez, se sentó a mi lado.

Brindamos y yo solté: “Por su matrimonio, por que lo que pase en esta habitación les una más y sea el inicio de una vida más atrevida…juntos”.

Isabel se levantó del sillón, se dirigió hacia Jorge y le dio un beso en los labios diciéndole: “Gracias cariño, te quiero…”. Jorge le contestó: “Las gracias te las debo a ti, por dejarme hacer realidad mis sueños…”.

Isabel se volvió a sentar en el sofá, se giró hacia mí y me dio un leve beso en los labios y me dijo: “Gracias por ayudarnos…” Jorge se recostó en el sillón con la copa de vino en la mano y se dirigió a mí… “Bueno… tu dirás… ¿Qué se hace ahora…?” Yo le contesté con otra pregunta: “¿Qué te gustaría que pasara…?” Jorge respondió con cara de excitado y tímido: “Ya les he comentado a los dos que, en principio, me gustaría mirar…” Me dirigí a Isabel, la tenía muy cerca, casi podía notar los latidos de su alterado corazón y olía su sensual perfume. Yo la sentía excitada y nerviosa, esperando… sin saber muy bien qué hacer…

Yo quería ir despacio, no precipitar las cosas, disfrutar del morbo de cada
momento y que ellos dos no olvidaran aquella tarde en mucho tiempo…

– “Y a ti, ¿Qué te gustaría que pasara…?” le pregunté.

– “No lo sé, nunca he estado en una situación como esta, el experto eres tú cierto…” me respondió.

– “¿Estas nerviosa?” (pregunta tonta) le cogí una mano, que estaba muy fría denotando el nerviosismo que sentía… “Relájate… intenta disfrutar… y a partir de ahora deja de controlarte y da rienda suelta a tus instintos…” Jorge se dirigió hacia mí: “A Isabel le encanta que la acaricien… que la besen… tiene unos pechos muy sensibles… “. Y le dijo a ella: “¿Por qué no te pones cómoda, mi amor?”. Isabel se quitó los zapatos y le dio un buen trago a la copa de vino, acabándola. Luego se levantó mientras comentaba que se le iba a arrugar la falda, se acercó a su marido y le preguntó si quería desabrochársela… Creo que ella ya sabía la respuesta: Jorge le comentó que prefería que lo hiciera yo. Volvió a llenar su copa sensualmente y se acercó a mi y me preguntó: “¿Me la desabrochas tú…?”

– “Será un placer” le dije mientras ella se colocaba de espaldas a mí y yo llevaba mis manos a su cremallera, que bajé lentamente. Sentía cómo Jorge alternaba su mirada entre los ojos de Isabel y mis manos. Una vez bajada la cremallera tiré lentamente de la falda hacia abajo y aunque no pude ver su culo porque lo tapaba el faldón de la blusa (seguro que ella esperaba que lo descubriera y se lo sobara pero yo quería seguir disfrutando cada instante), sí descubrí unas piernas bien torneadas y bronceadas enfundadas en unas medias de lycra.

Terminé de quitarle la falda y le acaricié suavemente las piernas hasta un poco más arriba de las rodillas… “Preciosas” le comenté. Ella le dio un buen sorbo a la copa con vino mirando a Jorge, colocó la falda sobre el escritorio y se sentó muy cerca de mí, subió las piernas al sofá y apoyó su espalda sobre mi pecho…. Mi brazo izquierdo quedó tras su espalda, por lo que pasé por encima de su hombro y le cogí una mano… “¿estás mejor… más relajada…?” Jorge se había despatarrado en el sillón y se acariciaba el paquete discretamente. Miraba a su mujer, excitado… y a mi me gustaba mucho ir tensando la situación, sin precipitar nada, que las cosas fluyeran naturalmente… Quizás él quisiera que las cosas fueran más deprisa… Rodee a Isabel con mis brazos, con la mano izquierda le cogí su mano izquierda y las situé bajo su pecho, con la mano derecha le acariciaba distraídamente el brazo derecho… Isabel temblaba de excitación…

Me dirigí a Jorge: “¿Te gusta lo que ves?”. “¡Mucho!” me respondió… “Sigue por favor”. Al igual que a Isabel, le pedí que no se cortara y que dejara sus instintos en libertad…

Isabel apoyó su cabeza en mi hombro y se giró ligeramente mirando a su marido, hasta poner su boca frente a la mía. Primero fue un suave contacto de nuestros labios, luego lentamente fue abriendo su boca y me regaló su lengua, y finalmente terminamos aquel primer beso con cierta pasión controlada, devorándonos mientras yo le acariciaba el estómago con mi mano izquierda y le rozaba (con toda intención) la parte baja de sus tetas… Ella me agarró la mano y se la colocó sobre el pecho derecho…. Mi animal dio un respingo dentro de mi portañuela pidiendo la libertad condicional…

Dejamos de besarnos pero ella mantenía mi mano izquierda agarrada sobre su teta. Empecé a acariciarle el pecho suavemente y los dos volvimos la mirada hacia Jorge que, descaradamente, se acariciaba el paquete mientras fumaba un cigarrillo…

Isabel suspiraba mientras seguía sobándole el pecho. “¿Estás bien?” le pregunté… “Muy bien” me respondió. “¿Y tu?” pregunté a Jorge. “Continúa, por favor…” me dijo por toda respuesta…

Solté la teta de Isabel y fui desabrochándole los botones de la blusa muy lentamente mientras miraba a Jorge, que tenía una cara de morbo impresionante y se veía que estaba disfrutando mucho con el espectáculo… Tras quitarle la blusa Isabel quedó en ropa interior… Llevaba un precioso conjunto de tanga y sujetador negros de encaje y transparencias que insinuaban perfectamente sus pezones y los pelos del coño… Las medias eran medias… y estaban sujetas por un sensual liguero a juego con el sujetador y el tanga…. Jorge le pidió a su mujer que me dejara ver bien su sensual lencería, ya que era la sorpresa que me quería dar… le pidió que caminara un poco por la habitación…

Ahora tenía una visión impresionante de su cuerpo… Isabel estaba realmente sensual, en tanga y sujetador, con la copa con vino en la mano y caminando lentamente hasta el escritorio. Dejó la copa sobre él apoyando sus brazos y echando su precioso culo hacia atrás… Jorge se sobaba el paquete con fruición, se había abierto la cremallera y había introducido la mano en su bragueta acariciándose el pene. Yo me había quitado la corbata, los zapatos y los calcetines y aproveché para desabrocharme el pantalón y dejar que Isabel notara mi verga hinchada a través de los boxer negros… Ella se dio la vuelta y nos pilló a los dos acariciándonos los miembros por encima del calzoncillo… Abrió los ojos con cara de morbo total… llevó una mano a su pecho derecho y la otra a su chuchita y se acarició suavemente, ya perdiendo totalmente la timidez, y observándonos de manera muy lasciva…

Se dirigió a su marido… “Cariño, sácatela y déjame ver cómo te la pajeas… porque voy a cumplir una de tus fantasías…” Jorge se había quitado la corbata… rápidamente, como para no perderse lo que sabía que iba a pasar, se puso de pié y se desnudó totalmente en un santiamén, volviéndose a sentar con su verga ahora libre entre sus manos, meneándosela lentamente y esperando….

Isabel lo observaba muy excitada… volvió la vista hacia mí, que me acariciaba el paquete por encima de los boxer, sin quitarme todavía la ropa… Se acercó lentamente y se puso de rodillas frente a mí. Mientras, yo aproveché para despojarme de la camisa…. Mi verga estaba como una roca, tenía a Isabel frente a mí, con una perspectiva inmejorable de sus tetas todavía dentro del sujetador, sus pezones hinchados se marcaban perfectamente a través de la tela transparente… Una vez terminó hizo ademán de bajarme los pantalones, a lo que yo levanté un poco el culo del sofá para ayudarla en la operación… Tiró mis pantalones hacia un rincón de la habitación y puso sus manos sobre mis muslos, acariciándolos… Volvió la mirada hacia su marido y le dijo: “Creo que esta era una de las cosas que querías verme hacer… así que disfrútala como la voy a disfrutar yo…” Y mientras decía esto y manteniendo la mirada hacia Jorge deslizó su mano derecha hasta mi verga y la acarició suavemente sobre los calzoncillos, soltando un suspiro de excitación… A continuación me separó las piernas y se metió entre ellas mientras seguía acariciándome el rabo… “Tienes una buena verga, ah” me dijo… Y agachando la cabeza me mordió suavemente la tranca por encima de la tela de los boxer… Su melena caía sobre mi paquete y yo quería disfrutar del morbo de verla con mi verga en la boca, y tampoco quería que Jorge se perdiera el espectáculo que tanto tiempo había esperado, así que se la aparté suavemente.

Ella ahora recorría todo el largo de mi nabo (todavía enfundado en el calzoncillo) con la lengua, se había puesto a cuatro patas para ofrecerle una excitante vista de su culo a su marido. Pensé que si seguía así Jorge se iba a perder algo que le daba mucho morbo: ver a su mujer quitarme los boxer y meterse mi verga en la boca. Así que le cogí la cara a Isabel suavemente y se la aparté de mi paquete, la puse a la altura de mi boca y le di un manoseo del putas mientras aproveché para llevar mis manos a los corchetes de su sujetador… no lo solté… esperé su reacción… dejó de besarme y me pidió: “Quítamelo…”. Se lo desabroché y lo dejé así mientras seguía besándola… de reojo veía cómo Jorge no se perdía detalle, tenía la verga hinchada y morada de tanto meneársela y pensé que no tardaría mucho en acabar… Isabel se bajó los tirantes del sujetador, se lo quitó y se separó un poco de mí para ofrecerme una visión de sus impresionantes tetas… “¿Te gustan?” me dijo… Las cubrí con mis manos sintiendo la suavidad de su piel, la dureza de sus pezones, el pálpito de su acelerado corazón… Isabel cerró los ojos disfrutando del momento mientras Jorge nos miraba con los ojos como platos, excitadísimo… Isabel se pegó a mí apretando sus pechos contra el mío, me dio un morreo de campeonato y yo aproveché para alargar mis manos hasta su culo, poner una mano sobre cada nalga y sobárselas a conciencia, sabiendo que su marido no se perdería detalle…

Como los tres ya estábamos bastante excitados decidí dar un paso más… “Estoy seguro que Jorge quiere verte sentada en la cama…” le dije a Isabel, que me miró con cara de no entender. De todas formas se levantó con sus tetas bamboleantes y se sentó en el borde, y al mismo tiempo yo me acerqué de pié junto a ella, de lado para que su marido no se perdiera detalle de lo que iba a pasar… Acerqué mi verga dura como un palo (todavía encerrada en los calzoncillos) a su cara y ella sonrió y miró a Jorge… puso la mano derecha sobre mi paquete y empezó a recorrerlo de arriba abajo… Después llevó una mano a cada lateral de mis boxer y fue bajándolos lentamente hasta que mi falo totalmente hinchado saltó como un resorte junto a su cara… Me bajó los calzoncillos hasta los pies y pasó la lengua cerca de mi verga para atrapar un hilillo de líquido seminal que se escapaba…

Isabel, ya totalmente desinhibida agarró mi rabo con la mano derecha y comenzó a meneármela lentamente mientras con la izquierda sobaba mis huevos… tenía su boca a pocos centímetros de mi tranca. Miró a su marido con cara de lujuria absoluta y le preguntó: “¿Esto es lo que querías verme hacer…? Y sin esperar la respuesta engulló mi verga totalmente y comenzó a mamármela lentamente, con delicadeza… Llevó la mano izquierda de mis huevos a mi culo y acompañó la impresionante mamada con unas caricias a mis nalgas, clavándome suavemente sus uñas…

Yo me sentía en el séptimo cielo. Miraba a aquella mujer, aquella señora con cara de niña-bien mamándome la verga como una experta profesional…

Volví a apartarle la melena suavemente para que Jorge no se perdiera detalle de lo que tanto tiempo había estado esperando ver… Estaba maravillosa, sus tetas se movían al compás de la mamada, sus piernas, enfundadas en aquellas medias negras de lycra y bien abiertas, dejaban ver el minúsculo tanga humedecido por la excitación y el morbo del momento que estaba viviendo…

Isabel seguía comiéndome la verga, su lengua ávida recorría cada centímetro de mi piel. Con la mano izquierda pegó la tranca a mi vientre y arremetió contra mis huevos, metiéndoselos alternativamente en la boca y chupándolos, mientras introducía su mano derecha en el tanga y comenzaba a masturbarse lentamente… Podía ver su anillo de casada a través de la tela transparente de las bragas…

Miré a Jorge que seguía meneándosela ahora con un ritmo acelerado, y con la cara roja del morbo de ver a su mujer chupándole la verga a un extraño delante de su marido…. Le hice una señal para que se acercara.

– ¿Te gustaría tener una verga en cada mano…? le pregunté a Isabel, que estaba ensimismada, con los ojos cerrados sintiendo los dos dedos que se había metido en el coño mientras seguía chupándome el nabo… No me contestó.

Jorge se puso de pié y se acercó a donde yo estaba, acercando su pene a la cara de Isabel, que abrió lo ojos y creyó estar en el “país de las vergas”… sorprendida sacó su mano derecha del tanga y atrapó la tranca de su marido.

Dejó de chupar mi palo y engulló la de Jorge mientras me masturbaba con su mano izquierda…. Isabel gemía y temblaba de lujuria, mamaba y masturbaba alternativamente las dos trancas moviendo acompasadamente el culo en el mismo borde de la cama, intentando sentir más…. Ya necesitaba que alguien se encargara de darle placer a ella….

Isabel, con una cara de zorra impresionante, no paraba de intercambiarse las vergas en su boca. Jorge miraba extasiado a su mujer y le acariciaba el pelo, tanto él como yo jugábamos con sus pechos y sus pezones, acariciándolos, pellizcándolos, amasándolos…

Jorge, mirando a su mujer con la boca llena de verga, me dijo: “¡Quiero ver cómo se lo comes…!”. Al instante ella soltó mi verga y se dejó caer lentamente en la cama, quedando boca arriba con el culo en el borde, los pies colgando y apoyados en el piso. Jorge se acomodó a un lado de su mujer, que no tardó nada en atraparle el nabo y acercárselo a su cara para continuar con la mamada que le estaba pegando…

Yo me arrodillé en el suelo, entre las piernas de Isabel. Tenía una perspectiva inmejorable: su boca mamándole a su marido mientras con las manos le acariciaba los huevos y lo masturbaba, sus tetas parecían dos flanes moviéndose al compás de sus “trabajos manuales”… y abriendo y cerrando las piernas, ansiosa por que le trabajaran esa chuchita rica…

No me hice esperar, con las bragas puestas le di unos leves besos en la cara interior de sus muslos que las medias dejaban al descubierto, y ella se revolvió como pidiendo más…exigiendo más….pensé que ya estaba muy caliente y necesitaba correrse pronto… Metí los dedos índice a cada lado de su tanga y comencé a bajarlo lentamente. Ella levantó el culo para facilitarme la operación y Jorge miraba extasiado cómo el chochete de su mujer, por fin, quedaba a disposición de un desconocido…

Una vez que se las bajé del todo quedó ante mi cara un coñito delicadamente depilado, sólo con un mondonguito de pelo en forma de triángulo en el pubis y el resto totalmente afeitado… Metí mi cabeza entre sus piernas y pude percibir una agradable mezcla de perfume caro y flujos de hembra caliente. Me dediqué otra vez a besar la cara interna de sus muslos, a pocos centímetros de su coño hambriento… sabía que Isabel estaba a punto y que con poco que le hiciera se correría como una loca… y así fue. Eso es lo que màs me gusta hacerle a una mujer , como disfruto….

Bajó la mano derecha hasta mi cabeza, y agarrándome de los pelos llevó mi cara hasta su sexo mientras me ordenaba: “¡Cómemelo ya!” Le puse una mano en cada corva de las rodillas y le levanté y separé las piernas hasta casi hacerlas chocar con sus tetas, de esta forma su coño quedaba totalmente abierto y a mi entera disposición… Empecé lamiéndole los labios con delicadeza y se revolvió como una posesa… Jorge le sostuvo una de las piernas, liberándome la mano derecha, lo que aproveché para meterle un dedo en el coño y comprobar que aquello era una bañera… Cuando comencé a darle suaves golpes con mi lengua en el clítoris me agarró la cabeza con las manos y se corrió en mi boca mientras emitía unos extraños grititos roncos por tener la boca llena de la verga de su marido, que miraba la situación totalmente empalmado y a punto de correrse…

Seguí dándole caña para hacer que la corrida de Isabel no decayera, metí mi lengua en su coño y se lo follaba a modo de nabo, le solté la otra pierna y metí mis manos debajo de sus nalgas levantándole el culo… Jorge le había sacado la verga de la boca, supuse que por el evidente riesgo de la inminente corrida, y ahora se dedicaba a besar a su mujer y comerle las tetas… mientras ella suspiraba y se retorcía de placer…

Yo seguía comiéndole el coño, lamiéndoselo, chupándoselo.. metiéndole primero uno y después dos dedos… Tenía la impresión de que aquel culo era virgen (y pocas veces me equivoco)… y fui bajando mi lengua a todo lo largo del chochito hasta llegar a su ojete… Ella dio un respingo al sentir que invadía aquella zona hasta ahora prohibida… pero no dijo ni insinuó nada, mientras yo seguía perforándole el chocho con dos dedos. Le lamí el ano haciendo círculos con mi lengua a su alrededor y sentí cómo relajaba sus músculos, señal de placer y aprobación… Seguí comiéndole el culo y finalmente introduje levemente mi lengua en el ano, ensalivándoselo bien. Cada vez que le daba una lamida ella experimentaba unos curiosos temblores de placer…

Volví con mi lengua al coño de Isabel, se la pasaba por todo lo largo, desde arriba hasta abajo como si lamiera un helado de lo más rico, y ella lo agradecía gimiendo y retorciéndose… Quería ponerla a prueba y apoyé la punta de mi dedo índice en el ojete de su culo… Ella hizo un reflejo de apretarlo, pero segundos después lo relajó y yo aproveché para introducirle la primera falange, que entró sin demasiado problema por la cantidad de saliva que le había dejado anteriormente… Como no sentí ninguna reacción negativa continué con mi impresionante comida de coño y le introduje la segunda falange…. Isabel cerró el ojete con fuerza… Pensé que se había molestado, pero segundos después cerró sus muslos en torno a mi cabeza y me apretó mientras gemía y temblaba… Comprendí que se había corrido otra vez en mi boca y saboree sus jugos apresurando el ritmo de la comida de coño que le había ofrecido…

No podía ver a Jorge. Pero sabía que él estaba absorto observando mi actuación… Debía tener la verga en carne viva después de tanto meneo y tanta mamada.

Isabel estaba acostada boca arriba, se había apoyado en sus codos y me miraba con cara de zorra… Estaba preciosa, la cara enrojecida de placer, abierta de piernas con la chucha rezumando jugos… Miró a Jorge, que estaba a su lado, y le dijo con voz ronca: “Cariño, necesito que me lo metan . ¡Que alguien me lo meta , por favor…!”.

Inmediatamente me puse de pié, busqué mi chaqueta, cogí dos preservativos y le di uno a Jorge. Esperé que ocupara la posición que ella demandaba… Isabel se dio la vuelta y se puso a cuatro patas con el culo en pompa hacia los pies de la cama y la cara mirando al cabecero…

Miré a Jorge y le dije: “¡A qué esperas… debes estar a punto de correrte!”. Jorge se puso el condón, se colocó detrás de su mujer y le metió el pene de un sólo golpe, que Isabel recibió con un grito de sorpresa y placer… Empezó a comerse a su mujer casi con desespero, con un mete-saca desenfrenado que ella recibía con una especie de lamentos entrecortados… se estaba corriendo como una loca.

Yo observaba la situación junto a la cama, extasiado por el espectáculo… hasta que Isabel me hizo una señal para que me sentara en la cama delante de ella. Tardé una milésima de segundo en estar sentado en la cama, con la espalda pegada al cabecero, mis piernas abiertas y la boca de Isabel en mi carajo otra vez…

Jorge había cambiado el ritmo de su follada… ahora le sacaba el nabo lentamente y se lo volvía a meter de un solo golpe… así una y otra vez… Isabel jadeaba, gemía, se atragantaba con mi verga, sus tetas se balanceaban al ritmo de la culiada… Quise darle morbo a la situación y me puse a hablar con Jorge… “¿Te gusta culiarte a tu mujer mientras chupa otra verga…? ¿A que te gusta mirar cómo lo hace..?. Jorge me respondió con voz entrecortada por el placer…: “Siiiiii, ¡me encanta!… me excita muchísimo ver lo zorra que es mi mujer… ¡Eres un pana del puta madre!… ¡Quiero ver cómo te la culeas!”. Isabel soltó un “¡¡ Aaaaaaaaghh..!! Jorge volvió otra vez al mete-saca desenfrenado… Isabel y yo no nos movíamos, ella se limitaba a chuparme la verga con los impulsos que le estaba dando su marido… que incrementó aún más el ritmo y empezó a soltar toda la tensión (y la leche) acumulada… Isabel soltó mi mástil y se quedó a cuatro patas recibiendo la descarga de su marido… agarraba las sábanas con sus manos… tenía los ojos cerrados y la cara desencajada. Con las embestidas de Jorge sus pechos saltaban mientras ella se corría a lo bestia… abrió los ojos y se me quedó mirando… yo alargué mis manos y le atrapé las tetas pellizcándole los pezones… Jorge seguía bombeándole el coño, ya a un ritmo menor, terminando con aquella monumental corrida…

Isabel estaba como atontada, sudorosa, en ese estado de aletargamiento en el que te quedas después de un buen polvo…. pero aún no habíamos terminado…

Jorge le sacó la verga lentamente, ella dio un respingo cuando notó cómo se le salía… se puso de rodillas en la cama todavía de espaldas a su marido y se giró levemente para darle un jamoneo de campeonato… el aprovechó el beso para sobarle un poco las tetas y pellizcarle los pezones. Isabel dejó el beso y le susurró a su marido: “Quiero que mires cómo me meto la verga de Tato… Quédate donde estás para que tengas un primer plano de su verga entrando en mi chuchita… “Cuando Isabel se giró hacia mí se sonrió al comprobar que ya me había puesto el preservativo… De rodillas como estaba se fue acercando hasta dejar su chucha a la altura de mi pilastra. Yo estaba boca arriba con media espalda apoyada en el cabecero de la cama, ella quedó de rodillas sobre mí, ofreciéndome una espectacular perspectiva de su cuerpo desnudo y sudoroso (sólo llevaba las medias y el liguero). Se inclinó y me ofreció sus pechos desafiantes colocándolos frente a mi cara. Lógicamente yo aproveché para pegarme a ellos como un bebé, chupándolos como si me fuera la vida en ello. A veces le daba mordisquillos en los pezones que estaban duros como rocas, e Isabel soltaba gemidos entre placer…

Bajó un poco su cuerpo y colocó su coño a la altura de mi verga, con la mano derecha me agarró el nabo y comenzó una suave masturbación, frotándose mi tranca dura y caliente por la entrada de su chochito, mientras suspiraba y jadeaba sin parar…

Yo no podía más… sentía sus tetas aplastadas en mi pecho… Isabel me besó.. me morreó con mucha calentura… me metió la lengua hasta la garganta… llegaba el momento de sentir la verga de un desconocido en su coño… delante de su marido….

Dejamos de besarnos y se giró levemente… miró a Jorge que estaba sentado a los pies de la cama con su nabo en la mano… observando detenidamente los juegos de su mujer con mi pilar… Isabel le dijo: “¿Mi amor… quieres ver lo que has estado esperando tanto tiempo…? ¿Quieres verme culiando con él…? ¿Quieres ver cómo me meto su verga…? Míralo mi amor…. mírame…” Diciendo esto se volvió hacia mí y se quedó mirándome fijamente a los ojos mientras me agarraba el rabo con la mano derecha y se lo iba introduciendo lentamente… El momento y la situación tenían un morbo indescriptible. Isabel sentada a horcajadas sobre mi verga se la metió hasta la empuñadura y se quedó totalmente quieta, sintiendo cómo le llegaba hasta el fondo de sus entrañas mientras seguía mirándome fijamente a los ojos…..

Yo tenía el nabo como una roca incandescente, casi me dolía, embutido en un chochito muy caliente y que rezumaba jugos como una esponja….. pensé que no iba a aguantar mucho en aquella situación…..

Sentía a Jorge sentado a los pies de la cama con una perspectiva inmejorable de mi verga entrando en el coño de su mujer….masturbándose lentamente…..

Alargué mis manos y las puse sobre sus tetas…. Isabel cerró los ojos y empezó a culiarme… a saltar sobre mi verga mientras yo le pellizcaba los pezones y le sobaba los pechos… Ella se dirigió a su marido: “Jorge… me gusta…. me gusta la verga de Tato…. mira cómo me está culiando ( la que me culiaba era ella ) …..me estoy corriendoooo”.

“Sigue mi amor… me gusta mucho mirarte…. Asíiiiii” le respondió él…

Isabel continuaba moviéndose encima mío, contoneando sus caderas mientras subía y bajaba sentada sobre mi verga. Le solté las tetas y la agarré por las caderas con fuerza para incrementar la intensidad de mis golpes de nabo en su coño… Ella se mordía el labio inferior, gemía… Se echó hacia atrás doblándome la verga y aprovechando para acercar su cara a la de su marido y pedirle que la besara…. Mientras lo hacía le meneó el rabo por unos instantes y volvió a quedarse como estaba, saltando sobre mi verga… que estaba a punto de estallar después del combate vivido….

Sentí que no tardaría mucho en correrme… la agarré por los brazos y la atraje hacia mí…nuestros cuerpos quedaron pegados otra vez… sus tetas mojadas por el sudor se apretaban contra mi pecho… Nos morreamos… Me iba a correr…

Alargué los brazos y la agarré por las nalgas para incrementar el ritmo de la culiada… poco a poco fui jugando con su culo hasta poner mi dedo índice derecho sobre su ojete…. y ella dio un respingo… Lentamente, aprovechando las embestidas de mi verga en su coño le introduje el dedo en el culo unos centímetros, lo justo para notar mi rabo en el interior de su chochete…. Ella tensó su cuerpo…. se estaba corriendo una vez más…

Jorge, con la voz ronca por la excitación, exclamó: “Así me gusta mi rica, que seas muy puta… me gusta que seas muy zorra…” “Me gusta ser tu zorra mi amor…. quiero ser tu zorra… aaaaaaahggg…..” … chilló muy duro Isabel…. Le saqué el dedo del culo y la agarré con fuerza por las caderas… Y no pude más….

