Crea tu cuenta gratis y disfruta de una semana de videos de primera calidad en PornHub Premiun

Mi profesor de guitarra

Me llamo Naira y hace un par de semanas que tomaba clases de guitarra con un amigo del coro donde cantamos. Se llama Beto, tiene 26 (yo 16)y siempre fue para mi un buen amigo y casi como un hermano mayor con el que podía hablar de todo.

Resulta que una de las clases de guitarra que por cierto eran en mi casa, yo preferí pasar la tarde platicando pues no andaba con ganas de aprender nada pues estaba molesta al haberme peleado con mi novio esa mañana en el colegio. Le conté el problema y él como siempre me entendió y me dió un par de consejos por lo que yo lo abracé cariñósamente dándole las gracias.

Al sentir su cuerpo contra el mio, tuve una extraña sensación, como un cosquilleo por todo el cuerpo, al sentir sus manos en mi espalda, era muy extraño, algo que ni con mi novio sentía. Cuando nos separamos, lo miré a los ojos y queriendo sin querer le robé un beso. Él me preguntó que qué fue eso, le respondí que me había dejado llevar por que lo quería mucho.

Me volvió a atraer hacía él diciéndome “pero yo te quiero más” y nos besamos apasionadamente varios minutos. Me perdí con esos besos y solo deseaba que siguiera por que me encontraba muy caliente, delicadamente bajó sus manos por mi espalda y comenzó a acariciarme las nalgas por encima de mi falda y después levantándola tocando mi piel.

Acá es preciso aclarar que hasta entonces lo máximo que había hecho con mis novios era besarnos y dejar que me tocaran los pechos. Vale decir que en cuestión de sexo sabia algo de teoría pero no la práctica, era virgen. Entoces las caricias que me daba Beto eran superiores a cualquier experiencia que hubiera tenido, eran deliciosas y yo las disfrutaba mucho.

Delicadamente me echó en el sofá y mientras me besaba el cuello, me desabrochaba la blusa y apretaba mis pechos. El sujetador que llevaba ese día era de los que se abrían por delante asi que junto con la blusa me lo desabrochó dejando mis senos a su disposición. Los besó, lamió y mordió como loco, dejando mis pezones muy duros y erguidos. Pasó su lengua por mi ombligo mientras metía sus manos debajo de mi falda quitándome violentamente el calzoncito y con sus dedos comenzó a jugar con mi coñito ya muy mojado a causa de la excitación.

Pese a que la sensación era super deliciosa, le pedí entre jadeos que parara, el juego se me había salido de control y no quería llegar más lejos, pues temía de las consecuencias. Él obviamente no paró y mi resistencia se vió vencida cuando puso mis piernas flexionadas a la altura de sus hombros y me lamió el coño como solo él sabe hacerlo. Sentí como si un rayo me partiera en dos dejando su energía desde mis pies hasta mi cabeza, arqueé la espalda, cerré los ojos y solté un gemido fortisimo. Tomé con mis manos su cabeza y la acomodé entre mis piernas para que siguiera con su labor haciendome sentir con cada pasada de lengua ese placer indescriptible del orgasmo. Me tuvo así por más de 15 minutos.

Acto seguido se levantó, se quito la polera, desabrochó los pantalones, se bajo su boxer y por primera vez vi su miembro duro y erecto. No era muy largo pero si gordo con la cabeza toda roja por la sangre acumulada. Me llevó las manos hacia el, yo no quería soltarlo, era una barra de hierro caliente y dura. Lo colocó a la altura de mi boca y me dijo “besalo como si fuera un chupete”, al principio lo hice tímidamente y cuando me fuí acostumbrado ya no lo quería soltar, sentir su miembro en mi boca era excitante a la par que con mis manos le sobaba las bolas peludas. Él tenía la cara de estar pasándola de maravilla, le encantaba la mamada que mis labios vírgenes le daban. Me pidió que parara y me levantó, me desabrochó la falda que cayo pesadamente y acabó de desnudarse.

Me volvió a recostar en el asiento, me separó las piernas y lentamente me penetró. Con cada centímetro de su verga sentía un dolor profundo y un placer incontrolable y cuando ya la tuvo toda dentro mio comenzó a bombear al principio lento haciendo sus movientos cada vez más rápidos, yo veía estrellas aferrándome a su cuello como si de ello dependiera mi vida. Me la sacó y me puso de cuatro patas sobre el sofá, se acomodó detrás mio y me penetró salvajemente con el chasquido de sus bolas chocando contra mis nalgas, ambos gemiamos, me apretaba los senos, me besaba la nuca, el cuello, la boca, eramos dos animales en celo, con los cuerpos brillantes y sudorosos, no estabamos en la tierra.

Me la volvió a sacar y esta vez el se sentó en el sofa pidiendome que me montara sobre su verga. Mi coño ya acostumbrado volvió a ser partido por la potencia de su miembro, recosté un poco la espalda y comenzamos con las subidas y bajadas, mis gritos eran cada vez más fuertes y me tuvo que tapar la boca para que nos descubrieran. Su boca en mis senos, sus manos en mis nalgas y cuando ya no creía que nada más podía hacerme, me encajo un par de dedos por mi ano haciéndome gritar de placer, no lo comprendí, era lo mejor que me había pasado y toda con él, mi mejor amigo.

El climax de mis orgazmos ocurrió en ese instante, se me nubló la vista, sus embestidas eran cada vez más rápidas y acabamos con un grito ahogado. Sentí una explosión dentro mio, su semen caliente y sus dedos aún en mi ano, fue mi primera vez y quedo muy agradecida por semejante cojida.

Después de eso, descansamos un poco, nos besamos y nos vestimos. El muy astuto se quedó con mi ropa interior como recuerdo según el pero yo se que es un trofeo. Desde ese día, si bien ambos tenemos parejas formales, no perdemos la oportunidad de hacerlo cuando y donde podemos, algo después él también me estrenó el ano y solo a él dejo que me la meta por ahí. Somos una especie de profesor y alumna de sexo y que mejor que con tu mejor amigo casi hermano.

Hasta la próxima.

Naira

Mejora la calidad y duracion de tus erecciones con Vigrax


14 comentarios en “Mi profesor de guitarra

  1. weno lo que te ubiera echo yo es metertela hasta que te atragantes x la boca y luego en 4 patas para meterte en el ano en 2 segundos osea un mete y desmayate facil te desmayabas pero bueno asi es la vida 🙂

  2. ola a todos les cuento q yo me cogi a mi tia de 38 años y se llama maribel quisiera encontrar personas q ayan tenido la misma experiencias con algunatia para intercambiar opiniones contactemen

  3. QUE DELICIA DE PEQUE…SI TE EXCITA COMO A MI TODO LO PROHIBIDO BUSCAME CON TU CAM ASI NOS VENIMOS DELICIOSAMENTE!!!… OJALA ESTUVIERAS EN MEXDF COMO YO…PARA DARTE UNA PRE3CIOSA COJIDA PORQUE SEGURO TODAVIA NO LO HAS HECHO CON ALGUIEN MADURO!!!…vergadura04@hotmail.com

  4. Muy buen relato independientemente sí es verdad o no aunque imagino que es de verdad. Realmente me excitó mucho. Si eres de México y te interesa un encuentro sin compromiso escríbeme soy camionero vikk06tor@hotmail.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*