Mi verga estalló en el coño de aquella mujer que hacía realidad la fantasía de su marido y, seguramente, la suya propia…

Normalmente me corro de una forma muy violenta y con mucha fuerza…. Mi verga se pone como una barra de hierro, aumenta aún más de tamaño… y escupe abundante semen…. y tras la enorme calentura que llevaba no iba a ser una excepción….

Isabel echada sobre mí, pecho contra pecho, se había abandonado y yo manejaba su cuerpo a mi antojo… A pesar del preservativo ella sentía los abundantes chorros de leche caliente que escupía mi verga… por los gestos de placer que demostraba… gimiendo, temblando, chillando, sudando…

Tras la monumental corrida fui bajando el ritmo de la tirada lentamente… poco a poco…. hasta sacarle la verga del coño…. Isabel dio un respingo cuando sintió su coño libre otra vez y se dejó caer en la cama, boca arriba, a mi lado derecho…. Jorge nos observaba con la verga otra vez morcillona en la mano…. “¡¡¡ Qué rico ..!!!” exclamó “¡¡ No sabía que tenía una mujer tan puta…!!” “Y más puta que voy a ser, mijito… Voy a ser tu puta…. y luego te voy a hacer un regalo, mi amor…” le respondió Isabel con la voz entrecortada, recuperándose de su último orgasmo…..

“¿Qué regalo…?” le preguntó Jorge….

“Ten paciencia… Ya verás… es algo que me has pedido varias veces… pero que nunca te he dado y hoy lo vas a tener….” dijo Isabel sonriendo con cara de malicia.

Estaba acostada boca arriba, sus tetas todavía se movían al compás de su agitada respiración… Jorge se acercó por el otro lado de la cama, se sentó junto a ella e inclinándose se fundieron en una serie de besos…

“Te quiero…” le dijo Jorge a su mujer mientras le acariciaba los pechos suavemente…. “Yo también te quiero a ti…” le respondió ella…

En vista de la situación, me levanté de la cama y me dirigí al baño con la intención de darme una ducha rápida. Mientras caminaba hacia el baño comenté en voz alta: “Parece que todo ha ido bien…¿no?… ” Ambos giraron su cabeza hacia mí y sonrieron… Jorge comentó: “¿Qué tal alumnos somos, profe,,,?” “Creo que aprenden demasiado deprisa….jajajajajaja” comenté entrando en la ducha y abriendo el grifo…

A los pocos minutos, cuando estaba a punto de salir, entraron ellos en el baño. Jorge se quedó apoyado en el umbral de la puerta e Isabel se quitó las medias y el liguero y se metió conmigo en la bañera… “¿Me enjabonas la espalda…?” me preguntó con cara de zorrita.

Le respondí con otra pregunta: “¿Sólo la espalda…?” “Bueno… la espalda… el culo… las tetas… el coñito…., lo que tu quieras…” susurro Isabel mirando a su marido que le sonreía desde la puerta….

Pensé en la Isabel que había entrado en el restaurante hacía unas horas… una atractiva señora casada, recatada, tímida…. que ahora me pedía que le enjabonara el culo y el coñito… que se había revelado como una mujer ardiente, morbosa, con muchas ganas de dar y recibir placer sin demasiados prejuicios…

Me llené la mano de shampoo y empecé a frotarle la espalda… rodee su cuerpo con mis manos y continué con sus pechos generosos… sopesándolos y pellizcándole los pezones entre la agradable sensación de la espuma y el agua caliente corriendo por nuestros cuerpos… Mi verga ya estaba resucitando y aproveche para pegársela a su culo… Ella dio un respingo y se dio la vuelta sonriendo… Me agarró el nabo y, mirando a su marido que seguía en la puerta de pie masturbándose lentamente y fumando un cigarrillo, exclamó: “¡Parece que pronto empezará el segundo tiempo…! Isabel me dio la vuelta y se quedó detrás de mi… Con su mano izquierda llena de espuma me masajeaba la verga y los huevos… y con la mano derecha empezó a enjabonarme la espalda… hasta llevar su mano a mi culo…

Me enjabonó bien el culo y de pronto sentí que me pasaba los dedos por mi ojete… Ella sintió cómo me estremecí y me susurro: “Quiero dejártelo limpiecito para pagarte la deuda que tengo contigo…”. Mi rabo oyó aquello y terminó de animarse…

Salí de la ducha y cogí una toalla mientras le comentaba a Jorge… “¿No me habías dicho que ella no tenía muy claro lo de hacer un trío…?… ¡¡Anda que si lo llega a tener claro !!… Nos reímos a carcajadas…

Jorge se introdujo en la ducha con su mujer y yo me fui hacia el dormitorio, encendí un cigarrillo y llené las copas de vino…

Al poco rato salieron de la ducha y le acerqué una copa a cada uno…

“¡¡ Por esta tarde…!! ” brindé… “Y por las que vengan en el futuro…” comentó Jorge con cara de malicia mirando a Isabel… ” Y por las que vengan en el futuuuuuro… pillín…” le respondió ella a su marido.

Estábamos los tres de pie, desnudos en el centro de la habitación…

Sentía a Isabel un poco acelerada… se tomó la copa con vino de un trago y se quedó mirándonos a Jorge y a mí con expresión de lujuria… Nos miraba de arriba abajo, deteniéndose en nuestras vergas….

Isabel exclamó: ” ¡Ahora me toca a mí…!. Ahora los dos van a hacer lo que yo les indique, ¿de acuerdo?” dijo mirando a su marido… Jorge la observaba con cara de curiosidad… “Mi amor… ¿Confías en mí…?” le preguntó ella a su marido mientras cogía el sillón y lo colocaba a pocos centímetros del lado izquierdo de la cama… “Por supuesto” respondió Jorge con una sonrisa…

“Pues siéntate aquí, tócate y míranos….. por ahora, ¿vale?” le dijo a su marido mientras lo cogía de la mano y lo sentaba en el sillón… “Te prometo que después tendrás tu regalito y lo entenderás todo…., ¿vale?” Isabel me miró y con voz casi autoritaria me dijo: “Acuéstate en la cama boca arriba, cerca del borde por favor…”. Yo miré a Jorge con cara de no entender nada pero hice lo que ella me indicaba…

Jorge estaba sentado en el sillón muy cerca de la cama, y yo acostado boca arriba… Isabel se acercó a los pies de la cama con cara de lujuria… se llevó la mano derecha a su coño y comenzó a masturbarse ante nuestras narices…. “Me encanta ver a un hombre pajeándose, así que….por favor…” Jorge y yo nos miramos con cara de no entender nada… y empezamos a pajearnos ante la lujuriosa mirada de Isabel, que se llevó su mano izquierda a las tetas mientras seguía dándole dedo a su chochete…”Asiiiiií….. ” susurraba…. “Me encantaaaaaa…” Se acercó a Jorge, le cogió la cara con las dos manos y mirándole a los ojos le dijo: “Mi amor, primero vas a ver cómo le pago una deuda a él (refiriéndose a mí). Él me hizo algo que nunca me habían hecho… quiero que me lo vuelva a hacer…. y quiero hacérselo a él …..” Continuó …” Luego verás cómo me toma… y después…. después te voy a hacer un regalo… algo que no te esperas y sé que deseas…. ¿de acuerdo mi amor…?” Jorge le respondió: ” Isabel… ya me has dado más de lo que esperaba… me has hecho muy feliz compartiendo conmigo esta fantasía… Me encantará verte culiando con él otra vez…. Hazle lo que quieras…. ¡si él se deja, claro! (dijo mirándome mientras sonreía)… Yo sonreí, acostado boca arriba en la cama, y le dije a Isabel: “Yo tendré algo que decir…¿no?”.

Isabel se acercó a la cama… pasó la pierna derecha por encima de mi cabeza y se puso de rodillas sobre mi cara, dejando el coño a la altura de mi boca y ella de espaldas al cabecero, mirando hacia los pies…

“¡ Cómemelo…!” exclamó con voz llena de lujuria y tono autoritario.

Tenía su coño sobre mi boca y sus nalgas en mi cara… no me hice esperar y empecé a lamerle el interior de los muslos, pasándole la lengua suavemente por la piel… Estiré mis brazos hacia arriba y le atrapé los pechos…

Isabel empezó a suspirar y se dirigió a su marido, que estaba sentado en el sillón a escasos centímetros de ella: “Mi amor, ya me has visto culiar con otro hombre…¿Te ha gustado…?”. “¡Mucho!… me gusta y me excita mucho ver cómo me pones los cuernos…”.

“¿Sabes una cosa?” decía Isabel suspirando entrecortadamente, mientras yo ya le daba suaves golpes con mi lengua en el clítoris… “¿Sabes que a mí también me gusta y me excita muchísimo que me mires mientras te pongo los cuernos…?… me gusta tener dos vergas para mí sola….¡Uffffff…! ” Yo le comía todo el coño con avidez… sus jugos iban inundando mi boca… y mi lengua no paraba de explorar cada centímetro de su caliente e inundado sexo…

Mientras esto ocurría Isabel seguía de rodillas sobre mi cabeza… se puso a cuatro patas y me agarró la verga con la mano derecha, empezando a meneármela lentamente… La postura intuía un próximo “69″. “¿Te gusta mirar cómo se la chupo…?” volvió a dirigirse a Jorge, que con voz ronca por la excitación le contestó: “¡Chúpasela!”…

Isabel no se hizo esperar… engulló mi verga de un golpe y comenzó a  mamarme el nabo como si le fuese la vida en ello… Estábamos haciendo un fantástico “69″…

Yo seguía comiéndole el coño cambiando de ritmo… chupando, lamiendo, comiendo, mordiendo… ella suspiraba con su boca llena de mi tranca gorda, dura, caliente…

Isabel paró su mamada, levantó la cabeza y con voz libidinosa casi me ordenó: “¡¡ Cómeme el culo !!… Házmelo otra vez…”.

Le separé las suaves nalgas con mis manos, le abrí bien el ojete y sin pensármelo más ataqué su culo con mi lengua…. “Aaaaaaaaaaaggggghhhh…. Asiiiiiiií…”.

“Me gussssstaaaa….mi amor….., me gusta que me coman el culoooo…” suspiraba Isabel dirigiéndose a Jorge. No lo podía ver pero seguro que tenía el rabo como una piedra observando lo que había organizado su mujer…

Le lamí todo el contorno del ojete para terminar metiéndole mi lengua a modo de verga y follarle el culo con ella….

Isabel volvió a la carga y se metió mi tranca en la boca…pero sólo le dio un par de chupadas y la volvió a soltar… se enfrascó en lamerme los huevos, se los metía alternativamente en la boca y los chupaba…

Segundos después siguió lamiendo por la base de mis huevos… y metió su lengua entre los huevos y mi ojete…. Pensé: “¿Lo va a hacer….? ¿Me va a comer el culo…?. Casi antes de que terminara de pensarlo sentí la lengua de Isabel explorando entre mis nalgas… mi verga se puso aún más tiesa y dura… Me separó y me levantó las piernas ligeramente y entonces,… entonces metió su lengua con avidez, con fuerza en mi ojete y empezó a lamérmelo mientras suspiraba con fuerza… Yo seguía trabajándome su ano, incluso había apoyado mi índice muy cerca del agujero y se lo acariciaba junto con mi lengua… Los dos suspirábamos por el placer que nos estábamos dando…. “¡¡ Qué rico!!” oímos exclamar a Jorge… Isabel seguía comiéndome el culo, parecía que le había gustado la novedad… me relamía el ojete, me metía la lengua… Yo le correspondía pero además le introduje la primera falange de mi índice suavemente pero sin parar… Volví a sentir cómo se contraía… para luego volver a distenderse y permitir la entrada en su agujero prohibido…. me di cuenta de cual iba a ser la sorpresa para Jorge… “¡¡ Aaaaaaaaaghhhhh !!… “. Volví a sentir cómo vibraba su cuerpo sobre el mío entregándose a un nuevo orgasmo…

Isabel separó su cara de mi culo, se apoyó en sus brazos y empezó a suplicarme con voz ronca: ¡ Culéame!… ¡Culéame!… ¡Culéame!…

Se levantó rápidamente, se giró y se colocó encima mío, ahora colocando su coño sobre mi verga. Sus tetas brillaban por el sudor, me miró una vez más fijamente a los ojos, me agarró el cipote con la mano derecha y de un sólo golpe se lo metió en lo más profundo de sus entrañas…”¡¡ Qué puta soyyy… ¡!” Comenzó a saltar sobre mi verga, que entraba y salía con facilidad de su coño embadurnado de mi saliva y sus jugos….

Brincaba sobre mí haciendo que la penetración fuera profunda… casi la golpeaba con mi nabo en sus entrañas… Sus tetas se bamboleaban al salvaje ritmo que le estaba dando a la culiada…

” ¡¡ Amoooooor…!! . ¡¡Te lo voy a darrrrr… !! ¡¡Aaaaaaaaghh….!! ” Isabel se dirigía a su marido casi gritando, con la cara congestionada por el placer, excitada por lo que sabía que iba a pasar….

Yo seguía con el mete-saca… dada la rapidez y la urgencia de Isabel no me había puesto el preservativo y ahora podía sentir su coño realmente caliente y húmedo… Seguía rompiéndose el coño con mi verga, que no tardaría en escupir la poca leche que me quedaba…

Podía ver a Jorge con su verga en la mano.. dura y roja por la excitación… Isabel le gritó: ” ¡Coge mi bolso!…”. Jorge se puso de pié y cogió el bolso de su mujer… ” ¿Qué hago ahora…?” le preguntó a ella….

“Aaaaaaghhh… ¡Saca el recipiente pequeño y rosado que hay dentro!….” Ví cómo Jorge revolvía en el bolso y sacaba lo que ella le había indicado… en un segundo la expresión de su cara cambió mostrando una amplia sonrisa: ” ¡¡¡ Vaselina !!!” ” ¡¡ Siiiiii… mi amorrrr… !! ¡¡ Rómpeme el culo!! ¡¡ Es tuyo…!!. gritaba ella.

¡¡ Rómpeme el culo…!! repetía mientras seguía cabalgándome…

Mi verga casi se salía de su coño dada la enorme cantidad de flujo que humedecía todo… incluso lo sentía correr por mis huevos y mis muslos…

Ante los acontecimientos que se avecinaban decidí ayudar a Jorge, puse una mano en cada nalga de Isabel y se las separé con fuerza, abriéndole el ojete todo lo que pude… ” ¡¡ Siiiiii….. ábremelo…. Quiero sentir dos vergas dentro de míiiiiii…….!! ” Jorge se untó la verga de vaselina y sentí cómo hacía lo mismo con el agujero virgen de su mujer….

” ¿Quieres mi culo…? ¿Quieres tirarme por el culo….? ¡Es tuyo, mi amor…! ” Estiré mis piernas poniéndolas rectas para facilitar la postura de Jorge….

Isabel ya tenía la verga de su marido en la entrada de su ojete… su cara se había puesto tensa… las mandíbulas apretadas… me miraba fijamente a los ojos con una expresión entre temerosa y putísima… ” Relájate… relájate si no quieres que te duela…” le dije mientras aflojábamos el ritmo de la culiada para facilitar la penetración de Jorge… y al instante pude sentir cómo la punta de la verga de su marido se iba adueñando muy lentamente del ojete de Isabel, iba descubriendo aquel reducto virgen del cuerpo de su mujer….

Jorge empujó con suavidad pero con firmeza y… ¡plop! … consiguió meterle la cabeza gorda y dura de su verga en el culo de Isabel… ¡¡ Aaaaaaaaaah!! gritó ella cuando sintió que su ano perdía definitivamente su virginidad. Jorge paró y se quedó quieto, como esperando que el ojete de su mujer se relajara y se distendiera, acostumbrándose a la presencia del deseado pero doloroso intruso… Yo había parado mi mete-saca para facilitar la penetración de Jorge, pero en vista de que él se lo tomaba con mucha paciencia y delicadeza (era lo mejor), decidí continuar cogiéndome a Isabel ahora lentamente para que ella no perdiera el clímax al que había llegado. Sentía la verga de Jorge muy cerca de la mía sólo separada por una pequeña telita y de verdad se sentía sabroso.

Jorge la tenía agarrada por las caderas con la punta de la verga ya dentro de culo de ella, yo le acariciaba los pechos y me movía despacio haciéndole sentir cómo entraba y salía cada centímetro de mi verga… Isabel tenía una cara que era todo un poema. Sus facciones eran una mezcla de miedo y lujuria, ansiosa por sentirse tirada, y bien culiada, por dos vergas a la vez….pero al mismo tiempo temerosa del dolor que aquello podría significar para ella…

Jorge le preguntó: ” ¿Estás bien mi amor…?”. “Ssssssiiiiiiiii……, métemela toda…. por favor….métemela toda……Culéame yaaaaaaa…..” respondió ella.

Isabel estaba de rodillas apoyada sobre sus brazos, sentada sobre mí y con mi verga ensartada en el coño, sus pechos colgaban sobre mi cara… tenía la cabeza de la tranca de su marido dentro de su culo… su expresión era de dolor mezclado con expectación… Le cogí los brazos e hice que no se apoyara en ellos, cayendo su cuerpo sobre el mío… sus pechos se aplastaron contra mi pecho y aproveché para fundirnos en un beso de lengua suave y húmedo… Quería transmitirle seguridad, quería que se relajara… Pasé mis brazos por su espalda y la abracé apretando su cuerpo contra el mío…. De aquella forma su culo se levantó ligeramente y se abrió, facilitando la tarea de su marido ahora mi camarada. La mantuve así y me dediqué a acariciarle la cara mientras movía mi verga lentamente dentro de su coñito… Entonces pude ver la cara de Jorge, roja de excitación. Nos miramos y nos transmitimos un sentimiento de complicidad y agradecimiento…

Jorge comenzó a empujar con suavidad pero con decisión… Ella respiraba agitadamente y yo podía sentir cómo la verga de Jorge se abría paso en las entrañas de Isabel… hasta que sus huevos chocaron con las nalgas de su mujer…y mis huevos. Nos quedamos los tres inmóviles durante unos segundos… Isabel, por primera vez en su vida, tenía dos vergas grandes, gordas y duras en lo más profundo de su ser… comenzó a temblar… era como si tuviera frío… pero no… se estaba corriendo…. estaba teniendo un orgasmo sublime, suave, maravilloso…

“¡¡¡Qué arrechera , cuánto placerrrrrrrrrr………!!! exclamó en un susurro.

Sentía la verga de Jorge a través de la membrana que separa el coño del culo… Él empezó a moverse lentamente, iniciando un suave mete-saca en el culo de Isabel, que seguía abrazada a mí con sus tetas aplastadas contra mi pecho y se reponía de su enésimo orgasmo… Me coordiné con los movimientos de Jorge y también comencé mi mete-saca en el coño de Isabel… Ahora tenía dos vergas en movimiento en sus entrañas y estaba seguro que pronto iba a encadenar el orgasmo que terminaba con uno nuevo y quizás más fuerte… Jorge aumentaba el ritmo en el recién estrenado culo de su mujer… yo apenas me movía puesto que sus embestidas ya provocaban el movimiento suficiente para que mi verga entrara y saliera del coño de ella sin apenas moverme… Isabel volvió a apoyarse en sus brazos, separándose de nuestro abrazo y volviéndome a ofrecer sus pechos en mi cara… volví a pegarme a ellos como un niño… chupando, lamiendo, mordiendo… Sus pezones iban a reventar… Isabel jadeaba, gemía…me daba su lengua, me miraba y decía que rico con una mirada de complicidad hacia mis ojos su cara estaba desencajada de tanto placer… sudaba… el sudor resbalaba por su cara, por sus pechos… por todo su cuerpo, haciendo aún más morboso el momento que estábamos compartiendo…

Podía ver la cara de Jorge.. estaba tenso… concentrado en su trabajo que le estaba ofreciendo a su mujer… pensé que ninguno de los dos aguantaríamos mucho más… Isabel volvía a convulsionarse… a temblar… tensando los músculos de la cara… sus manos estrujaban las sábanas… se estaba corriendo una vez más…. ” ¡¡ Me están rompiendoooooo….. me están abriendooooo…… me corrooooooooo………aghhhhhhhh………. !! ” Y volvió a desplomarse sobre mí…

Jorge fue disminuyendo el ritmo… pensé que sentía la inminente corrida… Isabel pensó lo mismo que yo porque se dirigió a su marido con voz entrecortada: ” Espera mi amor….. no te corras…. espera…. la quiero en mi boca….. por favor… ” Ella alargó su mano derecha hacia atrás colocándola en el vientre de su marido, que estaba pegado a sus nalgas, con ademán de que le sacara la verga. Sentí como Jorge abandonaba el canal trasero y cómo su tranca se retiraba lentamente… ¡plop!. Una vez sintió su culo liberado del intruso, se sacó mi verga del coño y se dejó caer a mi derecha, volteándose y quedando boca arriba sobre la cama…. “Acércate mi amor… ven mijito.. dame tu leche…” le dijo a su relativamente asombrado marido, que había comprobado cómo en aquella tarde su recatada y atractiva mujer se había liberado de una educación represiva y unos prejuicios impuestos y se había revelado como una gran zorra, una gran puta y una gran perra… como una mujer decidida a disfrutar de su cuerpo y a dar placer con su cuerpo…

Jorge, con síntomas de cansancio, se acercó al lado derecho de la cama y se colocó de rodillas acercando la verga a la boca de su mujer… Isabel no perdió el tiempo y la engulló con avidez mientras pasaba la mano derecha entre las piernas abiertas de su marido para acariciarle el culo… Me sorprendió lo zorra que se había vuelto al pasarse la verga de su culo directamente a su boca, sin mayor problema… Isabel alargó la mano izquierda y me agarró el nabo, tirando de él hacia arriba… entendí que quería que me colocara en la misma posición que su marido, y así lo hice… Estaba acostada en la cama, boca arriba. A su lado derecho estaba Jorge con la verga a punto de explotar en la boca de su mujer, que chupaba, lamía, besaba y relamía la tranca con dedicación… A su lado izquierdo estaba yo, recién colocado y dispuesto a recibir el mismo tratamiento que Jorge…

Ella pasó su mano izquierda entre mis piernas abiertas, al igual que hizo con su marido, y se dedicó a acariciarme el culo…. Me apretaba las nalgas…. Jorge y yo nos mirábamos, cansados pero excitados, esperando la inminente corrida y disfrutando de las desconocidas y sorprendentes habilidades de Isabel… Con las manos ocupadas en nuestras nalgas, ahora ella alternaba nuestras vergas en su boca buscándolas con sus labios y con su lengua……. Le acariciábamos los pechos…le pellizcábamos los pezones… y ella estaba enloquecida esperando la descarga… ansiosa de leche en su boca… “¡¡ Quiero tener dos vergas en mi boca… juntas!! ¡¡ Quiero que me llenen la boca de leche… Quiero tragármela toda…!!” Jorge y yo nos agarramos la verga con la mano y se las metimos juntas en la boca de Isabel… Sentí mi verga junto a la de él y ella abriendo su boca al máximo para poder acaparar los dos nabos al mismo tiempo… Parecía que sus ojos se iban a salir de las órbitas…

Los tres estábamos muy, pero que muy excitados, y tanto Jorge como yo ya teníamos muchas ganas de corrernos y liberarnos de tanta tensión acumulada…No podía aguantar más ni quería aguantar más… Isabel todavía jugaba con las dos vergas en su boca… ” ¡¡ Mira que tu mujer es zorrita ahhh… !!” ¡¡ Viste que eres puta Isabel…!!” exclamé sintiendo el inminente orgasmo… y exploté…

Mi cabeza y mi verga estallaron en una corrida descomunal… Miré fijamente a la cara de Isabel que, sintiendo mi orgasmo, separó el nabo de su marido y abrió su boca y sus ojos para disfrutar de aquel momento irrepetible… recibió la primera descarga con avidez… pero también la segunda… y la tercera… no dejaba que se escapara una sola gota… y al mismo tiempo que la leche inundaba su boca era tragada hacia su garganta con una avidez impresionante… La cara de Isabel era puro morbo. Ver cómo su boca recibía y tragaba la corrida era puro morbo…

Mi verga no paraba de expulsar borbotones de leche y yo hacía esfuerzos por mantenerla dentro de la boca de Isabel y mantener el equilibrio… Jorge, excitado por el espectáculo, acercó el rabo a la boca de su mujer con desesperación… Ella, consciente de lo que ocurría, intentó abrirla más y… Jorge también explotó… Cuando mi verga ya escupía los últimos chorros, su marido comenzó a descargar, e Isabel repitió la operación de no dejar escapar ni una sola gota de semen, ahora de su marido… Terminada mi corrida me dejé caer hacia atrás exhausto, y me quedé sentado en la cama junto a Isabel mientras ella seguía engullendo las últimas descargas de Jorge su cónyuge..

La imagen era de lo más morboso: Isabel, una atractiva hembra de 32 años, estaba acostada boca arriba en la cama totalmente desnuda, su cuerpo brillaba cubierto con una capa de sudor… tenía un hombre desnudo a cada lado mientras se pasaba los dedos de la mano derecha por su boca, relamiéndose las últimas gotas de semen con la lengua…

Los tres teníamos la respiración agitada y nos quedamos en silencio durante unos segundos, acostados, recuperando el aliento…

Jorge abrazó a su mujer y la besó con un beso de lo más sugerente… pensé que estaba saboreando su semen y el mío en la boca de ella… Nos recuperamos poco a poco mientras comentamos lo maravillosa que había sido la experiencia. Jorge estaba realmente contento, cansado pero muy contento… Isabel se notaba satisfecha y algo sorprendida de sus reacciones tan sensuales y tan morbosas con los dos machos que había tenido a su disposición aquella tarde… Yo sonreía y les comentaba que estaba muy satisfecho y muy contento por lo bien que había salido todo. Les comenté que me parecían dos personas extraordinarias y que me alegraba de haberles “pervertido” un poco…. Nos reímos a carcajada… Jorge dijo que le daba mucho morbo ver a su mujer con otro… que había disfrutado mucho… y me agradecía mi actitud de tacto y respeto con ellos sin haber renunciado al morbo y a la sensualidad…

Mientras escuchaba esto alargué mi mano izquierda y comencé a acariciarle los pechos a Isabel… Jorge y ella sonrieron y se miraron, Isabel se giró hacia mí y me morreó con ganas mientras me agarraba la verga y los huevos y me daba un ligero meneo…me levante y les comentaba que ahora ellos deberían quedarse acostados, y cuando yo me fuera deberían echar un buen polvo apoteósico recordando la experiencia vivida esta tarde… ambos se miraron y sonrieron…

Me introduje en la ducha y abrí el grifo. El agua caliente cayó sobre mi cuerpo y una agradable sensación me envolvió… cerré los ojos y me relajé…

Sentí que la cortina de la ducha se descorría y abrí los ojos… Isabel aparecía con cara de traviesa… “Me envía mi marido…” me dijo mientras echaba shampoo en su mano y empezaba a enjabonarme el cuerpo… lo hizo rápidamente, me enjabonó todo el cuerpo mientras yo me dejaba hacer con los brazos levantados y apoyados a cada lado de la ducha… Sus manos recorrían cada centímetro de mi piel, me enjabonó el pecho, el vientre… se agachó… siguió por mis piernas desde abajo hacia arriba hasta que llegó a mi verga y a mis huevos… después se colocó detrás de mi y continuó por mi espalda hasta que llegó a mi culo… me enjabonó bien la raja, pasó las manos entre mis piernas y me agarró la verga otra vez… el agua corría por mi cuerpo y el jabón iba cayendo… Isabel se colocó en cuclillas detrás de mí mientras se guía agarrándome la verga. Comenzó una lenta y agradable masturbación y a los pocos segundos sentí su lengua hurgando en la mi culo otra vez (parece que le gustó, pensé). Cuando llegó a mi ojete mi verga empezó a despertar otra vez, no con tanta fuerza como las veces anteriores…

Isabel inició una agradable y morbosa comida de ojete mientras seguía meneándome el nabo cada vez con más fuerza… cada vez más paradita sin llegar a empalmarse del todo… Yo continuaba con mis brazos apoyados a cada lado de la ducha, dejándome hacer, sintiendo el placer que me regalaba aquella mujer… A los pocos minutos sentí que la corrida se acercaba…. no hice nada por aguantarme, no hice nada por retrasarla… y mi verga comenzó a expulsar semen que caía al piso de la ducha y se perdían por el desagüe mientras Isabel me daba los últimos lametones en mi ojete… Cuando acabé Isabel se puso de pie delante de mí, rodeando mi nuca con sus brazos y aplastando sus pechos contra el mío, me besó con mucha lujuria…

Luego me dijo que quería ducharse y me salí de la ducha, me sequé y me fui hacia la habitación, donde se encontraba Jorge recostado en la cama, todavía desnudo, fumándose un cigarrillo… “¿Qué?… ¿te gustó…?” me dijo sonriendo.

“¡¡ Ufff…Tienes una mujer volcánica !!” le contesté sonriendo… “Es maravillosa, de verdad, todo un volcán…”

“Si supieras que nunca había sido así…” me contó Jorge. “Isabel es una mujer maravillosa, pero hasta ahora, por su educación había sido una mujer muy convencional en la cama… Estoy realmente sorprendido de sus reacciones de hoy… No te puedes imaginar lo alucinado y lo contento que estoy… Creo que se ha abierto una puerta en nuestro matrimonio…. Y lo más importante… te lo debemos a ti…” me confesó Jorge.

Yo estaba sorprendido y agradecido por los comentarios y las confesiones que me hacía…

“Llevaba años pidiéndole que me dejara darle por el culo…. No te imaginas lo que significa para mí lo que ha hecho hoy… ¡¡ Regalarme su culo… !!. Continuó…..

“Sólo hice lo que me pediste y lo que te prometí hacer… nada más…” le contesté… “Además, pegarme a tu mujer ha sido una experiencia impresionante y muy, pero que muy morbosa… Yo también te agradezco muchísimo que me lo hayas permitido…” “Y yo espero que no sea la última vez…” comentó Isabel con una sonrisa mientras salía del baño… Jorge y yo nos reímos a carcajadas….

Una vez me terminé el cigarrillo miré el reloj y ya hacía 5 horas y media desde que conocí a Isabel y comencé a vestirme.

” Han pasado cinco horas y media desde que nos sentamos en el restaurante” comenté. “Cinco horas y media que han cambiado nuestras vidas” subrayó Jorge. “Sí mi amor, esto ha cambiado nuestras vidas, porque espero que repitamos esto de vez en cuando… ¿verdad?” comentó Isabel.

Yo ya había terminado de vestirme y me dispuse a despedirme…

“Bueno… ya saben lo que tienen que hacer… ahora toca el polvo matrimonial recordando la experiencia vivida y compartida… consejo de experto…” les dije mientras me acercaba a la puerta. Ambos sonrieron. Isabel estaba de pie y se acercó a mí. “Gracias por todo papito” me dijo…

Jorge se levantó de la cama y se acercó a nosotros estrechándome la mano efusivamente con sus dos manos “Gracias, gracias por todo… A partir de ahora quiero que sepas que te considero mi amigo…” Me dispuse a abrir la puerta. Jorge e Isabel se miraron… Isabel se acercó a mí y me dio un último beso en los labios “Gracias por el placer que me has dado… hasta pronto” “Eso, hasta pronto…” repitió Jorge…”Mañana te envío un e-mail… adiós”.

Abrí la puerta, salí y la cerré mientras los dos me miraban de pié, desnudos, uno al lado del otro…

Después de aquella maravillosa experiencia organizamos alguna otra, también maravillosa, que espero contarles. Jorge me confiesa los cambios que ha experimentado Isabel en su comportamiento sexual y me comenta que sus vidas han mejorado en ese aspecto. Ahora se sienten más cómplices, ahora comparten un secreto juntos…

Quiero insistir en que este relato es totalmente verídico y que, básicamente, sucedió tal como lo cuento. Quizás me ha quedado un poco largo, pero he querido hacer incapié en los detalles porque me parecen muy importantes.

Agradecería cualquier comentario sobre esta experiencia, tanto de personas que sueñan con hacer algo parecido como de parejas que vivan su sexualidad de forma liberal y compartida. Sobra decir que estoy abierto a sugerencias y proposiciones de este tipo, siempre que se desarrollen en un clima de educación y respeto mutuos y en un ambiente de morbo , sensualidad y siendo heterosexual entre los machos que participen .

Me gustaría recibir sus propuestas y comentarios , así como por este medio conocer más parejas a las cuales les pueda ayudar por lo menos en su primera vez , tengo otros relatos de mi autoría que igual son 100 % reales que puede intercambiarlos con la persona que quieran….

BENDITAS SEAN LAS MUJERES.

Autor: Tato

jinetearrecho@hotmail.com  ; semental_de_esposas@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Borbotones de semen para Aracelly con permiso de su marido 2

Continuación…

Después de lo que habíamos vivido Aracelly y Yo en nuestro apasionando encuentro transcurrió algún tiempo pero nunca perdimos el contacto , nos llamábamos muy a menudo y la primera vez que conversamos de lo sucedido me supo explicar que nunca había tenido una experiencia así que se había sentido súper bien y que lo quería volver a hacer conmigo pero esta vez si tenía que estar presente su esposo, que de hecho esa siempre fue la idea principal y que nosotros dejándonos llevar por nuestra loca pasión desenfrenada e instinto animal terminamos en lo que terminamos y ¡¡¡ Cuantas veces terminamos ¡¡¡ .

Siempre se noto que le caí muy bien y lo que me hizo saber aumento mi ego al saber que le hice disfrutar, siempre he pensado que un buen amante es aquel que hace pasar de maravilla a su pareja hasta olvidándose de él mismo , esos recuerdos , esas escenas pasaban muy seguido por mi mente durante todas las veces que hablábamos hasta hubo repetidas ocasiones que a mi subconsciente venía el recuerdo de ese olor a hembra que sólo ella tiene…

Un día justo cuando estaba atareado en mi trabajo sin pensar en nada de mis puterías sino dedicado a fondo a lo mío , mi compañero de labores me pasa una llamada y dice es la voz que siempre que la oyes saltas , de verdad no pensé que sería Aracelly , mi Aracelly, la que me arrecha hasta más no poder , saludamos muy cordialmente de una manera afectuosa y de sopetón me soltó la noticia de que ya habían acordado con su marido la fecha , lugar y hora exactos en dónde sería nuestro ” primer encuentro ” claro con su marido y ella a la vez , ( si no haz leído la primera parte de este relato te recomiendo que la busques y sepas exactamente a que es lo que me refiero ) , sólo me llamaba para comunicarme y saber si estaba yo de acuerdo a lo cual asentí y quedamos de acuerdo impostergable para el día viernes próximo ese día de la llamada fue un miércoles así que faltaban apenas dos días que pasarían volando.

Ese día llegó y en el momento en que me levante pensé, este es el Gran Día, me puse mi traje y fui al trabajo , a las 4 de la tarde llama Aracelly a la oficina para hacerme acuerdo de que no tenía que saber su esposo de nuestro encuentro anterior, me lo pidió de una manera muy suplicante y me di cuenta que estaba asustada un poco y le supe tranquilizar dándole la plena seguridad que no se enterará por mí al menos .

Llegó la hora señalada, estuve esperando unos 15 minutos en la licorería La Cigarra muy popular en mi ciudad dónde se estacionan muchos carros con chicas y la joda es muy divertida , mientras esperaba, me topé con unos amigos de colegio con unas pollas que conocí hace mucho tiempo saludamos, besos iban y venían , teléfonos, tarjetas , etc… hasta que pude visualizar el carro , en el cual estaba Aracelly al lado del copiloto y me guiñó el ojo derecho para insinuarme que no me acercara con tanta confianza ya que se suponía que Guillermo el esposo de esta mujer alucinante no sabía de nuestras avanzadas intimidades , así que me hice el gilipollas , brindé un par de tragos de cervezas con mis amigos de antaño al mismo tiempo que me despedía prometiéndonos volvernos a contactar con las mismas chicas que les vacilamos cuando críos y me invitaban a quedarme con ellos , no me falto la voluntad de quedarme con ellos ya que las chicas ahora estaban más ricas que en esos tiempos y para ésta época ya tendrían acumuladas más experiencias y se podría disfrutar de una manera más profunda de su compañía, pero puse en contados segundos en una balanza las dos razones y me fui con la que en ese momento para mí tenía mucho más peso y era la de estar con Guillermo y Aracelly , esta encantadora mujer que había arrebatado mis sentidos y desordenado mis ideas haciendo un rebulicio toda mi cabeza, me despedí de una buena vez de mis viejas amistades teniendo en mi billetera la manera de contacto y me disculpé por no poder quedarme diciéndoles para no ser grosero ni menospreciar de alguna manera todo lo con ellos vivido excusándome al decirles que era una cita de negocios la que me estaba esperando en ese carro al frente nuestro estacionado.

Me acerqué hecho el tímido , hecho el imbécil a preguntar ( como si no estuviera seguro ) que si ellos eran Aracelly y Guillermo , pues los dos a unísono dijeron , tú eres Tato ? Respondí que sí y me hicieron subir en la parte de atrás del carro, Aracelly había comenzado a hacer un teatro de esos buenos que yo la miraba a los ojos y ni siquiera se ponía nerviosa con tanta seguridad que llamaba mi atención me preguntaba que cuanto tiempo estuve esperando, que si supe que eran ellos conforme alo indicado anteriormente en la conversación telefónica, que cual fue mi sorpresa al conocerles, etc… Yo como todo un buen actor la secundé en todo y contestaba igual como si nada , como que no hubiéramos tenido una arrecha noche juntos de esas inolvidables, mientras tanto Guillermo iba callado , conducía y de repente con sonrisas me miraba tratando de ser simpático conmigo por el retrovisor y trataba de romper el hielo , me dijo Guillermo a dónde prefieres ir ? Le dije que a cualquier parte , claro que él no se refería que nos íbamos a follar en ese momento primero quería conocerme a ver si le parecía a su esposa , etc, etc, se refería a irnos a un bar a una barra o a cualquier parte dónde podamos conocernos mejor haciendo tertulia , pues pasábamos por un lugar en dónde venden cócteles y le dije para aquí , bajé compre uno con sabor de menta y recorríamos la ciudad conversando , conociéndonos, fuimos a un mirador , apagó el carro y nos dedicamos a platicar , de mis experiencias , de mis contactos, de que tal me había ido , tribalidades y algo más hasta que se acabó el cóctel y estábamos un poquito ya alegres y habíamos roto el hielo desde que paró el carro en el mirador , conversábamos de todo un poco algunas de mis bromas les causaba risa fuimos al lugar de los cócteles y el bajó a comprar ahora y hasta que le atendieran nos quedamos solos ella y yo en el carro y le alcancé a decir , que bien que finjes ¡ no ¡ , a lo cual me quedo viendo con una mirada de picardía absoluta y exhuberante malicia , me dijo deja que las cosas se sigan dando así como van y verás que la pasamos genial , el vino se sentó seguimos conversando se bajo a coger el vuelto y unas chicas que estaban ahí comprando le pararon bola ya que Guillermo es muy atractivo y ella le pito para que venga , a lo que se acerco Guillermo le hice un par de bromas y ella como molesta le quedó mirando yo le dije a Guillermo , nos resultó celosita ¡¡¡ahhhh ¡¡¡ Cuando arrancamos el carro y nos disponíamos a salir del lugar las chicas por sacarle pica le gritaron , que lindos ojos papito ya que los tiene verdes color esmeralda, es blanco , alto cara perfilada , aunque soy hombre y muy hombre sin inclinaciones para ningún lado que no sean las féminas debo admitir que es muy atractivo . seguimos después de este incidente recorriendo la ciudad hasta que llegamos de nuevo al lugar dónde estaban mis amigos del colegio en la licorería La Cigarra y Guillermo para tener privacidad con su esposa me pidió que por favor los disculpara que necesitaban hablar a solas un momento , sabía lo que iban a hablar pero yo ya tenía la seguridad previa de la aceptación de ella ahora sólo faltaba él, conversaron unos diez minutos mientras que Yo me bajé a coquetear un chance con mis amiguitas que seguían ahí estaba sembrando para una no muy lejana cosecha y me pitaron , me volví a despedir e ingresé nuevamente al carro él me habló muy solemnemente y me pidió con palabras muy elegantes que se la folle a su mujer esa noche , lo primero que hicimos fue ir a buscar un motel mientras en el transcurso del camino me decía que le he parecido muy simpático , de mente amplia, inteligente y muy sencillo y que eso apreciaba mucho de mi parte a lo cual yo fui recíproco, me dijo que si todo esto salía bien que me invitaba a ser su acompañante oficial de sus horas de arrechera junto a su esposa , claro está todo dentro del respeto mutuo y el lado heterosexual sobre todas las cosas . Llegamos al motel que ellos conocían y no había ni una sola habitación disponible, todas llenas y los carros a la cola esperando que desocupen una , nos llamó mucho eso la atención y nunca me había pasado eso en ningún motel de los que frecuentaba , fuimos a otro y lo mismos , yo dije sí que se culea en Quito los viernes por la noche y le pedí que condujera por dónde yo le llevaba con mucha seguridad , hice una llamada de mi celular y un contacto de esos que nunca me faltan ya que soy muy amiguero y me gusta ,llevarme para bien o para mal con todo el mundo ( Con decirles que hasta tengo amigos ladrones, narcos , mujeriegos , vividores, streepers , roba carros , etc …así mismo amigos de gobierno , de empresas y de abolengo aristocrático que todos me sirven igual al tiempo que los necesito, sirven no de servidumbre si no de utilidad ) nos dio la buena noticia de que en el motel de él me podría reservar una pieza hasta que llegáramos que más o menos serían unos 20 minutos de cruzarnos la ciudad , si lo que queríamos era tiempo para conocernos mejor con Guillermo pues no nos dio pereza cruzarnos la ciudad por una vía rápida hasta llegar a nuestro destino, llamé de afuera del motel y me dijo que pasaremos pero el se imaginaba que iba yo con una mocita , cual fue la sorpresa que nos ve a los tres en todo caso el pensó que faltaba una chica la que nunca se bajo del carro , me dio las llaves de la habitación la mejor que tenían me dijo él , ya que tenía ,sauna , turco , hidromasaje , colchón de agua y maravillas y medias que al final nunca las utilizamos ya que fuimos a otra cosa…

Entramos los tres después de ver el asombro de mi amigo la habitación de lujo que nos daba un aire de recogimiento y paz , pusimos música, comencé a bailar con ella , mientras él puso la tele y pasaban justo en ese momento una chica que le follaban dos tipos gringos por delante y por detrás , ella regresó a ver y dijo eso es lo que quiero para lo cual él se abalanzó encima de ella mientras yo por ser respetuoso me senté en el sillón cómodo a ver el espectáculo en vivo y el de la película, los jadeos de la gringa arrecha hicieron que se me pare de una el animal y seguía viendo por los espejos como se jamoneaban el par de esposos , después que se sacaron la ropa lo primero que hizo Aracelly es llamarme yo fui y se bajó de un solo movimiento brusco a la cremallera de mi pantalón mientras su esposo veía y se comenzaba a arrechar ya que se le comenzó a parar también a él al verme ahí gozando con su cónyuge, me sacó con desesperación mi falo y lo empezó a mamar en delante de su maridito a él le vino una expresión a su rostro como de asombro como diciendo, ¡ Qué puta eres , no pensé nunca que podrías hacer eso con otro macho ¡ pero al mismo tiempo sentía en su misma reacción aprobación y permiso para que Yo y ella pudiéramos hacer libremente lo que quisiéramos con el deleite de su mente morbosa ( Todos somos morbosos ) claro unos más que otros y a mí para morboso pues llámenme .

Yo en mis adentros decía yo ya conozco este aroma, este olor tan característico de ella, a hembra arrecha , a mujer amante y amada olía a Aracelly, a esa mujer que tanta leche me hacía producir , era lógico pensar que si ella era la que me hacía producir en cantidades industriales pues que ella misma se la goce y nadie más.

Yo morboseaba con ella , lo que más me gustó aquella noche fue su mirada , esa mirada llena de complicidad y erotismo que emanaba su ser , sus ojos centellantes de lujuria que sólo pedían que por favor se la cogiésemos como es apropiado, nos besábamos con nuestras lenguas babosas, pasaba mi lengua por toda su espalda , me dirigí a su chucha esa panucha que tanto placer me había dado en una ocasión anterior , esa cuca que me hizo terminar como ocho veces en la misma noche ese coño tan dulce y apetecido por mi boca , traía una tanga de esas que sólo son sostenidas con hilos que traen lacitos a los lados , ella tomó un hilo y lo haló yo hice lo mismo con el del otro lado y ahí estaba esa vagina depilada estilo corte cadete de los militares cortada a ras a los lados y con un mechón de pelo en la mitad y se podía apreciar sin mirar con detenimientos los labios gruesos y en la mitad un pupito desafiante como diciendo aquí estoy estimúlenme , la puse en cuatro me deslicé por debajo de una manera acrobática y rápida sin perder tiempo como pude y me instalé debajo ella como queriendo hacer un 69 y la empecé a lamer su coño disfrutando el olor que expedía y los líquidos que emanaba mientras ella cariñosamente le hizo una seña a su amado esposo haciéndole entender de que se acerque , así lo hizo y empezó a mamarle , ahí estaba yo , viendo un espectáculo por los espejos pegados a la pared de la habitación que me ofrecían una posición inmejorable , mientras más le lamía la chucha ella más se excitaba y supongo que le apretaba friccionando de mejor manera la verga de su esposo por que él ya comenzó a relinchar de placer , después de estar por mucho tiempo así en esa posición en la cual yo le daba placer a ella y Aracelly a Guillermo su esposo, había momentos en los cuales de vez en cuando cogía mi pene que apuntaba al techo y lo mamaba adecuadamente y esto aceleraba el ritmo de excitación recíproco que en ese momento nos estábamos dando los tres, nos pusimos de pie separándonos por unos instantes para ver como mismo podíamos hacer gozar y disfrutar de esa encantadora mujer que tenía unas ancas de potra saina , me puse yo acostado sobre mis espaldas y ella advirtió mi erección en su estado de apogeo y alzó su pierna izquierda para acomodarse y darme lugar entre sus bien abiertas piernas , mi cadera envistió hacia arriba buscando su vulva caliente , húmeda y pegajosa para darle a continuación mi cabeza del pene que se fue metiendo al gusto de ella sintiendo poquito a poco cada milímetro de mi herramienta para atender mujeres, se lo fue acomodando hasta que sentí mis huevos que parecían albardas llenas de carga que colgaban una a cada lado, seguimos moviéndonos conforme nos pedía la excitación de nuestros cuerpos en un va y ven por parte de ella de arriba hacia abajo y yo en movimientos giratorios dibujando círculos imaginarios con mis nalgas en la cama del motel , esto enloqueció a esta mujer arrecha y se fue viniendo encima mío con un beso y mordiendo mi labio inferior se corrió copiosamente inundando mis testículos y mis pelos zambos de litros de líquidos de su primera corrida de la noche, mientras tanto su conviviente , sólo veía como me la iba comiendo y disfrutaba a plenitud a su cachonda mujer, era lógico que eso no iba a quedar ahí , inmediatamente se lanzó encima de ella su esposo que como un semental con luna llena lo único que pensaba su cerebro era poseerla por lo menos un ratito así que se la presté un ratito , jajajajajaja, para que se entretuviera mientras yo maquinaba que más hacer con ese culo glamuroso , el la estuvo dando bambú por un buen rato y se corrieron los dos al mismo tiempo diciéndose que se amaban y que lo que estaban viviendo era genial…

Después de esto Aracelly sudada se dirigió hacia mi preocupándose de que yo no había eyaculado aún y me dio una mamada de esas de copa y ganó el concurso ya que con mi leche le premié por todo su cuerpo frontal , en el momento que iba a terminar la acosté de espaldas y me jalé una paja encima de su monte de venus mientras su marido mi amigo y camarada veía como terminaba excediéndome a mí mismo en mis capacidades copulativas ya que mi leche fue a dar con la fuerza que salió y en magnos chorros hasta el cuello de Aracelly, bañando sus tetas , su ombligo , su vientre, su pelo , y una desafiante gota gruesa fue a dar en la pierna de Guillermo ya que me verga parecía una manguera a presión incontrolable, él en esos momentos se encontraba al lado de su querida esposa besándola con lenguetazos en la boca mientras me pajeaba por lo cual después de unos minutos que recuperé el aliento supe manifestarle mis disculpas ya que no fue mi culpa que aquello suceda por que el se limpió con la cubrecama de nuestro lecho del sexo con cierta admiración , asco susto por lo que aconteció.

Conversamos un rato bañados los tres en sudor expresando lo bien que cada uno de nosotros lo había pasado con lo cual después de una media hora ella cogió mi pene y se dedicó a manosearlo conjuntamente con rasguñitos débiles que le daba a mi escroto y mi garrote no pidió más estímulos y se levantó valeroso, desafiante , buscando batalla , una batalla más que se debía librar en aquella misma noche de guerra cuerpo a cuerpo .

Ella de a poco se lo acomodó nuevamente dentro de su vientre de terciopelo y nos dimos placer por un buen rato mientras mi body, mi compañero de esa guerra nocturna me empezó a ayudar acariciándola por todo el cuerpo mientras yo le metía mi verga , él , su esposo acariciaba el clítoris de ella con sus dedos mientras yo seguía con mi mete y saca , con mi adentro todo y afuera todo, ella gozaba como pocas y sentí que terminaba en orgasmos pequeños repetidas veces hasta que la puse en cuatro y la empecé a dar por atrás pero por su respectivo huequito de placer delantero, luego él se puso delante sentado frente a ella mientras se besaban y le bombeaba como una máquina de coger ella gritaba más que los de la peli, a cada arremetida mía ella absorbía la verga de su esposo haciendo sonar como cuando a un niño le quitas el chupete que no te quiere dar y se lo arrebatas a la fuerza, me dijo Guillermo tomando un aire de posesión y dueño de la fémina que me saliera que él entraba y le puso su carajo apenas salió el mío en la chucha y me dijo con voz de orden que le cogiera el culo yo primero mientras él le agasajaba por dónde salieron sus hijos cuando parió, hay que reconocer que mi verga es más pequeña que la de él , la del esposo de Aracelly es más gruesa y se la hace ver más tuca , la mía de grosor es moderada pero de largo se defiende bien teniendo un encorvamiento en el glande hacia mi ombligo de tantas pajas de la adolescencia o por genética propia, comencé a tratar de perforarle el culo pero no podía por que él ocupaba un buen lugar en las intimidades de ella y además yo no quería hacerle daño más por respeto que por nada , viendo que no podía por más que intentaba a pesar que por las múltiples corridas que ella se había pegado con anterioridad los tres estábamos lo suficientemente lubricados como para todo , pero la verdad no pude culearle , el tomando un aire de profesor y con más confianza en noches de pasión con su mujer se levanto me mando al puesto de él y ella con desesperación quería sentir las dos vergas frotándola lo más pronto , le puse mi verga en la chucha y él de un solo empujón como diciendo así se hace huevón la metió … como explicar esa sensación se achicó más el hueco de ella y al sentir separadas ambas vergas por una telita delgada que prácticamente se frotan entre si pero sin toparse causa una sensación de placer única que es digna de recomendar que lo intenten , los tres cuerpos gozamos como uno solo durante una media hora que ya cansados del tensionamiento de nuestro músculos todos tres decidimos cambiar deposición a petición de Aracelly que quería que yo de perfore ahora el culito , con esa clase práctica de mi buen amigo profesor y yo como buen alumno que soy aprendí con el curso intensivo de media hora y ahí estaba yo ocupando el culo de esa hembra arrecha mientras su marido le daba por delante , terminamos los tres al mismo tiempo los dos dentro sin sacar nuestros miembros dándole fin a una acalorada noche de lujuria y sexo la sellamos con broche de oro , y ella quedó abierta y rendida , lo que recuerdo que dijo es, ¡ uuuuuufffffffff me partieron en dos…. ¡ dándonos un beso a cada uno en la boca y con lengua agradecida con nosotros dos . Lo más rico fue que cuando yo estaba debajo de ella me besaba desaforadamente cuando apenas podía cerrar la boca de tantas quejas y jadeos mientras puteaba decía en frases casi indescifrables en donde sólo le podía entender la palabra al fin , al fiiiiin los dos dentro , como quería .

Después de esto con los dos hice una amistad muy sana y sincera en la cual cada vez que les da ganas de estar entre tres me llaman a mi celular, bajo siempre que me invitan a su casa , hacemos sesiones de sexo casi interminables por horas , el se cansa de cogerla cuando ya termina y yo sigo cogiéndola hasta que amanece y el me dice Tato , sí que eres aguantador, le doy verga por horas sin que yo termine muchas veces sólo las suficientes mientras ella termina una tras otra ves mientras el nos filma con su cámara digital que tienen como colección de películas amateur para calentarse cuando yo no puedo estar con ellos , como camarógrafo es bueno y disfruta filmándome como le doy a su mujer , como yo ya me cambié de ciudad me vienen a visitar en mi urbe …el otro día sonó mi celular mientras dormía así que me levante a contestarlo entre medio dormido y despierto era un sábado por la tarde a lo que contesto me dice la una voz toda excitada :

– Taaaatoooo

Sí Quien habla ( Extrañado )

Soy Aracellyyyy

Hola un gusto

Dónde andas ?

Estoy aquí en tu ciudad ?

En serio ?

Estamos con Guillermo en el mejor Hotel de la ciudad

En serio ?

Sí y quiero que vengas lo más pronto , porque te extraño y te necesito

Se le oía que estaba como rara , excitada y le digo:

Qué estas haciendo

Dirás que están haciendo

De verdad ?

Siiiiiiiiii veeeeeeeeennn

Que rico

Ven lo más pronto te necesito.

Estamos en la habitación 324

Estaré en una hora.

Fue el tiempo justo que necesitaba para bañarme vestirme , coger un taxi y dirigirme al hotel , cuando llegué y pregunté en recepción por ella me dijo , lo están esperando y al mismo rato los llamó , contestó Guillermo y dijo hola un gusto ya mismo baja Aracelly a recibirte , esperé un momento en el vestíbulo y ahí apareció ella, estaba como agotada de la sesión de sexo que le habrá dado su marido pero cuando subíamos por la escaleras supe acariciarle bien las nalgas que tanto me gustan y alocan y llegamos a la habitación , estaba Guillermo acostado desnudo , solo cubierto por la sábanas de la cama , saludamos y dijo :

Qué bien que hayas venido , puedes empezar ya, por que a los niños les tenemos jugando en la piscina y ya mismo nos toca pasar a recogerlos , bueno yo le dije, con tu permiso y empecé a jamonearle , le mamé la chucha le hice gritar de placer por un buen rato y le hice implorar que por favor la meta, me lo pidió y él también de algún modo me presionó para que lo haga y la empecé a culear ella sólo gritaba , jadeaba , puteaba , se arrrechaba y el desde la otra cama viéndonos se arrechó hasta que vino a ayudarme a despostar a semejante res , entre ambos la culeamos turnándonos por los tres huecos y le supimos dar tanto placer como ella nos dio a nosotros , el terminó y se fue a bañar y yo le seguí culeando hasta que salió, le termine una vez en la boca, pero con eso yo no tenía conformidad así que le puse en cuatro y le hice el culo por un buen rato utilizando diversas posiciones que ese rato nuestros cuerpos nos pedían y así la viré le trabé la chucha de nuevo comenzó a orgasmar como loca , mientras rasguñaba mi espalda y miraba a su marido que a lo lejos se dedico ya asqueado de sexo a mirar la tele mientras que yo seguía poseyendo a su mujer, le terminé dos veces más por esa tarde en el vientre y en el culo mientras su esposo salió a ver a los niños que se encuentren bien en la piscina y se me pasó recién la arrechera, conversamos lo bien que la habíamos pasado de nuevo nos despedimos agradecidos cada cual del otro y Aracelly salió a despedirme en el vestíbulo con un beso arrechísmo en la puerta de la habitación cogiéndome por vez última el huevo mientras nos veían al disimulo unas bonitas chicas que hacían la limpieza , al virar para bajar las escaleras me topé con Guillermo y sus dos críos que apretándome fuerte la mano y con un giño de ojo me hizo entender que pronto nos volveríamos a ver , al regresar a ver a las mujeres que limpiaban al parecer no comprendían lo que sucedía y sólo advertí en ellas una mirada cómplice y de coquetería .

Esto es real a todas la personas que quieran intercambiar relatos conmigo o disfrutar de sus mujeres con un tercero respetuoso, me gustaría ser su amigo, espero que les guste mis experiencias relatadas les dejo no sin antes decirles a los que me leen que tendrán más próximamente…

Tato

jinetearrecho@hotmail.com msn

semental_de_esposas@hotmail.com msn

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Borbotones de semen para Aracelly con permiso de su marido

Siempre he pensado que los relatos eróticos que no son reales , que sólo son fruto de la imaginación no son interesantes por ello quiero compartir con ustedes lo que me sucedió a mí con una mujer alucinante.

Todo empezó por Internet, en una página Web de intercambio de parejas. En la sección de contactos encontré un anuncio que me llamó la atención el cual decía.

” Pareja sin experiencia en la onda swinger quiere relacionarse con afines para pasarla bien y entrar en este mundo del intercambio…. ” al cual escribí con foto adjunta y dentro de pocos días recibí un e-mail en mi casillero que decía ser la respuesta a lo que yo había escrito como asunto, me dio mucha curiosidad hasta un poco de ansiedad diría yo, lo abrí y contenía palabras amables , espontáneas que daban a entender en los pocos reglones que se trataba de unas personas de mente amplia y muy abiertas, indicándome un número de contacto que no era celular para pronto encuentro, usualmente las personas que desean hacer intercambios no te dejan un número telefónico convencional pero ellos lo hicieron lo cual me dio a entender que les había generado cierta confianza y eso era bueno para mí, pensé que era por que les envíe la foto enternado como habitualmente estoy en mi trabajo. Llamé apenas me descolgué de Internet y pregunte por Aracelly, fue una voz cálida y apasionada a mi modo de escuchar la cual inmediatamente supo de que es lo que se trataba mi llamada, se porto muy amigable y conversamos un buen rato de cosas de sexo con mucho respeto entre los dos lo cual sentí que le llenó mucho a ella y estoy absolutamente seguro que le caí muy bien, yo me ponía a sus órdenes para hacer realidad sus fantasías conjuntamente con las de su esposo , todo dentro de un ámbito heterosexual y de mucho respeto, para lo cual yo tengo una chica que es muy rica que ya hemos tenido experiencias de intercambios anteriores y estaba seguro que de conseguir otro contacto con otra parejita iba a ser una bonita y nueva sorpresa con ella con la cual no tenemos más relación que una bonita amistad de confianza mutua pero no es mi esposa ni mucho menos . A mi cónyuge que es muy decente en este sentido del sexo jamás me atrevería a insinuarle ni de chiste esto del mundo swinger, primero por que es muy reservada por la manera en que sus padres la criaron y eso me gusta mucho de hecho es por eso que me enamoré de ella hasta el punto de tener una relación de unión libre no con ello quiero decir que en el tema sexual no la pasemos genial haciéndonos horrores en tres años y medio de nuestra relación más bien le hago de todo y se deja y a veces ella tiene una que otra fantasía que así me cueste la cumplo por que como todos sabemos a las mujeres hay que cumplirlas y punto por que son como el “Eternit” del techo si no les clavas bien se van volando a donde el vecino .

Segundo por que a ella la amo y no quiero lastimarla por que sé como es y no aceptaría jamás una propuesta de este tipo, lo digo con absoluta certeza ya que lo he intentado, es una relación pura de amor sincero por que realmente la amo con todo mi ser, te preguntarás que si la amo por que hago lo que hago, es un defecto que tengo desde la adolescencia ME ENCANTAN LAS MUJERES soy enfermo con ellas ME FASCINAN y punto. No he podido cambiar por más que he puesto mucho de mi parte, cuando más he querido cambiar por mi amorcito de mujer que tengo , no puedo, soy “coqueto” por naturaleza a parte de fogoso y no se puede, si tú eres varón mi amigo me vas a entender hasta lo más subleminal de mis palabras y si eres mujer trátame de entender , entonces quedamos que con ella no lo haría jamás.

Volviendo a lo de Aracelly, me sorprendió mucho que después de haberle dicho que somos pareja no lo tomara como muy importante así que colgué acordando hablar con ella otro día quedándome con el sabor de una nueva conquista ya que le caí del puta madre.

Pasaron por lo menos unos 8 días hasta que la volví a llamar , hablando de todo un poco sentía que ella iba poco a poco adquiriendo más confianza conmigo , hablábamos cosas muy entretenidas no referente siempre al sexo o a lo que le gustaría hacer sino cosas de colegio , que donde había estudiado ella , que donde trabajaba y preguntando si no teníamos conocidos en esas partes o amigos en común, así poco a poco se iba formando una amistad telefónica , ella me describió como era físicamente ya que no me mandó sus fotos por que no tenía scanner y yo aluciné con su auto-descripción a parte que su voz tenía un tono cálido que te daba ganas de estar con ella mimándola y apapuchándola.

Después de unos 15 días recibí en mi oficina su llamada con sorpresa ya que estaba muy atareado en mis labores diarias y me decía que quería hablar conmigo que había acabado de hacer sus quehaceres en la casa y que estaba desocupada y aburrida , que estaba sola y necesitaba compañía ya que estaba en sus vacaciones en el trabajo y no estaba habituada a estar a esas horas de la mañana en la casa, conversamos yo no podía atenderle muy bien ya que estaba muy ocupado hasta que en el medio de nuestra conversación normal me dijo que no quería hacer intercambio de parejas , que a ella no le interesaba hacer contacto con mi pareja de picardías sino más bien que estaba interesada en hacer un trío que esa era una fantasía que ella tenía atravesada entre ceja, oreja y sien, me dijo que ya hace algunos años con su marido ya habían hablado de este caprichito sexual pero que no se atrevían a hacerlo que eso estaba bueno para películas más no para la vida real de matrimonio que llevaban , entonces dejé todo lo que estaba haciendo y me quedé petrificado dedicándome a ella y a las lujuriosas ideas que vinieron a mi mente, quedamos entonces que se haría así como ella quería y que yo me ofrecía sin poner ningún impedimento ( que macho bien parido se negaría  a una propuesta de esta naturaleza ) , me llamaría después para quedar deacuerdo el día. Poco después de unos días recibí su llamada citándome a mí en su casa para presentarme ante su esposo y ver si le simpatizaba a él ya que ella lo tenía todo sigilosamente planeado. No fue mi culpa que llegué tarde a la cita ya que viven fuera de la urbe en una ciudad satélite de gente económicamente pudiente tuve que hacer cosas del trabajo y en vez de llegar a las 7h00 de la noche fui a las 7h45, yo paría y sufría en el bus que me llevaba a acercarme donde ella me esperaría para recogerme en su auto y llevarme a su hogar, pero yo huevón llego tarde a una cita que era la primera….llegue a dicho lugar de encuentro estaban muchos carros esperando a sus familiares para meterlos desde la carretera a dicha urbanización pero el verde deportivo no……, no ¡ que mierda !, casi me daba contra las paredes lo malo es que no había pero el suelo me hacía ojitos, en todo caso me arme de verraco valor y busqué un teléfono en la tienda más lejana si en la más lejana por que si que me costó trabajo encontrar ese bendito teléfono, la llamé me contestó su hermano que vivía al frente después de unos eternos 2 minutos se puso al teléfono, me saludo y me reclamó con justa razón y le dije que por favor saliera le dije cositas bonitas y me disculpó diciéndome que la esperara un cachito…… después de esperar unos minutos vino en su carro verde deportivo inmediatamente supe que era ella aunque no la conocía si no que por que coincidían con todas las características de ella y de las cosas anteriormente acordadas. Me acerqué me dijo ! hola ! con emoción y se disculpo ahora ella por la demora ya que tardo unos 15 minutos me explicó que estaba a punto de acostarse y con mal carácter por mi ausencia y por lo que le quedé mal hasta ese entonces y advertí que le brillaban sus ojos, entré al carro y me dijo al fin…nos besamos en la mejilla y se dirigió a la urbanización de adentro.

Mientras estábamos emocionados en nuestra charla yo tenía también impaciencia ya que sabía que me estaría esperando en su casa su esposo, cual fue la sorpresa que me dijo que no estaba entonces yo supuse que nos quedaríamos conversando en el carro y de ahí ver que pasaba y como acordábamos para nuestro encuentro en trío con su marido pero mientras mas transcurría el viaje le pregunté que a donde íbamos y me dijo…

¡ A mi casa! , yo le regresé a ver sorprendido y me dijo…..

! Sí a mi casa ¡

Inmediatamente pregunté quien está ahí y me dijo que sus dos hijos de 6 y 5 años varón y mujer respectivamente, bien , pues ella a de saber lo que hace pensé y no me detuve en más pensamientos negativos, mientras tanto al son de la conversación pude ver cada ves que pasábamos los postes o farolas de luz que llevaba un pantalón muy apretado al cuerpo negro brilloso , una blusa verde ceñida al cuerpo tipo body y encima una chompa de cuero muy bonita que le lucía bien , ya que era muy bonita , alta, su pelo hermoso con rizos como espiral hasta más abajo de la espalda y sus ojos brillaban más mientras cambiaba la marcha y me regresaba a ver, llegamos a la casa muy bonita por cierto cuando se bajo a abrir la puerta de entrada me di cuenta que tenía un culo ¡ Un culo ¡ … de infarto que si estaba con hipo ese mismo rato se me quitaba de inmediato , que culo, pocos culos he visto así, realmente un culo de reina , que digo de reina de diosa, que digo de diosa de Aracelly , sólo ella lo tiene así yo que pensé que el de mi mujer era el mejor del mundo pues estaba equivocado , el de esta hembra era el mejor y de ahí mi mujer que no se queda atrás, me quedé casi mudo se agacho a abrir el picaporte del suelo y se quedó un rato en esa posición , sabía lo que hacía esa mujer para seducir a un hombre y en mí definitivamente le dio muy buenos resultados mi corazoncito más que impaciencia era arrechera que me hizo dar escalofríos por todo el cuerpo , bien se subió al auto me sonrió y entramos quise bajarme a cerrar la puerta pero se negó ya que habían unos perros enormes lo cual aproveche para ver de nuevo con la luz roja que iluminaba el stop ese culo que era yo creo lo mejor que había botado La Tierra.

Bueno yo , así medio gilipollas, entramos, los perros nos dieron la bienvenida saltando al lado de las ventanas estacionó el carro en el garage bajo techo y dijo , llegamos , bájate, yo con cara de bobo le dije…. seguro…. ?

Me dio alientos para entrar entonces me armé de mucho más valor e ingresé.

Le felicité por su buen gusto, cuando tímidamente salieron los dos capuyos que tenía como hijos a la sala, muy bonitos y simpáticos, hasta me parecieron muy graciosos, jugué con ellos me preguntaron como me llamaba yo como soy muy simpático hasta con los niños les respondí a todas sus inquietudes y hasta jugamos un rato. Hasta eso su madre se acerco con una sonrisa y mirada como diciéndome !que lindo….!, !que tierno….! en todo caso les ordenó que se pusieran la pijama y que se fueran a dormir, ellos obedecieron enseguida y se marcharon entre tanto ella se sentó al frente mío como la sala era grande quedamos a una distancia de unos tres metros y medio, antes de sentarse se dirigió a mí y me dijo no sientes calor ? y yo le respondí que no, que más bien sentía frío ( yo creo que era de la desesperación de tener un mujerón así a mi lado ) en eso se saca la casaca de cuero y queda en una blusita con un escote en la espala que llegaba justo a la gloria , como dice la canción, sí, ese culo era la gloria . Yo me quedé como estúpido mirando aquel lujurioso espectáculo una vez más esta mujer sabía lo que estaba haciendo, así que se sentó, cruzó las piernas, traía unos zapatos de tacón alto que le hacían más alta que yo. Se puso cómoda y me dijo bueno a ver ahora si como es que es, yo me puse seguro de mi mismo y fresco y nos pusimos a charlar por el lapso de unos 45 minutos cuando gritaron de la casa de al frente y se fue corriendo a contestar el teléfono y dijo debe de ser mi marido , se demoró un cuarto de hora mientras tanto yo veía las pinturas de la casa eran unos caballos hermosos en lienzo y como mis pasiones son las mujeres , los caballos, los gallos de pelea, los toros de lidia y las motos me quedé admirando con epicúreo deleite, regresó se sentó y me dijo afuera si hace frío eh, a lo cual asentí, se sentó y la conversación se estaba poniendo más candente cuando de nuevo otra vez el teléfono, fue rápido y yo me quedé en la sala , salieron de nuevo los hijos de mi “amiga” y me puse a pensar que si tenía dos hijos como haría para haber quedado tan exageradamente riiiiica, prendí el equipo de sonido y puse en mi emisora favorita ya que en esta te ponen lo que a mi me gusta , rock, blues, jazz, rock latino y me puse a husmear el tipo de música que tenían ya que eran unas personas jóvenes el de 34 y ella de 29, de pronto regresó esta vez ya no se demoró mucho y lo primero que hizo fue regañar a los chiquillos y ellos alegaron que tenían hambre para lo cual les dijo que les daba cereales con leche y aprovechó para ofrecerme algo a mí, a lo cual asentí y le dije que me brindara un café para lo cual nos fuimos todos cuatro a la cocina en donde me dijo que su esposo no vendría ya que como era veterinario tenía una emergencia con unos animales del Estado y debía atenderlos y se encontraba fuera de la ciudad, hirvió el agua , los niños comieron, era más por molestar que el hambre y se fueron ahora si definitivamente a dormir ya que era tarde, entonces a la vez que yo terminaba mi café bien cargado y dulce ella fue a instalarlos en su habitación mientras yo veía lo hermosa que lucía su cocina, era muy amplia y estaba decorada con excelente gusto, así que regresó yo acabé el café y nos fuimos a la sala al salir de la cocina pasé mi mano al final del escote “osea justo en la gloria” la acaricié al empujarla no me dijo nada más, bien sentí que le agradó y me senté en el mismo lugar en el salón de estar, se fue a comprobar que efectivamente los niños estarían durmiendo y vino y se sentó cómodamente al lado mío en un sofá muy amplio, me dijo que la disculpara por no poderme atender sólo a mí a lo cual le dije que no tenga cuidado, retomamos nuestra conversación pendiente y cada vez era como un volcán a punto de estallar, olía su perfume y ya no soportaba más, YA NO SOPORTABA MÁS.

Charlamos por un largo rato y nos insinuábamos mucho. éramos la pareja perfecta para coquetos llámennos a los dos, el ambiente estaba cálido, a media luz, su perfume ¡ que perfume !, sus tetas , ¡que tetas!, sus ojos cada vez más brillantes que me podía ver claramente en ellos, la música la que a los dos nos gustaba, la compañía que queríamos, ella sola, yo sólo el diablo empuja y cada vez nos íbamos acercando más hasta que le dije que realmente era muy tarde y le dije que tenía que irme que la había pasado genial , ( tenía que irme de verdad ya que mi mujercita no confía en mí ni en donde estoy parado y tengo que estar máximo a las 8h30 y si vieran los relajos que me arma y como a ella sí la adoro tengo que aguantarla ) ya eran como las 11H45 así que me dijo que fresco que me iría a dejar en la carretera y que ahí agarraría un taxi para irme a la casa , entonces a lo que estaba saliendo de la puerta principal me entró la maldad y dije ! ni del puta madre !así me mate mi mujer voy a perder esta oportunidad además ya me sacaba la puta así llegaba a esa misma hora y le dije:

Aracelly no mejor no, y ella me dijo como quieras lo importante es que estés cómodo, nos sentamos más al lado del otro y seguimos charlando amenamente, y su olor, sus piernas, su culo, su cuerpo, sus ojos, su pelo, su escote, aparte que tenía una papita así es como se le dice acá al monte de venus que mataba sólo de verlo, parecía el monte Everest a escala, en medio de sus dos piernas hermosas debajo de su pantalón.

No aguanté más y le dije ( soy muy expresivo y no me gusta quedarme dentro lo que siento ) yo sé que vine para que nos conozcamos con tu esposo pero la verdad es que me has gustado mucho más que por teléfono , eres una mujer exageradamente sensual y me tienes nervioso con toda la experiencia que tengo si no me crees toca mi corazón y tomando su mano la puse sobre mi pecho y ella se emocionó al sentir que mi corazón ya me desgarraba el pecho de lo fuerte que latía y me dijo debo confesarte que estoy igual tomó mi mano y la puso en su “teta” izquierda y dije mucha huevada a esta me la culeo, le dije que tenía unas ganas locas de lamerle la papita y me dijo que se moría de ganas que eso hiciera, pero que mejor no, realmente a ella le pasaba lo mismo que a mi, no era justo después de que su esposo esté dispuesto sólo por complacerle a ella y concederle su caprichito ( sexual ) que le hagamos eso era traición después de habernos dado la confianza por que supuestamente ese día sucedía todo con los dos hombres, el esposo, Aracelly y yo, pero como no estaba…feo no, pero que se le va a hacer no pude más con mi cuerpo y a mi ética la mandé a la basura y le dije que tenía unas ganas locas de besarla en la boca y me acerqué como para tentarla y ella me dijo. POR FAVOR NO TE ACERQUES !ME TENTAS!, No esperé ni un sólo segundo más y me eché encima de ella, besándonos desenfrenadamente, les cuento que “casi me traga”, se acostó , yo sobre ella comencé a puntearle por encima de la ropa con mi verga que ya estaba que quería salir de ese incomodo lugar desde hace rato, esa papita tan rica me calmaba por momentos la arrechera que cargaba hasta que me paré le bajé el pantalón y ella me dijo no seas loco, ! no seas loco! … le dije, loco fuera si no te hiciera nada, a lo cual ella asintió.

Le bajé el pantalón y comencé a comerme ese coño por encima del panty olía a hembra arrecha, realmente era demasiado como pudimos estar tonteando tanto tiempo sin hacernos nada lo que hice fue ponerle un lado el calzón y le mandé mi lengua de golpe al clítoris y a los contornos de sus labios vaginales, ella gemía era demasiado, lo único que me decía era , métemelo y yo sin hacer caso a su súplica le seguía sorbiendo la vida a lo cual ella comenzó a gritar como si le hubieran robado en la calle ( realmente fuerte ) , para lo cual me paré apagué la luz para que en un caso oyera su hermano de la casa de al frente ni se imagine lo que le estaba pasando a esta bella mujer en ausencia de su maridito.

Regresé me bajé mi calzón y al fin salió me verga desafiante como diciendo que chucha me como, le seguí mamándole la almeja ahora ya más cómodo con mi carajo afuera y gemía más duro de la verraca exitación que se cargaba, me cogía del pelo, me rogaba que le metiera mi palo pero no lo hacía, llamé a mi autocontrol que se haga presente y no lo hice por mucho rato …

…mientras le chupaba el clítoris y le mordía la papita de vez en cuando, me dijo más duro casi gritando, MÉTEMELA “TATO” (así me llamo), pero yo no , a pesar que me moría de ganas de hacerlo, como le iba a meter si todavía no le mamaba las tetas , así que me subí y le saqué esa blusa verde que me estorbaba le saqué el sostén y salieron a sacar pinta un par de tetas de ensueño, como no iba a chuparlas con deleite, ese mismo rato me apoderé de ellas como un león, cuando acaba de cazar carne fresca, me dijo SI SIGUES MAMANDOME ASÍ VOY A TERMINAR , eso es exactamente lo que quería oír, así que lo hice con mucha más dedicación y terminó……… sólo acariciándole las tetas con mi boca y mis manos , era increíble, sentí que mojó el calzón y se lo saqué, me trepé encima y comencé a mover mi cadera en movimientos rítmicos como quien le iba a embestir, ella hacía la cabeza para atrás y de cuando en cuando alzaba su cabeza para ver mi espectáculo , estaba envarado como nunca hasta yo mismo me asombré de mi propia erección nunca había tenido una arrechera así, con toda mi experiencia, esta mujer me estaba haciendo sentir cosas jamás imaginadas por mi humilde persona, llego el momento y no me pude aguantar más la tentación de estar dentro de su vientre y de un sólo empujón le introduje mi verga hasta que mis bolas tocaron con sus nalgas le di tres bombeadas , me desahogué rico y lo volví a sacar ….le dije:

– Se me olvidó decirte que me digas que por favor en la casa de tu esposo y tuya te meta mi verga.

Me dijo:

No seas malo y métemela ya.

– Quiero escuchar le susurré al oído

Y me dijo gritando desesperada…

POR FAVOR EN LA CASA DE MI ESPOSO Y LA MIA MÉTEME TU HERMOSA VERGAAAAA, no acabó de decir la oración completa y se la volví a meter calmando su ansiedad hasta que mis testículos llenos de semen querían sentir su vientre de terciopelo , comenzó a ordeñarme mi verga , era ya demasiado y lo que hice inmediatamente es venirme como un asno increíble, acababa de meterla y ya estaba terminando en el acto, la saque para no terminar adentro y le dije dónde te termino y me hizo que le acabara en las hermosas tetas, yo esa noche que ha sido la única en mi vida que me ha pasado esto de tal manera, estaba poseído con algo así como una locura erótica, le lamí los senos untados con mi propia leche y luego la besé depositando me perlina masa en su dulce boca, no pasó mucho tiempo y la volví a meter, después de una lujuriosa batalla entre los dos cuerpos bañados en sudor terminé dentro de ella por chorros como nunca antes y ella gritaba, papito la sientooooo , que macho……. la sientooooo…a chorrros , ¡ Cómo terminas ¡ ¡ Qué bestia ¡ Me inundas , me matas , me mojas toda por dentro , que ricoooooooooo.

Siempre acabó exactamente igual que yo, me dijo que locura que nunca había sentido eso y me prendí mucho ya que sentía que la estaba complaciendo de verdad y eso de verdad que me aloca sexualmente, estaba nuevecito para cualquier cosa, la llevé a la hermosa cocina que tenía, los dos con los pantalones en los tobillos, le puse de espaldas hacia mí, de frente a la refrigeradora, le metí por detrás en su concha y seguí bombeando, duré apenas unos 5 minutos y era imposible aguantar más con esa chucha tan rica más parecía ordeñador de leche , me sorbía la verga que de tener puesto el calzoncillo se me hubiese metido por el culo de la presión de al frente,. terminé otra vez y ella también , la saqué para rosearle su divino culo y ella comprendió y sacó su mano derecha por detrás y me hizo terminar en su culo ( no dentro si no en el medio de sus nalgas ) como haciéndome una paja con su suave mano, que locura acababa de terminar tres veces las cuales me vine rebasando mis propios instintos y seguía arrecho, le puse en la cocina en la misma posición que en la refri y esta vez con mis dos manos libres le masajeaba el clítoris y sus tetas, termine dentro de ella un pequeño chorro y me contuve para disfrutar más, le dije ponte en cuatro en el piso de la cocina y me obedeció le metí mi verga por detrás y le di hasta que terminamos de nuevo juntos sólo ahí se nos paso la arrechera…

Nos paramos , nos besamos , reímos y nos mirábamos con un aire de agradecimiento uno al otro, nos arremangamos los pantalones los dos que se encontraban en los tobillos y nos fuimos asustados a la sala a conversar que es lo que pasó, fue en un momento a ver a los niños y fresca, también echamos un vistazo a fuera de la casa y nada así que nos pusimos a conversar mi boca y mi nariz olían a su sexo y yo feliz pero preocupado por llegar a casa… le agradecí de verdad por como se había portado conmigo y ella me dijo que lo había pasado fenomenal, le dije que el olor de su sexo me arrechaba mucho así que cogió su mano hizo punta su dedo medio el malcriado y se lo metió hasta dónde le entró , lo sacó y así mojadito como estaba lo metió en mi boca yo lo que hice a continuación es engullir todo lo que había rodeándolo, se prendió otra vez y se arrodilló en el piso me comenzó a masturbar al tiempo que ella se hacía un dedo fenomenal y se puso en cuatro patas en el sillón que era muy cómodo y le dije , te voy a preparar para cuando te demos verga con tu esposo, así que como con la paja que me estuvo haciendo hace un rato no más estaba lubricado mi pene con mis propios fluidos intenté ensartarle mi carajo en el hoyo del culo pero se me hizo resistencia, pero ella quería probar mi verga por esa vía así que cogió mi pene con su mano con todo y mis bolsas (eso es lo que más me arrecha realmente en una mujer que coja mis bolsas siempre que estamos haciendo el sexo) , y se lo fue acomodando en su culo poco a poco mientras decía mi macho rico si que te voy a disfrutar hoy noche…. en ese momento me agarro de nuevo la locura de hace unas dos horas y nos entregamos el uno al otro en un desenfreno de pasiones con mis manos libres acariciaba en donde podía y quería ella me dejaba hacer lo que quisiera lo que se me antojó esa noche lo hice, en el momento en el que estaba empalada al máximo comenzó a sonar una canción de Pink Floyd ” Shine on you crazy diamond” ( Brilla sobre ti, loco diamante ) le di unas fuertes embestidas y le comencé a culiar como un loco al mismo tiempo que ella se venía contra de mi cuerpo hacia atrás, la canción en concierto dura más de 12 minutos fue el tiempo en que estaba dentro hasta sus entrañas mientras le acariciaba su clítoris y sus tetas, yo estaba bastante cómodo ya que ella se desempeñaba bien en esa posición me dijo que con su marido lo hacia muy a menudo, iba a acabarse la canción y le dije GRITA MI NOOOOOMBRE Y ELLA DIJO TATOOOOOOOO TATO-DO-DENTROOOOOOO. Acabé en sus entrañas por borbotones claro que nada comparado con las primeras lechecitas que le di pero era respetable la cantidad de semen que emití lo cual me dio mucho placer y sé que a ella también.

Realmente la pasamos del puta madre esa noche, saco su carro y me fue a dejar cerca de mi casa ( a pesar que estaba muy lejos ) dejándoles a los niños dormidos, nos dimos un beso , intercambiamos unas miradas cómplices y comprendimos lo bien que la habíamos pasado y que esto no debía de quedar ahí , así que era necesario que acordemos un encuentro pero que sea cercano y así lo hicimos pero esta vez con su marido.

Continuará……….

Por favor escríbeme a jinetearrecho@hotmail.com msn y cuéntame que te pareció mi experiencia y mi relato.

Tato

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

La esposa joven de un paralítico me contacta

Gracias por comunicarse y por todos esos mensajes enviados desde distintas partes del mundo, a través de este medio he podido canalizar amistades muy interesantes de todas partes del planeta, especialmente de países en dónde se habla español, he podido conocer mujeres de mi país y sí que la hemos pasado rico en todos los sentidos gracias a mis relatos, también he conocido mujeres extranjeras que visitan por negocios o por placer Ecuador, parejas y hombres que desean hacerme cualquier consulta para satisfacer su morbo o por hacer una amistad simplemente. Espero seguir recibiendo comunicaciones especialmente de mujeres de cualquier edad que se encuentren en Ecuador por cualquier motivo

Hace muy poco tiempo revisando en mi oficina como todos los días a primera hora de la mañana mi correo de negocios y también el que utilizo para contactos sexuales veo un mensaje nuevo en mi bandeja de entrada, el cual tenía como título y en el cuerpo del mensaje decía lo siguiente:

“Tato, te necesito”

“Saludos Tato, soy Viviana, tengo 24 años y mi esposo Hernán 40, hemos leído en Internet tu relato titulado (Trío con una pareja muy singular) y hemos tomado la decisión de contactarte por este medio, resulta que tenemos un inconveniente en nuestra vida matrimonial y sexual por lo que acudimos a tu ayuda.

A Hernán mi esposo, lo conocí en la Universidad, es una persona muy madura y tierna que desde siempre se portó bien conmigo y he podido encontrar en él la persona que me de estabilidad emocional y económica yo lo amo mucho y por eso empecé a vivir con él, antes de que yo lo conozca él había sufrido un accidente de tránsito por lo quedó imposibilitado de caminar y lo conocí sentado en una silla de ruedas, desde el primer día de clases pudimos hacernos amigos de una manera muy abierta, en 3 meses ya manteníamos una relación sentimental.

Su esposa anterior la dejó por que no le podía satisfacer sexualmente y como es un hombre libre al igual que yo y al existir afinidad nos unimos desde hace 2 años y medio y somos muy felices casi en todos los sentidos, te digo casi por que en la vida sexual desde hace unos meses necesitamos más actividad, más movimiento, más poder.

Te explico, Hernán es muy fogoso y morboso, tiene un pene muy grande ya que es largo y grueso, la envidia de cualquier mujer, dura lo que él quiere en el acto, siempre se mantiene duro y tieso, pero por su imposibilidad en la columna vertebral no puede hacer movimientos fuertes y desde hace ya algún tiempo deseo profundamente ser penetrada con mucha fuerza en posición de perrito ya que siempre ha sido mi favorita, pero él no la puede hacer, en todo lo demás en un lindo, nos amamos, nos respetamos, nos deseamos y somos felices. Siempre yo acabo encima de él y yo soy la activa en nuestras relaciones.

Hernán, mi esposo desde hace algún tiempo por miedo a perderme (dice él) y además por que le he descubierto que en realidad tiene un morbo en el fondo de todo, me ha dicho que le gustaría hacer un trío con otro hombre y que le gustaría verme penetrada en cuatro de a perrito y que me goce y me haga gozar un hombre en todos los sentidos ya que él en eso no me puede complacer. Deseo fervientemente que esto se dé por que como mujer joven tengo deseos y derecho a ser bien cogida, por eso acudimos a ti y te pedimos que mantengas comunicación con nosotros a ver que se puede dar si es que quieres y hay afinidad de las dos partes, esperando tu comunicación y dejándote nuestro número de teléfono convencional de nuestra casa, indicándote que puedes llamar a la hora que quieras ya que vivimos solos, quedo de ti.

Caliente

Viviana”

Yo, al acabar de leer el mensaje tipo relato íntimo de una pareja me quedé en realidad pensativo y a la vez respetuoso de una situación así, me puse a pensar mientras leía que a cualquiera nos puede pasar, tener un accidente de tránsito de un momento a otro y quedar postrado de por vida, definitivamente era una situación muy delicada y de mucho respeto, en vez de emocionarme y excitarme me quedé en trance por unos momentos imaginándome que yo era el de la situación, me quedé en ese precose unos segundos, tal vez minutos y desperté tragando saliva gruesa que bajaba por mi garganta.

Al volver en mí contesté un tanto turbado.

“Gracias por su comunicación, me complace que lo hayan hecho, por favor enviar fotos claras de rostro y cuerpo entero de los dos, les hago llegar mis números de contacto convencionales y mi celular personal además cuatro fotos mías muy claras y de excelente calidad para que puedan apreciarme como soy físicamente, en lo demás si hay oportunidad de hacerlo ya me conocerán.”

En dos días más tuve respuesta y era la siguiente:

“Qué emoción recibir tu respuesta Tato, me ha dado mucho gusto que hayas contestado y te hablo en singular por que Hernán no está aquí, él es un político reconocido en la provincia y siempre está en constantes viajes, él se moviliza solo a cualquier parte del país ya que se compró un carro que puede conducirlo únicamente con las manos, en este momento me encuentro sola y él no se ha enterado todavía que has contestado, Hernán regresará en 8 días a la casa, se pondrá muy contento cuando sepa que te hayas comunicado. Tus fotos me han impactado, no me imaginaba siquiera que seas así, lo que más me ha gustado de ti es que se te ve tan sanito y lleno de vida, tienes una virilidad y hombría increíble, se te ve un hombre duro, me gustó tu cara cuadrada, tu pelo negro crespo y esas manos tan toscas y la expresión de tu rostro cuando ciñes la frente tienes un cierto parecido a Silvestre Stalone, que rico cuerpo que te cargas, la que más me gustó es la foto que estás alado de un caballo, te ves tan varonil en todas las fotos, no dejes de llamarme o prefieres que te llame yo ?. Te adjunto mis fotos como las pides y las de mi esposo, espero que te gusten, espero pronta comunicación.

Desde ya tuya

Viviana”

Este mensaje me llegó en tiempo real a mi ordenador cuando estaba en línea en mi trabajo, abrí el mensaje y lo primero que comenzó a cargarse eran dos fotos de su esposo, era una persona de apariencia mayor y un tantito, digamos vieja….

Al cargarse las fotos de Viviana, me quedé loco, la primera foto era con ropa, era muy bella de rostro, morena clara, muy linda de facciones muy refinadas y su cuerpo era un monumento a la belleza, una cara angelical con una sonrisa que parecía la de la Mona Lisa y la segunda sin ropa que deja apreciar unos senos que parecían sacados de revistas que venden lencería fina y cara, la cintura de avispa, las caderas de una modelo internacional, su vientre un estadio de fútbol, plano y llanito, definitivamente me impactó su belleza, era una mujer salida de revista del Jet Set, me encantó…era una muñeca escapada de alguna juguetería…una preciosidad latina.

Apenas acabé de leer el correo la llamé y me contestó ella misma, pudimos hablar con un cierto grado de confianza y hubo química desde el primer momento, ella se encontraba un poco nerviosa y emocionada a la vez, conversamos por el lapso de una media hora de una cosa y otra y en los últimos momento le dimos importancia al morbo de la situación, los dos nos comenzamos a excitar, le pregunté acerca de sus fantasías y de lo que le gustaría hacer y me supo explicar que lo que quiere es que le dé en cuatro en delante de su marido muy fuerte como hace tiempo no lo hacen, la situación era por demás excitante, se sumaba a todo esto la voz dulce , sexy y sensual de Viviana, que se encontraba en su casa , relajada y dispuesta a hacer travesuras, después de unos pocos días de abstinencia en la cual la había dejado su marido.

Me supo explicar que ella necesita sexo a diario ya que es una mujer muy ardiente y que me deseaba mucho y que se había hecho muchas ilusiones conmigo al leer mi relato a lo cual para probar hasta donde podía llegar le dije que viniera a mi ciudad que se encontraba viajando en transporte terrestre a dos horas de distancia, claro está después de que le pidiera permiso a su marido y ella en eso mismo momento lo llamó al celular y le hizo saber que estaba yo en la línea convencional y que le estaba invitando a visitarme en mi ciudad de residencia, ella le dijo en tono de niña mimada:

” Papi, tú sabes que cuando te vas yo me siento muy aburrida…lo que quiero es un poco de acción, por lo que te pido me des permiso de ir un día a verle a Tato, me dejas?”

Parece que él le dijo que sí, pero según entendí le puso una condición y era que venga a verme pero que cuando esté conmigo en acción la llame para poder escucharnos, ella aceptó sin reparos y cogió el teléfono y me lo hizo saber, me dijo:

Te visitaré mañana, dame la dirección de tu oficina y yo llegaré a visitarte a las 11 de la mañana, pienso salir a las 9 de aquí y pasar todo el día contigo, me acaba de dar permiso para conocerte y si llega a darse el caso estar contigo, pero me dice que lo llame cuando estemos juntos y a cada momento….mañana será el día en que nos conozcamos personalmente guapo. Él está lejos por la frontera con Perú en este momento y llegará en unos ocho días ya que anda con los amigos del partido.

Me puse feliz al recibir tal noticia y le di la dirección exacta de mi oficina y como llegar de la manera más fácil. Esa noche sólo de pensarla se me puso tiesa y pude conciliar el sueño mientras me la imaginaba en mis brazos.

Al día siguiente todo transcurrió con normalidad hasta las 11 de la mañana ya que a las 11:10 ella estuvo pasando el umbral de la puerta de mi oficina después de que mi secretaria me la anunciara.

Era un espectáculo ver a semejante mujer, entrando con tacones altos, con un jean descaderado y una blusa pupera, era una delicia contemplarla, una cosa era en foto, pero la realidad superaba los límites de la belleza, si bien la belleza no se puede todavía definirla, pero esta mujer sí que causaba una emoción estética al observarla, tenía todo bien puesto en donde debe estar para que sea modelo de cualquier escultor de edad media o contemporánea, era una casi diosa ecuatoriana, parida de las entrañas de mi Tierra mezcla de españoles en panza de doña, era una criolla despampanante, su color de piel invitaba a la lujuria, su vientre plano era una creación perfecta, sus ojos coquetos llenos de pasión y lascivia …era un bombón de mujer desde la puntita del dedo gordo del pie hasta el último pelo de su cabeza.

Saludamos con un beso en la mejilla cerquita de los labios y sentimos una energía que nos envolvía en todo nuestro ser…

Conversamos un poco de cosas triviales y la invité a salir a tomar un capuchino en un local de la esquina de mi trabajo en dónde siempre les llevo a clientes y amigos a hacer negocios. Pedí un capuchino bien dulce y caliente como a mí me gustan y ella una ensalada de frutas, conversamos de cosas muy intimas durante unas dos horas y la verdad es que la conversación poco a poco fue subiendo de tono y sentimos los dos que no estábamos en el lugar adecuado, ella se portó muy sugerente y yo complaciente en todos los sentidos, la invité a irnos a un motel a lo cual ella aceptó de inmediato y de buena manera, hubo una química impresionante entre los dos en todo momento, era una mujer muy ardiente y llena de deseos insatisfechos, me confesó que había tenido anteriormente novios de su edad que le habían hecho sexo un tanto salvaje y que le gustaba el sexo duro y fuerte, que la nalgueen fuerte cuando está arrecha mientras la clavan y que le hablen cosas sucias muy fuertes subidas de tono, en otras palabras le gustaba que le hagan lo que a mí más me gusta hacerle a una mujer cuando estoy arrecho, desde un primer momento asentamos nuestras afinidades y eso nos prendió.

En menos de 20 minutos antes de que se apague el deseo la llevé a un motel de la ciudad y retomamos la conversación que llevábamos en el café bar y me dijo que quería hacer una llamada a Hernán como le había prometido. Ella puso el altavoz en su celular y me dejó escuchar la conversación y luego me hizo hablar con él…la conversación fue así:

Hola Papi rico

Hola mi princesa

Te cuento que estoy en un motel con Tato

¡¡¡¡En serio ¡¡¡¡¡

Sí, y te confieso que me ha parecido a parte de todo un caballero muy atractivo y excitante, por eso en este momento nos encontramos aquí

Me alegro mucho mi amor, pásamelo para conversar con él

Ok, te lo pongo

Alo, Hernán saludos afables viejo…

Hola Tato un gusto, mira en este momento estoy cerca de la frontera con Perú, estoy realizando unas actividades del partido, pero te pido de favor especial le hagas muy feliz a mi princesa y le complazcas en todo, ella ya me ha contado que le gustas mucho y que tienen mucha afinidad, así que espero que pronto nos podamos reunir los tres y podamos compartir de lo lindo, sé que si mi nena está ya contigo es por que te ha calificado y le has caído bien por que ella es muy especial.

Gracias por compartir a tu mujer conmigo, espero poder ser el instrumento para que ustedes dos como pareja la pasen mejor siempre,

Gracias por tu consideración amigo, disfruta a mi princesa ella es muy caliente, morbosa y complaciente, quiero que me llamen cuando estén en lo mejor y quiero que sepas que tienes mi permiso y autorización para que hagas lo que yo no puedo hacer bien.

Gracias amigo, estaremos en contacto pronto

Gracias a ti

Ese permiso de Hernán su esposo fue como un fósforo para que los dos nos encendiéramos como pólvora, los dos arrodillados en la cama luchábamos a la carrera para quitarnos la ropa mientras nos besamos con desesperación como si quisiéramos devorarnos uno al otro, sin dejar de entrecruzar nuestras lenguas que jugueteaban como víboras dentro del paladar y nuestras bocas, ella me daba mucha lengua y sentía que la tenía muy larga y fina, con una punta por demás juguetona que hacía cada vez que me vuelva más loco.

Al sacarle su interior que ni siquiera recuerdo como era por que no le presté atención observé una cuca divina, la tenía rasuradita en forma de triangulo en la parte de arriba y en los labios vaginales se veía gotitas de placer cristalinas, no esperé más y me lancé al deleite, su chucha sabía a gloria, la comencé a dar lengua por cada milímetro de su chepita y estaba muy caliente y mojada, cada vez con mi saliva la iba lubricando y ella se desesperaba al borde del paroxismo poco a poco, hablaba malas palabras mientras cogía con fuerza como queriendo meterme por completo de cabeza en su huequito a la vez que se acariciaba el clítoris al gusto de ella en momentitos que le metía mi lengua lo más que podía en su cuevita del amor.

¡¡¡¡¡Hijo de puta que¡¡¡¡¡¡¡ Qué rico que me lo haces, te pagara por siempre cabrón para que me lo hagas ahhhhhhhhhhh puto, eres un puto. Quiero que me hagas gozar como nunca nadie lo ha hecho como tiempos no me dan, trátame y hazme lo que tu quieras desde este momento soy para siempre tu puta cuando me quieras cabrooooooonnn, cabroooonnnnnnn ahhhhhhg me matas. Quiero que me cojas bien cogida , soy tu zorrita con permiso de mi marido te gusta ?

Yo cada vez estaba más poseído por una especie de locura erótica, ella al comenzar a acariciarse el clítoris de una manera mis desesperada me dije a mí mismo que es hora de clavarle su tranquilizante que para estos ratos ya estaba a reventar, no quise que me haga nada, no era necesario, sus palabras y la situación eran más que suficientes para haberme puesto en ese estado de excitación, quería hacerle sentir a esa flaca rica lo que era un macho y que se le pasen todas las ganas de joder.

Puse mi glande en su vulva mojada y caliente como encaminándole al deleite y de un solo empujón me clavé hasta dentro hasta sentir que chocaba con su pared del fondo, ella gritó un alarido desgarrador lleno de placer y se fue calmando de la desesperación que tenía, al comenzar a moverme sólo gozaba y gozaba sin parar y me besaba y en su boquita se dibujaba una sonrisa de labios templados muestra de morbo y excitación por todo lo que estaba pasando, esta flaca no paraba de decirme lo bien que la estaba pasando y en cada envestida me iba guiando mis movimientos tomándome de las nalgas y de mi cintura con la una mano y con la otra acariciaba mi pecho y me besaba en la boca y ratitos lamía y chupaba mis tetillas haciéndome enloquecer, la estaba gozando como la naturaleza manda, disfrutaba cada milímetro de su piel morena y sus facciones perfectas de bella mujer, su coño era muy estrecho y parecía un guante que cada vez se me iba apretando más, quería disfrutarle el mayor tiempo posible y llamando a mis poderes de autocontrol no me venía aunque ganas no me faltaban todo el tiempo, sentía poco a poco su chucha apretarme más y comenzó a tener movimientos violentos circulares, se la seguía clavando con devoción aprovechando el gusto que la estaba dando, casi toda la ciudad se enteró de que se estaba corriendo con mi verga trabada hasta el fondo por que gritaba como si estuviera pariendo, me mojó hasta el pecho y empapó la cama con la brutal venida, se quedó como desmayada y semiconsciente por algunos minutos en los cuales después que hubo “eyaculado” por completo se la saqué despacito y me dediqué a prodigarle tiernas caricias mientras contemplaba su hermosura, acaricié su pelo, ella se quedo desparramada en la cama como atropellada en posición de accidente de tránsito por lo menos unos veinte minutos hasta que volvió en sí y se aproximó a mi pecho en donde se quedo adormitada por unos 15 minutos más mientras me entretenía con su cabellera y la forma de guitarra de su cuerpo.

Nos habíamos quedado dormidos yo con la macana empalmada todavía con las bolsas llenas de leche pero satisfecho por haberle proporcionado placer, ese es mi placer, dar placer, no hay nada que me complazca más que dar placer a una mujer.

Al despertarse ella corrió al baño y salió luego de un tiempo duchadita, al salir tomó su celular y lo llamó con una voz muy relajada a su marido:

Papi perdóname por no haberte llamado pero no pude, este semental que tengo aquí alado me hizo gozar tanto, pero tanto, tanto que no era dueña de mis actos, pero todavía él está enterito y luego te llamo, besitos…

Se acercó ya más tranquila a mí y me comenzó a besar con toda la ternura del mundo, besos los cuales se fueron convirtiendo en apasionados, se bajó besándome el pecho y mis tetillas izquierda y derecha por mi abdomen hasta llegar a lamerme los huevos, que delicia, sabía como hacer feliz a un hombre, sus movimientos eran perfectos y rítmicos, me tenía para ella, pasaba su lengua gruesa por mi escroto siguiendo la línea de la vida del pene, hasta la puntita y luego bajaba con maestría hasta mi culo, en donde con la puntita de su lengua jugueteaba, obligándome a abrir las piernas, mientras que con mis propio lubricante iba entrecruzando sus dedos haciéndome estremecer de tanto placer, Viviana me tenía lista para ella y me hacía lo que ella quería, me miraba fijamente a los ojos como siguiendo con atención sus movimientos al ritmo de mis expresiones, se subió a mi verga y me comenzó a cabalgar con esmero, quería ordeñarme era su clara intención, quería hacerme acabar y devolverme el favor con creces, unas diez auto estocadas de ella y se salió adivinando o leyendo en mis expresiones que iba a explotar de una puta vez, comenzó con mi verga mojada y bien lubricada a masturbarme con tanta velocidad y con movimientos de perfección acelerada hasta que mis ojos se pusieron en blanco y me vine como un caballo, soltaba chorros de leche que fueron a su pelo, boca y senos, ella se refregaba con sus pechos en mi abdomen para poder aprovechar más la corrida.

Era una mujer muy explosiva, esas acciones con todas las ganas que le tenía hicieron que se incrementara de nuevo el deseo de seguido y le puse en cuatro de a perrito, la penetré y con suaves movimientos rítmicos le comencé a estocar, la manera de gritar de los dos nos excitaba a cada cual y tomando su celular le llamó a su esposo nuevamente.

Mi amor, mi amor, Tato me está dando en cuatro de a perrito muy fuerte, que rico mijito, que rico, me está matando de placer, gracias por ser tan comprensivo.

Ponme a Tato

Ok

Alooo

Hola Tato

Hola Hernán, que rica que está tu mujer me la estoy cojiendo de los lindo en cuatro como a ella le gusta, la escuchas como grita tu perrita ¿?

Si que rico que la estés haciendo gozar, pon el teléfono cerca de donde estén para poder escucharlos, dale muy duro nalgadas fuertes y verás como se corre, hazlo

Eso hice, la comencé a clavar con fuerza en cuatro de a perrito y ella gritaba como loca de placer, no sabía lo que me acaba de decir su esposo y lo puse en práctica ipsofacto, chass, chass, chass las nalgadas fuertes, dejaba mis manos marcadas en sus cachetes traseros y efectivamente ella comenzó a terminar una y otra vez, era increíble ver como se chorreaba y se meaba de gusto, sus líquidos le bajaban por las piernas, gritaba sin parar, calculo que terminó unas ocho veces y yo me fui como un toro encima de ella y le terminé adentro hasta la última gota, mientras su marido oía mis alaridos conjuntamente con los de ella en un concierto de placer, como pude cogí el teléfono y el seguía en línea.

Que tal te ha parecido ?

Bien ,se ve que la hiciste gozar muy bien

Quiero que te la cojas en mi delante y le hagamos doble penetración entre los dos Tato

Con mucho gusto cuando quieran

Ella solo se limitó a escuchar lo que luego le haríamos los dos al retorno del viaje de su marido con la cara de complacida y su sonrisa de felicidad y con ganas de mimos.

Lo que sucedió en el segundo encuentro es material para otra historia, les adelanto que con su marido hemos hecho una gran amistad y hemos podido hacer muchas locuras juntos.

Espero comentarios y que me escriban esposas de Ecuador y otras partes del mundo a semental_de_esposas@hotmail.com msn

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Báñame con tu eyaculación femenina

CURSO TEÓRICO PRÁCTICO

Gracias por los mensajes que me han mandado mis lectores y especialmente mis lectoras, es impresionante como por medio del Internet uno se puede conocer gente en estos tiempos. La historia que les voy a relatar acabó de ocurrir este sábado que pasó con una mujer de lo más sexual que la conocí por Internet gracias a que leyó uno de mis relatos en esta misma página y me contacto a mi dirección de correo electrónico.

Todos los días, paso conectado durante todo el horario laboral y hace unos 20 días me llegó un mensaje de correo electrónico en tiempo real ya que estaba activado mi mensajero de Hotmail un mensaje que decía:

Asunto: Que Rico Relato!

Hola Tato, leí tu relato “Adriana que regia eres” que publicaste en la red, un gran “amigo” me lo envió vía mail, déjame decirte lo excitada que me  entí al leerlo, supongo que eres divino para el sexo o eso parece, por favor, si puedes, envíame más relatos que describan y detallen aún mejor tu sexualidad…..

Espero algún día ser tuya…

Marlene

Respondí amablemente agradeciéndole por su tiempo y por haberme escrito y efectivamente le mande otro relato que tengo publicado en esta misma página titulado “Qué rico culo” tratando de adivinar de dónde era ella por sus adjetivos al escribirme y pensé que era mexicana por que me escriben muchas mujeres de ese país y además por que su dirección de correo era @yahoo.com.mx le hice algunas preguntas muy morbosas y esto fue lo que me respondió.

Indudablemente el de Adriana es mejor, como relato y como culiaste con ella…

Te comento que no soy mexicana, lo de la dirección se dio en parte por mi ignorancia, era la primera que habilitaba, soy ecuatoriana, vivo en la costa y me encanta el sexo. Por favor no dejes de seguir mandándome tus relatos, me excito divinamente cuando los leo, pues no puedo evitar que la humedad se apodere de mi zona sur…

Con gusto contestaré tus preguntas, tengo 28 años, soy casada y obviamente vivo con mi familia en el centro de la ciudad, soy contadora y trabajo en una empresa de comercio, además hago algunas consultorias tributarias y contables para empresas y personas, por mi trabajo viajo frecuentemente a Quito y Guayaquil para seminarios de actualización y otros motivos de la empresa; me encanta el sexo, lastimosamente mi esposo es DEMASIADO conservador en ese sentido y aunque es muy bueno haciéndolo lo hemos llevado más por el lado sentimental que por sexo mismo, te cuento que soy muy sexual y me gusta experimentar cosas nuevas, sin extremos claro, aunque la verdad no se hasta donde podría llegar en ese sentido, suelo masturbarme cuando él no está, me encanta hacerlo sobre todo si tengo una estimulación directa (alguien calentándome a través del teléfono), mi vida sexual es muy activa, tengo relaciones sexuales con mi esposo todos los días excepto cuando viaja claro, sin embargo las relaciones con él me dejan un poco insatisfecha en el sentido que como te dije es muy tradicional; con respecto a los hombres, pues te cuento que me gustan hombres bien hombres, que cuiden su apariencia independientemente de que sean o no guapos pues eso los hace atractivos, altos, y de contextura media, que tengan buen trato y BUEN SENTIDO DEL HUMOR, como a toda mujer me gusta que me traten bien, que me presten atención y que se preocupen por mi satisfacción, sobretodo en el sexo; mi estatura es 1.69 mi contextura es  un poco gruesa, tengo un culo muy grande el cual me ha traído más de una discusión con mi esposo que es muy celoso, creo que soy atractiva o al menos eso dicen, aunque serás tu quien realmente me califique….algún día…

Me encantaría seguir escribiéndome contigo, conocerte mejor a ver que pasa…

En verdad, fantasías sexuales tengo algunas que todavía no he hecho realidad, pero hay una que me tiene obsesionada, y para la que necesito un hombre que me acolite, me gustaría ser “prostituta por una noche”, te mides?, sería una buena opción para hacer un relato verdad? a propósito hace poco escribí uno, voy a enviártelo para que lo califiques ok?

No dejes de escribir…

En este mismo mensaje que acaban de leer me envío su número celular al cual la llamé a los tres días de haberlo leído en la noche y nos pusimos a conversar de todo un poco y me la fui calentando yo también de a poco, yo soy muy morboso al hablar y le comencé a decir cosas obenas a lo cual ella sólo contestaba con jadeos al teléfono y me pareció definitivamente una mujer muy arrecha ya que le decía cosas que quería que haga conmigo y con mis hembras con las que culeo y cada vez me iba diciendo cosas más subidas de tono y comenzó a tocarse la chucha mientras yo le calentaba por teléfono y me decía que le tengo muy arrecha que quería que le culeé como lo había hecho con las mujeres de mis personajes reales en mis relatos…estábamos en lo más rico y plas…se corto la comunicación…volví a llamarla y el teléfono estaba apagado así que esa noche fui con los huevos llenos de leche a mi casa.

Al otro día al llegar a mi oficina como al medio día ya que tenía citas en la mañana y al revisar mi buzón de correo veo que me ingresa el siguiente mensaje.

El telefonazo de anoche estuvo espectacular ,gracias, siento no haberte podido contestar el celu… luego, mi esposo llegó más temprano de lo que esperaba, y me encontró toda  mojada, claro tuve que decirle que esperarlo me tenía así jajaja…

Porfis, escríbeme a esta dirección, la otra está ya casi saturada de mensajes y preferiría que lo hicieras así

Leí tu mail y me fascinan la mayoría de tus propuestas excepto la de mamarle la chucha a una mujer, no creo que lo haría nunca he fantaseado con hacer eso, ni siquiera lo he pensado; la doble penetración tampoco la he hecho, imagínate con quién? jajaja, tú sabes… y lo del puteadero que quieres llevarme no me parece mala idea, preferiría que sea en Quito, que tal??, la verdad siento muchas ganas de conocerte y disfrutar del sexo juntos…..

Cada vez Marlene me iba demostrando que definitivamente era una mujer decidida seria en sus cosas y muy pero muy arrecha, seguimos con nuestras llamadas telefónicas en dónde nos conocíamos más y más y con nuestros mensajes morbosos en nuestros celulares, la verdad Marlene me estaba volviendo loco y hacía que apenas escuchaba su voz al teléfono se me parara la verga al máximo que daba, nunca me había salido una hembra así de lanzada y arrecha, así de puta así de zorra me tenía todo el día con los calzoncillos mojados en cada llamada yo no hacía más que cogerme la verga por encima del pantalón y estrujármela para calmar mis ansias locas.

Una noche al llegar a mi casa me llega un mensaje a mi celular que decía:

“En dónde estás papito, estoy con ganas de que me cojas rico, estoy solita en mi casa”, le contesté que yo estaba solo también y en menos de lo que canta un gallo de pelea me llamó, a los tres primeros segundos que le escuche su voz, dulce sexy y sensual ya mi verga me dio un cimbrón que me hizo mover todo el cuerpo.

Me dijo que todo el día había estado muy caliente por mi culpa y que en ese momento estaba en su casa desnuda, con las piernas subidas en la cabecera de la cama y que se estaba acariciando el clítoris mientras hablaba conmigo que recién acababa de ducharse y que quería escucharme para pajearse con mi voz al teléfono, yo como también estaba solo saqué mi verga y al escuchar como se quejaba de rico y me decía cosas como:

“Macho rico, quiero que me culees así como a las mujeres esas que cuentas en tus relatos”.

“Necesito un hombre así que me haga gozar como tú”.

“Estoy cansada que mi marido no me deje mamarle la verga…quiero mamarte la verga macho rico y tomarme todo tu semen espeso y caliente”.

Mientras tanto yo me seguía pajeando con la verga cada vez más dura y ella emitía cada vez jadeos más fuertes y palabras más subidas de tono y quería meterse más dedos…

Papi, quiero que me culees tú lo más pronto así como les culeas a las mujeres de tus relatos, me tienes loca, yo quiero ser tu puta y que tú seas mi cabrón y al cachudo de mi marido ponerle los cuernos que parezca un reno…ahhhhh Que rico pajearse con un macho como tú papi ahhhhhhhhh que ricos dedos que tengo, me gustas , esa foto que me mandaste me éxito mucho, me gustas mucho, quiero conocerte, quiero que me des verga, hazme tuya siempre macho, papito ahhhhhhhh, en este momento me estoy metiendo un consolador, ahhhhhhhhhhh que hijo de puta que rico cómo me haces exitar, cómo me pones de loca, este consolador me llega hasta el fondo, papi, voy a terminar, quiero que me culeeeeesssssssss ahhhhhhhhh ahhhhhhhhhh ahiiiiiiiiiiiiiiigggggggggssssssshhhhhhh, me estoy mojando toda por ti y contigo cabrón hazme lo que quieras hijo de puuuuuuuta…….

Y terminamos los dos juntos en medio de jadeos , gritos y puteadas al teléfono, por mi parte había sacado mucho semen de mi cuerpo que esa mujer me hacía producir en cantidades industriales, nos despedimos agradeciéndonos con besitos cariñosos, me quedé tan satisfecho de la telepaja que nos pegamos que me quedé dormido en mi cama hasta el otro día llenos hasta mis huevos de semen.

Sin pensarlo gracias a mis relatos publicados había conseguido una nueva amante, una mujer que superaba con creces mi morbosidad y mis ganas de sexo deportivo y salvaje, esta mujer tenía más claro que yo que nuestro deporte favorito es el adulterio.

Como los dos vivimos en dos ciudades diferentes, no sabíamos que hacer para poder darnos un poco de tiempo del trabajo y poder vernos por lo menos un momento y satisfacer nuestros deseos sexuales, teníamos unas ganas bestiales de estar juntos dándoles gusto a nuestros cuerpos, nos habíamos convertido en poco tiempo en los amigos amantes cómplices perfectos que hasta la fecha de hoy tenemos la mejor de las comunicaciones y que nada nos ocultamos y que todo lo referente al sexo nos lo contamos hasta las fantasías más obscuras y escondidas, había encontrado la mujer con la cual podía hacer miles de cosas inimaginables y que todo ella decía bueno.

Transcurrieron unos días y la primera idea que nos surgió fue encontrarnos en una ciudad que está en medio de las dos donde residimos pero para vernos poco tiempo por que cada uno de nosotros tenia que regresar a trabajar a dormir con nuestros respectivos cónyuges pero en realidad no estábamos conformes del todo…en realidad necesitábamos más de dos o tres horas de estar juntos de la manera más tranquila y relajada para poder descargar nuestras energías sexuales en el cuerpo del otro, por mi parte estaba dispuesto a viajar o hacer cualquier cosa por poseer a esta mujer, así que como lo mejor que sé hacer bien es el mal se me ocurrió una idea maquiavélica un tanto caligulezca…

Como ella es contadora general de la empresa de su familia que por cierto les va muy bien desde hace algunos años con una posición económica muy fluida, le propuse que yo le haría llegar una invitación “fantasma” a un curso para contadores generales que se iba a realizar el próximo sábado en mi ciudad y que esta “invitación” le haría llegar vía fax y vía mail para que ella pueda salir con esa excusa, ( es buena idea y da resultados sorprendentes para la gente que quiera hacerlo, copien la receta jajajaja) .

Redacté una invitación digna de un congreso internacional para contadores generales que yo mismo me quedé loco ya que no sé de dónde se me ocurrieron tantas cosas quiero compartir con ustedes lo que me tocó hacer por comerme a esta rica mujer:

CURSO TEÓRICO PRÁCTICO DIRIGIDO A CONTADORES GENERALES

“La Contabilidad, Internet y Usted…””

BENEFICIOS

Programa con reconocimiento internacional impartido por Maestros del Claustro Académico del Tecnológico de Monterrey en México, con niveles óptimos de preparación en Maestría con una amplia experiencia empresarial a escala internacional. Tutoría personalizada y aplicada a su empresa durante el curso intensivo 100 % presencial. Aplicabilidad inmediata a través de la elaboración de Proyectos dirigidos a su empresa y actividad personal.

DIRIJIDO A

Todas aquellas personas que manejan la Contabilidad General de una empresa que deseen incrementar su potencial competitivo a través de la aplicación eficaz, eficiente y productiva del Internet aplicado a la Contabilidad, como disciplina ligada al proceso de generación y transmisión de información.

OBJETIVO GENERAL

Tiene como finalidad que los participantes adquieran suficientes conocimientos en esta materia y desarrollen sus habilidades para generar soluciones viables y efectivas a los retos diarios que plantea la Contabilidad General de una empresa en un ambiente dinámico y global

METODOLOGÍA

En todo el programa del curso intensivo de dos días, se combinan métodos teórico prácticos con tecnología de punta a nivel internacional con Internet de Banda Ancha y software y hardware especializado en la Hostería.

EN RESUMEN / BREVES

El Impacto de Internet en la Contabilidad de las Empresas”

Existen muchos calificativos para designar a Internet, pero la mayoría de la gente sigue desconociendo qué es, qué se puede hacer con ella. Éste pretende ser una guía para conocer sus posibilidades y saber utilizar sus aplicaciones, sin llegar a ser un manual de usuario. Presentamos los distintos usos de Internet en la Contabilidad.

La Contabilidad, como disciplina ligada al proceso de generación y transmisión de información económica, comienza a sentir la influencia de las nuevas tecnologías de transmisión electrónica de la información. Discutiremos el impacto que Internet, las futuras autopistas de la información y, en general, las tecnologías ligadas a las telecomunicaciones tendrán en los aspectos profesionales de la Contabilidad.

Pretendemos, en primer lugar, dar una visión general de Internet aplicado a la Contabilidad, describiendo los servicios que proporciona al usuario. Posteriormente facilitamos la búsqueda de información tributaria en la red proporcionando numerosas maneras de acceso a bases de datos donde se puede acceder a un volumen elevado de información de tipo fiscal.

El EDI básicamente consiste en transmitir electrónicamente documentos comerciales y administrativos entre aplicaciones informáticas, en un formato normalizado. Describimos qué es el EDI, qué diferentes normas EDI existen, por dónde viajan los datos, cual es la estructura de un mensaje EDI, los beneficios y los costes que para una empresa puede suponer el implantar este sistema y el impacto que tiene sobre la Contabilidad.

COSTE: $ 150.00 Por un solo día de culeo, no está mal no ? Jajajaja

LUGAR: El Hotel dónde nos íbamos a encontrar para culiar.

CUIDAD: La ciudad en la cual yo resido.

FECHA: El día entero que le iba a asesorar de manera personal cuerpo a cuerpo.

INFORMES Y RESERVACIONES:

Mis números telefónicos de contacto para que si llamaba el marido yo mismo darle una asesoría de cómo iba a efectuarse dicho asesoramiento ya que yo me nombre Relacionista Público emergente, con un logotipo e isotipo de la empresa fantasma para hacerle más corporativo y serio el asunto.

Esta información se la hice llegar primero a ella vía mail para que me la apruebe…me dijo “papito usted es un genio” y me felicito por lo bien hecho del asunto y después envié a las direcciones de correo de las demás personas de la empresa, incluso mandé un fax a Gerencia General y hablé con el hermano de mi moza que ya estaba calientita esperando el gran día del “CURSO TEÓRICO PRÁCTICO DIRIGIDO A CONTADORES GENERALES” ella colaboró de la mejor manera y a todos los miembros y accionistas de su empresa les hizo saber que vendría a “semejante” curso, que una oportunidad de esas no se daba en años y que no iba a faltar por beneficio de la empresa y que la misma pagase los viáticos de este día. Ellos le dieron el visto bueno a regañadientes por que ya era fin de mes y tenían que pagar a sus trabajadores pero ella y yo no entendíamos de razones sólo queríamos estar juntos para poder darnos toda nuestra loca pasión y después sí poder morir tranquilos… todo estaba saliendo a pedir de boca y los dos nos encontrábamos felices que todo nos estaba saliendo a las mil maravillas, yo ya tenia todo listo para recibirla y ella todo listo para ya venir pero como siempre hay un pero la noche víspera de venir a que no adivinan……

}

se le cola el marido……… se supone por que tenía que comprar un carro en esta ciudad y que él la vendría a dejar en el hotel dónde se iba a dictar tal curso y que él mientras tanto iba a realizar unas diligencias y hasta visitas familiares en la urbe, ella se comunicó conmigo al día siguiente informándome que vendría el marido a dejarla y que ella tenia todo bajo control , es lo menos que podía esperar de ella y de su comportamiento ya que es una mujer brillante que toma decisiones ipsofacto y en esta ocasión le aceptó al marido que le venía a dejar, para no levantar sospechas…no voy a negar que me asustó al principio la idea, luego poco a poco ese susto se fue convirtiendo en morbo un morbo muy especial que sentía culiarme a esta mujer cuando estaba muy cerca su marido…para colmo me había contado que este tipo era un tanto agresivo y altanero y medio rayado en sus acciones, que cargaba armas de fuego y de esas personas hay que tener un poquito de cuidado no lo creen ? …

En fin en mi país hay una dicho ” Arrecho nunca muere….y si muere, muere arrecho” y como soy gallo fino y canto en cualquier gallinero y si es con gallinas como esta hembra mejor, me bajé los huevos de la garganta y me los puse en su puesto y en mis adentros pensaba… a mí este cornudo no me podrá hacer nada con arma o sin arma lo que nunca quería ni quiero es que a mis gallinitas les pase algo por algo soy el “gallo yaya” ( el gallo más bravo que defiende su territorio con sus polluelos y gallinas) algo así como el chicken máster jajajaja para que me entiendan este ecuatorianismo indígena.

El curso empezaba a las 9 de la mañana y terminaba a las 6 de la tarde por lo que ella debía de estar puntual en un hotel 4 estrellas con todas las comodidades paradisíacas de un lugar turístico de un país tropical como es el Ecuador y ella a las 8 de la mañana ya me hizo llegar un tele mensaje a mi celular indicándome que ya se encontraba en camino, yo sólo de pensar en que ese día tan esperado y que nuestro plan tan elaborado por nosotros dos estaba dando los mejores resultados pese a las inconveniencias y el solo hecho de saber que esa hembra venía a mí para que le pusiese cloro en la tubería hacía que me testículos comiencen a producir semen en cantidades industriales la punta de mi verga estaba durante todo este tiempo muy mojada y mi pene a medio parar dentro de mi boxer.

Llegó la hora indicada y recibí la llamada de Marlene a las 9:20 de la mañana cuando yo había ya llegado a mi oficina y mi corazón comenzó a latir al triple de lo normal y mi verga dio un cimbrón que casi me tumba de la emoción….al fin me iba a pegar esa hembra, estaba esperándome en la mejor habitación del hotel, la cual tenía la cama 6 plazas y el estilo de diseño del interior era todo de madera rústica, yo ya había culiado anteriormente en esa cama siempre la he alquilado por que esa habitación es ideal para practicar sexo en grupo con semejante cama uno puede meterse ahí con 6 parejas y culiar de lo lindo muy cómodos en la misma cama que es fija y no se mueve para nada ya que sus bases son de cemento es una cama como yo le digo de combate…en esta ocasión era nuestro ring, para culiarme a semejante hembra de ley necesitaba espacio, comodidad y soltura ya que yo más o menos tenía idea a lo que me atenía, pero ya después me di cuenta que Marlene superaba todas mis expectativas amatorias con creces.

Me dijo al teléfono:

Venga Papito ya estoy aquí esperándole en dónde acordamos, me vino a dejar mi marido aquí en el Hotel y vine puntual al curso así que venga mi profesor a darme el asesoramiento que tanto me ha ofrecido.

Ya mijita espérame en 10 minutos estaré ahí me muero de ganas de verte y de mamarte esa cuquita rica y hacerte gozar y gritar.

Venga Papito pero rápido estoy ya bañadita para usted y quiero que venga a aprovechar el día por que mi maridito me vendrá a recoger a las 6 de la tarde para eso ya quiero estar bien culiada por usted mi semental.

Eso mismo es lo que quiero, mientras yo voy mi amor quiero que te comiences a tocar esa cuquita…quiero que te la toques…quiero que cuando vayas estés lista que quiero meterte mi verga en cuanto llegue y clavártela hasta el fondo …claro está después de mamarte esa conchota que tienes unas dos horas.

Papi rico eso quiero que hagas por que deseo saber que se siente ya que mi marido nunca me ha mamado mi chuchita ni tampoco otro novio que tuve, por eso quiero hoy entregarme todita a ti en cuerpo, mente y alma, pero ven pronto mi rey.

Ya estoy yendo mi amor, estoy en camino…tópate la cuquita rico, haz de cuenta que te estas pajeando cuando estamos lejos, ya cada vez estoy más cerca de ti, es que quiero que lo hagas , hazlo…

Más que pajearme quiero hoy verga, hoy no quiero pajearme, quiero tu rica verga….

Dime qué estás haciendo ¿?????

Estoy metiéndome los dedos de la desesperación , ahhhhhhhhhh, que ricos que son mis dedos, que ricos dedos que tengo me alocas machote, me gusta lo puto que eres y como haces felices a todas tus mujeres, pero hay me vas a ensartar a mí, hoy es mi día hoy te voy a aprovechar todo el tiempo que podamos….. eres un puto, cabrón que me exita quiero que ya vengas a cojerme ….ya no doy más…

Llegué en pocos minutos más al hotel y me dirigí a la habitación al golpear salió Marlene, sólo envueltita en una toalla apenas me vio me agarró con violencia sin tener yo tiempo de hacer ni tampoco decir nada, me engulló en un beso y me comenzó a desvestir con tal violencia que durante un momento me asusté ya que estaba muy desesperada y quería a mi modo de ver y con todo lo que me decía quería que se la clave inmediatamente que estaba ansiosa de probar mi verga, en cuestión de segundos yo sólo quedé en calcetines y mi boxer, las medias me las saqué yo y al final ella me bajó mi interior de una manera ahora sí sutil, en cuanto más bajaba más se divisaba mi mástil orgulloso e inquieto que quería salir de su encierro a darse gusto, me lo comenzó a acariciar con tal ternura y sólo me decía que al fin era suyo, que al fin había llegado el momento tan esperado por los dos de estar juntos, me sobaba mi grande, mis testículos, me prepucio y comenzó a acariciarme lentamente acercando su cabeza y sacando lo más que podía la lengua mi verga, yo estaba que ardía y que producía muchos líquidos pre-seminales que ella mientras más había y más salían los aprovechaba para hacerme la paja con mucho más lubricante, esa mujer en unos minutos ya me tenía en la gloria, era una experta…

Tenía muchas ganas de mamarte papito por que con mi marido nunca lo hago, ese hijo de puta no se deja mamar la verga por que dice que eso es solo costumbre de putas…pues mira lo puta que soy y mi marido no me explota…que rica verga que tienes…

Yo ya no podía más me daban unas ganas inmensas de abrirle las piernas y comenzar a culiarle pero invoqué a mi mente y a mi auto control y dando unos cuantos suspiros me contuve y tomé el control de la situación.

La tumbé a la cama y muy sutilmente comencé a mamarle los lóbulos de las orejas, a besarle el cuello, le chupé sus pezones que los tenía para entonces muy erectos y ella jadeaba cada más fuerte de placer, le comencé a mamarle la chucha muy sutilmente por los contornos de sus labios vaginales, lo bueno es que como se abrió de piernas lo más que pudo tenía la comodidad absoluta para poder con la punta de mi lengua y con las partes gruesas de la misma pasarle rozándole y regándole la saliva desde el ojo del culo hasta la punta del clítoris, cuando hacía esto ella me decía :

Hay cabrón….me estás haciendo gozar, nunca me habían hecho sexo oral, que rico que se siente, me tienes en la gloria, hijo de puta si quieres hasta te pago para que seas mi cabrón por siempre, eres el mejor hijo de putaaaaaaaaaaaaaa ah ah ah…………….ya no más ya no lo soporto, ya no más me haces desesperar mucho, ya no papito ya no mijito rico, ya no papi rico ya no….quiero sentir tu verga ya papacito, dame tu verga ya , no me hagas esperar más, por favor entiérramela ya, pero hazlo ya cabronzote.

Se la fui poniendo en la concha para que mi glande mojado ya de mis mocos espesos le vaya acariciando la concha mientras ella con sus movimientos me daba a notar que efectivamente se desesperaba por que le ensarte mi verga, me puteaba y me gritaba insistiendo en que ya le ensarte y lo único que hice fue meterle mi dedo índice y se tranquilizó momentáneamente y comencé a moverlo dentro de su apretado coñito, mientras me apretaba con una fuerza increíble mi dedo, era una succionadora, una máquina de ordeñar, mientras estaba ahí me dedito me puse a pensar que se sentiría ensartarle y que con esa fuerza te lo aprete y te lo ordeñe, no quise demorar más esta curiosidad de experimentar sensaciones y me la empecé a meter la cabeza, en movimientos corticos de mete y saca mientras ella ponía los ojos en blanco y abría la boca en señal de goce, se aferró de mi espalda y con sus largas uñas comenzó a atraerme hacia ella, con una mano de la nuca y con la otra de mis nalgas, sus uñas sonaban y me electrificaban todo el cuerpo y bajaba por toda mi columna vertebral una ola de sensaciones mientras ella con sus gritos me hacía despertar del sueño hecho realidad de estarla clavando por fin después de tantas afrecheras mi verga, cada momento iba ganando más espacio en su túnel y después de varios movimientos eróticos pude llegar con mi verga hasta el fondo y topar hasta el último de su carne ya dónde no podía avanzar más, mis huevos quedaban colgados afuera y cuando empujaba con más fuerza ella sentía mi escroto golpeando su culo, al fin me la estaba culeando, al fin era mía, al fin después de tanta paja esta vez era realidad, la culeaba con la fuerza de un toro bravo y ella recibía mis envestidas con el mayor de los goces…

Qué manera de gritar de esta mujer, gritaba, puteaba y hablaba un montón de cosas que a veces a mi oído no tenían sentido, sólo le entendía las palabra rico, qué rico. Su coconchona tenía una fuerza para apretar mi verga a la salida y a la entrada y en cada envestida me hacía gozar deliciosamente y de vez en cuando me venían ganas de terminar, era casi imposible aguantar más el tiempo de mi eyaculación, aún así con la experiencia que tengo de controlar mi eyaculación y funciones de mi cuerpo y acudiendo a mi poder de auto control la seguía culiando sintiendo cada vez más rico, eso unido a todas las cosas que me decía hizo que para no terminar por que era demasiado aguantarse y no terminar , esa chucha es una de las más ricas que me he comido en mi vida sacara por lo menos unas cuatro veces mi verga de su evaporante chepa y tomar uno que otro respiro antes de volver con más dedicación a mi labor de darle placer a esta hembra sedienta de sexo de buen sexo que no lo tenía en casa. Mientras me la culiaba le decía:

Te gusta cabrona, te gusta mi verga ?

Si papito rico, esta bien rica

Que rico que cojes cabrón quiero ser tu puta por siempre, eres riquísimo hijo de puta sabes como culiarte una mujer y hacerla sentir, quiero que me sigas culiando siempre cabrón, quiero ya tu leche, dame más, dame más que ese cornudo de mi marido no me da bien verga, con el hago el amor, contigo quiero sexo, que riiiiiicooooo ..Ella gritaba como una loca desesperada, la cama en dónde estábamos tenía seis plazas así que era un estado del placer, le puse en cuatro y se la comencé a meter con muchos bríos y fuerza por la chucha por la parte de atrás mientras cogía sus tetas con la una mano y con la otra le alaba de su cabellera hacia atrás muy fuerte para que la punta de mi verga le llegue bien al fondo, la estuve culiando así durante por lo menos 20 minutos en medio de sus gritos de placer, eran alaridos que hasta la familia de las habitación de alado que habían estado ocupando vimos que salieron apresurados para que los hjitos no sigan oyendo todas las cosas que me gritaba y salieron apurados haciéndose los locos, a nosotros en ese momento no nos importaba nada , sólo gozar y gozar, ella se dio la vuelta boca arriba por que quería besarme… me dijo … y mientras le ensartaba la verga por su conejita me metía la lengua hasta la garganta y jugaba morbosamente con la mía, estando en esa posición y después de mucho tiempo de estar fornicando de la forma más deliciosa y haber producido semen en cantidades industriales no aguanté más era demasiado aguantar tanta estimulación de la chucha más deliciosa que ha estado mi verga metida en mi vida y comencé a botar chorros de semen a borbotones después de haberla sacado vaporizante de esa zorrita tan caliente, le bañe la cara el pelo , las tetas y parte del vientre, con una sola corrida sentí que mis bolsas quedaron vacías por completo y todo lo que le cayó dentro de su boca se lo tragó por completo con epicúreo deleite.

Después de semejante eyaculación tan salvaje Yo quedé hecho un amasijo de carne y hueso, me desplomé encima de ella con la actitud de un gatito tierno, me quedé después de desmontarla adormitado en el nirvana sexual, flotando por el universo entero con mi cuerpo muy relajado sintiendo que ella me acariciaba el pelo como una buena madre para después de unos 15 minutos volver en mí y darme cuenta que estaba vivo por que sentía ya los estímulos externos, nos dormimos los dos durante unos tres cuartos de hora y comenzamos a charlar.

Qué delicioso orgasmo cosita rica le dije

Sí estuvo rico como me bañaste toda

Y por qué tu no terminaste ?

No sé que me pasa no puedo terminar sólo me dan ganas de disfrutarte y siento tu verga rico hasta el fondo de mi útero y la estoy pasando muy bien así no te preocupes

Pero me gustaría que termines

No le pongas cuidado a eso eres un macho rico y te estoy disfrutando delicioso, me gusta todo lo que me haces y como te mueves

Pero si te gusta por que no terminas ?

No lo sé la verdad nunca me había pasado debe ser por que tengo mucha emoción de que al fin estoy contigo

Quiero que termines mi ricura

Contigo que mujer no va a terminar

La comencé a acariciar morbosamente por todas partes al igual que ella a mí y en menos de lo que te comes una haburguesa ya estábamos de nuevo en acción disfrutando con epicúreo deleite de nuestros cuerpos, ella comenzó a gemir de nuevo y a gritar morbosidades.

Qué rico cabrón que eres , quiero ser tu puta por siempre, me encanta como sabes hacer gozar a una mujer, eres lo mejor

Toma verga cabrona gòzala

La estroy gozando como no tienes idea, cada milímetro me hace gozar, puto, cabrón.

En ese momento se me ocurrió llamarle a una amante a su celular de mi móvil en medio de lo más rico del culeo le dije:

Malena , es Tato y en este momento me estoy culiando a una hembra muy rica, escùchala como gime la cabrona

Ahhhhhhhhhh ahhhhhhhh que rico cabrón que eres

Hazla gozar a esa puta que suerte que tiene de estar a tu lado en este preciso momento

Le puse al teléfono a Marlene para que hable con Malena y comensaron a conversar.

Hola Malena

Hola Marlene

Este macho me está partiendo en dos, tú ya lo haz probado ?

Sí es un rico ese hijo de puta

Que rica verga que me está metiendo ah ah que rico cabrón

Qué ? Primera vez que te lo pegas ?

Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii es un hijo de puta para culpar en este momento ya me puso en 4 y me está taladrando

Disfrútalo mucho suertuda, me hicieron tener ganas, puedo acompañarlos por telèfono

Sí claro

Espérate que voy por mi vibrador

Mientras tanto yo le seguía haciendo a Marlene luego de un momento las dos comenzaron a gozar como unas poseídas, Marlene en vivo y en directo y Malena al teléfono metiéndose su consolador en casa escuchando nuestros gritos mientras las dos arrechas se hicieron las mejores amigas del mundo ya que tenían algo en común que las unía…mi verga, fue rico escucharle a la una en el alta voz del celular quejarse como cuando de verdad la estoy ensartando y Marlene aullaba de placer, esto estimuló nuevamente mis sentidos al máximo y eyaculé de nuevo como un caballo semental bien alimentado, y chorros y chorros espesos y vaporisantes salían de mi cuerpo a estanparse en toda la cara y boca de Marlene al mismo tiempo que se venía Malena al teléfono con su vibrador escuchando la arrechera de los dos al teléfono …fue delicioso realmente y en esta vez tampoco terminó Marlene, según ella estaba gozando como nunca pero no podía o no quería terminar diciéndome que me tranquilice que ella estaba disfrutando de nuestra sesión de sexo como nunca antes los había hecho, nos despedimos de Malena agradeciéndole por dedicarnos su tiempo y Yo invitándole a que viaje pronto para que tengamos sexo desenfrenado como siempre nos despedimos con unos sonoros besos.

A mi en realidad ya me estaba preocupando esta situación de que Marlene no terminaba, yo ya había desgastado mis reservas hasta más abajo de la mitad y ella no había terminado ni una sola vez.

Lo conversamos nuevamente y me supo tranquilizar con sus frases llenas de seguridad y podía ver la verdad en sus ojos, ella lo estaba disfrutando y punto. Descansamos un buen rato para luego empezar de nuevo, esa cama la teníamos empapada en sudor y como era de 6 plazas tenía como realizar los movimientos que quisiera y hacer las poses más variadas mientras le seguía penetrando noté que le gustaba que le haga doler la chepa con mis movimientos bruscos de mi vena dentro de su cavidad vaginal y a parte le comencé a meter un dedo en el culo y ella gemía como loca, nuevamente en lo mejor volví a llamarle por teléfono pero esta vez a otra amante mía de apenas 19 años e hicimos lo mismo con ella que con Malena hasta llegar al final pero ella un poquito más tímida por llamarlo así y se pegó una paja con sus dedos y sólo quería oir mis gemidos más no los de ella, pero llegamos al final otra vez de la manera más placentera después de unos 45 minutos de estarlo haciendo y otra vez Marlene no termino.

Yo realmente estaba exhausto, ya no tenía leche casi ya ni para los gatos y nos dedicamos a dormir durante unas dos horas, al despertarme le dije que quería que me regale un orgasmo y ella me dijo que lo haría, todo el día prácticamente lo habíamos pasando sexeando de la mejor manera, haciendo cosas muy morbosas y disfrutando al máximo de nuestros cuerpos pero todavía tuvimos después de un sueño reparador ganas de marcha.

Lo comenzamos a hacer como esta vez como si se tratase de que era mi esposa con todo el amor del mundo, de la manera más tierna y delicada, se prestaba el ambiente, era de día y la habitación tenía una luz tenue, y en ese palo le estaba entregando todo mi ternura y afecto al sentir esto Marlene se comenzó a exitar cada vez más y más y luego de una hora de estar culiando ella comenzó a ponerse como loca, me gritaba guarradas y cosas sucias que cada vez me alocaban más.

Quería ver como le entraba mi verga y se me ocurrió poner un espejo portátil muy grande de esos que tienen base desde el piso y son del tamaño de tu cuerpo tipo peinadora ovalado en vertical y lo ubiqué alado de la cama para ver como le entraba mi verga desde distintos ángulos eso nos prendió mucho más ver en tercera dimensión como esa chucha tipo guante se metía toda mi verga hasta que mis huevos chocaban en su culo, estábamos en la posición misionero ella abierta de piernas al máximo y yo taladrándola cuando comenzó Marlene a verse con obsesión en el espejo y topándose el clítoris a manera de masturbación se mojaba sus dedos más largos en su chucha y me los ponía en mi boca mientras la penetraba con cierta frecuencia, sabían sus líquidos a gloria y estaba a punto de tener un orgasmo cuando de repente sin pensármelo siquiera ella comienza a convulsionarse como una epiléptica al ritmo de mis bombeadas viéndose al espejo y mirando como mi cuerpo la poseía ella no se aguanto más y sentí algo ardiente, algo tan caliente que me quemaba los huevos y mi falo, ese calor intenso comenzó a bajarme por mis piernas y a subirme por mi abdomen, sentí que esa chucha me apretaba mi culebra como queriéndola matar, ella arqueo su espalda y su cabeza la puso hacia atrás y sólo lloraba con lágrimas en sus ojos….

Yo no me lo podía creer Marlene al fin estaba terminando, después de tanto esfuerzo y tiempo estaba teniendo una eyaculación femenina pero de qué manera, nunca a mí me había pasado, mientras le seguía dando verga salían chorros y chorros de un líquido muy caliente que me mojaba todo con sus chispitas, Marlene estaba terminando con la fuerza de un carro moto bomba, la cama se empapó de este líquido que al principio pensé que se estaba meando de gusto pero al ratito me di cuenta que no era orina si no otr líquido hasta entonces desconocido para mí que emanaba un aroma de lo más sensual, ella termino así por el lapso de unos 90 segundos, nunca había tenido una mujer así en mi vida, que termine tan largo por un tiempo más de un minuto y que se moje tan exageradamente, me bañó hasta el cuello y hasta las rodillas sin exagerar y con el chasquido de los sexos salían disparadas chispitas de la chucha a una distancia de por lo menos 50 cm. Calculo que ella botó un medio litro por lo menos de este líquido yo no podía creerlo, era la primera vez que me pasaba algo así con una mujer, la fuerza con la que botaba este líquido calientísimo hacia el exterior mojando las tres cuartas partes de mi cuerpo estimuló de tal manera mis huevos que fue una sensación totalmente diferente, rica y extraña para mì, me hizo botar de nuevo semen a borbotones de la arrechera, esta vez si habíamos terminado iguales quedándome Yo rendido encima de ella y Marlene desmayada fuera de sí que cuando me desperté con la verga adentro todavía morcillota ella seguía como muerta.

Nos bañamos…ya se aproximaba la hora de que le venía a recoger su marido, cuando él llegó nosotros estábamos en el restaurante de la Hostería desahogados a más no poder, me lo presentó haciéndome pasar como que yo era el que le di el curso de contabilidad , estrechando su mano nos despedimos hasta la próxima oportunidad Lcda. le dije, espero que le haya gustado el curso a lo cual ella respondió ….es el mejor que he pasado en mi vida y el más interesante, su marido no supo a lo que ella se refería estrechó mi mano y se despidió, los únicos que se quedaron sorprendidos que le fue a recoger su mismo marido después de culiar conmigo fueron los empleados de la Hostería que tenían una mirada picarezca y de complicidad dibujada en sus rostros…a Marlene le dio un poco de vergüenza pero después le dio igual.

Lo más rico para mí desde ahí es lograr que las mujeres terminen así, ella me ha dicho que todas las mujeres pueden terminar así si lo quieren si no que no lo aprovechan, por mi parte ya he conseguido que dos más ya lo hagan y lo más emocionante es que te queda esa sensación de triunfo, claro que nadie como ella pero lo he logrado.

Si eres una mujer que sueles terminar así por favor ponte en contacto conmigo, escríbeme a mi dirección de correo o agrégame a tu msn paso casi todo el tiempo en línea, mejor aún si eres de Ecuador.

Dedicado a Marlene la hembra de las eyaculaciones femeninas más ricas, duraderas e intensas.

Tato

jinetearrecho@hotmail.com

semental_de_esposas@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi primer trío hmh con un matrimonio muy singular

Una mujer despampanate me seduce para después pedirme que sea su amante oficial con el consentimiento de su marido pero que en mi nombramiento oficial él quiere verme culiando con ella y hacer un trío hmh

En esta ocasión les relataré como ocurrió el primer trío HMH que ocasionalmente me dejó con un buen sabor de boca cuando el esposo de un matrimonio joven me invitó a compartir sexualmente a su mujer cuando yo  contaba con apenas 23 años y nunca tuve este tipo de experiencias hasta ese  día, agradezco a todas esas mujeres que me han escrito de manera oportuna al terminar de leer mis relatos con las cuales hemos formado una verdadera amistad llena de mucho morbo y deseo mutuo.

En la época de invierno en mi país, suelen ocurrir fenómenos naturales con algunas variantes dependiendo de los años, para la gente que lee en Europa les recuerdo que en Ecuador al estar ubicados en la Mitad del Mundo gozamos de 6 meses de verano y 6 meses de invierno, existe una hermosa ciudad en el centro de mi nación la cual tiene un nombre muy sui-generis y es Santo Domingo de los Colorados, es una localidad que posee un alto índice migratorio interno y también hay una mezcla de varias nacionalidades siendo esta una población muy heterogénea teniendo un crecimiento demográfico impresionante, hay que anotar algo muy importante y es que al tener mucha mezcla la genética ha favorecido a las mujeres de este hermoso paraíso terrenal ya que tienen una belleza exuberante digna de comprobarla y no sólo de dejarse contar, Dios ha hecho que florezcan ejemplares únicos en su género, son todas ellas unas diosas dignas de admiración, con unos rostros tallados por los mismos querubines y los cuerpos que no me cae la menor duda que ha metido mano Satanás ya que cada uno de ellos es una tentación ambulante, desde muy niñas es decir de 13 o 14 años como se dice acá ya están de monta, no se diga las mayores que son mi debilidad absoluta las mujeres que en este rincón tan peculiar del planeta están refundidas para gusto de los que podemos viajar a verlas, con todo lo dicho me someto a comprobaciones de su parte.

Es en esta bella tierra ecuatoriana, con un clima húmedo y tropical en dónde ocurrieron ciertas escenas lascivas que hasta el día de hoy no he podido olvidar y las llevo tan frescas y presentes en mi memoria fotográfica más notable que la de un elefante las cuales detallaré para deleite vuestro. Para no cansarles más con tanto preámbulo sólo déjenme decirles que en invierno en esta ciudad por estar situada en el centro montañoso de la zona céntrica hay fuertes tormentas eléctricas y de lluvia por lo que los equipos eléctricos o electrónicos se afectan por los sobre voltajes en las casas y oficinas que producen los rayos que caen ensañados a destrozar todo equipo que se alimenta con energía eléctrica. Pues sucede que para ese tiempo yo trabajaba en una empresa la cual se dedicaba a dar protección electrónica para evitar que se quemen los electrodomésticos de los hogares y también los equipos informáticos de las empresas. En un día normal de labores en las oficinas de Quito la recepcionista me pasó una llamada de una señora de Santo Domingo de los Colorados que me decía que en las proximidades de su barrio había caído un rayo el cual causó pérdidas materiales incalculables ya que todas las casas se afectaron mucho, como a todos los clientes que llaman se le dio una atención muy esmerada y un asesoramiento de principio a fin con lo que se refería a una solución pronta y efectiva, en su tono de voz notaba preocupación y además acento costeño y un timbre de lo más sensual, calculaba que tenía unos 35 años, después de dicho asesoramiento esperé a que llame con ansias ya que se trataba de un excelente negocio para la empresa y por supuesto para mí tomando en cuenta unas suculentas comisiones por ventas a todo el barrio, tomé todos sus datos y hasta el nombre de esta mujer era muy sensual, la señora Giselle me dio su número de contacto fijo, su celular, y también su dirección de coreo electrónico Pasados tres días de esta llamada yo llegaba de un viaje relámpago fuera de la ciudad y estaba saliendo del aeropuerto cuando me entra una llamada a mi celular…era ella…la mujer de la voz dulce, sexy y sensual, Giselle me dio cierta emoción por lo del negocio y más por que a pesar que no la conocía despertaba en mí como nunca una curiosidad por saber como era, me la imaginaba en mis pensamientos… y cada vez que me hablaba en cada oración me intrigaba más el saber como era. En esta ocasión ella se mostró más amable, con cierta confianza al hablarme y muy desenvuelta, llamaba para decirme que si sería posible en su ciudad, en su barrio, tener una cita, se trataba de una reunión con todas las personas afectadas y me decía que estaban muy interesadas en nuestros sistemas de seguridad electrónica contra disturbios eléctricos, cómo era de esperarse no dudé en decirle que no tenía ningún inconveniente en viajar a su ciudad, el negocio era lo que movía todo pero en realidad si supieran ustedes cómo es su voz, estoy seguro que ustedes viajarían al fin del mundo por conocer una mujer con una voz así, quedamos en escribirnos vía mail para coordinar la fecha y la hora yo le dije que a la hora y el día que ellos acordaban estaba bien que yo organizaría todas mis cosas para poder estar con ellos en esta reunión de asesoramiento colectivo. Ese mismo día apenas llegué del aeropuerto a la oficina después de pasar por mi casa dándome un placentero duchazo y cambiarme de traje, abrí mi Outlook Express y uno a uno se fueron bajando los mensajes a mi computadora, cual fue mi sorpresa que veo que se me descarga en mensaje con el nombre de ella, mi corazón y mis ojos reaccionaron de una forma exaltada, noté de pronto que era un mensaje muy colorido usaba colores como el rosado y pasteles muy llamativos con flores y unos filos verdes y decía lo siguiente:

Saludos Tato

Te agradezco mucho por tu tiempo y tu excelente asesoría, ojalá y pronto podamos conocernos, quizá te parezca atrevido de mi parte, pero me picaban las manos por escribirte y decirte que tienes una voz muy sensual y varonil y la verdad me han dado muchas ganas de conocerte.

En espera de tu pronta respuesta quedo de ti afablemente.

Giselle.

Esto era lo que menos esperaba, pero era lo máximo que me podía pasar, a la mujer que yo quería conocer mi voz le había causado el mismo efecto que a mí la de ella, respondí ipsofacto:

Gracias por escribir y por tu tiempo, la vida tiene sorpresas y qué sorpresas tiene la vida, déjame decirte que a mí me pasó lo mismo, espero poder estar en tu ciudad pronto, realmente me haz causado una grata impresión.

Besos por todo el cuerpo.

Tato

Durante todo el transcurso de la semana pasé con mucho trabajo y la verdad sólo me quedaba tiempo en mis ratos de relax imaginarme a esta mujer como era. Tuve un mensaje casi sorpresivo en mi celular el cual me indicaba que el fin de semana pasase a la reunión a una hora determinada en casa de ella.

El mensaje en mi móvil lo leía y lo releía esperando a que llegase el sábado para poder conocerla ya tenía la dirección exacta para llegar y confirmé por la misma vía mi puntual asistencia, llegó el sábado y muy temprano en la mañana emprendí viaje con la ilusión de un excelente negocio y más que nada con la curiosidad de conocer a la mujer de la voz más sensual que había conocido, bueno por lo menos por teléfono, el viaje en realidad por lo peligroso de la carretera se me hizo un poco pesado pero en todo caso llegué a mi destino sin pormenores y ya en la ciudad no se me hizo para nada complicado encontrar aquella dirección resultó ser uno de los barrios residenciales de la urbe con más prestigio y por ello todo el mundo lo conocía y como preguntando se llega a Roma pues ya estaba ahí fuera de su casa di un suspiro llenando de aire lo más profundo de mis pulmones y exhalando muy lentamente dije llegué…se me ocurrió en vez de llamar timbrando mandarle un mensaje a su celular, el cual decía:

Soy Tato, estoy afuera de tu casa, puedes salir por favor….

Lo hice con un cierto aire de confianza ya que ella con el primer mensaje de correo electrónico había roto el hielo, primero tuteándome y luego confesándome sus pensamientos, así que estaba seguro que ese no era el trato protocolario que se le da habitualmente a un cliente, pero en fin , ese era yo y no podía cambiar mi manera de ser, eso me nacía y así actué.

Espere unos 45 segundos después de enviado el mensaje y la puerta se abrió, era la empleada de la casa y se acerco de manera muy simpática y jovial a saludarme, me explicó que la señora recibió mi mensaje de que estaba afuera pero que no podía ella salir a recibirme ya que estaba al teléfono y que le había mandado a decirme que por favor entrara, cerré el carro tomé mi maletín e ingresé a la casa notando desde el primer vestíbulo un excelente gusto por la decoración de interiores, la casa era muy grande, amplia y con una decoración contemporánea de muy buen ver.

La empleada de la casa me invitó a sentarme en un sofá muy cómodo de una de sus salas de estar y me ofreció de beber a lo cual le agradecí mucho ya que estaba sediento del viaje y además en Santo Domingo de los Colorados hace mucho calor comparado con el clima de Quito que es frío pues estaba muy acalorado.

Mientras la empleada de la casa se fue a traerme una limonada muy fría y con hielo, escuché en los adentros de la casa la voz inconfundible de Giselle que le decía a alguien que yo ya había llegado para el respectivo asesoramiento y que se apresurara en venir, también escuché que colgó el teléfono, el abrir de una puerta y el sonido que hacen al caminar los tacones altos de los zapatos de mujer que cada vez sonaban más fuerte y sentía que se aproximaba a mí, en 4 segundos más Giselle estaba parada frente a mí…no podía creerlo, ese ser no era una mujer, era un ángel, que digo un ángel, un arcángel, bella como ella sola, se me quedó viendo creo la cara de gilipollas que puse, de a poco me fui parando para saludarla pero no sin antes darle un escaneo de pies a cabeza y guardar esos archivos en mi mente en un sitio especial de mi memoria que por más que quiera no lo podré formatear, sentí el embrujo de su mirar y fui cayendo en su trampa de amor, me atrapó no pude escapar entre tortura y sensualidad se me mojó la boca y quería calmar mi sed, yo mordí mi labio inferior y ella con pasos firmes y decididos se aproximaba más a mí, se acercó a saludarme con beso y al tocar su piel yo puse el deseo y ella puso el placer, me enloqueció su forma de caminar yo a mis adentros pensé ¡¡¡¡ esta mujer me va a matar !!!!!

Olía a flores, la vi tan alta y esbelta, con la cara cuadrada, el pelo rubio , lacio y largo más abajo de la cintura, los ojos verdes y grandes color esmeralda parecían dos diamantes que brillaban de una manera incandescente, un cuerpo perfecto con una cintura muy reducida, los senos muy voluptuosos y las caderas sobresalientes, a esa mujer sólo le faltaban las alas de ahí tenía todo lo que un hombre necesita para ser inmensamente feliz, vestía un traje formal con minifalda muy elegante color fucsia con una minifalda que hacía lucir sus esculturales piernas tan largas que cuando hice el escaneo me demoré mucho en ellas deleitándome con sus muslos y entreteniéndome en sus pantorillas una eternidad.

Al final nos sentamos y llegó la empleada con un vaso muy oportuno de refresco el cual me lo tomé de una sola alzada. Giselle, se disculpó por no salir a recibirme ella pero me explicó que todas las personas que tenían que llegar al asesoramiento colectivo ya estaban en camino y que ella ya tenía preparado todo. Tuve tiempo para decirle hasta que llegaron las demás personas que yo pensé imaginarla en mis momentos de relax pero que mi imaginación se quedó corta, le dije que era una mujer muy guapa, extremadamente guapa y que me había dado mucho placer conocerla, todo esto lo dije de una manera muy discreta ya que los empleados de la casa estaban dando los últimos toques para la reunión, no pude decirle nada más pero con lo que le dije me di por satisfecho y al mismo tiempo había desahogado lo que sentía, llegaron los primero vecinos y con las debidas presentaciones ya no hubo tiempo para nada más pues la reunión fue un tanto protocolaria fueron mayor número de personas que al principio estuvieron interesadas y con respecto a lo laboral fue un éxito, Giselle se había encargado de hacer prácticamente todo la labor de venta y fue muy fácil poderles convencer de nuestros servicios y productos en los cuales como empresa dábamos las respectivas garantías del caso, se hicieron algunos pedidos, inclusive a algunos interesados en ese mismo momento se les hizo firmar el boucher ya que pagaban con tarjeta de crédito y poco a poco fui despachando a todas las personas atendiéndolas de la manera más afable y cordial posible, Giselle se había encargado sola de hacer casi toda la labor de venta así que por lo que se refiere al trabajo el viaje definitivamente valió la pena, para la semana siguiente los técnicos se encargarían de hacer las respectivas instalaciones y todo arreglado.

Después de haber salido todos nos quedamos en casa solamente la anfitriona y los empleados de la casa, otra vez vino la mucama con la bendita limonada que me cayó muy bien ya que de tanto hablar la garganta se me estaba quedando seca. Al tomar el último bocado se me acercó Giselle y me dijo, bueno parece que todo salió muy bien y se aproximo a mí de tal manera que yo podía apercibir su exquisito perfume cada vez más fuerte, la combinación de su mirada con la fragancia embriagante de su cuerpo me tenía hasta cierto punto algo mariado y a esto se unía la humedad en el clima que hacía que definitivamente me sintiera un poco extraño. Muy gentilmente Giselle me invitó a pasar a una sala un poco más acogedora y privada en la cual los sillones estaban ubicados más cerca y se sentó al frente mío cruzando las piernas por los tobillos con mucha clase y distinción más parecía una Miss Universo salida de la pantalla de Tv, nos pusimos a charlar de esto y lo otro de una forma muy amena y entretenida mirándonos a los ojos sin casi pestañar, sentía una química impresionante por esta mujer y mientras más hablaba y le observada sus gestos se me iba poniendo más interesante, realmente era una mujer muy sensual y a parte que tenía una gran facilidad para hacer amigos ya que habitualmente las mujeres muy inteligentes son extrovertidas la pasamos genial hasta que sin darnos cuenta atardeció, en casa estaban los empleados que de vez en cuando se los veía que pasaban y ella puso música de los los 80’S hasta en eso coincidíamos y sabía mucho de música, tenía al sonreír unos hoyuelos hermosos que se marcaban en medio de sus mejillas y esa tarde como gozamos tanto de nuestra compañía se los veía formarse a cada rato, no aguante más y le dije que si le podía dar un beso en el hoyuelo izquierdo, ella en señal de una respuesta afirmativa viró la  cara ofreciéndomelo sin ninguna complicación o complejo al darle el beso me demoré sintiendo sus energías unos 4 segundos cerrando los ojos y se sentía algo así como electricidad de 12 voltios que venía de su cuerpo hacia el mío, al separarme agradecido ella me dijo !!!!! Qué rico ¡¡¡¡ es que efectivamente se sintió tan rico no fue un beso normal…sé que sólo fue un beso en la mejilla pero fue como sentir un suave orgasmo recorriendo mi  cuerpo, me puso su dedo índice en señal de orden para que le dé otro beso en su hoyuelo derecho y lo hice pero en esta ocasión me acerque con los filos de mis labios a la cuarta parte de su boca, no pensé lo que hice sólo fue un impulso hasta cierto punto estúpido pero natural y ella al quererme yo separar después de unos 5 segundos se aferró más a mí apegándose unos dos segundos más, todo esto era muy fuerte en el sentido energético nunca me había pasado antes, emitíamos de parte y parte una energía extraña que nos volvía locos.

Al separarme de este el segundo beso que duró un poco más casi el doble del primero al darme la vuelta al regresar al sillón dónde yo estaba sentado veo que cerca de ahí estaba la mucama, seguro de que nos había visto me asusté un poco y al ver mi reacción Giselle me dijo que no me preocupara que no había problema, le manifesté que no le quería causar problemas en su matrimonio y que si ella le avisaba a su esposo se armaba un lío feo, me dijo que ella no le avisaría que de eso estaba segura y que me tranquilizara, como me dijo con mucha seguridad realmente logró que me pusiera más sereno, además… me dijo:

Si el tendría que enterarse sería por que yo le cuente no por nadie más.

Ese comentario me llamó mucho la atención, también me dijo que tenían mucha confianza y que él por cuestiones de trabajo se ausentaba 21 días de su casa en los cuales pasaba muy sola y que en 7 días del mes pasaba su marido en casa, que todavía no tenían hijos que querían disfrutar mucho más de su vida, me dijo sin pelos en la lengua que yo le gustaba mucho y que le agradaba sobre manera mi compañía, a lo cual yo le agradecí diciéndole que lo que sentíamos entonces era recíproco. Inesperadamente sonó el timbre de la casa y pronto se oyeron griteríos de niños que entrevan en tropel, ella se puso de pie y fue a recibirlos, eran después lo supe sus sobrinos con sus amigos infantes también en compañía de unas personas adultas que eran su cuñado es decir el hermano de su esposo, le esposa de este y otro matrimonio más que supongo eran los padres de los otros niños, este fin de semana les cayeron de sorpresa de visita para disfrutar de la piscina que tenían en la casa, el ambiente de tranquilidad se transformó en griteríos típicos de los críos, y en un dos por tres la casa estaba llena de gente, Giselle me presentó a las personas adultas estando unos minutos más le hice saber que me retiraba de regreso a mi ciudad con el pretexto que tenía que conducir un trayecto largo, advertí una mirada de desilusión que me decía no te vayas pero en realidad ya era un tanto incómodo estar ahí. Me despedí de todos muy respetuoso y de uno que otro niño de manera somera, ella salió a despedirme en la puerta de mi carro con un beso en la mejilla cerquita de mi boca y me dijo:

Eres un rico…que tengas buen viaje, la pasé como nunca, espero volverte a ver pronto me gustan tus labios gruesos y carnosos, son únicos, no dejes de estar en contacto por cualquier medio.

Le agradecí mucho , le recordé que tenía que regresar el día de la instalación ofrecida a sus vecinos y en la casa de ella mismo y me marché…

En el camino iba pensando en la hermosura de esta mujer y en lo bien que la habíamos pasado, al llegar a Quito como le iba soñando todo el camino llegué con una erección del puta madre…amanecí en mi ciudad, pasó el domingo en las actividades normales… y llegó el lunes nuevamente… al llegar a la oficina y encender mi computador comenzaron a ingresar los mensajes en mi ordenador el primero en revisar fue el de ella que tenía lo siguiente:

Asunto: Me dejaste exitadísima

Hola Tato, espero que te haya ido muy bien en el viaje, te cuento que es sábado se acaban de ir las visitas de la casa hace una media hora, son las 11:30 de la noche, he tratado de dormir pero no puedo, me he levantado a encender la Pc. Para escribirte y hacerte una confesión, la verdad es que me exitaste mucho, hueles rico, miras rico, eres un rico macho y me tienes toda mojadita, me gustan mucho tus labios , tu cara cuadrado de macho y tu cuerpo me exita a parte de que eres un tipazo, lo que te acabo de decir no es la confesión en sí, eso creo que tú ya lo sientes y sabes… lo que te quiero confesar es que tú eres el macho perfecto para mí…te explico.

Mi marido como te dije por cuestiones laborales trabaja 21 días y sale 7 de descanso, pero yo soy una mujer muy sexual y la verdad yo ya no lo puedo soportar, él tiene que trabajar y cumplir con sus obligaciones en su trabajo y también en su casa, como te habrás dado cuenta gozamos de una condición económica muy buena y se lo agradezco por que a mí no me falta nada, pero yo quiero estar con él pero es imposible…al trabajar en una compañía de explotación petrolera las reglas son muy claras si él no fuera responsable pues pierde el puesto acomodado que tiene y sería grave para nosotros…mi Louis es muy caballero, muy trabajador, muy culto y buen esposo, en la cama en la cuestión sexual la pasamos de maravilla pero cuando él está conmigo, él es muy fogoso, de eso no me quejo , mi queja es cuando no está conmigo cuando lo necesito.

Como mi Louis es muy culto eso es algo que me encanta de él también es muy de mente amplia, seguro de si mismo y lo amo hace casi dos años me propuso que como él no estaba y después de recibir mis constantes reclamos de mujer desatendida que me consiguiera un amante, como en la época medieval los señores de estado que tenían que salir por obligaciones de protocolo y dejaban a sus esposas por largos tiempos para que los atendieran amantes que no eran ocasionales si no fijos y que cumplían con sus esposas como machos cuando ellos no se encontraban de una manera muy discreta y secreta, esto se llamó “Poliamory” él me lo propuso y la verdad no compartía la idea, y siempre lo ha vivido últimamente diciendo después de cada reclamo mío, Louis no es celoso y es una excelente persona en todos los sentidos, es muy comprensivo y complaciente, yo no quise hacerlo hasta el día de hoy, eres lo que quiero y lo que necesito para que cuando él no esté me satisfagas como en los tiempos del “Poliamory” pero en este caso sería en nuestra época.

Sé que debes estar un poco cortado y admirado con lo que te he confesado pero esa es la pura verdad de todo.

Quieres ser mi amante?

Te he elegido entre muchos candidatos que Louis mismo quería o sugería pero que ninguno me apetecía para nada, tú me alocas, no se lo he dicho a Louis todavía hasta que no me des una respuesta afirmativa, sé que eres muy morboso eso se te nota a leguas, espero recibir una respuesta a mi propuesta para poder conversar con mi esposo que ya he escogido a mi amante perfecto.

Tuya

Giselle

Al revisar este mensaje que es textual me quedé como un bobo ensimismado frente a mi computador, desperté de mi lapsus brutos y mi corazón latía muy fuerte, era una mezcla de pasión , lujuria, incredulidad, arrechera y tontería, no lo podía creer, lo único que tenía claro muy claro es que esa mujer a mí me gustaba de aquí a la luna ida y vuelta.

Tomé el teléfono y la llamé, para mi sorpresa contestó ella misma, saludamos y me dijo que manera más hermosa de despertar, acabo de despertarme, en verdad tenía la voz un poco ronca, esperaba la llamada de Louis, no pensé la verdad que eras tú Tato me dijo, a que debo el honor de su llamada tan temprano en la mañana ?

Giselle acabo de leer tu mensaje y me encantaría ser tu amante.

Uhhhhhhhh que bien

La verdad me gustas mucho y lo sabes Giselle.

Tenía miedo de que no aceptaras

Sería un loco al no aceptarlo

Bien entonces ya tengo un amante y que macho, déjame coordinar con Louis ya que el viene en 10 días

Listo le dije cuenta con ello ricura, quisiera estar ahí mismo en este momento para lamerte toda

No sigas que me matas, ya no doy más

Nos despedimos antes de seguirnos arrechando y paso todo el día así hasta que en la tarde me llamó al celular por que no estaba en la oficina y me contó:

Listo, esta todo listo y estoy feliz he conversado con mi Louis y dice que quiere conocerte cuando él venga, estoy feliz.

No sabes cuanto me alegro

Le he contado todo de ti y hasta he notado en su tono de voz cierta emoción

Me da mucho gusto que así sea

Bueno mi amor, espero poder ver lo más pronto me muero de ganas de probarte enterito

Esta bien mi preciosa , yo también quiero hacerte gozar y gozarte lo más pronto, organiza todo lo que tengas que organizar con tu esposo , ya que ustedes como pareja sabrán como lo hacen de la mejor manera.

Pasaron los días y los técnicos de la empresa ya fueron a instalar los equipos con cada cliente se quedó de maravillas y hasta salieron nuevas ventas, no viajé a las instalaciones de hecho pasé viajando en otras ciudades y con esta mujer impresionante seguíamos en contacto y cada vez que hablábamos por teléfono nos decíamos cosas muy morbosas cada vez más fuertes a medida que íbamos cogiendo mayor confianza hasta que un día me dijo:

Quiero cabrón rico que me cojan los dos tú y Louis a la vez y me hagan gozar como nunca y me hagan desquitar todo este tiempo de abstinencia y muchas ganas reprimidas que he tenido en estas eternas noches solitarias.

Si eso quieres eso te haremos , quieres que te culiémos los dos por mí no hay lío pero no se que opine tu esposo

Él ya está dispuesto , él quiere complacerme y los últimos días que nos hemos pasado hablando de ti y de lo que hemos decidido como pareja he notado que le exita mucho imaginarse que esté contigo fornicando en delante de él.

Acordamos la fecha de encuentro sería en su casa ella tenía ya todo preparado y su esposo Louis que yo todavía no conocía llegaría un día antes de nuestro encuentro a pasar sus siete días de merecido descanso.

En cuatro días más llegó el día acordado y viajé para Santo Domingo de los Colorados y llegué a la casa de Giselle y Louis a las 10 de la noche un poco fatigado por el viaje , pero con toda la ilusión de estar y disfrutar de esta bella princesa…ellos ya me estaba esperando , salió a recibirme ella misma me dijo que estaba sola la casa, se habían estado tomando unos coctelitos antes de que yo llegue mientras platicaban y hacían tertulia. Con un fuerte apretón de manos saludamos con Louis, era un tipo muy bien parecido, alto de muy buen ver, muy simpático y jovial, Giselle tenía preparada una comida especial que lo había hecho con sus propias manos ya que ese día a los empleados , mientras cenábamos conversamos desde que se enfrío la Tierra hasta nuestros días, los dos tenían temas de conversaciones diversos e interesantes y definitivamente Louis demostró ser muy culto, por mi parte ni siquiera me había dado cuenta de la hora y que ya habíamos terminado do comer, me sentía tan a gusto con los temas de conversación que el tiempo había pasado sin darnos cuenta, el que puso fin a la charla aduciendo que ya casi era la 1 de la mañana fue Louis invitándonos A Giselle y a mí a pasar a la sala , hasta el momento no habíamos hablado nada con respecto a sexo pero a penas me acomodé en el sillón Louis me preguntó:

Y bueno dime que te ha parecido mi mujer

Realmente es una mujer muy bella, te felicito por tu buen gusto y por tenerla a tu lado, es una mujer muy inteligente y tiene una belleza exuberante.

Bueno déjame también felicitarte a ti por que tú también desde ahora la tendrás con mi consentimiento y la congratulación va por que ella te ha elegido a ti para que seas su amante, te confieso que se lo he propuesto hace ya algún tiempo pero ella no quería con nadie , fue realmente una sorpresa que el otro día me llama y me dice que ya te tenía puesto el ojo.

Jajajajajajaja

( Giselle sólo se reía y escuchaba nuestra conversación como una chiquilla adolescente mientras hablan los mayores )

Pues son te voy a negar que tu mujer a mí desde el momento en que la ví me gustó mucho, pero también fue una gran sorpresa que me proponga semejante cosa, pero te felicito por ser de mente amplia y ser seguro de ti mismo Louis. Por mi parte ten el mayor de los respetos y te agradezco por haberme dado su confianza y entrada a esta su casa, su hogar.

Sólo te pido una cosa, mucha discreción a mí me conocen mucha gente de todos los estratos sociales así que entenderás que esto no lo comprendería cualquier persona.

Por ello puedes estar tranquilo que te doy mi palabra de varón que así será

Bueno en vista de que está todo claro, te voy a confesar que siempre he deseado verla a ella disfrutando con otro hombre mientras yo la miro, así que Tato, por que no empiezas de una ves ehhhh?

Ví la mirada de Giselle de mucho deseo , y como Louis me dio el debido permiso pues me dirigí a esta bella mujer y le dije:

Esto he deseado hacer desde hace ya mucho tiempo y no sabes lo sobre cargado que estoy por tu culpa ricura, nos comenzamos a besar en la boca y ella parecía una víbora con su lengua, me comenzó a desvestir y yo comencé a acariciar sus ricas tetas que me tenían loco de lo perfectas que eran, estaban duras muy duras bien grandes y paradas, ella con mucha ansiedad se lanzó a toparme la verga sobre el pantalón y comenzó a sobármela con mucha maestría , sí que le gustaba disfrutar a esta hembra en celo, la fui sacando su vestido poco a poco, la pelé por completo mientras le pasaba mi lengua por todo su cuerpo y esas tetas las comencé a rozar con la punta de mi lengua y ella me decía:

Chúpame las tetas…….. te gustan mis tetas ??? Te gustan cabrón , quiero que hoy noche me culees y me inagures como tu amante en delante del cachudo de mi marido…hay que delicia , al fin , al fin…..

Le abrí de piernas lo más que pude en el sofá y comencé a pasarle mi lengua y mis labios por su cuca, ella al sentir mis labios húmedos y calientes pegó un salto como un reflejo simple poco a poco se fue acostumbrando a mis caricias y le pasaba mi lengua mientras ella cada vez abría más las piernas desde el culo hasta el clítoris muy suavemente, del clítoris hasta el culo, sintiéndola, saboreándola, aprovechándola eso es lo que más me gusta hacerle a una mujer , mientras ella cada vez respiraba más fuerte y de vez en cuando le salían pequeños grititos de placer, yo más feliz era, le mamé el coño con todo el gusto del planeta. Era como si ya mañana me tenía que morir, como si iba a ser la última vez que lo iba a hacer, esa chucha me tenía arrechísimo era suquita, tiernecita de color rosadito, era como mestarle mamando auna quinceañera, su cuevita era muy estrechita eso me llamó mucho la atención, le mamé la chepa por el lapso de unos 45 minutos y ella gritaba ya de placer y comenzó a decir cosas que me hacía arrechar más, ella le veía a su marido y me veía a mí alternando, su marido estaba a nuestro lado viendo en primer plano todo lo que le hacía a su mujercita y como le hacía gozar.

Cómeme bien la chucha cabrón , que rico que lo haces hijo d eputa, que rico que siento, nunca me habían comido y lamido así , que rico que siento, aprende maricón como se le debe mamar a una mujer , aprende como es siempre te lo he dicho que me lo hagas así , este cabronazo me está haciendo gozar como nunca antes……… su marido le decía…

Goza, goza que esta noche te vamos a culiar los dos, andas muy arrecha , muy pedida de verga vas a ver como te partimos los dos, a ver si te quedan ganas de culpar, hazle gozar tato que ya voy yo para que me sienta.

Diciendo esto se comenzó a sacar la verga de él que lo tenía bien parada al máximo y se comenzó a pelar en delante nuestro, mientras yo le lamía toda la chuspiringa a su mujer, ella comenzó a gritar a jadear a decir cosas que no podía entender sólo le podía entender al final que decía al fin , al fin que rico al fin…

Que rica chucha que tiene tu mujer, es una ricura de chucha no la dejaría de mamar nunca, es deliciosa

Me comenzó a desvestir ella y a la luz salió mi falo bien parado hecho una barra de hierro que sólo esperaba desahogo.

– Veo que te estàs mojando semental, quiero que seas siempre mi semental cuando mi marido no estè, que rico me está haciendo goza Tato, Louis, que rico lo hace , no pensé que fuera tan rico este cabrón que rico me viene ahhhhhhhhhhh como me miras cachudo ahh ah ah ayayayyyyyyyyyyyy

Haciendo su cabeza para atràs terminó en mi boca pero jamás cuando yo había mamado a una mujer le había salido algo así era como especie de meado, pero que no eran orinas y mientras terminaba, le pàsaba mi boca y mi lengiua más insistentemente y le metí dos dedos hasta el fono y salían chorros y chorros de este líquido pero salìo por lo menos una cantidad como para llenar dos tazas de te, era increíble, ella se quedó como semi desmayada y Louis se la segía pelando y me decía:

Así hazla terminar así, tu no sabes como termina esta putita, termina así mojándose toda como una pila, ahora si que la hiciste gozar Tato.

Me subí de nuevo a ella y la comencé a besar, me metía la lengua de una manera muy morbosa e insinuante regresaba a ver a su marido a cada momento.

Que delicia, eres un delicioso, quiero que me lleves y me cojas en la cama matrimonial quiero que me culeees ahí en delante de mi esposo, vengan.

Se levantó de un solo impulso y cogió mi verga y me fue llevando como mama elefanta de la tropita a su cría, me fue halando hasta su recámara y en la parte de atrás venía Louis que no entró a su cuarto si no que dijo que siguiéramos que él ya venía, me hizo sentar en el filo de la cama que era muy grande y me comenzó a sobar los huevos de una manera exquisita.

Esto quería hacerte el día en que vinieron las visitas inesperadas.

Comenzó a lamer mi verga como si fuese un helado y hacía que me salgan líquidos pre-seminales en cantidades industriales y con su mano iba regándome mis propios líquidos por toda la extensión de mi verga, mientras tanto ella se acariciaba de vez en cuando la chucha en cuclillas, yo la besaba con mi lengua y su lengua jugueteaba de una manera deliciosa, ella comenzó a mamarme de una manera desenfrenada, decía que quería que termine en su boca y yo le decía que espere que quiero gozarla toda la noche, me lamía desde dónde nacen mis huevos hasta la punta de me verga, y al final se quedaba entretenida con los hilos de líquido espeso preseminal, lo hacía una y otra vez de una manera enloquecedora llamé a mis poderes de concentración avanzados y ordené a mi cuerpo que no termine, al ver que no terminaba, me dijo ya méteme esta rica verga en la chucha.

La puse en el filo de la cama y ella los líquidos que tenía en la mano restos de mi verga se los embarró en su cuca, a parte que ella también estaba mojadísima ya por la terminada que se dio con mi boca y de su propia arrechera.

Se abrió de piernas lo más que pudo y me haló de mi verga para clavàrcela, comencé a darle golpecitos en su clítoris con la cabeza de mi carajo y definitivamente ella ya no podía más.

Métela ya cabrón que no ves que ya no puedo ?? Hazme tuya d euna vez, ricura…te pagara para que me des verga rico semental…

Estas palabras me volvieron loco y se la comencé a meter despacito por que no podía clavarle de un solo empujón estaba muy estrecha y por mas mojada que estaba mi verga tenía dificultad para ensartarla completamente, le hacía para mí agarrándola de sus tetas y ella chupaba mis dedos metiéndocelos en la boca, por más que empujaba no podía entrar además que no quería dañar el momento, así que me subí a su boca y se la di de mamar nuevamente para que me la moje un poco , me la dejo bien ensalivada y ahí si se la volví a meter hasta la mitad y se la sacaba completamente así lo hice unas cuatro veces, ella se hacía para atrás y se recogía el pelo haciendo muecas de placer y en eso entra Louis con una cámara de video y me dijo tranquilo sigue esto hay que documentarlo.

Ven cabrón, ven a ver como le están dando verga a tu mujercita, este machote me está haciendo gozar bien rico, no te pierdas esto quiero que estés aquí.

Se la comencé a meter más duro y ella se fue distendiendo hasta que llegué a topar su culo con mis bolas que chocaban hasta el final y ella viraba los ojos y abría la boca y chupaba mis dedos que estaban agarrando sus tetas mientras se la ensartaba con un movimiento ya fuerte y seguro siempre hasta chocar mis pelotas con su culo, al ver que estaba metiéndose mis dedos en la boca, su marido puso en un trípode su cámara y se unió a nosotros poniéndole la verga en la boca mientras yo le bombeaba gustosamente por ese guante de terciopelo.

Mira como me coje este puto, eres un puto rico hijo de puta , culèame hazme sentir, que rica verga que tienes es deliciosa esa verga….

Te gusta mi verga putita arrecha pues gózala delante de tu marido

Me matas, me muero, me partes en dos cabronazo

Goza putita, goza como se debe gozar

Eres un hijo de puta que me tienes mal, con este si te voy a cuerniar Louis, mira que manera de cojerme y de moverse del hijo de putaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Estuve unas dos horas gozàndola en todas las posiciones y comenzó a empapar el filo de la cama con otra corrida, qué manera de terminar de esta mujer parecía que se orinaba, le di verga hasta que se quedó casi inmóvil sin mamarle ya a su marido y sin quejarse , se quedó como desmayada y le comenzamos a acariciar tiernamente hasta que despertó de su trance después de unos 5 minutos, la besó Louis con mucha ternura y ella le dijo gracias por complacerme te amo….

El se subió encima de ella y con movimientos circulares y después de unos 10 minutos de hacerse el amor terminaron los dos acompasadamente mientras él le metía su picha yo le mamaba las tetas y le sobaba su clítoris, se besaban amándose y eso fue genial poder contemplar como le terminó dentro de su vientre mientras los dos gozaban, la cámara seguía filmando sola …

Una vez que acabaron ella me quedó viendo algo preocupada diciéndome que yo no había terminado y me dijo que por que no lo hacía, le dije que quería gozarle toda la noche y ella me dijo que quería que lo haga en su boca y en sus tetas mientras su marido lo filmaba me lo hizo como una súplica y me hizo entender que ya no quería más sexo que ya estaba más que satisfecha por esa noche, habíamos pasado culiando hasta el amanecer y ya estaba rendida, ella me lo comenzó a mamar mientras Louis nos ponchaba bien con la cámara y me hizo terminar copiosamente con su boca y con sus tiernas manos chorros de semen caliente y espeso que se lo regó por todo el cuerpo y todo eso quedó muy bien registrado por su marido en su cámara para el recuerdo de la vez que le dimos verga los dos para inaugurarla como mi amante para atenderla cuando no esté Louis.

Nos quedamos dormidos los tres abrazándola y nos despertamos bien tarde como a las 11 de la mañana , nadie se movía todo el mundo ya estaba rendido hasta que ella sin darnos cuenta se había levantado a hacernos un suculento desayuno y nos hizo despertar para que nos acerquemos a la mesa a comer, había que aprovechar lo que quedaba del día que íbamos a estar solos sin nadie en casa y en el desayuno comentábamos de lo bien que lo habíamos pasado la noche anterior con esta estupenda mujer.

Louis conectó su cámara al televisor y puso a correr la cinta de lo que habíamos grabado hace algunas horas mientras nos tomamos unos tragos de jugo natural de naranja alado de la piscina me la volví a coger en delante de su esposo mientras el otra vez nos filmaba, pasamos culiando todo ese fin de semana y el casete se acabó de tanto lo que filmó su esposo, nos la cogimos en todas partes de su casa, siempre le dábamos verga sólo vaginalmente, por que el culo no nos dejaba hacerle nada, ese fin de semana fue sólo sexo, sexo y sexo con esta alucinante mujer, no hubo doble penetración por que no le gustaba que le demos por el culo, máximo lo que hacía era mientras yo le daba verga mamarle a su marido o viceversa, en estos tres días que pasé con ellos en mi nombramiento de amante oficial con permiso de su marido le llenamos de leche su chucha sus tetas y boca así como todo su cuerpo, sólo comíamos charlábamos un poco y a culiar se ha dicho por horas…

Louis me confesó que le encantaba verla feliz y culpando conmigo, que le llenaba a él también de placer viéndola como la poseía en su delante y me dio autorización para entrar a su casa cuando él no esté de manera formal.

Después de varias sesiones conmigo a solas con mi Giselita, se volvió muy morbosa, le llamaba al celular a quejarse y a decirle lo rico que le estaba culiando cuando él no estaba, a veces el se pajeaba en el auto mientras yo le daba verga su mujer en su propia cama y le filmábamos nuestros encuentros para cuando el llegue los viese después ya le hice el culo, alguna vez ya le hicimos doble penetración cuando Louis si estaba, después de un buen tiempo de estar practicando sexo con ella y hasta metimos a dos de sus ricas amiguitas en nuestros juegos, ella ahora esta bien atendidita y tiene su lechero a su disposición como ella me dice, hemos hecho cosas más morbosas pero eso es materia para otro relato.

Por favor espero sus comentarios y si una pareja quiero iniciarse en esto e lo más rico sólo escríbanme y les ayudaré, gracias por todos esos mensajes de todas las mujeres que me escriben y gracias por el tiempo que me han dado algunas para conocerme, pero la hemos pasado bien rico cierto ???????????? Espero tu contacto mujer rica, escríbeme ya en este mismo momento que yo me contacto contigo…..

Tato

jinetearrecho@hotmail.com

semental_de_esposas@hotmail.com

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax